Foro Hyuga


 
PortalÍndiceGaleríaEventosCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse
Contador
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Academy of Nations(Comenzamos! Go go go!!)
Sáb Sep 23 2017, 14:58 por SRTD

» El Cuento de Killa Sulmay
Miér Mayo 10 2017, 16:47 por Ryousan

» Hilos enredados (Segundaria Konoha)
Mar Mar 28 2017, 15:42 por GSMatsuri

» Anatomia de una Nacion: Xante
Sáb Feb 11 2017, 19:59 por Ryousan

» ItaKonan "Eres"
Mar Ene 10 2017, 15:52 por MDTSG

» Feliz Cumpleaños Camarda Zergio!
Lun Dic 05 2016, 19:02 por GSMatsuri

» Academy of Nations!- Join in now!
Lun Nov 14 2016, 16:26 por SRTD

» Mi Evolución
Lun Oct 24 2016, 10:50 por Ryousan

» La fiesta de halloween!!! kingdom hearts SORIKU :we:
Sáb Mayo 07 2016, 11:54 por tenten_3322550


Comparte | 
 

 The Beasts Humans

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Princess Royal
New User


Femenino
Cantidad de envíos : 6
Edad : 22
Localización : En la cueva de Akatsuki
Fecha de inscripción : 06/07/2012

MensajeTema: The Beasts Humans   Lun Jul 09 2012, 02:15

The Beasts Humans

I. Full Moon

La noche cae sobre tus pies como si se derrumbara ante ti. Todo oscurece y sientes miedo. Miedo a que algo te invade y te lleve a lo más profundo de la oscuridad. Tienes miedo a que alguien descubra lo que eres; te miras al espejo pensando qué eres realmente. Si un humano o un monstruo. Por fuera eres humano, pero por dentro sabes que eres un monstruo; te habla, se comunica contigo diciéndote que lo liberes y masacrar a los humanos por hacer experimentaciones contigo. Tú no le haces caso porque sabes que si lo haces se apoderará de ti y nunca más podrás tomar el control de nuevo.
Tu familia te dice que están contigo, que te quieren tal y como eres, pero en el fondo sabes que no es así. Ellos te ocultan algo que tú quieres saber. Del porqué por la noche eres otra persona y que no puedes controlarlo. Proteges a la gente de los malos, eres como una leyenda, como un héroe para la ciudad; sin embargo, sabes que no es cierto. Existes, pero ¿tu vida tenía que ser así? Sueñas en ser un simple humano. Lo sueñas y lo deseas. En cambio tus sueños desaparecieron. Tienes pesadillas; sueñas con ese monstruo que hay en tu interior que desea salir de tu cuerpo, tomando el control de todo y tú sin más remedio despiertas de tu pesadilla. Sudando, con las respiración agitada.
Te preguntas si eres el único que está así. Que se siente diferente a los demás cuando te miran y te toman como un bicho raro. Miras la televisión y ves noticias comunicando que hay más peligro por la ciudad de Nueva York. Pero tú no haces caso a esas tonterías porque sabes que eso siempre sucede. Aunque decidiste ser un vigilante. El vigilante de la noche. El vigilante que toma la noche, como su modo de cacería.
Es tu vida. La vida que has tomado y lo único que quieres saber es quién eres y porqué existes en este mundo. Te miras un momento de nuevo al espejo observándote. Músculos perfectos, ojos azabaches, cabello negro, y una mirada fría y gélida combinado con tu piel que es blanca como la nieve. ¿Es normal que tengas ese color de piel? Lo dudas mucho y lo sabes. Sabes perfectamente que no es normal. La gente te pregunta si nunca has cogido sol y tú solamente respondes que odias la luz solar. Todo lo que quema lo odias profundamente.
Cuando vez una película de terror, te excitas en la hora de la matanza o cuando vez sangre por todo el piso. No puedes remediarlo, la sangre es tu punto débil. Pero ¿por qué? ¿Por qué te gusta ver esas cosas? Tú misma te lo preguntas y no sabes que responder. Y cuando son las clases de biología no te da asco extirpar a una rana porque a ti te gusta. Y como siempre la gente te ve como un bicho raro. ¿Hay alguien que sea como tú? Lo piensas de nuevo y te dices que puede haber una posibilidad.
Miras a las chicas como si fueran nada una basura, solo un objeto sexual para ti que solo te sacian el hambre que tienes. Todas son iguales, todas no son perfectas, pero siempre tienen una personalidad distinta. Estas cerca de ellas y te dan ganas de devorar sus cuello ¿por qué? Ni que fueras un demonio a punto de devorar a una joven hermosa que se cree la mejor en todo. Si una chica se acerca a ti sensualmente, tú simplemente te excitas porque te encanta. Su voz, su cuerpo, su olor y algo más. No puedes remediarlo, tienes hambre. Tienes sed. Y ya no puedes más.
Te sigues preguntando qué eres. La única amiga que tienes la que te acompaña por las noches cuando estás solo y confuso es la luna. Y hoy mismo es luna llena. La que te acompaña en los peores momentos de tu vida. La que siempre te dice que debes tomar el control de la noche porque es tuya, tu noche. Lo dominas tú solo y nadie te puede quitar el puesto. Un domingo por la noche que se termina cuando es medianoche y tienes que volver a tu casa para poder dormir e ir al instituto. Te das media vuelta observando claramente tu amiga cuando escuchas un sonido que te ha dejado obsoleto. Miras a tu alrededor buscando ese sonido y lo escuchas de nuevo, pero no lo encuentras. Es como un aullido. Un aullido de un perro. Pero no, es parecido a la de un lobo que aúlla a la luna cuando se siente solo o cuando terminó su cacería. Tu piel se tensa de un momento. Tus sentidos se descontrolaron de un momento a otro, pero tú decidiste irte por tu camino y dejar ese aullido que te dejó asombrado.
Llegas a tu casa con la ventana siempre abierta para poder entrar sigilosamente. No te gusta entrar por la puerta principal y que tus padres te pregunten a donde te has ido. Ya eres mayor para cuidarte solo, pero ellos no se dan cuenta de eso. Tú eres lo más importante de su vida porque eres su hijo. Pero en el fondo sabes que te están engañando. Pero ¿por qué no te lo dicen? ¿Esperan a qué te des cuenta tú solo? Un miedo profundo te invade de nuevo, soledad y tristeza es lo único que tienes en la vida. Si tus padres te quieren realmente no deben de preocuparse de ti, pero sienten miedo a perderte. ¿Por qué? ¿Así son los padres? Te lo preguntas de nuevo mientras te acuestas en tu cama con los ojos abiertos.
Cuando has cumplido a una edad temprana ya ni puedes dormir como antes. No duermes, eso te asusta. No tienes ojeras cuando te levantas y eso es más raro en ti. Pero sabes que si te duermes te encontrarás de nuevo con esa figura oscura que te llena por dentro y que te diga lo que debas hacer. Miras al techo observando que la luz de la luna entra en tu habitación protegiéndote de las sombras que hay a tu alrededor. Suspiras tranquilamente mirando la hora. Ya es medianoche y escuchas de nuevo ese aullido. Tus sentidos despiertan, pero no es el único ruido que has escuchado. Hay más pero con tonos más graves y otros no. Te preguntas qué son esos ruidos mientras miras fijamente a la ventana.
Tus ojos se dilatan poco a poco mientras tu sangre se hierve por esa sensación tan extraña. Intentas olvidarlo, pero no puedes. Tus sentidos te lo prohíben; sin embargo, tú lo dominas de nuevo. Un nuevo mañana será para ti, pero seguirá siendo lo mismo. Miradas clavadas en ti en todos los lugares. Tienes una corazonada de que algo ocurrirá mañana como si conocerás a alguien diferente a los demás. Cierras los ojos cansado, respirando profundamente mientras dejas que la luna llena te bañe de su luz protegiéndote del monstruo que llevas dentro y de las bestias que gritan por las calles haciendo que tu piel se erice.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
SRTD
Nivel 24
Nivel 24
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1117
Edad : 28
Localización : Bolivia
Fecha de inscripción : 23/10/2008

MensajeTema: Re: The Beasts Humans   Mar Jul 10 2012, 10:52

je je je al aprecer tenemos

otro conflcito entre vampiros y licantropos.


y quien sabe talvez hasta un amor prohibido entre un vampiro y una licantropo


o talvez solo ahgo suiposicioens je ej je


en fin Laura espero por al conti je je je.

_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Princess Royal
New User


Femenino
Cantidad de envíos : 6
Edad : 22
Localización : En la cueva de Akatsuki
Fecha de inscripción : 06/07/2012

MensajeTema: Re: The Beasts Humans   Vie Jul 13 2012, 07:26

II. Swimming Pool

Un sonido te deja agonizado y ni quieres abrir los ojos para apagar el despertador. Lo dejas sonar como cinco o diez minutos para despertarte bien y levantarte. Lo apagas sin prisa alguna y te levantas observando tu habitación por si ha cambiado algo y no. No te cambias la ropa porque llevas puesta la de ayer por la noche y te da pereza cambiártela porque sigue estando limpia. Haces tu cama por pura pereza hasta que te das cuenta que vas a llegar a tarde al instituto por no querer levantarte a la hora prevista.
Bajas de las escaleras con la mochila ya puesta con mucho sigilo y lentamente. Oyes como alguien está viendo la televisión escuchando las últimas noticias de un accidente en el banco. A ti no te importa porque ya sabes lo sucedido, lo que ocurrió realmente porque lo viste con tus propios ojos aquella noche. De un momento a otro ves a tu madre saliendo de la cocina. Tan hermosa como siempre con esa simple bata que te da curiosidad y al mismo tiempo una sensación de tranquilidad. Ver a tu madre es algo bonito porque te sientes seguro con ella.
- Blade cariño ¿no vas a desayunar? – tu madre te mira con intriga y con cariño mientras tú la miras con esa expresión de frialdad.
- No mamá – le respondiste suavemente sin levantar la voz – Ya te he dicho que no tengo ganas de desayunar – miras por un segundo la televisión donde está tu padre y después a tu querida madre – Y no sé para que lo preparas –.
- Por si algún día cambias de opinión y quieras comer con nosotros – te dijo.
- … no lo haré mamá – esta vez lo dijiste con frialdad y te marchaste sin recibir un comentario alguno de tu padre cerrando tras de sí la puerta sin ningún tipo de golpe sobre ésta.
- Tranquila Dorozi – dijo su esposo mirando dulcemente a la mujer que se encontraba de pie mirando a la puerta.
- Cariño, quiero que mi hijo sea el mismo niño de antes – Dorozi se sentó en la silla con una mirada de preocupación en su rostro haciendo que su marido se preocupase por ella – Robert… ¿y si nuestro hijo sabe qué es…? –.
- Dorozi aún es pronto para que él lo sepa – Robert se levantó del sillón acercándose a su esposa y le da un abrazo tierno para que se tranquilizara – Cuando llegue el momento se lo comentaremos –.
- De acuerdo Robert –.
Caminas solo sin que nadie te acompañe, esperas a alguna respuesta por tu parte pero solo tienes miradas clavadas ante ti como si estuvieran a punto de devorarte. Un dolor intenso se agudiza en tu cabeza; sin embargo, no haces caso omiso ante ello. Diez manzanas te separan del instituto y de tu casa haciendo una caminata larga y duradera, pero siempre llegas a tiempo y no sabes como sucede. Tal vez piensas que llegas a zancadas o tienes muelles en tus playeras negras y te hacen saltar. Definitivamente esas cosas no suceden, ni que fueras tan loco en llevar unos muelles en tus playeras.
Y sin darte cuenta como otras veces llegas al instituto justo a tiempo antes de que sonase el timbre. Todos tus compañeros te miran por tu forma de vestir. Eres alguien que te gusta el negro, porque el negro es como la noche, la infinita oscuridad que te rodea en tu soledad. Todos piensan que eres gótico, pero no es así. Hay caras viejas y nuevas que no te llaman la atención. Para nada. Sigues por tu camino llegando a una de las taquillas que es propiedad tuya y de nadie más.
La abres un momento y lo cierras dejando tu mochila ahí dentro porque ni la necesitas. Tus cosas se encuentran en la clase ¿y por qué no te las llevas para hacer los deberes? Porque ni te hace falta. No te hace falta estudiar porque siempre sacas dieces y no sabe el porqué. Tal vez tengas una buena memoria para tener esas notas tan altas. Te acomodas en tu taquilla mirando a todos con una simple mirada. Las chicas te miran y comentan sobre ti. Eres guapo, elegante y atractivo que atraes a cualquiera y te las llevas a cualquier sitio para saciar tu sed. Pero ¿qué sandeces estás diciendo? Ya ni sabes controlar tus sentidos y ni sabes cómo reaccionar ante esas cosas.
Cierras los ojos intentando no pensar en eso. Escuchas las voces que te rodean y tú ni caso, hasta puedes leer sus mentes. Ni sabes cómo y cuándo tuviste esa habilidad, pero te da miedo. Miedo en no ser humano y que seas simplemente un monstruo que tiene forma humana. Tus sentidos se esfumaron cuando de pronto hueles algo que te atrae. Tu olfato no engaña y sigues ese olor.
Te lleva hasta la piscina del instituto. Casi ni la gente va por aquí, solo los que están en natación. Tus ojos miran por un lado y para otro buscando alguna señal. Y lo que ves te deja asombrado. Una chica de estatura media de pelo castaño que combinan con el color de sus ojos se encuentra ahí en medio de la piscina observándola detenidamente. Tu conocimiento, tus músculos, tu cuerpo se tensaron por solo verla. Ese olor viene de ella. Y no es un olor cualquiera, es algo más que eso. Algo que te llenó mucha curiosidad en saber quién es. Te fijas que la chica te miró y tu corazón se para por un momento. Te mira con asquerosidad y se marcha así sin más. Confuso, obsoleto… sin palabras.
Te diriges hacia donde estaba ella e investigas ese olor que te ha dejado mudo. Esa chica huele como a rosas, pero más allá de eso huele como a perro. Esto te dejó alucinado, te preguntas que seguramente tendrá un perro como mascota. No te das cuenta que hay una presencia en el agua, y finalmente miras al agua y ves a otra chica que no te mira con miedo sino de curiosidad.
- … hola –.
- Hola – la saludas.
- ¿Qué te trae por aquí, vampirito? – esto te deja asombrado y miras por completo a la chica de ojos negros y cabello castaño.
- ¿Vampirito? – repites esa frase.
- Por tu piel. Eres muy blanco – explicó aquella chica mientras salía de la piscina mostrando su figura – Mi nombre es Sharpey Jackson ¿y tú? – es la primera vez que una desconocida se presenta ante ti sin ningún tipo de miedo. La hueles y notas que su olor es como a pescado, pero no le das importancia.
- … Blade… Blade Whatson – lo dices fríamente.
- Pareces que eres un chico muy frío – ves cómo Sharpey se seca con la toalla mientras va sacando su ropa.
- ¿Por qué estás aquí? – le preguntas sin dejar de mirarla.
- Bueno me encanta nadar y por estoy aquí con mi amiga. Pero veo que se fue – dijo mientras se pone la ropa.
- ¿Una chica de ojos castaños? –.
- Esa misma – te lo dijo sin apartar su mirada en ti – Se te ve en la cara que la gente te mira mal – esto te deja más asombrado que nunca – No me lo preguntes, soy igual que tú –.
- ¿En serio? – alzas la ceja.
- Sí – te responde – Casi todos me miran mal – ves como baja la cabeza muy mal y confusa – Yo intento ser como los demás, pero por dentro – se toca su pecho donde se sitúa su corazón – Siento como si algo intentara comunicarse conmigo, como si quiere dominarme y… tengo miedo – esto te asombra aún más. Es como tú. Sientes que no eres el único de este mundo que está así.
- … ya somos dos – le dices haciendo que esa chica te mira con curiosidad – Así estuve hasta que cumplí los seis años. Todo era normal hasta que llega un día de que te das cuenta que tus instintos cambian y no sabes cómo controlarlo – lo dices con mucha delicadeza mientras caminas hacia la piscina mirando el agua. Y dices unas sencillas palabras:
"Suenan las campanas
pasada la media noche
con la ilusión de los blancos vestidos,
una historia oculta y una ilusión estéril.
No llega la sazón. Nunca.
Sí el desafío y la pelea
al corazón esférico.
Es discreto el laconismo en tu sonrisa
y triste comprobar tu triste estado
en aquella Nueva York tosca e inerte.
Ahora, con la mirada del mal, llegan
la oscuridad y la inquietud
movidas por el anhelo de certezas.
Pájaro que resplandeces
¡cómo me achica tu brillo
con el sol que se pone
y el viento soplando desde el oriente!
Palabras de pies cansados,
sin ideas. Mientras, tú cabalgas
a la razón oprimida."

Sharpey, tú miras con curiosidad a ese hombre que tienes delante. Sus palabras te han dejado con la boca abierta que ni sabes que decir. Esas palabras han tocado a tu corazón como si de un apuñalamiento se tratase. Él te mira por un segundo, pero tú apartas la mirada como si nada hubiera pasado. Blade, sinceramente no sabes cómo comentar a esas palabras que acabas de describir, pero por una parte tienes a una amiga, a una nueva amiga que siente el mismo dolor que tú. Escuchas que suena el timbre y la miras por un momento.
- Es mejor que vayamos a clase –.
- Sí… tienes razón, Blade – os marchasteis dejando la piscina sola sin dejar ningún tipo de rastro en la zona.
Mientras tanto, un chico os vigilaba sin daros cuenta de su presencia. Su mirada es como la de un lagarto a punto de comerse a un bicho más pequeño que él y no le importa en absoluto. Te miraba con puros celos. No le gustó en nada que estuvieras con aquella chica aunque este chico no le importa en absoluto. Se va sin dejar rastro también, pero dijo unas sinceras palabras con un lenguaje de reptil que daba escalofríos; sin embargo, para ti solo era pura tontería.
- Descubriré que eres… Blade Whatson… como me hacen llamar Karl Thomson – la figura desaparece al pronunciar esas palabras dirigiéndose a las clases también.

Notas finales: Bueno pudiera ser un conflicto entre vampiros y licántropos, pero no es así sergio es más hay más criaturas que ya se verán más adelante en los siguientes capítulos. Y lo de que pudiera a ver una relación, puede que haya un 75% de probabilidad jeje. Bueno espero comentarios del capítulo nos veremos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
SRTD
Nivel 24
Nivel 24
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 1117
Edad : 28
Localización : Bolivia
Fecha de inscripción : 23/10/2008

MensajeTema: Re: The Beasts Humans   Vie Jul 13 2012, 17:03

je je je je je ya me puse al dia


sorrry por la tardanza pero tambien yo estaba escribiendo je je je


en fin

je je je ese ultimo sujetoq ue nomrbaste al final


si parece ser uane specie aparte d ela licantropica je jeje



y de moemtno parece que seran 2 vamparetos ytotolitos


a menos que algo le ocrura a sharpey je je je je


en fine spero por al conti.



_________________


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: The Beasts Humans   

Volver arriba Ir abajo
 
The Beasts Humans
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» [MV] Tales of Wars and Beasts demo 0,1 pc y apk

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Hyuga :: Sección de Historias. :: Historias de Fantasía-
Cambiar a: