Foro Hyuga


 
PortalÍndiceGaleríaEventosCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse
Contador
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Academy of Nations(Comenzamos! Go go go!!)
Sáb Sep 23 2017, 14:58 por SRTD

» El Cuento de Killa Sulmay
Miér Mayo 10 2017, 16:47 por Ryousan

» Hilos enredados (Segundaria Konoha)
Mar Mar 28 2017, 15:42 por GSMatsuri

» Anatomia de una Nacion: Xante
Sáb Feb 11 2017, 19:59 por Ryousan

» ItaKonan "Eres"
Mar Ene 10 2017, 15:52 por MDTSG

» Feliz Cumpleaños Camarda Zergio!
Lun Dic 05 2016, 19:02 por GSMatsuri

» Academy of Nations!- Join in now!
Lun Nov 14 2016, 16:26 por SRTD

» Mi Evolución
Lun Oct 24 2016, 10:50 por Ryousan

» La fiesta de halloween!!! kingdom hearts SORIKU :we:
Sáb Mayo 07 2016, 11:54 por tenten_3322550


Comparte | 
 

 Treinta Días [Yaoi]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Joss
Nivel 6
Nivel 6
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 229
Edad : 22
Localización : Costa Rica
Fecha de inscripción : 30/03/2009

MensajeTema: Treinta Días [Yaoi]   Sáb Ene 07 2012, 16:51

Tiempo sin pasarme por aquí n.nU pues bueno, aquí les dejo una historia si quieren leerla :D

Advertencia: Esta historia posee contenido yaoi, si no te gusta el genero, pues largo de este post! (ya advertí así que espero no ver comentario negativos ni nada así -w-)

-Los personajes y el trama de esta historia pertenecen a Joseline A. Cerdas Acuña-


Treinta Días

No se si fueron sus ojos azules, o su sonrisa maliciosa, no lo se, pero desde que camino frente a mi algo me hizo observarlo.
Ya ha pasado un mes desde que entro aquí, era un talentoso y astuto estafador, fue buscado por mas de cuatro años hasta el día de su captura, mi trabajo, pues era simple, evitarle a la policía otros cuatro años mas de búsqueda… ¿Por qué yo? Por que aunque era el mas joven también era algo frio y reservado, alguien que del todo no se dejaría engañar por un carismático estafador.

-Doce de enero- “Un mes atrás”
La noche era helada en la solitaria prisión, tenia el turno nocturno, como cada martes, no había ocurrido nada fuera de lo normal, el televisor estaba encendido, las noticias de media noche estaban en la pantalla, yo daba una vuelta por el pasillo, solo escuchaba hasta que una noticia me hizo voltear.

“Tras cuatro años de búsqueda el famoso estafador Brad Fastow es por fin capturado”

A los pocos segundos el teléfono sonó, mi compañero de turno se encargo en atenderlo
-Novak- me llamo – El jefe te habla
Camine hasta donde mi compañero y tome el teléfono
-Aquí Nicholas – dije con mi monótona forma de hablar
-Supongo escuchaste las noticias, ya sabes lo que pediré… Fastow será transferido mañana a nuestra celda especial mañana hablaremos, ve a casa, debes descansar
-Si, señor- dije al colgar
-Stibs- le hable a mi compañero – Llama solo si hay problemas- advertí

Marque mi tarjeta de salida y me retire del lugar en dirección a mi casa, esa noche debía de descansar lo máximo posible a partir de mañana tendría un difícil trabajo y la mínima baja seria un gran problema, llegue a mi vacio hogar, no vivía con nadie, no tenia familia, no tenia amigos, no tenia a nadie y nadie me interesaba.
Me metí a la ducha con el agua mi cabello negro llegaba hasta mis ojos, ya debía recortarlo, pero seria después, termine de ducharme y de inmediato me fui a dormir. Cuatro horas mas tarde desperté, el llegaría a las seis en punto , me aliste y aliste lo necesario, puse todo en el auto y me dirigí hacia la prisión, llegue faltando quince minutos para las cinco a la misma hora que mi jefe, caminamos juntos hasta la celda, esta era subterránea, tenia solo una entrada y la misma salida, en la entrada estarían siempre dos guardas la puerta solo abría por fuera con la huella digital de el jefe, por dentro solo yo podría abrirla, dentro la celda estaba rodeada por una habitación de vigilancia, la celda en si estaba en el centro de esta la cual tenia barrotes y vidrios polarizados antibalas, ningún material metálico podía entrar en la celda, también había un circuito de cámaras vigilado por el jefe sin punto ciego alguno además el prisionero llevara puesta siempre una tobillera la cual le dará una descarga eléctrica que lo dejara inconsciente si sale de la celda o si yo lo activaba…
Quince minutos mas y el estaría allí, estaba dentro de la celda, esperando la hora la cual llego rápido, el apareció, tenia un caminado confianzudo, un tono de piel canela simplemente perfecto, no pude evitar observarlo mas, su rostro, unos ojos color mar que me hacían hundirme en el, pero no tan atractivos como su sonrisa, esa maliciosa sonrisa de medio lado, alzo su mirada y me vio, sonrió ampliamente.
-Brad Fastow- Dijo extendiendo su mano mientras continuaba con su carismática sonrisa
-Se quien eres- dije sin lograr verlo
-Es de cortesía presentarse cuando alguien más lo hace, más cuando pasaran tanto tiempo juntos
-Novak- Dije aun sin verlo
-Eso no es un nombre, es un apellido, y es poco común acá, ¿de donde eres?
-Lo se – dije ignorando su pregunta
-Anda, no seas así – dijo con una dulce voz
Me levante de donde estaba y salí de allí, cerrando la compuerta a mi paso, me quede observándolo desde la sala, el solo jugaba al naipe, no parecía pensar en nada mas, pero no debía bajar la guardia por nada el era muy listo.
El tenia unos veinticuatro años, tres mas que yo, el seguía jugando tranquilamente, hasta que una jugada no le dejaba pasar mas, desde donde estaba podía observar su juego me acerque al micrófono
-Mueve el de la esquina a la derecha
El hizo la jugada que le aconseje y logro terminar la partida
-Gracias- me dijo – El naipe no es para nada lo mío- sonrió- el ajedrez en cambio si, pero ocupo a alguien mas para jugar
-Entonces sigue jugando naipe
-¿Entonces en serio no me dirás tu nombre? – dijo con una voz seductora
-Si ocupas hablarme o llamarme para algo sabes mi apellido
-Solo trato de ser amigable, es todo, no tengo plan alguno de escapar- dijo lo último algo melancólico
Guarde silencio un poco, no sabia si era un truco o era verdad, pero había funcionado, me puse de pie y entre a la celda, arme el tablero del ajedrez
-Nicholas-dije -Nicholas Novak, el Novak es europeo.
El movió su primera ficha un simple peón, en seguida yo también hice mi movimiento
-Yo soy Bradley – me confesó – al igual que mi padre – guardo silencio un minuto y movió una ficha – Pero nunca he querido ser como el, por eso soy solo Brad
-¿Por qué me dices esto? – le pregunte después de hacer mi jugada
-Tú me dices algo y yo a ti – me respondió haciendo un enroque y después viéndome fijamente
Adelante una ficha, un alfil, y así poniendo en peligro a su dama
-No pareces del todo europeo – dijo logrando salvar su dama
-Mi madre era japonesa
-Eso lo explica todo – dijo sonriendo
-¿Todo? – Pregunté moviendo mi torre –Jaque
-Así es, tu físico – dijo atacando a mi torre con su caballo – Cabello oscuro, ojos asiáticos y el color de tu piel, solo tus ojos verdes son europeos
Levante la mirada para verlo
-No solo tu observas bien a los demás- sonrió con mucha malicia, movió una ficha –Jaque mate –dijo aun viéndome
Deje de verlo para mirar rápidamente el tablero, era cierto, el juego había acabado, pensaba en levantarme para irme, pero el me detuvo
-Espera, aun debo decirte algo – sonrió de una forma única y atrayente – Y quiero saber más
Me senté a escuchar lo que diría, había logrado cautivar mi atención, aunque para ser sincero, no lo solo eso
-Prácticamente me crie sin un padre a mi lado, el nunca estuvo para mi, le debo todo a mi madre, no teníamos dinero, con gran esfuerzo de mi madre logre acabar la primaria y la secundaria, pero su esfuerzo no dio para pagar la universidad, al tiempo ella enfermo y no había dinero para el hospital, salí a la calle a ganar dinero y lo gane fácilmente engañando a las personas con el truco de la carta tapada, pero no conseguí el dinero a tiempo, ella falleció, empecé a hacer grande falsificaciones con obras de arte y grandes estafas, cuatro años después y aquí estoy…
-Espero que no pienses que por eso te contare la historia de mi vida- dije saliendo de el lugar
-Tu frialdad atraviesa a cualquiera- logro decirme antes de que cerrara la puerta
Pasaron varios días desde eso, para ser exacto una semana, el jefe llegaba en las noche para que yo pudiera dormir, pasaron dos días más y entre a la celda, me senté justo frente a el, jugaba con los naipes, levanto su mirada para verme, no sonreía, yo suspire
-Naci aquí en América, nunca conocí a mi padre, lo único que me dio en la vida fue el apellido, mi madre murió en el parto, inmediatamente fui enviado a un orfanato, nunca fui adoptado, al cumplir los catorce años debía abandonar el orfanato, trabajaba de día para estudiar en la secundaria nocturna en cuanto logre graduarme entrene para unirme a la fuerza policiaca y me pusieron acá, de guarda de seguridad
Su sonrisa volvió y su mirada se suavizo
-Voy yo- dijo sonriendo – Tengo veinticuatro años y medio
-Veintiuno y dos meses
-Mi cumpleaños es en julio dieciocho – dijo aun con su bella sonrisa
-Noviembre veintitrés
El sonrió, pero ahora diferente, era una sonrisa cálida, de tranquilidad su mirada se volvió muy dulce y suave, lo estaba observando, se veía hermoso, el era una obra de arte imposible de no admirar, me levante de allí en cualquier momento llegaría el jefe y justo así fue
-Sabes que es muy astuto- me advirtió el jefe
- En ningún momento lo he olvidado, señor
El jefe me miro complacido, me fui a dormir, los días seguían pasando de igual manera nuestras largas conversaciones, con el siempre había algo de que hablar, su carisma era único, su personalidad, todo de el me encantaba ¿Cómo podía explicar esto? Una atracción, una simple obsesión o simplemente un truco de este carismático estafador, no lo sabia, pero no debía afectar mi trabajo, no importaba lo que pasara, el moriría, pagaría todo lo que había echo… Pero yo en serio que no quería que eso pasara ¿acaso me había enamorado? Si, eso fue exactamente lo que paso.
Todo pasaba por mi mente, solo me quedaban veinticuatro horas para estar con el, después de eso, el ya no estaría.
Antes de irse el jefe me dijo algo: “El circuito de cámaras se daño, no creo que Fastow intente escapar, así que no se arreglaran.” Me quede observando desde la sala, “Brad Fastow” su nombre era lo único en mi mente, al poco tiempo el despertó, entre a su celda, el me miro, me quede hundido en sus ojos color mar, me miraba penetrante, y solo lo miraba ansioso, deseaba que el pudiera leer mi mente he hiciera todo lo que mis sueños me dejaban imaginar, su sonrisa se completo y aun así no perdía su sensación de traviesa, se acerco lentamente hasta donde yo estaba, el era mas alto que yo, se agacho un poco para poner su rostro frente al mío y lentamente se acerco mas y me beso con suavidad mis labios mientras con sus brazos acariciaba mi espalda, intentaba sacar mi camisa de el pantalón después paso a desabrocharla pero no dejaba de besarme, un beso largo y exquisito, el saboreaba mi boca y yo no me quedaba atrás, saco mi camisa y acariciaba mi desnuda espalda, separo sus labios de los míos y empezó a besar mi cuello, lo mordía ocasionalmente, acariciaba mi pecho, su traje naranja de la prisión estaba tirado en el suelo, me abrazo haciendo que nuestros cuerpos tuvieran contacto, me derribo en la cama y se acerco a mi oído
-Las cámaras no se dañan por arte de magia, aunque hay veces que si- dijo en un sexy susurro después empezó a besar mi rostro hasta volver a mis labios, pero no se detuvo ahí, empezó a bajar por mi pecho hasta llegar a mi ombligo y pidió permiso para seguir.
No podría describir todo lo que paso, por que nunca antes había sentido algo así, me hizo por completo de el, fui su propiedad, me entregue por completo, las horas parecieron minutos y los minutos segundos, llego el momento en el que esto debía terminar, ambos respirábamos profundo, estábamos bañados en sudor, en su pequeña celda había una ducha, el se baño, yo hice lo mismo, pero en la sala de observación, pensaba en lo que había ocurrido, no podía dejar que el muriera, no lo pensé mas, salí decidido, lo primero que hice, desactivar su tobillera, fue hasta donde el, no dije nada, solo lo saque de ahí, subí las escaleras, el me seguía, le indique que esperara, abrí la puerta y me encargue fácilmente de los dos guardas, caminamos hasta llegar al pasillo principal, la alerta se activo, en cualquier momento el lugar estaría inundado de guardias, busque en mi bolsillo y le tire las llaves de el auto a Brad
-Enciéndelo y tenlo listo, ya llego- le dije
Los guardas de turno llegaron como era de esperarse, logre quitarle la pistola a uno, y los amenace, camine hasta la salida y lo único que logre ver fue mi auto a toda velocidad a mas de un kilometro de distancia de mi, me paralice, caí sobre en mis rodillas baje mi rostro y no pude evitar que las lagrimas salieran, se resbalaban por mi rostro y caían en el suelo, no se cuanto tiempo estuve así, pero fue poco, alguien se acerco por detrás y puso su mano en mi hombro
-Te lo advertí, si que lo hice… lo siento Nicholas, pero tendrás que pagar por esto – me dijo la conocida voz de mi jefe –Arréstenlo
Sentía como me esposaban, como me cargaban hasta dentro, me encerraron en una celda, recordaba cada uno de los treinta días con el, cada segundo pasaba por mi mente, las imágenes vividas, la ira me invadió
-¡MALDITO ESTAFADOR!- grite golpeando el muro, dejando una marca de sangre en el, las lagrimas me brotaban, no lograba detenerlas, el jefe se acerco
-Creía que tu no te dejarías engañar, confiaba en ti – suspiro – Mañana será tu juicio, si no tienes abogado la corte te pondrá uno – dijo con tristeza retirándose
Esa noche fue la noche mas larga de mi vida, no lograba dormir, odio, rencor, tristeza pero sobre todo el dolor me invadía, un enorme vacio en mi corazón había, fui engañado, desde siempre ese fue su plan, pasaban las horas en mi celda, hasta que un rayo de luz se asomo, pronto seria mi juicio, me levante de el suelo, el jefe llego, abrió la celda y me esposo, fui llevado a la sala de juicio pasaron pocos minutos y el juez entro
-Novak Nicholas – dijo
-Soy yo - dije
-Tiene cargos por ayudar a escapar al criminal Bradley Fastow, ¿como se declara?
-Es Brad, Brad Fastow
-Limítese a responder lo que se le pregunta, le repetiré la pregunta ¿Cómo se declara?
-Culpable, su señoría
-Si el acusado acepta los cargos este juicio se da por cerr… - antes de que el juez terminara su veredicto la sala se inundo en humo, sentí que alguien me libero, esa misma persona puso su mano en mi boca, conocía esas manos, algo que jamás olvidaría
-¿Te gustaría una vida escapando? – pregunto esa seductora voz
-Contigo, no solo esta vida – le respondí tomando su mano y huyendo de allí juntos, para siempre…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://joss-cerdas.deviantart.com/
Inu
Nivel 14
Nivel 14
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 20
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Treinta Días [Yaoi]   Sáb Ene 21 2012, 08:33

Awwww me gutoooo!! es muy tierno y dulceee!! Ademas aww como llega Brad salvandolo antes de la hora finaaal!! *-*! que ternuraaaa!!

Me encantoo x3 es tan hermoso en yaoi y todo *-* tan tierno tan tan awwwww!! esta bien bonitoo tu fiic!! x3

Es muy dulce, muy realista, muy conmovedor! y esta bastante bien redactado :3

Me gutoo! :3
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lavida13
Nivel 8
Nivel 8
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 307
Edad : 22
Localización : aldea de konoha mansion hyuga-uzumaki
Fecha de inscripción : 15/01/2011

MensajeTema: Re: Treinta Días [Yaoi]   Dom Feb 05 2012, 10:41

aww que lindo me encanto y sobre todo el final es escape fue lo mejor waa que genial bye
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Treinta Días [Yaoi]   

Volver arriba Ir abajo
 
Treinta Días [Yaoi]
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Zona Friki "El Post zin ley"
» Recuerdos del cielo La boda de Tristan y Pepa
» Treinta días de luz [+18] (Cassandra Caín) [21/01/2019]

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Hyuga :: Sección de Historias. :: Historias de Drama/Romance.-
Cambiar a: