Foro Hyuga


 
PortalÍndiceGaleríaEventosCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse
Contador
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Academy of Nations(Comenzamos! Go go go!!)
Vie Dic 01 2017, 16:09 por SRTD

» El Cuento de Killa Sulmay
Miér Mayo 10 2017, 16:47 por Ryousan

» Hilos enredados (Segundaria Konoha)
Mar Mar 28 2017, 15:42 por GSMatsuri

» Anatomia de una Nacion: Xante
Sáb Feb 11 2017, 19:59 por Ryousan

» ItaKonan "Eres"
Mar Ene 10 2017, 15:52 por MDTSG

» Feliz Cumpleaños Camarda Zergio!
Lun Dic 05 2016, 19:02 por GSMatsuri

» Academy of Nations!- Join in now!
Lun Nov 14 2016, 16:26 por SRTD

» Mi Evolución
Lun Oct 24 2016, 10:50 por Ryousan

» La fiesta de halloween!!! kingdom hearts SORIKU :we:
Sáb Mayo 07 2016, 11:54 por tenten_3322550


Comparte | 
 

 Sangre y Acero- REMAKE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Sangre y Acero- REMAKE   Vie Jul 03 2009, 16:32

El nombre lo dice todo :*.*: Un Remake de unos de mis fanfics

Preludio

“Fuhr das Káiser. Fuhr das Reich. Fuhr Gott”


Cincuenta pilotos parados firmes en torno a una pista de aterrizaje de tierra. Observando sin pestañear un pabellón rojo con un halcón gris y un oso negro. Una estrella roja en su centro como el sol que despuntaba entre la bruma matinal.
Los motores empezaron a rugir. Cincuenta Stukas ansiosos por desplegar sus alas. Sus camaradas vitorean, saben que los soldados enemigos les temen a los Stukas. Ahora los nobles enemigos harán lo mismo…

-Funf…Fiar...Drei…Zwei…Eins…SCHNELL!!- dijo el oficial en su avión líder. Los aparatos comenzaron a despegar como bandadas de halcones azabache. Los soldados en tierra alzaban estandartes y armas sonriendo, canturreando la canción la todos habían aprendido…

-…Dann Wir Fahren gegen Ostenland. Ostenland!!

Sus plegarias iban con ellos.

Una ciudad amurallada. Palacios y fuertes dominan su silueta. Cerezos y flores adornan sus calles y veredas. Una niña despertaba cuando por unos segundos el sol alumbro débilmente su rostro a través de las delgadas paredes de su casa.

-Umi ya es hora de desayunar. Levántate-dijo una mujer en tono cariñoso a su hija. Que se desperezaba con suavidad.

-Ya voy, mama-dijo la niña mientras se ponía su calzado. Corrió la puerta de su cuarto para llegar al patio interno de su casa y respiro el aire fresco matinal. Había algo raro en el cielo. Eran aves? Aves muy extrañas…aparecían entre las montañas.

-Umi te dije que- dijo la mujer apareciendo tras de ella.

-Mama, ahí en cielo…que clase de aves son?-dijo la niña señalando a las aves que volaban alto. La mujer observo el cielo nublado con aprensión

-Umi entra a la casa. Donde esta Sora?- dijo ella regresando al interior del edificio. Umi seguía observando a las aves. Fue cuando de ellas empezó a descender en picado, Umi pensó que el ave la había visto. En cuento empezó su descenso desde el cielo empezó a emitir un terrible aullido que se hacía más fuerte mientras la velocidad de su caída aumentaba. Umi empezó a llenarse de temor mientras el ave descendía aullando hacia ella.

object width="425" height="344">

Umi se cubrió cuando se percato que el ave era gigantesca, un gran halcón negro de acero. El Stuka cambio de dirección y libero sus bombas sobre el edificio más grande que su operario pudo divisar pronto sus camaradas también se lanzaron en picado contra la ciudad, el aire se lleno del rugido de sus sirenas que aullaban anunciando su ataque en picado.

Los extranjeros corrían y no sabían que hacer, los pilotos sonreían y se reían mientras veía como los guardias de aquella ciudad intentaban alcanzarlos con balistas, mosquetes y ballestas. Así de ridículos eran los Auslanders.

-Aquí Líder de Vuelo a Jefatura. Primera Oleada: Éxito Total. Los auslanders caen como moscas.

-Comprendido. Procederemos con el Ataque de V1 y la Segunda Oleada luego mandaremos a los Falschimjaegers. Buen trabajo, camarada. Puede regresar.

-Nein. Nos quedaremos a dispararles con nuestros cañones, es como cazar patos.-luego él y su ala se dispusieron para otro descenso en picada. Ametrallando los que encontrasen en el piso. Repitiendo el proceso una y otra vez.

Umi se escondió debajo de un árbol caído y se cubría los oídos cada vez que los Stukas hacían sonar sus sirenas para realizar otro ataque. Quería que acabase, pero no lo hacía. Una y otra vez el aullido de las sirenas rasgaba el aire y luego el traqueteo de las ametralladoras del morro. Los gemidos de los heridos y agonizantes era lo único que se escuchaba después…

Los misiles de largo alcance castigaron la ciudad durante unos brutales segundos provocando incendios que comenzaron a extenderse con una rapidez escalofriante. Un sonido sordo como un gruñido anunciaba la llegada del V1 y luego el atronador a explosión .Mas y más Stukas llegaron haciendo sonar sus sirenas anunciando una nueva lluvia de muerte sobre la ciudad. Así es como eran las cosas: No dar cuartel al pagano…no dar descanso al infiel…

Umi alzo con pavor una vez más la mirada hacia el firmamento y vio ahora que además de los halcones negros que sobrevolaban desgarrando la ciudad, había unos pesados pájaros volando entre las nubes, dejaron caer unas personas que descendieron con suavidad porque unas raras flores de papel amortiguaban su caída. El cielo se lleno de esas flores y de esas personas.

Umi tomo el valor que le quedaba y tras esperar unos segundos asegurándose de que ya no se oían los aullidos de los halcones se aventuro fuera de su escondite. Observo con horror lo que quedaba de su casa solo unos pocos maderos quemados y un inmenso boquete en la tierra.

-Mama…?-llamo llorando la niña- Mama. Mama!

Camino temblando del miedo a través del destruido barrio, antes de lleno de niños jugando, comerciantes y artesanos ejerciendo su oficio, ahora en ruinas…solo lleno de escombros y lamentos. Umi veía atemorizada a las personas llorando junto a los restos de algún desafortunado familiar que había sido alcanzado por los ataques de los halcones. Olía a fuego y azufre…

Unos pasos que avanzaban al trote inquietaron a Umi, vendrían ahora los halcones a alimentarse de sus presas? O serian esas personas de las flores de papel? Los que surgieron de entre el humo de las explosiones eran definitivamente hombres pero no como ninguno que hubiese visto Umi. Eran altos y tenían ojos del color del cielo, algunos tenían pesados cascos de metal y otros elegantes gorros de piel en sus cabezas. Usaban extraños ropajes de colores verde opaco, marrón o gris oscuro. Parecían soldados pues sostenían unas extrañas armas acabadas en un cuchillo en la punta. Hablaban un idioma desconocido y parecían disfrutar de lo que ocurría en la ciudad. Umi se sintió aun mas asustada y avanzo hacia la plaza de la ciudad. Allí había un gran grupo de esos hombres…parecían celebrar…tocaban música en ritmos que no eran de su tierra. Movieron unas enormes cajas negras de las cuales surgían voces y música.
Uno de ellos se adelanto ante el resto.

-Yo propongo que dediquemos esta canción a nuestros camaradas de la Fuerza Aérea.-Y de las cajas salió una melodía que los soldados acompañaron- Por nuestros Caballeros del Cielo!

Viel schwarze Vögel ziehen
Hoch über Land und Meer,
Und wo sie erscheinen, da fliehen
Die Feinde vor ihnen her.
Sie lassen jäh sich fallen
Vom Himmel tiefbodenwärts.
Sie schlagen die ehernen Krallen
Dem Gegner mitten ins Herz.

Refrain:

Wir sind die schwarzen Husaren der Luft,
Die Stukas, die Stukas, die Stukas!
Immer bereit, wenn der Einsatz uns ruft,
Die Stukas, die Stukas, die Stukas!
Wir stürzen vom Himmel und schlagen zu.
Wir fürchten die Hölle nicht und geben nicht Ruh,
Bis endlich der Feind am Boden liegt,
Bis Osten, bis Osten, bis Ostenland besiegt-
Die Stukas, die Stukas, die Stukas!


(Muchas Aves negras
Vuelan Sobre Cielo y Mar
Ya cuando ellas aparecen, se aleja
El enemigo de ellas
Se dejan caer libremente
Desde el cielo en dirección al suelo
Golpean con sus garras de bronce
directo en el corazón del oponente

Somos los húsares negros del cielo
Los Stukas, los Stukas. Los Stukas
Siempre listos, cuando el deber llame
Los Stukas, los Stukas, los Stukas
Caemos del cielo y nos elevamos con rapidez
No tememos al infierno y no damos cuartel
Hasta que el enemigo yazca en el piso
Hasta que Osten, hasta que Osten, hasta que Ostenland sea vencida.
Los Stukas, los Stukas, los Stukas)

Cuando la canción termino los soldados abrieron una botella de bebida.

-Por mas victorias como esta!! PROST(Salud)!!! –
Umi huyo de la escena por temor a que esos hombres enloquecidos la divisaran. Luego otro grupo de ellos, de unos seis soldados en torno a un cráter.

-Mmm...Parece que esta auslander (extranjero/a) no tuvo mucha suerte…jejeje. Qué es eso que tiene en el cuello?- dijo uno de ellos.

-Es un collar de oro…y mira de que calidad- dijo otro de ellos inclinándose lo que le permitió a Umi ver el cuerpo de su madre.

-Mama…-dijo ella quebrándose en llanto-.MAMA!!MAMA!! POR FAVOR, MAMA DESPIERTA!!-dijo ella sacudiendo el cuerpo ante las risitas burlonas de los soldados. –Mama…mama…mama- dijo ella abrazando el cuerpo.

-Ya esta, schnell (adelante, vamos). Quiero ese collar, a mi Freudin (amiga, novia) le gusta el oro.- dijo un soldado apartando a Umi con la culata de su rifle.

-DEJENLA!!-grito la niña rehusándose a soltar a su madre. El soldado intento empujarla pero ella le mordió la mano.

-Ya verás inmunda ostlich (oriental). Te voy enseñar modales- luego pateo en la cara a Umi. Ella vio el cuerpo de uno de los guardias de la ciudad y apresuro a tomar el kunai que sostenía en su mano.

-Que harás con eso? –dijo el soldado burlándose. Umi corrió hacia el soldado que atajo su brazo y se lo torció hasta que soltó el arma.- Realmente ustedes los auslanders son de lo más lamentable…-luego tumbo de un empujón a Umi y comenzó a patearla con brutalidad, dejando a la joven cubierta de moretones y sangrando en varios lugares.

-HALT!! Se puede saber que están haciendo!?- dijo la voz de un hombre, Umi levanto su vista y vio a un hombre alto usando un sombrero de ala negro con un uniforme elegante del mismo color

-Mein Herr Inquisitor!! Nosotros estábamos…solo- esta auslander nos ataco con ese cuchillo!- dijo señalando el kunai.

-Y debo creer que un experimentado miembro del orgulloso cuerpo de los Falschimjaegers no sabe desarmar a un niño con un cuchillo?- dijo el hombre acercándose al soldado que temblaba nervioso. El hombre de negro le propino un golpe con un su bastón de oficial- SON UNA DESGRACIA! Aléjense de esa niña y ese cuerpo.-los soldados obedecieron atemorizados- Nuestro asalto final al palacio va empezar en breve porque no van ahí y actúan como los soldados que se supone que son?

-Ja-ja(Si)…mein Herr. Vámonos!-luego el soldado y sus compañeros se marcharon al trote.

El Inquisidor miro a Umi y al cuerpo de su madre, se acerco a este último y deposito su sombrero en el rostro de la madre de la niña. Luego retiro con delicadeza el collar y se lo acerco a la niña. Umi miro sorprendida al hombre, pero luego recordó que tal vez era su culpa…era como ellos...usaba ese raro uniforme…hablaba esa extraña lengua. Tenía esas raras armas de metal en su cinto…

El rostro de sorpresa de Umi cambio con rapidez a uno de rabia, le arrebato el collar de su madre con violencia al inquisidor y luego se alejo del lugar lo mas rápido que sus piernas le permitieron. Se dirigió a la explanada de la ciudad, quizás su hermano Sora había conseguido llegar a la ciudadela. Grande fue su sorpresa cuando vio que los soldados también estaban allí y hacían lo que aquellos de hace un momento intentaban hacer con el cuerpo de su madre: rapiñarlos en busca de oro o cosas de valor. Qué clase de hombres no tenían respeto por los caídos?
Los soldados ascendieron las escaleras que llevaban al palacio del Daimyo de la ciudad, un par de ellos apunto a la puerta con un tubo de metal…

-Listo el Panzerschreck! ZIELEN (Apunten)! FEURN (Fuego)!- el tubo de metal escupió una bola de fuego derribo la puerta al impactarse. Los soldados avanzaron a través del humo de la explosión, pero a los pocos segundos varios de ellos salieron despedidos por los aires, barridos por una onda de impacto mística.

-BRUJA ORIENTAL!! GERADE AUS!!(Justo al frente)-grito un soldado mientras varios de ellos tomaban cobertura entre las escalinatas de piedra y las esculturas de la entrada. Umi a una chica…debía tener unos quince años y sostenía en alto una katana finamente ornamentada. Los soldados apuntaron hacia ella con sus armas y de las puntas de las mismas Umi vio que salía fuego y trueno. Pero el acero que surgía de los cañones de las armas era detenido por un aura blanquecina que rodeaba a la joven haciendo que los proyectiles cayesen inofensivamente al suelo. La joven hizo unos símbolos con las manos antes de que sus dedos surgiese una cadena de relámpagos que abatió a varios de los soldados.

-PANZERFAUST!- grito un soldado mientras disparaba su anti-tanque contra la hechicera, la joven esquivo el proyectil moviéndose a una velocidad imposible de captar por el ojo. Varios soldados arremetieron contra ella bayoneta en ristre, pero mediante golpes metódicos y elegantes ella los elimino a todos.

-Achtung! (Atención) Granate! (Granada)- anuncio un soldado mientras lanzaba una granada contra la joven, ella se movió forzada a nuevamente moverse a gran velocidad para escapar del radio de la explosión. No noto que el final de su movimiento la dejo justo al frente de la pistola de un oficial. Este sonrió y disparo sin más miramientos, asestándole justo en la frente.

Umi vio a ese hombre…de nariz aguileña, rostro huesudo y piel cetrina. Usaba un uniforme elegante de color verde mohoso lleno de medallas y una gorra con la insignia un halcón plateado. Guantes negros y altas botas, junto con unos desvencijados lentes circulares.

-Sturmhaupfuhrer (Capitán)…- dijo uno de los soldados con un temor reverencial.

El oficial ni lo miro y disparo dos veces más contra el cráneo de la joven.

-Mas nos vale no correr riesgos, mein kameraden…-dijo el oficial mientras limpiaba la sangre de sus botas con las finas ropas del cuerpo de la joven.
La quijada de Umi temblaba ante lo presenciado. Jamás había visto, ni en sus pesadillas más horribles, tal desprecio por la vida. Ella supo que tenía que salir de ahí…tenia que huir, hasta el infierno era un lugar que cerca de esos hombres…

Sin mirar atrás escapo de las ruinas de su ciudad adentrándose en la espesura que flanqueaba la ciudad.

El inquisidor y el capitán miraron como grandes cantidades de tanques y soldados ingresaban la ciudad. Las celebraciones de sus hombres no tenían final y se escuchaban en cada punto de la ciudad.

-Así inicia el Blitz…-dijo el capitán sonriendo.

-…y esperemos que con él, el final de esta maldita guerra.

Continuara.

NOTA: La cancion es una forma versionada del Stuka Lied. Si quieren oir la version original les dejo este link:http://www.youtube.com/watch?v=1qHNk_Fyf34

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Mar Ago 18 2009, 10:38, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 12 2009, 15:15

Ok aca les dejo el cap 1 (jejeje cortito no?) Dejenme sus opiniones y comentarios. Gracias :*p*:

Capitulo 1: Cruzados del Este y Perros Orientales

Varios años despues


-IMRAN !! TODO EL MUNDO YA ESTA LISTO!!-anuncio un joven uniformado al distraído oficial que escribía en su diario.

-Ya, ya Misha!! No estoy sordo-

-Después del incidente con las granadas en Neustadt no estaría tan seguro , Sturmbannfuhrer(Comandante)-dijo el joven sonriéndole y dándole a Imran unas palmadas en el hombro. Imran era un muchacho apuesto o al menos eso era lo que solía decirle Dasha, su hermana, tenia ojos verdes y cabello marrón. Tenía una estatura normal para su edad al contrario de su rango. Usaba el uniforme de Sturmtrooper porque le resultaba mucho más cómodo que el pomposo uniforme correspondiente a su rango.

Uniforme de Sturmtrooper (el que mas o menos usan todos los soldados en las historiaXD)

Spoiler:
 

Misha se subió a un tanque Tiger apostado al costado de un camino de tierra. “Stolz des Vaterland” (Orgullo de la Patria). Se leía en el blindaje de la torreta.

Spoiler:
 

-Hasta cuando vas a escribir esas raras crónicas tuyas?-

-No sé, hasta que consiga que deshacerme de ti- ambos rieron mientras que la pequeña columna compuesta de cuatro semiorugas y dos tanques pesados se puso en marcha.

Ostenland era el nombre que el Reich(Imperio) le había dado al Imperio de los Seis Ríos. Era un país húmedo que provocaba malestar entre las fuerzas de ocupación. Para muchos el aire era fétido y no se podía avanzar diez kilómetros sin que los vehículos quedasen atascados en alguna pestilente ciénaga.

Sin embargo dejando a un lado el irritante clima y el difícil terreno, algunos podían llegar a afirmar que Ostenland también era una tierra de gran belleza, el bosque tenía un aire místico que lograba superar en cierta medida a los olores desconocidos para los soldados imperiales y koslovitas. Aunque el Tercer Kampfgruppe nunca la había visto, muchos otros grupos afirmaban que la costa de aquella tierra era realmente cautivante y que había paisajes hermosos que no existían en ningún otro lugar del mundo. La gente de aquellas tierras soportaba de distintas maneras la ocupación: en el oeste la cooperación se había conseguido de manera casi pacifica y con el restablecimiento del Ostmark Imperial (Marca Este) con capital en Ostenburgh esta región había terminado de ser pacificada hace 12 años. El resto del país era otra cosa…

Hacia 12 años que se había firmado el Armisticio y se había destituido al Emperador de Ostenland, Katsumoto de la Dinastía Hirotawa. Pero la guerra no acabo ese día a pesar de las leyes firmadas en el momento de la rendición. Ostenland era un caos, sin un líder que los gobernase, las distintas noblezas feudales y señores de la guerra que habían permanecido unidos bajo el estandarte del Emperador comenzaron a rapiñar con saña su propia tierra siempre buscando más poder que sus vecinos. La guerra civil de Ostenland se volvió una seria amenaza para el recientemente reconquistado Ostmark . El Osten Korps, la Ostenguard…los “asistentes” habían sido los vanos intentos de traer el progreso a una nación que estaba desgarrada por la anarquía y el paganismo.

Para empeorar todo estaban los rebeldes…esos jóvenes que aun soñaban con un heredero al trono de Ostenland que traería la restauración de sus costumbres milenarias para contrarrestar la modernizacion que habia penetrado en aquella tierra . Por eso la ocupación no había sido sencilla. Entre la codicia de unos y la tozudez de otros ningún avance había sido posible. Habían pasado casi dos generaciones desde la gran guerra, ellos eran la tercera que llegaba a Ostenland, eran jóvenes entusiastas ansiosos por emular las hazañas de sus héroes nacionales.

-Ayudar a organizar una ridícula leva. Que desperdicio de tiempo…si estuviéramos mejor organizados no tendríamos que hacer esto cada vez que encontramos otra pequeña aldea perdida en medio de la nada- se quejo Misha tratándose ponerse cómodo mientras el tanque avanzaba a través del bosque de pinos.

-Ostenland es varias veces más grande que nuestra Vaterland(Madre Patria), mein Kameraden. Aunque dedicásemos todo nuestro esfuerzo a cartografiarla seguiríamos encontrándonos con pueblecitos durante varios años.

-Da, da…pero que ese no debería ser trabajo de la Ostenguard?-

-Ya sabes cómo es la cosa con la Ostenguard, la componen conscriptos, desesperados y colaboracionistas. Sabias que la mayor causa de mortandad entre los reclutas de ese cuerpo no es el enemigo sino las ejecuciones sumarias?

-Eso nos pasa por jugar a ser los caritativos con esta gente. Deberíamos regresar a la Madre Patria y dejar que ellos solucionen sus diferencias.

-Y supongo que los daimyos y shogunes pensaran en estas personas mientras libran una guerra sin cuartel por su supremacía. En lo personal no estoy de acuerdo.

- Solo digo que no es nuestra guerra, Sturmbannfuhrer.

-Lo es desde que empezó a matar gente de nuestra tierra, Misha. No seas quejoso. Que pensara Dasha de ti si lo haces?- Misha se sonrojo mientras jugaba nervioso con su PPHS.

Spoiler:
 

-Supongo que tiene razón, aunque no estoy seguro de si la pasaran mejor en la Ostenguard, he oído que sus oficiales son muy…ortodoxos…

- El Ostmarshall sabe lo que conviene, nosotros a obedecer…

-Y como se llama esa aldea?-

-No tiene nombre, es de unos de esos pueblitos perdidos en la espesura. Las ordenes son atrincherarnos, pacificar, señalar a la Fuerza Aérea la localización y preparar a los jóvenes para el reclutamiento…

-Sabes que eso siempre da problemas, Imran -

-Lo se pero confió en la disciplina de mis soldados.- dijo el joven sonriendo.

El reclutamiento. Era igual todos los años, una leva forzosa que arrancaba a los jóvenes de sus hogares para introducirlos a la Ostenguard. Nunca había sido una metodología muy exitosa y la Ostenguard nunca había sido un cuerpo eficiente dentro del ejercito…era nada más que una milicia, quizás menos que una milicia. Pero le daba excusa a algunos veteranos y a la Inquisición para el uso de la violencia. Era la cara opuesta de la ocupación: estaban los que venían ayudar y los que venían a hacer sufrir a los auslanders. No eran pocas las demostraciones de violencia excesiva que Imran y grupo habían visto: los gulags, los barrios de reclusión en las ciudades ocupadas, las redadas. Eran una expresión de lo mucho que la guerra había endurecido el corazón de esos hombres. Y nada auguraba que este año seria distinto.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Mar Ago 11 2009, 02:08, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 12 2009, 15:19

En la aldea, a varios kilómetros de distancia.

Una de las ventajas de vivir en una pequeña aldea es que los ejércitos no suelen prestarles atención. Es por eso que el Imperio se las encontraba de casualidad en lugar de buscarlas. Para los campesinos y artesanos que vivían en esa en particular, la guerra no les había afectado en exceso…quizás dos o tres familias habían luchado en los ejércitos del emperador. Pero jamás volvieron…y quizá haya sido para bien…

A Midori eso nunca le llamo la atención. Quizás los relatos épicos que Keitaro le contaba eran lo máximo que podía llegar a interesarle acerca de la Gran Guerra, pero por lo demás era solo un rumor que no le afectaba.

“Eres una campesina y a una campesina no le debe interesar esa historia” era lo que su padre le repetía, aunque ella siempre guardaba en su interior una fascinacion por ese mundo donde ejércitos liderados por grandes héroes se batían en batallas desiguales. Absurdo si…interesante, quizás un poco…pero relevante, de ninguna manera.

-MIDORI-CHAN!! Deja de soñar despierta y ponte a trabajar- le ordeno su madre al ver a la joven que retozaba con calma bajo un pino.

-Ha- Hai!- responde ella poniéndose de pie. Midori acababa de cumplir quince años, su madre le decía que era una chica muy hermosa, pero como era su madre a ella le costaba creerlo. Es mas siempre se sentía un poco distinta: su cabello era del color del sol y sus ojos del color del bosque, esos rasgos que la hacían diferente la hacían sentir también un poco fea.

Se consideraba una persona feliz. Tenia amigos y creía haberse enamorado de uno de ellos: Keitaro. Ella siempre lo comparaba con los magos-guerreros de las historias…no sabía si era por su mirada penetrante o su actitud desafiante ante todo…solo sabía que había algo en el que no se podía sacar de la cabeza.

Midori regreso al trabajo en la huerta. Ahora que había cumplido quince años era hora de empezar a involucrarse mas en el trabajo y las responsabilidades.

-Dime como esta Keitaro-kun? Lo has visto?- su madre sabia perfectamente como estaba Keitaro, solo lo decía porque sabía que a Midori le gustaba.

-Supongo que bien…su padre dijo que enseñara a tirar con el arco dentro de poco ahora que esta por cumplir dieciséis.

-Porque lo dices con tanta tristeza, Midori-chan?- dijo su madre acercándose a la joven que estaba terminando de arreglar la huerta.

-Oí que su padre planea llevarlo a Kazegawa, el dice que Keitaro puede convertirse en un gran guerrero. Que desperdiciara su vida si se queda aquí…Y si el se va a Kazegawa es probable que no regrese jamás…

-Ay Midori-chan…

-Supongo que debe estar ansioso por irse. Después de todo aquí no hay nada que lo retenga…-

-Midori-chan…-dijo la mujer posando su mano en el hombro de su hija-…díselo antes de que sea tarde-

Su madre también era una buena persona, aunque ella y su padre solían sobreprotegerla mucho, pero ella sabia que Keitaro era un buen joven. Su padre por otro lado era un hombre serio y de muy pocas palabras, a pesar del cariño con que siempre trato a su hija Midori sentía muy a menudo que lo conocía bien. Era lo más parecido a un líder que esa aldea tenia, pero en casa ,su padre no hacía mucho…había días en los que sentaba fumando su pipa, observando sin parpadear la espesura, como esperando que algo surgiese de ella.

Era un nublado día de otoño, la bruma descendió a las inmediaciones del bosque, Midori aprovecho para relajarse ya que había mucho trabajo en los cultivos antes de que llegase el invierno. El invierno siempre era duro, pero gracias a la cuidadosa planificación de su padre nunca habían pasado hambre.

Midori y su familia se reunieron en torno a la mesa de su hogar. Midori casi no toco su almuerzo, su mente estaba con Keitaro y su posible partida.

-Hay algo que te moleste, Midori-chan?- pregunto su padre mientras engullía una cucharada de sopa.

-Eh? No, no…es solo que..estoy cansada por el trabajo en el campo eso es todo-

-Has estado así desde hace una semana. Estarás enferma hija?

-No-no…no es nada te lo juro touzan…-

Una persona toco la ventana. Era un joven. A Midori se le acelero el corazón cuando lo vio, era Keitaro.

-Ah mira, si es Keitaro-kun-

-Que quiere ahora?- dijo su padre con algo de malhumor, a el si que no le gustaba que Midori pasase mucho tiempo con chicos

La madre de Midori se paro y le abrió la puerta.

-Buenos dias, Keitaro-kun.

-Es un placer verlos: Taka-san, Hiro-sama. Y a ti también Midori-san.- dijo el joven con una sonrisa mientras hacia una reverencia.

-Que te traer por aquí?-pregunto Hiro secamente.

-Bueno…en realidad quería pedirles permiso para sacar un rato a Midori-
Fue grande la sorpresa de la joven que tapo su cara ocultar lo sonrojada que estaba.

-Lo lamento, Keitaro. Pero Midori tenia muchas tareas para hoy. No es así, Taka?- su hija bajo la cabeza con tristeza y suspirando. Su madre vio esto, comprendía a su marido pero a veces actuaba muy injustamente con Keitaro.

-De hecho, Hiro. Creo que podre encargarme de todo el día de hoy. Podemos dejar ir a nuestra hija. Solo cuídala bien, Keitaro-kun-
Midori sonrió ampliamente mientras iba a buscar su abrigo.

“Se lo diré. Hoy se lo diré”

-Hasta luego, Kouzan, Touzan!-

-Adios, Hiro-sama, Taka-san!

Ambos jóvenes se alejaron enérgicamente con grandes sonrisas de entusiasmo en sus rostros. Taka le propino a su esposo un golpe en la coronilla.

-A que vino eso!?

-A que tu hija ya no es un bebe y debes dejar de tratarla como tal!- dijo ella mientras recogiendo los platos.

-Mira quien habla…

-Que dijiste?-

-Nada…

En la orilla de un estanque.

-A ver a que consigo que salte tres veces- dijo Midori preparándose a lanzar una roca.

-De acuerdo- dijo Keitaro luego la joven lanzo la piedra que en efecto salto sobre el agua tres veces antes de hundirse.

-Mejora eso- dijo Midori con arrogancia.

-Muy bien-Keitaro busco una roca bien redonda y tras calcular unos lanza lanzo la roca que salto varias veces antes de alcanzar la orilla opuesta del estanque.

-Sugoi…- dijo la joven mientras suspiraba Keitaro siempre sabia hacer de todo y era muy hábil en todo.-…Keitaro-kun la verdad que podrías hacer lo que quisieras.

-No lo se. Hasta ahora soy solo bueno en cosas de niños, es por eso que me iré a Kazegawa cuando llegue el invierno.- dijo el con gran entusiasmo.
Midori sintió un gran dolor de estomago no bien su amigo dijo esto. Era lo que había temido.

-Te iras…?-dijo ella con tristeza.

El entusiasmo de Keitaro se desvaneció cuando vislumbro el rostro entristecido de Midori.

-Tengo que hacerlo. Mi padre fue un gran guerrero en el ejercito del Emperador, al igual que mi madre. Mis abuelos y mis antepasados han sido guerreros al servicio de esta Tierra, debo continuar con esa tradición, Midori-chan. Además no hay anda que me retenga aquí…no pierdo nada buscando un nuevo inicio.

-Yo soy nada, Keitaro?- el jovens e sobresalto ante al pregunta

-No-no!! Por supuesto que no, eres mi mejor amiga…eres una de las personas mas importantes para mí.

-Pero no soy lo suficientemente importante para que te quedes, verdad?-

-Midori…-dijo sentándose a su lado-…recuerdas el día en que nos conocimos?- ella asintió con la cabeza.- Mi padre me trajo a esta aldea para escapar de los invasores de Occidente. Tu padre nos acogió…a pesar del peligro que representaba tenernos en la aldea. Ese día cuando te vi…te pregunto si-

- Si yo quería fuéramos amigos. Yo te dije que…que no creía que fuera posible porque éramos muy distintos, yo era hija de campesinos…tu de guerreros…tu tenias sangre noble en tus venas y yo no…

-Así es. Y aun así nos volvimos amigos. Sin importar que absurdo obstáculo se nos interpusiese nos las arreglamos para estar juntos. Midori, si logramos superar todo eso…la distancia es solo ilusión-
Midori supo que era ahora o nunca. Quizás no tendría oportunidad después de decírselo, busco todo el valor que tenía en su interior y respiro hondo.

-Es que no es solo eso. Cuando te veía siempre tan altivo, tan capaz…como un héroe que podría hacer cualquier cosa…yo nunca te dije como me sentía en verdad…porque tenia miedo de que- de que solo me vieses como la…como la plebeya que soy…

-Midori tu sabes que para mi los títulos y todo eso son una idiotez.

-Lo se…pero por eso no te dije nunca lo mucho que disfruto cuando estas a mi lado…lo importante que eres para mi…por eso no quiero que te vayas…

-Midori?-

-Keitaro-kun yo te… yo te- Keitaro tomo a Midori por los hombros y la quito del camino de un árbol que caía.

-Fritz, gran idiota, derribaste un árbol!- se escucho detrás de la arboleda.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 12 2009, 15:24

-Enshuldigung(Disculpas) mein Sturmbannfuhrer. El camino es muy angosto para que pase el Tiger.

-Aun así, trata de derribar los arboles con cuidado, vas a matar a alguien Schaisse! (Maldición)

-Y tu dices que esta país tiene un lindo paisaje, Imran. Demasiados arboles e insectos.

Imran y su Kampfgruppe avanzaron a través del camino de tierra derribando con los tanques la densa vegetación que obstaculizaba el avance de los elementos motorizados. Keitaro y Midori observaron ocultos tras unos arbustos a aquellos soldados.

-Se dirigen hacia la aldea. Tenemos q-

Fue cuando dos altas sombras se proyectaron sobre ellos.

-Was ist los, Auslander? Haben sie etwas verloren? (Que ocurre extranjeros? Se les perdió algo?) Se rieron dos soldados les apuntaban justo en la cara con sus rifles. Los obligaron a ponerse de pie y los llevaron junto al resto de la columna

-Was passiert, Klaus? (Que ocurrió, Klaus)-pregunto Imran al soldado.

-Encontramos a estos auslanders, acechando desde los arbustos.-

-Deben ser exploradores de los rebeldes, disparémosles como a perros!-dijo un soldado que sostenía un rifle de precisión.

-Tranquilo, Vassili.-luego Imran miro a Keitaro y a Midori. No era mucho mayor que ellos, pero los chicos vieron claramente que los ojos de su captor habían visto muchas cosas que los de ellos- Estos no son rebeldes-

-Como puede estar tan seguro Sturmbannfuhrer?- pregunto uno de los soldados.

-Mira a la chica, esta temblando de miedo, y el otro…bueno el otro si lo parece…-

-Genial!-dijo Vassili introduciendo un proyectil en la recamara de su rifle.

-Vassili, no vas a dispararle- dijo Imran cara de frustración. Mientras su compañero volvía a apoyar el arma en su hombro con cara de niño encaprichado. Keitaro mantenía la mirada fija en Imran lo que pareció molestar a un soldado.

-Baja la mirada!! Perro Oriental!!- luego le propino un culatazo en el rostro.

-Keitaro-Kun!-

-Se puede saber que estas haciendo, Yuri!?-replico Imran molesto.

-Le enseño a ese auslander a respetar-

-Y supongo que tu respetarías a alguien que desfigura a golpes- dijo Imran con seriedad.

-Mis disculpas, camarada comandante-

-Suban a los auslanders al semioruga, cuando nos acerquemos a la aldea quiero que mantengan a los blindados por detrás de la línea de arboles no queremos sobresaltar a nadie.

-Y que mas, Imran. Les preparamos una cesta con frutas?- dijo Misha
-Solo si tu quieres entregarla, Starshina (Sargento)-

La columna volvió a moverse en dirección a la columna de humo que sobresalía entre los arboles, Midori se sentía asustada por la manera en que los soldados la veían: susurraban algo en su lengua y se reían en dirección a ella. El ruido mecánico del motor del semioruga era algo desconocido para ella así como los ropajes de aquellos soldados. Todo era extraño y aterrador. Fue cuando sintió una mano encima de la suya.

-Todo va estar bien- ella volteo hacia su amigo que le mostro una sonrisa que la lleno de confianza.

La columna mecanizada se detuvo a pocos metros de donde acababa la arboleda. Muchos aldeanos observaban con inquietud el movimiento entre los arboles y el ruido que hacían los tanques al moverse.

-Muy bien, déjenme que yo hable. Ustedes acompáñenme pero no hagan nada estúpido.-

-Y si los extranjeros intentan algo, camarada comandante?-sugirió un soldado.

-Vassili busca una buena localización, si ves a algún auslander con mala intención, haz lo que mejor sabes…

-JAJA!! Si, camarada comandante, entendido…-luego el francotirador se interno en la espesura.

-Traigan a los auslanders- luego hicieron que los jóvenes descendiesen del semioruga. Y los hicieron avanzar junto a ellos. Imran fue el primero en emerger del bosque sosteniendo en alto su MP44 en señal de Alto al Fuego.

Spoiler:
 

-Mi nombre es Imran Donitz. Sturmbannfuhrer de la Quinta División de los Caballeros de la Cruz de Hierro. Tercer Kampfgruppe. Y por el presente estoy poniendo esta aldea bajo la jurisdicción del Ostmarshall Magnus Hofmann. Quien esta a cargo?- dijo Imran en voz bien alto hacia el grupo de aldeanos que se había reunido en torno a los soldados que habían emergido del bosque.

-Yo- dijo el padre de Midori adelantándose entre la multitud.

-Cual es su nombre?- dijo Imran acercándose al hombre que un poco mas alto que el.

-Hiro…-dijo con la vista clavada en el piso.

-Sehr Gut(Muy bien)…a partir del día de hoy usted es magistrado provisorio de esta aldea. Necesito que por favor organice a los mayores de doce años, ellos nos acompañaran a Ostenburgh mañana…-al oir esto los jóvenes y sus familias se exaltaron. Hiro se limito a asentir con la cabeza gacha.

-Libérenlos- dijo Imran a sus hombres que cortaron las cuerdas con las que habían atado a Midori y a Keitaro. La joven corrió directo a los brazos de su padre que la brazo para reconfortarla.

-Fritz, Dimitri. Pongan los tanques en posición- dijo Imran a través de un radio. El gigantesco Tiger y un tanque T-34 koslovita surgieron de entre la espesura arrancando de raíz los gruesos troncos de los arboles que rodeaban a la aldea, la visión de aquellos monstruos de acero fue algo sobrecogedor para aquellas personas, y que incremento aun más el miedo en sus corazones.

Spoiler:
 

-Aquí Tercer Kampfgruppe, hemos localizado la aldea NN en las coordenadas 5-5-4-7, la aldea esta pacificada y esperamos a los transportes de la Ostenguard- dijo Imran a través del radio de uno de los tanques

-Jawohl Sturmbannfuhrer, lamentablemente la unidad cartográfica de nuestro avión se averio pero retransmitiremos a la Jefatura sus coordenadas. Mañana mandaremos los camiones junto con el combustible que nos solicito. Aquí Zweihander, corto

-Comprendido Zweihander, haga que su aparato reciba reparaciones. Tercer Kampfgruppe corto- luego un avión paso por encima de la aldea y los soldados alzaron sus armas en direcciona a el. Imran se dirigió hacia sus hombres-Tomen posiciones defensivas y descansen, partimos mañana apenas lleguen los camiones.- el joven emitió un silbido que hizo que el francotirador saliese de su escondite.

-Porque será que nunca podemos divertirnos?-dijo Vassili con frustración mientras apoyaba su arma por encima de sus hombros.

-Porque esto no es un juego, camarada-remato Misha.

Luego el grupo de cincuenta soldados tomo posiciones en uno de los extremos de la aldea. La gente de la misma intento continuar con sus actividades diarias pero el miedo de que les arrebatasen a sus hijos y la sobrecogedora presencia de los vehículos blindados hacían que prácticamente todo el mundo se encerrase en sus casas.

Midori se hizo lo propio y se encerró en su casa, a través de las delgadas paredes de madera de su cuarto podía escuchar como sus padres discutían.

-QUIERO QUE HAGAS ALGO, HIRO!!! ESOS HOMBRES LA MATARAN!!!
-Taka, por favor escúchame…-

-NO QUIERO ESCUCHARTE!! QUIERO QUE SALGAS Y LE DIGAS A ESOS HOMBRES QUE MI HIJA NO IRA CON ELLOS!!!

Imran y su grupo montaron una pequeña fogata, en torno a la cual trataron de amenizar la noche. Ellos sabían que dentro de poco llegaría el invierno, el invierno de Ostenland era un juego comparado con el de Koslovia, pero era más duro que el que se vivía en el Reich, a nadie le gustaba estar muy adentrados en el bosque cuando se acercaba el invierno…

Imran se sentó el chasis del tanque, saco un trozo de papel y comenzó a escribir. A su lado tenia un pequeño aparato de radio que captaba una señal llena de estática

-Vas a escribirle a Dasha?-pregunto Misha sentándose al lado del oficial.

-Ella me dijo que mantuviera la radio encendida, que me daría una sorpresa para mi cumpleaños-

-Debe ser duro tener que pasar aquí tu cumpleaños-

-De hecho no hay ningún otro lugar donde preferiría pasarlo:, aquí están mis amigos, aquí puedo hacer algo bueno por las personas…aunque la comida si que es mala…-

-Quizás nos dejen quedarnos unos días en Ostenburgh, allí podríamos celebrar. Salir una temporada de este maldito bosque-

-Jejeje…no te veo haciendo trabajo de oficina…-

-Imran, amigo mío, si tuviera que decidir entre hacer papeleo y aventurarme en este fétido lugar, prefiero el papeleo.-ambos muchachos rieron- Aquí entre los dos: si fuera el dueño de esta tierra y del infierno, vendería esta tierra y viviría en el infierno- esto provoco una nueva carcajada entre los dos amigos.

La irrupción de un hombre hizo que ambos parasen de reír. Era el padre de Midori…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 12 2009, 15:28

Los dejare para que tu y el extranjero hablen de sus asuntos importantes- dijo Misha retirándose.

-Was mochten sie? (Que desea?)-dijo Imran mostrándose serio ante el hombre, mientras continuaba con su carta. Hiro se postro ante el en posición de suplica haciendo que Imran dejase de escribir.

-Vengo a suplicarle piedad. Usted y yo sabemos que es lo que ocurrirá, mi hija…mi hija no podría resistir-

-Mire noble auslander, primero que nada, póngase de pie…-dijo Imran descendiendo del tanque y parándose en frente de Hiro- Por favor, póngase de pie.

Hiro obedeció con una mirada asombrada en sus ojos.

-Debe entender que esto no es decisión mía, es la ley que nuestras naciones acordaron al final de la guerra.

-La guerra fue hace doce años!! Muchos de nosotros ni siquiera supimos de ella!! Somos solo una aldea de campesinos no hacemos daño a nadie, le suplico que no haga que esos jóvenes tengan que atravesar semejante calvario…

-Como ya le dije, auslander yo no puedo hacer nada…tengo mis obligaciones y usted como líder de esta comunidad debe pensar en lo mejor para ellos.

-Primero que nada mi deber es para con mi familia. Mi único deber es para con mi hija y-

-Si en verdad se preocupa por su hija…!!Si en verdad se preocupa por su hija no hará esto más difícil de lo que ya es…y le suplico que me ayude con sus vecinos…cuando llegue el momento- luego Imran se retiro.

La noche transcurrió en el mas absoluto silencio. A Midori le daban vueltas en la cabeza muchísimas cosas: Quienes eran esos hombres? De donde venían? Para que los querían?. De vez en cuando se incorporaba para mirar a al circulo de vehículos y soldados que se hallaba ahí fuera. El sueño comenzó a derrotarla, pero su inquietud no desaprecio con el sopor del cansancio. No había podido confesarle su amor a Keitaro…y solo el cielo sabia lo que ocurriría mañana, quizás cerrando los ojos descubriría que solo había sido una extraña pesadilla. Que despertaría para iniciar otra faena, que otra vez Keitaro tocaría a su ventana para salir a explorar el bosque…que equivocada estaba.

-AUFWACHEN!! HUNDE, AUFWACHEN!! SCHNELL!! (Despierten, perros, despierten. Rápido!!)

La nota del desprecio en los gritos levanto a mas de uno y rápidamente un nuevo grupo de soldados empezó a sacar a los jóvenes de sus casas. Midori simplemente salto de su cama cuando oyó los gritos. Los soldados comenzaron a subir a golpes a los jóvenes, en medio de las lagrimas de sus padres y de los mas jóvenes.

Un muchacho se zafo de sus captores y corrió hacia el bosque.

-HALT!!(Alto)- grito uno de los soldados levantando su rifle.

-Vassili ponle una en la pierna- ordeno Imran a su francotirador que obedeció con una sonrisa en su rostro, el disparo rasgo el aire y el joven cayó herido sobre la hierba.- Mejor herido que muerto-

Un grupo de soldados uniformados se acerco joven herido, uno de ellos lo dejo inconsciente de un culatazo de su rifle y el resto lo arrojo al interior de uno de los camiones como si fuese un cadáver . Midori sintió escalofríos cuando una mano toco su hombre. Era el joven oficial de ayer…

-Bitte(Por favor), por favor ven conmigo- dijo Imran guiándola hacia uno de los camiones para evitar los maltratos. La madre de su Midori apoyaba su cabeza contra el pecho de su marido, la visión de su hija siendo llevada hacia los vehículos por el soldado fue algo que no pudo soportar.

-Ellos no se la llevaran…-dijo corriendo en dirección a Imran.

-TAKA!!-grito su marido.

Taka embistió al joven tumbándolo en el piso y golpeándolo en rostro.

-TU NO TE LLEVARAS A MI HIJA!! NO TE LA LLEVARAS!!- un grupo e seis soldados los separaron y comenzaron a golpearla en el suelo con las culatas de sus rifles por unos segundos. Luego todos le apuntaron listos para el tiro de gracia.

-KOUZAN!!! – grito Midori que detenida por Misha y Vassili.

-HALT!!!-grito Imran incorporándose con rapidez justo cuando los soldados estaban por apretar el gatillo y disparar a la magullada mujer- Ya esta, no ocurrió nada…no es necesario…

-Le esta sangrando la nariz, Kommandant- informo un soldado bastante mayor que Imran.

-No interesa. Suban a los que falten a los camiones, quiero llegar a Ostenburgh pasado mañana.-el grupo de soldados lo miro con reprobación, como le había sucedido a Imran en muchísimas otras ocasiones en las que había trabajado con veteranos de más edad que el- No me escucharon!? Schnell, no tenemos todo el día!

-Verstanden, Sturmbannfuhrer- dijo uno de los soldados antes de proseguir. Imran se limpio la sangre su rostro y se dirigió hacia donde se había caído su casco, pero antes de que pudiera dar un paso una mano agarro firmemente su bota.

-Promete- promete- que no dejaras que le ocurra nada- dijo Taka con el rostro molido a golpes, mientras dejaba caer unas lagrimas amargas por sus mejillas llenas de moretones. Imran no supo como reaccionar y se quedo conmovido por unos segundos observando la cara de aquella mujer- Promételo!!

-Lo-lo prometo…-dijo Imran-

Taka libero a Imran justo antes de caer inconsciente, su marido corrió hacia ella y la alzo en sus brazos. Midori seguía gritando al ver lo ocurrido al igual que los otros jóvenes que habían subido al camión. Entre los llantos y suplicas desesperadas el convoy partió…

El interior del camión olía a humedad y había manchas de color oscuro en el piso. Se horrorizo en pensar que podía tratarse de sangre. El miedo le atenazaba el estomago, son podía parrar de temblar y de pensar en lo que seria de su madre y de su padre. Veía a los que estaban junto a ella: todos ellos tenían el mismo temor en sus rostros, estaban Matsumi y Taro ambos de trece años, que podían querer con ellos? Que querían los soldados con todos ellos?. Conforme el día fue avanzando el bosque empezó a volverse menos denso y dio lugar a un panorama diferente, el traqueteo del vehículo ceso cuando finalmente alcanzo una sección asfaltada de camino, Midori tomo valor para asomarse fuera del toldo de la parte de carga y vio a varios de esos mismos soldados trabajando a lo largo de aquella ruta, tratando de ampliar la autopista, uno de ellos, debía tener su misma edad, miro a Midori y se paso el índice a lo largo del cuello con una sonrisa burlona en su rostro. Lo siguiente que vio un letrero verde que rezaba:

Ostenburgh 785 km

Neustadt 546 km

Waldstadt 1456 km

Grossenburgh 10921 km


Ella no entendía los caracteres en los que estaba escrito. Pero definitivamente esos no eran kanjis. La noche empezó a caer pero eso no detuvo al convoy que continuo su camino en medio de la noche sin luna.

Había empezado a refrescar y los prisioneros se acurrucaron para darse calor entre ellos. Aun asi el miedo seguía respirándose en el aire, los llantos aun no habían amainado, y seguían sin saber que seria de ellos…
Midori se sintió rara al pensar en Keitaro aun en medio de aquella situación, su madre había sido golpeada brutalmente delante de ella, la habían arrastrado hacia lo desconocido un grupo de hombres despiadados y seguía pensando en el…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 12 2009, 15:32

No lo había visto desde que la subieron en el camión y no pudo evitar preguntarse: estaría bien? Habría logrado librarse de los captores o estaría a bordo de los camiones al igual que ella? Su siguiente pensamiento provoco un golpe de culpa en su interior: si estaba en uno de los camiones eso quiere decir que aun podían estar juntos. Era algo que solo Keitaro podía provocar en ella: pensar en el aun en las situaciones mas increíbles. Y mientras se sumia en un sueño intranquilo la ultima de sus preguntas fue: Estaría el también pensando en ella?
Afueras de Neustadt, a la mañana siguiente.

-Arriba auslanders, vamos arriba!!!- grito un el conductor mientras detenía el camión. Midori y los demás despertaron con el mismo miedo que el día anterior. –Bájense!! De prisa!!- grito el conductor mientras un grupo de soldados hacia descender del vehículo a los prisioneros.

Cuando bajaron vieron que se hallaban en las faldas de alguna suerte de ciudad, pero sus edificios eran de piedra y muy altos y sobresalían de entre las viviendas de estilo oriental que mezclaban con ellos. En los restos de lo que parecía una muralla defensiva se leia en un cartel: “Neustadt, Recuperada con Valor” pero tuvo poco tiempo para quedarse a observar el panorama pues rápidamente empezaron a ser arreados hacia otro destino.

-Que suban mis vehículos en el siguiente tren-dijo Imran a un oficial de transporte en una estación de ferrocarril- Avise a la Jefatura que estaremos llegando a Ostenburgh en aproximadamente ocho horas.

-Jawohl, Herr Kommandant-

Imran volteo hacia los extranjeros que estaban siendo conducidos al interior de los vagones como si fueran ganado. Ganado directo al matadero.

-Kampfgruppe!-dijo Imran haciendo que su grupo de combate se reuniese en torno a el- Nos subimos al tren-

-Pero, camarada mayor. No sería mejor esperar al próximo tren?- protesto Misha

-Tenemos un horario que cumplir. Si no lo hacemos el Gruppenfuhrer va querer mandarnos a todos al Gulag (campo de concentración o de trabajos forzados). Los hombres se subieron al último vagón libre del tren. El mismo emitió un silbido anunciando que la partida era inminente.
Midori casi extrañaba el camión, en el interior del vagón había realmente poco espacio y olía realmente mal, la presencia de alfalfa demostraba que había sido usado para el transporte de ganado y que además nadie se había molestado en limpiarlo. Quizás después de todo en la lógica de los soldados no fuese necesario: los arreaban como ganado, los transportaban como a ganado…y quizas al matadero irían como ganado.

-Midori-chan!- escucho una voz entre la multitud, ella volteo con los ojos bien abiertos y vio a Keitaro luchando por abrirse camino entre la muchedumbre. Finalmente alcanzo a la joven y lo primero que ella hizo fue arrojarse a sus brazos. El la abrazo estrechamente.

-Tengo miedo- dijo ella encontrando sus ojos verdes con los de Keitaro. El le sonrió como cada vez que planeaban otra alguna excursión.

-Estamos juntos en esto y juntos saldremos…- ella apoyo su cabeza en el pecho del muchacho y no pudo evitar sonreír.

Mientras el día transcurría y la neblina del ocaso descendía sobre el paisaje del exterior, el tren empezó a aminorar su marcha. Cuando finalmente se detuvo las amplias puertas de los vagones se abrieron de par en par.

-Bienvenidos a su nuevo hogar, perros extranjeros- dijo un soldado que los empezó a bajar a golpes.

Midori levanto la vista y vio que a pocos metros de donde se hallaba la estación de ferrocarril, se alzaba una gran ciudad: sus murallas de piedra estaban derrumbadas y altos edificios de ladrillos se levantaban sobre las viviendas de madera. Había edificios adornados con esculturas de halcones y estrellas. Sobre el acceso principal se levaba otro cartel, esta vez escrito tanto en caracteres imperiales como en kanji: “Ostenburgh, La Joya Oriental del Imperio”

Imran y sus hombres descendieron del tren al trote, parados a un costado de las vías, el y Misha reconocieron a dos de sus compañeros de adiestramiento.

-Yekaterina, Alexander!!!- grito Imran levantando su mano mientras avanzaba hacia ellos.

Ambos jóvenes sonrieron al verlo.

-Imran…Imran Donitz!! Pensé que ya te habían matado!-dijo la joven oficial antes de darle un abrazo amistoso. Tenia dos bellos ojos azules y un gorro koslovita de piel sobre su cabello rubio, haciendo juego con su uniforme color marrón.

-Alexander- dijo Imran extendido su mano al otro joven que usaba el casco estilo imperial con antiparras.

-Es un gusto verte Donitz, sigues donando tus medallas a los huérfanos de la guerra?-dijo con tono bromista

-Quizás cuando tenga medallas que donar, Sturmhaupfuhrer-

-Vaya veo que no has logrado de deshacerte de Misha-dijo Yekaterina con una sonrisa mientras Misha encogía los hombros- Dime Federov, que hace un camarada koslovita como tu entre estos cerdos imperiales?-dijo ella haciéndole un capón en la coronilla.

-Ya sabes Katia(Es una forma cariñosa de decir Yekaterina) Trato de enseñarles las buenas costumbres de nuestra gente, ya sabes como estos tipos del Reich con su excesiva disciplina y falta de pasión en lo que les gusta- dijo Misha mientras el y Katia le dedicaban unas miradas burlonas a Alexander y a Imran.

-Es un gusto verlos a ambos- dijo Imran riéndose de la broma de Misha- Después de casi dos años, justo donde nos separamos.-

-Tratas de ponernos melancólicos con tus frases sofisticadas Donitz!?-dijo Katia con pesadez- VAMOS!! El Día de la Victoria se aproxima, sin mencionar tu cumpleaños! Debemos hacer una fiesta como esta ciudad jamás ha visto.

-Conozco una buena cantina cerca de la plaza. Quizás podríamos vernos, después de ubicar a los auslanders-

-Los auslanders!!-recordó Imran mientras observaba como los otros soldados continuaba arreando a los extranjeros a golpes los hicieron formar una larga columna que marcho a través de las afueras de la ciudad. Los ciudadanos de la misma los observaban, Midori noto que se vestían como ellos y que hablaban en su idioma pero también noto que llevan un pequeño distintivo en sus ropas: una cruz gris. Llegaron a lo que parecía una gran fortaleza en el extremo norte de la ciudad, estaba llena de barracones y pistas de entrenamiento. Allí estaba llenos de soldados, pero su uniforme era distinto al que usaban Imran y sus compañeros, también noto que esos soldados parecían igual de asustados que ellos por no mencionar que ninguno tendría mas de veinte años. El grupo de Imran alcanzo al grupo de prisioneros justo cuando estaban haciéndolos formar una amplia fila en medio del patio de armas ubicado frente a un elegante edificio en cuyos tejados ondeaba una bandera roja.

Imran y su hombres formaron una fila justo por delante de los extranjeros. En ese instante arribo un auto descapotado.

-Hagan lo que hagan, no lo miren a los ojos- advirtió Imran a Midori y a Keitaro que estaban parados justo detrás de el.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 12 2009, 15:34

El pasajero del vehículo descendió.

-ACH-TUNG!!!- grito Imran mientras el y sus hombres se pusieron firmes. El hombre que descendió del auto estaba usando un sobretodo negro sobre su elegante uniforme verde opaco, sobre su pecho colgaban muchas medallas y en su rostro huesudo había dos lentes circulares. Desprendía a su alrededor un aura inquietante que hasta sus subordinados parecían sentir, no era respeto…era temor, el temor a alguien que puede hacer cosas terribles. Saco un cigarrillo de su
sobretodo y lo encendió mientras sonreía con malicia a los extranjeros.

-Gruppenfuhrer (General) Edwin Adler- dijo Imran mientras el y sus hombres realizaban un saludo militar

-Descanse, Donitz- dijo el general sin desdibujar su malévola sonrisa- Así que estos son los perros-…digo los reclutas de este año. He oído que tiene un grupo que proviene de una aldea recientemente descubierta-

-Eso es correcto, Mein Herr Kommandant-

-Tendría la amabilidad de de dejarme intercambiar unas palabras con nuestros queridos auslanders?- dijo el general con falsa dulzura. Imran y sus hombres abrieron un hueco para que el general se adelantase.
El hombre comenzó a caminar a lo largo de la fila de los reclutas, mientras sus ojos escrudiñaban al asustado grupo. Midori sintió que esos ojos grises pudiesen ver el temor en su interior. Finalmente se detuvo justo delante de ella y de Keitaro. Midori siguió el consejo de Imran y clavo lo mas que pudo la mirada en el suelo.

-Querida Fraulein (Señorita) haría el favor de levantar la vista por favor?- dijo el general Midori empezó a sudar frio- Quizás en su pueblo no sea si, pero aquí consideramos que las personas que no miran a la cara son deshonestas-

Midori levanto la vista con lentitud hasta poder los dientes del hombre, fue cuando este la temo por la barbilla y le levanto la vista con violencia.

-Jejeje- se rio el general, inhalo un poco mas de su cigarrillo y libero el humo en el rostro de la joven.- Vaya, vaya…una ostlich de ojos verdes? Este mundo tiene tantas sorpresas.- Luego saco el cigarrillo de su boca y dado que seguía sujetando el rostro de Midori, lo apago en el cuello de la joven. Midori grito del dolor, Keitaro apretaba los puños mientras el general seguía quemando a la joven- Vielen Dank (Muchas Gracias) por apagar mi cigarrillo, fraulein- luego soltó a Midori que cayó sobre sus rodillas adolorida. El hombre simulo seguir caminando pero se dio vuelta para propinarle a la joven una terrible patada en el rostro.

-BAKEMO!!!(Mounstro)- rugió Keitaro antes de lanzarse contra el general al cual tumbo contra el piso haciendo que sus lentes y su gorra de oficial cayesen al piso. Los hombres de Imran rápidamente alzaron sus armas listos para acribillar al joven, se detuvieron al ver lo que había sucedido. El general sostenía firmemente el puño que Keitaro había jalado hacia atrás para golpearlo, luego tomo al joven por el cuello y lo elevo en el aire solo con la fuerza de sus brazos. Le propino y un poderoso puñetazo en el vientre que lo lanzo a volar varios metros hacia atrás.
El General Adler se sacudió el polvo luego recogió sus gafas rotas y su gorra.

-Hay personas en este país que creen que algún día Ostenland sera nuevamente un Imperio, que creen que nuestro Ostmark es su Séptimo Feudo, que Ostenburgh se llama Kotetsu…-dijo con una sonrisa malvada disfrutando del miedo de los prisioneros- …que creen algún día habrá una revolución gloriosa que les devolverá sus tierras y que nos derrotara a todos. Que creen…que pueden salvar a su nación y a su cultura del más absoluto olvido. En nuestra lengua nosotros tenemos un nombre para esa gente: defatist (derrotista). A mi no me gustan los defatists y en mi ciudad acuñamos una frase: “Zum Henker, Defatist!” que traducido a su idioma significa mas o menos…”Derrotistas para el verdugo”. Así que si aquí hay derrotistas que no estén de acuerdo con las formas en que el Reich y nuestro Kaiser resuelven las cosas…se van “para el verdugo”. Wilkommen(Bienvenidos) a la Ostenguard, auslanders!! Hagan de su estancia en ella algo provechoso!

Luego se dirigió de regreso a su vehículo, en ese instante Alexander y Katia arribaron juntos a la cabeza de dos grupos de combate respectivamente.

-Na ja…Sturmhaupfuhrer Berger y Capitana Krushinkov llegan tarde.- dijo el general mientras montaba su vehículo.

-Lo sentimos en verdad, Gruppenfuhrer- dijeron los dos haciendo saludos militares.

-Ja, ja…lo que ustedes digan ahora ayuden a Donitz a poner al tanto a los auslanders de su situación.-

Los dos jóvenes se acercaron a Imran que veía pasmado a Midori que seguía sujetándose el cuello por la parte de la quemadura

-Ya uso uno de ejemplo no?-dijo Alexander

-Tengo un equipo de primeros auxilios, puedes ayudarla Donitz?- dijo Katia.

-Ustedes ayuden a ese-dijo Imran señalando a Keitaro-Misha tu me ayudas con la chica.

Imran y Misha se acercaron a Midori. Ella levanto la vista y se echo para atrás asustada.

-No te vamos a lastimar-dijo Misha intentando sujetarla.-

-No, no…NO!!!-grito ella cuando Imran la sujeto.

-SUELTALA DESGRACIADO!!!-rugió Keitaro mientras Katia y Alexander lo sujetaban-

-Sujétala fuerte, Misha…- dijo Imran mientras sacaba su cantimplora y vertía agua sobre la herida. Luego saco una compresa la cual empapo en desinfectante, limpio la herida y luego aplico un vendaje en el cuello de al joven.-…Das ist das. Así estas mejor- Midori observo confundida el rostro sonriente de Imran mientras Misha la soltaba. Keitaro hizo lo mismo.

-No todos somos como el Gruppenfuhrer Adler, auslander- dijo Imran mientras todos los jóvenes reclutas lo miraban. Imran se paro en la base del mástil de la bandera con Katia, Alexander y Misha. Sus 150 soldados detrás de ellos.

-No les voy a mentir: tiempos duros se aproximan. Voy a darles dos consejos: Primero que nada recuerden que las heridas sanan, pero que los muertos no reviven y segundo, tráguense su orgullo. La soberbia es un privilegio que ninguno, ni nosotros ni ustedes, puede permitirse. Miren bien a la persona que tienen al lado suyo, no la conocen ahora…pero durante los próximos dos meses van a tener que hacerlo, van a tener que aprender a confiar en ella y sobretodo: a no abandonarla. Me temo que en esto solo se tienen a ustedes mismos y a los que los acompañan en ese barco. Ahora son soldados de la Ostenguard, la Guardia de Oriente. No puedo darles muchas garantías sobre lo sucederá en las próximas semanas…Pero lo que si les puedo prometer es que como su Oficial a cargo, hare todo lo que esté en mi poder para mantenerlos con vida…y puedan regresar a su hogar.-

Las palabras de Imran transmitieron algo de calidez a los corazones congelados de miedo de Midori y de los demás que levantaron la vista hacia el como a la única persona que podía protegerlos.

- Katia, llévalos a los barracones, asegúrate de que les dan comida caliente y uniformes limpios-

-Da, camarada comándate- dijo mientras ella se ponía a obedecer.

-Alexander, reúne a los menores de quince y asegúrate de que queden alojados en un barracón en condiciones-

-Jawohl, mein kommandant-

-NECESITO UN VOLUNATARIO!!- dijo Imran al grupo, Keitaro levanto la mano. Imran se acerco a el- Cual es tu nombre?

-Kusari Keitaro- dijo el joven con rostro seguro.

-Parece que me voy a deshacer de ti, Kusari Keitaro. -dijo Imran sonriendo al reconocer que era el mismo joven al cual había capturado en el bosque- Voy a necesitar tu ayuda-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 12 2009, 15:36

-Keitaro-kun- dijo Midori al ver que Keitaro acompañaba a Imran.

-Te lo devolveré en un segundo, solo trata de recuperarte auslander, vas a necesitar toda tu fuerza- dijo Imran sonriéndole y tratando de inspirar confianza en ella.

-Ya regreso, Midori-chan- dijo Keitaro guiñándole un ojo.
-Katia: llévalos-

-MUJERES LA IZQUIERDA, HOMBRES A LA DERECHA!!- ordeno con firmeza la joven.

La columna de dividió por sexo y fueron llevados a dos grupos de barracones distintos separados por un alto alambrado electrificado. Había torretas y puestos de vigilancia con soldados en ellos, tenían perros parecidos a lobos que gruñían amenazadoramente a los recién llegados. El interior de los barracones en si no era muy espacioso, había varias docenas de camas dobles hechas de metal distribuidas a todo lo largo de la edificación. Había tres lámparas colgados del techo. Era rustico y la mayoría de las cosas estaban cubiertas de polvo pero hasta el momento era lo más acogedor que habían visto.

-Las luces se apagan no bien la noche se asiente. Se despiertan al alba. Se les proporcionara dos juegos de uniformes: uno lo usaran aquí y el otro en su tiempo libre. El Mayor Donitz fijara un horario para usar el servicio de limpieza.-informo Katia en el barracón de las mujeres mientras Misha hacia lo propio en el de hombres. Ambos se dispusieron a retirarse cuando recordaron una última cosa…

-Después de que se apaguen las luces ni se les ocurra salir afuera, porque los guardias los mataran-

Luego se retiraron y los oficiales cerraron con cerrojo las puertas de los barracones. Fue el único momento desde hace dos en que los jóvenes habían tenido tiempo para descansar. Midori noto que había personas de todo tipo: desde las que estaban vestidas de manera similar a ella, había otras vestidas elegantemente, había quienes estaban enojadas y otras tristes, personas de todo tipo que anda tenían en común excepto su situación…

Midori se dejo caer en la primera cama que encontró desocupada y se cubrió el rostro con la almohada para hacer los susurros de las conversaciones no llegase a sus oídos. Quería dormir, porque si lo hacia esperaba nuevamente que todo hubiese sido una pesadilla, que nada de eso había en realidad ocurrido. Después de eso pensó en Keitaro: cuanto mas tardaría? Y si el oficial la había engañado? Y si se habían llevado a Keitaro para…prefería no pensarlo. Luego recordó la mano de amado sobre la suya, el exacto momento en que le guiño el ojo, cuando tan cariñosamente le había permitido llorar sobre su pecho… como algo tan insignificante podía darle felicidad en semejante situación? Aunque no puedo explicárselo a si misma, esos momentos le permitieron cerrar los ojos y que ninguna pesadilla tocara su sueño…

Oficina de Administración, al mismo tiempo.

Imran dejo su caso sobre un viejo escritorio lleno de papeles y fotos, la oficina demostraba simpleza pero organización, Keitaro no se había movido de la puerta desde el preciso momento en que cruzo por ella.

-Por favor toma asiento, auslander- dijo Imran tomando unos
documentos. Keitaro no respondió y ni tomo asiento.- Sucede algo…?

-No me fio de ti-

-Es comprensible, que tendría que hacer para demostrarte que soy de fiar?- pregunto Imran mientras seguía revisando los papeles.

-Deja ir a Midori y a los demás que secuestraste-dijo Keitaro adelantándose con prepotencia.

-Me temo que eso no es posible- dijo Imran revisando esta vez un mapa.

-Para que me llamaste!?-

-Porque necesito alguien que me ayude con tus compatriotas-

-Jeje…que te hace pensar que quiero ayudarte?-

-Entonces porque te ofreciste voluntario?- de repente Keitaro saco un Kunai oculto en una de sus sandalias, salto sobre el escritorio embistió contra Imran y lo arrincono contra pared con el filo del arma justo sobre su tráquea.- Eres bueno, mis hombres no encontraron tu arma…

-Llévame con Midori y llevamos de vuelta a nuestro hogar! AHORA!!-

-Como te dije me temo que eso ya no es posible- dijo Imran con la más absoluta serenidad.

-Crees que estoy jugando!? No dudes que pienso matarte…-

-Y después que harás? Mataras a soldados mejor armados y entrenados con un cuchillo?-

-Me las ingeniare-

-Muy bien…si piensas que tienes una mejor opción que colaborar conmigo entonces tómala, porque dudo que sobrevivas a esta noche si lo haces- luego le propino un súbito cabeza a Keitaro que derribo al joven, Imran piso con fuerza la mano que sostenía el kunai forzando a su portador a soltar el arma. – Pongamos las cosas en claro entre los míos hay dicho que dice:” Puedes hacer lo que debes o puedes hacer lo que quieras” Si sientes que debes actuar precipitada y estúpidamente, desperdiciando tu vida y la de esas personas que te importan, adelante ve y hazte matar. Ahora si QUIERES ayudarme…te prometo que ustedes, que todos ustedes regresaran con salud a su hogar-

-Y si me rehusó…?-

-Entonces mi trabajo se complicara a niveles excepcionales. La falta de eficiencia hará que el General Adler abra una investigación sobre este grupo en particular, dado que no podrán demostrar lo contrario serán asignados a un regimiento penal, donde se los obligara a realizar trabajos forzados y se los mandara a los frentes más peligrosos para que sirvan de carne de cañón. Eso los afortunados, los demás serán enviados a un gulag donde morirán de hambre, asesinados por los guardias o por cualquier otra cosa que se les ocurra…- Keitaro guardo silencio-…entonces Kusari Keitaro…harás lo que debes…-dijo ofreciéndole el kunai-…o lo que quieres?-

Imran retrocedió y Keitaro se puso de pie.

-Que es lo que necesitas que haga?-

-Necesito un subalterno que sepa inspirar confianza en tus compañeros, al igual que tu nadie se fía de nosotros. Necesito que seas quien retransmita mis órdenes-

-Aun no confió en ti-

-No es necesario que lo hagas, será suficiente con que nos aseguremos de que nadie sea asesinado arbitrariamente, tenemos un trato?- dijo extendiéndole una mano. Keitaro asintió con la cabeza pero no tomo la mano de Imran- De acuerdo hay par de cosas que debemos tener listas para mañana, te gusta el café?-

Cuando estuvo avanzada la madrugada, Imran observo desde la ventana de la oficina como un par de sus soldados escoltaban a Keitaro hacia el barracón. Misha ingreso en la oficina en ese momento.

-Bueno, aquí vamos de nuevo, amigo mío. Veremos de que esta hecho este grupo…

-Hay quien dice que en Ostenland somos perros o cruzados, Mikhail.

-Es posible, Imran. La pregunta importante es: cuál de los dos somos nosotros?

Continuara…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Herushingu
Nivel 8
Nivel 8
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 349
Edad : 27
Localización : Vagando en Vagolandia.
Fecha de inscripción : 02/01/2009

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 12 2009, 17:16

OMFG

Me he quedado sin palabras...

Esta espectacular...

Todo estuvo impresionante...

Me ha gustado mas que el original

Ya quiero seguir leyendo

Quiero ver que le pasa a Midori de ahora en adelante, ver si Keitaro logra darse cuenta de lo que Midori siente, y ver si Imran logra mantenerlos a salvo

Ya quiero conti :*.*:
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://worldanime.tv/portal/modules.php?name=Forums
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 19 2009, 17:20

Aqui les dejo otro cap cortito :*p*: , disfrutenlo y dejenme sus opiniones

Capitulo 2: Nuestra Lucha.

A la mañana siguiente, al alba.

-DESPIERTEN, RAPIDO!! PONGANSE LOS UNIFORMES DE PRISA!!!- grito Katia mientras ella y sus hombres levantaban a las muchachas presentes en el barracón de las mujeres. Midori se levanto de un salto al igual que muchas otras. Katia les arrojo unos uniformes, era visible por su estado que eran de segunda mano, pero al menos estaban limpios y estaban cosidos por donde se habían roto. El verdadero problema no fue en si el estado de la ropa sino que los reclutas jamás habían usado ropa de estilo occidental…

Spoiler:
 

Tanto las chicas como los muchachos tuvieron serios problemas para ponérselo. Nadie sabia si lo que iba primero era la camiseta negra o la chaquetón gris. Como atarse las botas o ajustarse los cinturones.
Imran estaba supervisando desde la plaza de armas del cuartel.

-Tiene que ser una broma…-dijo Imran suspirando cuando vio que los reclutas que salían de las barracas se habían puesto los uniformes como habían podido, dando un espectáculo vergonzoso del cual los guardias más viejos se rieron con ganas.

Midori seguía luchando contra una de las botas pues no tenía la más pálida idea de cómo ponérselas. Un silbato sonó.

-UN MINUTO!!-anuncio un soldado, Midori todavía no se había puesto la parte superior del uniforme y el barracón estaba empezando a quedarse vacio. Midori se saco la parte superior de su kimono con rapidez y se puso el chaquetón gris, el cual abrocho a las apuradas. Luego corrió hacia el exterior.

-No podemos izar la bandera formando en estas condiciones, ayúdenlos- dijo Imran mientras varios de sus soldados se dirigían a ayudar a los reclutas a ponerse los uniformes como correspondía.

-Buenos días, Imran, amigo mío. Como van hasta ahora?-dijo Misha parándose al lado de Imran que parecía estar teniendo dolor de cabeza

-Lo usual, no saben vestirse con nuestra ropa.- dijo con una sonrisa cansada- Bueno al menos no vinieron descalzos como los del año pasado- en ese entonces Imran noto que Misha había clavado su mirada en dirección al barracón de las chicas. El también miro en esa dirección y su vista también se quedo clavada.

Midori llegaba dando brincos mientras se ajustaba la bota rebelde como podía y sosteniendo la camiseta negra en su mano libre. Se quedo helada cuando todos los soldados hombres: tantos los reclutas como los imperiales se quedaron mirándola. Hasta noto que Imran y Misha la miraban con un tic en las cejas. Solo entonces se dio cuenta de que se había abrochado el chaquetón tan mal que deja ver parte de sus pechos. Ahogo un grito y cruzo los brazos sobre el mismo…

Katia le dio un golpe en el rostro a Imran y a Misha mandándolos a volar en el aire.

-Esto me lo esperaba de ti Mikhail, pero tú también Donitz…!?-dijo con ojos furioso y con EL puño en alto. También se notaba que estaba sonrojada- PAR DE CERDOS!!!

-Tran-tranquila, Katia- replico Misha nervioso. Luego, Katia agarro al muchacho por el cabello y lo arrastro hacia Midori con pasos pesados.

Imran se puso de pie con dificultad mientras se acariciaba el lugar de golpe mirando como Katia llevaba a Misha por las malas. Ella se puso en frente de Midori y tomo la camiseta negra.

-Cúbrenos- ordeno a Misha que obedeció sin rechistar y se coloco detrás de la joven para que nadie pudiese verla. Katia desabrocho con rapidez el chaquetón gris de Midori, la mirada de Misha empezó a desviarse un poco de dónde se suponía debía estar: justo en frente.

-NO LA MIRES, PERVERTIDO!!!- dijo Katia mientras le propinaba un nuevo puñetazo. Luego le coloco la camiseta negra sobre la cual finalmente el abrocho el chaquetón. Luego le coloco el casco sobre su cabeza y le dio un golpe amigable en la mejilla.

-Este cuartel es un chiquero, trata de no llamar la atención de estos cerdos…-dijo Katia mientras Midori asentía con la cabeza. Imran noto que entre todo ahora los reclutas estaban presentables y sonrío satisfecho.
Los grupos de Alexander, de Imran y de Katia formaron una gruesa fila justo delante de la base del mástil. Los reclutas no sabían que hacer y se mantenían en fila pero desorganizadamente.

-Fórmense en tres filas- ordeno la voz de un muchacho que Midori reconoció de inmediato, Asomo su cabeza por delante de la fila y vio a Keitaro, su corazón le dio un salto…pues el uniforme le sentaba a la perfección, lo hacía parecer un autentico guerrero de aspecto desafiante y valeroso. Se quedo ahí mirándolo con ojos brillosos y solo volvió en si cuando noto que todos los demás ya estaban tres pasos atrás de ella.

Luego se formo junto a sus compañeros.

-VISTA AL FRENTE!!!-ordeno Imran a sus soldados que clavaron sus ojos en al bandera.

-Miren la bandera-susurro Keitaro a los reclutas que obedecieron nerviosos.

-PRESENTEN ARMAS!!!- dijo Imran mientras los soldados cruzaban sus armas justo sobre su pecho.

-No hagan nada-

Luego un par de soldados izaron la bandera del Reich hasta lo mas alto del mástil.

- HACIA LA BASILICA!!!- luego se encararon hacia la derecha.

-Giren a la derecha-

-MAR-CHEN!- dijo mientras las filas se diluían.

Pocos minutos después. Campo de Tiro. Día 1 del Entrenamiento.

“Lección #1: Entrenamiento Básico con Armas de Fuego”

-Alguno de ustedes alguna vez ha disparado un rifle…-pregunto Imran recorriendo de un extremo a otro la fila de los reclutas-…o un mosquete…-siguió sin obtener respuesta-…una ballesta….?- luego dio un largo suspiro- Sehr Gut…-luego levanto una sabana de una gran pila de rifles. Y tomo uno de ellos- Este el Rifle de acción de cerrojo KAR98K…

Spoiler:
 

-…dispara un proyectil de alto calibre a una distancia aproximada de 80 metros. Durante las mañanas aprenderán como disparar, montar, desmontar y realizar mantenimiento de este arma. Es un arma fiable y muy segura, primero que nada encuentran una posición cómoda y apoyen la culata sobre la parte carnosa de su hombro, tengan cuidado de no apoyar cerca de la culata su boca o sus ojos, el retroceso puede provocarles daños… para disparar lo único que tienen que hacer es apuntar el extremo del arma hacia su objetivo…-dijo levantando el rifle-…el arma tiene una pequeña pieza metálica montada encima, se denomina “mirilla” si ven que la mirilla coincide con la punta metálica que esta ubicada sobre la boca del cañón es que lo están haciendo bien. Esta pequeña palanca se denomina “gatillo” , apriétenlo con suavidad…-luego el arma se disparo, haciendo que los reclutas se sobresaltasen- …luego tomen la manija de al recamara, inclínenla para la derecha y jálenla hacia atrás para desechar el cartucho usado. Cada cargador dispone de 5 disparos tras los cuales deberán recargar.- tras explicarles los por menores del proceso de recargas Imran se adelanto hacia sus reclutas.

-Alguien quiere intentarlo?- los jóvenes empezaron a ponerse nervios y finalmente Keitaro se adelanto y tomo el arma. Misha y Katia observaban desde la entrada del comedor.

-Cinco coronas a que no consigue dar en el blanco…-dijo Misha.

-Así? Pues diez a que no solo da en el blanco si no que logra un buen disparo…-dijo Katia sonriendo.

-Acepto- dijo Misha estrechando la mano de Katia

Keitaro tomo un rifle del montón y siguió los pasos que le había explicado Imran, apunto a una de las dianas de paja que estaban montadas en el otro extremo del polígono.

-Respira con normalidad y no te agites…-aconsejo Imran mirándolo por encima de su hombro. Segundos después un disparo rasgo el aire.

-…inglablaulich(increíble)…-dijo Imran con una sonrisa de sorpresa.

-Le dio en centro…?-dijo Misha con total incredulidad…

-Me debes diez coronas!!- se burlo Katia antes de ingresar al comedor.
El éxito de Keitaro envalentono a los demás reclutas que se acercaron a tropel para tomar un rifle y municiones.

Imran se coloco su casco. Ya había habido accidentes en el pasado…
-Gut(Bien). Armas listas. Apunten…FUEGO!!- luego los reclutas dispararon una andanada con los rifles. Ninguno consiguió siquiera dar en las dianas y a los pocos segundos un cuervo cayo muerto en medio del campo de tiro.
-Pudo haber sido peor…-suspiro Imran quitándose el casco.

Lección #2: Preparación Física.

-MUEVAN SUS PATETICAS HUMANIDES Y QUIERO QUE SEA RAPIDO!!- grito Imran mientras empezaba a hacer correr un reloj de bolsillo. Luego los jóvenes empezaron a hacer el recorrido del campo de obstáculos. Primero fue como atravesar espacios reducidos, después fue caminar sobre una superficie estrecha, que básicamente era un tronco suspendido sobre un charco de lodo. Más de uno cayó en medio de la mugre- SI SE CAEN HACEN TODO DE NUEVO!! RAPIDO, FESTER, FESTER!!(Rápido)
Midori hasta ahora había evitado caerse. Fue cuando vio varios postigos muy bajos que tenían enganchados entre unos y otros alambres de púas.

-Que esperas!? Arrástrate!! VAMOS QUIERO VERTE MORDIENDO EL POLVO!!- ordeno Imran a Midori que iba a la cabeza de los reclutas- SI SE ENREDAN CON EL ALAMBRE AHÍ SE QUEDAN!! HAGANLO RAPIDO Y HAGANLO BIEN!!

Katia y Misha desde el comedor observaban a Imran.

-Por mucha buena voluntad que tenga Donitz, sigue siendo un oficial exigente…-dijo Katia mientras cortaba un filete.

-Ni que me lo digas…aunque se queda corto comparado con cierta.-

-Con cierta que, Mikhail…?- dijo Katia acercando apuntando con el cuchillo a Misha.

-Eh-…nada…

Tras el entrenamiento a campo traviesa la mayoría de los jóvenes quedaron exhaustos y sucios. Midori respiraba muy agitadamente y a los pocos segundos cayo en el piso.

-MIDORI-CHAN!!- grito Keitaro mientras se acercaba a la carrera hacia la joven. Imran se acerco y saco una cantimplora.

-Ábrele la boca…-le ordeno a Keitaro que obedeció suspicacia. Imran le dio beber y al hacerlo olio su aliento.

-No ha comido nada, no me sorprende que este débil…-fue cuando escucho que a Keitaro también le rugía el estomago. Y después a todos y cada uno de los demás reclutas.

-Muy bien, ya entendí- dijo Imran para si mismo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Dom Jul 19 2009, 18:03, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 19 2009, 17:27

Hora del almuerzo.

La larga fila de reclutas formo delante del grupo de cocineros que de mala gana dejaba caer sobre los platos de metal verduras muy hervidas, una ración de arroz y unos trocitos de carne de res.

Keitaro y Midori se sentaron juntos y a pesar de que la comida no era de lo mejor, a los jóvenes les supo a gloria.

-No sé qué diablos será esto…pero es lo mejor que he probado en mi vida…-dijo Keitaro llenándose la boca de verdura- Ya te sientes mejor Midori-chan?

-Si, gracias Keitaro-kun- sus ojos se encontraron cuando la joven le respondió sonriendo, hubo unos segundos de tensión, Keitaro no había olvidado que Midori se había quedado a medias cuando iba a contarle algo importante- Que extraño que esto…hace dos días estábamos en nuestro hogar y ahora somos prisioneros…

-Midori todo va a salir bien. No dejare que ninguno de estos cerdos te toque un solo cabello…

-Y si te hacen daño, Keitaro-kun? Que pasa si alguno de ellos intenta…

-Pues me va a gustar ver como lo intentan.- dijo el sonriéndole a su amiga de toda la vida. El siempre conseguía elevarle el animo incluso en las situaciones mas adversas, siempre conseguía arrancarle una sonrisa por duro que fuese el panorama. Y esta vez tampoco era la excepción, Keitaro le daba esperanzas…quizás por ello lo amaba tanto- Ahora come Midori-chan…quien sabe que otra ridiculez nos pedirán que hagamos…

Lección #3 Formación Logística

Salón de informes. N.45

-En esta clase aprenderán sobre cada una de las unidades de artillería, de apoyo mecanizado, tanque y aeronaves con las que cuenta los ejércitos de las Ordenes de la Cruz de Hierro y de la Estrella Roja. Aprenderán los códigos para solicitar apoyo mediante el radio y los nombres en clave…empecemos…- dijo Alexander quien era el que dirigía esa clase.

Lección #4 Orientación sobre Historia y Política Contemporáneas

-En esta lección aprenderán acerca de los distintos eventos relevantes que acaecieron antes, durante y después de la Gran Guerra. Además se les informara acerca del sistema de gobierno del Reich, de Koslovia y de Ostenland, alias “El Imperio de los Seis Ríos”.- esta vez era Katia la que dirigía la clase-…Iniciaremos por …mmm…algo sencillo- luego desplego sobre la pizarra verde verde un mapa-…estas son las Tres Naciones. Las fronteras de nuestros reinos están delimitadas por las Montañas Blancas-dijo señalando la cadena montañosa que rodeada al Reich y a Koslovia-. El Reich esta dividido es cuatro marcas: el Sudmark , la Marca Sur, orgullo nacional del Imperio por su belleza natural, su cultura y su desarrollo industrial. El Westmark, la Marca Oeste, donde se encuentran las grandes ciudades y las capitales culturales y políticas del Reich, esta marca es la capital del Imperio y donde se alza la orgullosa ciudad de Grossenburgh. El Nordmark, la Marca Norte una zona rica en historia donde se alzan viejos castillos y fortalezas, es una región boscosa cubierta por el “Schwarzen Wald” el Bosque Negro. Es famosa por la calidad de sus academias militares. Por ultimo el Ostmark…NUESTRO Ostmark y SU Séptimo Feudo. Esa fue una de las razones por las que la guerra empezó…

Mas tarde al anochecer.

-Creo que ya es suficiente por hoy Sturmbannfuhrer, los extranjeros están sucios y exhaustos…-advirtió Alexander mientras Imran veía como los jóvenes reclutas marchaban lentamente hacia el comedor para la cena.

-Muy bien…haremos que se den un baño y después los mandaremos a dormir…- luego Katia se adelanto ante Imran

-Comandante, creo que ya sabe lo problemático que es el tema de…ya sabe…las duchas colectivas…sobretodo con las chicas

-En eso estaba pensando Katia…y creo que se me acaba de ocurrir una solución…-luego miro con ojos afilados a ella y a Alexander. Luego pidió a los jóvenes que se acercasen y les explico algo-

-Niet, niet(No)!! Lo que me estas pidiendo es…es ridículo!!!-dijo Katia sonrojándose.-

-Por favor Katia, es solo esta vez, si lo haces lograras ganarte su confianza. Tu sabes lo importante que es que los hombres confíen en sus oficiales. Es la oportunidad perfecta para conseguirlo…

-O darles la oportunidad perfecta para asesinarme…-gruño la capitana

-Tendrás guardias en cada puerta, si ocurre algo solo gritas y ellos entraran…- Katia callo un segundo- Por favor, mi Katyusha (una forma aun más cariñosa de Yekaterina).-Imran volteo hacia ella con una mirada lastimosa en sus ojos verdes , luego Katia suspiro.

-Me debes una, Donitz…-

-Danke Schon, Katia- dijo Imran sonriendo- Por cierto han visto a Misha? No lo veo desde esta tarde…

-Conociendo lo baboso que es Mikhail? Seguramente debe estar tramando una conspiración con nuestros hombres para observar a las chicas mientras se duchan…

En un depósito de municiones…

Misha junto a mas o menos una docena de otros jóvenes soldados se habían reunido en torno a una pizarra

-Muy bien…he investigado un poco y he descubierto que el objetivo va a utilizar las Instalaciones de Aseo No. 6, como saben allí hay una pared en construcción. Tomaremos posiciones de observación tras la misma en aproximadamente 15 minutos, recuerden no ir todos al mismo tiempo para evitar sospechas…-dijo Misha sonriendo-…Camaradas, hoy relejaremos la vista…-

Los soldados sonrieron como perros a los que les habían prometido un hueso y abandonaron el deposito. Mientras Misha se escabullía hacia los baños, Imran lo sorprendió detrás de unos arbustos, pero en lugar de darle el discurso sobre lo bueno, lo malo y lo inmoral que siempre le daba simplemente se marcho…

-Momento, no vas a intentar detenerme?-pregunto Misha sorprendido.

-Nein- dijo Imran con una sonrisa oculta.

-Y porque?- Imran volteo y miro a Misha con malicia

-Porque quiero reírme un poco…-

Misha no comprendió la respuesta de Imran y prosiguió con su infiltración.

-Muy bien es hora del aseo-anuncio Imran a los reclutas mientras comían su insípida cena lo cual provoco un sentimiento de inquietud entre los reclutas- Diríjanse a las instalaciones de Aseo 5 y 6 y dense una ducha…
Por su parte las muchachas reclutadas, ingresaron a las duchas, allí se hizo patente que ninguna se sentía en confianza como para desnudarse frente a extrañas y menos sabiendo que había una legión de imprevisibles soldados afuera…

Para Midori la situación resultaba el doble de incomoda, debido a que ya a la mañana había tenido un problema al exhibir por accidente parte de su cuerpo, ya estaba sonrojada y nisiquiera se había desvestido...aunque el sudor y la suciedad que traía encima tampoco le provocan la sensación más agradable del mundo…fue cuando las puerta metálica de las duchas se abrió e ingreso otra joven. Era Katia.

-Si les preocupan los chacales de ahí fuera, descuiden, les disparare si las ven.- esto inspiro un poco de confianza en las jóvenes que con timidez se desvistieron e inmediatamente se cubrieron con las toallas que había en las banquetas de los vestuarios. Katia hizo lo propio pero seguía notando la creciente incomodidad en las jóvenes- Dabai(Vamos, adelante) aquí esta helando y al menos agua esta caliente…aquí estamos todas entre chicas- dijo con amabilidad.

Esto dio el empujón final para que las chicas aceptasen ingresar a las duchas. Fue la primera vez que Midori se dio un baño con agua caliente, no es que antes se hubiese bañado con agua fría pero siempre había tenido que calentarla primero. Era algo agradable, quizás lo más agradable que le había sucedido en ese día…se limpio la capa de suciedad y sudor que tenia en el rostro, mientras cerraba los ojos y dejaba que el agua la limpiase, recordó cual era su situación…unos extraños y crueles soldados la habían arrancado su familia y la habían traído a un lugar siniestro donde les enseñaban a ser como ellos, recordó que su madre estaba herida, recordó los gritos y las suplicas…recordó que eran prisioneros…

Por su parte Misha y sus compañeros veían el espectáculo ocultos detrás de una pared a medio construir…

-Que buena retaguardia que tiene esa auslander…-dijo un soldado mientras se le caía la baba.

-No hay duda alguna, Dios quizás nos dio a los mejores ingenieros del mundo…pero el si que es el mejor de todos por hacer chicas así…-

-Mira a esa extranjera, es una escultura…

-Si diablos, porque no hay chicas así en el Reich?-

-Oye, Starshina…mira el “blindaje posterior” de esa oriental.- dijo Vassili prestándole el telescopio de su rifle.

Al principio Misha sonreía mientras observaba con el artilugio. Pero luego al observar el rostro de la chica…

-Te-te-te…TENEMOS QUE SALIR DE AQUÍ!!-grito despacio Misha con cara del mas absoluto terror. El grupo intento escabullirse como habían entrado pero en un mal movimiento se empujaron e hicieron que al débil pared cediese cayendo al otro lado y quedando totalmente expuestos a las mujeres.

Las chicas los miraron con horror antes de soltar un alarido que resonó por todo el campamento militar. Las chicas se apresuraron a cubrirse con sus toallas por su parte Katia miraba con un tic en el ojo a los soldados, la mayoría de ellos e dio a la fuga con rapidez, pero Misha tropezó con los escombros y quedo rodeado por las mujeres…

-MIKHAIL…VALERY….FEDEROV!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!- grito Katia mientras avanzaba como un demonio enfurecido con una mirada homicida en sus ojos, la acompañaban las demás chicas que parecían sentirse igualmente indignadas. Katia hizo crujir sus nudillos y Misha supo que se acercaba su cruel destino…

Luego Katia volteo hacia Midori y las demás con una sonrisa amigable.

-Que sugieren que hagamos con el…?- pregunto Katia con dulzura

Un alarido desesperado de dolor rasgo el aire del cuartel.

Imran se aproximo a las duchas con un sobretodo en su brazo justo cuando las chicas estaban abandonándolas limpias y vestidas. Katia aun tenia cara de rabia cuando Imran la vislumbro y el sabia que cuando la capitana se ponía así era igual de peligrosa que un ogro de varios meses de hambriento, así que guardo su distancia. Se dirigió silbando al interior de las duchas y en medio de las mismas vio una silueta golpeada , colgada de sus calzoncillos a las tuberías del techo y casi desnuda. Imran no presto atención y saco una cámara de fotos…

-Sonríe, Misha…esta se queda para nuestro álbum, por favor sonríe…-dijo Imran mientras apuntaba con la cámara, Misha sonrió revelando que le faltaban unos dientes, luego Imran tomo la foto e inmediatamente corto el cable mediante el cual estaba suspendido su amigo, y le coloco encima el sobretodo lo escolto hacia la enfermería.

-Mi burro… tiene unos lindos…ojos-dijo delirando debido a las contusiones múltiples en la cabeza

-Shhh…cállate amigo mío, puedes perder los dientes y la dignidad que te quedan…-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Dom Jul 19 2009, 18:57, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 19 2009, 17:37

Mas tarde Alexander se dirigió a los reclutas.

-El horario entre 20:00 y 22:00 es su momento libre. Pueden pasarlo en el salón común-dijo señalando un edificio de cemento con techo de tejas – o en el perímetro de sus barracones pero no esta autorizado salir fuera del mismo o visitar los barracones de otras divisiones. Por favor no se metan en situaciones que pueden comprometer su seguridad-

El interior de la sala común no era gran cosa y como la mayoría de los insumos de los reclutas estaba sucio y viejo. Consistía básicamente en una mesa con varias sillas, tres sillones viejos y rotos todo en torno a una chimenea ennegrecida por el hollín. A pesar de ello, muchos de los jóvenes lo usaron para intercambiar sus experiencias, sin embargo Midori se quedo sola parada en la entrada, no había visto a Keitaro por ningún lado. Su mente no podía evitar llenarse de cada una de las mas nefastas posibilidades cada vez que Keitaro se ausentaba por un rato…

Una de las posibilidades lleno la imaginación de la joven, esta vez veía a Keitaro caminando fuera de los aseos y siendo abatido por un francotirador que sonriente sostenía su rifle en las torretas de vigilancia. Sintió un retorcijón en el estomago, sin embargo las premoniciones no terminaron. Ahora veía a Keitaro en una situación similar solo que esta vez era emboscado por los guardias y asesinado a bayonetazos…

-Midori-chan te encuentras bien?-pregunto Keitaro poniendo su mano en el hombro de la joven quien despertó de sus ilusiones con un salto- Pareces asustada, te ocurrió algo?

-No, no nada…es solo que…me da gusto verte Keitaro-kun…-dijo Midori abrazándolo estrechamente.

-A mi…a mi también- dijo Keitaro con una tenue sonrisa mientras acariciaba con suavidad el cabello de la joven- Oye ese lugar esta muy lleno…quieres-quieres acompañarme a caminar?- dijo Keitaro fingiendo que se hacia el indiferente.

-Si! Por supuesto…-dijo ella sonrojándose.

Se pusieron a caminar un largo rato por el pequeño sendero de grava que recorría las dos edificaciones donde se alojaban los varones y las mujeres. La iluminación no era muy buena y las miradas de puñal de los curtidos guardias que los observaban no amenizaban nada el ambiente…

-…y que curiosa es la forma en que estos hombres se bañan, crees que se bañen todos juntos todo el tiempo?-dijo Keitaro tratando de romper el incomodo silencio que había entre los dos.

-Bueno…es interesante lo del agua caliente…aunque bueno yo no pude disfrutar mucho, un montón de pervertidos se colaron y-

-Pervertidos!?-dijo el tomándola por los hombros- Dime!! Te tocaron!? Te hicieron algo!?-

-No, no Keitaro-kun…es que…bueno esa chica nos ayudo a darles su merecido. Esa oficial…estoy empezando a pensar que quizás no todos ellos son malos…

-No te lo creas, Midori. Estuve hablando con personas de otras aldeas, esos otros dos oficiales hicieron lo mismo que ese sujeto hizo en la nuestra...todos están podridos hasta la medula…

-Pero…parecen que quieren ayudarnos…

-Mi padre y mi madre combatió contra estos occidentales: siempre hablan de paz, progreso y hacen siempre bellas promesas. Pro al final solo buscan satisfacer sus ambiciones, SUS ambiciones Midori. No hay espacio para la compasión en su corazón…

Midori dedujo que la conversación estaba irritando a su amigo y era lo contrario a lo que ella quería conseguir…seria mejor cambiar de tema…

-Keitaro-kun…puedo hacerte una pregunta?-

-Si claro, lo que quieras Midori-chan- dijo Keitaro sonriente.

-Te parece que soy…atractiva?-dijo ella con timidez.

-Ehh…?-mascullo Keitaro sonriendo como un tonto y tropezándose en el proceso, se puso de pie aunque era visible que el costaba mantener el equilibrio- Claro…claro…eres una chica bella, es decir, solo mírate eres hermosa!

-En serio lo dices?

-No…QUIERO DECIR SI!!! Quiero decir-

Keitaro callo cuando escucharon llantos provenientes del interior del interior de una cabina donde se guardaban los instrumentos de limpieza. Ambos jóvenes se acercaron con cautela y la abrieron con cautela. Alli había una niña ataviada con un uniforme igual al de ellos, solo que mas pequeño, Keitaro le retiro con suavidad el casco que le quedaba grande de su cabeza.

-Matsumi ni-chan…?- pregunto Midori mientras acercaba su mano hacia la niña de cabello marrón oscuro. –

-Midori-san…Keitaro-san- dijo la niña limpiándose las lagrimas-

-Matsumi que ocurrió?- dijo Keitaro reconfortándola.

-No quiero estar aquí! Quiero irme a casa!-dijo ella abrazando al joven y llorando muy amargamente. Midori noto que parte del chaquetón gris del uniforme estaba ensangrentado en la parte del brazo.

-Que sucedió, Matsumi ni-chan?-pregunto Midori preocupada
arremangando el uniforme y revelando la profunda mordida de perro que la chica tenía en su brazo.

-El hombre de ahí decía…decía que yo lo mire de forma irrespetuosa…y luego mando a su perro- dijo ella. Keitaro y Midori miraron al guardia que sonreía triunfal y les dedicaba un gesto obsceno con los dedos de su mano mientras le daba palmadas de felicitación a su can

-…quiero irme a casa, no quiero que me maten. Quiero irme a casa con papa y mama, quiero irme a casa!!- lloro aun con más fuerza.
Keitaro la alzo en sus brazos y la llevo al barracón de las chicas. Junto a Midori improvisaron un vendaje con la funda de una almohada y se la aplicaron a la herida.

-Oigan…quieren oír una historia?- dijo Keitaro susurrando.

-Una historia?-repitieron Midori y Matsumi.

-Si…es la historia de cómo se creó el Imperio de los Seis Ríos…nunca te la he contado Midori- dijo el muchacho con una cara picara. Ambas chicas sonrieron y después asintieron con la cabeza. Tomaron posiciones cómodas en la cama y miraron fijo al muchacho.

"Cuenta la leyenda que Iname, la Diosa de la Vida, del Agua y del Viento se enamoro de Susano el Dios del Trueno, del Fuego y de la Tierra. Iname era la más bella de todas las diosas pero aun asi no lograba cautivar el corazón de Susano, puesto que el era un dios guerrero que solo amaba a y respetaba a los que eran valientes como el. Desesperada, Iname quiso probarle a Susano que ella era valiente y fuerte como el, así que se adentro a las profundidades del inframundo, a los dominios de Kagemaro, la Serpiente de Mil Ojos, el Dios de la Muerte y la Oscuridad. Iname desafío a duelo a Kagemaro, esperando que así su amado posase sus ojos en ella…
Aunque la diosa tenía su poderosa hechicería, el Dios-Serpiente se nutria de la tristeza de su corazón enfermo de amor, pronto Kagemaro atrapo a la Diosa de la Vida y la envolvió en infinitas capas de oscuridad. Como la joven diosa era la fuente de toda la magia y de la vida, el mundo comenzó a marchitarse y a cubrirse de sombras. Fue cuando Susano escucho el desconsolado llanto de Iname y acudió con la velocidad del trueno a los oscuros dominios del Dios de las Tinieblas . Con un giro de sus espadas forjadas con rayos refulgentes libero a Iname y juntos combatieron contra el Dios de la Oscuridad. Durante seis días y seis noches, los jóvenes dioses combatieron a la gran serpiente. La tristeza que alimentaba a Kagemaro se desvaneció y al ver inminente su derrota el Dios de la Muerte ataco a Susano con un veneno tan potente que incluso era capaz de matar a un dios. Mientras Susano caía ante la embestida de Kagemaro seis brillante alas aparecieron en la espalda de Iname, resplandeciendo con la luz de mil soles, convirtiendo al Dios-Serpiente en piedra. Aun asi, el veneno de Kagemaro logro herir mortalmente a Susano que con su ultimo aliento confeso su amor a Iname. Se dice que la Diosa lloro…lloro tan amargamente que los Espíritus del Viento se apiadaron de ella y se secaron sus lagrimas haciéndolas fluir en seis direcciones. Y fue asi como nacieron los ríos de nuestra tierra: Kazegawa (Rio del Viento), Raigawa(Rio del Rayo), Kyugawa(Rio del Fuego), Seishigawa (Rio de la Vida), Rikugawa(Rio de la Tierra) y Mizugawa (Rio del Agua). Se dice que fue tan grande el amor que sintió Iname por Susano que con el aire de su ultimo aliento, concibió a su hijo…que fue el primer emperador del Imperio de los Seis Ríos."


-Pero que ocurrió con el Dios de la Oscuridad…?- pregunto Matsumi con inocencia.

-Se dice que Kagemaro aun continúa dormido en su forma de piedra…y que su espalda es la que compone las montañas que recorren el paso hacia Occidente. Aun espera el día en que la tristeza de los corazones de los hijos de Iname sea tan fuerte que puede alimentarse de ellas para salir de su letargo…y cuando llegue ese día cobrara su venganza cubriendo de tinieblas a todas las naciones…- dijo haciendo una mueca siniestra en su rostro

Las dos chicas contuvieron su aliento. Luego Keitaro echo a reír y ambas le sonrieron.

Luego se escucho un silbato

-Nos vemos mañana, Midori-chan, Matsumi-dijo Keitaro escabulléndose por una de las ventanas.-POR CIERTO!! Díganles a sus compañeras que tienen que formar una fila delante de sus camas para la inspección…
Los reclutas volvieron a sus respectivos barracones, Midori y Matsumi hicieron caso a Keitaro y les avisaron a sus compañeras. A los pocos minutos ingreso Katia y otro soldado que sostenía una planilla.

-ATEEENCION!!!-grito Katia mientras todas las chicas se ponían rígidas y centraban su mirada en ella.- Para empezar a procesar sus documentos voy a necesitar que me den sus nombres y apellidos, así como su edad aproximada…Empecemos por el extremo izquierdo…-

-Sakura Umino. Tengo 16 años…- respondió una chica.

-…Tsuki Shidate. 18 años…-

-…Ariasu Souryuu. 14 años…-

Así siguieron con cada una de las demás chicas hasta que finalmente alcanzaron a Midori y a Matsumi.

-Nombre…?-pregunto Katia.

-Mi-Midori…-respondio ella nerviosa-

-Apellido?- pregunto Katia mientras tomaba nota.

-Yo…yo no tengo apellido…-dijo ella bajando la cabeza.

Katia la miro sorprendida. Luego noto que las chicas que habían llegado con el grupo de Imran también tenían la cabeza gacha y dedujo que ellas tampoco tenían apellido.

-Los auslanders formulan su apellido en base a su clan, oficio o lugar de origen, en las aldeas mas pequeñas no suelen tenerlo.-informo el soldado que sostenía la planilla- El protocolo estipula que le agregue un código numeral a su nombre si se da ese caso. -

-Un código numeral? Son personas, no ganado…-protesto Katia en voz baja.

-Yo no hago las normas , capitana. Solo me aseguro de que se cumplan. Usted limitase a obtener los nombres y las edades y la Oficina de Administración asignará los números posteriormente.

Aunque obviamente la situación desagrado a la joven, no le quedo más remedio que obedecer, no quería llamar la atención de los oficiales mas rígidos…

La segunda noche en los barracones, no fue ni mejor ni peor que la primera pensaron Midori y Keitaro. Pero esta vez era el joven que tenia pensamientos confusos mientras luchaba para dormir.

Recordo a Matsumi y a Midori, solian ser chicas tan alegres…la visión de ellas tan asutadas y a merced de hombres tan crueles, le hacía sentir culpa. Recordo cuando el general quemo a Midori con el cigarrillo, los maltratos mientras los transportaban… como había permitido eso? Como había podido permitir que Midori atravesase por semejante situación…? Le hacia sentir tanta impotencia, tanto dolor…tanta culpa…como podía mirar a Midori a los ojos, si el había fallado de manera tan catastrófica? Los Ojos de Midori. Esa pregunta hizo cambiar el rumbo de su reflexión…

Ahora pensaba…porque Midori le había preguntado si ella era atractiva? En el momento pensó que quizás solo lo había dicho para cambiar de tema…pero el no podía evitar seguir pensando sobre ello dentro de su cabeza. El jamás se había atrevido a pensar de su amiga de esa manera, era faltarle el respeto…pero…ahora que lo pensaba de hecho Midori si que era una chica linda, realmente era muy linda…sobretodo sus ojos, eran como joyas que resplandecían. El siguiente pensamiento de Keitaro casi lo hace ponerse de pie horrorizado…y si a el le gustaba Midori? No, no podía ser: Enamorarse de una amiga era algo despreciable, era una gran traición a la confianza que se tenían, era como quererse aprovecharse de alguien que te había dado mucho. Así fue como lo pensó Keitaro y trato de enterrar ese pensamiento en lo mas profundo de su conciencia…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Dom Jul 19 2009, 19:02, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 19 2009, 17:44

Ese misma noche, Cantina “El Cosaco”

La vieja taberna se hallaba justo en frente de la plaza principal de Ostenburgh, pertenecía al viejo Grom Stermann, un sargento retirado que había perdido su pierna durante el ataque de un dragón. El interior de la taberna era un remolino de actividad: trifulcas, apuestas y soldados ebrios entonando canciones patrias al son de acordeones y guitarras koslovitas. Pero era un ambiente ameno que les recordaba a las tabernas del Reich y de Koslovia, es por eso que los soldados preferían gastar su dinero en “El Cosaco” que en los locales de los extranjeros de costumbres orientales. Claro que el hecho de que Stermann importase cerveza imperial y vodka koslovita también tenía algo que ver…

Imran, Alexander y Misha estaban sentados en torno a una de las toscas mesas de madera, disfrutando de un fondue de carne. En ese momento apareció Katia con una botella.

-No es por ser aguafiestas, Katia. Pero aun somos muy jóvenes para beber no te parece?-pregunto Imran.

-También en teoría somos muy jóvenes para ser oficiales y henos aquí-dijo Katia sonriendo- Además tenemos que celebrar el hecho de que nos reunimos después de dos años, no pienso brindar con sidra ni con tu aguada cerveza. Vamos a brindar con algo de mi terruño…-dijo ella descorchando el vodka.

-Katia tiene un lindo-…- dijo Misha que seguía atontado por la paliza, Imran y Alexander le taparon la boca antes de que concluyese la frase.

-Mejor se aseguran de que Mikhail no beba…ni hable demasiado…-dijo Katia de malhumor.- Es increíble que sigas siendo tan inmaduro Mikhail, a este ritmo jamás conseguirás conocer a una buena chica!-

-No digo que la conducta de Misha sea la mejor, pero en verdad creo que esta vez se te fue la mano, Katia…-dijo Imran señalando el rostro lleno de moretones de su amigo.

-Así, como te sentirías si yo colara a un montón de perros para que te mirasen desnudo!? Eres demasiado blando, Donitz…

Imran encogió los hombros suspirando.

-Bueno ya es bastante de idioteces.- dijo Katia mientras vertía vodka en los cuatro pequeños vasos. Tomo el suyo y lo elevo alto- Por los amigos de verdad, cuyos lazos perduran a pesar del peligro y la distancia. Por ustedes tres, nazdarovia (pronunciación de Salud)-

-Nazdarovia- respondieron los tres chicos luego todos bebieron

-Tu turno para hacer un Tost(brindis), Alexander- dijo Imran mientras Katia volvía a llenar los vasos. El joven lo pensó un segundo.

-Por el Reich, por Koslovia. Y por las personas que nos esperan de regreso en casa, nazdarovia.-

-Nazdarovia-

-Te toca Donitz, solo trata de no hacernos llorar- dijo Katia con una cara burlona. El joven se limito a sonreír con tranquilidad y luego alzo su vaso.

-Para que Dios bendiga a los nuestros y a los auslanders. Que provea ayuda y consuelo en estos tiempos de dolor y lagrimas, y que le brinde la paz eterna a los que alcanzaron la máxima gloria en esta tierra, nazdarovia.

-Nazdarovia- respondieron solemnidad los otros tres.

-Tu turno Mikhail, solo trata de no arruinarlo-dijo Katia con una mirada acechante en sus ojos. Misha pensó meditar un segundo, su cara de aturdimiento parecía disiparse conforme materializaba una idea para el brindis. Al final alzo su vaso con una mirada entristecida en sus ojos…

-Por mi hermano…-luego los demás bajaron la mirada-…para que Nikolai pueda regresar a casa con mi cuñada y mi sobrina. Nazdarovia…

-Por Nikolai, Nazdarovia!-respondieron en voz alta los jóvenes

Luego bebieron hasta el fondo de los vasos y al parecer el vodka volvió a dejar a Misha aturdido…

-..Oigan podemos hacer uno mas? Se me olvido brindar por que Katia mantenga su perfecta figura…

Un minuto después.

-SUELTENME!!! SOLO LE ABRIRE LA GARGANTA, SERA RAPIDO E INDOLORO!!!!- rugió Katia mientras Imran, Alexander y varios otros soldados sostenían a la joven que estaba armada con una botella rota. Mientras otro grupo escoltaban a Misha inconsciente quien tenia un nuevo par de chichones en su ya golpeada frente.

Más tarde esa noche.

Imran se dejo caer sobre la cama de un pequeño departamento de la residencia militar. Dio varias vueltas en la cama y finalmente abrió el cajón de la mesilla que había junto a la misma. De allí extrajo una fotografía, la de cinco jóvenes…eran el, Katia, Alexander, Misha y Nikolai…
A Nikolai lo habían destinado al frente mas peligroso, el de la frontera con el Feudo del Fuego, un área en que la guerra aun se libraba y habían perecido muchísimos soldados. Imran solia decirse a si mismo que su amigo era todo lo contrario a Misha: de los cinco el era el mayor , el más inteligente y el mas experimentado…si había alguien que podía sobrevivir en la frontera con Kyugawa era el…Pero cada vez que un nuevo cortejo fúnebre llegaba para sepultar los restos mortales de las víctimas de los rebeldes no podía evitar pensar que no sabría que hacer si uno de sus amigos sufría ese destino…podría soportarlo? Podría seguir creyendo en su ideal…? Seguiría dispuesto a salvar vidas en lugar de destruirlas…?

Durante los días siguientes el entrenamiento con los reclutas fue mejorando. La puntería de los mismos había mejorado bastante, aunque todavía siguieron abatiendo algún que otro animal despistado: primero fue un gato, luego otro cuervo, hasta llegar finalmente a un cerdo extraviado. El entrenamiento físico empezó a rendir sus frutos y al resistencia de los jóvenes mejoro en gran medida. Aprendieron la cadena de mando, a seguir ordenes e Imran les enseño a decir “Mein name ist…” (Mi nombre es…) así como otras frases comunes en el idioma imperial. Alexander les enseño sobre los letales tanques y piezas de artillería: desde el Pak 43 anti-tanque, pasando por el bombardero en picado Stuka y los temibles Panzers Pesados.

b]Dia 14 del Entrenamiento.[/b]

Orientación sobre Historia y Política Contemporáneas.

-Finalmente tras 15 años de enfrentamientos en la frontera oeste de Ostenland, el Reich recorrió a una estratagema política: el Parlamento del Reich solicito un armisticio a Ostenland, el cual su nobleza no dudo en aceptar. Dado que el ejercito de Ostenland había sufrido pérdidas terribles durante la guerra, el Emperador decidió destinar sus fuerzas restantes a la reconstrucción del país. El Reich aprovecho esta oportunidad para lanzar por sorpresa :la invasión mas grande de la historia “Das Blitz”, el Relámpago como se la conoció permitió retomar la ciudad de Ostenburgh, en ese entonces rebautizada Kotetsu(Acero) por los orientales tras casi cinco décadas de ocupación. El Blitz supuso el derrumbe del Imperio de los Seis Rios, dado que sus fuerzas estaban dispersas e incapaces de resistencia unificada. La ultima batalla de la guerra se libro en los Llanos de la Brisa en el Feudo del Viento, tras casi seis semanas de combates ininterrumpidos, el Kaiser Magnus I logro matar al Emperador Katsumoto Hirotawa y finalmente los ejércitos del Reich lograron marchar sobre la ciudad capital de Ostenland: Kazegawa. Hay preguntas?- pregunto Katia a los reclutas parecían divididos entre los estaban furiosos por el relato de su derrota, como Keitaro, y los que casi ni idea tenían, como Midori. De repente Matsumi levanto su mano.

-Si…este capitana Krushinkov. Si el Reich y Koslovia ganaron al guerra y firmaron la paz. Este…porque que aun hay tropas en nuestra tierra?
-Me temo que tras la muerte del emperador, los demás nobles no reconocieron la autoridad de su sucesor, el Príncipe Touya…

-PORQUE ERA UN TRAIDOR QUE SE VENDIO A LOS INVASORES!!!- rugió Keitaro que fue secundado por varios otros jóvenes.

-Eso es lo que demás nobles pensaron…pero la falta de unidad provoco que los feudos comenzase a guerrear entre si. Esta guerra civil es un peligro para nuestras fronteras. Es por eso que tenemos soldados en el extranjero tratando de destruir a los señores de la guerra que ponen en peligro el Ostmark. Para empeorar las cosas el segundo Feudo mas poderoso y avanzado, el único después de Kazegawa que no se ha desintegrado, el Feudo del Fuego, mantiene una guerra abierta con el Reich y Koslovia. Es por eso que aun hay tropas en Ostenland: Para proteger a nuestro Imperio, a sus gentes y traer el progreso a nuestro viejo enemigo…-hubo un momento de silencio-Bueno eso es todo por hoy, recuerden que mañana veremos las Condiciones del Armisticio. Las mismas están escritas en ese letrero-dijo señalando una lamina de cartón- Memorícenlas pues mañana explicaremos el significado de cada una de las clausulas.

Midori miro el cartel

Clausula No. 1: Se prohíbe la enseñanza de las artes místicas, marciales o cualquier otra disciplina de carácter guerrerista a no ser que se cuenta la expresa autorización del Parlamento Imperial.

Clausula No.2: Se prohíbe que los feudos de Ostenland tengan una fuerza de combate superior a los quinientos hombres

Clausula No.3: Los extranjeros entre 13 y 20 años realizaran servicio militar obligatorio en la Ostenguard. El mismo consistirá de cuatro semanas de entrenamiento y dos meses de servicio activo o reservista.

Clausula No.4: Los reinos del Reich y de Koslovia se reservan el derecho de intervención armada en caso de presentarse sospecha de alguna amenaza para sus fronteras.

Clausula No.5: En caso de descubrirse conspiración en contra de la paz establecida, las fuerzas armadas imperiales y koslovitas están autorizadas a silenciar la amenaza sin tener en cuenta moderación de ninguna clase.

Clausula No.6: Aquellos que naciesen con dotes arcanas y/o afinidad por las artes místicas quedaran reclutados desde el momento en que se empezase a dar manifiesto de las misma, realizando servicio vitalicio en el Blitz Korps de la Inquisición Imperial.

Clausula No.7: El Reich y Koslovia se comprometen a salvaguardar la seguridad de los extranjeros, tanto los residentes en el Ostmark como en las regiones de fronterizas y/o regiones conflictivas, así como prestar apoyo financiero y promover la modernización de Ostenland.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 19 2009, 17:46

Luego abandonaron el salón de clases. Desde hacia dias, Midori sentía que por alguna razón Keitaro estaba distante con ella, como si hubiera algo sobre ella que le incomodase. Fue cuando vio a Keitaro ella alzo su mano para que la viese pero el joven se dio vuelta y se alejo caminando no bien la vio. Keitaro la había ignorado, porque? Se sentía al borde de las lagrimas…algo que había hecho? O que había dicho? Quizás se había dado cuenta de sus sentimientos…quizás Keitaro había decidido terminar su amistad para no tener que rechazarla…al igual que con las omnipresentes posibilidades de muerte…todas las posibilidades de que Keitaro no la quisiese cerca se materializaron en su mente: también era posible que hubiese conocido a otra chica…si eso era lo mas probable, todas las chicas miraban a Keitaro con ojos interesados…y a diferencia suya, Keitaro si había logrado congeniar con los chicos de otras aldeas.

Se olvido de repasar sobre el mantenimiento del rifle, sobre los códigos de apoyo artillero y todas las demás cosas que se suponía debía estudiar. También se olvido de enviar su ropa a lavar. Sucedió así en los días que siguieron a ese . Simplemente se sentaba en un rincón a reflexionar sobre porque su amigo la ignoraba…

Fue algo que Imran no ignoro y que se hizo patente durante la preparación física, en la cual Miedro había conseguido gran habilidad pudiendo recorrer la pista de obstáculos en un buen tiempo, ahora se tropezaba, caía con frecuencia y debía realizar el circuito desde el principio casi todas las veces. Ahora solía ser la última en abandonar la pista.

-Esa chica lo esta llevando mal…-dijo Katia preocupada a Imran mirando a Midori quien se había parado en un postigo para recuperar su aliento-…no está haciendo nada bien, si Adler nos pide un informe de rendimiento seguramente la mandaran al gulag…

-Hablare con ella- dijo Imran

En el anochecer de ese día nublado y con neblina, estaba sentada y finalmente su tristeza la venció y comenzó a lagrimear. Fue cuando una sombra se proyecto sobre ella.

-Ocurre algo, auslander?- dijo Imran-

-Sturm-sturm-Sturmbannfuhrer-san!!-dijo la joven poniéndose de pie de un salto y saludando nerviosamente.

-Descansa…-dijo Imran mirándola raro-…se te ve triste. Te sientes bien?

-Nada que me impida realizar mis tareas, Kommandant-san.-dijo ella sudando frio.

-Por favor ,cálmate. Este es tu horario libre…y también el mío, no hace falta que respetes el protocolo.-dijo sonriéndole.-Ahora solo quiero hablar…estos días has estado distraída, ibas haciéndolo bien hasta ahora…ehhh…cual era tu nombre?

-Midori…Numero 6548-

-Gut…Midori, el punto es que si tu rendimiento baja demasiado te enviaran a un gulag para realices trabajo esclavo…yo no quiero eso, dudo que tu lo quieras y que tu amigo-

-A Keitaro ya no le importo…-dijo ella clavando su mirada en el piso.
-Eso no es cierto- respondió Imran.

-Si, si lo es…Kommandant-san…me esquiva y ya no quiere hablarme, ya no se sienta conmigo para almorzar…se olvido de mi…el ya tiene amigos nuevos y-

-Sabes que cuando llame a Keitaro a mi oficina para pedirle ayuda, amenazo con matarme…?-la interrumpió Imran, Midori lo miro sorprendido- Me exigió que los devolviera a ti y a los de tu aldea. Fue algo muy valiente y muy noble, aunque sumamente estúpido,: podría haber ordenado su ejecución, su tortura o cualquier cosa que se me ocurriese con tal solo decirlo… arriesgarse de esa manera por el bienestar de un puñado de personas. De sobretodo una persona, Tu…

-Eso era antes…yo..ya no le importo-dijo ella volviendo a ponerse triste.

-“Eso era antes”…”Ya no le importo”? Kusari me ha ayudado mucho con ustedes…y créeme el no es ningún idiota. Tu crees que habría cometido semejante idiotez… por alguien que no le importase?

-Pero entonces porque se comporta asi conmigo?- pregunto ella con los ojos llorosos.

-Espérame aquí un segundo.-

-SOLDAT KUSARI!!! (Soldado)- dijo a Keitaro que justo estaba dirigiéndose a los barracones. Keitaro se paró en seco y camino – Sígueme- Keitaro obedeció con una mirada de sospecha en sus ojos, luego caminaron hacia dónde estaba Midori que lo miro con total sorpresa- Deine Freudin (Tu amiga) cree que ella ya no te importa-

-Ehhh!?- mascullo Keitaro confundido- Yo solamente-

-No hables conmigo habla con ella- dijo Imran mientras se retiraba.
Hubo un silencio incomodo entre los dos jóvenes.

-Hola…Miodri-chan….-

-Keitaro-kun…-

-Te encuentras bien?-

-Si…si…no pasa nada- mintió ella fingiendo una sonrisa.

-Bueno pues…yo me voy…me alegra que hayamos hablado- dijo Keitaro intentando alejarse.

-…no estoy bien…-dijo Midori sollozando, Keitaro volteo sintiendo un gran dolor en su pecho- Ya no te importo Keitaro-kun…?

-NO!!!! MIDORI-CHAN NO LLORES POR FAVOR!!! CLARO QUE ME IMPORTAS, YA TE DIJE QUE ERES MI AMIGA, UNA PERSONA MUY IMPORTANTE PARA MI!!-dijo Kietaro sujetando la manos de la joven.

-Entonces porque me ignoras? Porque pasas de largo cuando me encuentras? Porque miras hacia otro lado cuando me ves?- dijo ella dejando caer lagrimas amargas.

-Es que yo…es que yo…-no sabia que responder, siquiera el entendía bien porque la había ignorado…es que cada vez que Midori le sonreía le hacia sentir algo extraño, un sentimiento que el desconocía…que le aterraba. -…es que yo…no quiero…yo quiero evitar…yo… -

-Evitar que Keitaro-kun? Acaso ya no quieres verme nunca mas?Crees que te estorbo?Es eso…?

-QUIERO EVITAR QUE CUALQUIER COSA TE LASTIME!!-grito el desde el fondo de su pecho- Pero de lo que no estoy seguro es de si…puedo llevarlo acabo…Eso me aterra Midori

Keitaro-kun…?-Luego noto que el joven estaba llorando.

-Desde que murió mi madre…pensé que jamás podría volver a sentir algo lindo dentro de mi…y luego te conocí y jamás, jamás me sentí tan feliz…ese increíblemente cálido y hermoso sentimiento…No hay cosa que odie mas en este mundo que verte llorar, Midori-chan. Podría matar si con eso pudiera evitar que lo hicieras…pero tu sigues aquí…sigues en peligro, eso quiere decir que ya he fracasado!! Si fuera un guerrero como mi padre, como mi madre…como mis ancestros…jamás hubiera dejado que te trajesen aquí…no merezco que seas mi amiga, porque te falle Midori…-luego la joven lo envolvió en sus brazos.

-Tu ya me dijiste que íbamos a salir juntos de esta, hasta ahora nunca me has mentido Keitaro-kun…para mi no hay nadie mas valiente que tu. Solo me fallaras si te alejas de mi…quiero que regresemos juntos Keitaro-kun…-dijo ella apoyando su rostro en el hombro de Keitaro mojándolo con sus lagrimas. Keitaro simplemente se limito abrazarla estrechamente tal y como lo hacia cuando la veía, si…Si, era ESE tan cálido y hermoso sentimiento…no quería que acabase nunca, no quería estar lejos de ella…
Imran miro sonriente a los dos extranjeros “Vater(Padre)…es por momentos como este por los que tu trabajas tanto?”

Las semanas siguientes fueron un alivio para Imran, sus amigos y los reclutas. El rendimiento de los reclutas aumento exponencialmente, tanto fue así que Imran decidió darles entrenamiento de armamento de apoyo como con el Machinengewehr 42, la icónica ametralladora pesada que conquisto Oriente o el mortero pesado Granatenwerber 40. Claro que hubo inconvenientes como cuando Matsumi y Midori intentaron disparar la ametralladora sin ajustarla al trípode haciendo que escupiese balas en todas las direcciones. O cuando Keitaro y otros reclutas calcularon mal la distancia y la dirección del mortero haciendo que unos proyectiles de humo cayesen en medio del comedor de oficiales provocando que el edificio se inundase de una densa humareda. El imperial de Midori y de los demás era mas fluido, sabían pedir apoyo por radio y ahora conocían algo de su propia historia…

Spoiler:
 

Spoiler:
 

Por su parte, la relación de Midori y Keitaro no fue lo único que se volvió mas estrecho, sino los lazos con los demás reclutas. Ahora se organizaban para robar comida de los depósitos, hasta la fecha el mayor botín que habían conseguido habían sido un par de salmones que cocinaron ahumados durante la hora libre en la sala común. Keitaro compartía las historias y leyendas que conocía ahora al frente de un poblado círculo de jóvenes que escuchaban fascinados. Los que tenían más destreza en algún aspecto del entrenamiento compartía sus conocimientos con los demás. Por su parte Midori aprovechaban las noches para encontrarse, a pesar del peligro que esto representaba , y encontraron un sitio seguro en un punto ciego detrás de los aseos, se escapaban por unos pequeños agujeros en la estructura de madera de los barracones y se encontraban allí. Se quedaban mirando las estrellas y la luna, hablando sobre que es lo que harían cuando regresasen a casa.

Dia 28 del Entrenamiento.

Esa mañana tras izar la bandera Imran volteo hacia los reclutas. Justo como el dia en que habían llegado.

-Auslanders, hoy tras cuatro semanas se da por concluido su periodo de adiestramiento. A partir de hoy son soldados imperiales con todos los derechos y garantías que eso significa. Debo decir que estoy asombrado, ustedes son el primer grupo en el que veo que nadie ha sido asesinado, o enviado a los campos de exterminio. Eso es un triunfo de ustedes, dense crédito por continuar con vida pues hay muchos que no lo están. A partir de hoy realizaran labores de guarnición y se asignaran oficiales entre sus propios miembros para realizarlas. Se les proporcionaran documentos para que puedan recorrer libremente la ciudad, se les pagara un sueldo mensual de 100 coronas y…después de dos meses de servicio en la Ostenguard, podrán regresar a su hogar- esto provoco un animado vitoreo entre los reclutas

Katia les entrego a cada uno una pequeña libreta con la insignia del halcón del Reich justo con una advertencia en escrita en kanji: Llevar encima todo el tiempo , además de eso a cada uno se les entrego una divisa en forma de cruz gris que llevaban en el pecho. A los pocos días Midori y Keitaro quedaron asignados a una patrulla de vigilancia civil de la cual Keitaro fue nombrado sargento, fue esa la primera vez que salieron del cuartel y pudieron visitar Ostenburgh. La ciudad era una alborotada urbe, en la que se veía la actividad diaria de una población variopinta, así como la misma ciudad: lo occidental y lo oriental se confundían, en la misma podían verse a mujeres con sus vestimentas orientales típicas y por el otro a hombres vestidos a la moda del Reich. Así y todo, parecía ser que los orientales de la ciudad vivian en barrios aislados que las personas de ascendencia imperial o koslovita evitaban. El pueblo de Midori y Keitaro vivía segregado en su propia tierra. Conforme se acercaba el invierno y los arboles se teñían de cálidos colores, una gran inquietud empezó a recorrer la ciudad. Vistosas decoraciones y coloridos estandartes ondeaban en los edificios y a lo largo de la amplia avenida que cortaba la ciudad por la mitad.

Fuese lo que fuese esa celebración provocaba un sentimiento entremezclado en la población, era visible que los imperiales y los koslovitas estaban felices y animados. En cambio la población oriental parecía ver su rutina cada vez más oscuro, era como si los barrios occidentales floreciesen en un torbellino de escarlata, plateado y dorado, haciendo aun más grises a los de sus vecinos.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 19 2009, 17:52

Fue así cuando una mañana un estruendo levanto a los reclutas.

-Feliz dia de la Victoria, ah no…para ustedes no es feliz, auslanders!- dijo un guardia mientras rompía de un piedrazo una de las ventanas de los barracones de las mujeres. Miodri se apresuro a vestirse y cuando formaron se acerco a Keitaro.

-Que sucede?-

-Hoy es la Noche de la Luna Gris…acaso lo olvidaste, Midori?- luego al joven recordó esa fecha, Keitaro le había hablado sobre ella, era el día en que los invasores occidentales saquearon la ciudad de Kotetsu e iniciaron el terrorífico ataque que dio final a la guerra.-

-Pero…tu me dijiste, que ese era un día para el luto y la reflexión…

-Para nosotros. Ellos ganaron lo recuerdas?- dijo Midori.-Para ellos es el “Dia de la Victoria”

Luego Imran se presento ante ellos. Guardo silencio in momento al ver la rabia y la furia ocultas en los rostros de algunos jóvenes.

-Hoy les toca formar el perímetro de seguridad del desfile por el Dia de la Victoria. Solo puedo pedirles que regresen al cuartel no bien terminen sus obligaciones, que lleven sus documentos en todo momento y que por favor mantengan la disciplina.

Formar el “perímetro de seguridad” básicamente consistía en paraRse delante de las multitudes que inundaron a la avenida y evitar que invadiesen el asfalto, aunque quedarse pie sosteniendo un pesado rifle era algo monótono y agotador Midori y los demás reclutas estuvieron en primera fila para ver el espectáculo: las bandas militares que avanzaban por la avenida usando sus uniformes de elegantes colores, cuyas marchas e himnos resonaban por toda la ciudad mientras una gran columna de tanques gigantescos avanzaba al son de las música.

Hoy es un día de fiesta, en el que honramos la memoria de los heroicos hombres y mujeres que lucharon con incomparable valor para corregir la injusta ocupación del Ostmark Imperial y poner fin a la corrupta tiranía del Imperio de los Seis Ríos” se escucho a través de los altoparlantes.

Por detrás de los tanques venían las largas columnas de soldados luciendo sus uniformes de gala, con bayonetas relucientes en las puntas de sus rifles, con banderines colorados ondeando en el filo de las mismas.
Justo por detrás de ellos venían varios autos descapotados que transportaban a viejos veteranos de avanzada edad o lisiados por las heridas. Todos ellos usando uniformes de diverso tipo con expresiones de lo más diversas en sus rostros arrugados. Algunos aprecian disfrutar enormemente del acontecimiento saludando al publico con sus manos. Otros: los de rostro mas curtido y lleno de cicatrices simplemente perdían su mirada, como si estuviesen absortos en sus propias memorias.

“…ahora un saludo de la artillería.” Rugieron los cañones de 88mm. Midori vio como los aviones ejecutaban complicadas piruetas encima del desfile. Todo era un remolino de celebraciones…la música…las marchas…los motores…los aviones…la artillería…los hombres…todo se unía en la sinfonía de la memoria de un triunfo…de la total humillación de su pueblo.

Spoiler:
 

“Ahora las noticias: Aumentan el numero de enfrentamientos entre insurgentes ultranacionalistas y fuerzas imperiales en la frontera con Kyugawa. El incidente más grave tuvo lugar esta tarde donde un grupo de insurgente aprovechando las festividades del dia hoy, destruyo un convoy de suministros y armas .Industrias Scheller invierte una cantidad generosa en la edificación de hospitales equipados con las últimas tecnologías y con personal adiestrado en las mejores instituciones. La multimillonaria industria, la misma que hace un par de meses consiguió edificar los primeros generadores de energía eléctrica en el Feudo del Fuego, afirma que este gesto mejorara las deterioradas relaciones de esta región con el Reich. Por otra parte, un grupo de profesores de la Universidad de Grossenburgh ha partido en la curiosa misión de ayudar a modernizar el sistema educativo de Ostenland, tratando de emular el éxito del Decano Ludwig von Stehngart que ayudo a edificar las primeras universidades modernas en los Feudos del Viento y del Fuego…” luego Keitaro tumbo la radio.

-Keitaro-kun!-protesto Midori quien estaba oyendo. Mientras montaban guardia en una esquina cerca de una plaza.

-Lo único que dicen son mentiras!-dijo cruzando los brazos muy molesto.
El final de los actos oficiales no supusieron el fin de las celebraciones, muchos ciudadanos de Ostenburgh seguían con las fiestas, pero esta vez cuando el dia había dado paso a la noche otros sonidos empezaron hacer presencia: disparos aislados…el sonido de gente pidiendo ayuda…el sonido de vidrios rompiéndose.

Quizás ahora comprendía porque Imran les había pedido que volviesen lo más rápido posible y que llevasen sus documentos con ellos todo el tiempo: bajo el velo de la oscuridad los soldados aprovechaban para “divertirse” con los extranjeros. Arrojaban botellas y piedras a las casas, prendían fuego a los negocios y propinaban una buena paliza a aquellos desafortunados que se les cruzasen. De repente un oficial apareció ante ellos.

-Kusari, necesitamos que presentes unos documentos- Keitaro volteo hacia Midori, el no quería dejarla sola.

-Estaré bien, solo será unos momentos. –dijo ella sonriéndole.

Keitaro asintió con al cabeza y acompaño al oficial montándose en el automóvil del mismo. Ella miro como se alejaban por la oscura y vacía calle iluminada por unas pocas luces.

Pasaron un rato y Keitaro regresaba, Midori observo el reloj de una las edificaciones, aunque recién estaba empezando a conocr los relojes pudo interpretar que su turno ya estaba por acabar.

-DEINE PAPIER, OSTLICH!!!(Tus documentos, oriental)-escucho un grito al otro lado de la calle en la plaza- WO SIND DEINE PAPIER!?(Donde están tus documentos?) Midori se asomo y vio a Matsumi rodeada por un oficial y seis soldados. Veía como la niña desesperadamente hurgaba en cada uno de sus bolsillos buscando sus documentos.

-Yo.-yo…Tut mir laid(Lo siento mucho), mein-mein Herr…-dijo la niña mientras se inclinaba ante el oficial con temor. El oficial la golpeo con su bastón tumbándola en el suelo.

-Que hacemos con ella, herr Kommandant?-pregunto un soldado que fumaba un cigarrillo con una sonrisa canina en su rostro.

-Cualquier extranjero que no posea documentos y tenga en su posesión insumos militares, debe ser ejecutado en el acto.-

-Jawohl(Entendido), mein Herr- dijo el soldado apuntando a Matsumi. Midori no lo pensó dos veces y embistió contra el soldado haciendo que cayese al piso.

-MATSUMI CORRE!!-le ordeno Midori y la niña obedeció sin pensarlo dos veces, otro soldado alzo su rifle listo para disparar. La joven se incorporo con rapidez y desvió el disparo. Uno de los soldados la derribo de un culatazo y le puso el pie en el cuello.

-Que hacemos con esta auslander? No podemos matarla sin que se abra una investigación- dijo un soldado.

-Investigación? A mi me parece que llevo un intento de asesinato en contra nuestra- se rio un soldado- Alguien vio otra cosa?- los demás rieron y negaron con la cabeza.

-Usted que dice mein Kommandant?-pregunto el soldado al oficial.

-Solo limpien cuando terminen de divertirse-dijo el oficial alejándose.
Los soldados sonrieron con malicia mientras veían a Midori.

-Nein…creo que se lo que haremos-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Lun Jul 20 2009, 17:33, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 19 2009, 17:56

Cantina “el Cosaco” Mientras tanto.

Imran y sus amigos celebraban la fecha junto a los demás miembros de la Compañía. Cada pocos segundos se escuchaba un Prost o un Nazdarovia. La bebida y la comida abundaban y todos la estaban pasando muy bien.

-BEBE, BEBE, BEBE, BEBE!!-decían los soldados mientras veían como Katia y otro oficial mayor que ella estaban enfrascados en una competencia de quien bebía mas vodka, Katia ya iba por su tercera botella y cuando el otro oficial cayo desmayado ella puso cara de decepción.

-Cerdo imperial debilucho…- dijo ella pendiéndose de pie como si nada.

-Bueno es hora de la música!!-informo el viejo Grom Stemann.- Teniente Filipenko, nos haría el honor?

Los demás soldados vitorearon a un soldado que se adelanto tímidamente.

-Animo Sergei!!- gritaron Misha y Katia.

-Bueno, bueno, bueno…que quieren cantar!?-dijo el joven oficial tomando confianza.

-Das Ostenland Lied…-sugirió un soldado.

-…NEIN!! Das Falchirmjaeger Lied…

-…Nichts!! Erika!!! (Erika es una marcha militar)

-No, no nada de eso!!!-rugió Misha- Hoy es un día de fiesta, nada de canciones imperiales para ebrios!!! Una canción koslovita!!

-Que les parece” Katyusha”?-sugirió Imran mientras tomaba su guitarra. Todos los soldados asintieron.

-Muy bien, Katyusha entonces, pero voy a necesitar que me acompañen. Y ustedes miembros del coro pónganle animo!-dijo un grupo de soldados adultos que dejaron sus jarras de cerveza y se pusieron de pie.

Luego empezaron a entonar la marcha…

Spoiler:
 

Las luces se atenuaron mientras el local se llenaba del sonido solemne de la canción que era acompañado por todos y cada uno de los presentes. Después de todo era una canción que representaba mucho sobre la guerra: se trataba de una joven que suspiraba de nostalgia por su amado que había partido hacia una tierra lejana a defender la patria. En el Reich y Koslovia había muchas personas así: padres, hijos, hermanos, esposos…todos esperando el día en que regresasen a casa.

Cuando la última estrofa entonada las luces volvieron a prenderse y los presentes ofrecieron un cálido aplauso al intérprete, a los coristas y a los que habían tocado los instrumentos. Imran volvió a la mesa con sus amigos.

-No sabia que sabias tocar así la guitarra, Donitz…-dijo Katia con una sonrisa picara.

-Oye mi madre era koslovita, soy simplemente lo mejor de ambos mundos-dijo Imran con simulada arrogancia provocando una carcajada entre sus compañeros.

De repente alguien abrió de golpe la puerta.

-DONITZ-SAN!!!- grito Matsumi.

-Matsumi- Imran se aproximo con rapidez a la niña ante la mairada perpleja del resto de los presentes.

-Donitz-san, ellos la tienen…ellos la mataran…!!-mascullo la niña mientras sollozaba

-Matsumi, cálmate…quien tiene a quien?-dijo Imran sujetándole los hombros mientras le veía la cara.

-La tienen y la mataran!!!-

-Matsumi, si quieres que te ayude necesito que te tranquilices.-dijo Imran dándole un leve sacudón. Luego la niña miro a los ojos de Imran- A quien van a matar…?

-A…Mi-Midori-chan…-

De regreso en la plaza.

-Oye John te aseguraste de amarrar bien esas cuerdas?-pregunto un soldado apoyado en un poste de luz.

-Claro que si, me repiten por la mojamos…?

-Para que la condenada se muera de frio como la cucaracha que es, e este país hace frio de noche. Cuélguenle el cartel y vámonos de aquí-
El soldado obedeció.

-Sehr Gut…Was ist los, auslander? Verletzt viel!?(Duele mucho?)- lanzaron una sonora carcajada antes de montarse en un camión orillado en la esquina y alejarse conduciendo en la oscuridad.

Imran, Katia y Matsumi se acercaron al trote hacia donde ella la había visto por ultima vez.

-Aquí fue donde sucedió-dijo la niña señalando la plaza.
-No cabe duda…-suspiro Katia mirando las marcas de forcejeo y lucha que había en las banquetas y los troncos de los arboles.

Imran observo que habían arrastrado algo y luego miraron a Midori colgada por las muñecas de un poste de luz, la habían golpeado repetidamente y tenia varios moretones en el rostro, un labio partido y sangrante y Imran noto que era probable que le hubiesen roto las muñecas. Le habían arrancado el chaquetón del uniforme y la habían mojado entera.

-Castigo para los derrotistas-dijo Imran mientras se acercaba a Midori.

Alrededor de su cuello habían colgado un cartel en que estaba escrito toscamente: “Hier liegt ein ostlicher hund” (Aquí yace un perro oriental). Imran desenfundo su pistola…

-NO!!!-grito Matsumi que fue contenida por Katia. Sorpresivamente para la niña, el joven disparo a la cuerda con la cual estaba colgada Midori. El joven se acerco a ella con rapidez, se saco su chaqueta y tras abrigarla con ella , alzo a Midori en sus brazos. Luego noto que la joven estaba tiritando del frio y estaba muy pálida…

-Necesitamos sacarle esta ropa, esta mojada, morirá de hipotermia si se la dejamos puesta.-

-Mi departamento esta mas cerca, será mejor que la lleves ahí en lugar de a la clínica del cuartel. Ellos harán demasiadas preguntas…-dijo lanzándole un par de llaves

-Donitz-san…-sollozo Matsumi-…ella se pondrá bien, verdad?- Imran le levanto su pulgar sonriendo.

-Matsumi, por favor acompaña a la capitana de regreso al cuartel. Katia…avísale a Kusari…-dijo Imran mientras montaba un auto.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Lun Jul 20 2009, 09:24, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Dom Jul 19 2009, 18:02

En el cuartel. Pocos momentos después.

Keitaro estaba abandonando una oficina cuando fue que vio a Katia con Matsumi, por la expresión de ambas de inmediato dedujo que algo estaba mal. De inmediato recordo que había dejado a Midori sola…

-Matusmi, que ocurrió!?-dijo Keitaro bastante alterado tomando a la niña por los hombros. La niña quebró otra vez en llanto.

-Fue mi culpa…me olvide mis papeles…me protegió y por mi culpa…ella…

-Ella que!?-grito Keitaro.

-Kusari…-dijo Katia apartando al joven de la niña-…Ya nos estamos encargando, el mayor Donitz esta con ella ahora…

-Tengo que ir con ella, tengo que ir con Midori!!- dijo Keitaro intentando irse.

-No puedes-dijo Katia frenándolo- Si te ven abandonando los cuarteles después del toque de queda te dispararan…-

-NO ME INTERESA!!!-grito el joven mientras aparataba el brazo de la oficial.

-Pues te tiene que interesar, te va a necesitar para recuperarse, y si te matan es probable que muera de la tristeza.-Keitaro ,que ya se había alejado varios pasos, se paró en seco- Solo te estoy pidiendo que confíes en el mayor por esta noche, el no dejara que le ocurra nada a tu amiga. Te doy mi palabra que te llevare con ella a primera hora de mañana. Ahora por favor regresa a tu barracón…

El joven obedeció sin dejar de mirar al suelo. Por su parte Katia escolto a Matsumi de regreso al barracón donde se alojaban los menores de quince.
Keitar no durmió esa noche. Era el quien pensaba en todo lo que pudo haber pasado con su amiga….que tal si le habían disparado? Que tal si estaba grave? Que tal si lo estaban engañando para seguir lastimándola? Luego llego la culpa…el juro que jamás dejaría que la lastimen y sin embargo allí estaba, dejando la vida de Midori en las manos de personas en las que no confiaba y que el consideraba sus enemigos…

Departamento de Katia.

Keitaro-kun…cuéntanos otra historia…”

“Muy bien…esta es la historia de la princesa del bosque. Se dice que en el gran bosque de Seishigawa vivía la hija de un noble señor, como su amado había partido hacia la guerra, ella miraba todos los días hacia el horizonte con al esperanza de volver a verlo. Un día llego la noticia de su amado había muerto y ella se puso muy triste. Se dice que una noche sin luna, demonios de la oscuridad invadieron el palacio de la princesa. Ella estaba tan triste que ni se molesto en huir para salvar su vida…Cuenta la leyenda, que Iname, Diosa de la vida, se apiado de la joven y envió un ángel guerrero de ojos verdes para protegerla…”


Luego Midori se despertó pero no se atrevió a abrir los ojos. Sentía dolor pero ya no sentía frio, sentía miedo para ya no peligro…Finalmente decidió tomar valor y abrir sus ojos, lo que la recibió fueron dos ojos como los de ellas, dos ojos verdes…

-Ya era hora de que despertaras, auslander, estaba empezando a pensar que quizás era hora de recurrir al hospital.-dijo Imran sonriente. Midori lo miro confundida y un poco asustada, noto que le habían sacado su ropa mojada y el habían colocado una bata de baño.- Tomate esto…-dijo pasándole una taza con algo caliente en su interior.

-Este te...esta amargo-dijo ella probando el brebaje. Imran oculto una risita con su mano.

-Es porque no es te, auslander, es café, es mucho mejor para calentar el cuerpo.- a pesar de la sonrisa de Imran, la joven no podía evitar sentirse intimidada por el oficial, sobretodo porque se sentía desnuda con esa extraña prenda, así que se cubría lo mas que podía con las sabanas de la cama. Luego Imran se saco la gorra militar

-Sturmbannfuhrer-san…- dijo ella reconociendo al joven.

-Dime Imran- dijo el joven mientras ponía su mano en al frente de la chica-…parece que fuiste afortunada Midori, no tienes nada roto ni tienes fiebre. Los hematomas desaparecerán con el tiempo.

Midori no sabía cómo reaccionar, se sentía totalmente perpleja.

-Trata de dormir, mañana conseguiré un permiso medico para puedas descansar unos días.-dijo el mientras se acercaba a una ventana.

Hubo un momento de silencio.

-…Porque nos odian tanto, Imran-san?...-dijo ella mirando hacia su regazo.

-No los odiamos. Odiamos a un enemigo que mato a muchos de los nuestros…-

-Pero nosotros…somos ese enemigo?

-Eso es lo que nosotros no sabemos…y es por eso que actuamos tan injustamente con ustedes…Es porque tenemos miedo…

-Miedo…miedo a que?- pregunto Midori aun mas confundida. No creía que los soldados imperiales pudieran temerle a algo…

-Miedo a la muerte, miedo a la guerra, miedo a perder amigos, miedo a perder familia…Miedo a lo que no entendemos…-Midori guardo silencio- Así como nos ves, la mayoría de nosotros tenemos casi la misma edad que ustedes…cuando llegamos aquí nos sentíamos igual que ustedes: todo era extraño, peligroso, veíamos enemigos en todos lados…Algunos todavía siguen así y es por eso que odian.

-Y…usted nos odia, Imran-san?- esta vez fue el joven el que guardo silencio.

-Yo odio al enemigo que mato a muchos de los nuestros. Pero yo se que ustedes no son ese enemigo…y eso es lo que muchos de nosotros muchas veces no logramos entender. Cuando llegue aquí era un joven…impulsivo y muy estúpido…estaba tan asustado que decidí odiar como pocos, le di la espalda a amigos que siempre estuvieron conmigo…hacia cosas para complacer a hombres terribles…era un animal, Midori…-

-Pero…usted no parece malo, usted es un guerrero-

-No Midori, yo soy un soldado…Kusari, tu amigo, es un guerrero. Un guerrero solo librara las batallas que sigan sus ideales, jamas hara nada que contradiga sus creencias…Un soldado en cambio será llamado a hacer muchas veces cosas con las que no esta de acuerdo, para cumplir sus ideales…

-Acaso se…se arrepiente de ser un soldado?-Imran volvió a quedarse en silencio y luego volteo hacia Midori.

-Puedo mostrarte algo?- ella asintió con la cabeza. El se acerco y se sentó al pie de la cama donde Midori reposaba, Imran saco un pequeño cuaderno recubierto de un gastado forro de cuero marrón. Busco algo entre sus hojas y finalmente encontró un dibujo, era de una niña llorando al lado de un boquete en el piso…

-Usted lo hizo?- viendo sorprendida la calidad del dibujo

-No…este me lo regalo mi padre…de algo que vio durante el Blitz, me dijo que cuando encontrara a esa niña…yo debía pedirle disculpas…-

-Pedirle disculpas?

-Nuestros Stukas mataron a su madre y destruyeron su hogar.- luego paso las hojas y vio otros dibujos muy similares todos de jóvenes, niños y adultos abatidos por una profunda tristeza- Hago esto para recordar que vine aquí para poner fin a un gran mal…Son muy pocas las veces en que hago uno de estos- luego busco hasta el final del cuaderno. Vio el dibujo de dos jovens sonrientes y llenos de felicidad…

-Somos yo y Keitaro-kun…-dijo sorprendida.

-“Estoy aquí para que por los caminos y los bosques se deje de escuchar el ruido de los tanques. Para que sobre las cenizas de la guerra vuelvan a crecer las flores.Ponerle fin las tragedias que amargan las vidas de los hombres. Soy un soldado que lucha el final de todas las guerras, para llenar la casa de mis padres con el sonido de la paz”-Frederick Leopold Donitz. Cuando obtengamos la paz definitiva…la paz que durara para siempre, entonces podre hacer muchos más de estos dibujos y dejare de hacer los otros…Midori…es un lindo nombre, me gusta…significa algo?- Midori lo miro con ojos brillantes, no pudo evitar sentirse cautivada y se dio cuenta de que quizás…quizás si se podía confiar en ese joven.

-De hecho…de hecho es un nombre muy común, creo yo…solo significa “verde” y es…bueno es por el color de mis ojos.

-Cierto…eres una ostlich de ojos verdes. Un nombre común para algo tan extraordinario…-

-No lo se…todo el mundo me dice que es algo diferente, pero nunca me pareció importante…

-Sabes que en mi cultura, el verde es el color asociado a la esperanza? Quizás tus padres te pusieron ese nombre…que a tu juicio es tan común… para representar que eres su esperanza-dijo Imran mirándola a los ojos-…o quizás simplemente les dio pereza pensar un poco mas…-ambos dieron una pequeña risotada.-Bueno no te entretengo mas, dejare que descanses, si me necesitas estaré en la otra sala, prometo no espiarte ni nada…-luego se dispuso a retirarse.

-…Imran-san…-dijo ella-…Arigato-wosarimasu-

El sonrió.

-Masch Nichts (No ha sido nada)-

Midori se dio vuelta y a pesar de los terribles golpes por primera se sentía lo suficientemente bien para dormirse sin pensar en nada. “…le envió un ángel guerrero de ojos verdes…” fue lo único que recordó de aquel relato que Keitaro le había contado cuando eran niños.
Imran se dejo caer sobre un sofá de la sala contigua, pero de repente sonó el teléfono. El oficial extendió brazo y atendió.

-Residencia Militar, departamento Krushinkov.-contesto el.

-Imran-escucho la voz de Misha- Ocurrio algo-

-Acaso hay mas heridos…?-

-No pero…es posible que los haya-

-A que te refieres, Mikhail?-

-Nos movilizan, Imran. A nosotros y a los extranjeros .Hacia la frontera con el Territorio Salvaje.-

Continuara…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Herushingu
Nivel 8
Nivel 8
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 349
Edad : 27
Localización : Vagando en Vagolandia.
Fecha de inscripción : 02/01/2009

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Lun Jul 20 2009, 16:18

No ma.....

OMFG!!!!

Se van al frente!!!!!

OMFG!!!

Que genial :*.*:

Más matanzas :>):

En fin... Ya quiero leer que sigue :D
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://worldanime.tv/portal/modules.php?name=Forums
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Vie Jul 31 2009, 17:58

Capitulo 3: Kreuzritter

Al día siguiente muy temprano en la mañana. Oficina del Gruppenfuhrer Edwin Adler.

-No me interesan tus apelaciones Donitz, tú y tus reclutas salen hoy - dijo Adler sentado detrás de un suntuoso escritorio mientras afilaba una daga con un madero.

-Mein Gruppenfuhrer, en mi evaluación personal sostengo que este grupo en particular aun es incapaz de realizar labores de servicio bajo fuego real. La mayoría continúa traumatizada debido a la violencia del reclutamiento y no se fían de nosotros. Sugiero humildemente-

-Sturmbannfuhrer, se trata de una simple migración de ogros bandidos, usted cuenta con una división de seis tanques pesados, ciento cincuenta hombres y suficiente equipo de apoyo como para arrasar una ciudad entera. Creo que además el adicional de 75 reclutas que te estoy ofreciendo te ayudara a pacificar la región en menos de lo que canta un gallo-

-Señor, hay divisiones con experiencia y especialización en el combate contra esta clase de enemigos. La misión podría realizarse con mayor eficiencia si-

-Esas unidades tienen asignadas misiones mucho más importantes que detener a un montón de monstruos anarquistas y como usted bien ha dicho, Sturmbannfuhrer, esas unidades poseen mayor experiencia y habilidad, no malgastare sus talentos contra una amenaza que puede ser tranquilamente silenciada con recursos regulares…

-Entonces solicito que se movilice únicamente a mi Kampfgruppe, mis hombres y yo somos perfectamente capaces de neutralizar la amenaza.-
Adler clavo una mirada de puñal en Imran mientras dejaba de afilar su daga.

-Pongámonos de acuerdo en algo, Sturmbannfuhrer, esto no se trata de lo que usted quiera o desee: es un serio asunto de seguridad nacional. Su obligación es usar cualquier recurso y medio disponible para silenciar las amenazas que comprometan la seguridad del Ostmark. Creía que un miembro de una las familias con trayectoria más ilustre dentro de la Inquisición Imperial comprendería eso a la perfección…

-Con todo su respeto, mein Gruppenfuhrer. Me parece que solicitar semejante despliegue por un asunto tan nimio, arriesgando innecesariamente hombres y materiales, solo se basa en su desprecio por los auslanders y su desconfianza en mi habilidad y la de mis pares.

-Su manera de hacer las cosas me trae sin cuidado. Lo que me molesta es su tendencia a desacatar órdenes. Mi decisión es final, Donitz. Quiero ver en la estación del tren a usted, al Sturmhaupfuhrer Berger y a la Capitana Krushinkov. Quiero que sus hombres estén listos y sus vehículos preparados. Quiero ver que hasta el último pulgoso recluta al que le haya enseñado a sostener un rifle esta movilizado y listo para la acción. Desobedezca y me encargare que toda su división: reclutas, veteranos, oficiales y cualquiera de sus miembros, sea juzgado por el cargo de traición. He sido claro, Sturmbannfuhrer?-

-Jawohl, mein Herr- dijo Imran poniéndose firme.

-Su tren sale en una hora. Puede retirarse, Sturmbannfuhrer.-Imran se dio vuelta y abrió la puerta de la oficina.- Que fue lo que te sucedió, Imran…?-pregunto con una sonrisa maliciosa haciendo que Imran quedase parado en el pórtico-…Con las ganas que tenias cuando llegaste aquí. Tu padre estaría tan desilusionado-

-Lamento si mi rendimiento resulta insatisfactorio, Gruppenfuhrer. Tratare de mejorar el mismo de ahora en más-luego se retiro cerrando la puerta.

El joven hizo crujir sus dientes mientras golpeaba con su puño una pared.
A los pocos minutos Imran abandono el edificio principal del cuartel y se encontró con sus amigos.

-Hubo suerte…?-pregunto Misha mientras el y los demás le seguían el paso del cabizbajo joven, este no respondió y miro al piso.

-Sabíamos que esto iba a pasar, Donitz. Es Adler, si el pudiera mandar a los reclutas a correr hacia un acantilado lo haría…-se quejo Katia.

-Claro en su lugar prefiere que unas moles de musculo y grasa corran hacia los reclutas y hacia NOSOTROS.

-Puedes callarte, Mikhail? Como si a ti preocupara eso, lo que a ti te molesta es tener que pelear junto a los extranjeros. Estas resentido-

-Y acaso ustedes no lo están? Esto será lo que va a suceder: vamos a matar a todos los ogros, pero perderemos a más de la mitad de los orientales en el proceso, abrirán una investigación y el buen general se encargara de mandarnos al bosque o la frontera para siempre!!! Adler buscara cualquier excusa para evitar que ascendamos de rango o que se nos asignen misiones importantes!

-Entonces asegurémonos de no perder a ningún oriental…-dijo Imran.
En el barracón de los hombres.

-Pónganse de pie de prisa!!! Vamos a ver lo que valen orientales rastreros!!!-ladro un soldado mientras golpeaba con un palo las cama de metal despertando a todos los reclutas, Keitaro no se levanto, el ya estaba despierto, pues no había conseguido dormir. Ya había pensado en casi cien excusas distintas para vestirse y salir a buscar a Midori. No sabía para que lo estaban levantando esta vez…pero no haría nada hasta cerciorarse de su amiga estaba a salvo.

Keitaro se puso con rapidez su uniforme y tomo sus pertrechos. Troto hacia el exterior con la esperanza de ver a Midori por algún lugar, pero no fue así. La joven no estaba por ningún lado y Keitaro empezó a temer lo peor. Corrió con rapidez hacia la fila que estaban formando las mujeres y trato de localizar a Matsumi.

-Matsumi-chan!!-grito Keitaro tratando de abrirse paso entre la multitud. La niña se volteo y se subió a un par de cajas para va Keitaro.-Has visto a Midori!?

-No llego en toda la noche, Keitaro-kun!-grito ella con una nota de preocupación en su voz

Keitaro prosiguió con la búsqueda mirando todos y cada uno de los rostros que se cruzaban delante de el. Por ningún lado veía a Midori. Empezó a desesperar y pensó que quizás estaba en la instalación administrativa, se escabullo entre la multitud de soldados que trotaban por doquier y se eludió a los guardias hasta llegar a la plaza de armas justo en frente de la edificación. Fue cuando diviso a Imran subido en un automóvil.

-STURMBANNFUHRER!!-grito Keitaro aproximándose al vehículo. Al verlo Imran descendió del mismo y se acerco a el.- Donde esta Midori!?
-Kusari que haces aquí!?-dijo Imran al ver Keitaro- Estas loco!? Te dispararan si te ven! Regresa y forma filas.

-No hasta que me digas donde esta Midori!!

-Midori esta bien, te lo prometo! Por favor regresa!!

-NO MAS MENTIRAS!!-dijo empujando a Imran contra el vehículo- QUIERO SABER DONDE ESTA EN ESTE PRECISO-

Un Kettenkradcon dos pasajeros se aparco con rapidez antes de que Keitaro acabase la frase. Misha descendió primero y alzo su sub-fusil hacia Keitaro.

Spoiler:
 

-Aléjate del Mayor, Kusari. No quiero hacerte daño…- el joven dirigió una mirada fiera a Misha sin temer al arma que apuntaba directamente hacia el.

-Que estás haciendo, Keitaro-kun!?- escucho la voz de una joven que se tropezó al descender del kattenkrad.

-Con calma, extranjera. Aun estas débil…-dijo Misha mientras ayudaba a Midori a incorporarse. Keitaro de inmediato soltó a Imran y se acerco a Midori.

-Midori-chan…-dijo mirando el rostro golpeado de la joven.-…quien te hizo esto!?-dijo con rabia.

-Ya-…ya no importa, Keitaro-kun…pero fue- fue Imran-san el que me salvo…-dijo mirando al joven oficial. Keitaro sintió un pinchazo de culpa en el estomago mientras bajaba la mirada.

-Sturmbannfuhrer…yo-

-Hablaremos en otro momento Kusari, necesito que formen filas. Nos vamos-

-Nos vamos? A donde…?-pregunto intrigado Keitaro.

Imran volteo hacia el par de jóvenes.

-Hacia el combate-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Vie Jul 31 2009, 18:04

-Que…?-dijeron ambos al mismo tiempo.

-Voy a necesitar contar con ustedes, sobretodo contigo Kusari. Ahora vayan!-

Aunque los dos jóvenes no entendieron bien lo que había querido decir Imran quedo claro que algo estaba sucediendo, así que obedecieron a Imran sin rechistar y formaron con sus demás compañeros. Los soldados comenzaron a reunir a los reclutas que habían recibido adiestramiento hacia cuatro semanas y los subieron con rapidez en unos camiones, Midori y Keitaro se sintieron arriados como ganado, arrastrados aun destino desconocido y sin ninguna garantía de su seguridad.

Llegaron a la estación de trenes donde se veía como los pesados tanques subían a unos vagones especiales para su transporte. Nuevamente ingresaron en los vagones donde el hedor vacuno de los mismos aun estaba fuertemente presente, entremezclado con el aroma de la humedad y aire empolvado. Keitaro, Midori y Matsumi se sentaron cerca de unas de las aberturas que daban al exterior. Era visible que s el invierno estaba próximo, a medida que la estación fría se acercaba los días se hacían muchísimo más grises y a veces la neblina era tan densa que no se podía ver mas allá de diez pasos adelante.

Pronto los valles que rodeaban a Ostenburgh volvieron a ser reemplazados por la espesura de un denso bosque de coníferas. Entre al densa bruma y el frio, aquella foresta tenía un aspecto fantasmagórico y sobrecogedor. Midori recordaba lo que solía decirle su madre…”El bosque tiene ojos y oídos, ten cuidado de no ofenderlo”. Ahora sabían que estaban yendo hacia algún lugar de la frontera norte del Ostmark.

-Nos están llevando para pelear…-afirmo con seriedad Keitaro lo que provoco un sentimiento de intranquilidad en sus compañeras-…lo vi en los ojos de los soldados están ansiosos por la batalla…

Keitaro miraba al techo del vagón con una confianza y tranquilidad poco habituales, Midori lo atribuyo a que el también era un guerrero y aunque fuese en esa, la más extraña y desafortunada de todas las circunstancias, su amigo también deseaba marchar algún día hacia un campo de batalla. Aunque no fuese una batalla escogida por el, Keitaro también se veía ansioso por la refriega.

Ahora Midori se estaba planteando algo que no se le había ocurrido durante el adiestramiento…y si tenía que matar a alguien? La habían entrenado para eso, le habían enseñado como utilizar cada uno de esos ingeniosos dispositivos específicamente diseñados para destruir la vida: rifle, bayoneta, ametralladora, mortero, granada, pistola… Así y todo no se sentía capaz de segar una vida, pues qué tal si el “enemigo” era una aldea como la suya? Sería capaz de quitar una vida para salvar la suya…? Pronto tendría que decidir la respuesta…

El tren recorrió kilómetros y kilómetros, habían salido en la madrugada y el aparato no aminoro su marcha hasta el ocaso. Finalmente se detuvo un pequeño pueblecito, una de esas aldeas limítrofes como de las que provenían la mayoría de los reclutas. Los jóvenes descendieron del vagón con cautela mientras veían como los soldados iban y venían alrededor de ellos, con miradas penetrantes y siniestras en sus ojos de colores claros.

-ACH-TUNG!!!-grito en voz bien alta Imran haciendo que los reclutas adoptasen formación y se pusiesen firmes.- Avancen hasta el bunker en el extremo norte de la aldea, hagan acopio de armas y munición y obedezcan las directivas de los comisarios de la Ostenguard. RETIRENSE!
Midori y los demás veían como unos hombres mayores uniformados de marrón los miraban.

-Je, je…yo que ustedes no los miraría a los ojos…. –dijo burlonamente Vassili apoyando por encima de sus hombros su rifle de precisión, automáticamente Keitaro se interpuso entre ella y el francotirador- Tranquilo, tranquilo…me manda el camarada comandante, quiere verte Kusari.

-Porque?-

-No me lo dijo, pero me advirtió que es sobre algo importante- dijo Vassili encogiendo los hombros.

Keitaro se volvió hacia Midori, mirando fijo a su rostro golpeado, no quería volver a dejarla sola, no después de lo que había sucedido la ultima vez…
-Keitaro-kun…ve-dijo ella sonriendo- Estaré bien, prometo no hacerme la heroína hasta que vuelvas- Vassili los miro con cara de asco.

-Si, si…podemos ir ya Kusari? El mayor no tiene todo el día…

Centro de Mando provisorio, en un viejo granero.

Imran, Misha, Alexander y Katia estaban reunidos en torno a un mapa

-Muy bien…inteligencia nos dice que los ogros han estado saqueando aldeas por toda la zona noroccidental de esta región, hace un par de días la totalidad de la guarnición regional despareció y su puesto de avanzada no responde. Siguiendo el patrón de los ataques…-dijo Imran usando un marcador para unir los distintos círculos rojos- …podemos calcular que este pueblo será su próximo objetivo.

-Los ogros nunca habían llegado tan al sur, que los habrá empujado?- afirmo Misha señalando el mapa

-EL Feudo de la Tierra, con el que linda su territorio, es inestable políticamente, he oído que un par de señores feudales estaban financiando a señores de la guerra ogros para pelear con sus rivales, no me sorprendería que algún “patriota” les haya pagado a estos para causarnos problemas.

-Bestias malagradecidas con lo que nosotros les pagamos deberían quedarse contentos- se quejo Katia.

-Los ogros solo respetan tres cosas, Katia: la carne, el oro y la fuerza. Cuando el oro y la carne fallan es mejor mostrarles fuerza. Y fuerza es lo que le sobra a nuestro ejército.-dijo Imran con una sonrisa desafiante que inspiro confianza en sus amigos- Muy bien…este será el plan de defensa: el sendero principal, por donde llegaran nuestros invitados, estará bloqueado por una defensa de tres niveles para desgastar al enemigo.

-Porque simplemente no les tiramos los tanques y listo?-pregunto Alexander.

-Acabo de hablar con el Oficial de Transito-aviso Misha- Están teniendo problemas técnicos no tendremos los tanques hasta mañana al medio día…

-O sea que estamos desnudos por varias horas…que tienes planeado Donitz…?-pregunto Katia

Imran observo por unos momentos el mapa

-Es típico de estos enemigos echar toda la carne al asador en un ataque frontal. Por eso una defensa escalonada es la mejor táctica…-los demás oficiales asintieron.- La primera línea de fuego estará compuesta por mis hombres y los extranjeros. La segunda la formaran los de hombres de Katia y los de Alexander. Por último y no se retiran hasta ese momento, tendremos montado un Flak 88 en el centro del pueblo . Si nos empujan hasta alli, formaremos un circulo en torno a el cañón y les lanzamos porquería hasta que mueran o se retiren-

-Da…por mi esta bien- dijo Katia poniéndose de pie.

-Por mi también-

Luego los jóvenes se dispusieron a irse.

-Un segundo…no había forma de que consiguieses la inteligencia para formular esta defensa. Como la conseguiste?-pregunto Katia confundida.

Imran tomo aire y se rasco la nuca nervioso.

-Ehhh…Bueno veras…antes de venir hacia aquí llame a un amigo de aviación para que recolectase la información y-

-Tu no tienes un amigo en aviación…-interrumpió Katia cruzando los brazos sobre su pecho mientras dirigía una mirada acusadora hacia Imran.

- …te atrapo, comandante…- se burlo Misha en voz baja mientas ocultaba su risa con su mano.

-Dime que fue lo que hiciste, Donitz…-dijo Katia acercándose, Imran miro nervioso en varias direcciones nervioso y finalmente dio un largo suspiro.

-Le prometí a Iván que saldrías de nuevo con el…-

Un segundo después.

Katia tenia tumbado a Imran mientras le propinaba sin cesar bofetadas en el rostro.

-COMO TE ATREVES!!! TE DIJE QUE NO ME USARAS PARA PEDIRLE FAVORES A MIS EXNOVIOS!!! SON TODOS UNOS CERDOS VULGARES Y PERVERTIDOS!!-

-Tranquila Katia, no es culpa de Imran que tengas la costumbre de escoger siempre los malos partidos …-

-Acaso tu también quieres un poco, Mikhail!?- dijo la joven amenazando a Misha con su puño, haciendo que retrocediese tímidamente.

En ese instante arribaron Vassili y Keitaro, que miraron raro la pelea…

-Ehhh, podemos regresar en otro momento…-afirmo Vassili con cara de desgano.

-No, esta todo bien- dijo Imran poniéndose de pie con rapidez aunque era visible que tenía el rostro rojo e hinchado por los golpes.- Podrían dejarnos hablar a solas a mi y a Kusari, bitte?

Los demás jóvenes se marcharon en silencio. Pero Misha se quedo parado en la puerta del granero, el no confiaba en Keitaro.

-Ahora que quieres?- pregunto secamente Keitaro tras unos momentos de silencio.

Imran miro hacia el techo.

-Que sabes sobre los ogros…?- pregunto el oficial.

-Solo lo que mi padre me contaba cuando niño: son criaturas primitivas, astutas y con un hambre insaciable. Dicen que pueden partir a un hombre en dos con sus brazos…Me trajiste solo para hablar de eso?

-Bueno es importante, pues eso es a lo que nos enfrentamos- Keitaro trato de disimular su sorpresa- Normalmente estas criaturas no son un problema para nuestras tierras, gracias a los regalos que les hacemos a sus líderes logramos mantenerlos de su lado de la frontera, pero me temo que cada tanto hay uno que se pone ambicioso y quiere más, cuando le decimos que no se ofende y nos ataca. También sucede que algún noble auslander les hace una oferta mejor para atacarnos. Personalmente, esta también es la primera vez que me enfrento a un enemigo de esta naturaleza, pero he hablado con gente que ya lo ha hecho en el pasado…

-Y que te dijeron?- pregunto Keitaro cruzando los brazos.

-Como tu ya has explicado son criaturas de gran fuerza física, pero eso no acaba ahí Keitaro…toma mas de un disparo derribarlos, son tozudos como una piedra, resistentes como el hierro y son feroces en combate. Enfrentarse a ellos puede ser una experiencia…aterradora.

-Estas tratando de asustarme, occidental?-

-No…pero quería advertirte que si es posible que más de uno de los tuyos se asuste. Es por eso que te necesito. Necesito que pase lo que pase te asegures que tus hombres no rompan la línea…

Keitaro lo miro seriamente, aparentemente sin comprender.

-Esos hombres que los miraban raro son Comisarios del Ehre Wachen (Guardia del Honor) de la Ostenguard- Keitaro se asomo a una abertura entre la madera del edificio vio que los hombres seguían allí mirando por encima de los reclutas con una muesca de desprecio en sus rostros- Están aquí para asegurarse de que luchan por la misión…hasta las últimas consecuencias…

-Eso que quiere decir?-pregunto el joven inquieto

-Eso quiere decir que si abandonan su posición sin órdenes, por cualquier razón, se tomara como un acto derrotista de cobardía y serán ejecutados sumariamente en el acto…

-Así que podemos escoger entre si nos matan ustedes o el enemigo.- dijo Keitaro con ironía

-Nadie tiene porque morir aquí, Kusari. Es por eso que necesito tu ayuda-

-Mi ayuda? Je…como posiblemente podría ayudarte con eso? Como pretendes que evite que se asusten?-

-No te estoy pidiendo que los obligues a no sentir miedo, eso es imposible, solo te pido que me ayudes a mantener la disciplina. Ellos confían en ti Kusari, te escucharan si te haces oír. Puedes salvar muchas vidas en el combate que se avecina…pero como te dije cuando llegaste es una de esas cosas que debes querer hacer.-dijo Imran mientras recogía los documentos mientras se dirigía hacia la salida del granero.

-Como es que nos exiges que peleemos sus batallas cuando ustedes nos desprecian tanto? Es absurdo…

-Jejeje…aunque tenemos casi la misma edad, se nota que tú no has visto las cosas que yo he presenciado. Kusari, tú no tienes idea de lo…”absurdo” que es este mundo en el que vivimos. Quizás algún día lo lograras entender…Regresa a tu barraca, pero ten el sueño ligero, solo Dios sabe cuando llegara el enemigo…

Aquella noche fue la peor que habían pasado los reclutas desde su reclutamiento forzoso, se vieron obligados a dormir a la intemperie en las amplias trincheras que se habían excavadas a los apurones en las afueras del pueblo. El frio y la humedad de la bruma era una incomodidad agregada pero todo aquello era empequeñecido en comparación con el miedo que había en sus corazones, a pesar de que la muerte se había convertido en una posibilidad omnipresente desde que pisaron por primera Ostenburgh, a pesar de que estaban en manos de sus enemigos…un enemigo con toda la intención de matarlos era algo intimidatorio con lo que nadie había tratado en el pasado. Matar o morir…era la primera vez que se veían en aquella situación…

Midori se acurruco junto a unas cajas de munición, frotaba sus brazos con sus manos en un intento por darse calor. Matsumi diviso a la joven y se sentó a su lado…

-Matsumi-chan…-dijo Midori con una amigable sonrisa a la niña.
La niña volteo hacia ella pero fue incapaz de devolver el saludo o la sonrisa, la culpa le carcomía por dentro, a sabiendas de que Midori casi había muerto por su culpa.

-Midori-san…gomen-nasai…-dijo Matsumi bajando la cabeza.- me salvaste la vida y yo…yo casi haga que te asesinaran…por mi culpa te golpearon asi…

-Matsumi está bien-

-No! No está bien…eso sucedió porque soy una niña despistada y miedosa…si a ti o a Keitaro-kun les hubiera sucedido algo así, yo habría huido o escondido…no hubiera tenido el valor de hacer lo que tú hiciste…

-Matsumi solo tienes trece años, no soy quien para juzgarte por estar asustada, yo también lo estoy-

-Solo tienes 15 y aun cuando estabas asustada decidiste ayudarme. No lo ves, Midori-chan? Yo soy débil…yo-yo voy a morir aquí…me mataran en algún momento…estoy segura…

-NO DIGAS ESO NI EN BROMA!-dijo Midori tomándola por los hombros- Ya llegamos hasta aquí Matsumi-chan…tus padres deben extrañarte muchísimo y tu a ellos también, no quieres volver a verlos?- la niña levemente asintió con la cabeza.- Si mueres no podrás… y ellos quedaran muy tristes para siempre. Tu eres una chica muy buena y generosa, se que no los abandonaras, ni a mí ni a Keitaro…Matsumi te necesitamos.
-Eso no es verdad-

-Claro que si! Quien se sentara conmigo para escuchar las historias de Keitaro-kun si tu no estás. Quien me acompañara al mercado cuando regresemos a la aldea? Quien me ensañara a bordar antes de mi madre me mate? – esto último logro arrancarle una sonrisa a la niña.
-Cierto que tú no sabes tejer, Midori-chan…-

-Así es...por eso te necesito, eres…eres mi amiga…- sin más Matsumi se lanzo a Midori dándole un abrazo que ella le devolvió con cariño.

-Acaso todo con las chicas tiene que ser un momento tierno?- se escucho una voz, Matsumi y Midori alzaron su vista para ver a Keitaro que llevaba entre sus brazos tres grandes panes. Las jóvenes sonrieron, pues el estomago se les retorcía por el hambre.

-Y que quería, Imran-san?-pregunto Midori con la boca llena.

-Nada importante…solo necesitaba explicarme unos por menores, nada mas…- el joven mintió, no creía prudente asustar aun mas a las chicas con la plática de Imran sobre las ejecuciones sumarias y los monstruos temibles.

Matsumi se acabo rápidamente su pan y al notar que la niña aun tenía hambre, Midori y Keitaro le ofrecieron la mitad de los suyos.

-No-no tienen porque-

-COME Y CALLATE!-le dijeron ambos con una sonrisa.

Cuando acabaron los tres se acurrucaron para darse calor entre si.

-Muy bien…quien quiere oír una historia?-pregunto Keitaro.

-Yo!-dijeron ambas al mismo tiempo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Vie Jul 31 2009, 18:15

Más tarde ,ya avanzada la noche, Imran se acerco a la entrada de las trincheras.

-Ve a descansar. Yo tomare esta guardia- le dijo al soldado que patrullaba las trincheras, este le saludo y se retiro bostezando.

Imran camino entre los reclutas dormidos, se podía ver la intranquilidad de sus sueños y el temor plasmado en sus rostros. Sin embargo fue cuando vio a Keitaro, a Midori y a Matsumi. Los tres dormían apoyados entre ellos, no se veía temor en sus rostros ni intranquilidad en sus sueños, el oficial se acerco hacia ellos con una sonrisa en su rostro, se desabrocho el sobretodo de abrigo de su uniforme y los cubrió con el.

Luego se alejo en dirección hacia la salida, Keitaro abrió los ojos y noto el abrigo. Aun a pesar de las actitudes generosas de Imran hacia el y hacia los demás reclutas, seguía sin confiar en el, pero esa desconfianza iba cediendo en contra de la voluntad del joven que no podía evitar recordar que había sido ese occidental, ese enemigo, el que le había salvado la vida a Midori y El era el que irresponsablemente la había dejado sola
Ahora no sabía que pensar. Y no poder diferenciar a un amigo de un enemigo es uno de los peores defectos que un guerrero podría llegar a tener…

Muy temprano en la mañana del día siguiente…

-AUFWACHEN!!!-gritaron los oficiales a través de un altavoz-Rápido tomen posiciones defensivas!!!- todos los reclutas se despertaron con violencia y vieron como los demás soldados iban asumiendo posiciones a lo largo de las bolsas de arena y en los nidos de ametralladoras. Midori y Keitaro se apresuraron a tomar un arma y municiones de un montón ubicado en la entrada de las trincheras. Luego tomaron sus posiciones en la trinchera…

La neblina no dejaba ver mucho mas adelante, pero el sonido de tambores y el rumor de voces graves y maliciosas retumbaban por toda la línea defensiva. Midori estaba temblando, ya no sabía si era por el miedo o por el frio…

-Oigan!! Pareze que loz kabezaz de metal trajeron renkuajoz en lugar de zoldadoz!!-gruño mas allá de la neblina una voz provocando una
carcajada gorjeante y grave

-Puez que laztima!! Hoy parezia zer un buen día para luchar!!

-Muy bien!! Puez mandemos a los prizioneroz a saludar a los renakuajoz!!
-SI!!!!!-grito una multitud. Luego empezaron a volar por el aire varias docenas de cosas redondas…

-A cubierto!-ordeno Imran.

Sobre la sección de Midori y Keitaro llovió una gran cantidad de esas cosas, pero no fueron ni proyectiles ni rocas lo que cayó sobre ellos. Keitaro miro hacia el suelo y vio que se trataban de cabezas cortadas…

-Ya sabemos lo que ocurrió la con guarnición regional…-dijo Misha con ironía mientras le sacaba el seguro a su arma.

El espectro del pánico empezó a recorrer de un extremo a otro la formación defensiva a medida de que mas cabezas caían sobre ellos.

-NOS VAN A MATAR A TODOS, SALGAMOS DE AQUÍ!!-grito un recluta antes de que arrojase a un costado su arma y abandonase su posición corriendo. Varios mas lo imitaron.

-MANTEGAN LA LINEA!!-grito Keitaro- MALDITA SEA!! MENTENGAN LA FORMACION!!!- grito en ambas direcciones evitando que mas reclutas abandonasen sus puestos.

El grupo de comisarios saco el seguro de de una ametralladora montada en la segunda línea de defensa.

-Sin piedad para los derrotistas…- dijo fríamente uno de ellos mientras miraba a los reclutas que huían, fumo un poco mas de su cigarrillo y luego volteo hacia el operario de la ametralladora-…Fuego.

La ametralladora rugió unos segundos mientras sus proyectiles desgarraban la carne de los que huían.

Al atestiguar esto y sin quitar un ojo de los cadáveres sanguinolentos de sus compañeros Midori y Matsumi empezaron a temblar con aun más violencia, ahora si sabían que temblaban por el miedo. “No quiero morir, no quiero morir…” pensó Midori con desesperación, empezó a llorar del miedo, no sentía sus brazos ni sus piernas…ni siquiera podía correr, ni siquiera podía gritar. El terror se había apoderado de ella. Pero sin previo aviso, sentido algo sobre su mano. Era algo cálido y tan reconfortante…

-Estamos juntos en esto- dijo Keitaro con seguridad- Y vamos a salir de esto también. Vamos a estar bien…-Ella sonrió y asintió en dirección a Keitaro. Aquellas simples palabras de aquel chico al que ella adoraba fue todo lo que ella necesito para sacar fuerzas de sus flaquezas. Levanto su rifle y apunto hacia neblina con firmeza…

-Matsumi-chan…-susurro Midori a la niña que seguía asustada-…recuerda que estamos a tu lado…

Luego se escucharon unos potentes alaridos a los que siguieron unos pesados pasos que iban a la carrera.

- NO QUIERO QUE HAYA UN SOLO DISPARO HASTA QUE YO DE LA ORDEN!! Y CUANDO DE LA ORDEN, QUIERO QUE DISPAREN HASTA QUE SE QUEDEN SIN BALAS!! -advirtió Imran mientras el estruendo del avance enemigo se hacía más fuerte

- Recuerden el adiestramiento!! Un buen tiro es en la cabeza o en el corazón!! Midan las distancias y no malgasten sus disparos!! Esperen a que se acerquen!! MANTENGAN LA POSICION!!-ordeno Keitaro mientras miraba sin parpadear a través de la mirilla de su rifle.

Pronto unas robustas figuras empezaron a surgir de entre la niebla, Midori jamás había seres como aquellos: debían tener por lo menos tres metros de alto, eran tozudos y musculosos con sus rostros de facciones salvajes adornados con cicatrices y barbas roñosas en torno a bocas de llenas dientes afilados e irregulares. Estaban forrados de pies a cabeza con las pieles de grandes animales y empuñan alto grandes martillos de batalla, gigantescas espadas o toscos garrotes tallados con troncos de árboles.

-…ZIELEN!!!...-grito Imran alzando su rifle de asalto. Los operarios de las ametralladoras colocaron las largas cintas de munición en la recamara esperando por la orden. Vassili tomo una buena posición en un solitario montículo solitario unos metros atrás de las trincheras, seleccionando a su primera victima con una sonrisa nerviosa en su rostro.

Los soldados de la primera línea se pusieron nerviosos al ver que la orden de abrir fuego no llegaba, pero Imran sabia que los objetivos tenían que estar más cerca para que los disparos tuviesen mayor efecto, espero a que los ogros se acercasen…50 metros, conto el, seguía siendo demasiado lejos…40 metros, aun no obtendría buenos resultados…20 metros, solo un poco mas…10 metros…- FEURN!!!- los alaridos de los atacantes fueron rápidamente silenciados por los fogonazos de rifles y ametralladoras.

La lluvia de proyectiles impacto repetidamente en los ogros que, podían seguir corriendo a pesar de tener varios agujeros en el pecho. La segunda descarga abatió a la primera oleada de atacantes mientras que las ametralladoras escupían plomo sin cesar hacia los que venían por detrás, cada ogro no caía hasta tener el pecho destrozado por la cantidad de balas en el, momento en el que se plomaba escupiendo un bocajarro de sangre. Sin embargo de uno se las ingenio para acercarse a las trincheras, Keitaro alzo su rifle con rapidez aniquilando a uno de ellos de un solo disparo en la cabeza. Midori y Matsumi disparaban sin apuntar la violencia del combate evitaba que se concentrasen. A duras penas podía recordar el orden de las cosas “Dispara…retira el cartucho…Dispara…retira el cartucho…Recarga…Dispara…”

-WAFFENSTANDSTILL!!!(Alto al Fuego)- ordeno Imran haciendo que todo el mundo dejase de disparar. Mientras los defensores aprovechaban para introducir nuevos cargadores en su armamento, el sonido de los tambores empezó a hacerse más intenso y el ritmo con el que eran golpeados aumentaba su velocidad.

-Das ist nicht gut…(Esto no es bueno)- susurro Imran mientras recargaba su rifle de asalto.

-ZE CREEN MUY LIZTOZ NO CABEZAZ DE METAL!?!!-rugió una voz gutural y salvaje al otro lado de la neblina- MATARON A GUMO NEE-ZAN!!! AHORA VAMOZ CHICOZ, USEN LOS PROTEKTOREZ!!-

El sonido de pasos pesados fue lo que empezó a acompañar a los tambores. Entre la bruma se vio como una larga línea de ogros empuñando gigantescos escudos de piedra y hueso, asi mismo, sus portadores estaban forrados de pies a cabezas con armaduras de placas oxidadas remachadas con madera y hueso. Avanzaba por delante de una gran horda de aquellos gigantes formando una robusta muralla entre sus aliados y las balas

-FUEGO!!- ordeno Keitaro mientras la línea defensiva volvían a abrir fuego contra el enemigo, pero esta vez los disparos de las ametralladoras y los rifles eran bloqueados para los robustos escudos de los atacantes

-Schaisse…-dijo Imran apretando los dientes-…Adler no tenía ni idea contra lo que nos estaba mandando, esto no es una pandilla de criminales es todo un ejercito!-luego saco una granada de su cinturón

-Que esperabas del buen general, Imran? No es la primera vez que nos miente-sonrió Misha mientras hacia lo mismo y sacaba otra granada.

-Pues asegurémonos de que tampoco sea la última…ACHTUNG!!!
GRANATE!!- gritaron Imran y sus hombres mientras lanzaban una lluvia de granadas hacia la horda que avanzaba. Las explosiones derribaron a muchos pero los ogros habían conseguido avanzar peligrosamente hacia la trinchera…

-BAYONETAS EN RISTRE!!!- ordeno Imran haciendo que automáticamente todos los reclutas ajustasen su bayoneta de dotación en la punta de sus rifles.- RETROCEDAN HACIA LA SEGUNDA POSICION, RAPIDO!!!- luego la línea defensiva se disolvió y empezaron a retirarse lo mas organizadamente que la confusión y el pánico les permitieron

“Uno…” conto Vassili mientras abatía a su primer enemigo de un certero disparo en la frente “…Dos…Tres…Cuatro…Cinco…Recarga…Seis…Tengo que conseguir un cargador mas amplio”

Los ogros encendieron unas rudimentarias granadas de mecha que lanzaron contra las trincheras, las explosiones de los improvisados explosivos derribaron varios reclutas que fueron arrastrados por sus compañeros hacia la seguridad, mientras los gigantescos enemigos irrumpían en la fortificación.

De repente un ogro alzo un lanzaarpones y escrudiño cuidadosamente a los humanos en retirada, debía buscar a una víctima cuya carne fuese tierna y deliciosa para ofrecérsela al jefe. Pronto diviso a una chica joven…seguramente cumplía con esos requisitos…sin mas apunto su arma hacia el fémur de su objetivo. El arpón atravesó la pierna de Matsumi con facilidad y el ogro empezó a arrastrarla en medio de lagrimas y gritos de dolor hacia él con la cuerda sujeta al mismo…

Keitaro diviso a la joven siendo arrastrada hacia el brutal enemigo para que el dieran el golpe de gracia.

-TU SIGUE CORRIENDO!!!-le ordeno a Midori mientras el avanzaba sin hesitar hacia el ogro que ya tenía a Matsumi a unos pocos metros del alcance de su garrote.

La bestia alzo su arma lista para ultimar a la joven que se cubrió con sus brazos asustada. En ese instante Keitaro incrusto la bayoneta de su rifle por debajo de la quijada del ogro, este aun tuvo fuerzas suficientes para tomar a Keitaro por el cuello y se lo habría roto de no ser porque el joven introdujo a un más la bayoneta atravesándole el cráneo por debajo. A los pocos segundos el coloso cayo derrotado, Keitaro se aproximo rápidamente hacia Matsumi para intentar remover el arpón de su pierna, sin embargo una mirada de pánico de la niña le advirtió que otro enemigo estaba detrás suyo, Keitaro volteo justo a tiempo para esquivar el golpe de un martillo de guerra, rápidamente tomo su rifle y rodo por entre las piernas de su robusto adversario, atravesó con rapidez con la bayoneta de sus rodillas haciendo que el ogro cayese sobre las mismas, luego remato al monstruo de un disparo en la nuca.

-Matsumi-chan!!-dijo Keitaro soltando su arma y tomando uno de los extremos del arpón- Vas a estar bien, pero para ayudarte tengo que sacarte esto. Va a doler mucho…

-No-no…no puede ser peor de lo que estoy sintiendo ahora…-sollozo la niña cerrando los ojos y preparándose para lo que venía. El joven partió el arpón a la mitad y extrajo la sanguinolenta punta de la pierna de Matsumi.


Por su parte Midori intentaba seguirle el paso a los demás reclutas, ya casi habían llegado a la entrada de las trincheras y alcanzado la segunda línea de defensa, pero en ese instante el golpe de un garrote la mando a volar varios metros antes de estrellarse contra una pila de cajas de madera, un ogro con armadura oxidada, empuñando una tosca macana de madera se aproximo a ella con malicia. El golpe la había hecho soltar su rifle y había perdido su único medio defensa…

-Jejeje…pareze ke ze te akabo la zuerte, renakuajo!!-rugió el ogro atreves del herrumbrado yelmo que llevaba en la cabeza. Luego alzo su arma en lo alto, pero antes de que pudiese efectuar el golpe una punta metálica atravesó su garganta, a los pocos segundos la bayoneta termino de atravesar el cuello del gigante que cayó abatido en medio de un charco de sangre. Cuando cayo Midori vio a Keitaro agitado sosteniendo la punta de su rifle contra el cuello de la bestia…

-Necesito-…Necesito que me ayudes a cargar a Matsumi- dijo Keitaro jadeante, Midori corrió hacia la joven que había sido depositada por Keitaro unos metros más atrás y junto con su amigo comenzaron a cargarla entre los dos intentando seguir el paso de la hueste en retirada.

Pronto Imran y sus hombres alcanzaron al segunda línea y mientras asumían posición.

-Dónde diablos están Kusari y sus compañeras!? –rugió Imran mientras introducía un nuevo cargador en su rifle.

-No los he visto desde que empezamos a replegarnos!!-aviso Misha. Imran empezó a buscar entre los reclutas que corrían desorganizadamente hacia la segunda línea de trincheras. Pronto vio tres figuras que cojeaban en la distancia. Eran Keitaro y Midori que estaban auxiliando a Matsumi.

-SCHAISSE!!! KUSARI DENSE PRISA!!!- dijo Imran al notar la cantidad ingente enemigos que se acercaba con rapidez por detrás de ellos- Demonios no lo conseguirán…KATIA, MISHA CONMIGO!!!- ordeno Imran mientras saltaba fuera de la trinchera. Guio a sus dos compañeros unos metros más delante de la línea defensiva y luego clavo la rodilla preparándose para disparar

-Que planeas Donitz!?-pregunto Katia mientras preparaba su sub-fusil
-A la cuenta de tres: Fuego de cobertura!- dijo Imran.- TRES!!- luego los tres dispararon con sus armas automáticas hacia los ogros que estaban por interceptar a Keitaro y sus amigas. Los cubrieron hasta que finalmente el trió los alcanzo.

-NECESITA AYU- intento explicar Keitaro.

-DESPUES DEL COMBATE!! AHORA METANSE EN LAS TRINCHERAS, MALDITA SEA!!!-rugió Imran empujando a Keitaro mientras el y Misha cargaban a Matsumi con velocidad hacia la línea de defensa. En un momento Midori tropezó y Katia la tomo del brazo obligándola a ponerse de pie y a seguir corriendo con rapidez.

-NO TE DETENGAS!! CUANDO TE DETIENES ES CUANDO MUERES!!
La horda de ogros continuaba avanzando por detrás del grupo y un ogro blindado que era particularmente grande se adelanto hacia Midori y Katia. Alexander con ayuda de otro soldado cargo un Panzerschreck.

Spoiler:
 

-AL SUELO!!!-grito Alexander y automáticamente Katia arrojo a Midori al piso mientras el proyectil pasaba solo unos centímetros encima de ellas. El misil impacto en el torso del ogro atacante que de inmediato estallo en un remolino de metal fundido y restos carbonizados. Finalmente lograron alcanzar la trinchera.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Vie Jul 31 2009, 18:33, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Vie Jul 31 2009, 18:20

-Llévenla a la tercera posición con el resto de los heridos!-ordeno el joven a un par de soldados. Luego se dirigió a un radio- CAMBIO DE PLANES!! MISION DE FUEGO: BATERIA DE 88, CUBERTURA DE FUEGO CERCANO, QUIERO ESE CAÑON DISPARANDO!!- inmediatamente volteo hacia los hombres.- Cambio de estrategia, mantendremos esta posición mientras el cañón nos presta fuego de cobertura! PREAPARADOS!!- luego tomo posición para volver a disparar a medida que los ogros seguían avanzando, ahora la cortina de fuego se había hecho mucho más densa gracias a las ametralladoras de los grupos de Alexander y Katia y a pesar de la protección del enemigo la cantidad de proyectiles disparados contra ellos empezó a provocar serios estragos en sus filas, los ataques de artillería abatían a grupos que se apelotonaban debido a las ráfagas de las armas haciendo que sus restos calcinados volasen en todas direcciones. Aun así, solo cuando el campo frente a línea de trincheras se extendió una alfombra de cadáveres enemigos los ogros emprendieron la retirada…

Los gritos de alegría de los soldados inundaron el aire, pero Imran y Keitaro no festejaban, como si esperasen algo mas. De repente una única línea de ogros se formo atrás de la humareda provocada por los impactos de la artillería.

-Uztedes siempre ze creen muy listos cabezas de metal…ya les voy a mostrar lo que ez bueno…- la corpulenta silueta de un ogro forrado en pieles y armadura de placas de hierro se adelanto, tenia un parche en su ojo izquierdo y sostenía en su mano derecha una gigantesca maza de metal ennegrecido- YO ZOY EL JEFE SAIDAI DEL CLAN KABEISHI!!! –luego acerco su mano a su rostro sumido en una especie de rápida meditación.
-Elemento Tierra: Coletazo del Dragón!!- luego el líder ogro golpeo el suelo con su maza provocando la tierra se plegase y formase una inmensa ola que avanzo hacia los defensores, el movimiento sísmico desbarato las trincheras e hizo que el cañón de 88mm quedase desmantelado. Los defensores salieron disparados por los aires en todas direcciones provocando que se perdiese la coordinación en la defensa

-GUERRA!!!-rugió el ogro antes que el y los guerreros que le quedaban cargasen contra las dispersas fuerzas enemigas.

Los defensores se retiraron de forma desorganizada hacia la plaza.

-SIN PIEDAD PARA LOS COBARDES, FUEGO!!- grito uno de los comisarios mientras la ametralladora acribillaba a los reclutas que intentaban retirarse hacia algún lugar seguro. Keitaro se levanto del agujero en el que había caído, tomo su rifle y apunto hacia el comisario, un disparo rasgo el aire y el proyectil se incrusto en la frente del oficial. Al ver esto los demás comisarios también comenzaron a retroceder, el joven sonrió satisfecho e inmediatamente volteo en todas las direcciones buscando a Midori.

-MIDORI-CHAN!!-la llamo sin obtener respuesta, todo era un caos y no se podía distinguir a un soldado de otro- MIDORI!!!-luego el golpe de una maza lo mando a volar varios metros antes de estrellarse contra el tronco de un árbol.

Midori se arrastro por debajo de los escombros bajo los que había quedado y lo primero que vio fue como un gran ogro avanzaba hacia Keitaro que yacía en el suelo desarmado y herido. Ella tomo su rifle y corrió con determinación hacia el joven.

-Jejeje…tu haz luchado bien, matazte a muchos guerreroz, creo que el jefe va querer tu cráneo en su trono…- dijo ogro preparándose para rematar a Keitaro.

-KEITARO-KUN!!-grito Midori mientras clavaba la punta de su bayoneta en la cintura del ogro.

-Miserable renacuajo!!-grito el ogro justo antes de golpear a Midori con su descomunal fuerza mandándola a volar varios metros hacia tras, luego se extrajo el rifle que había quedado incrustado en su espalda.

-MIDORI!!!-grito Keitaro.

La joven intento reponerse del brutal golpe que le habían asestado y se puso de pie con las piernas tambaleantes, aun no se había recuperado de la paliza recibida por los soldados pero aun asi tomo nuevamente el rifle ensangrentado que el ogro se había extraído y levanto sus ojos llenos de una energía desafiante.

-OYE TU, BOLA DE GRASA…P-PELEA CONMIGO!!!

-Midori que diablos estás haciendo!? HUYE MALDICION!!-rugió Keitaro quien apenas había logrado ponerse de cuchillas

-No dejare…no dejare que lastimes a Keitaro-kun…-dijo ella ayudándose con el arma para permanecer de pie

-Acaso me eztaz desafiando, renacuajo?-pregunto el ogro con una horrible sonrisa en su rostro deforme.

-Mientras yo respire no le pondrás un solo dedo encima a Keitaro-kun…- luego apunto con los brazos temblorosos.

-JAJAJA…PUEZ VAMOS ALLA!!!-grito el ogro arremetiendo contra Midori con su enorme maza en lo alto, la joven disparo pero la bala termino incrustándose en el hombro del coloso provocándole un daño mínimo.
Tomo a la joven por el cuello y la levanto como a una muñeca de trapo, luego al la arrojo contra el piso con violencia.

-Bazura…-mascullo el ogro mientras volvía a depositar su atención en Keitaro quien observaba la escena horrorizado.

-Maldito pedazo de escoria…- dijo Keitaro intentando ponerse de pie.-

-Que vaz a hacer?-dijo el ogro tomando a Keitaro por el cuello y estampillándolo contra el tronco del árbol.-

-Kei-taro…Keitaro-kun…-susurro Midori mientras extendía su mano hacia el joven.

-Ahora te zacare la cabeza…-dijo el ogro pero sin previo aviso una bala de gran potencia penetro el corazón de la bestia haciendo que cayese echando un bocajarro de sangre en el proceso.

Midori miro sorprendida como el ogro caía muerto y busco en todas direcciones buscando a aquel salvador.

- CHICA DE OJOZ VERDEZ!!- dijo un nuevo ogro alzándola del piso por un pie mientras ella luchaba por liberarse- HICISTE QUE MATARAN GUMOMARO!!! TE MATARE POR EZTO, CHICA DE OJOZ VERDES!!- sin embargo el giro de una hoja hizo que el brazo que sostenía a Midori cayese seccionado liberando a la joven. El ogro grito de dolor cuando de repente una figura apareció dando un formidable salto a la vez que le propinaba una contundente patada al gigante que se retiro arrastrándose mientras gemía adolorido

Midori abrió sus ojos con lentitud y lo que vio fue a Imran sosteniendo en una mano un rifle humeante y en la otra lo que aprecia ser una espada corta o una daga muy larga.

-Te encuentras bien…?- pregunto Imran a la joven que tenia expresión adolorida en su rostro. Ella nisiquiera lo miro y se apresuro a correr hacia Keitaro que por alguna razón seguía tendido en el suelo.

-KEIATRO-KUN!!!-dijo arrodillándose a su lado. Noto que el joven se cubría con las manos una parte de su pecho.

-No es nada…ahora regresa con los demás…-luego un chorro de sangre surgió de su boca, Midori saco las manos de Keitaro revelando que el proyectil había atravesado el torso del ogro y se había terminado incrustando en el pecho de Keitaro. A los pocos segundos el joven cayo inconsciente.

-IMRAN-SAN!!!!-suplico Midori a los gritos- ALGUIEN QUIEN SEA!!! POR FAVOR AYUDENME!!!

Unos pocos defensores se habían reagrupado en la plaza del pueblo pero estaban rodeados por ogros con armadura y muchos otros soldados seguían retirándose dispersamente. Misha, Katia y Alexander apuntaron hacia los colosos que los rodeaban con malicia emitiendo risas siniestras mientras preparaban sus armas para el combate…

-Muy bien…hay algo que quieran confesar…?-pregunto Katia.

-Creo…creo que eres muy hermosa…- dijo Alexander tragando saliva y sonrojándose a pesar de la situación.

-No es momento para bromas estúpidas, Berger…es algo serio…-

-No, es en serio!!!-al oír esto Katia abrió bien los ojos.- Puede que seas un poco testaruda y violenta, pero en verdad creo que eres una excelente persona y además…la verdad es que nunca he visto ojos tan bellos…

-JAJA!! SE HA FORMADO UNA PAREJA!!!- se burlo Misha ignorando que era posible que en cuestión de segundos todos muriesen.

De pronto el líder ogro se adelanto. Los tres jóvenes le apuntaron.

-Me parece que ez hora de que le cobre a zu Imperio todaz laz fechorias que ha cometido en contra de mi gente…

-Haz tu mejor intento, cerdo sobrealimentado!-grito Katia. El ogro alzo su arma mientras los jóvenes vaciaban sus cargadores sin obtener resultado ya que las balas rebotaban en la coraza del gigante. Con un gesto de su mano el ogro interpuso varias paredes de roca bloqueando las rutas de escape de los oficiales. El coloso se adelanto listo para ultimar a sus victimas con un único y poderoso golpe de su pesada arma. Sin embargo lo que sucedió a continuación fue un estruendo seguido de una potente explosión de que dejo una horrenda herida en el pecho del ogro. El gigante comenzó a caer agonizante sobre sus rodillas antes de que otro impacto de similar magnitud termino de reventar el pecho del ogro.

De pronto un tanque Tiger emergió de entre la neblina derribando una cabaña. Para luego asumir una posición desde la que disparar a los ogros que ahora se batían en retirada.

-Ese maldito, Fritz…siempre es tan presumido…-dijo Misha suspirando mientras leía la calcomanía de la torreta: Orgullo de la Patria.

-MISHA!!! TRAEME EL KIT DE PRIMEROS AUXILIOS DE INMEDIATO!!!-grito con fuerza una voz atrás entre la bruma. Misha cogió el kit que había en las destruidas trincheras y se dirigió al trote hacia donde provenía la voz.
Cuando finalmente la bruma se hizo menso densa, consiguió a ver a Imran arrodillado a un lado de Keitaro.

-Muy bien…-dijo Imran-…aplica presión sobre la herida.-le ordeno a Midori colocando las manos de la joven sobre la herida de Keitaro.

-Keitaro-kun no te mueras!!-lloro ella. Luego Imran hizo un pequeño corte en el brazo de Keitaro y este comenzó a recobrar lentamente el sentido. Luego Misha arribo…

-Como va el resto de la defensa?-pregunto Imran vendando el corte.
-Esos bodoques ya son historia…-respondió Misha con una sonrisa.
Imran en ese instante retiro las manos de la joven de la herida.

-Midori…-susurro Imran con cara de preocupación-…la bala se inserto en un pulmón, si no se la saco no va a poder respirar.-

-Pues-pues cúrelo!! Salve a Keitaro-kun, Imran-san!!!-

-. Necesito que te quedes a su lado y que lo mantengas despierto -Luego saco una bayoneta. – Esto terminara rápido, Kusari...

-…pero mientras sentirás un dolor atroz- dijo Misha en voz baja.
Mientras Keitaro abría los ojos estos se posaron en el rostro de Midori.

-Per-perdóname…-susurro con debilidad.

-Por-porque!?-

-Porque no te he podido proteger de todas las cosas…soy-soy débil…-

-NO!! NO LO ERES!!!

Luego Imran introdujo la punta de la bayoneta haciendo que el joven empzase a quejarse del dolor.

-…nunca…estoy allí cuando me necesitas…y-y aun asi…me doy el lujo de decir que eres importante para mi…

-De que estas hablando? Tu siempre has estado allí…has estado conmigo siempre…

Imran introdujo aun mas el cuchillo, haciendo que el joven gritase adolorido…

-…quiero que me lo digas…-dijo Keitaro.

-Que…?

-Lo que ibas a decirme…aquel día en el lago…-

Midori sintió que el corazón se le salía por la boca.

-…quiero saberlo…por si no lo consigo…

-NO, NO TE LO DIRE!!!-

Misha e Imran la miraron confundidos por unos segundos.

-Nos prometimos que regresaríamos todos a casa, desde que nos conocimos jamás has roto una promesa…que clase de amiga seria si te dejo fallar en esta…? Keitaro-kun…si quieres saberlo, vas a tener que ponerte bien

A pesar de su estado el joven no pudo evitar sentirse tocado.

-Je, supongo-…supongo que tienes razón…no deshonrare el nombre del Clan Kusari dándome por vencido…

-Ya tengo la bala, estas listo, Kusari?-pregunto Imran que ya tenia sus manos cubiertas de bastante sangre. Keitaro asintió con la cabeza débilmente y luego Imran introdujo un poco mas la punta de la bayoneta en la carne del joven, Keitaro aulló del dolor mientras estrujaba fuerte la mano de Midori y tras unos segundos de agonía, el filo del cuchillo surgió con una pequeña pieza metálica en su punta. Imran y Misha colocaron sus manos para frenar la hemorragia subsiguiente y sonrieron.

-Gut, auslander, gut…-
-Eso-eso es dolor atroz…? Me he sentido peor en el pasado…-luego se desmayo.

-KEITARO-KUN!!!-grito Midori, Imran chequeo sus signos vitales y se volteo hacia la joven.

-Esta dormido-

Misha alzo el rifle que Imran había usado

-Esta bazofia si que es potente…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Vie Jul 31 2009, 18:31

Varias horas más tarde, sobre un semioruga.

Midori estaba sentada al lado de Matsumi a la cual ella abrazaba para darle calor mientras dormía. Imran la veía con una especie de satisfacción mientras que la joven le devolvía una mirada de desconcierto.

-Fuiste muy valiente al proteger así a Kusari- dijo el joven.

-El…el habría hecho lo mismo por mi…

-Aun así, arriesgaste la vida por alguien que es importante para ti…son muy valientes…

-Pero… no pude evitar que Keitaro-kun saliese herido…

-Hay cosas que simplemente no se pueden evitar, es el azar de la guerra. Pero…Oye, en toda mi vida he visto a alguien dispuesto a morir por amor…-al oir esto Midori se sonrojo y bajo la mirada.

-Soy tan obvia…?

-Me temo que si- dijo Imran con una sonrisa compasiva.- Cuando planeas decírselo?

-Bueno…el día en que nos reclutaron intente decírselo pero…bueno algo nos “cayo” encima y ahora…no he tenido ninguna oportunidad para hacerlo.-

-Pues…seguramente después de esto les darán aunque sea un par de días libres. Es posible que encuentres una oportunidad.-

-Imran-san…y usted no tiene?-

-Yo? Ehh…la verdad es que no, no he tenido nunca una relación de verdad soy algo torpe con las chicas. Excepto si contamos las bromas de mal gusto que Misha y Katia siempre hacen para mis cumpleaños, y ya el próximo es dentro de tres dias solo puedo esperar que este año no intenten nada…

-Su cumpleaños?-pregunto Midori.

-Si, cumplo 17 años-

-Supongo que debe ser duro tener que pasarlo aquí, tan lejos de su casa y su familia…

-Je ya suenas como Misha, Midori.- Luego miro hacia el resto de los camiones y semiorugas- Así como lo ves esta es mi familia, este Kampfgruppe, estas personas que comparten conmigo esta misión y donde estén ellas estará mi hogar.

A Midori, Imran le provoca confusión pues era un soldado, sin embargo notaba en el algo que no veía en muchos otros de sus camaradas: compasión y bondad. Un soldado mortífero y entrenado para matar que poseía un corazón generoso y capaz de perdonar, era un personaje salido de alguna clase de leyenda. Sin embargo no podía evitar sentir admiración por el…y sobretodo una inmensa gratitud por todo lo que había hecho por ellos.

Dos días despues. Hospital Militar de Ostenburgh.

“Ahora las noticias de hoy: elementos de las Divisiones Tercera y Primera de las ordenes de la Cruz d Hierro y de la Estrella Roja contuvieron un asalto de importancia realizado por un caudillo ogro. Tras un intenso combate que tuvo lugar a horas de la mañana, los soldados apoyados por conscriptos orientales lograron eliminar al líder enemigo y hacer retroceder a los invasores. La Sexta División de la Orden de la Estrella Roja ha sido desplegada a todo lo ancho de la Frontera con el Territorio Salvaje, a razón de-

Keitaro derribo la radio. Aunque esto provoco que su herida le doliese un poco.

-Muy bien Kusari, hora de ver cómo has evolucionado…-dijo Imran
mientras ingresaba. A una pequeña sala de consultas

-Acaso eres medico?-pregunto el joven e malhumor.

-Así como me ves estudie dos años en la Facultad de Medicina de Grossenburgh. Se un par de cosas- dijo Imran calzándose unos guantes de hule. Y se aproximo al joven que tenia gran parte de torso vendado. Removió con cuidado el parche que tenia en torno a lugar de la herida…

-Vaya…esto si que es curioso…-dijo Imran prestando atención a la herida.

-Acaso voy a tener que pasar mas días en cama…?-dijo Keitaro mientras su malhumor empeoraba segundo a segundo

-Si las enfermeras y varios médicos ya se han quejado que de que tienes problemas para quedarte quieto. Pero de hecho, Kusari, tus heridas han sanado casi por completo…es increíble-dijo Imran con tranquilidad-

-Eso quiere decir que puedo irme!?-dijo Keitaro con alegría.

-Me temo que no hay nada que te lo impida…-dijo Imran suspirando con una sonrisa.

-SI!!!-dijo Keitaro mientras se quitaba todos los vendajes y se ponía la parte superior de su uniforme.- Sturmbannfuhrer ha visto a Midori?

-De hecho si, esta en la segunda planta visitando a Matsumi-

-Muy bien-dijo mientras se ponía el chaquetón a la vez que abandonaba la sala de consultas al trote.

Cuando abandono la sala Imran quedo pensativo con una mirada muy seria en su rostro “Una herida como esa habría tardo semanas en sanarse con una persona normal y sin embargo la de Kusari ya se había cerrado casi por completo…”

En la segunda planta.

Matsumi había sido alojada en una pequeña habitación donde podría recuperarse de la herida en su pierna. Midori la había estado con ella desde que la internaron aliviando en cierta medida la soledad de la joven y el áspero trato que recibía por parte del personal medico.

-Me pregunto qué dirían mis padres si me vieran así- suspiro la joven recostada en su cama mirando su pierna enyesada.

-Pues la verdad creo que estarían demasiado ocupados desmayándose, yo se que a mi madre le daría un ataque si me ve con todos estos moretones- respondió Midori sentada en una banqueta al lado suyo.
Ese momento ingreso Keitaro.

-Vaya Midori-chan…no esperaba que estuvieras aquí desde tan temprano…

-Imran-san me dijo que tendríamos un par de días libres, puedo levantarme y venir a la hora que quiera…además no conozco a nadie, prefiero estar aquí con ustedes que los demás…

-Es como dije las chicas tienen que hacer de todo un momento un tierno…-
-No seas así Keitaro-kun!-replico Matsumi- Estoy segura de que a ti te gustaría tener un momento tierno con Midori-san…-

-QUE!?-dijeron ambos al mismo tiempo.

-OYE NIÑA NO TE PASES DE LISTA!!-dijo Keitaro mientras cubría la boca Matsumi con el rostro rojo de la vergüenza.

-Oye Kusari, creía que sabias leer: que parte de “no molestar a los pacientes” no te quedo clara?- dijo Imran apoyado en el pórtico de la puerta.

-Imran-san!!-dijeron Midori y Matsumi con una sonrisas.

-Como esta tu pierna el de hoy, auslander?-pregunto Imran acercándose a la niña.

-Mejor pero todavía me duele bastante…-

-En otras circunstancias te mandaríamos de regreso a tu aldea, pero es una herida delicada y quiero mantenerte vigilada hasta que te recuperes por completo. Así que compórtate, Kusari…-dijo Imran mientras Keitaro le blanqueaba los ojos-…Además de eso hay otra cosa-luego saco un sobre de carta- Aquí esta su primer sueldo…

-Nuestro primer que?-preguntaron Matsumi y Midori al mismo tiempo

-Pues que más? Geld, Madchen!!(Dinero, chicas) Dinero...-luego les entrego una pequeña cantidad de billetes a cada uno-…100 coronas que pueden utilizar en sus gastos. Tengan cuidado de que no se las roben y recuerden que este dinero es suyo y no tienen porque darse lo a nadie. Ya que tienen un par de días libres porque ustedes dos no salen a relajarse un poco?

-Es broma no?-pregunto Keitaro con los ojos bien abiertos.

-Pe-pe-pero…y que pasara con los guardias, los toques de queda y todo eso?

-Se levantan y se acuestan a la misma hora pero en el ínterin pueden hacer lo se les plazca, bueno…sin que eso les cause a ustedes o a mi problemas…solo recuerden de llevar siempre sus documentos y de regresar al cuartel antes del toque de queda.

Keitaro y Midori sonrieron y se miraron.

-Muy bien…traten de mantenerse lejos de los problemas. Resulta que hoy también tengo el dia libre y no voy a estar en el cuartel…

-Y planea que hacer, Imran-san?-pregunto Matsumi.

-Bueno dado que hoy es mi cumpleaños mis amigos me organizaron un…”algo” y quería ver de que trata…

Midori sintió un retorcijón en el estomago se había olvidado de era el cumpleaños de Imran. Aunque no conocía bien al joven sintió culpa de haberlo olvidado…

-Bueno eso es todo. Pásenla seguro y bien…-

A los pocos minutos Keitaro y Midori estaban parados en las ruidosas calles de Ostenburgh, por primera vez la ciudad era suya para conocerla.
-Muy bien que hacemos primero?-

-Buscar algo para comer, la comida de ese lugar es peor que la del cuartel…-afirmo Keitaro mientras agarraba a Midori de la mano y se movían al trote.

Había un rincón de la ciudad que querían conocer mas que ningún otro: el Barrio Oriental, era la parte del viejo casquete de la ciudad de Kotetsu que había perdurado a pesar de los duros bombardeos del Reich. Era prácticamente una ciudad dentro de otra, pues aun había muestras de arquitectura orientales en las plazas con elaborados jardines en ellas. En el centro del barrio se hallaban los restos de la antigua ciudadela defensiva de Kotetsu, una imponente estructura cuyos caminos estaban adornados con numerosas puertas Torii.

Quizás el rasgo que los dos jóvenes hallaron mas agradable fue la presencia de cerezos adornando las calles, las flores color rosa pálido habían sido siempre uno de los emblemas de su tierra, un símbolo de su belleza y su prosperidad…no era raro que el Reich hubiese dedicado tiempo a eliminar aquellos hermosos arboles cuyo numero habia menguado con el correr de los

La primera parada de Keiatro y Midori fue una tienda de remen, ansiosos por escapar de la comida con sabor a ropa vieja que comían siempre.

-Yo quiero un ramen de cerdo, tamaño grande!-ordeno Keitaro con energía.

-Yo uno de miso, por favor- pidió Midori a la sonriente cocinera.
Su comida estuvo lista a los pocos minutos y comenzaron a comerla golosamente con unas enormes sonrisas en su rostro.

-Esto es lo mas delicioso que he probado en semanas!!-dijo Keitaro con boca llena.

-Todos dicen lo mismo.-dijo al cocinera- Es normal ver a muchos heishis(soldados) por aquí…-dijo la cocinera.-…somos un local de preferencia.

-Por aquí vienen muchos reclutas?-pregunto Midori con curiosidad.

-Normalmente nunca tienen mucho tiempo o dinero, pero los que hacen servicio continuo aquí saben de este local. Vaya hasta los occidentales vienen a veces…

-Servicio continuo?-pregunto esta vez Keitaro.

-No todos los chicos que vienen regresan a su hogar, hay veces en las que sus familias y aldeas los rechazan o simplemente tratan de escapar al estilo de vida que llevan. Los que regresan pasan a formar parte del Osten Korps de los occidentales, esta mejor pagado y los oficiales no son tan cretinos, el problema es que suelen tener misiones mas peligrosas que los reclutas…

-Debe ser duro tener que pelear contra tu propia gente-afirmo Keitaro, la cocinera sonrió.

-Es lo que pensaba cuando era niña pero ahora me doy cuenta de que a veces es mejor doblar la rodilla a que te la rompan. Cuando los occidentales ocuparon esta ciudad, mi familia lo perdió todo pero después nos ayudaron a levantar cabeza y nos permitieron llevar este comercio. No todos los occidentales son dementes y crueles…

-Es verdad, Imran-an es una excelente persona, no es así Keitaro-kun?- afirmo Midori con una sonrisa aunque al oír esto su amigo se atraganto con un pedazo de carne.

-Yo no confió en los occidentales, no después de todo lo que ha hecho a nuestra tierra, a nuestra gente, a nuestras familias…Simplemente no puedo…

-Yo creo que deberías ser un poco menos terco, Imran-san te salvo la vida…-afirmo Miodri haciendo que Keitaro mirase en otra dirección.-..hablando de eso, señora, podría decirme dónde puedo comprar lana?-pregunto Midori mirando a la cocinera.

-Lana? Para que?-pregunto Keitaro con sospecha

-Es una sorpresa…-afirmo ella jugando con los dedos

-Bueno hay varios negocios te darás cuenta…otra cosa que les recomiendo si es la primera que visitan Kotetsu es que visiten los baños termales.

-Baños termales…?-repitieron ambos.

-Si, en esta época del año tiene poca clientela, pero son uno de los mayores atractivos de esta parte de la ciudad.- ambos chicos se miraron con una sonrisa.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Vie Jul 31 2009, 18:31

Unos momentos después en los baños termales.

Midori se sumergió en el agua, definitivamente era lo más relajante del mundo y sobre todo para alguien al cual la habían hecho pasar por una infinidad de castigo físico. En ese instante se dio cuenta de lo afortunada que había sido pues había chicos que estaban muertos, otros mas que estaban gravemente heridos…cualquiera de ellos podría haber sido ella, lo que le sucedió a Matsumi también le podría haber pasado a ella, la herida de Keitaro también…tras tantas cosas terribles no pudo evitar sentirse en paz y agradecida…pero agradecida con quien? “…un ángel guerrero de ojos verdes…” ese fragmento de la historia regreso a su mente y con el rostro de Imran. Fue despertada de sus pensamientos cuando alguien mas ingreso en el agua.

-Ah….esto es grandioso…- Midori se congelo cuando Kietaro se sentó muy cerca suyo. El joven se recostó con los ojos cerrados sin notar a la joven –OYE MIDORI!! No crees que esto es de lo mejor?- grito Keitaro haciendo Midori se sobresaltase.

Su corazón latía dolorosamente rápido y era incapaz de pronunciar palabra alguna. Fue cuando Keiatro se estiro y cuando alargo sus brazos bostezando su mano uno de los pechos de la joven, que se puso roja como un tomate, al hacerlo Keitaro abrió con lentitud los ojos solo para ver con horror donde había apoyado su mano. Con violencia el joven se dio media vuelta y miro hacia otro lado.

-E-EN-EN NINGUN LADO DECIA QUE ESTO ERA BAÑO MIXTO!!!! Lo-lo siento mucho!!- dijo Keitaro que también se sonrojo. Se volteo con los ojos cerrados y le acerco una toalla a su amiga.

-No,-no hay problema!!-dijo Midori nerviosa acercándose para tomar la toalla. Tras envolverse en ella, intento alejarse pero se resbalo y cayó encima de Keitaro. Cuando ambos emergieron del agua no pudieron evitar que sus ojos se encontrasen y que hubiese un momento de gran tensión. “Keitaro-kun…Keitaro-kun…esta demasiado cerca mío!!!” pensó Midori mientras su corazón se seguía acelerando.

Otra vez Keitaro quedo atrapado en esa trampa esmeralda que era los ojos de Midori. Una vez que los miraba fijo no podía escapar, era ese odioso sentimiento otra vez…ese indescriptiblemente cálido y bello sentimiento que Keitaro sentía solo con Midori…

-Sabes una cosa…aunque los demás chicos de la aldea lo encuentran raro…la verdad es que…es que me gusta mucho el color de tus ojos- dijo sin dejar de mirar el rostro de Midori. Un sentimiento muy extraño comenzó a recorrer a la joven desde la punta de sus pies hasta su cabeza. Se sentía asustada ,vulnerable, como cuando alguien ve algo una parte suya que siempre había ocultado…Pero a la vez indescriptiblemente feliz porque la hubiesen visto…

Sin notarlo sus rostros imperceptiblemente se fueron acercando el uno al otro.

-NO OTRA VEZ!!!-grito una voz sacando a los jóvenes del trance- ACASO NO SABEN LEER!?-dijo la anciana dueño del local señalando a un cartel muy grande que había estado oculto por el vapor: BAÑO MIXTO, Por Favor comportarse.

Al poco rato Midori y Keitaro abandonaron el local vistiéndose a las apuradas siendo perseguidos por la anciana que los seguía con una escoba.

-MALDITOS RECLUTAS!! ESTE ES UN LOCAL DECENTE Y VIENEN USTEDES CON TODAS LAS OBSCENIDADES QUE HAN APRENDIDO DE LOS OCCIDENTALES!!!

Más tarde cerca del hospital.

Los dos jóvenes caminaban uno al lado de otro sin mirarse y todavía muy sonrojados.

-Nunca antes me había perseguido una anciana…- afirmo Keitaro.

-Y que hay de la señora Tatsuya? Te persiguió cuando empujaste a su nieto…-dijo Midori con una pequeña sonrisa.

-Tienes razón…y tenía un machete…pero fue porque te estaba molestando y además tu me ayudaste a esconderme, no me arrepiento…-Midori se rio. Luego llegaron al hospital.

- Tengo que pedirle a Matsumi que me ayude con algo…-suspiro Midori.

-Ayuda? Con que…?

-Es una sorpresa-luego Keitaro miro la lana de colores que Midori había comprado.

-Bueno…pero regresa a tiempo de acuerdo?-

-Si-

-Bueno, sayounara…-dijo Keitaro dándose media vuelta.

-Keitaro-kun-

-Que?-dijo el joven dándose vuelta y sin previo aviso la joven le dio un beso en la mejilla antes de entrar corriendo al hospital. Keitaro quedo parado varios segundos allí antes de reaccionar y seguir su camino.

En el cuarto de Matsumi.

Midori y Matsumi bordaban sin parar usando lana de color dorado, rojo y negro.

-Que tal la pasaron Keitaro-kun y tu?-pregunto la niña

-Fue…ehhh…agradable…

-Suena como que paso una de esas cosas que solían pasar en casa: Keitaro metiéndote en algún problema o llevándote a explorar el bosque….
-Bueno…nada tan serio como eso pero es que…

-Midori-san…te vas a enfermar ni no se lo dices- hasta Matsumi lo sabia, Midori bajo la cabeza y suspiro.

-En realidad soy asi de obvia…?-

-No creo que haya nadie que nos e haya dado cuenta en la ladea, es más creo que algunos de los demás soldados y algunos occidentales también se dieron cuenta…

“Que horror” pensó Midori

-…pero el único que no lo sabe es quien en verdad tendría que saberlo y ese es Keitaro, Midori-san. Porque no te arriesgas? Es decir, el te adora, haría lo que fuese por ti! Creo que podrían ser muy felices juntos

-Yo-yo quiero decírselo, pero me asusta que…que tal si él dice que no? Perdería a mi mejor amigo y yo…yo lo quiero demasiado, no lo soportaría. El corazón me duele cuando estoy cerca de el, se me pone la piel de gallina…Matsumi, si no me corresponde…sentiría que me muero

-Ay, Midori-san…-dijo tomando su mano, luego señalo a su pierna herida.- Estas heridas sanan…-luego señalo el pecho de Midori-…esas heridas no. Si no lo haces quedaras herida para siempre Midori-chan.

-De donde sacaste eso?-

-Uno de los doctores me presto un libro, era el único que estaba en nuestro idioma y ea sobre frases de amor-sonrió Matsumi.- Bueno que tal ah quedado el regalo de Imran-san?-dijo exhibiendo el trabajo.

-Creo que mejor que bien-afirmo Midori
.
Entrada del Edificio de Administración. Esa misma noche.

Imran estaba montando un Kettenkrad listo para dirigirse al “algo” que sus compañeros le habían organizado.

-STURMBANNFUHRER!!!-grito una voz- IMRAN-SAN!!
!
Imran busco y vio a Midori corriendo hacia el bastante agitada cuando finalmente se acerco a el la joven se agacho para recuperar el aliento.

-Midori se lo dije a Kusari y te lo digo a ti, ustedes no tienen permiso para estar aquí!

-El guardia se fue a buscar café tardara un rato-afirmo Midori con una sonrisa. Luego busco en un morral y luego saco una bufanda de lana de franjas rojas y negras, con una estrella dorada en un extremo y con dos kanjis en el otro.- Feliz Cumpleaños, Imran-san.

Midori quedo perplejo y no tuvo idea de cómo reaccionar. Se quedo mirando la bufanda durante varios segundos ante la mirada brillante de la joven.

-Danke schon, Auslander. Pero…me temo que no puedo aceptar.-dijo Imran con una sonrisa triste.

-Por-Porque?-

-No somos amigos, Midori. Yo soy tu superior…es mi trabajo asegurarme de que puedas cumplir con tu deber. Nada mas…

-Pero-…pero usted nos ayudo mucho! Si no fuera por usted hubiéramos acabo en el gulag o muertos! Usted salvo mi vida en dos ocasiones, no me diga que lo hizo porque era su deber…

-Si, si lo era…pero no era un deber con el ejercito. Fue una promesa que le hice a alguien en tu aldea…-Midori lo miro con los ojos bien abiertos recordando a su madre.- Cuando regreses a tu hogar, podrás olvidar todo esto…y mi promesa estará cumplida, no te conviene formar un lazo que no perdurara y menos aun con una persona como yo…una persona que te arranco de tu hogar sin que lo pidieses y que te ha puesto en peligro…

-Pero usted es una buena persona…

-Me gustaría poder creer eso…pero es que tu no has visto las cosas que he hecho, me odiarías si lo supieras. Ich weiss nicht(No se)…quizás soy malvado…no corras ese riesgo- dijo Imran acercándose al Kettenkrad.

-ESO-ESO NO ES CIERTO!!!- dijo Midori- Usted no es malvado! Y sabe que!? Yo si lo considero mi amigo!!-Imran se dio vuelta mirando a Midori- Usted salvo mi vida, salvo la de Keitaro-kun…nos ha ayudado tanto a todos. Quizás no sepa lo que hizo en el pasado pero…si he visto lo que hizo por nosotros y se que alguien malvado no lo haría. Es verdad que usted nos saco de nuestro hogar sin que lo pidiésemos…pero ahora yo confió en usted aunque no lo hayas pedido, Imran-san. Si tenemos que aceptar las cosas malas que no esperamos…porque no también las buenas que llegan inesperadamente? –dijo la joven mientras volvía a acercar la bufanda a Imran.

El oficial sonrió.

-*Ejem*…Supongo que puedo aceptar una muestra de gratitud-dijo Imran con falsa solemnidad, luego tomo la bufando y observo los kanjis que habían sido bordados con hilo dorado- Que significan?

-“Que la buena fortuna ilumine tu camino aun en las horas mas oscuras del día…”-

-Es hermosa-dijo Imran observando la bufanda que sin embargo no era muy encantadora- Vielen Dank, Midori. Sabes? Eres muy agradable para ser oriental…ahora sal de aquí antes de que regrese al guardia…-dijo Imran mientras se montaba en el vehículo.

Mientras se dirigía a la cantina, Imran pensaba lo que el había dicho Midori y pensó como unas palabras habían podido ayudarle a opacar todos los tóxicos sentimientos que había acumulado en su alma a lo largo de estos tres años. “La absolución solo se logra con el perdón de tus adversarios, recuerda eso Imran y jamás lo olvides…”

-No lo olvide, papa. No lo olvide…- luego acelero el Kettenkrad y arribo a la cantina que curiosamente estaba a oscuras. Imran blanqueo los ojos pues la sorpresa era demasiado obvia. Luego abrió la puerta…

-Vaya, sorpresa!-dijo Imran esperando arruinarle la sorpresa a sus compañeros. En lugar solo vio al viejo dueño de la cantina limpiando la barra.

-No lo escucho, Sturmbannfuhrer? Adler se entero y se aseguro de que todos los soldados recibiesen tareas adicionales…lamento que haya tenido que ocurrir esto en su cumpleaños…

Imran se sintió devastado.

-Na ja…comprendo…-dijo cabizbajo-…lamento haberlo importunado- dijo dándose media vuelta dirigiéndose hacia la salida.

-Sturmbannfuhrer…-dijo el anciano.

-Que…?-dijo Imran de malan gana dándose vuelta.

-SORPRESA!!!!!-gritaron los amigos y compañeros de Imran prendiendo las luces y desplegando un cartel rojo que decía: Schones Gebursttag, Imran Frederick Donitz!!!

-Ustedes son de lo peor…!!-dijo Imran conmovido mientras Katia y Misha se acercaban dándole unos coscorrones en la cabeza-

-Bueno, bueno…primero que nada un Tost para Imran Donitz: un amigo leal, un consumado Estratega Militar, un líder confiable und ein eigentlich Kruezritter (y un verdadero cruzado)-dijo Alexander mientras todos alzaban sus copas rebosantes.- PROST!!!

-PROST!!!

En ese instante dos hombres uniformados de negro ingresaron en la cantina.

-Mensaje para el Mayor Donitz…-dijo uno de ellos acercándole un telegrama.

-Justo ahora?-pregunto Imran.

-Me temo que no puedo esperar…-afirmo el hombre con talante serio que dio mala espina Imran. Luego abrió el telegrama y leyó su contenido.

-Misha…-

-Que ocurre, Imran?

-…tu hermano…-

-Nikolai!?

-..esta…

-Esta…?-

-…esta muerto, Misha…

Continuara…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Herushingu
Nivel 8
Nivel 8
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 349
Edad : 27
Localización : Vagando en Vagolandia.
Fecha de inscripción : 02/01/2009

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Sáb Ago 01 2009, 14:32

Por Chuck!

Este se ha transformado en uno de mis fics favoritos ^^

Tiene montones de violencia, montones de drama, montones de acción y un ligero toque perver xD

Pobre Misha, perdió a su hermano u.u

En fin... Ya quiero ver más peleas y combates con muchos muertos :>):

Continúalo pronto :D
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://worldanime.tv/portal/modules.php?name=Forums
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Lun Ago 10 2009, 16:53

Muy bien ,aca les dejo un capitulo insualmente largo(esto se debe a que e es el fin de la primera parte) Disfruten y sufran, rian y lloren. Pero hagan lo que hagan...comenten!!!

Capitulo 4: Der Hexenkessel

Dos días después, Cementerio Militar “Das Sthel Adler”



Imran y Misha ayudaban a otros soldados a cargar el ataúd de Nikolai hacia el nicho de tierra donde descansaría. La mirada de los jóvenes estaba sumida en las tinieblas y a menudo una solitaria lagrima se deslizaba de ellos. Seguidos de cerca dos mujeres jóvenes y una niña los seguían cabizbajas. El cementerio era un lugar donde el color y la vida de la ciudad no tenían cabida…solo era una extensión llana con cientos y cientos de cruces de piedra que se alzaban del suelo.

El cortejo fúnebre alcanzo un sección donde exactamente 50 nichos habían sido abiertos. Se había montado un pequeño altar sobre el cual se hallaba una fotografía en blanco y negro, la de 50 personas sonrientes y orgullosas: Cuarto Kampfgruppe, se leia en una esquina de la misma.

Tres hombres, elegantemente uniformados se pararon en frente a la congregación de militares y civiles. Imran reconoció a dos de ellos: uno era al general Adler, ya lo había visto en funerales antes con su expresión de ”no tengo todo el día…”. El otro no era nada más ni nada menos que el Ostmarshall Magnus Hoffman, el comandante en jefe de las fuerzas movilizadas a Oriente ,un hombre de cuarenta y tantos años de rostro enérgico y lleno de cicatrices, conocido y respetado por aliados y enemigos, en ese momento estaba tan enlutecido como todos y cada uno de los presentes.
A Imran se le partía el corazón al ver a la esposa de Nikolai teniendo que sujetar a Nadia, su pequeña hija, para no que corriera hacia a el ataúd de su padre. Lo peor fue cuando cada familias se reunió en torno de los ataúdes… Anastasia su esposa beso una flor blanca mientras sus lagrimas mojaban la fría madera el sarcófago…

El siguiente fue Misha. Que también deposito una flor.

“Siempre tan egoísta e inmaduro como siempre Mikhail, si tanta falta te hace te prometo que regresaremos todos juntos!!”

Luego fue Katia.

La joven comenzó a lagrimear cuando recordaba los días felices en que Nikolai la molestaba a ella y Misha.

Por ultimo fue Imran.

“Si sigues comportando como un demente te quedaras solo, imbécil!!! Y una vez que estés solo estarás atrapado en una prisión de la que no podrás escapar!!”

Era un panorama absolutamente desgarrador.

-NO ENTIERREN A MI PAPA!!!-suplicaba una joven derrumbándose en llanto ante uno de los ataúdes- PAPA!!!

Una pareja de ancianos que lloraban recostados sobre el ataúd de su hijO.

-PELOTON FUNEBRE!!! APUNTEN!!!-ordeno un sargento a cinco soldados que alzaron sus rifles hacia el cielo- Fuego!!-hubo un disparo-Fuego!!!- y así hubieron cinco disparos.

Luego al multitud se paro frente al altar en el cual estaba parada una joven de largo cabello negro y ojos verdes, totalmente ataviada de negro y por lo visto había estado llorando desde hace rato.

-Yo escribí-…yo escribí esto para el cumpleaños de mi hermano…pero ahora creo que hay alguien que necesita mas estas palabras:

“Había una vez un halcón de acero, que volaba muy alto en el cielo…un día partió buscando el sol naciente, tranzando rumbo hacia Oriente…cuando su grito de libertad se oía, los enemigos se rendían…ninguna sombra perduraba, todas se batían en retirada…no había más glorias que conquistar, pero muy lejos ya le quedaba su hogar…escogió volar hacia la cumbre mas alta, para poder al fin descansar sus alas…escogiendo para descansar, la tierra a la que había traído…la paz”

Los féretros empezaron a descender, comenzaba a llorar de nuevo…

-…descansa tranquilo, Nikolai. Te has ganado la paz…-

Imran se aproximo a Anastasia y a Nadia, tenia una bandera plegada bajo su brazo y no se atrevía a mirar a la esposa de Nikolai a los ojos. Finalmente se extendió sus brazos ofreciéndole la bandera a la joven…

-Tu esposo fue un buen hombre. Tienen mucho de lo que sentirse orgullosas…-

Oficina de la Jefatura Central. Mientras tanto…

Adler y una sombría figura estaban reunidos en torno al elegante escritorio del general mientras este se servía una copa de un vino fino

-Todo un Kampfgruppe…no ha pasado ni una semana y la gente en el Reich ya esta protestando. Espero que realmente no hayas tenido nada que ver…

-Jejeje…Adler-san, me sorprende que me consideres tan estúpido- le respondió la figura que detonaba un tono varonil y aristocrático, acostumbrado al mando.

-Las precauciones nunca están de mas, mein freund. Cada vez que te veo por aquí significa dos meses de problemas en la frontera: significa que hay que frustrar algún ataque rebelde o algún molesto levantamiento…

-Adler-san, Adler-san…debes aprender a relajarte, solo para que sepas hoy no te traigo malas nuevas es mas, lo que te traigo es una…oportunidad beneficiosa para ambas partes.

-Je…Ich nicht dumb, kínder(No soy tonto, niño). Tu no haces nada sin que te reporte algún beneficio…porque tendría que creerte?-

-Porque digamos que este es un caso atípico…-

-Explícate-

-Muy bien…que sabe usted de Kanagawa?-

-Lo que sabe todo el mundo, es una ciudad importante del Feudo del Fuego. Ha sido una de las que se ha modernizado y prosperado desde el Armisticio. Tiene una Universidad que es famosa y cosas así, no soy un turista…

-Muy bien Adler-san…que pasaría si le dijera que esa ciudad no ha estado cumpliendo las condiciones del Armisticio?

-Diría que estas buscando una excusa para que nosotros hagamos el trabajo duro por ti…Kanagawa es una de las ciudades más importantes del Teikokku, porque querrías que resultase dañada?

-Resulta que los gobernantes de la ciudad han estado alojando a personas que son un tanto… inconvenientes para mi y han estado enseñando cosas que no deberían… Ese maldito antro es un peligro para mis oportunidades de convertirme en Emperador

-Ya veo…y que es esa información que me estas ofreciendo?-

-Todo lo que necesitas saber: rutas de escape, puntos defensivos, personajes peligrosos, objetivos de importancia…pero por sobretodo te estoy ofreciendo la oportunidad de convertirte en un héroe…
Adler miro con sus ojos falconianos a la sombra

-…en Kanagawa están los que mataron a tu Kampfgruppe…-Adler sonrió ampliamente.

-Y que tendría que hacer para que me entregases la información?-

-Eso lo discutiremos después…por el momento solo asegúrate de que esa ciudad no vuelva a representar un problema para nosotros…-luego le entrego los papeles. Adler lleno otra copa y se la ofreció a su huésped.

-Por los negocios- dijo Adler

-Por los negocios-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Lun Ago 10 2009, 16:56

Oficina de Imran. Pocas horas mas tarde.

El joven continuaba mirando al techo sumido en sus pensamientos cuando alguien toco la puerta.

-Adelante-dijo Imran sin salir de su sopor. La misma joven de cabello negro y ojos verdes ingreso tímidamente en la oficina.

-Creí haberte dicho que no que vinieses aquí, Dasha…

-Y yo creía que habías entendido que soy una chica desobediente.-dijo ella tomando asiento.- Como has estado…?

-Eso no interesa, quiero que tomes el próximo tren hacia Grunenstadt- respondió molesto

-Un año sin verme y eso es todo lo que tienes que decir…?-

-Fue bueno verte y como ves gozo de perfecta salud, Dasha. Ahora quiero que tomes el tren de regreso a casa-

-NO ME TRATES COMO UNA MOCOSA!!!-dijo ella alterándose sacando a Imran de su sopor.

-Es verdad, tu ya no eres una niña, Dasha…y es por eso que creía que aprenderías a respetar lo que te dije-

-Estoy preocupada por ti…!!-

-No quiero discutir otra vez sobre eso, Dasha- dijo Imran cubriéndose el rostro con las manos.

-Esa es tu respuesta? Acaso no te das cuenta que ya me da miedo abrir la puerta? Cada vez tengo voy a atender tengo miedo de que vengan a darme malas noticias…y tu no quieres discutir sobre eso?-dijo ella entristecida

-Es mi obligación, Dasha.-

-NO!! NO LO ES!! Podrías haberte quedado, podrías haber solicitado tu traslado y tu no lo hiciste!!-

-No pienso abandonar a mis amigos, Dasha!-

-Y por tienes que abandonarme a mi? Eres mi hermano… si te pasa algo quedare sola! O es que eso tampoco te importa , Imran?

Imran clavo la vista en el escritorio.

-Que es lo que buscas, hermano? Fama, gloria…redención? Nuestros padres no querían esto para ti! Ellos querían que fueses un doctor! Porque escogiste esta vida!?

-PORQUE COMPARTO UN SUEÑO, DASHA!!!- dijo Imran poniéndose de pie con violencia- Acaso crees que podría irme sin cumplir lo que ambicionaban los abuelos, papa, mama…y Nikolai? No nos criaron tan egoístas, Dasha…

-Pero tu si que lo eres…-dijo ella llorando-…Te extraño Imran. Todo el tiempo es lo mismo, siempre es alguna misión, siempre es alguna tarea…siempre hay algo que te aleja de casa. Esto va a ser así hasta que todo lo que tenga de ti sea…una bandera plegada?-

-Dasha…-

-Ya no importa- dijo ella poniéndose de pie y dirigiéndose hacia la salida. Pero antes de que la alcanzase Imran tomo su mano.

-Si, si importa…porque eres mi hermana y si estas triste, yo también lo estoy- Imran la brazo con cariño mientras acariciaba su cabello.- Yo también te extraño. Extraño nuestro hogar…rayos hasta extraño a nuestro perro. Pro aun no puedo regresar…aun no he hecho suficiente…

-Y cuando será suficiente, Imran…?-

-No lo se…pero te aseguro que volveré a casa. Prometo seguirte escribiendo si tu prometes seguir escribiendo esos poemas tuyos, prometo no dejarte sola nunca…Mi corazón es tuyo, hermanita. Tu sabes que siempre lo fue…

-Y tu sabes que mi corazón también es tuyo- dijo ella apoyando su cabeza en el hombro de Imran.

Mas Tarde ese día.

-Hasta cuando planeas quedarte?- pregunto Imran mientras el y su hermana caminaban a lo largo de una concurrida avenida de Ostenburgh

-El alojamiento dura una semana mas…además creo que me quedare con Anastasia y con Nadia, necesitan todo el apoyo que podamos brindarles…

-Tienes razón, era por eso que quería hablar contigo sobre algo…-el joven dio un largo suspiro-Estoy preocupado por Misha últimamente ha estado demasiado reservado y se la pasa todo el día en la taberna…

-Lo de Nikolai nos ha afectado mucho a todos, sobretodo a él, era la única familia que le quedaba con vida. Has intentado hablar con Mikhail?

-No desde el funeral…pero la verdad es que no se que decirle, esta demasiado adolorido…

-Bueno…aquí estamos…- dijo Imran al llegar a lo que parecía ser una antigua plaza, en ella aun había pedazos de tierra quemada por los bombardeos y en el centro de la misma se alzaba una gran cruz fabricada con puro acero…

Dasha e Imran se acercaron respetuosamente, bajando la cabeza así como los numerosos grupos de personas reunidos en la plaza, en las escalinatas hacia la misma había pequeños altares y racimos de flores. En la cruz estaban pegadas las fotos de innumerables personas, casi todas ellas soldados junto con cartas y dibujos hechos con crayones hechos por niños para sus padres. Imran y Dasha subieron las escalinatas y se acercaron al monumento…

-Guten Tag Mutter…-

-…Guten Tag Vater…- dijeron los dos sonrientes mientras miraban una vieja fotografía de un hombre y una mujer. Ella era una muchacha hermosa y joven de cabello marrón y ojos café. El era hombre joven alto de cabello oscuro y ojos verdes. Imran saco con delicadeza de su chaqueta una fotografía de Nikolai y su Kampfgruppe, y la pego justo debajo de la de sus padres…

-Para que los ayuden a descansar en paz…- afirmo Imran a Dasha que asintió sonriente.

Cantina el Cosaco, mas tarde ese día…

Imran y Dasha ingresaron a la cantina donde había un aire mucho mas lúgubre y ennegrecido del que solía imperar en el local, había unas banderas negras en señal de duelo por los soldados caídos.
-Ahí esta-afirmo Imran mirando a Misha que yacía recostado ante una botella de alcohol. Luego se acerco.- Vamos a casa, Misha, necesitas descansar…

-Para que?-

-No te pongas estúpido, Mikhail, tu hermano te golpearía si te viera en ese estado…- afirmo Dasha

-Mi hermano no puede ver nada, esta muerto- dijo Misha ingiriendo otro trago.

-Al fin te encuentro, gran idiota!-afirmo Katia mientras también se acercaba a Misha- Dasha? Hace que no te veo, mujer!- dijo la joven mientras saludaba a la joven.

-Es bueno verte Yekaterina, que haces por aquí?-pregunto la joven con amabilidad.

-Pues lo mismo que ustedes, buscar a este bueno para nada…Nos tienes preocupados a todos, Mikhail. No es justo que te hagas esto…

- Porque no agarran sus preocupaciones y las mandan por correo al mismísimo infierno?-

-Misha…-dijo Imran mientras su amigo tomaba su abrigo y se ponía de pie con dificultad.
-Déjenme en paz…-luego camino hacia la salida pero tropezó justo ante las botas de un grupo de soldados que acababa de ingresar.

-Bueno, bueno…miren lo que tenemos aquí, no es nada mas ni nada menos que Imran Donitz y su pandilla de benefactores- afirmo el líder del grupo, era un joven de mas o menos la misma edad que Imran, de cabello rubio muy corto que llevaba atada al cinto una larga espada-Y veo que aun no has conseguido extirpar los malos hábitos de tu gente…

-Eso no es asunto tuyo, Aldrich- afirmo Imran mientras arrastraba a Misha a una distancia prudencial del otro joven

-No te pases de listo, campesino! No creas que no hemos visto lo has estado haciendo: ayudar a perros orientales, cuestionar las ordenes de tus superiores…ayudar a montón de fracasados a jugar a los oficiales?


-REPITE ESO, IMBECIL!!-grito Katia mientras Imran la sujetaba.

-Tan solo mira a tu regimiento: tienes a un ladrón como Sturmhaupfuhrer, a un alcohólico como sub-alterno…y sobretodo a chica fácil como capitana…- Katia lucho aun con más fuerza para liberarse de Imran.- Necesitas que te lo repita? Chi-ca Fa-cil…

Finalmente la joven se libero y acometió contra Aldrich. Que con gran velocidad desenfundo su espada, colocándola en el cuello de Katia que se paro en seco…

-Tranquila, fraulein…no quiero que me contagies el herpes…- en un rápido movimiento Katia se agacho y le propino una patada a su oponente justo por debajo de la barbilla tumbándolo en el piso y haciéndolo soltar su arma, luego coloco su rodilla en su espalda y comenzó a torcerle el brazo.

- Dime, camarada, lo prefieres roto en dos o en tres partes…?- dijo Katia torciendo la extremidad de Aldrich aun mas provocando que el joven gritase de dolor.

-Suéltame verdammt Hexen!!! (Maldita Bruja)

Un disparo restauro el orden. El viejo Grom se adelanto en su silla de ruedas sosteniendo una escopeta.

-No quiero imbéciles en mi taberna. Si tienen rivalidad de divisiones o algo resuélvanlo con servicio y no con puños, son hermanos en armas, maldita sea…

Katia libero a Aldrich y regreso junto a Imran a Dasha. Aldrich se retiro no sin antes dirigir una ultima mirada de desprecio a Imran y sus compañeros

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Lun Ago 10 2009, 17:01

Oficina del Ostmarshall. Pocas horas después.

-Cincuenta hombres…el Parlamento ya está exigiendo acción punitiva. Que desastre, Edwin…-dijo el Ostmarshall suspirando mientras colgaba su abrigo en un perchero.-

-Son políticos, Mein Herr. Ellos no tienen la más pálida de las consecuencias de sus decisiones, ellos no vienen a los combates ni tienen que vadear la sangre de los muertos…-

-Cuando esto se convierta en un asunto político seguramente nos enviaran a invadir Kyugawa…-

-Quizás eso pueda evitarse.-

-Sabe algo que yo no, Gruppenfuhrer?-

-Mis espías han encontrado a los responsables, básicamente un grupo de rebeldes liderados por una criminal de guerra de la cual habíamos perdido el rastro: Hinata Terashi….

El Ostmarshall dirigió una mirada sombría hacia Adler.


-…y se pone mejor. Esto es algo mucho mas grande lo que habíamos pensado mein Herr, al parecer la ciudad de Kanagawa ha estado acogiendo a criminales de guerra durante los últimos 5 años y también ha estado enseñando clandestinamente Artes Místicas en su susodicha Universidad. Hay depósitos de armas escondidos así como una serie de trabajos defensivos en los subniveles de la ciudad…Kanagawa ha estado preparándose para la guerra-

-Que es exactamente lo que me esta diciendo, general?-

-Estoy diciendo que por primera estamos ante una amenaza que debemos tomar seriamente, mein Ostmarshall. Una contra la que se debe tomar acción de inmediato-

-Acción? Atacar Kanagawa…?-

-Por despreciable que suene ahora, es probable que estas sea la única oportunidad que tengamos de extirpar este cáncer antes de que se expanda hacia nosotros. Mein Ostmarshall, yo ya tengo una estrategia lista y un grupo de hombres ideales para la misión. Podemos evitar otra guerra…pero solo si actuamos ahora- el hombre se puso de pie y contemplo las luces de Ostenburgh de noche…

-He oído numerosas quejas sobre sus métodos, Gruppenfurer…pero su capacidad de obtener resultados es indiscutible.-hubo un momento de silencio- Avíseme antes de hacer algún cambio brusco en la Operación…
Adler sonrió ampliamente, saludo al Ostmarshall y se retiro en silencio. Cuando alcanzo su auto volteo hacia un soldado vestido de negro.

-Despierten a los kínder-

Una hora mas tarde, Oficina del Gruppenfuhrer Adler.

Katia, Alexander, Imran y Misha estaban parados ante el voluminoso escritorio del general que encendió un cigarrillo llenando la habitación con el perfumado humo de los mismos.

-Lamento haber interrumpido su sueño pero me temo que esto se trata de un asunto de importancia-

-Creíamos que las incursiones en la frontera serian supervisados por la Sexta División, mein Gruppenfuhrer-afirmo Imran.

-Esto no se trata de la incursión de algún caudillo ambicioso o un rebelde resentido. Aquí estamos frente una verdadera amenaza para el Reich y sus aliados. Una contra la que tomaremos medidas y ustedes serán la punta de lanza…

-De que clase de medidas estamos hablando, mein Herr?-pregunto Imran
-Una operación de Tomar y Defender: con la ciudad de Kanagawa como objetivo.- los jóvenes se sorprendieron al oír esto.

-Kanagawa…?- repitió Imran

-Asi es, asumo que ya esta familiarizado con el entorno. Tomar esa ciudad la única forma de evitar una guerra total, sus gobernantes han estado alojando criminales de guerra y entrenando a sus habitantes como guerreros, sospechamos que se tratan de los preparativos para una posible invasión del Ostmark. Es por eso que los he citado, ustedes llevaran a cabo una misión de infiltración en la ciudad, en preparación para el inicio de operaciones ofensivas contra la misma…

-Infiltrados?- repitió Katia- Señor, somos Grupo de Asalto no estamos entrenados para operaciones tras las líneas enemigas.

- Ustedes han pasado más tiempo que nadie en la frontera, conocen los modos y costumbres de los auslanders, estoy convencido de que serán capaces de llevar a cabo la misión con éxito-

-Pero porque no usa soldados orientales? Ellos pasaran desapercibidos y- protesto Imran

-Porque la sangre siempre es más densa que el agua, no quiero que un golpe de conciencia arruine la operación. Es un riesgo que ni yo ni el Ostmarshall estamos dispuestos a correr.

Los cuatro jóvenes callaron

-En que consiste la misión?- pregunto Imran. Adler desenvolvió un mapa de la ciudad que tenia cinco puntos rojos marcados en la misma.

-Su misión será colocar cinco transmisores de radio en estas localizaciones estratégicas, para crear un radiofaro necesario para un desembarco aerotransportado y de ser necesario, para dirigir la artillería. Tendrán un margen de 48 horas para llevara cabo la misión. Tomaremos Kanagawa con rapidez y de un solo golpe, antes de que los ostlich tengan tiempo de reaccionar, si tenemos éxito toda será limpio. Las bajas entre combatientes serán casi nulas y si tenemos suerte no habrá bajas civiles…

-Como nos infiltraremos?-pregunto Imran

-Su grupos serán infiltrados en un cargamento de mercancías que llegara vía ferrocarril a la ciudad. Una vez colocados los transmisores, sus grupos prestaran apoyo terrestre a la fuerza principal-

-Nuestras fuerzas?-

-El 13avo Batallón de Granaderos y el schwere Panzer Abteilung 69 . Sin mencionar a dos regimientos de Fallschirmjagers.

-Esa es una gran fuerza, hay algo que debamos saber?- pregunto Katia.

-Las fuerzas son amplias por como les he mencionado hay criminales de guerra peligrosos en la ciudad. Incluidos los que asesinaron al Kampfgruppe del Capitán Federov, que al parecer estaba liderados por esta mujer- al oír esto Misha abrió bien los ojos miranod la fotografía que Adler les enseñaba a los cuatro y comenzó a temblar de ira- Debemos usar fuerzas variadas y coordinadas para sobrepasar a los extranjeros de un solo golpe. Alguna pregunta mas?

-Porque no matamos a todos los malditos orientales en lugar de dar rodeos…?-mascullo Misha mirando al piso.

-Jeje…me agrada su energía Starshina Federov. Pero guárdela para el combate…- Imran detestaba cuando a Adler le agradaba uno de sus amigos.- Muy bien…las maniobras comienzan al alba bajo el nombre de: Teufelslied Unternehmen!(Operación Canción Infernal)

Esa noche, en el Cementerio

Una solitaria figura quedo contemplando la cruz que se alzaba sobre una de las tumbas.

Nikolai Vladimir Federov. Amado esposo, hermano y padre.

-Siempre fuiste un maldito mentiroso, Kolya…-dijo sonriendo-…pero me prometiste que íbamos a regresar todos juntos… porque tenías que mentir sobre eso también?-sus lagrimas mojaron la tierra como gotas de lluvia.

Imran se acerco a su amigo, apareciendo dese las sombras. Al verlo su amigo se apresuro a limpiarse las lagrimas…

-No está mal que llores, Mikhail…ni que estés triste…-

-Triste? Mi hermano era un soldado…murió por el estado, POR LA PAZ! Es un-…es un orgullo y- y estas-…estas son lagrimas de alegría…-dijo sin poder retener su llanto por mucho que lo intentase. Imran se acerco a su amigo de toda la vida y lo miro a sus ojos…

-Te juro…por la memoria de mis padres y la de Nikolai…que cuando encontremos al responsable, no solo lo derrotaremos…lo vamos a humillar…

Al día siguiente, estación de Trenes.

Keitaro y Midori se reunieron ante Imran que se habia vestido al estilo oriental y con la bufanda que Midori le había regalado.

-Voy a estar de misión por unos días, denle a Matsumi estas pastillas cada 8 horas y si surge alguna complicación llévenla con el doctor Obermann, es un conocido mío.-dijo entregándoles un pequeño frasco y un papel con una dirección.

-A donde se va Imran-san…?- pregunto Midori.

-Me temo que no puedo decirles nada más. Kusari, asegúrate de mantenerlas alejadas de los problemas, hay gente estúpida llegando a la ciudad.-el tren comenzó a andar.- Schaisse!! Aufwierdersen, hagan lo que les pedí!!-dijo mientras se apresuraba a subir en un vagón antes de que el tren acelerase la marcha.

Los tres grupos de combate de Imran, Katia y Alexander estaban ocultos en los vagones que avanzaban velozmente a través del bosque hacia su destino -A que se refería Adler cuando dijo que Donitz estaba familiarizado con el entorno…?- pregunto Alexander en dirección a Katia.

-Que no lo sabes? Bueno sucedió durante el pequeño intervalo de la guerra, justo antes del Blitz, varias familias de veteranos fueron enviadas en misión diplomática hacia Ostenland. A los padres de Imran les toco visitar Kanagawa…creo que conoció a una chica allí…

-Durante el intervalo? Debía tener como mucho seis años!-se burlo Alexander.

-No lo se…pero creo que algo malo sucedió después de eso, nisiquiera le ha contado más a Mikhail y eso que son como hermanos.

“Cuando seamos mayores…quieres venir conmigo a la universidad?”

El tren marcho durante un día entero y empezó a detenerse al medio del día siguiente. Cuando se detuvo, tuvieron que esperar a los intérpretes arreglasen la supuesta “entrega” para que los vagones fuesen llevados a un área de almacenamiento donde nadie podría descubrirlos. Finalmente cuando los agentes dieron la señal, Imran ,Misha ,Katia y Alexander descendieron de los vagones disforzados con ropa oriental.

-Diablos esto si que es incomodo…-dijo Katia

-Yo creo que ese vestido realza tu figura-afirmo Alexander riéndose.

-Si queremos a un cerdo baboso ya tenemos a Mikhail, Berger. No pruebes mi paciencia…-esperaron que esto consiguiese alguna respuesta picara por parte de Misha pero el joven mantenía su parca actitud sin siquiera mirar a sus compañeros.

-Muy bien…-dijo Imran entregando unas pequeñas brújulas y mapas a sus compañeros.- Solo tenemos 24 horas para que inicie la operación y si queremos que tenga éxito tenemos que colocar estos cinco transmisores en las localizaciones señaladas. Una vez que completen sus objetivos regresen aquí y esperen ordenes de la Jefatura, si alguno no regresa, no salgan a buscarlo y eso se aplica para todos incluyéndome a mi. No esta permitido el uso de fuerza letal hasta el inicio del operativo, así que eviten levantar sospechas y no llamen la atención- luego le entrego a cada uno una bolsa que contenía un transmisor.- Nos vemos en la mañana…

Luego cada uno abandono la estación de trenes y se fue por su cuenta.

-Había olvidado como era…-dijo Imran mirando la ciudad, era en efecto una urbe rebosante de vitalidad y actividad. Kanagawa era una de las pocas ciudades de Ostenland que poseía energía eléctrica y había obtenido bastante provecho de las concesiones imperiales. Su conexión con el Ferrocarril Oriental había hecho que la ciudad creciese en riqueza y aumentara su comercio, Kanagawa era un claro ejemplo de progreso en una tierra que seguía convulsionándose con los espasmos de una guerra que había durado casi veinte años. Sin embargo la ciudad aun era predominantemente de sesgo oriental, a diferencia de Neustadt y Waldstadt que habían sido occidentalizadas forzosamente…

“Quizás debería considerar terminar mis estudios aquí” dijo Imran pasando en frente de la Universidad, una edificación elegante que en sus jardines frontales tenia a numerosos jóvenes estudiando. La universidad también era otra cosa que se había beneficiado del Armisticio, dado que se había mejorado su funcionamiento y el acceso a bibliografía occidental abría las puertas a sus estudiantes a obtener títulos validos tanto en Oriente como en Occidente…

Le costaba creer que solo era cuestión de tiempo para que todo eso acabase.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Lun Ago 10 2009, 17:06

Imran dejo de admirar la ciudad y su mente regreso a la misión, tomo asiento y desenrollo su mapa y busco con la brújula su localización aproximada. Comenzó a caminar dirigiéndose a unos suburbios residenciales dónde se alzaban numerosas posadas y alberques, finalmente se fue acercando a las coordenadas que había calculado en el mapa…

-Esto tiene que ser un chiste- dijo Imran mirando el edificio que tenía en frente: “Dormitorio, solo se admiten chicas”

“Holle!!(Diablos), si dejo el transmisor aquí la triangulación podría fallar, voy a tener que esperar la oportunidad de infiltrarme sin ser visto” dijo sentándose en la vereda del frente. Fue cuando alguien salió de la puerta del frente.

-Que ya regreso, Kotone, solo voy a buscar unas cosas!!- grito una chica mientras salía por la puerta de adelante, era bastante atractiva pensó Imran…tenia el mismo de color de cabello que su madre junto con dos hermosos ojos negros, su rostro era delicado así como su silueta y tenía una sonrisa que transmitía tranquilidad y calidez.

“Ya vi a esta chica en algún lado…” pensó Imran sintiéndose perplejo.

-Bueno no te tardes Umi!-

Imran ojeo con rapidez su cuaderno de dibujos como si súbitamente hubiese recordado algo. Luego llego a la pagina en blanco y saco un lápiz. Línea tras línea, detalle tras detalle fue dibujando a la joven que acaba de ver. Había algo conocido y muy familiar en ella, sentía que la conocía, de dónde no tenia la más pálida idea…pero incluso el noto la relevancia de aquello pues había estado guardando esa hoja en blanco para el momento en que alcanzase redención…

“…donde te he visto antes…?”

Sin embargo salió de sus pensamientos cuando vio que de hecho la joven había dejado la puerta un poco abierta, era su oportunidad. Guardo con un movimiento el cuaderno y se movió sigilosamente hacia el interior del dormitorio.

Por su parte Katia y Alexander seguían juntos mientras buscaban los puntos designados.

-Oye…estaba pensando…que bueno, después de una misión importante nos dan unos días y se me ocurrió que quizás- ehhh…bueno….podríamos…- dijo Alexander entrecortadamente.

-Estas invitándome a salir?- pregunto Katia algo ofuscada y con el rostro colorado.

-Claro que si no quieres, lo comprendo perfectamente!! Yo ya sabía que era una idea estúpida y- Katia le tapo la boca.

-Lo siento si reaccione mal la otra ocasión… es solo que…(suspiro)…cuando vuelva a tener algo…con alguien, quiero que sea en serio, Berger…dame-dame un poco de tiempo esta bien?

-Si claro…yo-yo entiendo-dijo Alexander cabizbajo.- Aquí es- luego depositaron el transmisor detrás de unos montones de basura.
-Me pregunto cómo le estará yendo a Donitz…-dijo Katia.

Imran se movía lo mas disimuladamente que podía dentro en el edificio, aunque en ese momento no parecía haber nadie en casa. Se apresuro a subir a la segunda planta con rapidez, allí el transmisor lograría una mejor frecuencia, solo tenía que encontrar una locación discreta donde colocar el dispositivo y misión cumplida. Se introdujo en el primer cuarto que vio y tras verificar que los pasillos y alrededores estaban despejados empezó a buscar un buen lugar dónde depositar el aparato. Sin embargo…

“Que es esto?” se pregunto al ver un collar de oro encima de una cómoda, parecía ser una especie de reliquia por la forma en que estaba dispuesto o al menos algo de gran valor sentimental. Miro alrededor del cuarto, era bastante austero, además de la cómoda solo había una cama y un muñeco de felpa con forma de gato. Nuevamente se sacudió la cabeza para regresar de lleno a la misión, corrió la cómoda y con su bayoneta hizo un pequeño agujeo en la pared dónde colgó el transmisor. Tras encender el aparato, escucho pasos en la planta de abajo…

-Kotone, ya regrese!!-

“Hora de irse” pensó Imran mientras se agazapaba y se dirigía sigilosamente hacia la ventana. Brinco por ella y se paro en el tejado del edificio ”Muy bien, misión cumplida” luego una de las tejas se corrió y se resbalo hacia abajo cayendo en lo que aprecia ser un baño de aguas termales.

Imran se quejo dado que había aterrizado sentado y el agua no había amortiguado la caída. Encima ahora estaba todo empapado y sin duda habría llamado la atención. Sin en ese preciso instante alguien corrió la puerta con delicadeza. Entre el vapor al principio Imran fue incapaz de distinguir quien era, pero conforme la silueta se fue acercando Imran noto de que se trataba de una chica y su sangre se congelo. En efecto era la misma chica que había visto en la calle, envuelta únicamente con una toalla rosada…

-Hola- saludo la joven a Imran, luego se acerco a el mientras Imran quedaba petrificado, era lo mas cerca que jamás había estado de una chica y sentía que el corazón le iba a reventar si se movía.- Te cortaste el pelo…?- pregunto la joven, ahora Imran sabía que o bien el vapor no la dejaba ver o es que tenía muy mala vista. Sin embargo cuando la joven toco el rostro de Imran se dio cuenta de que era quien creía que era y tomo aire…

-…schaisse…

-AAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHH!!!!!!!!!!!!- grito la chica con fuerza haciéndose escuchar a lo largo del vecindario. Luego comenzó a correr pero su mano seguía agarrando la bufanda que Imran tenia ataa en el cuello.-AUXILIO, AYEDENME!!! ALEJATE DE MI, PERVERTIDO!!!

-Lo haría si me soltaras!!-dijo Imran mientras finalmente la bufanda se soltaba y el se caía de cara en el agua.

“Holle…mejor le pido disculpas antes de que haga mas alboroto” pensó Imran mientras se ponía de pie con dificultad. Cerro los ojos y comenzó a inclinarse para disculparse.

-Lo siento much- dijo el pero mientras se inclinaba su rostro termino posándose en los pechos de la chica.- Schai- Schaisse…-la chica cerró los ojos furiosa mientras le propinaba un solido puñetazo en el rostro a Imran lanzándolo varios metros en el aire y provocando que atravesase una puerta hacia una lavadero de ropa. El joven termino estrellándose con una cesta de ropa sucia y mientras se la quitaba de la cara noto la presencia de una segunda chica. Era de cabello castaño platinado con ojos muy estrechos, dándole un aspecto astuto y audaz

-Y quien eres tu?- dijo ella.

-ES UN PERVERTIDO, KOTONE!!- rugió la otra chica.

-Yo- yo..lo lamento, no quise hacerlo- dijo Imran poniéndose de pie e intentando huir hacia la segunda planta.

-OYE MI ROPA INTERIOR!!!- reclamo a la otra chica y luego Imran noto que en efecto tenia ropa interior enredado en su vestimenta. Decidió que lo mejor era seguir corriendo sin mirar atrás y subió con rapidez las escaleras luego vio una ventana y sintió algo de alivio, dio un brinco a través de ella pero no hubo ningún tejado sobre el que aterrizar en esta ocasión. Asi que cayo pesadamente sobre el suelo, aterrizando sobre un patio interior del edificio , sin embargo cuando escucho pasos volvió a ponerse de pie con rapidez.

-Regresa, ladrón de pantaletas!! –grito Kotone.

Imran volteo y vio que la primera chica corría hacia el con velocidad y de repente le propino una patada giratoria mandándolo a estampillarse contra un árbol el cual el escalo desesperadamente y uso para saltar nuevamente hacia un tejado y de regreso a dentro de los dormitorios.

Corrió por los pasillos con velocidad. Y descendió por una nueva escalera y apareció en lo que parecía ser una sala de estar donde había dos chicas de unos doce o trece años, una de ellas se escondió detrás de la otra no bien Imran descendió lastimosamente con su cuerpo golpeado y desgarbado, la otra chica simplemente le dedico una sonrisa amigable en su rostro moreno

-No sabia que tendríamos visitas hoy, ya te encontraste con Umi no es así?- Imran suspiro exhausto al oír esto.

-Donde queda la salida…?-pregunto Imran. Ambas chicas señalaron a una puerta en otro extremo de la sala. Imran sonrió aliviado y se dirigió al trote hacia la puerta. Ya estaba cerca cuando unas de las puertas de los costado se abrió y otra chica que acababa de salir de bañarse se interpuso en el camino del joven, que intento frenar su marcha pero pero la inercia hizo que colisionase con la joven. Tenia cabello negro y ojos marrones, con una expresión muy fuerte en su rostro que además parecía demostrar que estaba muy enojada…

-Estas muerto!-dijo la otra joven riéndose.

En cuestión de segundos Imran atravesó la pared y estaba de vuelta tendido en el piso del patio interno del dormitorio. Abrió los ojos adolorido y lo recibieron las miradas homicidas de las primeras dos chicas, luego llegaron las otras tres y formaron un circulo en torno a el…

-Que hacemos con el?-pregunto la enérgica niña

-Pues yo digo que lo amarremos, lo torturemos, le cortamos al lengua y luego lo mandamos al infierno!!

-Por mi está bien- dijo la chica de cabello negro.

-Si, que pague el ladrón de pantaletas!-afirmo Kotone sonriendo
Imran tomo aire y saco un rosario que tenia atado al cuello.

-…Der Tor dem Holle geschlossen ist, Gott mit uns…-

De regreso en al Estación de Ferrocarril.

-Donitz ya se tardo no?- dijo Katia caminando de un lado para otro en el interior del vagón.

-Si pero sus ordenes fueron claras- afirmo Misha mientras afilaba su bayoneta con una piedra.

-Pero y si le ocurrió algo?

-Vamos, Katia es Imran; si esta en problemas seguro que se las arregla para salir de ellos. Aunque debo admitir que me sorprende que se meta en problemas: Donitz es súper meticuloso…

-Que tal si lo capturo el enemigo?-dijo la joven preocupada.
-Tengo dos teorías que podrían explicar este acertijo. Posibilidad 1: El transmisor de Imran estaba ene l interior de un edificio de seguridad y aun esta pensando como entrar. Posibilidad 2: El transmisor de Imran debe estar colocado en un lugar problemático, o sea quizás un hogar de ancianos o…tal vez algo que ver con chicas…

-NO SEAS BABOSO, BERGER!!!-

-No, tiene sentido-afirmo Misha- Imran es muy torpe con las mujeres, el único que se le aproxima es ese oriental de Kusari, no quién de los dos es mas inepto…

-Cierra la boca, Mikhail, Imran será torpe pero al menos no es un pervertido como tu!

-En cualquier caso, el asunto es que debido a la naturaleza delicada de esas personas Imran metió la pata, se rehusó a defenderse y fue “capturado”…si ese es el caso quizás si necesite ayuda-todos los soldados se miraron entre ellos

-NAH!!!- dijeron todos al mismo tiempo y continuaron con sus preparativos para el ataque.

De regreso al Dormitorio de Chicas.

-En el pasado ya he estado en situaciones ridículas y semi-peligrosas…pero esto…ES ABSURDO EN TRES IDIOMAS DIFERENTES!!!!- grito Imran que estaba fuertemente amarrado y colgado de cabeza en el árbol del patio interno mientras se sacudía con violencia en un vano intento por liberarse.

-Sigue haciendo escándalo y yo te hare gritar en tres idiomas diferentes!!-afirmo la chica de cabello rojizo que continuaba dirigiéndole la misma mirada fiera desde hace rato

-Ya te dije que un accidente!! NO FUE A PROPOSITO!!!

-Déjenme darle al pervertido!!- dijo una de las chucas empuñando una espada de madera.

-Esto es un gran mal entendido!! NO SOY UN DEPRAVADO!!

- Asi pues los hechos dicen otra cosa, Numero Uno: entraste espiar en el dormitorio de chicas. Numero Dos: tu me tocaste los pechos!!.
-Además de eso eres un ladrón de pantaletas-

-O sea que eres un pervertido, en tres idiomas diferentes-
Imran se puso colorado y el sentimiento de frustración que tenía en su interior crecía segundo a segundo.

-SIE VERDAMMT HEXEN!!! LASSEN SIE MICH LOS!!! ICH HABE NICHT GETAN!!!!- grito Imran sacudiéndose aun con mas violencia.
-Alguien tiene idea de lo que esta diciendo…?-pregunto Kotone.

-Creo que es imperial- afirmo la chica de cabello negro.

-Ja!! Una razón mas para no dejarlo ir…acaso crees que puedes venir y hacer lo que se te da la gana, occidental!?

-Muy bien…en verdad nunca recurro a esto y es probable que me meta en problemas pero…*ejem*…Soy Oficial del Ejercito del Reich

-Del Reich?-repitieron las tres chicas.

-Así es y si no me liberan; la totalidad de nuestros imbatibles ejércitos acorazados aparecerá atacando con la velocidad del rayo y desatando sobre ustedes la furia del PODEROSO REICH!!-

Las chicas lanzaron una sonora carcajada y llegaron a caerse de la risa.

-Todo el mundo sabe que los oficiales del imperio siempre van armados hasta los dientes!!-afirmo la chica de cabello negro amenazándolo con la espada.

-Todo el mundo sabe que los oficiales del imperio son ricos y poderosos!!-afirmo Kotone

-Y yo se que los oficiales del Imperio son unos monstruos fríos y despiadados, tu solamente eres un lamentable pervertido…-dijo al chica de cabello rojizo señalando a Imran.

-Aja…discúlpenme a cuantos oficiales del Reich conocen ustedes?- pregunto Imran mirando raro a las chicas.

-Umi vio varios cuando era niña, no es asi?-

-Kotone…-le dijo la otra chica en voz baja reprendiéndola.

Imran noto que la chica de cabello rojizo tenia al cabeza gacha, como si acabasen de mencioar algo que ella deseaba desesperadamente olvidar.

-Es verdad no he visto muchos oficiales del Reich, pero con los que he visto…me basta y me sobra para acordarme toda la vida.- luego ingreso con rapidez a los dormitorios.

Las otras chicas la siguieron tras dedicarle una ultima mirada acusadora a Imran que quedo mirando la escena pensativo. Uno de esos destellos de culpa tan fugaces como un pinchazo cruzo por su mente en aquel momento, pues ahora consideraba posible que esa chica hubiera sido victimizada por el ejercito de alguna forma…y si estaba resentida con los occidentales no necesitaría muchas excusas para entregarlo a los guardias.

“Bueno…ahora están molestas conmigo, pero seguramente se trata de personas razonables y comprensivas…me dejaran ir dentro de un par de horas.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Lun Ago 10 2009, 17:10

Al anochecer de ese dia.

Con la sangre yéndosele para la cabeza y tiritando del frio pues seguía mojado Imran seguía sacudiéndose ahora con menos fuerza pues se sentía mareado y débil. En ese instante la chica de cabello rojizo salió al patio leyendo un libro.

-Sabes? Hay formas menos crueles de hacer pagar a una persona…-afirmo Imran con sarcasmo.

-Quizás si, quizás no…tú tienes lo que te mereces. Llámalo “justicia divina”
-Aja…y si lo hago tendré que aceptar que tu eres la representante del Cielo . Mi Dios se reserva su Justicia para cosas menos estúpidas, fraulein…

-Bueno, pues que venga y me castigue cuando quiera.-dijo sin dejar de leer.

-Escúcheme, fraulein…bitte schon en verdad lamento lo que sucedió. Por favor déjeme explicarle…-

La joven alzo la vista.

-Tienes dos minutos-

“Muy bien, no digas nada estúpido”

-Yo no entre a espiarte me caí en los baños cuando estaba saliendo por la ventana hacia los tejados-

-Intentabas entrar a robar!? Así que no solo eres un pervertido sino un ladrón también!!-pregunto ella poniéndose de pie alterada.

“Schaisse”

-NEIN!! Salía por la ventana después de haber entrado en esa habitación con el horrible gato de peluche-Imran se dio cuenta de que había dicho algo estúpido -SCHAISSE!!

-ESTUVISTE EN MI CUARTO!? Muy bien, ahora me estas asustando, voy a llamar a los soldados…-

Dijo ella caminando en dirección hacia al entrada del edificio.

-Muy bien tienes razón!!!-grito Imran- Soy solo-soy solo un vulgar ladrón…pero si no cumplía con esta tarea personas que son importantes para mi…podrían salir muy heridas y quería evitar eso.- la chica se paro en seco y volteo hacia Imran- Si me entregas a los guardias…eso va a ocurrir y puede que muchas otras personas resulten lastimadas…por favor, Fraulein.
Hubo un segundo de silencio. Luego un kunai voló y corto la cuerda que colgaba a Imran haciendo que cayese hacia el piso. La joven se puso de cuchillas junto a el.

-Aun no te voy a dejar ir.-dijo ella arrastrándolo y sin cortarle sus ataduras.

-Nunca nos presentaron.-

-Mi nombre es Umi, Umi Akai-

Luego lo dejo en la sala de estar. Donde la dos chicas mas jóvenes lo miraron de reojo.

-Ok ustedes dos terminen su tarea. Si el pervertido intenta algo vamos a estar en la sala contigua. Y tu pervertido no intentes nada. Ire a preparar la cena.-dijo mientras esposaba a Imran con unas cuerdas a una viga

-Pero Umi-san, tu no sabes- protestaron

-Ya lo se! Pero denme una oportunidad esta bien?-luego ambas asintieron sonrientes

Luego se marcho. Las dos chicas hacían por momentos su tarea y por otros miraban a Imran en un ambiente del mas absoluto silencio.

-Así que…ustedes viven aquí. No es así?-pregunto Imran tratando de romper el silencio. Quizás si lograba causar una buena imprecisión lograría que lo soltasen más rápido. Ambas asintieron con la cabeza.- No son un poco jóvenes para vivir en un alojamiento…?-

-Aprendimos a ser independientes-dijo la chica morena- Además no es que estemos solas, están Umi, Kotone y Kiyoko. Ellas nos cuidan como si fuéramos sus hermanas!

-A mi me perece que las únicas personas de las que deben cuidarlas es de ellas mismas-dijo Imran molesto.

-Eso- eso no es cierto…- dijo con gran timidez la otra chica que hasta ahora no había pronunciado palabra alguna-...no juzgues a Umi-san tan rápido forastero, ella es muy buena solo que…bueno, no le caen bien los occidentales.

-Y eso será porque?-

-Los occidentales mataron a su padre durante la guerra, luego a su madre y a su hermano. Perdió su hogar, sus amigos…lo perdió todo- Imran bajo al cabeza deponiendo su actitud molesta hacia la joven.

-Bueno supongo que hemos hecho algunas cosas de las que avergonzarnos…-admitió el con pesar mientras se dejaba caer contra la viga, pero en el proceso su libro de dibujos se deslizo de uno de sus bolsillos y cuando intento alcanzarlo con su pie solo lo alejo aun mas.

-Que es esto?-dijo una de las chicas tomando el cuaderno.

-NEIN-NO!!! No lo vean, es personal!!-dijo Imran nervioso.
-Seguramente son cosas de pervertido…-se rio la joven mientras abría el cuaderno. ”Schaisse justo cuando pensaba que esto ya no podía ponerse peor…”

-Porque tienes a tantas chicas dibujadas aquí?-

-Porque…porque-

Luego llegaron al dibujo que Imran había hecho de Umi mas temprano.

-Oye pervertido, a ti te gusta Umi?-pregunto pícaramente la joven enseñándole el dibujo.

-Was!? NEIN!! Como me gustaría una víbora mal intencionada y prepotente como esa!?-

-Porque la dibujaste!-

-Eso no tiene nada que ver, era solo una…apreciación estética…-

-Eso o te parece linda!-

-No es cierto!!-

-JAJA!! AL PERVERTIDO LE GUSTA UMI!! AL PERVERTIDO LE GUSTA UMI!!!

-Eso- eso no es cierto!!-dijo Imran poniéndose colorado.

Luego en la cocina, Umi cocina escucho a las chicas gritar.

“Sabia que no podía confiar en ese sujeto!!” dijo sacándose el delantal y corriendo hacia donde provenían los gritos.

Diviso a Imran que seguía atado en la viga y le propino una patada voladora en el rostro arrancado la viga y haciéndolo traspasar la pared.

-PERVERTIDO DESPRECIABLE!!! COMO TE ATREVES A- dijo mientras agarraba al joven por su ropa y lo sacudía, mientras Imran yacía en estado de shock por contusiones

-Ehhh..Umi…-escucho la voz de Kotone. La chica se dio media vuelta y vio a su compañera señalando un rato que era lo que había hecho asustar a las chicas que estaban subidas a una mesa

-Ay…-dijo soltando la ropa de Imran haciendo que se golpease su cabeza contra una piedra- Gomen Nasai… -dijo sin obtener respuesta.

-Creo que esta vez si lo mataste- afirmo Kotone suspirando.

-Oye, chica lista…-dijo Imran con voz rasposa y débil-…se supone que la cena…tiene que oler a quemado?-luego dibujo en su cara una sonrisa de triunfo.

Umi olfateo el aire.

-AY NO!!!-dijo corriendo hacia la cocina.

Unos momentos después…

-Otra noche mas a Ramen instantáneo, la próxima deja que otra más cocine-se quejo Kotone engullendo los fideos con desgano.
-NO FUE MI CULPA, FUE EL PERVERTI-

-A mi no me quieras meter, eres una chica muy molesta…no me sorprende que no tengas novio…

-Y COMO DIABLOS TU SABES QUE NO TENGO NOVIO!?-grito Umi en direcciona Imran que seguía atado en un rincón.

-Numero 1: Eres emocionalmente muy inestable para estar en ese tipo de relación . Numero 2: En tu alcoba no hay obsequios, ni fotos, ni flores ni nada que se le parezca. O sea que además de recuerdos de tu infancia no atesoras nada mas. Numero 3: Eres una víbora violenta e irritante. Quien en su sano juicio querría salir contigo?- las otras cuatro chicas miraron a Umi que estaba roja de rabia, aunque esta vez el joven parecía haber tenido razón pues Umi continuo comiendo con malhumor en lugar de ir a golpearlo.-

Hubo un momento de largo silencio.

-Como te llamas?-pregunto Kotone mirando hacia Imran.

-Las damas primero, fraulein-

-Bueno yo soy Kotone Kitsuno, ellas son Kyoko Muzai-señalo a la chica de cabello negro que le dirigió una mirada- Kou Seken- la chica morena y enérgica lo saludo- y Kiri Kyuino- la chica temida saludo débilmente con su mano.- Y supongo que Umi ya te dijo su nombre…Ahora tu turno.

-Sergei Zakhaev- mintió Imran sin mirarla, dudaba que el tío Sergei regresase desde la muerte para reprenderlo.

-Así que Zakhaev-san…es un ladrón del pantaletas todo el tiempo o también se dedica a otras cosas?-

-También es un ladrón-dijo Umi de malhumor.

-Bueno…es verdad que no me dedico a cosas muy honestas, pero por lo demás no me considero una mala persona ni un pervertido…

-Eres del Reich?-pregunto Kou

-Asi es, naci en el glorioso Reich de Acero-
-Como es?- pregunto Kotone-

-Bueno es bastante distinto de cómo es aquí en Ostenland. No quiero decir que sea mejor, pero es pacifico y muy hermoso.

-Algún día me gustaría visitar el Reich…-dijo Kotone con aire soñador.-…todo el mundo que los grandes negocios se hacen allí. Si alguien quiere hacer dinero de verdad tiene que ir a Occidente!

-Para que quieres hacer tratos con cerdos occidentales, Kotone?-pregunto Kiyoko de malhumor- Son un montón de pusilánimes que van a la guerra con armas y estrategias para cobardes-

-Pues porque hay gente que entiende que el orgullo a veces ciega la razón-dijo la otra joven con una sonrisa- Yo quiero ser rica y si para serlo tengo que lidiar con occidentales mañosos, por mi perfecto!

-Cucaracha interesada- respondió Kyoko ofuscada

-Samurái resentida- le replico Kotone del mismo modo

-Rata ambiciosa-

-Tonta soberbia-

- Y que hay de ti Umi, no te gustaría visitar occidente?-pregunto Kou con una sonrisa.

-Para que? Probablemente me disparen por ser “ostlich” o como se diga…-Imran la miro con seriedad.

-Sabes? En el 75% de los casos solo disparamos cuando no queda mas remedio…

-…y en el otro 25% asesinan a alguien inocente.

-Tu no eres un soldado, tu no comprendes lo que ellos ven todos los días-
-Y acaso tu si? Que me dices del Saqueo de Kotetsu? Asesinaron mas de 1000 personas inocentes, se quedaron con las cosas de valor y las vendieron como baratijas!!

-Y que me dices tu de la masacre del Abteilung 44? Dos mil quinientos soldados imperiales fueron tomados prisioneros y ejecutados en una sola noche!!

-Tu solo sabes lo que lees en los libros, occidental! Hinata-sensei combatió contra los occidentales y sabe como pueden llegar a ser- esto llamo la atención de Imran

-Hinata? Hinata Terashi? La criminal de guerra…?-

-Para ustedes será una criminal de guerra, el único crimen que cometió fue sobrevivir a la guerra. Ahora solo es una profesora de la Universidad…

-Asi? Dime una cosa, tu profesora tiene la costumbre de desaparecer por bastante tiempo sin ninguna razón?- Umi lo miro sorprendida.

-Y tu como sabes eso?-

-Porque ella y un par de idiotas mas asesinaron a todo un Kamfgruppe de soldados imperiales…-las chicas lo miraron absortas.

-Probablemente se lo merecían- remato Umi intentando volver a comer.

-Aja…se lo merecían…-dijo Imran intentando contener su borrasca interior-…sabias que el líder de ese grupo tenia una hija de 5 años? Sabias que uno de los soldados era lo único que le quedaba a un matrimonio de ancianos? Y supongo que sabes también que la mayoría tenían esposas e hijos no es asi!?

Umi guardo silencio mientras el ambiente se cargaba de tensión.

-Algo me decía que tu ya sospechabas algo de esto. No es así? Fraulein Akai? Es fácil echarle toda la basura de lo que sucede y ha sucedido al Reich. Pero no solo se trata de que haya dementes y xenófobos en mi país, también se trata de que hay fanáticos y delirantes en el tuyo.-luego Imran clavo su mirada en la otra dirección.

Conforme avanzo la noche la sala se fue vaciando hasta que la única persona que quedo allí fue Umi que revisaba velozmente una gran cantidad de libros.

-Vas a la universidad no es así?-pregunto Imran rompiendo un silencio que había durado varias horas

-Si-
Luego hubo otro momento de silencio.

-Tu tienes motivos para odiar a los occidentales-dijo Imran- Pero…el odio no te devolverá nada de lo que perdiste. Solo va a secar tu alma y te ahogara en tu propia tristeza…

-Así que es todo? Debo olvidar y perdonar?-dijo sarcóticamente mientras trabajaba.

-Olvidar seria egoísta…y perdonar es complicado…pero este mundo se asfixia con odio, creo que esa tampoco es la salida. Hasta la fecha el odio y la venganza no han revivido a nadie…

-Sabes? Cuando te amarre creía que solo eras un delincuente…pero hablas demasiado para ser uno-

-Quizás si…eso me lo dicen todos, pero creo que…que no deberías olvidar eso. Umi Akai-Imran se soltó de sus ataduras sin que ella viera-Hoy quédate en casa- Umi alzo la vista pero Imran había desaparecido

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Lun Ago 10 2009, 17:14

Cercanías de Kanagawa, sobre un automóvil.

Una gruesa columna de vehículos y tanques avanzaba a través de la espesura en el ocaso. Un automóvil se orillo a los flancos de hueste en marcha y el general Adler le pidió un radio a uno de sus guardias.

-He oído que quería hablar conmigo, Ostmarshall. Hágalo con libertad esta línea es segura. Que sucede?

-No quise decirte la primera vez…pero tengo mis reservas en cuanto a esta operación, Edwin. Si tomamos esa ciudad podríamos decantar una guerra…

-He estado pensando exactamente lo mismo, mein Ostmarshall…

-Que me aconsejas? Que abortemos?-

-No señor…sugiero que cambiemos el carácter de la operación…-
Aldrich lo observaba desde su semioruga.

-De que estará hablando el Gruppenfuhrer?-pregunto uno de sus compañeros.

-Tranquilos, el general Adler se esta asegurando de que esta misión se lleve a cabo como corresponde- afirmo Aldrich con una sonrisa canina en su rostro.

Cuando el general corto la transmisión, Aldrich noto que estaba sonriendo muy ampliamente.

De regreso en el dormitorio de chicas.

-Bueno yo me voy a la Universidad- dijo Umi cargando sus libros en una mochila.

-Como habrá hecho ese pervertido para escapar?-pregunto Kiyoko.

-No lo se…pero no abran las puertas por las dudas. Cuídense de acuerdo?-
dijo Umi a sus amigas mientras abandonaba el edificio al trote.

De regreso en la estación de ferrocarril.

Katia miro el reloj con preocupación.

-Se acabo voy a salir a buscarlo-dijo la joven avanzando con determinación hacia la puerta del vagón. Pero no bien abrió la puerta Imran estaba al otro lado de ella.

-Creí haberles ordenado que no saliesen a buscar a nadie-

-Lo-lo lamento camarada comandante- luego noto que Imran tenia varios golpes en la cara- Como te hici-

-No preguntes- dijo Imran mientras entraba en el vagón y se equipaba con su uniforme y un sobretodo, se estaba poniendo frio. Luego tomo un radio.

-Aquí grupo de infiltración, reportando misión cumplida-dijo Imran.

-Excelente, Strumbannfuhrer. El ataque de V1 comenzara en una hora- Imran sintió un retorcijón en el estomago.

-Repita eso, Jefatura. Ataque de V1?- pregunto Imran con horror
-Das ist, Strumbannfuhrer. Lanzaremos una oleada de proyectiles balísticos y después ejecutaremos la operación.

-Póngame con el Gruppenfuhrer! De inmediato…-

-Donitz…-respondió Adler sentado en la parte de atrás de su auto.
-Mein Herr, quien autorizo un ataque de V1!?

-Yo lo hice, Comandante-

-Pero…señor!! Esta misión es de tomar y defender!! Los transmisores están colocados en áreas residenciales si ejecuta un ataque de V1-

-Los planes han cambiado, Sturmbannfuhrer: ahora el carácter de la misión es Sentencia de Muerte.- el interior de Imran se lleno de una atroz angustia que subía lentamente desde su vientre hacia su pecho
-Sentencia de Muerte…? Quien autorizo esa-

-Fue el Ostmarshall, Donitz. La operación se llevara a cabo con los nuevos parámetros le guste o no, si se rehúsa a cumplir o advierte a los extranjeros me asegurare de que usted, sus hombres y sus familias acaben en los gulags antes de que acabe la noche.

-Pero señor-

-Pero nada, sus ordenes se sobrentienden y quiero que las cumpla con eficiencia no bien termine la primera oleada de V1. Me ha entendido? –Imran no respondió.-Una cosa mas Sturmbannfuhrer…si vemos demasiado movimiento cuando la fuerza de ataque principal llegue, me asegurare de que les disparen a ustedes también…-luego corto. Imran se llevo la mano a la boca y camino de un lado para otro en el interior del vagón.

-Que hacemos, Donitz?-pregunto Katia.

Imran se apoyo en al puerta del vagón y guardo unos segundos de silencio.

-Tenemos nuestras ordenes…y vamos a cumplirlas…

-Pues a que estamos esperando…?-dijo Misha enfundando su bayoneta y sacando el seguro de su arma.

Universidad de Kanagawa, primer intervalo…

-Muy recuerden, leer las paginas de la 500 a las 580, tendremos una lección sobre eso-dijo una mujer de unos cuarenta años sentada en un escritorio mientras la mayoría d elos alumnos e retiraba.
-Hinata-sensei…-

-Ah! Eres tu Akai, dime que necesitas?-pregunto la mujer amablemente
-Necesito hablar con usted…es algo delicado- Hianta se puso de pie y cerro la puerta.

-Dime que ocurre, Umi?

-He escuchado que usted fue la que mato a esos imperiales hace unos días…-

-Que?-pregunto sorprendida la mujer.- No seas ridícula-

-No soy tonta, Sensei. Sé que se fue unos días antes de que eso ocurriese…las fechas coinciden-la mujer bajo la cabeza.

-Esos lobos…me quitaron todo lo que yo quería, no puedo permitir que anden pavoneándose como se les de la gana por nuestro país!!

-A mi también me lo quitaron, pero yo sé cómo piensan los imperiales…si matamos a cinco de ellos, ellos mataran a cincuenta. Esos hombres no respetan la vida, Hinata-sensei…que pasa si se enteran que usted esta aquí? Que la estuvimos ocultando?

Sin embargo se detuvo cuando vieron por las ventanas que unas cosas blancas descendían sobre la ciudad…

-Nieve…?-pregunto Umi. Sin embargo esos puntos blancos eran fácilmente llevados por la brisa y uno de ellos entro por la ventana del aula. Era un panfleto. Había una foto, la del Kampfgruppe de Nikolai en el centro de ella y debajo de ella se leia:

Acusados: Kanagawa y los cobardes a los que da refugio.

Crimen: Asesinato.

Juez y Jurado: El ejercito de un pueblo enlutecido y vengativo.

Veredicto: Sentencia de Muerte.



Un zumbido empezó a oírse por toda la ciudad.



Hinata de inmediato noto que Umi había dejado caer su mochila y se sacudía en el mismo sitio en el que estaba parada, estaba teniendo un ataque de pánico…

-Umi que sucede!?-dijo sacudiéndola sin obtener respuesta mientras la joven dibujaba una mueca aterrorizada en su rostro-UMI REACCIONA!!!- luego le propino una bofetada.-Umi…?

-Otra vez no…por favor otra vez no…- mascullo la joven. Luego una terrible explosión tuvo lugar en el centro de la ciudad. Luego hubo otra , después otra y en momentos el cielo nocturno se lleno con el humo de los propulsores de las bombas voladoras V1 que golpeaban y devastaban el corazón de la ciudad. Los habitantes caían abrasados por las espectaculares explosiones provocadas por los misiles o morían tras quedar mutilados por el vidrio, la madera y la graba convertidos en letales fragmentos de metralla por la potencia de los cohetes.

Los misiles continuaban llegando y devastando la ciudad, uno de ellos se desvió hacia el patio interior del Dormitorio para chicas…

En ese instante las cuatro residentes estaban jugando a las cartas.

-Que será ese escándalo?-pregunto Kou.

-No lo se…pero quien sube la apuesta…-pregunto Kotone las otra dos chicas intentando continuar con el juego-. Kiyoko juegas? Kiyoko…?-la chica se dio cuenta de que algo andaba mal por la mirada que su compañera tenia en el rostro. Después vino el zumbido…

-TODO EL MUNDO AL SUELO!!!- grito Kiyoko mientras volteaba la mesa para usarla de cobertura en el exacto momento en que el V1 se estrello contra el patio interno. Tras limpiarse los escombros de encima las cuatro se dirigieron a la salida del edificio donde tuvieron una perspectiva de lo que estaba sucediendo. Las explosiones habían formado el dibujo de una cruz que se iluminaba por el fuego de los incendios en el corazón de la ciudad…

-Sácalas de la ciudad, yo iré a buscar a Umi!- grito Kiyoko mientras se ajustaba una katana al cinto y corria hacia una oscura calle.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Lun Ago 10 2009, 17:21



En el lado norte de la ciudad.

Unas sombras empezaron a surgir de entre los incendios. Los supervivientes de la oleada de los misiles empezaron a huir aunque no sabían de que. Misha se adelanto a del resto de los grupos, tomo carrera y desenvaino con rapidez su bayoneta cuando estuvo lo suficientemente cerca del primer oriental que tuvo cerca

La cabeza de aquel hombre rodo como un melón mientras la sangre salía a borbotones. Una gran cantidad de personas comenzaron a correr sin rumbo de los soldados que tenían detrás, pero no podían salir con facilidad de los 500 metros de alcance de sus armas automáticas, en un instante las calles se iluminaron con los fogonazos de los disparos. Los extranjeros bailaron como espantapájaros azotados por una tempestad justo antes de desplomarse en charcos de sus propia sangre…

Los que se alejaban mas eran abatidos por un equipo de francotiradores que con precisión mortal asestaban letales disparos en sus partes vitales. Luego fueron las granadas, una lluvia de ellas diezmo a los que huían, cuyos aullidos aterrorizados eran acallados por los estruendos de los explosivos.

Las personas intentaron trancar sus puertas y ventanas pero no tenia objeto, los atacantes lanzaban granadas incendiarias que prendían fuego a los edificios incinerando a sus ocupantes como polillas atrapadas en medio de un bosque en llamas. Llantos gritos y agonia era eso lo que se escuchaba en aquella parte de la ciudad…

Parte Sur de la Ciudad.

-SCHNELL!! VORWARTS!!!-rugió Aldrich mientras el y cientos de soldados descendían de sus semiorugas a continuar con la faena. La MP40 del oficial rugía sin parar abatiendo a los orientales que veía por la calle, se dirigió a la casa más cercana junto con un trió de sus hombres. Derribo la puerta de un golpe y encontró agazapadas a un costado a una mujer con dos niñas…

-Por favor no…-suplico la mujer.

Después lo único que ilumino la casa fueron los fogonazos de las armas.
Los soldados avanzaban como tigres que venían con hambre desde hacia varios meses. Un grupo se coló una posada y comenzó a arrojar los huéspedes por las ventanas solo para que sus compañeros abajo los rematasen a bayonetazos.

-FLAMMENWERBER!!!- solicitaban todos los soldados y no daban abasto los especialistas con lanzallamas para incinerar a las personas que se habían encerrado en sus casas. Los gritos mas adentrados en la ciudad indicaban que los supervivientes de la parte norte estaba corriendo hacia el puente que cortaba a la mitad a Kanagawa. Unos soldados montaron una MG42 en la cabeza sur de la construcción.

Sin saberlo los supervivientes corrieron hacia el puente. El operario del artefacto se tomo un segundo para ver el rostro de la gran multitud que avanzaba hacia ellos…no pudo evitar sonreír…luego inicio la letal ráfaga de plomo proyectada por la ametralladora pesada, 1200 proyectiles por minuto, los perros orientales caían como césped ante una guadaña bien afilada. El puente termino pareciendo el muestrario de un carnicero. Los cuerpos caían por los bordes en el Rio del Fuego que adquirió colores rojizos y extraños cuando eran iluminados por las llamas de los incendios…

Eso era lo que se veía en aquella parte de la ciudad.

Entrada de la ciudad.

Adler se paro junto a su automóvil junto con sus guardaespaldas observando con una sonrisa conmovida los espirales trazados por los incendios, la gigantesca cruz de fuego como una herida abierta llenando de luz la noche. Uno de sus guardaespaldas le acerco una tetera de porcelana. Tenia que disfrutar del momento. Saco una taza frágil y finamente fabricada, dos terrones de azúcar…un cucharadita de canela en polvo. El te era bueno…perfecto para un drama épico como este…mirando como los últimos V1 caían sobre la ciudad.

-Hora de los Panzer-

Docenas y docenas de panzers pesados modelo Panther avanzaron hacia la ciudad, derribando desde los cimientos los edificios. Revelando a los soldados los escondites de los extranjeros que eran masacrados como ratas en sus madrigueras.

Un cañón de repetición de 75mm, dos ametralladoras ligeras MG42…nadie podía escapar del rugido del Panther. Los tanque avanzaban pulverizando los cuerpos bajo sus orugas de acero y tiñéndolas de rojo.

Spoiler:
 

Aldrich asesto un soberbio disparo en la pierna de un oriental en fuga, se acerco y hundió su espada en el pecho del cobarde extranjero.

-QUE NO ESCAPE NINGUNO!!! MATENLOS A TODOS!!!-

Algunos intentaban huir por unos túneles de emergencia excavados por debajo de la ciudad. No hubo caso, pues los imperiales los habían bloqueado con kilos y kilos de minas haciendo explotar a sus desafortunadas victimas y sepultándolas en vida.

Los que lograban alcanzar las colinas fuera de la ciudad eran encandilados por unos brillantes reflectores. Eran lo último que veían antes de que los soldados escondidos entre el follaje les ultimasen.

Imran miro a su alrededor. Tenia que cumplir la orden, si no cumplía la orden sus seres queridos correrían peligro. Cumplirla no era complicado…alzar el rifle, disparar al títere que conservase su cabeza, recargar y repetir el proceso hasta que no hubiese títere con cabeza .Había una calle en al cual se podía caminar sin tocar el suelo, por la cantidad de víctimas tendidas sobre ella.

Misha alzo su arma listo para abatir a un adolescente en fuga.

-NO!!!-grito una mujer desviando el disparo. El sargento le disparo con su pistola. El joven en fuga escucho el disparo y se dio media vuelta.

-MAMA!!!!-grito abalanzándose contra Misha. El soldado alzo su metralleta y vació el cargador sobre el joven que cayo aniquilado a los pies del sargento. Misha introdujo un nuevo cargador y siguió disparando al cuerpo sin vida…

Katia miro con horror a Misha que tenia una sonrisa despiadada en su rostro.

-MIKHAIL YA BASTA POR FAVOR!!!-suplico la joven sujetando el brazo de Misha.

-SUELTAME-rugió intentando apartarla de un empujón.

-MISHA POR FAVOR!!!-dijo ella sin soltarlo.

-HE DICHO QUE ME SUELTES!!- grito antes de propinarle un culatazo en la cara. Katia cayo encima de unas cajas con violencia.

-MIKHAIL!!!-grito Imran mientras el y Alexander tumbaban a Misha al piso.- MISHA NADA DE ESTO TE DEVOLVERA A TU HERMANO!!!

-PERO ME DARA ALGO DE PAZ!!

-ALGO DE PAZ!? MIRA LO QUE ESTAMOS HACIENDO, MIKHAIL!!!-dijo orientando su rostro hacia la infinidad de restos desperdigados por las calles y callejones.- TU CREES QUE ESTO LE TRAERA PAZ A ALGUIEN!?- luego soltaron a Misha con lentitud. Misha volteo hacia Katia que se estaba poniendo de pie con lentitud. La chica le devolvió la mirada, tenia el labio sangrante y parecía a punto de llorar.

-Misha, te hice una promesa…y sigue en pie…- dijo Imran.

Kiyoko seguía corriendo, pero el camino hacia la Universidad estaba bloqueado por las ruinas de los edificios carbonizados. De repente una fila de hombres uniformados con largos sobretodos grises le bloquearon el paso. Se volteo para huir por donde había venido pero otra fila le corto el paso. Ella desenfundo su katana. Los soldados se rieron.

-Que planeas hacer con eso, auslander?- se rio uno de ellos, pero su carcajada se interrumpió cuando su cabeza fue cortada, de repente heridas mortales se manifestaron sobre los pechos de los soldados y Motoko apareció varios pasos por detrás de ellos sosteniendo en alto su arma que nisiqueira se había manchado.

El resto de los soldados abrió fuego contra ella pero se movía a una velocidad anti-natural esquivando los proyectiles y abatiendo uno por uno a sus oponentes.

-Como dije: pusilánimes con armas para cobardes… -dijo enfundando su espada.

Luego escucho pasos. Y un joven oficial imperial manchado con sangre se presento ante ella.

-Guten Nacht, Fraulein. Wollen wir mit tanzen gehen?- Aldrich saco su largo zweihander de su cinto mientras sonreía.

Kiyoko hizo lo propio con su arma y se movió a gran velocidad pero su oponente atajo su golpe con un movimiento de su espada. A pesar del tamaño y peso de la espada, Aldrich la movía como si se tratase de un lápiz. Kiyoko tuvo que sacarse del camino de un tajo vertical que casi al parte en dos, su oponente gozaba de una fuerza excepcional pues el golpe de la espada había provocado un agujero en el piso.

Los choques entre el acero sacaban chispas, Kyoko luchaba con determinación en contra de un oponente enloquecido por una demencia homicida, lo que a ella le sobraba en habilidad el lo tenia en odio. Cada choque de la espada de Aldrich es como si la golpeara una bestia enfurecida. El oficial alzo en alto su espada dejándola caer con toda su fuerza y peso, esto quebró la katana de Kiyoko y le provoco un profundo corte en el hombro.

-Ahora empieza la diversión, Fraulein- afirmo Aldrich avanzando hacia la joven herida. Sin embargo hubo un destello de acero y una herida apareció en el pecho de Kiyoko. Aldrich observo estupefacto y vio que Imran estaba parado al lado de la chica sosteniendo una espada corta hecha de metal negro. Unos hilos de sangre surgieron de la boca de Kiyoko mientras Imran la veía con ojos entristecidos.

-Reúnete con tu grupo, Aldrich-ordeno Imran- Terminemos con esto…-

-Aguafiestas…-susurro el joven oficial guardando su espada.

Kiyoko estaba perdiendo el sentido y volteo hacia Imran logrando distinguir su rostro. Le dirigió una ultima mirada de desprecio mientras el miraba con arrepentimiento. Luego la joven se desplomo contra el piso.

En otra parte de la ciudad

Kotone, Kou y Kiri trataban de huir de la ciudad pero entre tener que esquivara los escuadrones de soldados y los caminos bloqueados había sido imposible.

-Tengo miedo…- sollozo Kiri.

-Vamos a estar bien- intento animarla Kou tratando de esbozar una sonrisa.

-ZUM HENKER, AUSLANDER!!!-gritaron en el edificio de en frente luego un dúo de soldados dispararon una MG42 contra el grupo que se cubrió en los escombros de una tienda. Tras vaciar un cajón de municiones los soldados sacaron sus panzerfauts y dispararon contra el refugio de las jóvenes que estallo dispersando escombro en todas direcciones.

Plaza de armas de la ciudad.

Hinata y Umi seguían corriendo a través de las ruinas incendiadas de la ciudad. Y llegaron ante el palacio del Señor Feudal de la ciudad que yacía hecho escombros tras repetidos impactos de los V1.Varias familias se habían reunido allí, así como los soldados que quedaban con vida

-No hay donde huir- dijo Umi llena de espanto.

-Vamos a tener que pelear.- dijo su maestra.

-Pero sensei…-

-NO HAY OTRA SALIDA, UMI!!!-grito la mujer captando la atención de los que quedaban, muchos de ellos habían sido sus compañeros o alumnos-Y eso va para el resto de ustedes. Los occidentales no van a tomar prisioneros, no perdonaran a nadie y mataran hasta el última alma que quede en esta ciudad…me temo que no puedo darles esperanza en esta situación, pero ahora tenemos la oportunidad de escoger: si morimos acribillados como perros….o si morimos como heishis orgullosos.

-Sensei!!-dijo un grupo de jóvenes sucios y exhaustos- Estamos con usted…

-Umi…-dijo la mujer. La joven dudo unos segundos pero asintió con al cabeza. Fue cuando una gran cantidad de soldados formaron líneas delante de ellos y tenían cuatro tanques delante de ellos.
Umi se paro junto a Hinata y los jóvenes.

-Ya no hay caso de que resistan, ostlich. Esto se acabo no bien empezó…-dijo Aldrich pasándose el pulgar por el cuello.

-No caeré sin luchar antes, mocoso. Te haces llamar soldado? No tienes honor, ni disciplina…ese titulo te queda grande. Cuando tu recién estabas aprendiendo a caminar yo ya había combatido contra soldados de verdad!

-Oriental estúpida…NOSOTROS SOMOS EL PODEROSO VERTEIDIGUNG KORPS DEL INVENCIBLE REICH DE ACERO!!!A cuanta escoria como tu crees que hemos asesinado para llegar hasta aquí..?

-Pues veamos si puedes contra la escoria, escoria…-dijo la mujer con uan fuerte determinación en su rostro.

-Zielen…-ordeno Aldrich luego los tanques y los soldados apuntaron hacia los escasos defensores- FEURN!!!

Luego una salva de cañonazos y disparos se proyecto hacia el reducido grupo de defensores orientales. Los proyectiles de los cañones parecieron explotar contra los objetivos pero no bien la humareda se disipo revelo que el grupo defensores había sido protegido por una especie de niebla turquesa.

Hinata desplego un gran shuriken de cuatro filos. Mientras realizaba una rápida concentración.

-ELEMENTO VIENTO: FILO DEL DESTINO!!!-luego lanzo el shuriken que trazo una estela de luz azulina en el aire mientras cortaba y partía a la mitad a una gran cantidad de soldados enemigos.

-Verdammt ostlich Hexen!!!-rugió ALdrich mirando las bajas ocasionados por un único ataque.

-AHORA!!-les ordeno Hinata a sus estudiantes

-ELEMENTO FUEGO: ALIENTO DE DRAGON!!!- luego cada uno de ellos escupió una grandes esferas flamígeras que avanzaron velozmente contra la formación de soldados enemigos calcinando a algunos y dejando agonizantes a otros. Los tanques intentaron contraatacar avanzando agresivamente a todo lo que sus motores les permitían mientras abrían fuego con todas sus armas.

Hinata se movió con una velocidad increíble, apareciendo justo por detrás de los Panthers, luego desenfundando una larga espada que parecía brillar con un leve fulgor celeste. Abanico su acero provocando un corte en el blindaje posterior del panzer logrando reventar su deposito de combustible y destruyendo al tanque con único golpe. Luego se movió con la misma fluidez y trazo un tajo con su arma en los laterales de un segundo tanque provocando el mismo resultado. El proceso se repitió hasta que lo único que quedo de los Panther fue un montón de escoria fundida.

Los supervivientes los vitorearon cuando los últimos soldados imperiales que quedaban con vida se retiraron.

Sin embargo mientras unos se retiraban una nueva oleada comenzó a irrumpir de entre las ruinas ardientes. Katia, Alexander y Misha volvieron a formar una línea de fuego frente ellos. De inmediato Misha reconoció a la mujer, la que Adler les había dicho había asesinado a su hermano…

-A la cuenta de tres, abran fuego-dijo Katia apuntando su arma hacia los orientales. Sin embargo Misha no espero y cargo contra Hinata mientras gritaba.-MIKHAIL!!!

Misha intento primera golpearla con su bayoneta un ataque que su oponente esquivo gran facilidad, cuando intento abatirla a disparos ella los desvió usando su espada. Por ultimo la maestra volvió a utilizar su soberbia velocidad para hacer un corte sobre las rodillas de Misha. El joven cayo en el suelo.

-FUEGO!!!-ordeno Katia desesperada por salvar a Misha. Sin embargo las balas volvieron a ser detenidas por esa niebla turquesa que la guerrera había invocado con un gesto de sus manos. Hinata se aproximo a Misha…

-Escupo sobre ti, maldita asesina…-dijo el joven desprecio, sintiendo el final cerca.

-Lo mismo para ti, asqueroso genocida…

-Sin embargo la ejecución fue detenida cuando en medio de los defensores cayo una granada de racimo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Mar Ago 11 2009, 01:57, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Lun Ago 10 2009, 17:26

Los defensores se dispersaron pero la potencia de la explosión hizo que Umi saliese despedida hacia un edificio severamente dañado que su impacto termino de derribar, atrapándola entre los escombros.

-No volverás a lastimar a ningún amigo mío, Hexen…- dijo con voz siniestra una sombra encima de un edificio, en ese instante el humo de un incendio desaparecio y las nubes se corrieron contrastando la silueta del soldado contra la luna llena por un instante.

-Imran!-dijeron Katia y Alexander mientras un nuevo contingente de soldados arriba a la escena.

Imran dio un salto y aterrizo en frente de Hinata, interponiéndose entre ella y Misha sosteniendo su espada de metal negro en dirección hacia la guerrera.

-Lo veo en tus ojos…-dijo Hinata-…eres el vástago del Shinigami Donitz…-

Los soldados imperiales se miraron unos a otros.

-Que esta diciendo?-pregunto Alexander a Katia

-El padre de Imran fue uno de los Inquisidores más fuertes durante la gran guerra. Los orientales le conocían como el Shinigami…el Ángel de la Muerte.

Durante un segundo el joven y la muer intercambiaron miradas antes de que ambos se lanzasen al combate a una velocidad endemoniada, de la que los demás solo podían ver sombras borrosas moviéndose a una velocidad increíble.

Una y otra vez las espadas chocaron, mientras Hinata lanzaba shurikens a Imran y este los bloqueaba usando su espada. El imperial se ayudaba con su rifle de asalto para intentar quebrar las defensas de la heishi oriental, sin embargo el combate parecía no avanzar.

-ELEMENTO VIENTO: TIFON DE LOS DIOSES!!!-grito Hinata invocando un violento torbellino que mando a volar a Imran.

El joven logro reponerse y ponerse pie pero no antes de que tener que esquivar un ataque de Hinata que le provoco un corte en la mejilla. Imran abanico su acero intentando lograr mantenerse a la altura del combate pero se notaba que la habilidad de su rival sobrepasaba a la suya en el combate cuerpo a cuerpo. Hinata volvió a esquivar un giro del filo de su oponente y le asesto a Imran una brutal patada en el rostro que lo derribo y lo hizo girar en el aire varias veces antes de desplomarse.

Katia intento adelantarse para auxiliar a Imran pero varios soldados se lo impidieron.

-El hijo del Shinigami, el demonio que asesino a tantos…y eso es todo lo que tiene para ofrecer…

-Mi padre no era ningún demonio-afirmo Imran cerrando los ojos y poniéndose de pie agitado.

-Así? Como llamarías tu a alguien que asesino a inocentes, a mujeres niños…a personas indefensas-

-Mi padre vio lo incorrecto de sus acciones…asi como yo lo veo ahora…

-Que has visto lo incorrecto de tus acciones?-dijo su oponente en tono sarcástico- MIRA A TU ALREDEDOR!! No escuchas las suplicas de estas personas? O es que no te importa?

-Acaso escuchaste las de Nikolai…es que no te importo?-remato Imran.-No justifico lo que ha sucedido…pero voy a matarte por el único motivo que me interesa: tu asesinaste a uno de mis amigos- luego abrió los ojos revelando que su ojo izquierdo había cambiado de color a anaranjado y su retina se había puesto vertical- To no sobrevivirás a esta noche- luego el joven cargo con una velocidad endemoniada hacia su enemiga lanzando ataques con su espada a una velocidad increíble haciendo que el metal cortase el aire de manera musical…

De pronto Imran giro y propino una soberbia patada obligando a Hinata a cubrirse mientras salía despedida estrellándose contra una pared. La mujer no tuvo oportunidad de defenderse cuando Imran hundo la espada en su hombro. La hundió con fuerza hasta llegar a la empuñadura. Y luego se alejo de un salto. Hinata se arranco la espada con un dolor terrible en su rostro.

En ese instante Umi recobro el sentido y lo primero que vio a través de los escombros fue a su maestra herida y tambaleándose.

-Sensei…?-dijo ella con horror

Hinata sonrió en dirección a Imran.

-Crees que esto es justicia? Veinticinco mil personas están siendo masacradas…y tu solo le darás sentido a la muerte de una de ellas.- dijo mientras Imran tomaba su rifle de asalto y los demás soldados se acercaban.- Crees que proteger a tus amigos y luchar por tus ideales te convierte en un hombre…pero solo eres un perro que empuña armas e inicia guerras…

Imran guardo silencio por un momento y luego clavo su mirada en los ojos de su oponente.

-Quizás tendrías razón en un mundo donde existiese maldad perfecta y justicia perfecta…por desgracia este no es tal mundo…-dijo mientras el sus compañeros introducían nuevos cargadores en sus armas-…Vivimos en un mundo donde buenas personas cometen grandes atrocidades y personas terribles realizan grandes proezas…Donde la paz se obtiene mediante la guerra…Hasta que eso cambie, me temo que habrá días como hoy. Por Nikolai…- dijo Imran apuntando hacia Hinata. Luego sus ojos regresaron a la normalidad

-Por Nikolai-dijo Katia.

-Por Nikolai- dijo Alexander.

-Por ti, hermano-dijo Misha llorando.

-POR NIKOLAI!!-gritaron los demás soldados. Luego todos dispararon contra Hinata, cuyo cuerpo cayo despedazado por la cantidad de proyectiles. Umi miro con terror invencible aquella escena mientras el labio le temblaba, quería gritar pero no encontraba aire en su pecho, quería huir pero no había fuerza en su cuerpo…

Pronto Aldrich regreso apoyado por un numero de soldados y tanques que terminaron de rematar a los supervivientes que había allí. Los pocos guerreros que quedaban dispersos en la ciudad sufrieron el mismo despiadado destino que Hinata, fueron acribillados por docenas de soldados imperiales o sobrepasados y ultimados a bayonetazos

Imran supo que el combate había terminando pero no así la carnicería pues mientras las primeras luces del día empezaban a aparecer los disparos no cesaron, ni tampoco los gritos y las suplicas. Se sentó en el pórtico de una casa en ruinas mientras veía a los demás soldados ir de aquí para ella en su brutal faena.

-Gruppenfuhrer!!-advirtió el radioperador de Adler-La artillería esta en posición!

-Manden esta cloaca al olvido-ordeno Adler. A los pocos minutos una lluvia de proyectiles de artillería cayeron sobre lo que quedaba en pie de la ciudad reduciendo todo a cenizas. Umi se acurruco en el lugar donde había quedado atrapada.

-YA BASTA!!!-suplico ella desesperada y sumida en el llanto mientras oía como la artillería devastaba lo que quedaba de la ciudad- POR FAVOR YA BASTA!!!!YA BASTA!!!! Ya basta…por favor deténganse…por favor paren…deténganse…basta…por favor…

El ataque de la artillería paro cuando de Kanagawa quedo únicamente una ruina llameante. Los disparos fueron reduciéndose y junto a ellos los gritos, pronto el silencio fue adueñándose de lo que una vez fue una ciudad vital y orgullosa…

Adler camino hacia Imran que yacía sentado en el mismo pórtico de la casa en ruinas.

-Se necesitan sacrificar 10 vidas para salvar 100.Se necesitan sacrificar 1000 para salvar 1000. Se necesita sacrificar 1.000 para salvar 10.000. Se necesitan sacrificar 100.000 para salvar un millón…esa es la lógica de nuestro mundo, Imran…Se necesitan días como estos para obtener días de paz...-luego se alejo del joven.

-Y cuando llegaran esos días de paz, mein Gruppenfuhrer?-Adler volteo hacia Imran con una mirada fría como el hielo

-Eso se lo dejo a los dioses a para que respondan. Termina de limpiar la parte norte de la ciudad, cuando termines reúne a tus lacayos y regresemos a Ostenburgh…

“Todo fue una pesadilla…tuvo que ser una pesadilla…tiene que haber sido una pesadilla…Necesito que haya sido una pesadilla…necesito que cuando abra los ojos este en mi cuarto…Necesito que se me este haciendo tarde para la universidad…Necesito que Kotone este burlándose de mi peinado…Necesito que Kiri me pregunte sobre como hacer su tarea…Necesito que nada de esto haya ocurrido…Por favor, por favor que cuando abra los ojos..nada de esto haya sido real!!!”

Nadie escucho la plegaria de Umi. Despertó debajo de los escombros y se arrastro con dificultad por debajo de ellos. El cuerpo de su sensei seguía allí, el de sus compañeros también…todo era real, el olor a muerte en el aire era real…el dolor era real…nada había sido una pesadilla. Camino tambaleante por las calles llenas de humo pestilente.

-Kotone! Kou!-llamo ella mientras esquivaba los cadáveres que alfombraban el piso- Por favor, alguien…ALGUIEN QUIEN SEA!!!- lloro ella. Se resbalo en un charco de sangre quedando dando al cara a una familia asesinada. Una niña aun sostenía su oso de peluche, arrollado por los vehículos…

Seguio avanzando adolorida por la explosión que le había provocado una herida en el brazo derecho, en todos lados era lo mismo…cuerpos, millas y millas de cuerpos tendidos sobre el piso tiñendo al suelo de color carmesí.

En un punto Umi volvió a resbalarse con la sangre y rodo cuesta abajo hacia el banco del rio que dividía la ciudad, primero sintió el frio del agua y lo siguiente…fue un sabor metálico en su boca…finalmente emergió a la superficie tosiendo y fue cuando algo choco contra ella que abrió los ojos y grito cuando vio los cuerpos siendo arrastrados por la corriente, nado desesperadamente para salir de aquel rio rojo.

Imran regreso a lo quedaba del dormitorio para chicas y se adentro en el, mirando los restos carbonizados de las cosas en su interior, camino hasta el cuarto de Umi y tuvo un sentimiento muy extraño cuando vio el cuarto de la chica reducido a escombros…era como si hubiese hecho llorar a alguien que le quería muchísimo…

Quizás fue en ese instante, cuando vio el gato de peluche decapitado por la explosión, que se dio cuenta de lo que acaba de ocurrir…toda una ciudad había sido esquilmada y arrasada. Una culpa dolorosa y agria enveneno su mente y su alma mientras se sujetaba la cabeza con las manos, intento mirar para otro lado pero por donde quiera que mirase había muerte y destrucción…

Luego noto que algo brillaba por debajo de la madera quemada, busco entre los restos y se fijo que ese colgante que había visto cuando entro en la habitación por primera vez…estaba roto y sucio…pero aun así lo conservo y tomo un frasco de tinta de entre los escombros.

Escribió algo en la pared amplia de la planta baja. Y luego regreso a al a calle, miro al cielo nublado y sintió cuando n único copo de nieve mojo su rostro. El invierno había llegado al fin…

-IMRAN AQUÍ HAY UNOS EXTRANJEROS CON VIDA!!!-grito Misha. Al oír esto Imran corrió hacia el lugar donde provenían los gritos.

Luego llego a un montón de ruinas donde Misha y varios de sus hombres habían sacado a tres chicas gravemente heridas. Imran las reconoció de inmediato..

-Que hacemos con ellas, Imran?-pregunto Misha. Imran no respondió.

-No podemos ayudarlas, camarada mayor- dijo Vassili.- Si lo intentamos Adler nos matara…

-Las ayudaremos-dijo Imran con firmeza.

-Pero, Sturmbann-

-ME REHUSO A MATAR A NADIE MAS!!! Tiene que existir alguna forma de sacarlas de aquí- dijo mordiéndose el labio. Luego vio a un grupo de soldados imperiales muertos.

Cerca de Seguridad, alrededores de Kanagawa.

Un equipo de soldados con perros revisaba a los soldados que salían de Kanagawa. Fue cuando Imran y sus semiorugas aparecieron.

-HALT!!-ordeno el oficial- Tenemos que revisar su-

-No hay tiempo, mein kamerad!! Tengo a tres soldados heridos aquí. Necesitan atención medica urgente!-afirmo Imran. El oficial se asomo y vio a tres personas con uniforme imperial tendidas en el interior del semioruga, retorciéndose a causa de las heridas.

-Lo siento pero el Gruppenfuh-

-Si estos soldados mueren, sus vidas estarán en su conciencia…-amenazo Imran al oficial.

El oficial callo un segundo.

-Pueden pasar-dijo el oficial resignado.

Mientras el semioruga avanzaba por el camino Kotone abrió débilmente sus ojos.

-Vas estar bien, te lo prometo-

Kotone sonrió débilmente con sus ojos destellando la misma picardía que siempre.

-Parece que no eras un mentiroso…ladrón de pantaletas…

En las ruinas del dormitorio de chicas.

Umi se aventuro con los ojos rojos de tanto llorar hacia el interior de lo que había sido su hogar. En cualquier otro día Kou ya habría estado realizando alguna travesura, quizás Kotone estaría coqueteando a otro chico rico o recuperándose de la resaca…Quizas Kiyoko estaría practicando su habilidad con la espada.

Ya nada de eso seria posible.



Subió con lentitud hacia su cuarto y lo vio convertido en una ruina carbonizada y por más que busco el collar de su madre, no lo encontró. Simplemente se dejo caer en el suelo. Se encogió y lloro amargamente…no supo cuanto tiempo se quedo allí observando los pedazos calcinados de otro hogar que acababa de perder. La ventisca se fortalecía y el frio aire azoto el largo cabello de la joven mientras la nieve ocultaba bajo su blanco velo los cuerpos y la sangre esparcidos por toda la ciudad. Umi se puso de pie y mientras hacia un esfuerzo por dejar de sollozar noto algo escrito en la planta baja…

“Ich bin das Feuer Hawk. Ich wieder meine Flügel durch Sieg über den Gott des Hasses”


Umi volvió a sentir aquella rabia que sintió cuando aquel hombre recupero para ella el collar de madre hacia muchos años. Tomo unos de los panfletos que habían caído poco antes del ataque y con un pequeño frasco de tinta copio lo escrito en el muro.

Reunió provisiones, consiguió un abrigo y ropa seca luego camino con la cabeza gacha entre las ruinas que lentamente se cubrían de nieve. Miro la Universidad reducida a escombros y se dirigió a un pequeño arroyo que corría detrás de ella…encendió una vela que deposito sobre un platillo y dejo que la corriente tranquila la arrastrase.

- …Les prometo-…les prometo que no olvidare-…que no olvidare lo que ocurrió hoy aquí.- dio una última mirada a la ciudad en ruinas y con la sonrisa de sus amigas en su mente se adentro en la ventisca…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Miér Ago 12 2009, 02:07, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Lun Ago 10 2009, 17:30

Oficina del Gruppenfuhrer, la noche de ese mismo día.

-Jaja!!-dijo Adler descorchando una botella de champagne – No se como agradecértelo kínder!! Has leído las noticias?-luego deposito un periódico en la mesa- “Con supremacía estratégica y valor inigualable, Edwin Adler aplasta conspiración oriental”

-Felicitaciones Adler-san…ahora me preguntaba si existía la más mínima oportunidad de que me…compensases por la información prestada-dijo la sombra mientras bebía de una copa de cristal.

-JA!! Sucede que me has agarrado buen humor kínder! Tu pide y veremos que se puede hacer…

-Bien se trata de Tsubasa…

-Tsubasa? Pensé que no sabias donde se encontraba esa pequeña comadreja…

-De hecho no lo se…es por eso que se trata de un favor delicado. Quiero que uses el decreto 77.-Adler escupió su bebida al oír esto.

-El decreto 77!? Sabes que eso seria echar por borda casi once años de duro trabajo!?-

- Con la muerte de Kanagawa has aniquilado casi cualquier pensamiento levantisco que quedase en el Teikoku. Mis oportunidades de convertirme en emperador jamás han sido mejores, ya no necesitamos tantos agentes encubiertos, Adler-san…necesitamos agentes que nos ayuden a consolidar el orden establecido…

-Así que quieres que ordene el decreto especial 77, sucede lo que tiene que suceder y…?

-Y luego dejamos que las cosas sigan su curso por un tiempo…aun cuando tus agentes no hayan encontrado a esa mocosa con saber que hemos reducido las posibilidades de que continúe con vida me conformo…Ojo por ojo, Adler-san. Es momento de que demuestres gratitud. Tengo entendido que tienes varios campesinos militando en tus fuerzas…-Adler de inmediato comprendió-Por las dudas…mándalos a casa…

Detrás de los cuarteles…

Midori y Keitaro estaba mirando como la nieve caía, era un espectáculo muy bello que habían disfrutado juntos desde que eran niños. Solamente que ahora Keitaro sentía que la nieve no era la mitad de hermosa de lo que era Midori…la incomodidad que sentía cada vez que se quedaba solas con ellas crecía con cada encuentro. Hace rato que se sentía que estaba reuniendo valor para decirle algo a la joven pero no tenia ni idea de lo que se trataba…solo que era algo que luchaba ferozmente por escapar de su pecho…

-Midori-chan…-

-Keitaro-kun?-

-Nunca te agradecí por haberme defendido de ese ogro…-dijo el suspirando

-Eh? No hace falta…somos amigos e hicimos una promesa. Lo olvidas?

-Lo se pero me ha hecho pensar…que la verdad es que…He estado pensando que…bueno quizás…bueno quizás no quiero que nos alejemos cuando regresemos a casa-

-Eso quiere decir que no iras a Kazegawa?- dijo esperanzada pero con algo de culpa, pues ese era uno de los grandes sueños de Keitaro desde que era pequeño.

-En realidad pensaba que…si tu padre me da su aprobación…es decir eres una chica lista y adaptable…pensaba si…si sería posible que tu…que tu me…que tu me acompañases a Kazegawa…

Midori sintió que el pecho le iba a reventar en cualquier momento.

-Irme…contigo? -

-Claro que no tendrías que vivir conmigo…y no- no tienes porque aceptar algo tan descabellado y repentino. De hecho ahora que lo pienso es una idea estúpida y-

-Keitaro-kun…-dijo ella lanzándose a los brazos del joven llena de felicidad y en ese instante sus miradas volvieron a encontrarse y cedieron una vez más al trance en el que caían cuando eso sucedía…otras vez sus labios se acercaban imperceptiblemente…esta vez todo parecía tan perfecto…esta vez Midori cerró los ojos…Keitaro los mantuvo abiertos como si no tuviera diea de lo que estaba haciendo. Sin embargo regresaron a la realidad cuando él sonido de vehículos y la marcha de los soldados inundaron el cuartel. Ambos jóvenes corrieron hacia el alambrado que daba hacia la plaza de armas y allí vieron a los grupos de Imran, Katia y Alexander ingresando al cuartel.

-Imran-san regreso!! IMRAN-SAN!!!-dijo Midori al ver a Imran mientras lo saludaba con la mano. El joven solo alzo la vista un segundo dirigiéndole una mirada triste y luego la clavo en el piso. Midori y Keitaro se dieron cuenta de que algo malo había sucedido. Pero solo Keitaro noto lo que había en las botas de los soldados: sangre.

Mas tarde ese día. Departamento de Imran.

-IMRAN!!-grito Dasha golpeando la puerta- IMRAN, GRAN MENTIROSO!!!ABRE LA PUERTA!!-sin embargo la puerta se abrió sola. La joven noto que solo la luz del baño estaba encendida, así que se dirigió de malhumor hacia el.- Imran Frederick Donitz…como te atreves a irte de misión en un momento así!? No te das cuenta de q-

Paro su reprimenda cuando escucho al otro lado de la puerta las arcadas, rápidamente entro y vio a Imran vomitando.

-Hermano que sucedió?-dijo ella agachándose muy preocupada. Luego noto el uniforme de campaña de su hermano, lleno de manchas de sangre y el no parecía herido…

-Dios no me lo perdonara, Dasha…Dios no me lo perdonara…

Cementerio Militar, al mismo tiempo.

Misha se hallaba otra vez contemplando bajo la nieve la tumba de su hermano.

-Tu enemigo ha sido humillado, Nikolai…y sin embargo, tu sigues aquí, hermano…Imran tenia razón nada de eso te regreso a la vida…-luego se miro las manos y recordó cuando estaba en Kanagawa asesinando a tantos inocentes-…como llegamos a esto, Kolya…?

En ese instante apareció Katia.

-Privet, Katia…-intento saludar Misha, pero la joven no le respondió solo se paro al lado suyo mirando la tumba. Hubo un largo silencio que ninguno de los dos rompió- Katia…yo lo…

-No digas que lo lamentas, Mikhail. Vi tus ojos…-dijo entristecida-…eras como uno de esos…de esos monstruos!-luego se volteo hacia Misha- Yo soy la que lo lamenta…si hubiera sido una mejor amiga no te habría dejado llegar hasta allí…Y ahora diste el primer paso para convertirte en otro Adler, Mikhail-dijo ella con los ojos húmedos-

-Todos obedecimos las mismas órdenes, Yekaterina…-

-Si es verdad, yo también me ensucie las manos con sangre inocente…pero tu lo disfrutaste-Mikhail- dijo ella mientras una lagrima se le escapaba- Ahora se que eso me va a perseguir para siempre…eres como mi hermano, Misha…no quiero que te conviertas en algo que odiare…-luego salió corriendo del cementerio.

Mientras tanto Dasha también se acerco a la tumba de Nikolai y se paro al lado de Misha.

-Mikhail…-

-Señorita Dasha-dijo el nervioso

-Misha que sucedió? Todos están destrozados. Que sucedió en esa misión!?-
Misha guardo silencio.

-Algo de lo que hasta a el diablo le daría vergüenza contar.

Al día siguiente, en el cementerio militar al crepúsculo.

La nevada había parado pero el verde césped y los arboles habían quedado cubiertos de una capa de blanco inmaculado mientras las aves cantoras entonaban su canto llenando de una belleza tristísima el lugar de ultimo reposo de miles de soldados imperiales y koslovitas.

-Imran-san dijo que nos vería aquí-dijo Midori a Keitaro.

-Llegan temprano, auslanders…-dijo Imran pasando por entre los dos. Imran trazo una cruz en el aire con sus dedos y se arrodillo ante dos tumbas.-…hay de lo que quiero hablarles y presten atención porque es importante…

Keitaro y Midori lo miraron sin comprender. Imran leyó las placas de las tumbas: Frederick Donitz…Zofia Zakhaev.

-…recuerdan lo que les dije el primer día: que las heridas se curan pero que los muertos no reviven?

-Si-

-En este mundo hay personas que cometen a diario cosas imperdonables, cosas terribles que van mas allá de sus pesadillas mas bizarras…hay gente que encuentra placer en hacer el mal. En consecuencia hay siempre victimas…victimas que a su vez buscaran venganza y se convirtieran en aquello que buscaban destruir…repitiendo el ciclo por siempre. Las heridas sanan…porque aun cuando nos tardemos siempre es posible superar el dolor de la perdida…pero los muertos no reviven…porque hasta el día de hoy el odio y la venganza no ha traído de vuelta a nadie. Cualquier cosa es preferible al odio…y a las cosas que el odio nos impulsa a hacer…Que comprendan eso es vital para que esta pesadilla termine y pueda reinar la paz…-luego se volteo hacia ellos dos poniéndose firmes.- No les voy a mentir…el nuestro es un mundo de tristeza y odio…-dijo con una sonrisa melancólica-…pero siempre hay cosas en las que creer aun cuando parezca todo lo hermoso ha quedado sepultado bajo una montaña de huesos.

La solemnidad de Imran era algo penetrante que les hizo sentir escalofríos

-Les estoy diciendo esto porque creo en ustedes…y a pesar de que nunca estaré en condicion de pedirles más sacrifico que el que han hecho a lo largo de estos dos meses, les imploro…por mas injusto que sea el mundo, por mas despiadado que sea, por mas terrible y tenebroso que parezca su porvenir…nunca recurran al odio…Esa es mi suplica humilde hacia ustedes…A partir de mañana podrán regresar a sus hogares.- Keitaro y Midori abrieron bien los ojos.-Solo recuerden esto que les he dicho…es lo único que les imploro que no olviden de su experiencia en la Ostenguard…-luego se retiro dejando a Keitaro y a Midori ahí parados.

Mas tarde esa noche Imran estaba sentado en las escalinatas del cuartel mirando la luan que aparecia y se ocultaba entre un manto de nubes color rosa. Tratando de que sus pensamientos no fuesen envenenados por las memorias de lo ocurrido el día anterior…

-Strumbannfuhrer…?-pregunto una voz que Imran identifico como la de Keitaro.

-Veo que eres un necio. Ya te he dicho que no tienes autorización para-

-Lo se. Pero mi orgullo no puede soportarlo mas…-luego se puso firme y se inclino haciendo una reverencia-…Gracias por haber salvado a Midori, gracias por habernos protegido a todos, gracias por haber salvado mi vida, gracias salvar la de Matsumi. Cuando llegue aquí usted era mi enemigo…

Imran lo miro sorprendido.

-.Vaya si que fue difícil, es algo complicado esto de tragarse el orgullo-

-La mayoría de las veces lo es-dijo Imran sonriendo benefactoramente.

-Creo que mi concepción sobre los occidentales cambio desde que he llegado aquí…he aprendido bastante…no son los demonios que decía mi padre…son solo hombres…-Imran recordó en ese instante lo sucedido en Kanagawa.

-A veces los hombres son muchísimo peores que los demonios-

-Usted es un soldado…ha dedicado su vida a algo que es mucho mas grande que usted. Le ha entregado su alma y corazón…y si aun continua creyendo después de haber visto y hecho tantas cosas terribles quiere decir que aun puede redimirse…

-Tu no sabes lo que yo hecho Kusari…-

-Pero estoy seguro que lo que haya hecho no lo hizo por propia voluntad. Usted seguía ordenes…-

-Si asi es…ordenes. Soy un gran y buen soldadito-

-Es el soldadito que se gano mi confianza…la de Midori y la de Matsumi. No lo olvidare Sturmbannfuhrer…Imran-san…usted es un autentico guerrero-dijo el joven antes de retirarse.- AHH! Una pregunta, Imran-san…cuando quieres hacer una regalo a una chica con la quieres…algo mas que una amistad, que deberías regalarle?

-Bueno eso complicado…nuestras culturas son muy distintas pero creo que…bueno yo tampoco tengo mucho éxito con las mujeres pero…un ramo de flores suele ser algo que les gusta.

-Domo Arigatou, Sturmbannfuhrer-dijo Keitaro mientras se alejaba sonriente.

Luego Misha apareció.

-A mi me cuesta mirar a los orientales a la cara y aun así tu te las arreglas para seguir hablando con ellos…-

-Soy alguien raro-dijo Imran- Sucede algo…?

-Otra misión. Nos reuniremos con un Inquisidor en estas coordenadas más nos vale que nos apresuremos esta como a dos dias de viaje…

-Cuando salimos?-

-Nuestro tren esta por largarse…-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Mar Ago 11 2009, 02:14, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Lun Ago 10 2009, 17:35

Al día siguiente.

Midori estaba subiendo al tren que la llevaría a Neustadt desde donde podría tomar el camino de regreso a su hogar. Ya había comprado una mochila con suministros para el viaje y el entusiasmo hacia que la joven no cabiese en si…era como una especie de sueño hecho realidad, no solo estaba con vida, Keitaro le había dicho que quería que ella se fuese con el…pensaba que no podía sentirse mas feliz.

-Lo lamento pero el tren esta lleno-dijo el oficial de transporte-Solo queda espacio para uno de ustedes- Midori y Keitaro se miraron.

-Tu sube, yo tomare el de mañana.-dijo Keitaro mientras le daba un abrigo

-Pero…Keitaro-kun

-Pero nada…nos vemos de regreso en la aldea Midori-chan. Además cuando yo llegue te daré una sorpresa-dijo sonriente mientras el tren comenzaba a moverse-

-Kei-Keiatro-kun…-Midori no pudo evitar sentirse angustiada cuando veía como al silueta del joven se hacía cada vez más pequeña mientras el tren avanzaba.

Mientras el aparato recorría velozmente, los pensamientos de Midori volaban de regreso hacia su amigo. “Aun no he podido decírselo…pero cuando volvamos a vernos juro que lo hare!! Le diré a Keitaro-kun todo lo que siento…Le diré…cuanto lo amo”

Tras llegar a Neustadt, Midori inicio un largo viaje a pie que duro varios días. Pero el bosque y sus alrededores eran algo que ella conocía desde pequeña y aunque era más peligroso en invierno se sentía mucho más segura entre el follaje nevado y los arboles escarchados que entre los edificios y el ruido de Ostenburgh. Conforme el paisaje se fue haciendo más salvaje, Midori volvió a sentir los sonidos y olores con los que había crecido…el murmullo del arroyo, el olor de la vegetación húmeda, la brisa invernal sobre su rostro, al visión de la nieve que caia suavemente sobre su rostro…

“Jamás pensé que extrañaría todo esto…este si es mi hogar…”

Al cuarto día de su marcha encontró el camino de tierra que llevaba hacia su aldea y el entusiasmo no pudo desbordarla más. Vería de nuevo a sus padres, podría abrazarlos y contarles sobretodo lo que había aprendido…sin embargo este sentimiento se mezclo cuando vino a su mente el rostro de Imran. Ella hubiera deseado poder devolverle las nobles palabras que el les había regalado antes de irse…en el fondo ella deseaba encontrarse de nuevo con aquel occidental que se había ganado su confianza y amistad. Quizás presentárselo a su padre y a su madre…

Por su parte Keitaro ya también había arribado al bosque donde se movía con una gran sonrisa a pesar de la nieve que caía. Fue cuando encontró en un arbusto plateado varias Rosas de Nieve, una flor única en su tipo pues únicamente florecía cuando llegaba el invierno, Keitaro sabía que Midori amaba esas flores blancas y perfumadas. Cuando las vio finalmente su corazón se rindió ante la verdad…”Creo que…creo que amo a Midori…”fue algo cálido que le lleno el pecho y se sintió tan lleno de vida que sentía que podía correr de Ostenburgh y hacia su aldea en el mismo día ”Selo- se lo diré…selo diré..le diré a Midori que la amo…” luego corto varias de las flores y formo con ellas un ramo mientras avanzaba al trote por entre la espesura.

Al quinto día de su viaje Midori vio humo que salía de entre por encima de los arboles. El corazón le dio un brinco de alegría y corrió con una sonrisa pues su aldea estaba justo detrás de la línea de arboles.

Se paro en seco cuando vio lo que había delante de ella.

Había cincuenta soldados que habían reunido a todos los aldeanos en un compacto circulo un hombre vestido con un uniforme negro y con un sombrero de ala arrastraba a una mujer y la ataba a un postigo. Midori de inmediato identifico a la mujer: era su madre. La angustia le lleno el alma y corrió hacia la escena lo mas rápido que sus piernas le permitieron mientras el hombre uniformado de negro desenfundaba un largo revolver del mismo color que sus ropas.

-Algún día esto regresara para castigarte- afirmo Taka mientras el hombre ponía el cañón del arma en su frente.

-Ya veremos...- dijo el hombre.

-NOOOOOOOO!!!!!-grito Midori antes de el hombre disparase.- KOUZAN!!!! -luego el asesino de su madre se volteo y le asesto a ella un disparo en la pierna.

Adolorida por la herida, Midori volteo hacia todos lados…ya había visto a esos soldados. Eran los que la habían reclutado a ella y a los demás, vio entre ellos a Imran que esquivo su mirada no bien se poso en el.

-IMRAN-SAN!!! PORQUE!?!?-grito ella desgarrada - DETENGA A ESE HOMBRE SE LO IMPLORO!!! POR FAVOR, IMRAN-SAN!!!!

-Sigues siendo la misma niña llorona y débil que has sido siempre…Midori-chan- dijo el hombre vestido de negro acercándose a ella, su rostro estaba oculto por un paño del mismo color pero dejaba ver unos brillantes ojos verdes.

-Maldito asesino…porque!? Nosotros nunca le hicimos daño a nadie!! QUIEN ES, DESGRACIADO!? PORQUE HIZO ESTO!?

-Soy el Inquisidor Wolfgang Hessel,pero tu me conoces como…-dijo sacándose el paño-…papa.

El alma de Midori se quebró como cristal no bien vio el rostro de su padre sonriente ante ella.

-Touzan-…touzan- dijo ella mientras en su rostro enloquecido por el horror se escurrían lagrimas como si fuesen ríos que corrían para congelarse en la nieve.

-Hace once años, el Kaiser Magnus I dio un decreto especial donde ordenaba a un grupo selecto de inquisidores infiltrarse en cada aldea fronteriza que hubiese en Ostenland. Se hizo para encontrar a fugitivos de la justicia imperial, así como para desmantelar operaciones rebeldes…por desgracia lo único que yo encontré en esta pulgosa aldea, fue a los únicos que quedaban del clan Kusari…tu amigo y su padre. Ya me he encargado de uno de ellos- Midori vio un cuerpo tendido en un charco de sangre a pocos metros de ella.

-Esto no es cierto…esto-esto…esto no esta sucediendo!! Mi padre ama a mi madre…el jamás le haría daño a nadie de la aldea. Tu-tu tienes que ser un impostor, tienes que ser un demonio…-

-Me temo que no Midori, todo lo que ha sucedido hasta ahora: desde mi matrimonio con una mujer oriental hasta mis labores como líder de esta aldea han sido solo actuación por parte de mi. Aunque tu nacimiento fue lo que necesitaba para asegurar el éxito de mi misión, al principio los otros aldeanos no confiaban en mi…pero cuando tu naciste sus sospechas se disiparon…total, quien podría sacrificar a su propia hija en pos de una causa política? Tu nisiquiera eres un error, Midori…eres un accesorio…un utensillo que he usado en mi beneficio...

Imran escuchaba cada palabra que salía de la boca de aquel hombre con el más absoluto espanto, una sensación que le carcomía el interior de sus huesos. Algo aun más pavoroso que lo visto en Kanagawa…

-Ya que he cumplido mi misión, esta aldea debe desaparecer por haber alojado criminales de guerra-luego miro a Imran y su Kampfgruppe- Mátenlos.- los soldados temblaron y levantaron indecisamente sus armas- He dicho que los maten!!

-NO TOUZAN!!! DETENTE ESTAS HECHIZADO, POR FAVOR!! TE LO SUPLICO!!!!

-Si no los matan en este instante me asegurare de que ustedes y sus familias sean quemados en una hoguera-dijo el inquisidor a los soldados que temblaban atemorizados.- FEURN!!!-

Nadie supo quien disparo primero, pero los demás lo imitaron y el rugido de las armas pronto abatió hasta el ultimo aldeano que había allí, todos cayeron como trigo segado, Midori vio como su mundo se caía a pedazos junto con todo lo que ella creía como correcto y bueno…

-Porque…porque…porque…porque…porque…porque…porque…?- mascullo ella con los ojos rojos de tanto llorar. Luego Wolfgang puso de rodillas Midori y puso su revólver en la sien de la joven.

-Mein Herr…es su hija. Dios no se lo perdonara…-dijo Imran mirando al piso

-Así es...es mi hija y me avergüenzo de que una rata oriental lleve mi sangre…pero ese es un error que corregiré ahora. Cuando llegue mi juicio, Dios me agradecerá de haber librado a la creación de esta peste…

Luego disparo y Midori cayo inerte en la nieve sangrando por la herida.

Un movimiento entre los arbustos llamo a la atención de los presentes. Imran volteo y vio como Keitaro dejaba caer un ramo de bellas flores blancas, el joven tenía una mirada perdida como si estuviese contemplando el mismísimo abismo del infierno. Sin embargo Keitaro avanzo con rapidez increíble y con un kunai provoco dos cortes en el pecho de dos saldaos, tomando el rifle de uno de ellos y apuntando al inquisidor, disparo sin dudar pero Wolfgang disparo su revólver: el proyectil de la pistola destruyo el del rifle y prosiguió metiéndose en el cañón del rifle, destruyendo el arma e incrustándose en el hombro del joven. Keitaro cayo retorciéndose. Imran penso que se tratarían de proyectiles incendiarios, pues la herida era más una quemadura que un corte…

-DESGRACIADO!!!-rugió con todo el odio de su alma hacia Imran- NO ERES UN HOMBRE…NO ERES UN SOLDADO!!! ERES ESCORIA ESO ES LO QUE ERES!!! NOSOTROS CONFIABAMOS EN TI!!! MIDORI CONFIO EN TI!!! MATSUMI CONFIO EN TI!!! YO CONFIE EN TI!!! MIL VECES SEAS MALDITO OCCIDENTAL!!!

El inquisidor avanzo hacia Keitaro y piso su rostro con sus botas.

-Ahh Kusari…por tanto tiempo he querido hacer esto.-luego pateo el rostro del joven dejandolo inconsciente- De este me encargo yo…Danke Schon por su cooperación, Sturmbannfuhrer. Puede irse…-luego Wolfgang subió al joven inconsciente a un Kettenkrad oculto en el follaje.

-Incipio: Holokaio- dijo el Inquisidor mientras se subía al vehículo, chasqueo los dedos y una llamas blancas comenzaron a consumir la aldea.

Imran se quedo mirando como el pueblo se consumía, mirando como los cuerpos se cubrían de nieve…no podía dejar de ver a Midori.

-Misha…-susurro el su compañero se acerco.-…Llama a Ostenburgh asegúrate de que Matsumi no se sube en ninguno de esos trenes…

Tres días después, Imran intercepto a Matsumi en la estación de trenes, le conto lo ocurrido y la joven comenzó a llorar contra el pecho del oficial.

“A donde fue que hemos ido…?”

Fin de la Primera Parte

Spoiler:
 

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Herushingu
Nivel 8
Nivel 8
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 349
Edad : 27
Localización : Vagando en Vagolandia.
Fecha de inscripción : 02/01/2009

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Mar Ago 11 2009, 19:18

Por todo lo que es...

Por Dios!!!!

Esto... esto es... la historia de guerra mejor escrita que jamás había leído!!!

Cuando la termines, publícala, y apenas este en las librerías la compraré para leerla de nuevo... Por Dios... Estoy impactado... Esto ya no es un Fan Fiction... Lo has llevado a otro nivel... Es increible.

La descripción de lugares y acciones, el desarrollo de los personajes, las ciudades, el mundo en si... Todo es espectacular... Esto vendería más copias que Harry Puter xD

Sin palabras... Gracias por esta historia tan épica.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://worldanime.tv/portal/modules.php?name=Forums
jesusmissael
Nivel 9
Nivel 9
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 370
Edad : 25
Localización : chihuahua, chihuahua, mexico
Fecha de inscripción : 10/01/2009

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Miér Ago 12 2009, 06:44

Nomas eh leido el preludio...

pero esta genial :D

esa chica con la katana
era poderosa
lastima que le dispararon u.u
ojala hubiera seguido matando soldados ¬¬

pobresita :(

Pobresita Mar [Umi] tt-tt

Seguire leyendo jeje
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.worldanime.tv/portal
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Jue Ago 20 2009, 09:04

Ok, aca les dejo otro cap. Disfruten y comenten :viva!: (Por cierto ya tengo el opening :*p*: )

OPENING



Capitulo 5: Cenizas de la Esperanza

Dos Años después…


Feudo del Fuego, a menos de 10 Kilómetros de la Frontera con el Reich.
Un grupo de guerreros se movía con facilidad y velozmente a través de la espesura, ya estaba cayendo la noche y decidieron que seria mejor acampar.

-No se deberíamos quedarnos aquí- afirmo una chica.-He oído rumores sobre un Heishi que trabaja para los occidentales…-

-Vamos, Hikari-le replico un joven- No creerás en todo lo que dicen. Permitir a un oriental usar Tenjutsu? Ni en broma, primero le disparan…o no es así, Asuka Taichou?-la líder del grupo no se molesto en responder y seguía observando la espesura sin parpadear.

-Y que mas oíste?- pregunto un tercer joven a la chica.

-Es como una leyenda, dicen que ese guerrero era hijo de un líder occidental y de una mujer oriental. Cuentan que el occidental traiciono a su esposa y a su aldea, luego los mato a todos. De alguna manera esa persona sobrevivió y fue entrenado por una gran Heishi…

- Si, tiene tanto sentido como esta misión…-afirmo el otro joven tratando de encender un cigarrillo. En ese instante un Kunai se clavo en su frente.
-SHINJI!!!-gritaron los otros dos jóvenes mientras chocaban con sus espaldas contra los de su líder.

-Por nada del mundo se separen- dijo la líder mientras sacaba un kunai y un par de shurikens.

-Elemento Vida: Prisión de Iname- dijo una sombra que acechaba entre el follaje mientras formaba unos símbolos con las manos. Luego una gruesas zarzas surgieron de donde estaban parados los otros guerreros. La capitana logro esquivarlas, pero los dos jóvenes fueron apresados por las zarzas que se movían como si fueran los tentáculos de algún monstruo, aprisionándolos sin remedio, mientras más luchaban por liberarse más se apretaban las zarzas…

Una sombra surgió de entre los arbustos y la líder del grupo encaro a la aparición, que desenfundo una Katana plateada. La sombra se movió con una velocidad infernal haciendo que el Kunai y la katana chocasen en repetidas ocasiones, sin embargo la sombra parecía no cansarse y la capitana se estaba quedando sin energías.

La sombra logro flanquear a su oponente que intento bloquear el ataque con el kunai sin embargo la espada de la sombra se encendió con un leve fulgor turquesa que corto el arma de su oponente si fuera un cuchillo caliente a través de mantequilla, logrando de esta forma conseguir una herida en el brazo de su adversario. La mujer retrocedió dando un salto mientras sus subordinados veían el combate con el corazón en la boca

-Elemento Fuego: Aliento de Dragón- dijo la mujer mientras escupía una gran bola de fuego hacia su enemigo.

La subsiguiente explosión pareció haber silenciado a su oponente…
-Elemento Viento: Lanza de Susano- luego las llamas fueron disipadas cuando una lanza hecha de luz azulina las atravesó y término perforando el corazón de la capitana que cayo derrotada en un charco de su propia sangre.

Fue en ese entonces que el asesino avanzo hacia los jóvenes atrapados, conforme se movía hacia ellos, la pequeña fogata que habían encendido ilumino a la sombra: definitivamente era una chica joven con cabello rubio que le llegaba a la mitad del cuello, usaba una remera negra de mangas cortas con un paño color verde atado a su cuello, tenia también atada a su brazo derecho una banda de tela gris que llevaba plasmada el emblema del Halcón del Reich, usaba un pantalón camuflado y unas botas negras. Por un segundo se detuvo un segundo ante los jóvenes, mirándolos fijos con dos penetrantes ojos verdes…

Sin más rodeos cerro su puño y al hacerlo las zarzas trituraron a sus prisioneros como si de insectos se tratase.

Puesto de Observación Fronterizo 443, a la mañana siguiente.

La bruma matinal cubría el camino de adoquines que guiaba hacia la pequeña avanzada imperial que custodiaba esa parte de la frontera. Un grupo de cómo cinco soldados estaban reparando un semioruga cuando una persona surgió de entre la niebla y avanzo hacia la pequeña casucha que servía como oficina al oficial a cargo.

Los soldados retuvieron su aliento y se apartaron de su camino con prudencia. La puerta de la humilde edificación se abrió y parándose frente el escritorio del oficial dejo caer cuatro protectores de frente ensangrentados.

-Donde está el Sturmfuhrer Wegner?- pregunto el recién llegado.

-Yo soy reemplazo-dijo el calvo oficial mientras seguía llenando informes- Soy el Sturmfuhrer Kuss. Mi predecesor me hablo de ti…Morino Midori.
Midori puso su mano en su cadera ofuscada, los cambios de guardia siempre complicaban los negocios.

-He escuchado que tienes un entendimiento con la Jefatura Regional, no es así?- pregunto el oficial.

-Si, por cada protector de frente de un rebelde muerto me dan 200 coronas. Es un acuerdo que hasta ahora todos sus predecesores han aprendido a respetar…

-Va a haber ciertos cambios, Fraulein. Doscientas coronas por unos harapos sucios no me parecen pruebas para exigir semejante recompensa.

-Aun no enterré los cuerpos, puedo traerle las cabezas, si quiere…-

-Muy bien…le daré cincuenta coronas por las cabezas y eso es todo.

-CINCUENTA CORONAS!? Esta bromeando no es así!?

-Si no te gusta la suma ve a quejarte ante el Kaiser, Ostlich. Jejeje…- Midori dio un largo suspiro y se movió a gran velocidad posicionándose detrás del oficial y colocando un kunai en su tráquea mientras el hombre se quedaba congelado.

-Cuanto cree que me tardare en matarlo? Dos, cinco segundos? No alcanzara ni a llamar a sus hombres, nisquiera lograra gritar y yo me iré como si no hubiese pasado nada. El trato es 200 coronas por cada protector de frente y quiero 100 más por haberme hecho perder el tiempo…le que alguna duda, Kuss-san?

-Bi-billetes grandes…o pequeños?-dijo el oficial sudando frio.
A los pocos minutos Midori surgió sonriente contando un pequeño fajo de billetes.

-Wie ist Sie? Quien es esa ostlich?-pregunto un joven soldado a otro más curtido.

-Weiss nichts du? Ella es Midori, Midori Morino: la cazarecompensas más famosa de esta parte de la frontera. Jejeje deberías dar gracias que trabaja para nosotros, mientras tengamos con que pagarle nuestras fronteras están a salvo…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Jue Ago 20 2009, 09:23, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Jue Ago 20 2009, 09:08

Midori volvió a internarse en la espesura moviéndose y saltando a través de la misma con una rapidez y fluidez increíble como si viera entre la arboleda y bóvedas de coníferas caminos y atajos por los que moverse. Llego a una pequeña claro donde habían se habían abierto unas florecillas amarillas. Midori se detuvo y corto una buena cantidad de las mismas. Antes de irse se inclino posando su mano en el piso.

-Elemento Vida: Renacimiento.- luego las flores cortadas volvieron a brotar del piso, tan hermosas y fragantes como las había recogido.

El bosque no había cambiado mucho. En el seguían estando los olores y sonidos con los que ella había crecido, sin embargo ahora invocar los recuerdos que involucraban era algo que a la joven le producía un gran dolor. En lo que el bosque si había cambiado era que ahora había una que otra tumba anónima excavada entre sus arboledas. Había un tanque destruido cubierto casi por completo de flores trepadoras y en cuya torreta en ruinas se había alojado una familia de ardillas. Estaba junto al estanque al que ella y Keitaro solían ir a pasear, lo que lo convertía en un lugar perfecto para recordar y reflexionar…

Regreso a un prado donde se alzaba una única cabaña, humilde pero confortable. A su lado había dos tumbas, Midori se acerco a ellas sonriendo depositando cantidades iguales de flores en las mismas.
-Ya regrese Kouzan…Sensei…-

Quizás la vida que ahora llevaba no fuese relajada ni pacifica, como siempre le quiso enseñar su Sensei. Pero tenía momentos de paz en un mundo donde solo se oía de guerras y rumores de guerras aunque no hubiese ninguna guerra.

Se dejo caer sobre una cama mullida cerrando los ojos y dejando el sopor se adueñase de ella. Ya había matado a suficientes para poder descansar por unas semanas…podría ir al pueblo a comprar suministros después…ahora solo quería dormir.

Flashback

Midori despertó recostada en una cama, sentía un profundo dolor en toda su cabeza…eso le dio esperanzas a que quizás de alguna forma y sin darse cuenta se había caído mientras caminaba hacia su aldea y que lo que había sucedido había sido solo una pesadilla. Una vez mas abrió los ojos con esperanza…sin embargo lo que la recibió fue la mirada amigable de una mujer de cabello marrón.

- Era hora de que despertaras-dijo la mujer sin desdibujar de su rostro una sonrisa infantil- Ya estaba pensando en enterrarte.

Midori toco su cabeza y sintió el lugar donde su padre le había disparado. Tenia una venda que le daba varias vueltas a su cabeza y sentía un agudo dolor en su pierna también

-Eso…eso si sucedió?-dijo adolorida y débil.

-Me temo que si…-dijo la mujer tostando un pescado usando estaca en la fogata que había en el interior de su cabaña.-Vamos por favor…no llores-dijo mientras las lagrimas volvían a emerger de los ojos de Midori

-Ya no quiero vivir-

-Vamos, niña, no hables así.-dijo la mujer sacudiéndola por su hombro, Midori aparto su mano con violencia mientras se daba vuelta y seguía llorando.

-Porque sigo con vida?-pregunto Midori desgarrada.

-Pues porque-…pues digamos que te encontré a tiempo…pero estuviste cerca de morir, hace exactamente 5 días que dabas señales de vida.

-Quien eres tu?

-Mi nombres es Morino Hanako. Ama y Señora de esta cabaña en medio de la nada. Dada por muerta por mis amigos y afortunadamente también por mis enemigos…

Midori se puso de pie. Luego camino con dificultad abandonando la cabaña, pero no llego muy lejos pues la tormenta de nieve era muy fuerte y cayó en el helado suelo al dar unos pocos pasos. Hanako salió de la cabaña sin desdibujar su amable sonrisa.

-Me temo que no llegaras lejos en estas condiciones, yo no tengo problemas en que te quedes conmigo. Sé que no tienes un hogar al cual regresar…-Midori no respondió y continuo arrastrándose en la nieve- No seas necia…se te volverán a abrir las heridas y morirás desangrada.

-Ya me estoy muriendo desangrada…-dijo Midori sin detenerse, la mujer suspiro y avanzo hasta ponerse al frente de la joven.

-Las personas que lo pierden todo, como tú y como yo, solo tienen la opción de mirar hacia adelante…porque mirar hacia atrás nos provoca demasiado dolor. Tienes que dejar el pasado a atrás para poder tener un futuro…

-Porque tengo que vivir!?-lloro amargamente Midori- Ya no tengo nada…todo en lo que creía era mentira! Yo no quiero vivir en un mundo así!
La mujer levanto el rostro de Midori.

-Que hermosos ojos que tienes…color verde, símbolo de la esperanza. Por tu sangre corre el legado del Reich de Acero…guardas mucha fuerza en tu interior. Solo en apariencia ya eres una chica fascinante... Gomen-nasai…pero yo no puedo dejarte morir…

-Porque tengo que vivir…?-volvió a preguntar Midori

-Tienes que vivir para averiguarlo-dijo la mujer cerrando sus ojos mientras sonreía- Con el tiempo encontraras algo que le dará sentido a tu existencia y yo te enseñare a mantenerte con vida para que encuentres ese algo…por el momento que ese sea nuestro pacto.

Midori bajo la cabeza y guardo silencio unos segundos.

-Quiero enterrar a mi madre y al resto de mi aldea.- pidió ella con los ojos aun vidriosos.

-Mañana mismo lo haremos. Ahora pasa, te sentirás mejor cuando pruebes mi estofado de pescado ahumado…
Fin del Flashback.


-Y sin embargo…no se si ponerme feliz o triste…cuando se que no te enterré a ti también ese día, Keitaro-kun…-dijo ella recostada en su cama-…estas vivo? Si estás vivo…estas pensando en mi? Porque aunque estés vivo o muerto…aunque hayan pasado dos años…yo no he dejado de pensar en…ti- luego se dejo vencer por el sopor, acurrucándose entre las tibias sabanas.

Neustadt, Instituto Académico “Magnus el Conquistador”

-Creo que ya deben estar por salir-afirmo Misha a su amigo, ambos parados en una esquina.

-Ja…va a ser todo un torbellino-respondió Imran rascándose el cabello nerviosamente. Inmediatamente dos chicas de unos quince años acompañadas por una joven de cómo veinte salieron del edificio, no bien las chicas divisaron a Imran, dibujaron unas enormes sonrisas en sus rostros

-IMRAN-SAN!!-gritaron ellas y prácticamente se lanzaron sobre el oficial derribándolo sobre el piso mientras los tres reían.

-Jaja!! Me hacen cosquillas! Es bueno verlas chicas…- dijo Imran bastante contento, Kou le robo su gorra del uniforme y se la puso haciendo muecas graciosas de las que Imran y Kiri se rieron.
Luego Kotone se aproximo con su misma sonrisa y mirada astuta. No había cambiado nada en dos años.

-Bueno, bueno…ya dejen el Sturmbannfuhrer- dijo Kotone, se veía bastante bien en el uniforme de la Fuerza Aérea, al contrario de Kou y Kiri que parecían muñecas mal vestidas con sus uniformes de la Kaiserjugend (Juventud Imperial). Las tres miraron a Imran y a Misha y los saludaron militarmente…

-Bueno aquí me quedo Misha, nos vemos mañana?-pregunto Imran

-Solo recuerda que el examen de Matsumi es temprano en la mañana y va a necesitar todo el apoyo moral que podamos brindarle-
-Si descuida ahí estaré-

Mas tarde esa misma noche, en el departamento de Kotone , Imran y las chicas estaba reunidos ante una fondue de carne y queso.

“Ahora las noticias: la Highlander Commonwealth renueva por tercera vez su contrato armamentístico con el Osten Korps proveyendo al cuerpo militar con armamentos, vehículos, aeronaves y tanques modernos. Sin embargo las quejas por parte de los conglomerados bélicos de Koslovia y el Reich afirman que la producción de la Commonwealth es mayor a la que afirma y que ciertos sectores y compañías se dedican al contrabando y al mercado negro de armas. “- luego Kotone apago la radio

-…así que bueno yo le dije a ese maldito oficial, o me aprueba o lo demandare por lo de ya sabe que…-conto Kotone mientras Kou e Imran se reían, aunque Kiri se sonrojaba debido al carácter de la historia.

-Vaya…piloto de Stuka en menos de un año y medio. Quizás algún me salvaras el trasero-

-Pero, Kotone-san no era que querías ser rica?-dijo Kou mientras engullía un trozo de carne.- Creía que ser soldado era un trabajo mal pagado…

-Estas bromeando!? La Fuerza Aérea es la mejor pagada de las tres fuerzas!! Si llegue a piloto regular en tan poco tiempo de aquí a unos años llegare a Luftmarshall, luego comprare toda la industria aeronáutica, ganare millones y tendré dinero para todo lo que quiera!!-

“ A esta chica en ningún momento se le fue lo ambiciosa…” pensó Imran mientras la miraba raro ”Solo espero que haya dejado de beber…si va una misión así todos estaremos en problemas…”

Un poco después Kou y Kiri se fueron a la cama. Imran las observo descansar con una mirada tranquila en su rostro. Era la única visión que le aliviaba de los recuerdos de lo que había ocurrido hace dos años.

-Como les está yendo en la escuela?-pregunto Imran a Kotone que estaba lavando los platos.

-Kiri es una rata de biblioteca…a Kou le está costando un poco más pero se ha convertido en una chica popular. Es una fortuna que en esta escuela den las clases en nuestro idioma. Pero aun así estoy haciendo que tomen cursos intensivos de imperial por las dudas…

-Puedo asignarles un tutor , conozco a unos buenos maestros- Kotone se dio vuelta con su expresión de zorro astuto en su rostro.

-Eres tan bueno que das asco-

-Eh?-

-No tienes porque hacer todo esto…y aun así lo haces. Ayudarnos a obtener la ciudadanía imperial, meterme a mí al ejecito, incluir a las chicas en la Kaiserjugend…

-Es lo menos que puedo hacer-

-Nadie te culpa por lo que ocurrió-

-Pero si fue mi culpa. Quizás si…si me hubiera dado cuenta de lo que planeaba Adler, tendría que haber sospechado algo cuando vi a Aldrich en Ostenburgh. Mira lo que sucedió…de 25.000 personas solo pude salvar a tres-

-Voy a pensar que nuestras vidas valen poco para ti- afirmo Kotone sin dejar de sonreír.

-Eh!? Nein! Este yo- bueno-…no era mi intención insultarte- dijo Imran suspirando.

-No lo hiciste y entiendo como te sientes.

-Lo haces?-pregunto Imran con incredulidad a la chica.

-Te sientes culpable pensando que ”quizás si hubiera hecho las cosas de esta manera” o “si me hubiera dado cuenta de esto antes”, algo habría sido diferente. Y la verdad es…que ni tu, ni yo podíamos hacer algo al respecto.

-Ojala fuera tan sencillo-

-Pues si lo haces más complicado vas a enloquecer, Donitz. Como dije antes, eres tan bueno que das asco, por eso siempre te sientes así…-

-Quisiera creer eso-

-Pues créelo, nosotras tres si que lo hacemos- Imran sonrió.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Jue Ago 20 2009, 09:11

Al dia siguiente, Campo de Pruebas No. 295.

Imran se reunió con Misha en medio de un descampado muy temprano en la mañana , pequeños grupos de soldados novatos iban de aquí para allá con nerviosismo mientras que un conjunto de oficiales mayores se había reunido en torno a un par de mesas listos para supervisar el examen.

-Oye dime, donde están Fritz y Matsumi?- pregunto Imran buscando a los jóvenes.

-Ya sabes como son los dos, están dementes…-

Taller de Reparaciones contiguo al Campo de Pruebas.

-Quizás deba calibrar los lentes ópticos para mayor precisión- afirmo una chica en el interior del tanque.

-Si los haces podrías rayar los cristales y perderías visibilidad-afirmo un joven de cabello marrón y ojos color ámbar parado al lado del Sherman de entrenamiento.- Lo que si deberías hacer el tratar de revisar el mecanismo del cañón.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

-Los de 17 libras son muy delicados si se suelta una pieza el cañón no dispara.-

Luego Fritz tomo una planilla.

-Gut, hagamos cuentas…Orugas?-

-En perfecto estado-afirmo la chica-

-Ametralladoras?-

-Mecanismos limpios y munición cargada-

-Motor?-

-Revisado tres veces-luego encendió el tanque- Funcionado-

-Luces y proyectores de humo?-

-Revisados y operativos-

-Excelente-dijo Fritz marcando con un bolígrafo lo revisado- Una última cosa. Como está la comandante?

Matsumi emergió de la escotilla de la torreta del tanque con algunas manchas de aceite en el rostro. La herida en su pierna le había dejado una cicatriz y aun le costaba un poco caminar con normalidad. Se había convertido en una hermosa joven de quince años, cosa que Fritz había notado…

-Los nervios me están matando-dijo Matsumi mientras Fritz le ayudaba a descender del vehículo- Que tal si algo se estropea en medio del examen? O que tal si calculo mal las distancias o-

-Lo harás bien, auslander. Trata de poner lo mejor de ti en este examen, si lo haces bien te promoverán a Sturmfuhrer y te darán tu propio Tiger!-cuando escucho la palabra “Tiger” los ojos de Matsumi se iluminaron.

-Como están, par de locos delirantes?-saludo Misha mientras el e Imran ingresaban en el depósito. El rostro de Matsumi se ilumino al ver a Imran y a pesar de que cojeaba fue lo más rápido que sus piernas le permitirían a fundirse en estrecho abrazo con el joven oficial.

-Me alegro que haya podido venir, Imran-san!!-dijo ella con felicidad, aunque luego se aparto bruscamente- Ensch- Enschuldigung!! Mein Sturmbannfuhrer…- tartamudeo nerviosa mientras saludaba a Imran

-Descansa-dijo Imran devolviéndole el saludo- Como has estado, Matsumi?-

-Estudiando, me he memorizado cada hoja del Sherman Manual, el Pantherfiebel y el Tigerfiebel me los sé de memoria. Y estoy empezando a leer los manuales del KV-4 por las dudas.

-Te dije que está a mitad de camino de convertirse en el próximo Fritz-dijo Misha burlándose-

-OYE!!-dijo Fritz molesto.

“ATENCION, TODOS LOS RECLUTAS PRESENTARSE EN EL CAMPO DE PRUEBAS DE INMEDIATO”

Aviso un altavoz.

-Muy bien hora de la verdad, Matsumi-dijo Fritz acercándose a la chica.-Tengo plena fe en ti- La chica le sonrió cálidamente y le dio un beso en la mejilla antes de irse corriendo.

-*Ejem*-dijeron Imran y Misha-Hay algo que deberíamos saber?-
Fritz se sonrojo y se marcho de malhumor.

Los tres jóvenes se colocaron en una grada para espectadores mientras el examen tenía lugar. La prueba consistía en mover el tanque a través de un simulado entorno de combate y destruir todos los blancos que fuesen surgiendo. Era el examen final para finalmente ser asignado a una unidad de combate de la Orden de la Cruz de Hierro y dependiendo de la habilidad el piloto hubiese demostrado se le asignaría un determinado tipo tanque: la máxima ambición de todos los aspirantes eran conseguir ser piloto de un Tiger Panzer.

La mayoría de los novatos realizaban el recorrido en tiempos y velocidades variables, hubo mas de uno que cometió algún error y provoco que el motor se sobrecalentase o que sus orugas se averiaran, fallando automáticamente en el examen. Luego llego el turno de Matsumi y su tripulación.

-Crees que la Ostlich lo conseguirá?-dijo uno de los novatos.

-Ni de broma, esa rata se quedara llenando tanques de combustible para siempre!-

Fritz les miro muy duro provocando los jóvenes se callasen.

“Muy bien…esta va por nuestra aldea…por ustedes: Midori Onii-chan…Keitaro-san” pensó Matsumi golpeándose el pecho.

-CONTACTO!! AVANCEN AL FRENTE, VELOCIDAD MAXIMA!!- ordeno Matsumi a su conductor. Que obedeció arrancando desde la línea de salida hacia el frente, de repente unas dianas con formas de guerreros enemigos brotaron de entre unas rocas.- ENEMIGOS A LAS 11 EN PUNTO!! FUMIGUENLOS CON LAS COAXIALES!!- los artilleros obedecieron disparando las ametralladoras contra los objetivos partiéndolos a la mitad.- Artillero de torreta dime que ves!!

-Terreno complicado al frente. Terreno pasable a las Tres en punto!!- aviso el artillero que iba operando la ametralladora montada sobre la torreta del tanque.

-Encaren el blindaje frontal hacia el terreno pasable!!Giren la torreta 90 Grados al flanco izquierdo!!- su tripulación le obedeció y el Sherman esquivo el difícil y rocoso terreno que tenia en frente, tras uan de las rocas brotaron unos nuevos objetivos.

-ARTILLERO NEUTRALICELOS CON LA CAL. 50!!-ordeno Matsumi al artillero que obedeció usando la ametralladora para destruir las dianas. El tanque continuo haciendo el recorrido, luego broto otra conjunto de dianas a lo lejos.

-ENEMIGOS 12 EN PUNTO!! Distancia 900 metros!!-dijo viendo a través de los lentes de cálculo del tanque- CARGUEN EXPLOSIVAS!!

-EXPLOSIVAS CARGADAS!!!- aviso el cargador mientras introducía un obús al mecanismo del cañón.

-EN CAMINO!!!- dijo el artillero mientras el cañón principal del tanque se disparaba pulverizando las dianas en medio de una polvorienta explosión.

-ENEMIGOS OCULTOS EN EL FOLLAJE!! 11 EN PUNTO!!! CARGUEN EXPLOSIVA!!

-EXPLOSIVA CARGADA!!

-EN CAMINO!!!

-ENEMIGOS EN LA RETAGURDIA EN LOS FLANCOS!! Giren la torreta 180 grados y den retroceso!! Lancen pantalla de humo!! Artillero cubra el movimiento del tanque con la ametralladora!!

La veloz reacción de Matsumi ante la simulación de emboscada fue sobresaliente y llamo la atención a los oficiales examinadores. El último ejercicio de la prueba era destruir un Panzer IV

-Blindado Pesado enemigo justo en frente!!-advirtió Matsumi- Carguen los proyectiles perforantes, inicien maniobra de flanqueo y esperen a mi señal!!

La joven sabia que ese ejercicio era el más importante del examen porque había un limite de tiempo aceptable para destruir o averiar seriamente el tanque, basado en el tiempo en que a un tanque enemigo le toma calcular las distancias y contraatacar. Si no conseguía hacerlo en un buen tiempo no habría servido de nada que hubiese hecho bien el resto del ejercicio.

“…20 segundos…” el tanque se aproximo al flanco del Panzer “…que fue lo que me dijo Fritz sobre combate de tanques!?” intento recordar ella golpeándose la cabeza con la mano. “LOS DEPOSITOS DE COMBUSTIBLE”

-ARTILLERO APUNTE A LA PARTE POSTERIOR DEL BLINDAJE LATERAL!!-ordeno Matsumi a su nervioso artillero.

-PERFORANTE CARGADA!!

-EN CAMINO!!!- luego el cañón se disparo en el Panzer IV exploto convirtiéndose en un montón de metal calcinado.

Cuando el tanque exploto Matsumi y su tripulación suspiraron aliviados y condujeron un poco mas relajados el tanque hacia la línea de salida.
Descendió del vehículo con la ayuda de sus compañeros y los cinco miembros de la tripulación se pusieron firmes cuando los instructores se aproximaron. El Brigadefuhrer Feindenberg, el líder del schwere Panzer Abteilung 77, era el que se aproximo a Matsumi y a sus compañeros con el veredicto.

-Su rendimiento ha sido sorprendente- afirmo el general mientras los jóvenes le miraban con ojos brillantes- Pero me temo que no podemos confiar un Tiger a un oficial de ascendencia oriental , lo lamento…-luego regreso con el resto del grupo examinador, Matsumi clavo la mirada en el piso, sintiéndose el borde del llanto: tanto trabajo duro, tantos días sin dormir, todo ese esfuerzo y era su sangre lo que le había arrebatado su ambición-

-Por cierto -dijo el Brigadefuhrer mientras se alejaba- Era un chiste. Felicidades…Tiger Kommandant-

Matsumi alzo la vista y lo siguiente que hizo fue saltar de alegría abrazando sus compañeros. Imran, Fritz y Misha se aproximaron y Matsumi también los abrazo sin dejar de gritar de la felicidad. Sin embargo cuando ella y Fritz se abrazaron, lo hicieron un poco más estrechamente y cuando notaron que los demás presentes en la escena los estaban viendo se separaron sonrojados

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Jue Ago 20 2009, 09:15

Mas tarde ese dia.

Los cuatro jóvenes se reunieron en una pequeña taberna, celebrando el ascenso de Matsumi.

-ESTO ES ALGO SIN PRECEDENTES!!-anuncio Fritz- Eres la primera persona de Oriente que llega a Tiger Kommandant!!-

-No me pareció gran cosa- dijo Matsumi sonrojada y tímidamente-

-Es que es gran cosa, mein freundin-dijo Imran- Date crédito Matsumi, lograste algo increíble-

-Pero no lo habría logrado sin su ayuda, Imran-san. Ni sin la ayuda de Fritz-kun!- Fritz volvió a ponerse colorado mientras se rascaba la nuca. Luego el mesero llego con una botella de cerveza.- Ehh- este…yo no bebo- dijo tímidamente la joven.

-Y mantente así-afirmo Imran mientras llenaba los vasos-Pero es para la buena suerte- luego alzo su copa- Fuhr der neu Tiger Kommandant, die Sturmfuhrer Matsumi!! PROST!!

-PROST!!-respondieron Misha y Fritz animadamente mientras que Matsumi lo hacía con su usual timidez. Luego todos bebieron hasta el fondo aunque Matsumi se puso un poco verde y en su rostros de dibujo una expresión mareada y de profundas nauseas.

-Tranquila, extranjera. Si sobrevives a eso, podrás sobrevivir a lo que sea que el enemigo te lance!-afirmo Misha con su picardía usual mientras la joven se llevaba la boca a la mano tratando de evitar regurgitar lo ingerido hace pocos minutos. Fue en ese instante que la figura de un hombre alto y calvo, con un bigote plateado se presento ante ellos.

- Dobry den, Donitz!- saludo amigablemente el recién llegado.

-POLKOVNIK (Coronel) LIONSKY!!!-dijeron sobresaltados los cuatro jóvenes mientras se ponían de pie nerviosos.

-Jeje descansen, camaradas. Imran Donitz hacía tiempo que no te veía, Obersturmfuhrer Whittman(Teniente Primero) y Starshina Federov. Y veo que aquí está la nueva estrella en ascenso del Abteilung 77, Sturmfuhrer…?

-Sturmfuhrer Obermann. Es el apellido de la familia que me adopto, camarada coronel-dijo Matsumi sonriendo.

-Ahhh…he oído sobre lo ocurrido, mis más sentidas condolencias. Pero me alegra que hayas decidido no pasarse al otro lado. Necesitamos oficiales con talento, como usted jovencita.

Matsumi bajo la cabeza en señal de agradecimiento.

-Se le ofrece algo, camarada coronel?-pregunto Imran respetuosamente.

-De hecho si. El Ostmarshall solicita su presencia mañana en el cuartel, Sturmbannfuhrer.

-El-el-el Ostmarshall…?-tartamudeo Imran incrédulo.

-Así es, se trata de un asunto de urgente importancia. Que requiere nuestra inmediata atención… Peor eso lo discutiremos mañana después del desayuno, solo asegúrese de acudir Sturmbannfuhrer. Ahora disfruten de su velada, por favor…- Imran se quedo mirando al coronel que se alejaba

-Imran…?-pregunto Misha., su amigo no le respondió y siguió al coronel
Imran siguió en silencio al alto coronel a través de las congestionadas calles de Neustadt hasta un automóvil custodiado por un pequeño grupo de soldados koslovitas. Las misiones importantes le daban un mal presentimiento desde lo ocurrido en Kanagawa y la aldea de Midori. Ahora no seguiría ordenes a ciegas

-Señor podría decirme de que se trata ese asunto tan urgente?-pregunto Imran mientras caminaban hacia el auto, rompiendo el silencio

-Me temo que no en este momento, Donitz- la respuesta del coronel dio mala espina al joven, ahora le incomodaba no saber los por menores de las misiones.

-Señor, si podría darme algo de información-

-Se te informara cuando sea el momento-

-Con el debido respeto ,señor, la ultima que me dijeron eso termine encabezando una masacre!-dijo Imran en vos alto y parándose en seco.- Esta quiero saber qué es lo me van a ordenar…

El Coronel dirigió una mirada de acero al oficial.

-Descubrimos algo, Donitz, algo que puede ponerle fin a todo esto…o ser el inicio del fin…

Cabaña de Midori, a la mañana siguiente.

La joven se estiro, desperezándose con suavidad, vio como la luz matinal se filtraba a través las angostas ventanas de su humilde vivienda. Se había dormido vestida y se sentía desarreglada.

“Voy a ir un rato al arroyo, ya huelo peor que los tipos a los que mate…hace dos semanas”

Salió de la vivienda aun estirándose y paso al lado de las tumbas.
-Buenos días, Kouzan. Buenos días, Sensei.

Flashback

Midori y Hanako estaban caminando junto a un pequeño arroyo. A la joven le llamaba la atención en que la mujer estaba vestida: una remera blanca con un paño verde alrededor del cuello. Se abrigaba con una capa con capucha. Y tenía un pantalón camuflado. Esto le hizo sospechar…

-Alguna vez Usted estuvo en el ejercito , Hanako-sama?

-Si así es- dijo la mujer con la misma simpatía de siempre- Te diste cuenta por el uniforme?-

-Uniforme?-pregunto Midori, si lo que llevaba puesto Hanako era un uniforme no se parecía en nada a la que ella aun tenia puesto o los que usaban los occidentales-

-Así es este era mi uniforme del Dai-Rokugawa Teikoku Rikugun (Ejercito del Gran Imperio de los Seis Ríos). Yo tenia el rango de Rikugun Shosa(Mayor del Ejercito). Que días aquellos…solía ser una chica tan atractiva…-suspiro Hanako con un aire soñador.

-Pero usted, sigue siendo linda…bueno, es decir todavía es una mujer joven.

-Jejeje, ay niña, me halagas. Pero así como me ves tengo 43 años…-dijo Hanako riéndose.

-Eh!?-dijo Midori sorprendida- Bueno…este…no parece…

-Jejeje, es que las mujeres tenemos que cuidar nuestra piel, Midori…
Midori se sobresalto. En ningún momento le había dicho su nombre.

-Como supo…?-

-Tus ojos-afirmo Hanako señalando los ojos de la joven- Es que ese nombre te queda perfecto con esos ojos y aunque ese no hubiera sido tu nombre, yo te hubiera dicho así-

“Que mujer tan extraña…”

-Bueno es aquí-dijo Hanako parándose en seco delante de una gran roca al costado del remanso del arroyo.

-Aquí es qué?- pregunto Midori.

-Donde te enseñare a pelear- afirmo Hanako sin dejar de sonreír amigablemente.

-Ehhh…quizás no se lo conté antes..pero yo recibí entrenamiento en la Ostenguard. Así que se disparar y todo eso, no hace falta que-

Hanako oculto una risotada con su mano.

“Muy bien…quizás esta señora no esté muy bien de la cabeza.”

-Que es tan gracioso, Hanako-sama?-pregunto la joven de malhumor.

-Eh? No, no es nada…es solo que por un segundo pensé que creías que eso que hacen los occidentales es pelear.-Midori la miro sin entender- Los occidentales se basan en el ingenio de sus invenciones para librar sus batallas. Nosotros usamos la fuerza de nuestro espíritu para ganar las nuestras-

-Las fuerza de nuestro espíritu?-

-Así es…supongo que en algún punto de tu vida habrás oído sobre los Heishi no es así?-

-Solo lo que Kei-…- hablar de Keitaro le dolía demasiado-…lo que un amigo me había contado, su padre era uno. Eran los soldados del Teikoku, usaban una especie de magia para luchar.

Hanako suspiro

-Sabes que una de las cosas más tristes de haber perdido la guerra es que los jóvenes de hoy no saben quienes son ni de dónde vienen?- Midori siguió mirándola sin comprender- En cierto sentido es verdad los Heishi éramos los soldados del ejército del Emperador, pero no usábamos rifles ni tanques para pelear. Nosotros usábamos el Tenjutsu (Tenrai-Jutsu, Divino-Arte, Arte Divino).

-Tenjutsu?-

-El Tenjutsu es la capacidad que tenemos nosotros, los hijos de Iname, de manipular nuestra energía espiritual. Cada persona nace con una filiación a las corrientes espirituales que fluyen a través de cada ser vivo y de la propia tierra. Algunos la usan para sanar y construir, otros para matar y destruir. Los Heishi hemos hecho un voto de usarla en defensa del Teikoku y del Emperador.

-Pero los occidentales prohibieron q-

-Los occidentales prohíben aquello que creen puede enseñarse como ellos enseñan. Ellos reúnen a los jóvenes ponen el acero en sus manos y les enseñan a clavarlo en el corazón de sus oponentes, el Tenjutsu es parte del legado de nuestros ancestros, algo que es parte de nuestra esencia como pueblo y nación. No es algo que pueda prohibirse con leyes y persecuciones…

-Lo hace sonar como si fuera magia…-dijo Midori confundida-

-Es algo así…pero mucho mas practica y menos mística-dijo Hanako rascándose la nuca con una mueca infantil en su rostro.- Y el tenjutsu es fuerte en ti, Midori-chan…-dijo ella señalando el pecho de Midori

-Ehh?-dijo la joven sorprendida- Pero…Pero…yo no tengo poderes ni nada que se le parezca!-

-Es porque no sabes canalizar energía espiritual de forma adecuada. Yo puedo enseñarte, quizás no sea la mejor maestra del mundo pero puedo enseñarte lo necesario para que te conviertas en Heishi capaz de defenderse en este mundo-dijo poniendo sus manos detrás de su nuca

-Pero…de que me serviría? Es decir los occidentales usan armas que pueden destruirte antes de que puedas verle la cara a tu enemigo y- en ese instante Midori noto que de alguna forma Hanako ahora estaba detrás suyo.

-Alcanzaste a ver mi rostro, Midori?-pregunto Hanako sonriente- Y una cosa más…dime si alguna de las armas de los occidentales puede hacer esto…Elemento Vida: Prisión de Iname- Midori noto como unas gruesas y espinosas zarzas envolvían la gigantesca roca que tenían en frente, alzándola con facilidad. Luego Hanako cerró su puño y las zarzas trituraron la roca hasta convertirla en grava…

Midori quedo boquiabierta.

-Antes de nada…necesito hacerte una pregunta-dijo Hanako.

-Que cosa?-

-Cuando yo te enseñe esto y puedas vivir por tu cuenta. Que harás con lo que has aprendido?-

La pregunta sorprendió a Midori, quien hizo una introspección en su borrascoso interior, lo primero que encontró entre el torbellino de amargos recuerdos fue el rostro sonriente de su padre sosteniendo el revólver. Luego la joven levanto el rostro con una mirada fiera en sus ojos…

-Matar a mi padre-

-Perfecto. Ahora empecemos…-

-Momento…no va a decirme que eso está mal o algo así?- Hanako revolvió el cabello de Midori con cariño

-La idea de la pregunta es calcular cuánto tiempo más o menos te tardara aprender la lección más importante de todas. Pero eso sucederá cuando tenga que suceder, ahora empecemos con tu entrenamiento-

-Y como empezamos?-

-Pues determinando la naturaleza de tu energía espiritual, lógicamente-

-Y como se hace eso?- Hanako poso en ese instante su mano en la coronilla de Midori, cerró los ojos dibujando una expresión serena en su rostro.

-Vaya que combinación tan peculiar…es realmente llamativo…sobretodo en alguien que tiene sangre occidental…

-Que?-

-Viento y Vida .Elementos muy fuertes pero difíciles de controlar…realmente una combinación muy especial…

Fin del Flashback.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Jue Ago 20 2009, 09:18

Midori siguió su camino hasta el agua cristalina de una corriente cercana a su cabaña. Era un día realmente precioso, el sol brillaba con fuerza y su luz tibia se filtraba entre las ramas de los arboles que se mecían con la brisa. La joven hundió sus manos en el arroyo y mojo su rostro con el agua fresca. Se sintió mejor, alejando un poco el amargo pesar de sus recuerdos, siempre le resultaba mas agradable ver el presente que recordar el pasado o pensar en el futuro. Luego se sentó en la hierba del banco del rio sonriendo, no quería pensar en nada en días tan hermosos como ese…

En otra parte del bosque.

-ATRAPEN A ESE MALDITO PERRO!!!-rugió una patrulla de soldados imperiales mientras disparaban a un joven que se movía en una desesperada fuga a través de la espesura. Tendría quince o dieciséis años, estaba vestido con una remera azul, llevaba atado al cuello un paño rojo y tenía cabello marrón con dos ojos negros. Llevaba encima de el la suciedad de varios días en el bosque. Jadeo agotado, ya no podría mantener ese ritmo por mucho tiempo mas…

-AHÍ ESTA!!!-grito uno de los soldados volviendo a disparar su rifle, causando un raspón en el brazo del joven, quien volvió a correr sin saber a donde a través de la maraña de arboles que le bloqueaban el paso. Finalmente alcanzo un arroyo que siguió a toda velocidad mientras los occidentales le pisaban los talones. Durante un instante se volteo para ver que tan cerca estaban sus persecutores de el, pero al hacerlo se tropezó con algo…o más bien con alguien…

-FIJATE POR DONDE VAS, IDIOTA!!!-rugió Midori mientras se ponía de píe y tomaba al joven por el paño que tenia atado al cuello. El joven ni respondió y se oculto detrás de Midori que vio con aprehensión como una patrulla de imperiales la rodeaban.

-Ahora no te sientes tan listo, no Ostlich?-dijo el líder de los soldados al asustado joven- Danos al mocoso y no te haremos daño, fraulein…

-Suéltame!!-dijo Midori pero el joven se había aferrado firmemente a sus caderas y se negaba a soltarla.

-Si lo proteges sufrirás su misma suerte!-dijo el soldado mientras el y sus compañeros alzaban sus armas.

-Escúchame bien, idiota, si no me sueltas en este preciso instante harás que nos maten a los dos!!-

-Suficiente: Zielen…-

-SUELTAME ASQUEROSO COBARDE!!- Midori se dio cuenta de que en verdad iban a dispararle.

La orden de fuego nunca llego, lo siguiente que vieron los soldados fue como su líder caía con el rostro partido a la mitad, luego notaron a aquella oriental sosteniendo un kunai ensangrentado. Intentaron reaccionar pero Midori saco de una pistolera en su pantalón unos shurikens los cuales lanzo con letal precisión abatiendo a los soldados que tenía alrededor. Otro de ellos intento golpear a la joven con la culata de su rifle, pero Midori atajo el golpe con una mano y rompió el cuello de su agresor de una potente patada.

El joven miro atónito como los soldados eran exterminados con una elegante eficiencia, tras suaves giros del kunai o tras un golpe bien colocado. Midori termino de eliminar al último de ellos, pero uno de los agonizantes levanto su pistola con su mano temblorosa hacia la joven.

-CUIDADO!!-advirtió el joven, Midori se limito a lanzar el kunai que aun sostenía en su mano sin siquiera mirar al enemigo, el cuchillo se clavo en la frente del occidental que murió en el acto. La joven se aproximo y extrajo su arma como si se hubiera clavado en el tronco de un árbol.
Midori volteo hacia el joven, le dedico una dura mirada y luego empezó a alejarse. Sin embargo el joven empezó a seguirla con una expresión de entusiasmo en su rostro.

-Eso que hiciste fue genial!! Eres muy poderosa!! NO!! Eres invencible, salvaste mi vida!!!

-Que bien, ahora lárgate…-dijo Midori sin mirarlo. El joven no desdibujo su sonrisa y se adelanto para mantener el paso de la joven.

-Mi nombre es Sora. Sora Akai. Ultimo sobreviviente del Clan Akai. Tu nombre es…?- la joven no le contesto pero Sora siguió hablando sobre lo genial que era la forma en que había acabado con los soldados. Así transcurrieron varios minutos…

Midori cambio su expresión de enfado hacia una de incomodidad, no le molestaba tanto que la hubiesen intentado matar hace cinco minutos tanto como tener a ese chico al lado…

-…te juro que fue como en esos cuentos te grandes héroes. Por cierto cómo te llamas?- era como la decima vez que se lo preguntaba.

-Mira, idiota, ya estas a salvo porque rayos no me dejas en paz!?-dijo ella frustrada.

-Pues porque tú y yo hacemos un gran equipo!! Si nos mantenemos juntos podremos vencer a quien sea. Por cierto cómo te llamas, colega?-
Midori suspiro. Tuvo que hacer uso de sus reservas mejor guardadas de paciencia para no considerar no matarlo.

-Midori, Morino Midori. Ahora déjame en paz-

-Midori. Me gusta. Oye Midori-senpai sabes lo que me agrada de ti? Que eres de esas chicas apuestas que no soportan las idioteces de los hombres!!

Midori empezó a ponerse colorada del enojo. Ya estaban cerca de su cabaña y no tenía intención de soportarlo en casa.

-Puaj…que asco, quien querría vivir en un basurero como ese?-dijo Sora mirando la cabaña- Y mira encima tiene dos muertos al lado, que clase de engendro vivirá allí? Acaso lo sabe, Midori-senpai?

-Resulta que ese basurero es mi hogar y esos “dos muertos” son mi madre y mi sensei…

Sora callo tragando saliva mientras Midori caminaba hacia la entrada de su casa. Aun asi noto que Sora continuaba siguiéndola de cerca.

-Y donde duermo yo, Midori-senpai?-pregunto Sora con una sonrisa descarada.

-Ehhh!? QUE!?

-Es decir puedo quedarme con usted?-

-Ah por supuesto. Pasa y ponte cómodo-

-En serio!?-dijo Sora corriendo hacia la cabaña, pero Midori lo atajo agarrándole el brazo.

-CLARO QUE NO!! Muy bien Hanako-sensei me dijo que debías soportar lo adverso con paciencia y una actitud reflexiva, pero tu me sacas de quicio-dijo Midori llevándose una mano a al frente.- Así que lo diré de una vez…-luego tomo aire y soltó a Sora- PORQUE DEMONIOS NO TE VAS FASTIDIAR A TUS AMIGOS O A TU FAMILIA!?

Luego entro en su cabaña cerrando la entrada de un portazo.

-Pues…-Sora bajo la cabeza-…porque mi familia esta muerta…y no tengo amigos…pero ya comprendo. Domo Arigato por todo, Midori-san…-luego puso sus manos en sus bolsillos y camino alejándose de la cabaña. Midori entreabrió la puerta y miro como se alejaba, un pinchazo de culpa recorrió todo su cuerpo. Luego dio otro largo suspiro.

-Pasa-

-Que?-dijo Sora volteándose.

-Acaso eres más imbécil de lo que aparentas? Entra, no puedo dejarte andar por ahí con el brazo herido…

Sora sonrió ampliamente y entro en la cabaña. Ambos jóvenes se sentaron en torno a la mesa que había en una pequeña cocina.

-Porque te perseguían?-pregunto Midori mientras revisaba la herida de Sora.

- Pues porque soy el Hishi más poderoso que hay en todo el Teikoku!! (Hi-Heishi, Fuego-Guerrero, Guerrero de Fuego)-respondió Sora con arrogancia.

-Tu un Heishi? No me hagas reír…eres tan poderoso que tuviste que esconderte debajo de las faldas de una mujer para salvar el pellejo.-Sora puso una expresión ofendida.- Aun no has respondido la pregunta…

-Pues porque robaba sus cosas y las vendía en el Feudo de la Tierra a buen precio.-

-O sea que a grandes rasgos eres solo un ladrón mocoso- dijo limpiando la herida.

-NO ES ASI!! Yo hago acopio de sus instrumentos de destrucción para evitar que los usen contra el Shinpan-Rikugun-

-El Shinpan-Rikugun? O sea los rebeldes?

-Claro que si!! Somos la gloriosa revolución que expulsara a los occidentales de regreso a sus montañas!-afirmo Sora con un aire arrogante.

-Hanako-sensei me hablo sobre ellos: mal entrenados, mal organizados, mal equipados y ,lo peor de todo: temerarios. Mato casi dos docenas de ellos al mes…-

-EH!? O sea que tu…?-

-Si, soy una cazarecompensas de los occidentales, algún problema?-
-Pero…tu…porque?-

-Tengo que comer, pagan bien por sus cabezas ,es por culpa de idiotas como ustedes que muchas terribles sucedieron y mas que nada es porque no me caen bien, necesitas mas razones?-

-Pe-pe--pero tu eres una Heishi!! Tu deber es para con el Teikoku y para con el Emperador. No para con tu bolsillo!!-protesto Sora apartando a Midori que le dirigió una mirada afilada.

-Asi? Dime que fue lo que ha hecho el Teikoku por mi? Donde estaban ustedes cuando ocurrió lo de Kanagawa? Donde estuvieron ustedes cuando los occidentales diezmaron mi aldea!? EH!?!?-Sora esquivo los ojos de Midori- No hables si no comprendes, mocoso…

Sin embargo la joven se acerco una vez mas a Sora, formo una símbolos con sus manos y coloco una de ellas sobre la herida del joven.

-Elemento Vida: Caricia de Iname- un leve fulgor dorado surgió de la mano de Midori e hizo desaparecer la herida del brazo de Sora.
-Wo-Wow!!-dijo el joven asombrado- Eres milagrosa!

-Es solo tenjutsu, si a los rebeldes los entrenaran como corresponde podrían hacer cosas así.

-Y quien fue quien te enseño a ti?-pregunto Sora intrigado.

Midori guardo silencio un minuto y se quedo mirando por la ventana.

-Mi hermosa Hanako-sensei- respondió con una triste sonrisa como si evocar el recuerdo de su maestra le trajese alegría y dolor por partes iguales.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Jue Ago 20 2009, 09:21

FLASHBACK

En un lugar lleno de niebla.

-Bueno, es aquí-dijo Hanako sonriendo-

-Aquí es que, Hanako-sensei? No veo nada…-Midori camino a ciegas unos momentos hasta que tropezó con algo, abrió los ojos se encontró cara a cara con un cráneo del cual se aparto horrorizada, volteo en todas direcciones y había huesos y calaveras por donde vieras.

-Do-donde-donde-donde estamos Hanako-sensei!?-dijo la joven asustada mientras corría para quedarse cerca de su Sensei-

-Estas son las ruinas de Kanagawa- dijo mientras la niebla se disipaba un poco revelando el devastado panorama de la ciudad destruida.- Destruida por el ejercito imperial hace varios meses, hasta el ultimo de sus habitantes asesinado y hasta la ultima pulgada de su suelo quemada…

-Que terrible-dijo Midori con espanto en el pecho.- Como pudo ocurrir algo así? Cosas como esta no deberían ocurrir…-Hanako acaricio de vuelta su cabello con una sonrisa infantil en su cara.

-Si alguien con poder se le ocurrió es porque podía ocurrir. Si ocurrió es porque debía ocurrir. Y todo ocurre por una razón, por mas terrible que sea…

-Que hacemos aquí?-

-Lugares como estos, Midori-chan son ideales para practicar el Elemento Vida.

-Nani?- respondió la joven con incredulidad- Pero todo este lugar esta muerto! Como puede ser q- Hanako la callo poniendo en dedo en su boca, luego ambas se agacharon y la mujer le enseño un pequeño montón de ceniza debajo de una casa en ruinas. Hanako movió un poco las cenizas y revelo un pequeño brote verde. Midori quedo estupefacta ante el hallazgo.

-No hay nada mas poderoso que la vida. Es más poderosa que los Misiles V1, que los Panzerschreck, incluso que los tanques Tiger. Florece incluso en sitios como este .A ti y a mí se nos ha bendecido con el poder de manipular esta…la mas santa de todas las corrientes espirituales…- luego Hanako se volteo hacia Midori- Como ya te he enseñado, en el Tenjutsu usamos símbolos que formamos con las manos para liberar la energía. Sin embargo, el entrenamiento del Elemento Vida difiere con el del resto de los elementos, porque no solo debes liberar tu energía espiritual sino que debes hacerla correr a través de otro ser vivo. Se trata de unos de los aspectos más complejos pero a la vez más fascinantes de nuestro arte…

-Y como hago eso?-

-Extiende tus manos hacia el brote, realiza los símbolos y di Elemento Vida: Renacimiento. –Midori obedeció y extendió sus manos hacia la diminuta planta, realizando los simbolos con sus manos.

-Elemento Vida: Renacimiento!- intento así varias veces pero nada ocurrió.

-Mmm…-medito Hanako- Algo aquí no está faltando…-luego chasqueo los dedos- Ya se!! Tienes que pensar en algo feliz-

-Ehh? Para qué?-

-El elemento vida es una corriente que conecta un alma con otra y no existe una conexión más pura que la felicidad que compartimos con quien amamos.- Midori bajo la mirada nerviosa, si habia algo que le lastimaba era recordar los momentos felices de su vida. Keitaro, su madre…su padre…todos era como fantasmas que le herían el alma. Aun así intento buscar una memoria que le trajese felicidad…y si había una: aquella tarde de primavera cuando ella era niña, estaban Midori y aquel hombre sonriente. Jugando a las escondidas. Recordó que sin querer lo hizo tropezar, ambos rodaron cuesta abajo quedando amarillos por el polen de las flores y estornudando. Ambos se rieron a carcajadas. El arranco una flor blanca y se la coloco en su cabello. “Te quiero mucho, touzan!!” recordó haber dicho antes de lanzarse a los brazos de su padre. Si...ese era un recuerdo feliz.

-Elemento Vida: Renacimiento!!!- dijo ella y esta vez una luz dorada surgió de sus manos y el brote comenzó a hacer crecer el pequeño brote hasta convertirlo en un robusto roble de hojas verdes. La tierra alrededor del árbol recobro vitalidad, poniéndose verde y húmeda, rompiendo el calcinado cascaron en que había cicatrizado.

-Bravo, Midori-chan, bravo!!-le aplaudió su maestra sonriente, sin embargo se detuvo cuando vio que la joven estaba llorando. Hanako se acerco preocupada a su alumna arrodillándose a su lado.

-Porque el si se olvido de ese día…?-pregunto ella mientras sus lagrimas mojaban el suelo quemado sobre el que ella se había arrodillado.
Hanako miro al árbol, Midori la imito.

-Aun entre las cenizas de la guerra y el dolor, siempre puede brotar la esperanza. Y los brotes de la esperanza siempre crecen para convertirse en arboles fuertes como este…Para mi tu eres así, Midori-chan…-
Midori se lanzo a los brazos de aquella mujer, llorando en su hombro mientras ella la consolaba con una sonrisa compasiva en su rostro.

FIN DEL FLASHBACK


Cuartel de la Jefatura Regional de Neustadt, al mismo tiempo.

Imran se había puesto elegante con su uniforme de gala para su reunión con el Ostmarshall, en realidad nunca se había acostumbrado a su uniforme de oficial, le resultaba rígido y le picaba. En el interior del edificio administrativo alcanzo un largo y oscuro pasillo custodiado por dos soldados que usaban uniformes negros y mascaras de gas. Imran noto que en sus cascos había un pequeño símbolo rojo: un escudo alado con una espada al medio

“El Blitz Korps…el brazo armado de elite de la Inquisición, que están haciendo aquí?”

Los soldados permanecieron firmes manteniendo un silencio estoico mientras Imran ingresaba con cautela al interior de la sala. Cuando entro allí, el Ostmarshall, el Coronel Lionsky y un hombre vestido con un uniforme y un sobretodo negros con un sombrero de ala ancha del mismo color estaban reunidos ante una mesa con un mapa estratégico del Ostmark y del Imperio de los Seis Ríos.

-Porque se vistió como un payaso, Sturmbannfuhrer?-pregunto el Ostmarshall sonriendo amablemente, Imran noto que el hombre seguía usando su uniforme de campaña inclusive con el casco aun puesto y estaba bastante desalineado. Se sintió ridículo.

-Me dijeron que necesitaba hablar conmigo, mein Herr Ostmarshall- dijo el joven acercándose a la mesa.

-Así es…se trata de un asunto delicado, así que no andaremos con rodeos.-dijo el Ostmarshall, luego le paso a Imran una foto en blanco y negro de una familia de personas orientales que a juzgar por sus vestimentas gozaban de un elevado estatus social.- Ves a la niña de la parte izquierda de la foto?- en efecto Imran vio a una niña pequeña junto a una mujer.- Esa la princesa Tsubasa del Dai-Rokugawa Teikoku. Creemos que al fin la encontramos-

-Disculpe mi ignorancia, mein Herr. Pero porque es tan importante?-

-Para la mayoría los orientales su hermano mayor, Touya, es un personaje completamente inaceptable para ocupar el trono de Ostenland. Es por eso que los rebeldes en ellas su mayor esperanza de reinstaurar a un miembro de la familia real en el trono…-afirmo el coronel Lionsky.
-Ven a esta chica como una posible emperatriz-

-Aunque eso significaría el fin de la guerra civil de Ostenland. También supone el riesgo de que unifique a las facciones ultranacionalistas en nuestra contra. Los orientales jamás aceptaran la perdida de Ostenburgh y si dejamos que alguien tan manipulable como esta joven ascienda a una posición de semejante poder. Pues…tememos que gatille otra guerra total entre nosotros y ellos.

-Pero esto va mas allá de los simples riesgos políticos…- dijo el hombre de negro con voz áspera.

-Sturmbannfuhrer, este es el Alto Inquisidor Maxwell. Viene como Representante de la Inquisicon Imperial a asesorarnos en este asunto- el Inquisidor se saco su sombrero revelando a un hombre maduro con un poblado bigote marrón y unos viejos lentes de marco de cobre.

-El problema no es la chica en si. El problema es esto…-luego señalo en la foto el collar de la emperatriz, parecía tener un colgante muy elaborado y fino- Que sabe usted de la Gran guerra contra la Oscuridad…?-

-Solo lo que nos enseñaban en la escuela, es una leyenda, un mito. Pero es el único mito o leyenda que compartimos con los orientales.

-Asi es…una gran guerra entre hombres y demonios, criaturas de la oscuridad y otros engendros del abismo infernal. Una guerra que se gano gracias una Antigua Alianza entre Oriente y Occidente. Se dice que tras la ultima gran batalla, una de las descendientes de Iname, cerró con una llave divina el abismo infernal.-relato el Inquisidor con tono sepulcral

-Si pero es solo un mito- afirmo Imran.

-Aja…y que sucedería si yo le dijese que no fue así?-

Imran contuvo el aliento y miro al Ostmarshall.

-No comprendo, mein Herr.-

-La Inquisición es la fuerza entre las sombras que protege al Reich de las amenazas sobrenaturales. Lo hemos convocado específicamente usted pero es uno de los pocos a los podríamos confiar este asunto tan delicado .Lo que va a escuchar no debe abandonar este salón…
Imran asintió con la cabeza nervioso.

-La Gran Guerra no se inicio por algo tan trivial como unos territorios arrebatados, se inicio por esto, por ese simple colgante.- afirmo el Inquisidor.

-Que?-

-Cuando culmino la Guerra Civil de Occidente, nos dimos cuentas de las ambiciones expansionistas de los Orientales. A pesar de que nuestra ventaja tecnológica era indiscutible ellos aun tenían un arma que no teníamos forma de superar: la Llave de Iname. Un Artefacto capaz de romper la brecha entre este plano y el Abismo Infernal. Cuando se decanto la guerra nuestra prioridad fue asegurarnos de que la familia imperial muriese lo más pronto posible, pues solo el Emperador y sus descendientes pueden utilizar los poderes del artefacto. Aunque teóricamente su deber es simplemente custodiarlo, dejar semejante responsabilidad en orientales sedientos de poder no nos pareció una opción válida- afirmo el Ostmarshall.

-El propósito de toda la invasión, del Blitz y de la posterior ocupación era asegurar ese artefacto. Y aunque ganamos la guerra, nuestro objetivo más codiciado siguió evadiéndonos hasta ahora…- afirmo el Inquisidor

-Creen que la princesa Tsubasa tiene esa llave…-dijo Imran inquieto

-Eso es correcto. La llave es custodiada por únicamente miembros de la familia imperial, no había forma de que al príncipe se le hubiese consignado tal obligación. Tsubasa es la última descendiente del linaje imperial, así que solo ella debe tenerla.- contesto el coronel

-Creemos que la joven la tiene pero no tiene idea de cómo usarla, sin embargo si en su momento lo averiguase, significaría el inicio del apocalipsis-

-Discúlpeme, mein Ostmarshall pero…demonios? El apocalipsis?- dijo Imran incrédulo.

-Cuantas cosas creías que solo eran mito hasta llegaste aquí?-pregunto el Inquisidor- Tu aun no tienes n idea de los poderes que fluyen a través de estas tierras, ni de las criaturas que acechan en sus rincones más secretos. Esto no es solo una amenaza para el Reich y para occidente…esto se trata del futuro de la humanidad.-

-Tenemos una gran fuerza de combate lista para asaltar la fortaleza de Tsubasa. Usted será la punta de lanza y quien capturara a la princesa. Acepta la responsabilidad, Sturmbannfuhrer?-Imran callo un segundo. Luego se puso firme.

-El Sturmbannfuhrer Imran Frederick Donitz y su Kampfgruppe están listos y en defensa del Reich de Acero, mein Herr!! Solo de la orden- dijo el saludando con solemnidad.

-Excelente-dijo el Ostmarshall parándose de su asiento con una expresión audaz en su rostro- Iniciaremos el asalto en 24 horas, bajo el nombre de “Zibouhakai Unternehmen”!!-

Continuara…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Herushingu
Nivel 8
Nivel 8
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 349
Edad : 27
Localización : Vagando en Vagolandia.
Fecha de inscripción : 02/01/2009

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Jue Ago 20 2009, 12:03

OMG!!!!

Midori-chan sigue viva!!!!

Ese Sora es como el Burro de Shrek xDDDDDDDDDDD

Esta genial... Simplemente genial ^^

No puedo esperar para leer lo que sigue!!!

Continúalo pronto :D
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://worldanime.tv/portal/modules.php?name=Forums
SRTD
Nivel 24
Nivel 24
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1118
Edad : 29
Localización : Bolivia
Fecha de inscripción : 23/10/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Vie Ago 21 2009, 13:34

al fin lo temrine de leer


lo hicste muy bien Camarada

si que le pusiste mucho empeño y te esta saliendo genial este fic


me pregunto cuando se volverna a ver Umi e Imran y cual sera la reaccion de esta al verlo

en fin continualo pronto Camarada

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Sáb Sep 05 2009, 15:57

Bueno aca les dejo otro cap, disfruten y comenten XD

Capitulo 6: Alas Cortadas

“Debo haber tenido como tres o cuatro años ese día, quizás por eso no lo recuerdo bien…solo recuerdo eso, estandartes rojos…Si, los hombres que venían con estandartes rojos. Recuerdo que pisaron el jardín de la abuela y eso no estaba bien. El aire olía a quemado, mama me llevo a ese oscuro túnel y me dio ese extraño colgante…me sonrió y me dijo que mientras lo tuviese conmigo, ella estaría a mi lado…aun cuando no pudiese verla. “Te quiero mucho, Tsubasa” me beso en la frente y luego cerró la puerta. Escuche voces, en un idioma que no conozco, mi mama no dijo nada…luego ese sonido, eran como fuegos artificiales. Después silencio…Fue raro, porque desde ese día que no veo a mi mama. Seguí el túnel, cuando salí, estaba en el bosque…se podían ver los estandartes rojos encima del Palacio, se podían ver los estandartes rojos encima de del Templo, se podían ver los estandartes rojos encima de los jardines. Estaban por encima de todo. Desde ese día que no me gusta mucho el rojo…También fue ese el día en que vi a un soldado llorar, y no entendí porque, era como si los estandartes rojos los entristecieran. Era imposible no verlos, estaban por encima de todo. Ese día también conocí a Motoko Sensei , ese día también ella estaba llorando. Y sus amigos soldados también lloraban. Ahora tengo 15 años…y soy yo la que no para de llorar…”

Afueras de la Escuela Secundaria No. 779. Ciudad de Kameda, Feudo del Viento. Hace 5 años…

Dos jóvenes se hallaban transitando una solitaria avenida cercana a su escuela. Era un frio dia de invierno, pero el muchacho y la joven que lo acompañaba reían afablemente de sus anécdotas escolares.

-Creo que Shinji va a aparecer poco en la academia, sobretodo desde que comenzó a salir con Rei-dijo el chico riéndose, la joven de largo cabello oscuros e rio.

-Y tu Lee-san, has estado saliendo con alguien?- pregunto tímidamente ella.

-Bueno…sobre eso…quería hacerte una pregunta- dijo el rascándose la nuca nervioso.

-Cual pregunta?-

-Bueno era si…era si…si bueno..si tus padres están de acuerdo…si…si te gustaría salir conmigo, Mana…- la chica sonrió ampliamente mientras se sonrojaba.

-Bueno…a mi si…me encantaría salir contigo, Lee-san!- respondió ella radiante de felicidad. El rostro del joven se ilumino al oír su respuesta y ambos se tomaron de la mano.

La luz y la alegría se disiparon cuando vieron lo que había en una esquina.
Dos soldados imperiales sonriéndoles apoyados en un farol de luz. Lee de inmediato trato de cambiar el rumbo y llevar a Mana en otra dirección, otra pareja de soldados les corto el paso. El joven intento escapara por un callejón, pero nuevamente otro par de uniformados les corto la escapatoria. Lee empezó a inquietarse y ambos jóvenes corrieron hacia el otro lado de la avenida pero un automóvil les obstruyo su ultima ruta de huida. Dos personas, una elegantemente uniformada descendió del vehículo, acompañada de un joven soldado de ojos verdes…

-Hmmm ... interessant, ein sehr hübsches Mädchen und ein sehr hässlich Leibwächter. Was denken Sie, Sturmbannführer?- pregunto el oficial a su acompañante, mientras se acercaban a los jóvenes. Lee cubría a Mana mientras los soldados cerraban un circulo en torno suyo.

-Ich denke, dass ist ... das kann sehr lustig sein ...Mein Gruppenfuhrer
Luego los soldados separaron a Mana y a lee a los golpes mientras los jóvenes forcejeaban para liberarse. El soldado de ojos verdes se acerco a la joven que era sostenida por un par de soldados. El oficial encendió un cigarrillo.

Ich habe gehört, dass Sie medizinische Ausbildung haben.-luego el oficial saco una bayoneta y se la paso a su acompañante lanzándosela. El soldado sonrió - Was können Sie mit dieser einfachen Bajonett tun?

-NO!!! ALEJENSE DE ELLA MALNACIDOS!!! DESGRACIADOS, TOMENME A MI!!!-

El soldado hizo como que no escuchaba. No escuchaba los gritos Lee, no sentía los sollozos de Mana. Lo próximo que hizo fue ajustar la bayoneta a la punta de su rifle. Luego tomo a Mana por el cuello. Ahora si escuchaba los gemidos de dolor de la joven mientras introducía con precisión quirúrgica la afilada punta de su arma en pecho de la joven, los gemidos se convirtieron en gritos cuando finalmente el rifle termino de atravesar el torso de aquella desafortunada persona. Sin embargo Mana no moría, pero se sacudía en agonía. Lee luchaba desesperado por liberarse de sus captores.

-MALDITOS SEAN!!! DESGRACIDOS!!! LOS MATARE!!! DEJENLA!!!

-Dies ist nicht sehr lustig- dijo el oficial en tono desanimado
El soldado se volteo hacia sonriendo como un perro hambriento. Luego agarro el rifle con ambas manos y lo elevo en posición vertical. Al hacer un torrente de sangre cayo sobre el, mientras la punta del arma se hundía cada vez mas en el cuerpo de la joven, que yacía empalada como alguna especie de grotesco estandarte.

-JAJAJA!! Dies ist ein echter Spaß!!!- aplaudió el oficial sonriendo con gran satisfacción.

Finalmente Lee consiguió liberarse de los soldados que lo sostenían y corrió hacia aquel carnicero ensangrentado. El soldado sonrió, rápidamente bajo el rifle y disparo a través del cuerpo de la joven: el proyectil atravesó su carne y finalmente se incrusto en la frente del joven, matándolo en el acto.

El soldado finalmente extrajo la punta del rifle del cuerpo de la joven, que con sus últimos halitos de vida intento acercarse al cuerpo sin vida de su amigo e intento tomar la mano de Lee. El oficial se adelanto pisando su mano y le propino tres disparos con su pistola…

El soldado miro el mecanismo de su arma, intentando limpiar la sangre con un paño.

-Ich glaube, mein Gewehr ist gebrochen, mein Herr. Er hat Stücke von Ausländer in der mecanism- afirmo el soldado de malhumor
Adler se aproximo, le saco el casco y le revolvió el cabello con cariño mientras reia.

-Komm mit mir ... Ich habe eine kleine Überraschung für Sie, Imran…- Imran y Adler se alejaron en el automóvil mientras un contingente de tanques y soldados devastaban la ciudad.

-Et war sehr lustig, Herr Adler…

Imran despertó en el camión de transporte sudando frio y jadeando muy agitadamente.

Era una de sus muchas pesadillas recurrentes, una de esas cosas con las que debería lidiar por el resto de sus días. No podía evitar llorar cada vez que esos recuerdos se filtraban en su sueño. Dos años de locura…y tres años de cordura…ese era el tiempo que el había pasado en Ostenland .

Afueras de la Fortaleza de los Cuatro Vientos. Feudo del Fuego. “Operación Zibouhakai” 3:45 A.M. Hora de Ostenland .

La caravana de vehículos se detuvo en un agitado campamento imperial en la cima de una colina donde los tanques iban de aquí para allá, mientras una batería de cañones de 88mm milímetros lanzaba andanadas con regularidad a un ritmo mecánico. Imran descendió del semioruga acercándose a la tienda donde el Ostmarshall y el Coronel Lionsky le esperaban.

-Llega en buena hora, Sturmbannfuhrer.-afirmo el Ostmarshall sonriendo- Aunque no tiene muy buen aspecto…

-Eh? Ehh…Tut mir laid, mein Herr. Tuve…ehhh…una noche intranquila-

-Bueno pues este día será el doble de intranquilo, Donitz-afirmo el coronel.

-Cual es la situación?- pregunto Imran reuniéndose en torno al mapa estratégico.

-Enviamos un contingente de reconocimiento al interior de la fortaleza, pero perdimos contacto radial con ellos hace dos horas. Lanzamos panfletos advirtiendo a los no combatientes para que abandonen la ciudadela y luego iniciamos las barreras de artillería, hemos estado machacando ese maldito agujero desde hace como cuatro horas , pero los necios aun se niegan a rendirse…- afirmo el coronel molesto.

En ese instante dos personas más ingresaron en la tienda de campaña. Imran los reconoció de inmediato.

-Katia? Alexander?- dijo el con alegría mientras los rostros de los dos jóvenes se iluminaban con la misma alegría.

-Jejeje!! Parece que es costumbre encontrarte cada dos años. Eh Donitz?-dijo Katia dándole un abrazo amistoso.

-Como van tus ahijados orientales, Donitz?-pregunto Alexander mientras estrechaba la mano de su amigo.

-Superando mis expectativas. Que hacen aquí?-

-Lo mismo que tu, viniendo a atrapar a esa mocosa- dijo Katia con una sonrisa.

-Es una misión importante y quería a oficiales confiables conmigo.- dijo el Ostmarshall.

-Vielen Dank por el elogio, mein Herr- dijo una cuarta figura ingresando en la tienda. Imran y sus amigos desdibujaron sus sonrisas. Identificaron al joven tras ver el gran mandoble que llevaba atado al cinto.

-Que haces aquí, Aldrich?-pregunto Imran molesto.

Katia apretó sus puños y sus dientes mientras le dirigían una fiera mirada al joven.

-Jejeje…ha pasado el tiempo. No es así, Donitz? Espero que haya mejorado un poco el comportamiento de tus subordinados.

-Suficiente, Sturmhaupfuhrer Kusserl.-dijo el Ostmarshall.- Mas allá de sus sentimientos personales, necesitamos buenos oficiales para esta misión y junto con ustedes, Aldrich es uno de los mejores de los que disponemos en este momento.-

Aldrich cruzo los brazos mientras observaba a los tres otros jóvenes con un aire de soberbia y superioridad.

-Ahora…este es nuestro curso de acción-dijo el Ostmarshall mientras todos se acercaban al mapa.- Donitz tu y el Sturmhaupfuhrer Kusserl serán la punta de la lanza de la operación, les tocara asegurar esta amplia avenida principal que llega hasta la explanada de la fortificación principal. La artillería ha derribado la mejor parte de las edificaciones, pero el problema es que esas ruinas constituyen bloqueos para los vehículos y son lugares ideales para que los enemigos les tiendan emboscadas. Así que vigilen sus flancos. Capitana Krushinkov: Usted asegurara esta ruta en la parte de oriental de la fortaleza, usted Sturmhaupfuhrer Berger hará lo mismo con esta ruta en la parte occidental. Recuerden que ustedes son lo único que impide que la retaguardia y los flancos de la ofensiva principal sean vulnerados. Una vez cumplan con sus objetivos, reúnanse frente a la ciudadela interna de la fortaleza y esperen a los tanques pesados que mandaremos para iniciar la ofensiva final. Comprendido?- los cuatro jóvenes asintieron- Der Tor dem Holle geschlossen ist…

-Gott mit uns- respondieron los cuatro realizando un saludo militar
Mientras abandonaban la tienda de campaña Aldrich se aproximo al trió de jóvenes que trataba de mantener la mayor distancia posible con el

-Tuvimos mucha diversión en Kanagawa, no es así? Mein Kameraden?-dijo con malicia mientras los demás le daban la espalda- Esto promete ser igual de divertido…solo trata de mantener a tu gentuza a nuestro ritmo, Donitz. Tranquilo, matare tantos orientales que ninguno de ellos podrá matarte…- luego Aldrich se adelanto hacia su Kampfgruppe de 50 hombres y dos tanques Tiger, les dijo algo a sus compañeros señalando a Imran y a Katia luego los soldados estallaron en una sonora burla.

-Solo espero ser yo la que lo mate y no ningún extranjero-dijo Katia llena de resentimiento.

-Guarda tu enojo para el enemigo, Yekaterina. Bastantes muertos vamos a ver hoy…-dijo Imran con melancolía.

En ese instante apareció Misha.

-Alexander, como estas!?-pregunto el sargento estrechando la mano del capitán con alegría por parte de ambos, pero esa alegría se disipo ni bien las miradas de Misha y Katia se encontraron. –Hola…hola, Katia- la joven ni se molesto en responder y se marcho esquivando las miradas de sus compañeros. Durante los últimos años Katia se había mostrado muy distante de Misha y apenas le devolvía el saludo. Era que incomodaba bastante a Imran, el mejor que nadie sabia lo unidos que solian er Misha y Katia…

-Hablare con ella-dijo Imran intentando ir detrás de la joven, pero Misha lo detuvo

-Tiene sus razones para no quererme cerca-dijo él con una sonrisa triste- Cuales son las ordenes?-

-Somos la ofensiva principal junto con Aldrich…- dijo Imran señalando de malhumor a su rival y su grupo.

-Genial, conseguiremos una gran victoria sobre los rebeldes y existe la posibilidad de que maten a Aldrich, es suficiente para mi…-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland


Última edición por Ryousan el Sáb Sep 05 2009, 16:21, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Sáb Sep 05 2009, 16:01

En el interior de la Fortaleza, dentro de los escombros de una fortificación.

Un joven se hallaba analizando un mapa táctico mientras los soldados rebeldes que tenia alrededor suyo iban de aquí para allá, reuniendo armas y suministros para la inminente batalla.

-Nee-san!!-advirtió una joven, parada en un hueco en lo alto de la edificación en ruinas- Aquí viene otro!!

-Eh? Gracias, Hikari…Todo el mundo a cubierto!!!-ordeno el sin dejar de mirar el mapa mientras una nueva barrera de artillería hacia estremecer la edificación y haciendo volar escombros por todas las direcciones.

Termino de trazar unos esquemas con un pincel y luego alzo su mirada con determinación.

-Muy bien todo el mundo!! Agrúpense!!-dijo el joven, tenia un peinado puntiagudo en su cabello que le daba un aspecto rapaz e intrépido, en su rostro se denotaba confianza y valor.

Al igual que sus hombres llevaba una remera negra con pantalones camuflados y botas de combate, con un protector de frente que llevaba en una pequeña placa metalica el emblema de las Seis Alas, símbolo del Teikoku. Pero los paños que llevaban atados a los cuellos eran de los mas diversos colores: había algunos que los llevaban de color rojo, otros de color blanco, color marrón. Pero solo habían dos personas que los llevaban de color azul eléctrico: Aquel joven y Hikari

-Cual es el plan, Arashi Choi?(Teniente Primero) –pregunto una muchacha.

-Lo más probable es que los occidentales intentaran avanzar por esta avenida principal hacia la ciudadela.-dijo señalando el trazo negro con el que él había marcado el posible avance de los enemigos- Sin embargo no son estúpidos, y seguramente enviaran fuerzas adicionales en un intento de asegurar sus flancos. Van a intentar atacar a la ciudadela desde tres frentes arrinconándonos en un movimiento de pinzas. Fukuhara Gunso(Sargento) …-dijo el mientras un muchacho se adelantaba-Sus hombres y los míos decapitaran el avance principal de los occidentales en este punto. La sincronización es vital, traten de derrumbar los escombros para separar a los soldados de pie de los tanques. Hikari…-luego una joven de cabello amarrón castaño recogido en una badana azul se acerco- Tu grupo y el de la Sargento Takagi, se encargaran de custodiar la avenida de la parte occidental de la fortaleza y aniquilaran a cualquier fuerza hostil que intente un avance por esa sección.-

-Pero Ne-sa-…quiero decir Arashi Choi-protesto ella con timidez- Si nos separamos podríamos cubrir la avenida oriental y-

-Si intentamos defender toda la fortaleza, los occidentales nos sobrepasaran. La mejor estrategia es mantenerlos desorganizados y separados unos de otros. Si tienen éxito y logramos eliminar a las fuerzas que custodian sus flancos entonces podremos atrapar al ataque principal entre nuestros cuatro grupos y de esa manera-luego clavo su kunai en la mesa- Enviaremos a esos lobos aullando con su Dios - Recuerden que la seguridad de Hime-sama (Hime= Princesa XD) es una prioridad absoluta. La defensa de la ciudadela principal está por encima de todo, aun si los occidentales se las arreglan para poder sobrepasarnos, lucharemos hasta el último hombre para que Hime-sama tenga tiempo de escapar, Comprenden?- todos los presentes asintieron con determinación- Excelente, mostrémosles a esos perros de Occidente lo que vale un guerrero del Teikoku. TENNO HEIKA…!!!

-…BANZAI!!!- gritaron alzando sus armas por encima de sus cabezas. Luego los hombres comenzaron a moverse con rapidez. Hikari se aproximo al Teniente con timidez…

-Isao Nee-san yo…-

-Lo harás bien como siempre, Hikari-dijo el poniendo su mano en el hombro de la nerviosa joven- Sabes que confió en ti en todo, hermanita…

-Lo se…es solo que…esta vez hay mucho en juego…-dijo ella bajando la mirada.

-Hikari…-dijo el levantándole la mirada. La encaro con una mirada llena de fuego y determinación, ni la mas mínima duda tenía lugar en sus ojos- Somos parte del Clan Arashi, la nuestra es sangre de héroes. Jamás retrocedemos, ni nos rendimos…la victoria es nuestro lema. Vamos a vencer a esos perros infernales de que eso no te quepa la menor duda. Esta noche vamos brindar por nuestra aplastante victoria…- la joven le sonrió.

-Cuídate, Nee-san- dijo ella mientras se cargaba una katana a la espalda y se alejaba moviéndose a gran velocidad. Isao se ato varios kunais al cinto y lleno dos pistoleras con shurikens.

-Regresa a salvo, Hikari…-luego se reunió con un numeroso grupos de soldados que se movio a gran velocidad entre las ruinas.

Avenida principal. Una hora después…

Las fuerzas imperiales avanzaron cuando recién estaba empezando a clarear

Entre los hombres de Imran y los de Aldrich sumaban aproximadamente 100 soldados que se movían en pequeños grupos en medio de una amplia avenida con edificios en escombros a ambos lados. Estaban apoyados por cuatro tanques: tres Tiger y un T-34. Avanzaban con cautela, vigilando cada ventana y observando cualquier moviendo en medio de los huecos que había abierto la artillería. El silencio era sepulcral, nisiquiera soplaba la brisa, los soldados no oían ni sus propios pasos. Era como si todo el sonido hubiese sido absorbido. Se detuvieron frente de un gran edificio que había sido lo suficientemente sólido como para resistir la artillería.

-Hay algo que no me gusta…-dijo Imran mientras vigilaba las ventanas apuntando con su MP44. Aldrich también estaba inusualmente callado, hacia varios minutos que no había pronunciado nisiqueira una de sus frases despectivas. El aire estaba cargado de tensión, como si el solo respirar fuera a matarles.

-De aquí son tres calles a la Ciudadela-aviso Aldrich- Avancemos de una maldita vez…

-Aun no hemos asegurado la avenida, Aldrich- protesto Imran

-Acaso quieres revisar todo ruina por ruina? Seguramente las ratas orientales huyeron como nenitas al oírnos llegar- luego le hizo unas señas a sus tanques para que avanzasen.

Fue en ese instante que una gran torre de piedra se derrumbo por una explosión provocada por unos pergaminos atados a su base. Uno de los tanques quedo aplastado bajo las rocas, mientras que los de Imran quedaron separados por una infranqueable barrera de escombro.

-FORMEN UN CIRUCLO EN TORNO AL TANQUE!!-ordeno Imran a los soldados que de inmediato asumieron una formación defensiva en torno al Tiger.

-Elemento Fuego: Estrella infernal!!!-grito una soldado oculta en las plantas superiores de unos de los edificios en ruinas, de las ventanas de las ruinas surgieron varios proyectiles en forma de espiral que se movieron a una gran velocidad hacia el tanque. Los soldados se vieron obligados a dispersarse cuando los proyectiles de tenjutsu perforaron el grueso blindaje de acero e hicieron estallar al tanque.

-ATAQUEN!!!-ordeno una voz. Luego varios heishis surgieron de entre las ruinas y cargaron con sus afiladas armas en mano.

-ENEMIGOS AL FRENTE!! FORMEN LINEAS DE FUEGO Y- en ese instante un kunai con un pergamino enrollado en el se clavo en medio del grupo- SCHAISSE!!! DISPERSENSE!!!-grito Imran antes de que el kunai estallase con la fuerza de un potente explosivo. La dispersión les permitió a los guerreros orientales acercarse lo suficiente para que sus habilidades en el cuerpo a cuerpo les diesen una ventaja decisiva sobe sus oponentes occidentales.

-Elemento Rayo: Acero de luz-dijo Isao mientras desenfundaba su espada. Esta se cubrió de una azulina corriente eléctrica, el joven se movió con agilidad abatiendo a un soldado tras otro con golpes certeros de su espada que partía sus cuerpos como si fueran seda. Un occidental se las arreglo para levantar su arma hacia Isao. Disparando indiscriminadamente- Elemento Rayo: Aura de los Dioses- luego una corriente eléctrica se manifestó formando una esfera en torno suyo, la electricidad redujo los proyectiles a ceniza y luego Isao poso mano en el suelo y la electricidad avanzo hacia los dispersos enemigos calcinando a al menos cinco soldados de una forma horripilante y llenando el aire de olor nauseabundo…

En instante Imran se incorporo recuperando la concentración que había perdido a causa de la explosión.

-MISHA!!! METETE EN LAS MALDITAS RUINAS Y MONTA UNA MG42 EN LAS VENTANAS!! NECESITAMOS FUEGO DE SUPRESION O SOMOS CADAVERES!!!- Misha dejo de disparar y junto a otros dos soldados se metieron con rapidez a las ruinas.

-TU!!-grito Aldrich a unos de sus hombres- MONTA UNA BASE DE FUEGO EN UNA POSICION VENTAJOSA!! RAPIDO LOS CUBRIREMOS!!!

-TODO EL MUNDO MANTEGAN LA POSICION!!!-ordenaron los oficiales al mismo tiempo.

Imran en ese instante comenzó a disparar su rifle de asalto, sin embargo la velocidad con la se movían los enemigos eran sorprendente y acertar un solo disparo era complicadísimo. Imran colgó el rifle en su espalda, luego saco con velocidad su pistola junto con su espada s y se defendió de aquellos que lo atacaban mediante precisos golpes de su acero junto con disparos de su arma de mano. Un oriental trato atacarlo por la retaguardia, pero el joven doblo cuello para esquivar el mandoble de la katana y luego propino varios disparos en el pecho de su agresor. Luego volteo con rapidez para decapitar a un segundo oriental que también volvió a intentar un ataque por la espalda.

Aldrich esgrimía con habilidad su gran espada, abatiendo a un enemigo tras otro mediante brutales golpes que los abrían por la mitad, como si estuviera destripando peces. Finalmente el combate lo dejo frente a frente a un oriental que levaba un paño azul alrededor del cuello. Isao miro a su oponente con una mirada fría y llena de determinación. Aldrich se limito a sonreír mientras exhibía a su oponente la sangre que se escurría por el filo de su espada. Ambos contendientes cargaron uno contra el otro, la katana desprendía chispas eléctricas con cada choque con la ensangrentada espada de su oponente, Isao observo como su oponente sonreía lleno de un enfermizo júbilo mientras esgrimía su acero. Aldrich abanico su enorme espada haciendo que el heishi se viese obligado a retroceder para esquivar el potente golpe, Isao contraataco con serie de rápidos ataques de su katana los cuales Aldrich bloqueo con su espada, la agilidad del joven puso en peligro al oficial occidental que iba retrocediendo para compensar la velocidad de los ataques. En un momento Isao logro que su enemigo dejase un flanco descubierto y acometió contra el oficial en una rápida estocada que lo esquivo dando un salto hacia atrás pero noto que el ataque había dejado un corte en su uniforme.

-Et war neu, auslander!!- rugió Aldrich antes de embestir contra Isao, el occidental abanico su espada con ambas manos mientras su oponente esquivaba los ataques con agilidad y sin perder el temple. La rabia del oficial crecía al notar que sus ataques eran esquivados con abrumadora eficacia, intento un nuevo ataque trabo ambas espadas y salpico con la sangre que había en el filo de la espada al rostro de Isao. El choque se fue decantando a favor del oriental que con rapidez rompió el bloqueo de su oponente y mediante una patada derribo a su oponente, Aldrich con rapidez desenfundo su pistola pero Isao corto el cañón del arma mediante un rápido giro de su katana.

Imran noto la situación de su rival y comenzó a correr en medio del combate, pero aunque iba lo mas rápido que sus piernas le permitían sabía que no llegaría para salvar a Aldrich.

-EXTRANJEROS!!!-gritaron unas voces en las plantas altas de los edificios. Todo el mundo levanto la vista y unos segundos después las ametralladoras pesadas MG42 comenzaron a proyectar su densa cortina de balas derribando a varios extranjeros en el proceso. El fuego cruzado de las ametralladoras pesadas permitió a los soldados imperiales reorganizarse y formar líneas de disparo

-RETROCEDAN!! REAGRUPENSE!!-ordeno Isao a sus hombres- MISATO, CUBRENOS!!!-le ordeno a una joven que tenia un paño marrón atado al cuello.

-HAI!!! ELEMENTO TIERRA: FORTALEZA DE LOS DIOSES!!- luego apoyo las manos en el piso y una gruesa muralla de roca surgió del suelo cubriendo los movimientos de los heishis que se replegaban.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Sáb Sep 05 2009, 16:05

-AHORA ES CUANDO, FORMEN LINEAS DE FUEGO!! FEURN!!- ordeno Imran mientras clavaba su rodilla en el piso al igual que los demás soldados. Luego comenzaron a disparar con precisión abatiendo a los orientales que no lograron alcanzar la protección de la pared de piedra. Isao tomo cobertura protegiéndose de las balas de los occidentales.

-Respondan al fuego!!-luego guardo su espada y formo unos símbolos con sus manos- ELEMENTO RAYO: LLUVIA DE LUZ!!- de repente sus dedos se cargaron de electricidad y comenzó a disparar desde ellos luminosos proyectiles relampagueantes, junto a él los heishis respondieron al fuego de los occidentales escupiendo bolas de fuego o lanzado con gran precisión kunais y Shurikens. La cubertura les permitió intercambiar proyectiles con un número menor de bajas y por cada heishi que los occidentales lograban derribar, dos o tres soldados caían alcanzados por las técnicas de tenjutsu o por las afiladas armas arrojadizas que les lanzaban con una precisión mortal.

Imran noto que tenían demasiados heridos y muchos muertos. Isao noto lo mismo y desplego un shuriken de cuatro filos que llevaba atado al cinto, adhirió a las cuatro hojas un pergamino explosivo y luego lanzo con fuerza hacia las cerradas líneas de los occidentales. El arma se clavo en los restos carbonizados del tanque. Imran miro con horror como el shuriken emitió un leve resplandor antes de que estallase con una fuerza impresionante. Derribando a los soldados, lastimando a muchos y matando a otros.

-Schiasse, schaisse, schaisse!!!-grito é joven oficial con rabia mientras luchaba por ponerse pie.- METANSE EN LAS MALDITAS RUINAS!!! MUEVANSE!!!

-MI PIERNA!!!-grito un soldado, la explosión le había destrozado la extremidad y yacía agonizante en el suelo. Entre Vassili e Imran consiguieron meterlo en el edificio donde Misha había montado la ametralladora pesada, se refugiaron allí con el resto de su Kampfgruppe. Pero al menos veinte de ellos estaban heridos, varios de ellos incapaces de seguir luchando. Aldrich dirigió al lo que quedaba de su grupo a las ruinas donde sus hombres habían montado su ametralladora, justo al frente del edificio donde Imran y sus hombres se habían refugiado.
Mientras Imran atendía a los heridos y sus hombres asumían posiciones defensivas, Misha se acerco.

-Oficialmente estamos atrapados- dijo el joven con sarcasmo.

En la Avenida Occidental de la Fortaleza, al mismo tiempo…

Katia y sus hombres avanzaban en una larga columna con la joven a la cabeza. El descenso de la bruma matinal provoco que la visibilidad se redujese drásticamente y cada paso era dado con un cautela extrema. Todavía había poca luz…pero encender las luces de los tanques seria una insensatez. Cada sonido provocaba una respuesta inmediata por parte de los soldados que apuntaban al origen de los mismos.

El rumor de combate en la distancia hizo que se sobresaltasen.

-Intenta ponerte en contacto con el grupo principal- ordeno Katia con preocupación. El operario de la radio lo intento pero solo obtuvo estática…

-Es posible que la transmisión este siendo bloqueada por las ruinas, no hay que pensar en lo peor, capitana…-intento calmarla un soldado.

-Si entraron en combate es siempre lo peor, Alosha. Tenemos que apresurar- se paró en seco cuando escucho un ruido que nadie mas escucho. Katia alzo su sub-fusil apuntando a la neblina. Sus soldados la imitaron y los tanques Panther se prepararon para la acción.

Solo se escucho un leve silbido. Como el de un cuchillo cortando el aire. Y Katia vio como una joven Oriental estaba por detrás de ella y su grupo. Dio un único giro con su katana y la espada corto el blindaje del tanque con la misma facilidad con la que se rasga la seda. Solo se necesito un solo golpe en los laterales para que los depósitos de combustible ardiesen y convirtiesen al vehículo en retorcidos montones de metal ardiente. Katia y su grupo voltearon con rapidez pero antes de que lograsen apuntarla, la joven volvió a colocarse detrás de ellos.

-Elemento Rayo: Cuchilla Celestial- dijo ella formando varios símbolos con sus manos, a los pocos segundos su puño se cubrió de electricidad que emitía un estridente sonido. También solo necesito un golpe para penetrar el acero de los laterales del segundo blindado, haciéndolo estallar mientras ella se movía con una fluidez y rapidez escalofriantes. Hikari sonrió y luego se movió entre los soldados, abanicado su espada y abatiendo a un enemigo tras otro. Los disparos parecían desviarse cuando las balas estaban cerca de la joven. Finalmente Hikari alcanzo a Katia. La heishi intento un golpe con espada que la koslovita bloqueo usando su sub-fusil para trabar el filo de la espada, si bien el corto el arma de de Katia, el filo se quedo trabado y le permitió a la occidental desarmar a Hikari.

La oriental rápidamente desenfundo un kunai y trato de desgarrar la garganta de su oponente con un veloz golpe, Katia le esquivo agachándose y apoyando una de sus manos en el piso logro propinar a su enemiga una potente patada por debajo de la barbilla, lanzando hacia atrás a la joven. Rápidamente Katia trato de desenfundar su pistola mientras que Hikari hacia lo mismo con varios shurikens, ambas intentaron abatir a su contrincante antes de que tuviese oportunidad de contraatacar. Hikari consiguió atacar primero y lanzo ocho shurikens que se clavaron por todo el cuerpo de Katia, antes de desplomarse la capitana logro acertar un único disparo en el hombro de la joven oriental. Fue en ese instante en que los soldados de Katia formaron una línea de fuego y apuntaron hacia la joven, Hikari se limito a sonreír mientras cubría la herida con su mano.

-ELEMENTO FUEGO: ALIENTO DE DRAGON!!-rugió un grupo de heishis, mientras las técnicas de fuego consumían a un buen numero de los soldados que le que le quedaban a Katia. Los supervivientes arrastraron a su maltrecha oficial hacia detrás de los restos de los tanques incendiados.

-Camarada Capitana!!-dijo el medico del grupo observando las numerosas y profundas heridas de Katia- Deme un segundo y-

-Estoy bien!!-dijo ella apartándolo de su lado- TU SOLO SIGUE DISPARANDO!!!-

-Pero-

-Es una maldita orden…-dijo la joven poniendo su pistola en la frente del medico-

Luego el soldado comenzó a devolver el fuego junto el resto de sus escasos compañeros en un intento de mantener a raya a los orientales.

De regreso en la Avenida Principal

Hacia rato que había imperado un incomodo silencio, los occidentales ni se animaban a asomar la cabeza fuera de su refugio, sabían que los guerreros orientales solo estaban esperando, Imran caminaba de aquí para allá, tratando de inventar alguna solución a aquella situación…
-Sabemos algo de los otros grupos?-pregunto el joven oficial a sus soldados

-Los orientales tostaron el radio, estamos incomunicados…-informo un soldado. Imran apretó los puños y miro a la amplia avenida que los separaba del edificio donde Aldrich se había refugiado.

Tras meditar unos segundos, tomo aire y encaro a sus soldados.

-Tenemos que alcanzar a Aldrich- un murmullo de disconformidad recorrió las filas de los cansados soldados del joven.

-Camarada Mayor, es suicidio!! Si salimos- protesto Vassili.

-Si no hacemos nada cualquier refuerzo que manden será emboscado y terminara en la misma situación que nosotros. Si Aldrich aun tiene su radio, debemos intentar alcanzarlo para informar al Puesto de Mando, también a Katia y a Alexander.

-Disculpa, camarada mayor-dijo Misha adelantándose- Pero no me agrada la idea de que sea Aldrich quien que tenga que cubrirnos el trasero…

-Si alguien tiene un mejor plan, soy todo oídos…

Un silencio incomodo reemplazo a los murmullos.

-Que haremos con los heridos?-pregunto Vassili.

Imran no supo responder, pero fue cuando uno de los soldados lastimados se adelanto.

-Hagan lo que tengan que hacer…- dijo con una sonrisa entre los vendajes que el cubrían el rostro.

-Pero-

-Pero nada Sturmbannfuhrer, de una forma u otra la guerra ya acabo para nosotros d, si muero cuando ustedes se vayan prefiero que se me recuerde como “el que se sacrifico para que aniquilásemos a los perros orientales”, pero si ustedes se quedan y nos matan a todos seré recordado como “el gran cobarde que provoco que sus compañeros muriesen mientras el gemía solo por estar herido” No deje que me recuerden así…- dijo el soldado mientras cargaba un rifle. Imran asintió sonriendo.

-Los que puedan moverse, junten sus armas y munición. Misha dame una linterna…-

Por su parte Isao y sus hombres habían retrocedido hasta el solido edificio en el que acababa la avenida, listos para defender la posición por si los enemigos intentaban algo.

-Asi es Iwamori Shosa- dijo el a través de un radio- Los tenemos contenidos, mi hermana: la cabo Arashi también ha reportado éxito en su emboscada, tenemos a los occidentales inmovilizados y vulnerables…
-Pero no es garantía de que esto haya acabado, Choi. Es posible que

reciban refuerzos- dijo al voz de una mujer al otro lado de la línea- Recuerda que si esto se convierte en una batalla de desgaste nosotros estaremos en obvia desventaja.

-Que me ordena, Shosa?-

-Por el momento trataremos de mantener a raya a los occidentales, cuando tengamos un plan de escape que garantice la total seguridad de Hime-sama, ordenaremos el repliegue…

-El repliegue?- respondió Isao con enojo- Shosa, los tenemos acorralados!! Si atacamos ahora podemos dispersarlos y destruirlos a todos!!

-Ganar esta batalla solo atraerá una atención que resultara perjudicial para el Rikugun y que pondrá en peligro todo por lo que hemos luchado. Las órdenes son claras, Arashi Choi: Resistiremos hasta que podamos a poner a Tsubasa-sama a salvo…

-Hai!-dijo Isao mientras cortaba la transmisión, cambio la frecuencia y se puso en contacto con Hikari- Nee-chan como va todo en tu posición?

-Me-mejor de lo que esperábamos, Nee-san. “Arrgh” Te-te-tenemos a los occidentales acorralados y les hemos infligido graves pérdidas.

-Hikari porque estás hablando así?-pregunto preocupado.

- Gomen-Nasai, Nee-san, es que tengo una bala en el hombro y el Seishi del grupo esta sacándomela (Seimei-Heishi, Vida-Guerrero, Guerrero de la Vida).

-Si serás baka, Hikari!! Haz que te curen las heridas primero y contesta a las llamadas después!!-dijo Isao muy molesto.- Mantenlos acorralados, si envían refuerzos reorganiza tus fuerzas, reubíquense y preparen emboscadas a lo largo de la avenida. Comprendido?

-Hai, Arashi Choi!!- dijo ella con animo. Su hermano luego corto la transmisión.

-Mujeres…-pensó molesto.

-ARASHI CHOI!!-le advirtió uno de sus compañeros.

-Que ocurre?- luego el joven le señalo uno de los edificios de la avenida, había luz que parpadeaba y resplandecía entre la escasa luz de aquella madrugada. Eso le dio mala espina al oficial que miro con una mirada fría y calculadora aquella luz parpadeante- Estén listos…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Sáb Sep 05 2009, 16:10

En el interior de la ciudadela, al mismo tiempo…

-Los demás grupos han terminado de asumir posiciones defensivas en torno a las murallas- afirmo un oficial que llevaba puesta una armadura Do-Maru al igual que el resto de los que estaban reunidos allí. Tenían unos vistosos paños de color violeta en torno a sus cuello que contrastaba con los opacos colores de sus uniformes.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Una mujer de largo cabello negro se adelanto al grupo.

-Por el momento tenemos la ventaja pero quiero que sigamos analizando todas y cada una de las situaciones, recuerden que la seguridad de Tsubasa-sama es lo primero.-

-HAI SHOSA!-respondieron los demás oficiales.

La mujer se retiro, caminando entre los arruinados pasillos del palacio fortificado, llegando hasta lo que parecía ser un humilde dormitorio. Toco la puerta que parecía a punto de desprenderse por la precariedad de las condiciones en las que estaba.

-Tsubasa-sama…puedo pasar?-

-Adelante, Motoko-sensei- dijo tímidamente la voz de una joven. La mujer abrió lentamente la puerta para encontrarse con una joven de unos quince años sentada el de una vieja cama. Usaba un elegante vestido blanco y tenia cubierta la cabeza con una capucha del mismo color.

-Se encuentra bien, Hime-sama?- pregunto la mujer, pero la joven no respondió. Alzo ligeramente la vista, para que sus ojos verdes se encontrasen con los de la soldado.

-Han muerto muchas personas…?-

Motoko no respondió, guardando un segundo de silencio.

-No quiero que nadie muera por mi- dijo Tsubasa entristecida.

-Vale la pena pelear por usted, Hime-sama- dijo Motoko sacando la capucha de la cabeza de la joven, tenia el cabello color castaño claro con dos flequillos a los costados de la frente, tenia facciones delicadas en un rostro lleno que mostraba inocencia y fragilidad.

-Pelear por mi…y que ganan peleando por mi, Motoko-sensei?-
Motoko le sonrió amigablemente.

-Tu eres nuestra esperanza, Tsu-chan. Eso ya es motivo de sobra…

De regreso en la Avenida Prinipal…

Aldrich y sus hombres se atrincheraban lo mejor que podían, uno de sus hombres estaba tomando posición en una ventana cuando vio la luz parpadeante en el edificio que estaba l otro lado de la calle.

-Sturmhaupfuhrer!-llamo el soldado, Aldrich se acerco de malhumor, su subordinado le señalo tímidamente la luz y al ver el patrón de los destellos el capitán supo que se trataba de un mensaje en clave.

-Ese demente…-dijo Aldrich con una sonrisa sarcástica-…va a intentar llegar a nosotros. Muy bien, mein kameraden, carguen las armas y apunten bien, le cubriremos el trasero a Donitz y a sus secuaces…-luego introdujo un nuevo cargador en su arma avanzando con determinación a la ventana más cercana, encarando al edificio donde los enemigos habían tomado posición.

Isao noto el movimiento y rápidamente se puso en frente de sus hombres.

-Van a intentar algo!! Estén preparados!!-coloco sus manos en posición para formar símbolos y ejecutar técnicas, varios de sus compañeros lo imitaron mientras que otros se preparaban para lanzar andanadas de kunais o shurikens.

Imran y sus hombres miraron el amplio trecho que los separaban del edificio de Aldrich.

-Cuando se detienen es cuando mueren.-les dijo sonriendo- Der Tor dem Holle geschlossen ist…

-..Gott mit uns- respondieron sus soldados. Imran beso el crucifijo que llevaba alrededor del cuello, luego saco un par de granadas de humo.- HACIA EL EDIFICIO, VAMOS,VAMOS,VAMOS!!- luego lanzo las granadas de humo lo más lejos que pudo en un intento de cubrir su avance, los soldados comenzaron una desesperada carrera hacia el edificio.

-Intentan reagruparse, inmovilícenselos!!-ordeno Isao mientras sus compañeros ejecutaban técnicas de tenjutsu y lanzaban shurikens con pergaminos explosivos.

-AHORA!! FEURN!!!- ordeno Aldrich mientras el sus soldados abrían fuego hacia los orientales parapetados en el edificio de un frente, los disparos obligaron a sus enemigos a mantener la cabeza baja.
Imran corría lo más rápido que sus piernas le permitan zigzagueando para esquivar los ataques de fuego y relámpago así como los kunais explosivos que cortaban el aire. Sus hombres lo seguían corriendo como condenados a través de aquella calle. Finalmente comenzaron a alcanzar el edificio de Aldrich.

Isao se frustro cuando los soldados comenzaron a llegar a la seguridad de la ruina, así que saco un único kunai y lo lanzo con fuerza, el arma rasgo el aire silbando y se clavo en la pierna del ultimo soldado de Imran.

-KLAUS!!-grito al notar que su compañero se había desplomado en medio de la calle. Sin pensar, el joven lanzo a un costado su arma y abandono la seguridad de la cobertura.

-DONITZ ACASO ESTAS DEMENTE!?-rugió Aldrich mientras seguía disparando.

-IMRAN MALDITO IMBECIL, CUBRANLO!!!- grito Misha mientras el y los demás soldados se unían al grupo de Aldrich para abrir fuego contra los orientales. Imran esquivo una bola de fuego rodando por el piso peor tuvo que saltar hacia un costado para esquivar la explosión provocada por un kunai. Finalmente alcanzo a Klaus y con un inmenso esfuerzo lo cargo encima de sus hombros.

-Sturmbannfuhrer, no sea idio- -intento decir Klaus débilmente

-CALLATE!-

Imran se movió con su compañero a través de la lluvia de muerte que los enemigos proyectaban hacia el, mientras que Misha y Aldrich trataban de atraer la atención de sus adversarios proyectando una densa cortina de balas hacia el edificio de en frente.

La explosión de provocada una bola de fuego, hizo que Imran y Klaus saliesen despedidos por los aires. Klaus grito como un infeliz mientras se cubría el rostro.

-MIS OJOS!!! MIS OJOS!!!!- Imran se arrastro y tomo al soldado herido por su uniforme y comenzó a arrastrarlo haciendo un inhumano esfuerzo para llevarlo a la seguridad e las ruinas. La cabeza solo le daba vueltas, todo estaba borroso, los gritos de sus compañeros eran como ecos distantes que se perdían en el aire frio. Explosiones tenían lugar a cada momento, sentía como el aire se cortaba cuando las afiladas armas del enemigo le pasaban de cerca…y aun así solo podía ir hacia el frente, al frente…Sostuvo con fuerza su cruz, mientras arrastraba a Klaus con lo que le quedaban de fuerzas

-Der Herr ist mein Hirte, mir wird nichts mangeln. Er weidet mich auf einer grünen Aue und führet mich zum frischen Wasser. Er erquicket meine Seele. Er führet mich auf rechter Straße um seines Namens willen. Und ob ich schon wanderte im finstern Tal, fürchte ich kein Unglück; denn du bist bei mir…

Las piernas le fallaron cuando finalmente alcanzaron el refugio.
Podía ver a Misha gritándole aunque no entendía anda de lo que decía. Solo se limito a sonreír.

-Estamos todos vivos?-pregunto el con una expresión satisfecha en su rostro.

-NO CUANDO ACABE CONTIGO MALDITO PSICOPATA!!! ERES EL MÁS GRANDE, IMBECIL Y ENFERMO IDIOTA QUE HAYA TENIDO LA DESGRACIA DE-

-Podrías traer agua, Misha? Necesito atender a Klaus-pidió el mientras yacía en el suelo junto a su compañero herido.

Imran se sentó mirando hacia el edificio desde los orientales les acechaban. Durante un segundo creyó ver que uno de ellos le devolvió la mirada…

Tras atender a Klaus. Imran y Aldrich se reunieron en torno al radio. Imran manipulo el aparato tratando de encontrar la frecuencia adecuada

-Katia…Yekaterina. Responde.- llamo a través del radio. Tras unos segundos de estática.

-Donitz…-escucho la voz lastimosa de la joven.

-Katia que sucede allá? Dame un informe.

-Perdí el 80% de mi grupo, quedamos muy pocos y estamos todos heridos…-dijo ella con una sonrisa triste desde la posición que intentaban defender.

Imran abrió ampliamente los ojos al oír esto.

-Yekaterina, óyeme bien. Te sacaremos de allí!! Trata de mantener tu posi-

-No te molestes- lo interrumpió la capitana.- Ya estamos hechos polvo, Donitz. No tiene sentido de que te arriesgues.

-Pero, Katia…-

-Pero nada, solo manda a esos orientales al infierno por m. Y si puedes darle una patada en el trasero a esa Tsubasa, dásela por mi…-

-Ka- Ka- Katia!-

-Cambio y fuera. Fue un honor servir junto a ustedes- luego la transmisión se corto.

-SCHAISSE!!!-grito Imran luego cambio la frecuencia-Fritz, Fritz me oyes?- desde el interior del tanque Fritz respondió con rapidez.

-Sturmbannfuhrer que sucede!? Como están!?

-Golpeados pero aun en la pelea, escúchame bien Fritz. Necesito que tu, Dimitri y el Tiger de Aldrich se reúnan con el grupo de Alexander, díganse que se mantenga a la espera de órdenes y que no se adentre más en las ruinas. Cuando tengamos un plan esteremos en contacto…

-Jawohl, mein Herr

Luego se puso en contacto con el puesto de mando

-Asi es, mein Herr, estamos inmovilizados pero por el momento estamos a salvo, varios heridos. Muchas bajas.

-Ja, Sturmbannfuhrer-respondió el coronel Lionsky desde el puesto de mando montado en la colina desde la que se podía ver toda la fortaleza- Procederemos con un ataque de artillería y alistaremos grupos adicionales para sacarlos…

-Nein-dijo Imran atrayendo la atención de todos los presentes- Si continuamos con la artillería solo estaremos mejorando sus posiciones y mandar refuerzos seria solo para dejarlos en la misma situación que nosotros.

-No voy a dejarlos morir ahí, Donitz…-

-No le estoy diciendo que vamos a morir. Solo le pido que me dé tiempo para cumplir con nuestros objetivos-

-Donitz, el avance principal comenzara en dos horas. Ordenes del Ostmarshall. Te das cuenta de que si no lo consiguen toda la operación correrá peligro?-

-Descuide, Coronel. Si lo conseguiremos…-luego corto.

Aldrich se adelanto hacia Imran.

-Bien hecho, imbécil ahora no tenemos ni refuerzos ni artillería de apoyo…

-Tu conoces mejor que nadie la situación, Kusserl- dijo Misha molesto.

-Quien pidió tu maldita opinión, asqueroso ebrio?-

-Eres un-…-Misha se adelanto listo para golpear a Aldrich pero Imran los separo.

-Ya es suficiente!! Nos guste o no estamos juntos en este atolladero y si no trabajamos todos juntos, todos vamos a morir aquí!!-

-Y cual es tu maldito plan, sabelotodo!?-grito Aldrich apartando a Imran de un empujón.

Imran pensó unos segundos.

-Nos moveremos a través de las ruinas y alcanzaremos al grupo de Katia-
-Ja!! Justo lo que me faltaba, quiere que arriesguemos a setenta hombres para a la golfa y lo que quede de su grupo!?

-Si serás desgraciado, que pasaría si fuera tu pellejo el que está en riesgo ahí fuera!?-rugió Misha.

-Por suerte no lo es, porque yo si soy un buen oficial, no una golfa que simula serlo-

-MALDITO HIJO DE- Imran lo contuvo.

-Misha, Aldrich BASTA MALDITA SEA!!- grito Imran- Aquí el maldito oficial a cargo soy yo y si se siguen comportando como idiotas, los hare fusilar yo mismo- luego se agacho y sacando un cuchillo comenzó a trazar unas líneas en el piso-

-Que estas haciendo?-pregunto Aldrich con usual tono despectivo.

-Nuestro plan de combate- luego Misha y Aldrich se agacharon junto a el- Mas allá de si conseguimos salvar a Katia o no, si dejamos ese flanco expuesto dejaremos desnudo al avance principal y les daremos una ventaja táctica indiscutible a los orientales. Podrán golpear nuestra retaguardia, la del Ostmarshall y la de Alexander con total impunidad. Si reforzamos ese flanco y conseguimos romper el bloqueo es posible que concentremos sus fuerzas en este punto.

-Te das cuenta de que no somos suficientes para poder vencerlos?- afirmo Aldrich.

-Si sacamos a los que nos tienen atrapados aquí, dejaremos a los orientales con su flanco izquierdo expuesto, el grupo de Alexander podrá entonces golpearlos con nuestros tanques y romperemos el maldito cuello de botella para el avance principal…

-Es un estratagema agresivo para nuestra situación…me agrada…-dijo el capitán con una sonrisa canina en su rostro.

-Ya esta amaneciendo, tendremos que movernos rápido o si no los orientales se darán cuenta de lo que planeamos.-informo Misha.

-Muy bien prepárense, nos vamos en cinco minutos. Der tor dem Holle Geschlossen ist…

-Gott mit uns- respondieron Misha y Aldrich.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ryousan
Nivel 11
Nivel 11
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 486
Edad : 28
Fecha de inscripción : 28/07/2008

MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   Sáb Sep 05 2009, 16:15

Mientras los soldado se preparaban para partir, Misha noto que Imran seguía bastante cansado.

-Deberías tomar un descanso, aunque sea siéntate cinco minutos, Imran…-dijo preocupado.

-Katia tal vez no tenga cinco minutos.- dijo el joven con una expresión de acero en su rostro. Los heridos quedaron a cargo de un reducido grupo de hombres, mientras Aldrich, Imran y sus compañeros se adentraban en las ruinas sorteando los obstáculos con cautela.

-La avenida oriental esta a tres calles de aquí-dijo Imran señalando un camino entre los escombros- avancemos en grupos en cinco, movimientos cortos y mantengan disciplina de fuego. Usen la cobertura cada vez que puedan, agachen la cabeza y mantengan un perfil bajo- los soldados asintieron, inclusive Aldrich, y comenzaron a avanzar metódicamente.

Usando los derrumbados edificios para evitar que los orientales les viesen, los soldados se escabulleron entre las destruidas calles y callejuelas de la fortaleza.

El sol estaba empezando a alzarse, pero aun así no se veía mucho por la bruma matinal. Por eso caminaban despacio y con cautela, vigilando todas y cada una de las esquinas, ventanas y posibles lugares de emboscada que hubiese por el camino. Tardaron aproximadamente treinta minutos en alcanzar la avenida oriental y cuando lo hicieron vieron entre la neblina los destellos de armas de fuego, acompañados por explosiones de diversos colores en la distancia

-Katia y los suyos siguen con vida. A PRISA, SCHNELL!!-ordeno Imran mientras el grupo de occidentales se movía al trote.

Katia y una docena de soldados heridos devolvían el fuego hacia una posición de heishis orientales. La capitana herida disparaba su pistola con rabia en su rostro mientras se cubría sus heridas con la otra.

-TENNO HEIKA BANZAI!!!-exclamo un oficial oriental mientras desenfundaba una espada y se lanzaba a la carga acompañado de un buen numero de soldados.

“Chyort(Maldición)…morir así” pensó Katia sonriendo mientras introducía el ultimo cargador que le quedaba en la pistola “Diablos, no quiero morir todavía, aun no tengo mi casa con jardín. Ni un perro, ni hijos…Aun no tengo a ese hombre especial con el que envejecer…Si, aun no quiero morir…”

Los soldados intentaron mantener la posición en contra de la veloz carga que se acercaba cada vez más hacia ellos, ajustaron sus bayonetas con la esperanza de tener algún medio para defenderse, pero la realidad era que poco y nada podrían hacer en contra de oponentes que destacaban tanto en el combate mano a mano…

Los orientales ya estaban a pocos metros de la trinchera de Katia y su grupo. A la capitana se le habían acabado las balas y sus heridas le impedían moverse, vio como un oriental alzo su espada lista para ultimarla de un solo tajo. Ella cerro los ojos, al menos seria rápido. Sin embargo el golpe nunca llego. El sonido de armas automáticas lleno el aire.

-FuHR DER KAISER, DAS REICH UND GOTT!!! ANGREB!!!(Ataquen)- escucho gritar un voz familiar, que se alzaba por encima de los estruendos de las armas. Katia abrió los ojos mirando como Imran y un numeroso grupo de tiradores disparaba con saña, abatiendo orientales como si de patos se tratase.

-Im- imbéciles…par de inmensos idiotas…-susurro ella exhausta mientras Misha e Imran se acercaban a ella corriendo.

-Un simple gracias es suficiente…-dijo Imran mientras le inyectaba un hemostático.

-…asquerosos insensatos…cer-cerdos pervertidos…-continuo ella mientras lloraba.

-Podrías cerrar el hocico aunque sea una maldita vez, Yekaterina?- dijo Misha sujetando su mano para que soportase el dolor que Imran le provocaba al extraerle los shurikens.

-Mikhail…- dijo al ver borrosamente el rostro sonriente de su amigo.

-Usen los Panzerfaust!!- ordeno Aldrich mientras el y un grupo de soldados sacaban los lanzacohetes que llevaban atados a la espalda. Alzaron las armas en dirección a la posición desde Hikari y su grupo les devolvían el fuego, los proyectiles cortaron el aire y provocaron unas grandes explosiones al impactarse contra el refugio de sus oponentes, dejando muertos y mutilados a muchos de los mismos.

Spoiler:
 

Hikari se arrastro hasta donde yacía el cuerpo del operador del radio. Tomo con determinación el aparato y se puso en contacto con Isao.

-NEE-SAN!!! LOS OCCIDENTALES CONTRATACAN!!! NECESITAMOS- en ese instante otro Panzerfaust exploto cerca de ella, Hikari alzo la mirada solo para el radio despedazado.

-Hikari!!! HIKARI!!!-llamo Isao desde el otro lado de la línea pero no hubo respuesta solo un ininterrumpida estática-KSO!!! VAMOS TENEMOS REFORZAR EL FRENTE DE LA CABO ARASHI!!!- ordeno mientras el y sus hombres comenzaban a moverse por las ruinas a gran velocidad.
Tras atender a Katia Imran se adelanto hacia el fragor de la batalla donde certeras ráfagas de su rifle de asalto abatían a numerosos orientales, con paso lento pero firme los soldados imperiales comenzaron presionar a los heishis que trataban de defenderse resistiendo en el interior de un edificio en ruinas.

Aldrich parecía entusiasmado por el avance y corria a gran velocidad disparando su sub-fusil con gran destreza y abatiendo a los pocos orientales que quedaban rezagados. Hikari se asomo sobre su escondite, mirando como los occidentales avanzaban ultimando a heridos y rezagados despiadadamente.

“Somos parte del Clan Arashi, la nuestra es sangre de héroes. Jamás retrocedemos, ni nos rendimos…”

Las palabras de su hermano provocaron que la joven tomase sus armas con determinación y abandonase su refugio de un salto mientras sus subordinados la miraban atónitamente. Aldrich, Imran y los demás soldados le apuntaron listos para abatirla en cuanto realizase algun movimiento.

-SUELTA LAS ARMAS!!!-le grito Imran sin dejar de apuntarle.

-No gastes saliva Donitz, acribillémosla como a un perro…-

-SUELTA LAS ARMAS Y RINDETE!!-volvió a solicitar el mayor con la esperanza de Hikari obedeciese.

Hikari formo unos pocos símbolos con sus manos, inmediatamente los sodlaods abrieron fuego contra ella…

-Elemento Rayo: Subversión del Acero- dijo ella justo antes de que la lluvia de balas la abatiese, los occidentales miraron incrédulos como la gran cantidad de balas quedaba flotando alrededor de ella. Con un gesto de su mano las balas cambiaron su orientación y se lanzaron con la misma velocidad aquellos que las habían disparado, introduciéndose en los cañones de las armas y destrozándolas solo para luego abatir a aquellos que las habían disparado. Imran, Aldrich y unos pocos lograron salvarse esquivando a último momento las balas. El joven oficial miro a la gran cantidad de soldados que había caído fruto del ataque de la oriental pero no tuvo tiempo de pensar mucho más, un golpe que no vio venir lo lanzo a volar hacia un montón de escombros que se le derrumbaron encima.

Hikari se movió con rapidez mientras seguía derribando a un oponente tras otro, un disparo le dio en la pierna haciendo que tuviese que apoyarse en una pared para no caer, alzo la vista exhausta mientras veía como los occidentales volvían a formar una línea para fusilarla...
Sin embargo un kunai explosivo se clavo justo delante de ellos, deshaciendo la formación.

-NE- NEE-SAN!!!-grito ella llena de alivio y felicidad. Al ver como Isao y sus hombres se adelantaban para tomar posiciones ofensivas.

-REAGRUPENSE, REAGRUPENSE!!!-ordeno Aldrich mientras los soldados retrocedían a la posición desde donde Misha y otro grupo de soldados les cubrían.- Maldito sean tu y tus planes, Imran Donitz…

-IMRAN!!!-llamo Misha mientras disparaba al ver el maltrecho grupo que se replegaba-IMRAN!!! CHYORT POBERNI!!!(una forma aun más fuerte de “maldición)ALGUIEN HA VISTO A IMRAN!!!-dijo mientras los soldados asumían posiciones junto a el

-No lo hemos visto retroceder, Starshina- le informo un soldado.

Luego miraron el numeroso grupo de orientales que estaba formando filas delante suyo.

-No vamos a conseguirlo…- dijo un soldado.

Aldrich lo golpeo con la culata de su arma.

-CIERRA EL HOCICO PERRO DERROTISTA!!! LO CONSIGAMOS O NO ES TU DEBER ENVIAR A TANTOS OSTLICH AL INFIERNO COMO TE SEA POSIBLE!!!- el capitán estaba poseído por una rabia asesina.- AHORA DISPAREN!!!

“Schiasse…schaisse…schaisse…porque no puedo hacer nada bien?” pensó Imran debajo de los escombros. “No quiero…que mis amigos mueran…no quiero que mis amigos mueran…” su corazón le latía con tanta furia que casi podía escuchar sus propios latidos “No quiero que mis amigos mueran…” un aura de color rojo comenzó a envolverlo “NO QUIERO QUE MIS AMIGOS MUERAN!!!!”-



La batalla se interrumpió cuando una explosión hizo volar un montón de escombros, tantos occidentales como orientales se pararon en seco cuando de entre el humo de la explosión se perfilo una sombría silueta, la oscuridad de sus formas contrastaba con dos brillantes ojos rojos que parecían brillar con luz propia…

-Imran…?-dijo Misha atemorizado. La sombra dibujo una horrible sonrisa que enseñaba un montón de dientes puntiagudos. El humo se despejo enseñando el rostro de Imran , sus ojso habían cambiado de color: eran de un naranja brillante y parecían resplandecer ante la ausencia de luz…su retina vertical como la de las serpientes realzando lo siniestro de su apariencia.

Nadie supo exactamente cuando Imran apareció por detrás del grupo de orientales. Pero cuando los heishis voltearon para encararlo, este les miro con aquella espantosa sonrisa y les enseño que el filo de su espada estaba ensangrentado. Segundos después los enemigos cayeron mutilados retorciéndose por el dolor en el piso…

Cuando los orientales intentaron atacarlo, Imran se movió tan rápido que era imposible combatir contra el. De una patada despedazo la cabeza de un oriental solo abrir la garganta de otro con el que su anterior victima sostenía en su mano. Los heishis lo miraron asustados y el aprovecho ese temor para disparar su MP44 abatiendo a un grupo de oponentes.
Isao se adelanto para enfrentar a Imran, atacándolo con su espada. El joven atajo el golpe de la katana sujetando firmemente el filo con su mano. Lo quebró como si fuera una simple rama y luego propino un brutal golpe a su oponente mandándolo a volar a una gran distancia. Aliados y enemigos le veían con el mismo temor, el aire se había llenado de algo malvado y terrible, algo que emanaba de Imran…

Hikari se movió con rapidez para atacar a Imran de frente.

- Elemento Rayo: Cuchilla Celestial!!!-dijo ella realizando la técnica y haciendo que su puño se convirtiese en una cuchilla relampagueante. Imran amplio aun mas su sádica sonrisa y con su espada en mano se movió con la misma velocidad hacia Hikari.

Ambos contrincantes chocaron acabando a unos pocos pasos uno detrás de otro. Hikari sintió algo extraño, no sentía su brazo derecho. Volteo hacia su oponente y veía como aquel occidental sostenía algo sanguinolento en una de sus manos. Hikari tuvo un único instante de pánico antes de que se colapse por el dolor.

Lo que sostenía Imran en su mano, era el brazo de la joven. Katia tuvo que hacer un esfuerzo para no vomitar mientras la mayoría de los soldados, muchos de ellos curtidos en combate, apartaban la vista de aquel horripilante panorama

Hikari gritaba y lloraba por el dolor mientras el occidental avanzaba hacia ella.

-Was ist los? Nur Sie haben einen Arm verloren. Obwohl es scheint, wie Sie verlor viel Blut, sollten Sie einen Arzt aufsuchen ...- se burlo el occidental mientras lanzaba el sangriento despojo hacia un costado.

Luego Imran tomo a Hikari por el cuello alzándola en el aire con una mano.

-HIKARI!!!!-grito Isao poniéndose y corriendo hacia la joven.
La mirada aterrorizada de la joven parecía no penetrar en los ojos carmesí del joven oficial que solo la miraba y sonreía de manera espeluznante, como si mirando una bella pintura.

- Hast du Angst? Hast du Angst ... wie ein Hund?- se burlo una mas Imran antes de lanzarla por los aires- Entonces muere como un perro!! INCIPIO SUPLICCIUM: VIENTO DE ACERO NEGRO!!!- Imran formo unos pocos símbolos con sus manos y de sus mangas surgieron unos objetos que el lanzo en gran cantidad. Aquellos objetos atravesaron el torso de Hikari, solo cuando el cuerpo de la joven aterrizo se pudo apreciar lo que había sucedido…

-Bayo-…bayonetas…-mascullo Katia al ver el cuerpo de Hikari atravesado por docenas de bayonetas color negro.

Imran comenzó a reír. A reírse como un demente frente al cuerpo de la joven. Era algo infernal y realmente salido desde algún oscuro reino…Misha se dio cuenta de que de alguna forma, por algún motivo…ese no era Imran…

-HIKARI NOOO!!! HIKARI!!!!-grito isao mientras corría hacia la chica.

Fue en ese instante cuando el ruido de motores y orugas metálicas inundo la escena los orientales voltearon y vieron un nuevo grupo de occidentales asistidos por sus mortales tanques pesados.

-Al fin llegaste Berger- dijo Katia aliviada

Misha abandono el refugio corriendo hacia Imran que seguía riéndose.

-DESPIERTA, IMRAN!!!-dijo propinándole un puñetazo en el rostro y tumbándolo en el piso. Luego continuo golpeándolo en el rostro- ESE NO ERES TU, DESPIERTA MALDITA SEA!!!

El oficial atajo un golpe de Misha pero cuando volvió a abrir los ojos, estos habían regresado a la normalidad con su coloración verde.

-Que-…que suce- no termino la frase cuando noto la gran cantidad de cuerpos destrozados y a Hikari. Otra vez la culpa comenzó a envenenarle la mente inundando con rapidez sus pensamientos.

-Imran…-dijo Misha llamando su atención.-…nos salvaste- dijo sonriéndole. Aldrich lidero a los soldados hacia el frente, Misha e Imran lo siguieron mientras se apresuraban a asistir al grupo de Alexander.

Isao alcanzo a su hermana, era como si ellos dos en ese instante fuesen invisibles para el resto del mundo, los occidentales avanzaban sin mirarlo. El joven se derrumbo delante de Hikari, que agonizaba muy dolorosamente.

-Ne-…Ne-…Nee-san…-susurro ella mientras de su boca surgían varios hilos de sangre.

-Aquí-…aquí-…aquí estoy, Nee-chan-dijo el sujetando la temblorosa mano su hermana.

-Nee-…Nee-san…ten-…tengo…tengo miedo…- luego Hikari cerró los ojos para no abrirlos nunca más.

-Hikari…? Hikari…-dijo el apoyando la cabeza de su hermana contra su pecho- HIKARIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!!!!!!!!!!!!

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
SANGRE Y ACERO CAPITULO 17: SUBIDO!! Proximamente, Cap 18: Mobland
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Sangre y Acero- REMAKE   

Volver arriba Ir abajo
 
Sangre y Acero- REMAKE
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 3.Ir a la página : 1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» Sangre y Acero- REMAKE
» Sangre y Acero- Occupation Zone
» El cruce de caminos sellado por vino y sangre.
» Recursos con sangre, mounstros con sangre, cadaveres con sangre, y demas
» [Privado] Un muro de acero [Arabel - Takeshi Yamamoto]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Hyuga :: Sección de Historias. :: Historias de Acción.-
Cambiar a: