Foro Hyuga


 
PortalÍndiceGaleríaEventosCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse
Contador
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Academy of Nations(Comenzamos! Go go go!!)
Vie Dic 01 2017, 16:09 por SRTD

» El Cuento de Killa Sulmay
Miér Mayo 10 2017, 16:47 por Ryousan

» Hilos enredados (Segundaria Konoha)
Mar Mar 28 2017, 15:42 por GSMatsuri

» Anatomia de una Nacion: Xante
Sáb Feb 11 2017, 19:59 por Ryousan

» ItaKonan "Eres"
Mar Ene 10 2017, 15:52 por MDTSG

» Feliz Cumpleaños Camarda Zergio!
Lun Dic 05 2016, 19:02 por GSMatsuri

» Academy of Nations!- Join in now!
Lun Nov 14 2016, 16:26 por SRTD

» Mi Evolución
Lun Oct 24 2016, 10:50 por Ryousan

» La fiesta de halloween!!! kingdom hearts SORIKU :we:
Sáb Mayo 07 2016, 11:54 por tenten_3322550


Comparte | 
 

 Rosas de cristal

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Senaku
Nivel 3
Nivel 3


Masculino
Cantidad de envíos : 87
Edad : 24
Fecha de inscripción : 17/09/2010

MensajeTema: Rosas de cristal   Lun Oct 17 2011, 07:37

hola gente :D les traigo una historia que encontre mierntras revisaba mis carpetas en la pc y ya que no había puesto casi nada en esta seccion me parecio buena idea mostrar esta pequeña historia.

Ustedes me diran que tal la ven :D

A lo nuestro



Rosas de cristal




Anett observo la imagen que le devolvía su espejo de cuerpo completo y marco de oro con total indiferencia. El vestido de gala color crema de espalda descubierta adornado con rosas hacia resaltar su cuerpo, pero no le interesaba en lo más mínimo.
Nada le interesaba desde que sus padres murieron en aquel accidente de auto cuando ella tenía apenas seis años. Aun recordaba perfectamente cuando salio con dificultad de la parte trasera del lujoso auto, la parte delantera del mismo estaba completamente destrozada ya que había absorbido la mayor parte del choque.
Los médicos y oficiales que la encontraron llorando a poca distancia del lugar donde sus padres habían muerto dijeron que era un milagro que estuviese viva ya que no traía puesto el cinturón de seguridad. ¿Pero que clase de milagro cruel era ese?
Ahora tenia dinero, una casa enorme llena de lujos completamente innecesarios y mas atención por parte de sus familiares restantes y amigos. Pero esas cosas no reemplazarían el afecto de sus padres por más que quisiese.
-Te queda hermoso- le dijo su amiga, quien le había ayudado a escogerlo y ponérselo.
-Supongo- respondió Anett caminando hacia la puerta de su habitación.
-Vamos Anett tienes que animarte un poco- Anett se detuvo para escuchar el argumento de su amiga ya que no solía reprocharle su falta de interés con respecto a la vida muy seguido- si lo intentaras podrías divertirte, incluso podrías conseguir pareja- añadió con tono seductor.
“yo se a quien quiero de pareja”, pensó Anett mientras se dejaba llevar por el único recuerdo de la única persona que le interesaba. Había visto a esa persona luego de haber sobrevivido al accidente, el se encontraba a una cuadra del lugar del choque, mirándole de forma que quedo claro que ella era lo único importante.
Los médicos dijeron que aquel chico era un producto del estado de shock en el que se encontraba, ya que ella era la única persona en la manzana en el momento del accidente. Pero ella sabía que no lo había imaginado ya que ni en sus mas retorcidos sueños hubiese podido imaginar una mirada como esa.

La fiesta se encontraba en su auge cuando Anett llego al salón donde se celebraba. Todos los finos y costosos muebles habían sido desplazados contra las paredes para dar espacio a la cantidad de personas que bailaban vals con un enorme candelabro sobre sus cabezas.
La chica se dedico a mirar el pulido suelo desde un rincón mientras rechazaba a quienes intentaban sacarla a bailar. Nunca había sido buena bailando y no pensaba hacerlo con personas que apenas la conocían.
-No te vez muy contenta- dijo una voz serena y pausada con un leve tono musical.
El corazón de Anett se detuvo por unos segundos al comprobar de quien se trataba. Frente a ella, en ese mismo lugar, en ese mismo momento se encontraba el mismo chico que Anett había visto hace diez años luego de perder a sus padres, salvo que el no había envejecido ni un ápice.
El chico aparentaba los diecisiete-dieciocho años que tenía cuando Anett era una niña de seis. Tenía el cabello negro como la mas oscura de las noches, los ojos del color de la luna y el físico seguía igual de marcado que en aquel entonces. A eso se le sumaba una cicatriz que iba desde el lado izquierdo de su mentón hasta la parte inferior de su labio inferior.
-Si que has crecido Anett- Aquel chico continuo hablando en el mismo tono mientras esbozaba una media sonrisa.
Anett no era capas de articular una palabra, por lo que siguió estructurando al chico con la mirada. Su cabello estaba revuelto, saco abierto y su camisa desprendida en los primeros botones, lo que le daba un aspecto desalineado pero muy atractivo.
-Veo que me recuerdas- continuo el joven ignorando la perplejidad de Anett- de otro modo no tendrías esa cara…
-¿Quién eres?- pregunto Anett casi sin voz- ¿Cómo sabes mi nombre?
-Se todo sobre ti- respondió el chico clavando sus ojos en los de Anett, mirándola como ella recordaba- he intentado encontrarte desde la última vez que nos vimos.
De repente el tiempo se detuvo para Anett mientras se perdía en la mirada del joven. Aunque estaba convencida del que el chico era real, jamás espero encontrarlo de nuevo… y ahora estaba frente a ella perfectamente conservado en el tiempo diciéndole que había estado buscando.
-Yo… esto es demasiado… no lo entiendo- el lugar daba vueltas alrededor de la chica- ¿Qué quieres decir con eso?
-Ya lo entenderás- respondió el chico alargando una mano hacia ella- ¿quieres bailar?
Anett asintió al tiempo que tomaba la mano que le tendía el joven, incapaz de resistirse a esa mirada en sus ojos. La pareja siguió el compás del vals sin ningún problema, como si hubiesen bailado juntos un millón de años.
-¿Quién eres?- repitió Anett con sus manos en los hombros de aquel joven.
-Puedes llamarme Dimitri- respondió el chico acercándose a su oído- se que sabes que no he envejecido- su voz sonaba tranquila y suave, tanto que Anett debía esforzarse por no desmayarse de la vergüenza- hay una razón para eso, ¿quieres oírla?
-Si- Anett utilizo toda su concentración para comprender la explicación que estaba a punto de oír. Tenía que haber una razón por la cual Dimitri no cambió en estos años y de porque estaba buscándola.
-¿me creerías si te dijera que no soy humano?- aventuro mirándole nuevamente a los ojos.
-Demuéstramelo- Anett se alejo un poco de el con escepticismo.

Dimitri medito la petición de Anett unos momentos continuaban bailando por entre las demás parejas. El estaba allí por ella y todo seria mas fácil si le creyera, pero también corría el riesgo de que Anett se asustara si se mostraba tal cual era en realidad.
-Te mostrare- acepto al fin pero no aquí, no quisiera arruinar la fiesta.
Anett se mostró deacuerdo, conciente de que la demostración podría asustar a las demás personas. Condujo a Dimitri hasta el jardín de la casa, una basta extensión de césped adornada con todo tipo de plantas y algunos árboles, nadie los vería allí, ya que estaba nevando y nadie deseaba pasar frío.
-Mira- le dijo Dimitri mientras extendía una mano abierta frente a Anett.
De repente los copos de nieve se arremolinaron en torno a la palma que Dimitri mantenía abierta. Luego se fueron uniendo los unos con los otros y tomaron la forma de una rosa de cristal que quedo en la palma del joven.
-¿Cómo lo…?- pregunto Anett sorprendida.
-Esto es lo menos que puedo hacer- respondió Dimitri en un tono mas serio pero visiblemente aliviado- Ahora que me crees, te diré la razón por la cual he estado buscándote.
Anett asintió mientras se acercaba un poco a el.
-Recuerdas la primera vez que nos vimos- empezó- tu no debías sobrevivir al accidente…
-¿Qué dices?- Anett retrocedió unos pasos presa del pánico- ¿Por qué me dices eso?
-Te dije que no soy humano… soy la muerte- Anett no veía ni un rastro de mentira en el rostro de Dimitri- mi trabajo es llevar las almas hunas al paraíso, la de tus padres y la tuya…
-¿Entonces por que…?
-No puede llevarte- la miro nuevamente a los ojos- simplemente no fui capas.
-¿Por qué?- Anett ya intuía la respuesta pero no podía creérsela hasta que el lo dijera.
-Porque siento algo por ti… al igual que tu- Dimitri dio un paso en dirección a la chica que estaba vez no retrocedió- pero ahora tengo que llevarte, si no lo hago tendrás que transformare en un busca almas como yo, y créeme es mejor morir, cuando vez que todo lo que te importo llego a su fin y se perdió en el olvido.
Se hizo el silencio entre ambos durante unos instantes en el que los dos fueron acercándose al otro mientras la nieve continuaba cayendo sobre ellos.
-¿Los veré de nuevo si acepto ir contigo?- le pregunto Anett mirando el rostro de Dimitri, el cual se encontraba muy cerca.
-Si… yo me encargare de que así sea.
-¿Te veré a ti también?
-Siempre que sea posible- Dimitri sonrió al imaginarse con Anett en el paraíso.
-Entonces no tengo porque quedarme aquí- todo lo que ella quería la esperaba del otro lado y no dejaría pasar la oportunidad de tenerlo todo, de ser feliz de nuevo- Llévame…
-Nos veremos Anett- Dimitri la beso suavemente unos momentos, mientras su corazón se detenía y su último respiro se fundía con el suyo.
Dimitri tomo el cuerpo sin vida de Anett en brazos. No podía dejarlo ahí, seria demasiado para la familia, el le daría el entierro apropiado y luego volvería al paraíso para reunir a Anett con sus padres verla de nuevo y seguir con su trabajo… el cual nunca acabaría.
El viento y la nieve rodeo a Dimitri colocándolo en el medio de un tornado blanco y helado. Para cuando el tornado se deshizo, la muerte había desaparecido sin dejar rastro, al igual que Anett.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Rosas de cristal
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Rosas de cristal
» Porque no solo las rosas poseen espinas * Yahisa*
» ~Rosas Color de Sangre~ [Chapter 15 UP] (Siglos depsues...)
» Reglas para la Bola de Cristal
» Gara Gara no mi (Cristal - Cristal) Fruta cristalizadora

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Hyuga :: Sección de Historias. :: Historias de Drama/Romance.-
Cambiar a: