Foro Hyuga


 
PortalÍndiceGaleríaEventosCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse
Contador
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Academy of Nations(Comenzamos! Go go go!!)
Vie Dic 01 2017, 16:09 por SRTD

» El Cuento de Killa Sulmay
Miér Mayo 10 2017, 16:47 por Ryousan

» Hilos enredados (Segundaria Konoha)
Mar Mar 28 2017, 15:42 por GSMatsuri

» Anatomia de una Nacion: Xante
Sáb Feb 11 2017, 19:59 por Ryousan

» ItaKonan "Eres"
Mar Ene 10 2017, 15:52 por MDTSG

» Feliz Cumpleaños Camarda Zergio!
Lun Dic 05 2016, 19:02 por GSMatsuri

» Academy of Nations!- Join in now!
Lun Nov 14 2016, 16:26 por SRTD

» Mi Evolución
Lun Oct 24 2016, 10:50 por Ryousan

» La fiesta de halloween!!! kingdom hearts SORIKU :we:
Sáb Mayo 07 2016, 11:54 por tenten_3322550


Comparte | 
 

 Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Shana_Hyuga
Nivel 4
Nivel 4
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 133
Edad : 20
Localización : Espiando ;3
Fecha de inscripción : 15/09/2011

MensajeTema: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Vie Jul 27 2012, 05:26

bueno.... aqui traigo un fic > <  pues eso... es el primero que hago de este estilo .-.
no sé como me habrá salido... e.e

y em... > < pues eso... comenten plisssss!!!! xD
la verdad lo empece por una peticion... pero me pedia mucho menos y al final yo quise  hacer uno mas largo y en serio y me salio esto... y empece cogiendo cosas de mi alrededor y luego lo movi todo y no se parece en nada xDD y bueno... aqui os lo dejo
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


PASIÓN Y LÁGRIMAS. GREY LOVE.

CAPÍTULO 1

-¿A la hora de siempre?- decía una voz masculina a un lado de la línea.

-Como siempre, y pasamos a por recoger a los otros.- Conversaba con otra voz masculina pero algo más aguda y colgó el teléfono.

-¿ Y bien?-pregunto un chica que estaba al lado del segundo chico.                                      
Una linda chica de estatura media con largos cabellos negros, como nacidos de la noche más oscura, que se combinaban con unos ojos castaños claro. Vestía una blusa negra de tirantes, con unos pantalones por encima de las rodillas de vaquero oscuro. Se encontraba de pie esperando respuesta.

-Los planes de todos los viernes, así que prepárate para irnos, esta vez nos adelantaremos a por Yumi y luego nos reunimos con Minato, ¿vale?- contestó, su mirada decía que pensaba en algo… Era un chico de 17, de pelo igualmente moreno que le quedaba por los hombros, y sus ojos del mismo color, alto y delgado

-Yo casi estoy, en cambio tú no tienes más que medio pijama Soul jaja- Según decía esto Shana, ambos se dirigían a sus cuartos, de una casa grande, un chalet entre otros muchos de aquel pueblo. En ella vivían Soul y Shana, hermanos, con un gran perro mestizo y su madre, a la que no veían nunca, así que la casa era prácticamente suya.

Shana, la pequeña por dos años de diferencia, se sentó al borde de su cama a ponerse unas sandalias negras con unas cintas que le ataban en los tobillos, se perfumó y maquilló ligeramente y por último se recolocó los cabellos que llevaba sueltos.

Por otra parte, en el cuarto cercano, Soul se vestía una ligera camisa blanca remangada por encima de los codos y unos vaqueros largos con unas zapatillas de tela, se arreglo el pelo agachándolo todo y salió del cuarto encontrando a su hermanita en el salón.

-vaya hermanita, hoy vas mas arreglada que el resto de la semana… ¿adivino?- le dijo con una expresión insinuadora al igual que su tono.

-jajajaja- río Shana y afirmó- sí, es que hoy viene Itachi.- terminó diciendo esto con una amplia sonrisa. Itachi era el novio de Shana, llevaban juntos siete meses, era tres años mayor que ella. Era un chico algo corpulento, pero atractivo, de piel morena y procedencia latina que se le notaba ligeramente al hablar, con el pelo moreno y unos ojos castaños. Lo malo es que vivía en una ciudad lejos de allí por lo que no podían verse a menudo, pero a pesar de este obstáculo, de la distancia, su amor mutuo los unía con fuerza.

-jojojo… entonces me toca la noche de acoplado en casa de Minato…

-Porfa~- decía ella con una cómica cara suplicante.

-Jaja vale vale…- concluyo Soul divertido

Salieron de la casa dejando al gran mestizo a cargo de cuidarla. Anduvieron hasta el final de la calle donde estaba la casa de Yumi. El camino fue en silencio, Shana pensando en reunirse con su chico, iba con una satisfecha sonrisa. Soul en cambio, caminaba más serio, mirando al suelo, parecía concentrado pensando en quién sabe qué.

-¡Eh! Soul.- le llamó Shana al llegar en frente de la casa-Llegamos.

-Om!- Soul, sorprendido, como al despertar de un trance- ¿la llamas tú?

-Mejor tú… no quiero gritar.

-Erm… vale..- contesto parecía algo nervioso- ¡Yumi!!- Grito frente a la casa.
A esto una chica se asomó a la ventana del piso de arriba provocando un ligero sonrojo en Soul, por suerte ninguna lo notó.

Yumi, una chica de 16 años, de cabellos rubios oscuros y ojos verde oscuro, con una tez blanca que la embellecía.

-Aquí estoy.
-
¿Vienes? Hoy vamos al cine -le habló Shana desde el patio.

-¿Qué toca esta semana?

-Cinco para una de terror.

-Vale, ya voy. –Dijo Yumi contenta, y con una voz más tranquila les indicó:- Entrar… no creo que os perdáis, jajaja.

Los dos hermanos aceptaron la invitación, entraron encontrando primero una sala de estar con un toque muy cálido y un sofá que aparentaba muy cómodo, Shana se sentó y Soul esperó de pie.
Pasaron cinco minutos y pensó en ir a ver si terminaba, sin decir nada subió las escaleras al piso de arriba donde se encontraba el cusrto de Yumi, había varias puertas, cerradas, no sabia cual sería la de Yumi, llamo a una, nada.
Al girarse pensando en cual tocar ahora, su expresión cambió a una de gran sorpresa y enrojecida, una ola de calor se apoderó de él. Yumi salía de a puerta que había en la pared contraria, el baño, dirigiéndose a su habitación. Pero estaba a medio vestir, podía verse su torso de piel luminosa, con sus senos cubiertos por un sosten de tela fina azul oscuro. ...

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

bueno aqui lo dejo esta vez > < a ver como reaccionan los dos... jajaja  
y aun no ha llegado el lemon ;D  xDDDD
por favor comenten
y la conti no se para cuando estara xD como no toy mucho en casa no tengo demasiado tiempo de escribir pero en cuanto pueda la pondre
we... :) pues eso espero coments, sugerencias y etc xD

hasta la proxima~  :)


Última edición por Shana_Hyuga el Miér Ago 06 2014, 10:00, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://darkpapermoon.blogspot.com.es/
Shana_Hyuga
Nivel 4
Nivel 4
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 133
Edad : 20
Localización : Espiando ;3
Fecha de inscripción : 15/09/2011

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Lun Ago 06 2012, 06:40

ummmm :/ pues vaya...
comenten pliss... -.-

en fin aki dejo la conti del cap.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Ambos quedaron paralizados, en el pasillo uno en frente del otro. Soul observó lo visible del torso blanco de la chica ojiverde, lo miró y detalló mientras el rostro de Yumi iba enrojeciéndose, poco a poco abrió la boca, parecía que iba a gritar pero no lo hizo, retrocedió cerrando la puerta del baño tras de sí, dejando una intensa sensación en el cuerpo del ojinegro, tras unos segundos parado en el mismo sitio reaccionó, pensó rápido y frente la puerta tras la que se escondía Yumi.

- Tran-tranquila…-susurró, la notó apoyada al otro lado de la puerta.- No pasa nada, no te asustes, no lo contare a nadie lo que ha pasado…

-No lo cuentes por favor…-le pedía en un hilo de voz.
-Te lo prometo…- intentó calmarla el moreno y funconaba.
-¿Por qué has subido?
-Yo venía a buscart… el baño!- cambió rápidamente la frase dando, la que pensaba, esa estúpida excusa.

-Etto… Eh… date la vuelta…-decía ella indecisa.

Soul se dio la vuelta, dando la espalda al trayecto del baño a la habitación.

-Vale, hecho, puedes salir… si quieres…- se notaba su voz nerviosa por mucho que intentara parecer calmado, le temblaba el pulso, se notaba algo acalorado y sonrojado, también algo alterado aun por la sorpresa.

Al oír la respuesta la chica abrió despacio la puerta comprobando que él no miraba, y rápidamente cruzó hasta su cuarto.
El ojinegro no pudo evitar mirar hacia su espalda viéndola de nuevo de la misma manera justo antes de que entrara en su cuarto y cerrara la puerta. El verla sin blusa le provocó algo que no le valía negarse a si mismo, aquello sobre lo que había estado meditando se confirmó, la quería… aun se quedo unos segundos mirando la puerta roble cerrada y se dirigió al baño, cerró y se puso frente al lavabo mirándose al espejo, abrió el grifo dejando correr agua hasta que salía muy fría y se lavó la cara, volvió a mirarse en el espejo y pensaba, reflexionaba, había algo que le impedía siquiera intentar acercarse a ella con esas intenciones, algo de Yumi… sobre sus gustos…ella no se veía atraída por hombres sino por otras mujeres, es decir, era lesbiana… a además tenía novia. Esto le pesaba a Soul pero, ¿qué iba a hacer?, no podía evitar sus sentiemientos… Gotas de agua recorrían su rostro cayendo desde su mentón, cerró los ojos, no le quedaba más que reprimirse y esperar. To´mo la toalla, se secó y salió.

Yumi seguía en su cuarto, bajó al salón; Shana seguía allí con la misma expresión de felicidad.

-¿Ehh?¿Qué pasa?- preguntó al ver algo de sonrojo en el rodtro de su hermano.

-No, n-nada…, dice Yumi que ahora baja.- contestaba él girándose y caminando hacia el patio, donde había un arefresacante brisa.

Pasaron un par de minutos y las dos chicas salieron, ya estaba mas relajado. La ojiverde pasó a su lado adelantándole sin levantar la mirada y abrió la puerta dejando salir a los dos hermanos. Primero pasó Shana y detrás Soul pasando junto a Yumi.

-Lo siento…- le susurrró de modo que solo ella pudiera oírlo, con u una voz suave que se notaba arrepentida.

Al escuchar esto ella levantó la mirada.

-Está bien.- le respondió en otro susurro.

A Soul esto le causó impresión, notó un aire muy calido en su voz, la miró a los ojos y pudo ver que realmente le perdona el accidente, le gratificó, sonrió a esos bellos ojos verdesy caminó hasta Shana. Yumi cerró la puerta y se reunió con ellos.

Anduvieron varios metros y llegaron al hogar de Minato. Por el camino hablaron, todo normal y bien.

Minato les estaba esperando en su patio echando unas canastas. Entraron y Shana se acercó silenciosamente, con un fugaz movimiento le arrebató el balón y pasando frente a él soltó una divertida risotada malvada, lo que el chico correspondió con una sarcástica sonrisa de medio lado.

Minato, era atractivo, de buena estatura, con el pelo castaño muy oscuro al igual que sus ojos, que llevaba el pelo más corto que Soul, de piel morenay un cuerpo bien formado, que llamaba la atención de muchas chicas inútilmente.

Shana se giró y encestó.

-Toma ya!!- gritó saltando- jajaja.
Era una chica realmente divertida y alocada muchas veces.

-Jeje, bueno, ¿nos vamos?- dijo el castaño cogiendo la pelota.

-Sí… tu chico estará esperando Shana- le provocó Soul a la morena.

Y nada mas decirlo ya estaba ella en la puerta esperando a que salieran para irse con una tierna expresión.

-Jajaja- rió Minato por la dulce chica, aunque en realidad se sentía molesto por el motivo por el que Shana había hecho eso- Venga, vámonos.
...
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

continuación Capitulo 2: tentaciones, encuentro, celos, sesión de cine, besos e inicio de intimidad...


bueno aki termino el primer capitulo de esta historia

dejen sus comentarios o3o y en cuanto pueda pondré lo siguiente


bye~ :D
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://darkpapermoon.blogspot.com.es/
SRTD
Nivel 24
Nivel 24
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1118
Edad : 29
Localización : Bolivia
Fecha de inscripción : 23/10/2008

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Mar Ago 07 2012, 08:54

Disculpa por tardar en comentar shana

en fin es bueno ver que los escritores del foro se animen a hacer historias propias


En fin al aprecer tendremos uan divertida historia


en al cual los personajes sufriran vergonsoso momentos como el de yumi y soul je je je je


talbien veremos la lucha de soul por lo inalcansable je je je


y bueno una historia muy interesante


de enuvo eprdon por tardar en coemtnar shana


espero por la conti.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shana_Hyuga
Nivel 4
Nivel 4
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 133
Edad : 20
Localización : Espiando ;3
Fecha de inscripción : 15/09/2011

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Lun Ago 13 2012, 03:56

jaja Gracias por comentar SRTD el unico -.- je pareces un presentador xDD

en fin aki dejo la conti:
______________________________________________________________________________________




CAPÍTULO 2


Se fueron los cuatro hacia las salas de cine, bromeaban e intentaban meterse miedo inspirados en la peli de terror a la que iban. A quien mejor se le daba… a Shana, con su loca imaginación incontrolable.

En el momento en el que la pelinegra le saltó a Minato tenebrosamente por la espalda, se asustó, él al verla con su sonrisa traviesa por conseguir sobresaltarle, al verla… sintió profundas ganas de agarrarla y… sus manos estabas detrás de él a poco de agarrarla por los muslos y… pero se detuvo. ” ¿En qué estoy pensando?”pensaba. Nervioso se metió las manos en los bolsillos. La chica se separó y le adelantó. Minato se quedó quieto sin dar más que un paso cuando se despegó ella para no perder el equilibrio, quieto, miraba aquello que había estado a punto de tomar con sus manos.

Una voz lo interrumpió

-…enes?¿tanto te asustó¿ jaja. Le decía Soul.

El castaño les alcanzó, seguían con lo mismo, por lo que se mantuvo al margen, no quería que volviera a pasar, que Shana volviera a hacer lo mismo otra vez, no sabía si podría controlase… el impulso le podría. En el momento en que Shana saltó sobre él había sentido que un escalofrió le recorría el cuerpo y buscaba otro para salir.

Fueron así los quince minutos de camino hasta los cines. Al llegar a la zona, en la acera de en frente a las salas, había un chico de pelo corto y moreno de espaldas a ellos, Shana se abalanzó sobre su espalda abrazándole y dándole un beso en la mejilla para sorpresa de los otros tres. El chico pasó una mano por el muslo de la morena, se giró hacia ella tomándola con la otra mano de la cintura acercando sus cuerpos y robando un beso de esos labios carmín.

Entonces los demás pudieron ver el rostro del personaje y reconocer a Itachi, solo ella podría haberle reconocido con tanta rapidez.

Itachi tomó a Shana de la mano y se dirigió al grupo.

-¿Qué tal~?

-bien!- contestó Soul.

-Preparados para unos sustos- dijo Yumi animada.

Minato solo miraba serio a la pareja y apretaba las manos contra los bolsillos. Solo Yumi se dio cuenta de ello.

-Emm… venga, no vayan a empezar sin nosotros!- dijo la ojiverde cogiendo a sus dos amigos del brazo, y cruzó la calle dejando a Shana y a Itachi atrás. Todo el grupo, ya sin tantas tensiones, fueron a la taquilla para comprar las entradas. Estaban a punto de entrar en su sala cuando Itachi les recordó algo

-¡Las palomitas! No hay peli sin palomitas jajaja.

-mmm… pero van a volar ya vereís jaja-advirtió la pelidorada.

-Da igual, así será más divertido. Insistió él .

Compraron las palomitas y entraron e la sala. Les tocaron unos asientos intermedios. La película trataba de vampiros, hombres lobo, cazadores y otros seres entre humanos. Se sentaron de izquierda a derecha: Soul, Itachi, Shana, Yumi y Minato.

La sala se llenó de gritos y palomitas volando desde delante, atrás, de los lados… con cada susto. Como es de suponer Itachi se aprovechaba de esos momentos y la oscuridad de la sala de cine para proteger entre sus brazos a su novia, no sería nada nuevo pero era irresistible.

A casi las dos horas salieron, contentos y satisfechos con la película, comentando y repitiendo y riendo algunas escenas, diciendo lo mejor y lo peor que les había parecido, lo que más miedo e s había dado… como unos críticos, era como un juego que siempre hacían.

Después fueron a cenar algo, ya que no se habían quedado con demasiadas palomitas querían comer algo, eran las once menos cuarto de la noche, unas hamburguesas más tarde fieron un paseo por el parque bajo el cielo nocturno.

Dieron la una menos veinte de la madrugada por lo que decidieron regresar ya a sus casas.

Dejaron a Yumi dándole buenas noches en la puerta de su casa.

Luego llegaron a la casa de Minato donde también se quedaba Soul como ya habían acordado

-Portaos bien ¿eh? Jeje-les ordenó Soul dirigiéndose a Itachi y Shana.

-Mmmm… Sabes que no será así-Bromeó el pelinegro.

- jajaja Tranquilo hermanito. Adiós.


Con esto se despidieron y emprendieron el camino a casa de la morena. Por fin quedándose solos. Un camino silencioso con el único sonido del viento entre las hojas, sus pasos y algún susurro que se dedicaban, aquel silencio era muy cálido.

La enamorada pareja paseaba despacio, apegados, en la noche del final de verano, ambos agarrándose de la cintura.

Shana detuvo sus pasos, Itachi con ella, miró al cielo, a la luna, su brillo blanco deslumbraba en el cielo oscuro, y los alumbraba ellos, ya sin los faroles, llevó la mirada a su novio, a los ojos bajo esos destellos blancos, él le correspondió la mirada, se giró frente a ella y con la mano libre la tomó del mentón y la besó tiernamente bajo la luz tenue de la luna.

_________________________________________________________________________________

bueh aki esta :) comenten pliss

y en sigueinte cap. : preguntas q demuestran un odioso sentiemiento... la pasión de los enamorados en la noche hasta el sueño... ;P
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://darkpapermoon.blogspot.com.es/
SRTD
Nivel 24
Nivel 24
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1118
Edad : 29
Localización : Bolivia
Fecha de inscripción : 23/10/2008

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Jue Ago 16 2012, 09:13

Perdon por atrasrme de neuvo je je je je


en fin al parecer el lemon ya empezara


shana e itachi ya hacen de las suyas


me pregunto si alguien los descubrira infraganti je je je


al parecer un no tendremos la lucha por el corazon de yumi je je je


en fin espero por la conti

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shana_Hyuga
Nivel 4
Nivel 4
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 133
Edad : 20
Localización : Espiando ;3
Fecha de inscripción : 15/09/2011

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Miér Ago 29 2012, 02:03


jeje bien... no importa Sergio yo tambien voy a tardar un poquito en poner el siguiente cap.

estoy algo solicitada xD y es algo largo...
pero espero que les merezca la pena por que has adivinado lo que viene ahora jojojo

en fin... voy a seguir escribiendo... pero me queda poco tiempo hoy xD

jopee... venga ~ algun coment mas D:

en fin a lo mio esperen la conti ^ ^
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://darkpapermoon.blogspot.com.es/
hyuga love dark
Nivel 2
Nivel 2
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 64
Edad : 25
Localización : ECHADA EN MI CAMUCHA INTENTANDO DORMIR
Fecha de inscripción : 27/05/2012

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Miér Ago 29 2012, 09:41

e intentado poner mi comentario pero siempre s m aparecia q la pag no estaba disponible jaja,me gusto mucho la verdad s una mezcla d personajes fabulosas genial

pd:t.k.m
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shana_Hyuga
Nivel 4
Nivel 4
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 133
Edad : 20
Localización : Espiando ;3
Fecha de inscripción : 15/09/2011

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Vie Ago 31 2012, 11:43

jeje asias por comentar ^ ^

bueno los personajes no tienen por que coincidir con los de algun anime, alguno como el de Shana o Itachi si que lo ideé parecido pero otros no son mas que el nombre

jojo *3* yo tambien te quiero (?) xD

ewe ya, aqui traigo la 1ª parte del cap. 3 espero que les guste ;P

________________________________________________________________________________________

CAPITULO 3 (parte 1)



-Hmm… creo que hacen buena pareja ¿a ti que te parece?

-..me parece que tengo hambre…- contestó Minato con tono fastidioso trasteando por su cocina.

-Em… respecto a mi hermana y…- insistía Soul.

-¿Te apetecen más palomitas o… unas patatas?- Dijo el castaño sacando una bolsa del armario ignorando lo que decía Soul.

-¿Te pasa algo?- le pregunto extrañado.

-Nahh… olvídalo, perdona. Vamos a coger un poco de cada ok?
Minato metió una pequeña bolsa de palomitas al microondas, mientras estallaban dentro abrió una bolsa de patatas y las echó en un plato, Soul llevó el plato al salón y se quedó allí buscando alguna película, cogió tres y las dejó sobre la mesa, se sentó en el sofá a esperar al castaño. Por fin llegó con las palomitas, escogió una de las pelis, “Zombiland”.

-Jeje vamos a reírnos un rato- decía mientras ponía la peli y se acomodó en el sillón.


Por otro lado:

-Odio esto…- Decía un pelinegro tumbado de lado en la cama.

-¿El qué? Preguntaba una chica de largos cabellos negros tumbada de misma manera a su espalda mirando hacia él.

-No puedo estar contigo ni la mitad del tiempo que me gustaría, odio esta distancia. Te necesito…cada día- Decía Itachi con los ojos entrecerrados y algo de dolor en la voz, apretando la sábana en su puño.

La chica a su espalda le regaló una caricia por su hombro y su espalda y dijo con una voz calmada y baja- ¿Qué deseas, el tiempo conmigo o a mi?- acabó diciendo con una sonrisa pícara y un susurro sensual.

-Ambos…- dijo él girándose lentamente hacia Shana- …cada minuto contigo es el paraíso, cada segundo sin ti es el infierno. -Decía mientras se colocaba sobre ella.

Se miraban directamente a los ojos, en ellos estaba todo lo que querían decir y sentían, en los de Shana habría un brillo especial, el pelinegro creía ver dos estrellas en aquella habitación. La ojicastaña rodeó el cuello de Itachi con un brazo, atrayéndole hacia ella para darle un tierno beso, él agachándose más, pegando sus cuerpos, intensificaba el beso, jugando con su lengua en la boca de su novia. Durante la danza de lenguas, el moreno pasaba sus manos por los largos cabellos negros, por su cuello hasta sus caderas, metió las manos por debajo de la blusa de la chica, levantándola lentamente dejando su vientre a la vista. Itachi separó los labios de los suyos para dejar respirar y bajó a su cuello, en el que besó y tras ello se separó un poco de ella terminándole de sacar la blusa color de su pelo, bajaba recorriendo su torso, besando y lamiendo todo su recorrido haciendo estremecerse a la morena, volvió a subir buscando esos dulces labios que deseaba a cada minuto, llevó las manos a la espalda de la pelinegra, tocó el broche del sostén y lo desabrochó mientras la besaba, dejando libres esos bellos pechos que anhelaba. Ella lo acariciaba, por los cabellos, como pidiendo que no parara y el pelinegro captaba la seña, que la devorara. Volvió a bajar por el cuello de ella, besaba, mordía y lamía, la chica subía la barbilla, entregándose a él que mordía más fuerte dejándole las marcas de los dientes, dejando sus sellos de pertenencia. Siguió bajando hasta llegar a sus pechos, se separó un poco para poder tener toda la vista completa del cuerpo que había descubierto, su lindo rostro y su hermoso rostro, observaba deseoso esos senos perfectos, su cintura y sus caderas, esas curvas, todo de ella lo enamoraba, la observaba detalladamente con una mirada repleta de deseo y una ligera sonrisa, se relamió los labios sensualmente ante los ojos de Shana, la miró a los ojos, le miraba y también sonreía, y su mirada decía lo mismo. Volvió a descender, con la cara sobre el seno de Shana, empezó a lamer un pecho por alrededor del pezón mientras masajeaba el otro, lo mordisqueó, lamia y mordía ese oscuro botón de carne cada vez más fuerte. La chica estaba empezando a respirar más fuerte y daba ligeros gemidos por lo que su novio le hacía.

-Gime! Gime más… déjame escuchar esa melodía única de ti- dijo él con una voz en la que había ese tono desesperado.

Volvió a atacarla mordiendo y succionando de sus pezones mientras recorría y acariciaba todo el torso con todas sus curvas a lo que ella gemía, desabrocho su pantalón y lo bajaba lentamente devorando sus senos, la pelinegra empezó a desnudar el torso de su chico y le sacó la camisa dejándoselo al descubierto , le acariciaba, remarcaba su pecho, ahora era ella la que devoraba el cuello del pelinegro, besaba y mordía en este haciéndole emitir unos gemidos, recorrió su cuello de lado a lado y al llegar a la altura de la oreja dio un beso en el lóbulo y lo mordisqueaba, ella sabía lo que eso le… activaba, mordía la oreja de su amado acariciando su torso.

-Ammm… no…es justo… esto es tortura… esto es tortura…-decía Itachi entre gemidos con los ojos cerrados sintiendo las mordidas en su oreja y tomando a su tigresa por la cintura fuertemente.

Ya sentían placer, su placer, y deseaban más, estaban deseosos de más, por lo que no iban a parar ya. La ojicastaña dejó la oreja de él y fue hacia sus labios sintiendo la respiración del otro, Itachi le robó un beso apasionado y mordió su labio inferior mientras, con cada mano masajeaba los senos de su pelinegra y las bajó acariciando hasta la cintura, que tomó con fuerza. Descendió por su cuerpo dando besos por cada rincón, tras recorrerla se levantó un poco y se quitó con rapidez sus pantalones quedando únicamente en bóxer, volvió a su posición anterior agarrándola con fuerza de la cintura, besaba todo su vientre, donde soñaba que algún día hubiera algo en parte suyo.
Los dos tenían la respiración agitada… muy agitada, sus cuerpos calientes y ya sudaban, con los latidos acelerados que se unían a un mismo son… cruzaron una mirada…

...
_______________________________________________________________________________________

bueno jeje ;P les dejé a medias eh??

ya pondré lo que les sigue en cuanto pueda esperen la conti si? xP

(^^)/º
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://darkpapermoon.blogspot.com.es/
SRTD
Nivel 24
Nivel 24
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1118
Edad : 29
Localización : Bolivia
Fecha de inscripción : 23/10/2008

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Miér Sep 05 2012, 13:51

Vaya para ser tan joven tienes talento en el lemon ja ja ja ja

Bueno ya vimos una parte de la historia, algo me dice que alguien los interrumpira ja ja ja

en fin shana disculpa la tardanza

como siempre esperando por conti

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shana_Hyuga
Nivel 4
Nivel 4
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 133
Edad : 20
Localización : Espiando ;3
Fecha de inscripción : 15/09/2011

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Jue Sep 06 2012, 11:31

asdfasdf -//-
gracias
jo la verdad me da un poco de vergüenza... xP

xD piensa lo que quieras por que esa parte ya la tengo escrita... sólo que a mano y la tengo que pasar > <

asi que esperen con un poquito de paciencia que la pondré sin demorarme ^ ^
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://darkpapermoon.blogspot.com.es/
Shana_Hyuga
Nivel 4
Nivel 4
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 133
Edad : 20
Localización : Espiando ;3
Fecha de inscripción : 15/09/2011

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Jue Sep 13 2012, 04:14

ok aqui traigo la conti -- capitulo 3- 2ª parte--

espero que les guste xP
________________________________________________________________________________________
(2ª parte)


Ya sentían placer, su placer, y deseaban más, estaban deseosos de más, por lo que no iban a parar ya. La ojicastaña dejó la oreja de él y fue hacia sus labios sintiendo la respiración del otro, Itachi le robó un beso apasionado y mordió su labio inferior mientras, con cada mano masajeaba los senos de su pelinegra y las bajó acariciando hasta la cintura, que tomó con fuerza. Descendió por su cuerpo dando besos por cada rincón, tras recorrerla se levantó un poco y se quitó con rapidez sus pantalones quedando únicamente en bóxer, volvió a su posición anterior agarrándola con fuerza de la cintura, besaba todo su vientre, donde soñaba que algún día hubiera algo en parte suyo. Los dos tenían la respiración agitada… muy agitada, sus cuerpos calientes y ya sudaban, con los latidos acelerados que se unían a un mismo son… cruzaron una mirada…

El pelinegro seguía bajando y llegó a la única prenda que quedaba ocultando su cuerpo, agarró con los dientes el borde de esta viendo como dejaba al descubierto la intimidad de Shana, las bajó un poco más y terminó de quitárselas. Acercó su rostro entre las piernas de la chica y dio una lamida, levanto la mirada para mirar la cara de la pelinegra, respiraba un poco más de prisa, con los brazos a los dados y los ojos suavemente cerrados.

-Por favor… no te detengas, ah Itachi…- susurró bajando la voz a cada silaba mientras dirigía una de sus manos al los cabellos azabache de su poseedor.

Él volvió a lamer, y otra vez…
-Voy a comerte muy poquito a poco…- dijo con una voz muy sensual.

Volvió a repetir cada vez con más fuerza, jugando con su sexo mientras acariciaba su cintura y sus caderas haciéndola gemir y estimulando su clítoris en ese rito tan especial, estimulando nuevas sensaciones en ella, y en él también.

Shana notaba como su novio le daba profundas lamidas en su parte más restringida, como acariciaba con sus manos ahora sus piernas hasta parar una en su cadera y a otra en la parte más alta de la pierna, sentía que ahora besaba en su vientre, tiernos besos pero grandes, que la hacían suspirar y estremecer, en seguida notó que le robaban los labios una vez más, ella tomaba al chico de los cabellos mientras la besaba apasionadamente. En ese momento dio un gran gemido que quedó ahogado en la boca de Itachi, al notar que unos dedos jugaban dentro de ella. Itachi ahogaba sus gemidos con esa danza entre sus bocas, la mordió el labio inferior y bajo a su entrepierna, y mordió allí, mordía, lamía, estimulaba profundamente a su chica haciendo que su cuerpo se estremeciera, haciendo que se volviera loca bajo él, no aguantaría mucho más… la excitación les hacía palpitar con tres dedos jugaba en su interior más jugoso y subió el rostro dando una lamida por su entrepecho hasta su cuello bebiendo el sudor que emanaba de sus poros, la había probado toda, pensaba en todas las veces que se quedaba solo y deseaba aquello.

-Estás deliciosa…- le susurró al oído con una voz muy provocativa sacando de ella los dedos. La chica acarició el sexo del pelinegro aun con el bóxer, lo notó muy abultado, era normal por el ambiente que allí había, habían alcanzado una gran calentura, los retiró de su cuerpo haciendo que suspirara de placer al sentirse liberado al fin

-Hmm… hm Shana…- suspiró mordiéndose el labio inferior.
Shana acariciaba con las yemas de sus dedos el pecho del chico, hasta su cuello y le inundó de nuevo en sus labios.

Ambos se miraban de arriba abajo, observaban sus cuerpos, aun querían estudiarlos más a fondo.

-¿ L-lista…?- le dijo nervioso y alterado. Nunca habían llegado a ese punto, ese nivel nunca se lo había permitido y no estaba seguro de que quisiera, temía… Esperaba que dijera algo.

A pelinegra le dio una caricia por la espalda y le mordió en la oreja.

-Hazme tuya…. Le dijo en un excitante susurro y los ojos entrecerrados.

Esos suaves sonidos son los que tanto deseaba escuchar el moreno en ese momento. Shana ya sentía como el miembro erecto del chico rozaba su intimidad y empezaba suave a invadirla.

Ambos muy excitados, no se detendrían hasta agotar todo lo que tenían.

El azabache agarró con fuerza las caderas de su novia, la miró a los ojos y le robó y lento y rico beso, mientras, muy lento empujaba su sexo en el de la chica, haciéndola emitir maravillosos gemidos en el oído de Itachi, cosa que le excitaba aun más, bajó besando por el cuello de su pelinegra, en esto le embistió con más fuerza y la penetró por completo. Acababa de robarle a su morena, su virginidad.

-Aaahhhhhhhh!... gritó en ese momento la ojicastaña echando la cabeza hacia atrás.

-Tranquila mi amor…- la susurró él- pasará… ahora se convertirá en placer…- la seguía susurrando antes de lamer su cuello.- Ahora estamos unidos por algo más… disfruta… - volvió a lamer su cuello. Tras decir esto ella le acariciaba los cabellos y se agarraba a su espalda haciendo que él sintiera sus uñas, comenzó a embestirla una vez más y otra vez. Ella gemía fuerte, él suspiraba y gemía también. Eran dos enamorados apasionados.
Ambos respiraban agitados, sudaban, sentían el placer de aquello y las ansias de más.

Itachi besaba y mordía los labios y el cuello de la chica.

-M-más… rápido, más profundo… - pedía Shana al oído del ojinegro.

El ambiente era muy intenso. Itachi atendió a la petición de su pelinegra, los senos de la choca botaban con cada embestida, el sudor corría por sus cuerpos al igual que la electricidad que estaban creando. Esas gotitas de sudor a la luz de la luna que entraba por la ventana eran pequeños diamantes a los ojos del moreno, y las lamias bajo los excitantes gemidos de ella.

-Deliciosa…- le dijo mientras miraba su rostro y sonreía de medio lado. La tomó por las piernas haciendo que le quedaran a ambos lados, ella lo tomaba por los hombros ahora, la levantó y la puso contra la pared sujetándola por los muslos haciendo que le montara.

Ambos sumergidos en la locura, era un éxtasis en aquella habitación. Los gemidos de Shana bañados en el placer y lujuria, como respuesta a las rápidas y fuertes embestidas de Itachi.

-Ahh… ya no aguanto más… –El azabache sentía que se venía. –me voy a correr…- decía jadeante, bajó a su ojicastaña, aprisionándola entre él y la pared se escondió en el cuello de la chica apegando más sus cuerpos, y al salir de ella derramó su semen caliente por la pierna de Shana y suspiró fuerte, sentía el cielo. Dio una fuerte lamida por el cuello de la pelinegra y un fuerte mordisco dejando las huellas de pertenencia en su jugosa carne.
La mordida hizo que ella gritara y echó la cabeza atrás apretando las manos que tenía sobre los hombros del chico, quien la tomó de las muñecas y pudo contra la pared a ambos lados de la pelinegra con los cuerpos tontamente pegados la tenía inmovilizada ante él, aun deseaba más eran insaciables, la miró, tenía los ojos entrecerrados y jadeaba, lamió sus labios, besándola, bajó a su cuello, esta vez con tiernos besos volviendo a tomar esos diamantes que recorrían su piel, saboreándola lentamente, al llegar a sus senos, empezó con suavidad pero a poco tiempo con mucha más intensidad, besaba, lamia y succionaba de esos botones rosados. Shana gemia y suspiraba, repleta de la sensación de placer.

-Mmmm… ahhh… Itachi…- susurraba.

El pelinegro mordió en sus pezones a la vez que dejaba libres las manos de la chica para tomarla de la cintura. En ese momento, la ojicastaña lo tumbó al suelo con las manos en sus hombros cayendo sobre él, sentada sobre sus caderas. Ante la impresión que esto causó al pelinegro, deslizó una mano por el pecho de él. Ella en esa misma posición apoyándose en su chico, comenzó a autoembestirse, eso hizo que el pelinegro se impregnara de gozo, cada vez Shana iba más rápido. Él echó la cabeza hacia atrás y se mordía el labio inferior por la maravillosa sensación inesperada que regalaba Shana, la miró y la vio así… ahí. Sintió que se iba a correr de nuevo, tomó a la morena de la cintura y la tumbó quedando ahora él sobre ella y saliendo de ella. Soltó un gemido de placer cuando dejó salir eso de él derramándolo por el vientre de la chica.

-Hmmm… -se acercó al oído de su pelinegra y entre mordidas en su oreja le susurró- Te amo… Gracias. – la cogió en brazos y la tumbó en la cama delicadamente, y le volvió a decir bajito- … muchas gracias…

Ambos habían sentido el cielo gracias al otro, sus cuerpos más calmados, sudados y la respiración agitada por el “ejercicio”. Se miraron en una intensa y dulce mirada seguida de un beso, degustándose con suavidad. Itachi bajo por su quijada y su cuello disfrutando su rico aroma mientras ella le acaricia los cabellos.
Volvió a besarla y le susurró- Eres mía entiendes?, solo mía, nadie más puede tocarte, yo también estoy solo para ti.

Ella le acarició des de la cabeza hasta la mejilla. El pelinegro se recostó a su lado y la abrazó posesivo, la morena dejó su cabeza sobre el pecho de su chico.

-Solo mio… -dijo ella dulcemente antes de dar un beso sobre el pecho de su novio.
Cada vez que hacia eso él sentía que le besaba aun más directamente en el corazón, para él, ella, sus besos, todo de ella… era su paz. La estrecho protectoramente.

-Te amo, eres lo más importante en mi vida… mi vida, mi cielo, mi corazón… tú lo eres todo, no te vayas nunca por favor.

Ella le dio otro beso de misma manera.
-Jamás, siempre me tendrás a tu lado, eres la llama de mi corazón… yo también te amo… muchísimo- le contestó en otro susurro y cerró los ojos, cuando le decía cosas tan lindas sentía una cálida sensación, inexplicable…
Y lo mismo sentía el pelinegro.

-Buenas noches amor…-la susurró tierno.

-Dulces sueños…- le deseó ella.

-Esos ya los tengo entre mis brazos- la dijo dándole una caricia por su espalda desnuda.

Ella como respuesta a eso le plantó otro beso en el pecho transmitiéndole la inexplicable sensación.
Se durmieron abrazados. El cansancio les había consumido de la intensa e íntima noche y ya era muy tarde. Durmieron plácidamente bañados en el amor que se tenían bajo los únicos destellos de la luna que les acompañaba desde que se habían quedado solos. Y como abrigo a la brisa de la noche tenían el calor y el cuerpo del otro.

_______________________________________________________________________________________

Bueno aqui terminó este capitulo

(^^)/º
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://darkpapermoon.blogspot.com.es/
Shana_Hyuga
Nivel 4
Nivel 4
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 133
Edad : 20
Localización : Espiando ;3
Fecha de inscripción : 15/09/2011

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Sáb Oct 27 2012, 12:00


ok, nadie comentó =w=

bueno, aqui dejo la conti o3o

_________________________________________________________________________________________

CAPÍTULO 4

Rayos de sol entraban a través de las cortinas acariciando cálidamente los cuerpos de la pareja de cabellos negros. Itachi habría lentamente los ojos, se colocó el pelo hacia atrás y bostezó. Se encontraba en la cama de Shana y al recordar la noche esbozó una sonrisa en su rostro, tumbado bocarriba sentía un peso en el pecho, era su pelinegra, quien aun dormía, podía sentir su respiración tranquila y suave, sus cabellos cubrían el hombro del chico y se extendían por la cama, acarició esos rizos largos y suaves. Miro a la ventana, había ya mucha luz y el sol estaba en lo alto, era tarde, pero no tenia menor importancia, ese día nada les ponía reloj. Volvió la vista a su amada novia y la seguía acariciando, incorporó un poco la cabeza para poder verla con mejor perspectiva, la contempló, su angelical rostro dormido, apoyado sobre él, todo su hermoso cuerpo, relajado, ligero, ahora bajo la luz solar.

Sentía una inmensa paz, pasó una mano acariciando la espalda desnuda de la chica hasta su perfecta cintura.

-Buenos días- un susurro salió de los labios carmín.

Él, tras una pequeña sorpresa, la respondió en tono dulce,-Buenos días.- y le besó en la cabeza.

Shana notó el deslumbra del sol y se frotó los ojos, incorporándose un poco vio que estaba sobre el pecho del ojinegro, alzó la mirada para toparse con la del joven, que la miraba con una ligera sonrisa, sonrió también, feliz, y acercó sus labios para darle un beso de buenos días.

-¿Qué tal dormiste cielo?- la preguntaba acariciando su mejilla.

-Muy bien, y creía haber soñado… pero veo que no fue un sueño- decía ella con voz suave y la sonrisa de su novia crecía.- ¿y tú?

-De ensueño… -contestaba antes de tomarla del mentón para besarla de nuevo. –Yo sin embargo creo que aun estoy soñando.- y la volvía a besar.

Otro beso, otra caricia, un te amo. El beso se acrecentaba se volvía más jugoso y deseoso, sin separarse, la tomó de la cintura para que se montara sobre él. Solo separaban sus labios para tomar aire y volvían a juntarse. Sus sexos se acariciaban e Itachi ahogaba los gemidos de su novia. Shana acariciaba los cabellos, el pecho y la espalda de él, y él pasaba por su cintura, su espalda, su vientre, sus senos. Se besaban y acariciaban con pasión, el ambiente se calentaba, volvieron los suspiros y los gemidos, algunos más fuertes.

Entre apasionados y lujuriosos besos Itachi decía: -Hmmm… Shana… eres… mi adicción… -bajó por su cuello y sus senos devorándola toda, la excitación y el deseo volvía a consumirles. Gemían, se revolcaban y exploraban sus cuerpos. Tras ese éxtasis llegaron al clímax. Jadeantes después de esto, se abrazaban y Shana susurraba algo al oído del pelinegro.

Itachi cubrió a Shana con una ligera bata e hizo lo mismo, la cargó hasta el baño, llenó la bañera de agua medio templada y metió a la chica dentro tras quitarle la prenda, luego él. A pesar de la temperatura del agua sentían calor, un agradable calor. El ojinegro no puedo evitarlo, puso a la morena contra la pared de la tina contemplando su cuerpo desnudo, su piel mojada, su tierna mirada y sus mejillas sonrojadas, se acercó a ella, con una mano apoyada en la pared la otra la acariciaba por la pierna, juntó sus labios besándola larga y delicadamente.

-Saben a dulce miel… ¿eres deliciosa sabías?, perfecta… delicada… dulce… hermosa, sexy y atractiva… una rosa sin espinas… única, diferente… especial. Tu cuerpo, tu sonrisa, tu mirada… incomparable… más hermosa que la luna y más cálida que el sol… me has regalado tu corazón, me has hecho mejor persona… eres increíble, nunca he confiado plenamente en nadie… pero llegaste tú y… lo cambiaste todo… a mi vida llegó mi vida… alguien que no fuera un ángel no podría haber conseguido algo así… mi ángel. Te necesito, te deseo, te quiero, solo para mí, perdóname por ser tan egoísta jeje pero te quiero solo mía por el día y por la noche, te necesito… te amo… -decía Itachi todas estas dulces palabras entre besos que le daba en los labios, la mejilla, la quijada y en la oreja o cerca; y la miraba directamente a los ojos muy de cerca, pudiendo ver la ojicastaña que esas palabras salían de un corazón, escuchó hechizada con una suave sonrisa llena de felicidad y una dulce mirada. Shana sentía en ella una viva llama que desprendía intensamente esa cálida sensación, como un agradable escalofrío u descara que la recorría, como ya dije, inexplicable. Disfrutaba las caricias de Itachi.
La jaló y la apegó de espaldas a su cuerpo y mordisqueaba el lóbulo de su oreja mientras acariciaba todo su cuerpo y se quedo masajeando en la intimidad de la chica pues sabía que estaba dolorida todavía.

-Hmmm… me has robado algo mi amor- dijo la pelinegra.

-Jajaja, yo a ti y tú a mí…- contestaba masajeando con algo más de fuerza.

-Ahhh… estamos igualados, así que no hace falta ningún castigo para hacer justicia je.

-Y te gustó, no me equivoco ¿verdad niña mía?

-Hmm… lo admito- le respondió con una sensual voz.- Pero tú también…

-Lo deseaba… dijo también con voz sensual. Y empezó a juguetear con el sexo de la chica.- Y créeme que ese deseo no cesa jejeje. La dejó y la puso frente a él, le acaricio el rostro, la beso y se abrazaron. Estuvieron un rato allí juntos, hablando un poco.

Shana salió y se puso la bata de baño, Itachi después de ella y cogió una toalla grande, se secó y se fue a vestir; se acababa de poner los vaqueros cuando sonó el teléfono, la ojicastaña atendió la llamada.

El chico la observaba y vio que la expresión de su novia no era buena.

-Cariño, ¿qué pasa?- se preocupó.

Ella no decía palabra, no le contestó ni con un gesto. Se incorporó para ir a su lado y en ese momento Shana se derrumbó de rodillas en el suelo dejando caer el aparato y echándose a llorar. Itachi corrió a su lado y cogió el teléfono, la abrazó apegándola a él y habló alterado al individuo que hubiera al otro lado de la línea.

Gritó alarmado y preocupado por la pelinegra. -¡¡¿Qué has hecho?!! ¡¡¿Quién eres?!!

________________________________________________________________________________________

Y hasta qui este capitulo esperen la conti si tienen curiosidad por saber quien llama y que ha pasado, todo lo podran saber en la proxima entrega! xP xD

comentarios porfaa~

(^^)/º
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://darkpapermoon.blogspot.com.es/
SRTD
Nivel 24
Nivel 24
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1118
Edad : 29
Localización : Bolivia
Fecha de inscripción : 23/10/2008

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Jue Nov 08 2012, 09:18

Gomen Gomen Gomen

Disuclpa por no ahber coemntado antes

lo lei, quise coemtnar pero me descuide


gomen por no coemtnar antes


poero bue al menos Shana e itachi tuvieron una muy placentera noche

peusto que etsa llamada elefonica no parece ser señal de algo bueno

pronto sabremos de que se trataba la llamada

y en que problemas se meteran los rptoagonsitas je je je


en fion espero por al conti.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Shana_Hyuga
Nivel 4
Nivel 4
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 133
Edad : 20
Localización : Espiando ;3
Fecha de inscripción : 15/09/2011

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Sáb Mar 16 2013, 12:47

Buenas, me disculpo ya que hace mucho que no actualizo el fic pero la cosa es que no tengo mucho tiempo, y quería dejar claro que no lo he abandonado e.e lo tengo en papel pero tengo que pasarlo al ordena y no puedoooooo ewe tengo muy poco, quería disculparme si esque alguien está siquiera con este fic ewe
Sin más, en cuanto lo tenga seguiré poniéndolo, por favor leanlo :) las cosas se empezarán a enredar...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://darkpapermoon.blogspot.com.es/
Shana_Hyuga
Nivel 4
Nivel 4
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 133
Edad : 20
Localización : Espiando ;3
Fecha de inscripción : 15/09/2011

MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   Mar Ago 05 2014, 15:52

Bueno, hace mucho que no publico el fic, asi que aqui reaparezco y traigo el siguiente capítulo el 5. Pero volvere a poner todo el fin escrito anteriormente seguido, ATENCIÓN. para que no os lieis, lo pongo con corresciones y quitando cosas que resultaban excesibas en descripciones y tal.
Disfrutenlo. n.n

___________________________________________________________________________________

CAPÍTULO 1

-¿A la hora de siempre?- decía una voz masculina a un lado de la línea.
-Como siempre, y pasamos a recoger a los otros.- Conversaba con otra voz masculina pero algo más aguda y colgó el teléfono.
-¿Y bien?-pregunto un chica que estaba al lado del segundo chico.                                      
Una linda chica de estatura media con largos cabellos negros, como nacidos de la noche más oscura, que se combinaban con unos ojos castaños claro; vestía una blusa negra con unos vaqueros cortos de color oscuro, esperaba respuesta.
-Los planes de todos los viernes, así que prepárate para irnos, esta vez nos adelantaremos a por Yumi y luego nos reunimos con Minato, ¿vale?- contestó, su mirada decía que pensaba en algo… Era un chico de 17, de pelo igualmente moreno que le quedaba por los hombros, y sus ojos del mismo color, alto y delgado
-Yo casi estoy, en cambio tú no tienes más que medio pijama Soul jaja- Según decía esto Shana, ambos se dirigían a sus cuartos, de una casa grande, un chalet entre otros muchos de aquel pueblo. En ella vivían Soul y Shana, hermanos, con un gran perro mestizo y su madre, a la que no veían nunca, así que la casa era prácticamente suya.
Shana, la pequeña por dos años de diferencia, se sentó al borde de su cama a ponerse unas sandalias negras y terminó de arreglarse con algo de maquillaje.
Por otra parte, en el cuarto cercano, Soul se vestía una ligera camisa blanca y unos vaqueros, se agachó el pelo y salió del cuarto encontrando a su hermanita en el salón.
-Vaya hermanita, hoy vas más arreglada que el resto de la semana… ¿adivino?- le dijo con una expresión insinuadora al igual que su tono.
-Jajajaja- río Shana y afirmó- sí, es que hoy viene Itachi.- Terminó diciendo esto con una amplia sonrisa. Itachi era el novio de Shana, algo mayor que ella. Lo malo es que vivía en una ciudad lejos de allí por lo que no podían verse a menudo, pero a pesar de este obstáculo, de la distancia, su amor mutuo los unía con fuerza.
-Jojojo… entonces me toca la noche de acoplado en casa de Minato…
-Porfa~- decía ella con una cómica cara suplicante.
-Jaja vale vale…
Salieron de la casa dejando al gran mestizo a cargo de cuidarla. Anduvieron hasta el final de la calle donde estaba la casa de Yumi. Shana pensando en reunirse con su chico con una satisfecha sonrisa. Soul en cambio, caminaba más serio, mirando al suelo, parecía concentrado pensando en quién sabe qué.
-¡Eh! Soul.- le llamó Shana al llegar en frente de la casa-Llegamos.
-Om!- Soul, sorprendido, como al despertar de un trance- ¿la llamas tú?
-Mejor tú… no quiero gritar.
-Erm… vale..- contesto parecía algo nervioso- ¡Yumi!!- Gritó frente a la casa.
A esto una chica se asomó a la ventana del piso de arriba provocando un ligero sonrojo en Soul, por suerte ninguna lo notó.
Yumi, una chica de 16 años, de cabello rubio oscuro y ojos verde oscuro, con una tez blanca que la embellecía.
-Aquí estoy.
-¿Vienes? Hoy vamos al cine -le habló Shana desde el patio.
-¿Qué toca esta semana?
-Cinco para una de terror.
-Vale, ya voy. –Dijo Yumi contenta, y con una voz más tranquila les indicó:- Entrar… no creo que os perdáis, jajaja.
Los dos hermanos aceptaron la invitación, entraron encontrando primero una sala de estar con un toque muy cálido y un sofá que aparentaba muy cómodo, Shana se sentó y Soul esperó de pie, pasaron cinco minutos y pensó en ir a ver si terminaba, sin decir nada subió las escaleras al piso de arriba donde se encontraba el cuarto de Yumi, había varias puertas, cerradas, no sabía cuál sería la de Yumi, llamo a una, nada. Al girarse pensando en cual tocar ahora, su expresión cambió a una de gran sorpresa y enrojecida, una ola de calor se apoderó de él. Yumi salía del baño dirigiéndose a su habitación, pero a medio vestir, podía verse su torso de piel luminosa, con sus senos cubiertos por un sostén de tela fina azul oscuro.                                                      
Ambos quedaron paralizados, en el pasillo uno en frente del otro. Soul observó lo visible del torso blanco de la chica ojiverde, lo miró y detalló mientras el rostro de Yumi iba enrojeciéndose, poco a poco abrió la boca, parecía que iba a gritar pero no lo hizo, retrocedió cerrando la puerta del baño tras de sí, dejando una intensa sensación en el cuerpo del ojinegro, tras unos segundos parado en el mismo sitio reaccionó, pensó rápido y frente la puerta tras la que se escondía Yumi susurró:- Tran-tranquila…- la notó apoyada al otro lado de la puerta.- No pasa nada, no lo contaré a nadie lo que ha pasado…
-Ni se te ocurra por favor…-le pedía en un hilo de voz.
-Te lo prometo…- intentó calmarla el moreno y funcionaba.
-¿Por qué has subido?
-Yo venía a buscart… el baño!- cambió rápidamente la frase dando, la que pensaba, esa estúpida excusa.
-Etto… Eh… date la vuelta…-decía ella indecisa.
Soul se dio la vuelta, dando la espalda al trayecto del baño a la habitación.
-Vale, hecho, puedes salir… si quieres…- se notaba su voz nerviosa por mucho que intentara parecer calmado, le temblaba el pulso, se notaba algo acalorado y sonrojado, también algo alterado aun por la sorpresa.
Al oír la respuesta la chica abrió despacio la puerta comprobando que él no miraba, y rápidamente cruzó hasta su cuarto. El ojinegro no pudo evitar mirar hacia su espalda viéndola de nuevo de la misma manera justo antes de que entrara en su cuarto y cerrara la puerta. El verla sin blusa le provocó algo que no le valía negarse a sí mismo, la quería… aun se quedó unos segundos mirando la puerta cerrada y se dirigió al baño, cerró y se puso frente al lavabo mirándose al espejo, abrió el grifo dejando correr agua hasta que salía muy fría y se lavó la cara, volvió a mirarse en el espejo y pensaba, reflexionaba, había algo que le impedía siquiera intentar acercarse a ella con esas intenciones, algo de Yumi… sobre sus gustos…ella no se veía atraída por hombres sino por otras mujeres, y además tenía novia. Esto le pesaba a Soul pero, ¿qué iba a hacer?, no podía evitar sus sentimientos… Gotas de agua recorrían su rostro cayendo desde su mentón, cerró los ojos, no le quedaba más que reprimirse y esperar. Tomó la toalla, se secó y salió. Yumi seguía en su cuarto, bajó al salón; Shana seguía allí con la misma expresión de felicidad.
-¿Ehh? ¿Qué pasa?- preguntó al ver algo de sonrojo en el rostro de su hermano.
-No, n-nada…, dice Yumi que ahora baja.- contestaba él girándose y caminando hacia el patio, donde había una refrescante brisa. Pasaron un par de minutos y las dos chicas salieron, ya estaba más relajado. La ojiverde pasó a su lado adelantándole sin levantar la mirada y abrió la puerta dejando salir a los dos hermanos. Primero pasó Shana y detrás Soul pasando junto a Yumi.
-Lo siento…- le susurró de modo que solo ella pudiera oírlo, con una voz suave que se notaba arrepentida.
Al escuchar esto ella levantó la mirada.
-Está bien- le respondió en otro susurro.
A Soul esto le causó impresión, notó un aire muy cálido en su voz, la miró a los ojos y pudo ver que realmente le perdona el accidente, le gratificó, sonrió a esos bellos ojos verdes y caminó hasta Shana. Yumi cerró la puerta y se reunió con ellos.
Luego Minato les estaba esperando en su patio echando unas canastas. Entraron y Shana se acercó silenciosamente, con un fugaz movimiento le arrebató el balón y pasando frente a él soltó una divertida risotada malvada, lo que el chico correspondió con una sarcástica sonrisa de medio lado.
Minato, era atractivo, de buena estatura, con el pelo castaño muy oscuro al igual que sus ojos, que llevaba el pelo más corto que Soul, de piel morena y un cuerpo bien formado, que llamaba la atención de muchas chicas inútilmente.
Shana se giró y encestó.
-¡Toma ya!- gritó saltando- jajaja.
Era una chica realmente divertida y alocada muchas veces.
-Jeje, bueno, ¿nos vamos?- dijo el castaño cogiendo la pelota.
-Sí… tu chico estará esperando, Shana- le provocó Soul a la morena.
Y nada mas decirlo ya estaba ella en la puerta esperando a que salieran para irse con una tierna expresión.
-Jajaja- rió Minato por la dulce chica, aunque en realidad se sentía molesto por el motivo por el que Shana había hecho eso- Venga, vámonos.


CAPÍTULO 2

Se fueron los cuatro hacia las salas de cine, bromeaban e intentaban meterse miedo inspirados en la peli de terror a la que iban. A quien mejor se le daba… a Shana, con su loca imaginación incontrolable.
En el momento en el que la pelinegra le saltó a Minato tenebrosamente por la espalda, se asustó, él al verla con su sonrisa traviesa por conseguir sobresaltarle, al verla… sintió profundas ganas de agarrarla  y… sus manos estaban detrás de él a poco de agarrarla y… pero se detuvo. ” ¿En qué estoy pensando?”pensaba. Nervioso se metió las manos en los bolsillos. La chica se separó y le adelantó. Minato se quedó quieto sin dar más que un paso cuando se despegó ella, quieto, miraba aquello que había estado a punto de tomar con sus manos.
Una voz lo interrumpió
-…enes? ¿tanto te asustó? jaja.-Le decía Soul.
El castaño les alcanzó, seguían con lo mismo, por lo que se mantuvo al margen, no quería que volviera a pasar, que Shana volviera a hacer lo mismo otra vez, no sabía si el impulso le podría. En el momento en que Shana saltó sobre él había sentido que un escalofrió le recorría el cuerpo y buscaba otro para salir.
Fueron así los quince minutos de camino hasta los cines. Al llegar a la zona, en la acera de en frente a las salas, había un chico de pelo corto y moreno de espaldas a ellos, Shana se abalanzó sobre su espalda abrazándole y dándole un beso en la mejilla para sorpresa de los otros tres. El chico pasó una mano por el muslo de la morena, se giró hacia ella tomándola con la otra mano de la cintura acercando sus cuerpos y robando un beso de esos labios carmín.
Entonces los demás pudieron ver el rostro del personaje  y reconocer a Itachi, solo ella podría haberle reconocido con tanta rapidez.
Itachi tomó a Shana de la mano y se dirigió al grupo.
-¿Qué tal~?
-Bien!- contestó Soul.
-Preparados para unos sustos- dijo Yumi animada.
Minato solo miraba serio a la pareja y apretaba las manos contra los bolsillos. Solo Yumi se dio cuenta de ello.
-Emm… venga, ¡no vayan a empezar sin nosotros!- dijo la ojiverde cogiendo a sus dos amigos del brazo, y cruzó la calle dejando a Shana y a Itachi atrás. Todo el grupo, ya sin tantas tensiones, fueron a la taquilla para comprar las entradas. Estaban a punto de entrar en su sala cuando Itachi les recordó algo
-¡Las palomitas! No hay peli sin palomitas jajaja.
-Mmm… pero van a volar ya veréis jaja-advirtió la pelidorada.
-Da igual, así será más divertido. Insistió él.
Les tocaron unos asientos intermedios. La película trataba de vampiros, hombres lobo, cazadores y otros seres entre humanos. La sala se llenó de gritos y palomitas volando desde delante, atrás, de los lados… con cada sobresalto. Como es de suponer Itachi se aprovechaba de esos momentos y la oscuridad de la sala de cine para proteger entre sus brazos a su novia, no sería nada nuevo pero era irresistible.
A casi las dos horas salieron, contentos y satisfechos con la película, comentando y repitiendo y riendo algunas escenas, diciendo lo mejor y lo peor que les había parecido, lo que más miedo les había dado… como unos críticos, era como un juego que siempre hacían.
Después fueron a cenar algo, ya que no se habían quedado con demasiadas palomitas querían comer algo, eran las once menos cuarto de la noche, unas hamburguesas y más tarde fueron un paseo por el parque bajo el cielo nocturno.
Dieron la una menos veinte de la madrugada por lo que decidieron regresar ya a sus casas.
Dejaron a Yumi dándole buenas noches en la puerta de su casa.
Luego llegaron a la casa de Minato donde también se quedaba Soul como ya habían acordado.
-Portaos bien ¿eh? Jeje-les ordenó Soul dirigiéndose a Itachi y Shana.
-Mmmm… Sabes que no será así-Bromeó el pelinegro.
- Jajaja Tranquilo hermanito. Adiós.
Con esto se despidieron y emprendieron el camino a casa de la morena. Por fin quedándose solos. Un camino silencioso con el único sonido del viento entre las hojas, sus pasos y algún susurro que se dedicaban, aquel silencio era muy cálido. La enamorada pareja paseaba despacio, apegados, en la noche del final de verano, ambos agarrándose de la cintura. Shana detuvo sus pasos, Itachi con ella, miró al cielo, a la luna, su brillo blanco deslumbraba en el cielo oscuro, y los alumbraba  ellos, ya sin los faroles, llevó la mirada  a su novio, a los ojos bajo esos destellos blancos, él le correspondió la mirada, se giró frente a ella tomó del mentón y la besó tiernamente bajo la luz tenue de la luna.


CAPÍTULO 3

-Hmm… creo que hacen buena pareja ¿a ti que te parece?
-..me parece que tengo hambre…- contestó Minato con tono fastidioso trasteando por su cocina.
-Em… respecto a mi hermana y…- insistía Soul.
-¿Te apetecen más palomitas o… unas patatas?- Dijo el castaño sacando una bolsa del armario ignorando lo que decía Soul.
-¿Te pasa algo?- le pregunto extrañado.
-Nahh… olvídalo, perdona. Vamos a coger un poco de cada ¿ok?
Minato metió una pequeña bolsa de palomitas al microondas, mientras estallaban dentro abrió una bolsa de patatas y las echó en un plato, Soul llevó el plato al salón y se quedó allí buscando alguna película, cogió tres  y las dejó sobre la mesa, se sentó en el sofá a esperar al castaño. Por fin llegó con las palomitas.
-Jeje vamos a reírnos un rato- decía mientras ponía la peli y se acomodó en el sillón.

Por otro lado:
-Odio esto…- Decía un pelinegro tumbado en la cama.
-¿El qué? Preguntaba una chica de largos cabellos negros a su espalda mirando hacia él.
-No puedo estar contigo ni la mitad del tiempo que me gustaría, odio esta distancia. Te necesito…cada día- Decía Itachi con los ojos entrecerrados y algo de dolor en la voz.
La chica a su espalda le regaló una caricia por su hombro y su espalda y dijo con una voz calmada y baja- ¿Qué deseas, el tiempo conmigo… o a mi?- acabó diciendo con una sonrisa pícara y un susurro sensual.
-Ambos…- dijo él girándose lentamente hacia Shana- …cada minuto contigo es el paraíso, cada segundo sin ti es el infierno. -Decía mientras se colocaba sobre ella.
Se miraban directamente a los ojos, en ellos estaba todo lo que querían decir y sentían, en los de Shana habría un brillo especial, el pelinegro creía ver dos estrellas en aquella habitación. La ojicastaña rodeó el cuello de Itachi con un brazo, atrayéndole hacia ella para darle un tierno beso, él agachándose más, pegando sus cuerpos, intensificaba el beso, jugando con su lengua en la boca de su novia. El moreno pasaba sus manos por los largos cabellos negros, por su cuello hasta sus caderas, metió las manos por debajo de la blusa de la chica, levantándola lentamente dejando su vientre a la vista. Itachi separó los labios de los suyos para dejar respirar y bajó a su cuello, en el que besó y tras ello se separó un poco de ella terminándole de sacar la blusa, bajaba recorriendo su torso, besando y lamiendo todo su recorrido haciendo estremecerse a la morena, volvió a subir buscando esos dulces labios que deseaba a cada minuto, llevó las manos a la espalda de la pelinegra, tocó el broche del sostén y lo desabrochó mientras la besaba, dejando libres esos bellos pechos que anhelaba. Ella lo acariciaba, por los cabellos, como pidiendo que no parara y el pelinegro captaba la seña, que la devorara. Volvió a bajar por el cuello de ella, besaba, mordía y lamía, la chica subía la barbilla, entregándose a él que mordía más fuerte dejándole las marcas de los dientes, dejando sus sellos de pertenencia. Siguió bajando hasta llegar a sus pechos, se separó un poco para poder tener toda la vista completa del cuerpo que había descubierto, su lindo rostro y su hermoso rostro, observaba deseoso esos senos perfectos, su cintura y sus caderas, esas curvas, todo de ella lo enamoraba, la observaba detalladamente con una mirada repleta de deseo y una ligera sonrisa, se relamió los labios ante los ojos de Shana, la miró a los ojos, le miraba y también sonreía, y su mirada decía lo mismo. Volvió a descender, con la cara sobre el seno de Shana, empezó a lamer un pecho por alrededor del pezón mientras masajeaba el otro, lo mordisqueó, lamía y mordía ese oscuro botón de carne cada vez más fuerte. La chica estaba empezando a respirar más fuerte y daba ligeros gemidos por lo que su novio le hacía.
-Gime, gime más… déjame escuchar esa melodía única de ti- pedía él.
Volvió a atacarla mordiendo y succionando de sus pezones mientras recorría y acariciaba todo el torso con todas sus curvas, desabrocho su pantalón y lo bajaba lentamente devorando sus senos, la pelinegra empezó a desnudar el torso de su chico y le sacó la camisa dejándoselo al descubierto , le acariciaba, remarcaba su pecho, ahora era ella la que devoraba el cuello del pelinegro, besaba y mordía en este haciéndole emitir unos gemidos, recorrió su cuello de lado a lado y al llegar a la altura de la oreja dio un beso en el lóbulo y lo mordisqueaba, ella sabía lo que eso le… activaba, mordía la oreja de su amado acariciando su torso.
-Ammm… no…es justo… esto es tortura… esto es tortura…-decía Itachi entre gemidos con los ojos cerrados sintiendo las mordidas en su oreja y tomando a su tigresa por la cintura fuertemente.
Ya sentían placer, su placer, y deseaban más, estaban deseosos de más, por lo que no iban a parar ya. La ojicastaña dejó la oreja del chico y fue hacia sus labios sintiendo su respiración, Itachi le robó un beso apasionado y mordió su labio inferior mientras, con cada mano masajeaba los senos de su pelinegra y las bajó acariciando hasta la cintura, que tomó con fuerza. Descendió por su cuerpo dando besos por cada rincón, tras recorrerla se levantó un poco y se quitó con rapidez sus pantalones quedando únicamente en bóxer, volvió a su posición anterior agarrándola con fuerza de la cintura, besaba todo su vientre, donde soñaba que algún día hubiera algo en parte suyo. Los dos tenían la respiración agitada… muy agitada, sus cuerpos calientes y ya sudaban, con los latidos acelerados que se unían a un mismo son… cruzaron una mirada… El pelinegro seguía bajando y llegó a la única prenda que quedaba ocultando su cuerpo, agarró con los dientes el borde de esta viendo como dejaba al descubierto la intimidad de Shana, las bajó un poco más y terminó de quitárselas. Acercó su rostro entre las piernas de la chica y dio una lamida con lo que ella se entumeció, levantó la mirada para mirar la cara de la pelinegra, respiraba un poco más de prisa, con los brazos a los lados y los ojos suavemente cerrados.
-Por favor… no te detengas, ah, Itachi…- susurró bajando la voz a cada silaba mientras dirigía una de sus manos al los cabellos azabache de su poseedor.
Él volvió a lamer, y otra vez…
-Voy a comerte muy poquito a poco…- dijo con una voz muy sensual.            
Volvió a repetir cada vez con más fuerza, jugando con su sexo mientras acariciaba su cintura y sus caderas haciéndola gemir y estimulando su clítoris en ese rito tan especial, estimulando grandes sensaciones en ella, y en él también.
Shana notaba como su novio le daba profundas lamidas en su parte más restringida, como acariciaba con sus manos ahora sus piernas hasta parar una en su cadera y a otra en la parte más alta de la pierna, sentía que ahora besaba en su vientre, tiernos besos pero grandes, que la hacían suspirar y estremecer, en seguida notó que le robaban los labios una vez más, ella tomaba al chico de los cabellos mientras la besaba apasionadamente. En ese momento dio un gran gemido que quedó ahogado en la boca de Itachi, al notar que unos dedos jugaban dentro de ella. Itachi ahogaba sus gemidos con esa danza entre sus bocas,  la mordió el labio inferior y bajo a su entrepierna, lamía, estimulaba profundamente a su chica haciendo que su cuerpo se estremeciera, haciendo que se volviera loca bajo él, no aguantaría mucho más… la excitación les hacía palpitar. Con tres dedos jugaba en su interior más jugoso y subió el rostro dando una lamida por su entrepecho hasta su cuello bebiendo el sudor que emanaba de sus poros, la había probado toda, pensaba en todas las veces que se quedaba solo y deseaba aquello.
-Estás deliciosa…- le susurró al oído con una voz muy provocativa sacando de ella los dedos. La chica acarició el sexo del pelinegro aun con el bóxer, lo notó muy abultado, era normal por el ambiente que allí había, habían alcanzado una gran calentura, los retiró de su cuerpo haciendo que suspirara de placer al sentirse liberado al fin
-Hmm… hm Shana…- suspiró mordiéndose el labio inferior.
Shana acariciaba con las yemas de sus dedos el pecho del chico, hasta su cuello y le inundó de nuevo en sus labios.
Ambos se miraban de arriba abajo, observaban sus cuerpos, aun querían estudiarlos más a fondo.
-¿L-lista…? ¿Quieres hacerlo?- le dijo nervioso y alterado. Nunca habían llegado a ese punto, ese nivel nunca se lo había permitido y no estaba seguro de que quisiera, temía… Esperaba que dijera algo.
A pelinegra le dio una caricia por la espalda y le mordió en la oreja.
-Hazme tuya…. Le dijo en un excitante susurro y los ojos entrecerrados.
Esos suaves sonidos son los que tanto deseaba escuchar el moreno en ese momento. Shana ya sentía como el miembro erecto del chico rozaba su intimidad y empezaba suave a invadirla.
Ambos muy excitados, no se detendrían hasta agotar todo lo que tenían.
El azabache agarró con fuerza las caderas de su novia, la miró a los ojos y le robó y lento y rico beso, mientras, muy lento empujaba su sexo en el de la chica, haciéndola emitir maravillosos gemidos en el oído de Itachi, cosa que le excitaba aun más, bajó besando por el cuello de su pelinegra, empujó hasta penetrarla por completo. Acababa de robarle a su morena su virginidad.
-Aahhhh!... gritó en ese momento la ojicastaña echando la cabeza hacia atrás.
-Tranquila mi amor…- la susurró él- pasará… ahora se convertirá en placer…- la seguía susurrando antes de lamer su cuello.- Ahora estamos unidos por algo más… disfruta… - volvió a lamer su cuello. Tras decir esto ella le acariciaba los cabellos y se agarraba a su espalda haciendo que él sintiera sus uñas, comenzó a embestirla una vez más y otra vez. Ella gemía fuerte, él suspiraba y gemía también. Eran dos enamorados apasionados. Ambos respiraban agitados, sudaban, sentían el placer de aquello y las ansias de más.
Itachi besaba y mordía los labios y el cuello de la chica mientras se movía.
-M-más… rápido, más profundo… - pedía Shana al oído del ojinegro.
El ambiente era muy intenso. Itachi atendió a la petición de su pelinegra, los senos de la choca botaban con cada embestida, el sudor corría por sus cuerpos al igual que la electricidad que estaban creando. Esas gotitas de sudor a la luz de la luna que entraba por la ventana eran pequeños diamantes a los ojos del moreno, y las lamía bajo los excitantes gemidos de ella.
-Deliciosa…- le dijo mientras miraba su rostro y sonreía de medio lado. La tomó por las piernas haciendo que le quedaran a ambos lados, ella lo tomaba por los hombros ahora, la levantó y la puso contra la pared sujetándola por los muslos haciendo que le montara.
Ambos sumergidos en la locura, era un éxtasis en aquella habitación. Los gemidos de Shana bañados en el placer y lujuria, como respuesta a las rápidas y fuertes embestidas de Itachi.
-Ahh… ya no aguanto más… –El azabache sentía que se venía. –me voy a correr…- decía jadeante, bajó a su ojicastaña, aprisionándola entre él y la pared se escondió en el cuello de la chica apegando más sus cuerpos, y al salir de ella derramó su semen caliente por la pierna de Shana y suspiró fuerte, sentía el cielo. Dio una fuerte lamida por el cuello de la pelinegra y un fuerte mordisco dejando las huellas de pertenencia en su jugosa carne. La mordida hizo que ella gritara y echó la cabeza atrás apretando las manos que tenía sobre los hombros del chico, quien la tomó de las muñecas y pudo contra la pared a ambos lados de la pelinegra con los cuerpos tontamente pegados la tenía inmovilizada ante él, aun deseaba más eran insaciables, la miró, tenía los ojos entrecerrados y jadeaba, lamió sus labios, besándola, bajó a su cuello, esta vez con tiernos besos volviendo a tomar esos diamantes que recorrían su piel, saboreándola lentamente, al llegar a sus senos, empezó con suavidad pero poco a poco tiempo con mucha más intensidad, besaba, lamía y succionaba de esos botones rosados. Shana gemía y suspiraba, repleta de la sensación de placer.
-Mmmm… ahhh… Itachi…- susurraba.
El pelinegro mordió en sus pezones a la vez que dejaba libres las manos de la chica para tomarla de la cintura. En ese momento, la chica lo tumbó en el suelo con las manos en sus hombros cayendo sobre él, sentada sobre sus caderas ante la impresión que esto causó al pelinegro, deslizó una mano por supecho. Ella en esa misma posición apoyándose en su chico, comenzó a botar, eso hizo que el pelinegro se impregnara de gozo, cada vez Shana iba más rápido. Él echó la cabeza hacia atrás y se mordía el labio inferior por la maravillosa sensación inesperada que le regalaba Shana, la miró y la vio así… ahí.
-Ahh ah… Itachi... Estoy a punto de…- un sonoro gemido terminó su frase.
El chico sintió que se iba a correr de nuevo, tomó a la morena de la cintura y la tumbó quedando ahora él sobre ella y saliendo de ella. Soltó un gemido de placer cuando dejó salir eso de él derramándolo por el vientre de la chica.
-Hmmm… -se acercó  al oído de su pelinegra y entre mordidas en su oreja le susurró- Te amo… Gracias. – la cogió en brazos y la tumbó en la cama delicadamente, y le volvió a decir bajito- … muchas gracias…
Ambos habían sentido el cielo gracias al otro, sus cuerpos más calmados, sudados y la respiración agitada por el “ejercicio”. Se miraron  en una intensa y dulce mirada seguida de un beso, degustándose con suavidad. Itachi bajo por su quijada y su cuello disfrutando su rico aroma mientras ella le acaricia los cabellos y la abrazó fuerte.
Volvió a besarla y le susurró- ¿Eres mía entiendes?, solo mía, nadie más puede tocarte, yo también estoy solo para ti.
Ella le acarició desde la cabeza hasta la mejilla. El pelinegro se recostó a su lado y la abrazó posesivo, la morena dejó su cabeza sobre el pecho de su chico.
-Solo mío… -dijo ella dulcemente antes de dar un beso sobre el pecho de su novio.
Cada vez que hacia eso él sentía que le besaba aun más directamente en el corazón, para él, ella, sus besos, todo de ella… era su paz. La estrechó protectoramente.
-Te amo, eres lo más importante en mi vida… mi vida, mi cielo, mi corazón… tú lo eres todo, no te vayas nunca por favor.
Ella le dio otro beso de misma manera.
-Jamás, siempre me tendrás a tu lado, no me iré… yo también te amo… muchísimo- le contestó en otro susurro y cerró los ojos, cuando le decía cosas tan lindas sentía una cálida sensación, inexplicable…
Y lo mismo sentía el pelinegro.
-Buenas noches amor…-la susurró tierno.
-Dulces sueños…- le deseó ella.
-Esos ya los tengo entre mis brazos- la dijo dándole una caricia por su espalda desnuda.
Ella como respuesta a eso le plantó otro beso en el pecho transmitiéndole la inexplicable sensación.
Se durmieron abrazados. El cansancio les había consumido de la intensa e íntima noche y ya era muy tarde. Durmieron plácidamente bañados en el amor que se tenían bajo los únicos destellos de la luna que les acompañaba desde que se habían quedado solos. Y como abrigo a la brisa de la noche tenían el calor y el cuerpo del otro.


CAPÍTULO 4

Rayos de sol entraban a través de las cortinas acariciando cálidamente los cuerpos de la pareja de cabellos negros. Itachi habría lentamente los ojos, se colocó el pelo hacia atrás y bostezó. Se encontraba en la cama de Shana y al recordar la noche esbozó una sonrisa en su rostro, tumbado bocarriba sentía un peso en el pecho, era su pelinegra, quien aun dormía, podía sentir su respiración tranquila y suave, sus cabellos cubrían el hombro del chico y se extendían por la cama, acarició esos rizos largos y suaves. Miro a la ventana, había ya mucha luz y el sol estaba en lo alto, era tarde, pero no tenía menor importancia, ese día nada les ponía reloj. Volvió la vista a su amada novia y la seguía acariciando, incorporó un poco la cabeza para poder verla con mejor perspectiva, la contempló, su angelical rostro dormido, apoyado sobre él, todo su hermoso cuerpo, relajado, ligero, ahora bajo la luz solar.
Sentía una inmensa paz, pasó una mano acariciando la espalda desnuda de la chica hasta su perfecta cintura.
-Buenos días- un susurro salió de los labios carmín.
Él, tras una pequeña sorpresa, la respondió en tono dulce,-Buenos días.- y le besó en la cabeza.
Shana notó el deslumbrar del sol y se frotó los ojos, incorporándose un poco vio que estaba sobre el pecho del chico, alzó la mirada para toparse con la del joven, que la miraba con una ligera sonrisa, sonrió también, feliz, y  acercó sus labios para darle un beso de buenos días.
-¿Qué tal dormiste cielo?- la preguntaba acariciando su mejilla.
-Muy bien, y creía haber soñado… pero veo que no fue un sueño- decía ella con voz suave y la sonrisa de su novia crecía.- ¿y tú?
-De ensueño… -contestaba antes de tomarla del mentón para besarla de nuevo. –Yo sin embargo creo que aun estoy soñando.- y la volvía a besar.
Otro beso, otra caricia, un te amo. El beso se acrecentaba se volvía más jugoso y deseoso, sin separarse, la tomó de la cintura para que se montara sobre él. Solo separaban sus labios para tomar aire y volvían a juntarse. Sus sexos se acariciaban e Itachi ahogaba los gemidos de su novia. Shana acariciaba los cabellos, el pecho y la espalda de él, y él pasaba por su cintura, su espalda, su vientre, sus senos. Se besaban y acariciaban con pasión, el ambiente se calentaba, volvieron los suspiros y los gemidos, algunos más fuertes.
Entre apasionados y lujuriosos besos Itachi dijo: -Hmmm… Shana… eres… mi adicción… -bajó por su cuello y sus senos devorándola toda, la excitación y el deseo volvía a consumirles. Gemían, se revolcaban y exploraban sus cuerpos. Tras ese éxtasis llegaron al clímax. Jadeantes después de esto, se abrazaban y Shana susurraba algo al oído del pelinegro.
Itachi cubrió a Shana con una ligera bata e hizo lo mismo, la cargó hasta el baño, llenó la bañera de agua medio templada y metió a la chica dentro tras quitarle la prenda, luego él. A pesar de la temperatura del agua sentían calor, un agradable calor. El joven moreno no puedo evitarlo, puso a la morena contra la pared de la tina contemplando su cuerpo desnudo, su piel mojada, su tierna mirada y sus mejillas sonrojadas, se acercó a ella, con una mano apoyada en la pared la otra la acariciaba por la pierna, juntó sus labios besándola larga y delicadamente.
-Saben a dulce miel… ¿eres deliciosa sabías?, perfecta… delicada… dulce… hermosa, sexy y atractiva… una rosa sin espinas… única, diferente… especial. Tu cuerpo, tu sonrisa, tu mirada… incomparable… más hermosa que la luna y más cálida que el sol… me has regalado tu corazón, me has hecho mejor persona… eres increíble, nunca he confiado plenamente en nadie… pero llegaste tú y… lo cambiaste todo… a mi vida llegó mi vida… alguien que no fuera un ángel no podría haber conseguido algo así… mi ángel. Te necesito, te deseo, te quiero, solo para mí, perdóname por ser tan egoísta jeje pero te quiero solo mía por el día y por la noche, te necesito… te amo… -decía Itachi todas estas dulces palabras entre besos que le daba en los labios, la mejilla, la quijada y en la oreja o cerca; y la miraba directamente a los ojos muy de cerca, pudiendo ver Shana que esas palabras salían de un corazón, escuchó hechizada con una suave sonrisa llena de felicidad y una dulce mirada. Shana sentía en ella una viva llama que desprendía intensamente esa cálida sensación, como un agradable escalofrío u descara que la recorría, como ya dije, inexplicable. Disfrutaba las caricias de Itachi.
La agarró y la apegó de espaldas a su cuerpo y mordisqueaba el lóbulo de su oreja mientras acariciaba todo su cuerpo y se quedó masajeando en la intimidad de la chica pues sabía que estaba resentida todavía.
-Hmmm… me has robado algo mi amor- dijo la pelinegra.
-Jajaja, yo a ti y tú a mí…- contestaba masajeando con algo más de fuerza.
-Ahhh… estamos igualados, así que no hace falta ningún castigo para hacer justicia je.
-Y te gustó, no me equivoco ¿verdad, niña mía?
-Hmm… lo admito- le respondió con una sensual voz.- Pero tú también…
-Lo deseaba… -dijo también con voz sensual. Y empezó a juguetear con el sexo de la chica.- Y créeme que ese deseo no cesa jejeje. La dejó y la puso frente a él, le acaricio el rostro, la beso y se abrazaron. Estuvieron un rato allí juntos, hablando un poco.
Shana salió y se puso la bata de baño, Itachi después de ella y cogió una toalla grande, se secó y se fue a vestir; se acababa de poner los vaqueros cuando sonó el teléfono, la pelinegra atendió la llamada.
El chico la observaba y vio que la expresión de su novia no era buena.
-Cariño, ¿qué pasa?- se preocupó.
Ella no decía palabra, no le contestó ni con un gesto. Se incorporó para ir a su lado y en ese momento Shana se derrumbó de rodillas en el suelo dejando caer el aparato y echándose a llorar. Itachi corrió a su lado y cogió el teléfono, la abrazó apegándola a él y habló alterado al individuo que hubiera al otro lado de la línea.
Gritó alarmado y preocupado por la pelinegra. -¡¡¿Qué has hecho?!! ¡¡¿Quién eres?!!

CAPÍTULO 5
-Soy Soul, ha ocurrido algo -contestó al otro lado del teléfono- ha habido un accidente… de coche… de nuestra madre.- Decía con una voz débil- Esta grave en el hospital, yo ya estoy aquí, pero no me dejan verla… - la voz rompió en sollozos.
-…Vamos para allá.- El pelinegro colgó y abrazó a Shana que lloraba tapándose la cara.
No aguantaba verla llorar, casi le daban ganas de llorar a él también pero debía calmarla.
-Shhh… pequeña tranquilízate- le dijo con voz suave y abrazándola fuerte- no llores, estará bien, ya lo verás, ella es fuerte, como tú. Vamos a verla y a darle ánimos, verte le ayudará- sus intentos por tranquilizarla daban un ligero resultado pero no paraba de llorar.
La ayudó a vestirse, se vistió y salieron inmediatamente hacia el hospital donde esperaba Soul y estaba ingresada la madre de los hermanos. El trayecto, a pesar de ser corto, se hizo largo. Itachi la iba dedicando palabras de apoyo y caricias para calmarla.
-Maldita sea… con lo bien que iba todo y tiene que pasar algo así… siento tanta pena al ver a Shana así… Mei, tienes que recuperarte.- Pensaba el chico mientras conducía.- Vale, ya llegamos.
Itachi se acercó a la pelinegra para darle un beso en la mejilla y mientras le acariciaba el dorso de las manos le dijo en voz suave:-Tranquila, ¿vale? Vamos a verla, y sea como sea que esté se recuperará.
Salieron del coche y nada más entrar al hospital vieron a Soul.
-Ya estamos aquí,- decía él con rodeando con un brazo a la chica cabizbaja- ¿Has podido entrar?
-No, aun no. Pero en un momento el enfermero nos dejará. Yumi está de camino y los abuelos me han pedido que les tengamos al corriente.
Hermanita… -Miró a su hermana pequeña, se acercó y le dio un beso en la frente.
Un hombre con bata blanca salió del pasillo en el que estaría  la habitación en la que estaba Mei, notificándoles que el accidente fue bastante grave pero que de momento está estable, dicho esto dejó a los tres solos frente al pasillo.
Ellos se miraron y fue Soul el primero en decir que entraría antes y solo.
Pasaron algunos minutos hasta que volvieron a ver al moreno frente a ellos, con el rostro apagado y abatido.
-¿Cómo está?- Preguntó Shana.
-Ahmm…- desviando la mirada pasó una mano por la cabeza de su hermana.- Pasa.- Le dio una palmada a Itachi en el hombro con el mensaje de que la poyara bien- Yo… -se tapó la cara- voy a esperar fuera a Yumi y a hacer un par de llamadas.
-¿Quieres entrar?- Preguntaba Itachi a su novia.
-S-Sí.
Caminaron entre las puertas del pasito. El chico abrazaba a Shana.
Se detuvieron frente a una puerta e itachi la abrió.
-¿¿Un anciano con sus nietos?? Ups, perta contraria, lo siento.- Cerró- Vata, ahora me siento estúpido.
Oyó una ligera risa, se sorprendió pero le agradó ya que provenía de Shana.
Esta vez se dispuso a abrir la puerta idéntica que había al lado, con la chica por desgracia, con una expresión triste, torció el manillar.

-¡Soul!-gritó una voz femenina y al llegar a él le abrazó- ¿Estás bien?
-Yumi… Yo sí…-respondía con la voz algo quebrada, la chica le acariciaba el pelo, eso le daba una cálida sensación sin embargo no podía disfrutarlo por la gran preocupación que tenía.
-Venga, anímate un poco, confía, tu madre es fuerte.
Soul correspondió al abrazo de Yumi y ocultó su rostro.
A nadie le gusta que le vean llorar.
Al cabo de un rato se calmó con la buena ayuda de su compañía. Estaban los dos amigos sentados tomando un café, se hacían buena compañía.
-Esta noche me quedaré con mamá…
-Ok, yo quiero hacerte compañía.
-No, no es necesario…- vete tranquila a dormir a tu casa, ¿eh?-intentaba fingir una sonrisa.
-Quiero quedarme, en serio.- Ella sí, ella le sonreía, una sonrisa tranquilizadora y segura que afectaba al pelinegro.
-Ouu!- apartó la mirada- Esa cara no vale, así no puedo negarte nada…- dijo apenas susurrando.
-¿Eh? No pude oírte.
-Nada, nada.
-Entonces me quedaré aquí hoy.- Soul ya no la contestó- Pero antes de la noche está la tarde. -Yumi se levantó del asiento y le tendió la mano.

Mientras tanto en la habitación de Mei, el rostro de la pelinegra se tornó a pálido mientras contemplaba la habitación de su madre rodeada de un montón de aparatos de los que desconocía la utilidad de muchos.
El cuerpo de su madre tumbado bocarriba y cubierto por la sábana blanca del hospital, solo se dejaba ver una de sus manos, con otro aparatito enganchado, y la cabeza, con varios moratones y arañazos muestras de la grave colisión: los ojos cerrados y la inmovilidad hacían notar que estaba inconsciente.
En la cara de Shana se mostraba gran conmoción por la imagen de ver a su madre así. Itachi la abrazó fuerte y la dejó ir junto a la cama. Solo se podían oír los pitidos de la máquina y la respiración entrecortada de la joven.
Itachi la tomó de la mano.- Se pondrá bien, tranquila cielo.
__________________________________________________________________

Y hasta aqui dejo ahora, agradeceré comentarios. Gracias por su atención. (n-n)/º
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://darkpapermoon.blogspot.com.es/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}   

Volver arriba Ir abajo
 
Pasión y lágrimas. Grey love. {lemon -//-}
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Afiliación mundo anime love ?
» PS; Dangerous Love { Amo[x]Mascota }
» ~Sweet Love^^ L y a D e m o n i c C;
» [Drabble] When Love Comes Around~?
» MISTY GREY - DEMON

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Hyuga :: Sección de Historias. :: Historias de Drama/Romance.-
Cambiar a: