Foro Hyuga


 
PortalÍndiceGaleríaEventosCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse
Contador
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Academy of Nations(Comenzamos! Go go go!!)
Lun Jul 31 2017, 22:31 por Ryousan

» El Cuento de Killa Sulmay
Miér Mayo 10 2017, 16:47 por Ryousan

» Hilos enredados (Segundaria Konoha)
Mar Mar 28 2017, 15:42 por GSMatsuri

» Anatomia de una Nacion: Xante
Sáb Feb 11 2017, 19:59 por Ryousan

» ItaKonan "Eres"
Mar Ene 10 2017, 15:52 por MDTSG

» Feliz Cumpleaños Camarda Zergio!
Lun Dic 05 2016, 19:02 por GSMatsuri

» Academy of Nations!- Join in now!
Lun Nov 14 2016, 16:26 por SRTD

» Mi Evolución
Lun Oct 24 2016, 10:50 por Ryousan

» La fiesta de halloween!!! kingdom hearts SORIKU :we:
Sáb Mayo 07 2016, 11:54 por tenten_3322550


Comparte | 
 

 Viaje para al terrorífico final (especial para Halloween)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Shana_Hyuga
Nivel 4
Nivel 4
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 133
Edad : 20
Localización : Espiando ;3
Fecha de inscripción : 15/09/2011

MensajeTema: Viaje para al terrorífico final (especial para Halloween)   Mar Oct 30 2012, 06:47


Ok~ Aqui traigo un pequeño fic para ese dia que tanto me gusta *3*

un pequeño cuento de miedo...
(aunque no da mucho creo xD)

no es facil, si no lo entendeis os explico xD
_____________________________________________________________________________
Viaje para al terrorífico final

Sentado en una mesa al lado de la pared atendía en silencio a las clases, me siento solo pero no me molesta, prefiero eso a estar con quienes no me entienden. Solo tengo un punto de vista diferente, sin embargo, a pesar de todo, no voy a cambiar mi forma de pensar porque a algunos no les guste. Sí, como pensareis, soy alguien apartado de la sociedad, no soy popular y a veces objeto de algunas risas de esos desgraciados que se creen superiores. Pero bueno, yo con mi vida y los pocos que sean como yo…

Riiinnngg

…La verdad es que soy bastante normal, no llamo la atención.

-Muy bien, podéis iros-antes de que el profesor lo dijera ya habían recogido todos.

Yo guardaba tranquilamente mis libros en la mochila quedándome el último en clase. Al salir del aula ya no encontré mucho jaleo y pensando en mis asuntos me dirigía a las escaleras para salir ya de ese centro tal lleno de inmadurez, cuando una muestra de inmadurez me atacó por la espalda, y después solo sé que la escaleras corrían por debajo de mí y luego estaba todo negro…

No sé si pasaron minutos, horas, días o cuánto tiempo pero al abrir los ojos me encontraba en un sitio oscuro tirado en un suelo de piedra muy frio, me sentía desorientado, demasiado para un simple desmayo, y tenía una sensación muy rara…

Miré a mi alrededor para intentar saber donde estaba, pero era inútil, veía todo como una niebla negra y, si acaso, algo de lo que creía unos muros de piedras.

¡! Creí ver algo que se movió por allí… Un escalofrió me recorrió la espalda.

-Cálmate, a ver piensa, ¿dónde estás? Lo último que recuerdo es que… salía de clase, ¡¿dónde estoy?!-pensaba en voz alta para tranquilizarme con mi propia voz, empezaba a asustarme porque no encontraba lógicas a nada. ¡Otra vez la sombra! Realmente me estaba asustando.
- ¿Hay alguien ahí?- pregunté a la niebla. No obtuve respuesta, solo un viento frío que me heló el rostro.

Decidido a encontrar las respuestas por mi mismo me puse en pie, algo mareado mire a mi alrededor, -creo que estoy… en algún sitio grande, mucho, antiguo y abandonado. Empecé a caminar hacia donde no veía ningún muro, creo que conseguía salir, un resplandor me alumbraba por debajo de un arco, ¡la puerta!

Al salir, más de lo mismo, una espesa niebla oscura tapaba el horizonte, un sitio abandonado, esta vez un jardín, muy grande al parecer, y descuidado, por lo que resultaba bastante siniestro. ¡Otra vez la sombra! No puedo estar alucinando. Pero no conseguía ver nada tampoco aquí ya que la única luz que podía haber por el momento era la de la luna y estaba escondida detrás de las nubes. Avancé a través de los matojos secos buscando al dueño de la sombra que rondaba cerca. ¿¿Sollozos?? Frías ráfagas, sentía que me atravesaban incluso el alma. Ese lugar me estaba haciendo sentir cosas muy extrañas y ya no salía si alucinaba, ¿me estaría volviendo loco?

Esta vez la misteriosa sombra estaba más cerca, y quieta. Dirigiéndome hacia ella con paso silencioso conseguí descubrir que pertenecía a una chica.
Una chica de mi edad se ocultaba tras un arbusto dejándome tan solo ver su piel pálida, su cabello azabache, y uno de sus ojos, con el que me observaba, de mirada clara, cristalina e introvertida. Intenté acercarme a ella para poder verla mejor y hablar, pero se ocultó más. Era como si tuviera miedo.

-Tranquila, - le sonreí- quiero hablar contigo, no seas tímida- le decía suavemente. Parecía realmente asustada y precavida. -¿Dónde estamos?

-…Yo tampoco estoy segura… mira a tu espalda.- respondió ella, su voz tranquila, algo monótona pero suave, cálida.

Hice caso a su sugerencia y me di la vuelta, pude ver entonces que unas enormes ruinas, de un castillo creo, alzaba aun alguna de sus torres, sin embargo, notaba en ellas algo que daba escalofríos.

-Creo que, como yo, tú habrás llegado aquí de forma que no te explicas ¿verdad?- dijo la chica de la que aun no sabía el nombre.

-S-sí, no sé porque estoy aquí, ni siquiera sé donde estoy.

-Creo que estamos en otro tiempo… si no me equivoco diría que sobre la Edad Media, de vez en cuando pasan caballos, pero se oyen muy lejos, y tan solo sé que también ese castillo oculta algo, siento algo raro de él.

-Yo creo lo mismo… ¿pero como ha podido ser eso? Viajar en el tiempo… ¿es imposible no?- estaba perplejo, confuso y su cuerpo temblaba, quizá de frio o quizá de lo que estaba pasando.

Di un vistazo a mi alrededor y comprendí que sí que me encontraba en el gran jardín de un antiguo castillo, ya todo abandonado, y a pesar de lo majestuoso que pereció ser un día, ahora resultaba muy tétrico además del extraño aura que se sentía. Una gota de agua me salpicó la cara, iba a llover. Volví la mirada a la misteriosa chica, salía de detrás del arbusto y pude verla, una chica como me había parecido, de mi misma edad, pálida, mi alta ni baja, y por su estilo de ropa, toda negra, parecía de estilo gótico, una expresión seria, pero tímida en una piel lisa adornada con unos labios carmín, era bastante linda.

-Bueno… me llamo Alex, ¿puedo saber tu nombre? –le pregunté con una simpática sonrisa.

-Laura, me llamo Laura.-respondió.

Con una sonrisa le agradecí que respondiera, y en ese momento me dio la sensación de que en uno de los torreones pasaban tenues resplandores pero no lo pensé mucho ya que unos cascos de caballos corrían a lo lejos y además empezaba a llover bastante. Ambos entramos en el castillo, los ojos ya se me acostumbraban a esa oscuridad.

-Oye, ¿sabes salgo de este castillo? Creo que he visto algo en un torreón pero no hay nadie ¿no?- le pregunté a la azabache.

- Llevo aquí no mucho más que tú, pero pasan cosas raras, algo sobrenatural se oculta en este castillo, sé que no es fácil de creer, pero es igual que la razón de porque estás aquí.

-Te creo…- admití con un suspiro, ya nada podía sorprenderme.- Subamos a ver ¿te parece?
Me dirigí hacia la gran escalera del centro de la sala, y Laura me seguía. Me sentía bien de tener acompañante, y no mentiré, además ella. Fuera, la tormenta asustaba con más agrsividad. Al llegar arriba no vi los resplandores, pero era aun más lúgubre. ¿¡Una voz!?

-¿Lo has oído verdad?- me preguntaba Laura.

-¿Tú también?- En ese momento sentí que algo me tocaba el hombro. No era la chica de ojos perlados porque la tenía delante.

“¿Podéis ayudarme…?”

Grité sin remedio al escucharlo, ella solo abrió los ojos, con mirada asustada, y se quedó quieta, al mirar detrás de mí comprendí su parálisis, había aparecido alguien, un chico, también de nuestra edad. Quedé inmóvil ante aquel rostro tan siniestro, blanco y apagado, con el cabello algo largo, rubio claro y enmarañado, el ser con ropas rotas y viejas, y esas manchas… su voz era como susurros como si me hablara dentro de mi mente, daba escalofríos. Y el ambiente no mejoraba con los rayos cegadores y ensordecedores que se veían por el pequeño hueco que hacía de ventana.

“Entiendo que os asustéis, mi nombre es Diego, no voy a haceros daño, no os preocupéis, solo quiero vuestra ayuda,-no respondían- a ver… soy un espíritu, habito en este castillo, pero eso puede acabar si conseguís averiguar el misterio, mi misterio y el de este castillo, yo no puedo saber nada, porque al morir perdí todos mis recuerdos de cuando estaba vivo, solo sé que ocurrió una grave desgracia por mi ropa y los rastros del castillo, os llevo observando desde que has llegado Alex. Quizá así podríais salir vosotros de aquí vosotros también.”

Su voz era tan apagada como su piel, monótona y fría. Ya saliendo del shock le dije- ¿Cómo podemos fiaros de ti?

“¿Acaso tenéis otra opción?... Os ofrezco… salir de esta situación.” Mientras decía eso se daba la vuelta y atravesó la pared del torreón.

-¿Qué hacemos…?- pregunté en voz baja a la azabache, ella me agarró el brazo y se encogió de hombros con expresión de no hay más remedio.- Esta bien, esto… Diego, te ayudaremos y saldremos todos de aquí.- Dije con voz decidida.

El fantasma volvió a aparecer con los cabellos ocultado su rostro. “Muy bien… mejor para todos…”

No acababa de fiarme de él actuaba muy siniestro y extraño, ¿por ser espectro? No creo, algo había en él que no me convencía pero por el momento callé y le pedí que nos explicara lo que sabía.

“Ya lo he dicho… solo sé que ocurrió una tragedia hace unos años y el castillo fue abandonado… por los pasillos y salas no hay imágenes agradables y también os advierto de que no soy el único… y los demás están muy corrompidos…” dijo esto y se movió por la habitación a su paso se encendían algunas antorchas dejándonos ver lo que en ella había, aunque hubiera querido no verlo nunca, yo quedé aterrado, pero Laura ya no es que tuviera la piel clara, estaba pálida, parecía que iba a desmayarse, y en sus rostro y sus ojos se manifestaba su trauma.

-¿Q-qué ha ocurrido aquí?- dije en un hilo de voz.

La habitación era una terrible escena de la peor película de terror, alumbrada por las tenues antorchas y los relámpagos, por las paredes largas salpicaduras de sangre y en el suelo esqueletos y cuerpos casi descompuestos algunos con la cabeza aparte o sin alguna otra parte, entre viejas armaduras y oxidadas armas.

Era realmente una… desgracia, una matanza. Laura cerró los ojos afectada, ¿y cómo no? La cogí de la mano y la llevé hacia las escaleras. El espectro iba delante de nosotros, caminando en el aire, y pasaba lo mismo, las antorchas se prendían por su presencia o no sé porqué y daban a ver las mismas imágenes que las de la habitación de arriba, se me estaban revolviendo las tripas, según bajábamos aquel fantasma materializado se detuvo ante uno de los cuerpos, tenía una gran espada atravesándole del torso esquelético a lo que fue su cuello.

-¿Eres tú?-pregunté indeciso. No obtuve respuesta.

Justo al llegar abajo, sentí que unas manos me ahocaban desde detrás y caí al suelo casi asfixiado, solo sentía un ente fría y no podía quitarme las manos del cuelo ¡porque no las había! No podía gritar, no podía hacer nada, ya no podía respirar. La vista se me empezaba a nublar y no vi más que los pies de Diego acercándose antes de caer…


¿Re-resplandor?… ¿Laura? -¿L…Laura?-creí despertar y ver el rostro de la preciosa azabache, sí, despertaba. ¿Qué?

-Tranquilo, te desmayaste, pero ya estás bien, Diego te ayudó. Te cuento, por lo que me ha dicho estamos en la Edad Media, y en Valencia creo.- Me decía ella.

-… Yo… te conozco…- dije confuso, pero no deliraba lo aseguro.

-¿Eh? –la chica se sorprendió- Sí claro nos hemos conocido en el jardín.

-No, de antes, de mucho antes, ¿no nos hemos visto en nuestro tiempo?- estaba seguro de que estaba relacionado con ella de alguna manara. No me respondió.

Miré a mi alrededor estábamos en el mismo lugar, sumido en esa historia de terror, una pesadilla… Me incorporé aun algo mareado. La verdad es que esa “siesta” me había hecho darme cuenta de varias cosas: esas sensaciones tan frías eran los espíritus que allí rondaban, esos espíritus eran las victimas tiradas alrededor y no descansarían hasta dar con el fondo del suceso. Caminé entre aquellos muros viendo los rastros de sangre que adornaban las paredes huellas rojas de manos y me imaginaba los rostros de terror y la agonía de esos esqueletos, caminaba bajo la mirada de mis dos compañeros y la presencia de otras esencias. No lo dejaría pasar,

- ¡Vamos a sacaros de aquí!-grité a todos ellos. A pesar de la lluvia, salí al oscuro y tétrico jardín seguido por la morena y el rubio. Decidido a todo para acabar con todo. Sentía las manos de las entes en mi cuerpo miré hacia atrás en un instinto y vi que Laura estaba en el suelo luchando por levantarse y fui corriendo con ella, le estaba ocurriendo lo mismo que a mi unos minutos antes. Diego rondaba alrededor, supongo que intentaba echar a los corruptos. Por fin se liberó y respiraba extasiada en el suelo. Oí de sus labios un susurro pero la mandé callar para que se recuperara, cuando lo hizo me contó que había algo que no sabíamos y todos ellos sí, pero ante ello Diego no dijo nada y seguía indiferente, la chica pensó que quizá fueran malignos pero que sin embargo querían que nos detuviéramos.

-Pero tenemos que escapar de aquí o si no moriremos sí o sí. –le insistí serio ocultando mi temor.

-… Bueno… entonces creo que deberíamos mirar más dentro pero un vistazo por el jardín también ayudará.

Parecía una chica inteligente, era misteriosa y muy mona… la tomé de la mano y la ayude a levantarse, ya en pie no le solté la mano y le di un beso en la mejilla, ella se quedó muy sorprendida, y yo también la verdad, no sé por qué lo hice, y le dije que lo lograríamos. Me encaminé por el oscuro jardín abandonado con Laura de la mano y Diego siguiéndonos inexpresivo a unos metros.

La niebla y la tormenta seguían molestando a la vista. Escuché algo moverse en los arbustos, ambos nos giramos para prestarle atención y además oímos un gruñido, tiré de la mano de la azabache y ya había salido de su escondite un ser, parecido a un lobo, más grande, más terrorífico, negro y con ojos que eran como unos focos, se dirigía a nosotros con intención de atacar.

-Aaaahhhhhhhhh!!- Empezamos a correr por nuestras vidas.¿¿Por qué?? ¿Cómo demonios habíamos acabado en este embrollo y perseguidos por un bestial lobo?
Aquel lobo se abalanzó sobre Laura, ¡no! Empujé a Laura para apartarla, pero en su lugar quedé yo ante esa bestia. Cerré los ojos esperando el momento de la embestida pero el fantasma que nos acompañaba lo golpeó dejándome perplejo quizá no fuera tan malo después de todo.
Pero ahora no había tiempo para pensarlo cogí a la azabache y corrimos hacia las ruinas y una vez llegamos respiramos con el corazón en la garganta. Estábamos empapados pero bien.

-¿Estás bien Laura?- le pregunté

-Supongo… ufff…de la próxima no salimos- dijo ella, y al decirlo llamo la atención del espectro que la miró bajo el pelo enmarañado.

Después del susto continuamos investigando el castillo en ruinas. En un momento Diego se fue de nuestra vista y sentí un empujón frio que me tiró al suelo entre los cadáveres. Grité forcejeando sin lograr nada y, como un eco, un grito de la azablache.
Me alarmé y seguí intentando liberarme, por alguna razón la fuerza que me inmovilizaba desapareció, y también Laura. –No… Laura… ¡Laura!- no contestó, estaba solo y sentía que el corazón me iba incluso más rápido que todas las ocasiones anteriores. Corrí buscando a la chica de tez pálida.


Y la encontré, pero no como yo quería…

-¡¡¡¡LAURAAAA!!!! No…- corrí y me arrodillé a su lado, al lado de un cuerpo sin latidos, la tomé intentado desesperadamente despertarla, llamándola y abrazándola para darle calor. No respondía, ¿por qué? No se lo merecía, y yo… la quería. Una lágrima pasó de mi mejilla a la suya, ya era inútil ya no volvería. Me levanté, con la mirada apagada vi que la habían apuñalado.

¿Quién?

Y ahora, ¿dónde estaría Diego?

Caminé por el gran salón de piedra buscando algo, lo que fuera, no sabía que otra cosa podía hacer. Solo encontré más y más sangre, rastros que un sadicismo había dejado en un cuento de miedo.

Solo quería que acabara, volver, despertar, olvidar…

Un grito sobrecogedor me saco de mis pensamientos y al darme la vuelta el ligero brillo del metal, una sonrisa sádica y unos cabellos apagados fueron mi última visión.

Abrí los ojos y vi unos focos sobre mí y lo último, oí un pitido agudo y volví a cerrarlos

Todo acabó.


Y desperté, tirado en el suelo frío de un túnel oscuro, no veía nada no oía nada, una potente luz… era lo único a lo lejos como un foco… ¡ah! Y una silueta se dirige hacia ella.
Laura… -Laura…- susurré, y a pesar del dolor que me carcomía el cuerpo corrí hacia la chica de cabellos negros, figura estilizada y esa mirada tan clara y profunda. La alcancé y en silencio nos tomamos de la mano y caminamos juntos hacia el final del oscuro cuento.

_______________________________________________________________________________

ok... >-<

espero que os haya gustado :)

comenten pliss ^^

y os deseo un Espeluznante Halloween~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://darkpapermoon.blogspot.com.es/
hyuga love dark
Nivel 2
Nivel 2
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 64
Edad : 24
Localización : ECHADA EN MI CAMUCHA INTENTANDO DORMIR
Fecha de inscripción : 27/05/2012

MensajeTema: Re: Viaje para al terrorífico final (especial para Halloween)   Mar Oct 30 2012, 06:59

GENIAL CON TODAS LAS LETRAS genial genial genial

i love halloween
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Viaje para al terrorífico final (especial para Halloween)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Música especial para jefe
» Cásting para personajes canons.
» The Beauty & The Tragedy {The Vampire Diaries RPG} {Elite}
» PNL-Plan Especial para Las Hurdes (GPCEx)
» [Evento Global - TGM] ¡Inaplazable Destino! - ¡Por el Honor y la Gloria hacia la Tormenta!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Hyuga :: Sección de Historias. :: Historias de Terror/Supenso.-
Cambiar a: