Foro Hyuga


 
PortalÍndiceGaleríaCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Dom Ago 07 2011, 13:16

¡He vuelto! Como lo prometí, acá les traje el comienzo de la SegundaParte.
Bien saben que mi imaginación para los nombres es sencillamente MALA, a eso se debe como se llama esto. Simplemente, no sé cómo llamarlo, así que va a quedar como está. Notarán -o tal vez no- si es que vieron Naruto en español latino, que hay un diálogo parte prácticamente igual con pequeñas modificaciones. ¿Por qué? Porque me fascina como es esa parte y las modificaciones, porque no quedaba del todo bien sino lo cambiaba. Sin mencionar, que este capitulo no es la gran cosa...

Espero tenerlos de nuevo leyendo esta historia -que ni yo sé como va a terminar- y no decepcionarlos. Y MUCHÍSIMAS GRACIAS por leer la PrimeraParte y por comentar, eso fue lo único que me mantuvo escribiendo. Dejo el palabrerío.
Sin más, sólo esperando que les guste, el capitulo...


Capítulo 1


Esa mañana había demasiado revuelo, más de lo usual, en la entrada de la Aldea. No sabía por qué y al principio me tenía sin cuidado, pero cierto comentario captó mi atención: “Ha vuelto. Él ha regresado”. Esas habían sido las palabras de una persona que no lograba recordar y, eso fue lo que hizo que la curiosidad apareciera dentro de mí y me obligara a dirigirme hacia allí. De todas formas, no tenía nada más interesante que hacer.
Me quedé completamente pasmada al fijar mi mirada en la entrada y al verlo llegar. Había cambiado un poco pero para mí seguía igual. Tenía esa típica sonrisa pintada en los labios y cuando sus ojos se encontraron con los míos, sonrió más aún. Corrió hacia mí y me abrazó. Yo no podía salir del asombro.

-¿Qué haces aquí?
-Esa no es forma de recibirme. También te extrañé._ comentó con cierta ironía en la voz. Le sonreí.
-Sabes que te extrañé, no necesito aclararlo.
-No vas a cambiar más, hermana.
-¿Vas a responder mi pregunta, Naruto?
-Te lo dije, ¿lo recuerdas? Volvería con una sola y única condición, lo prometí._ lo miré con cierta confusión.
-¿Qué?
-Lo hice._ sentenció._ Cumplí con mi promesa.

Se volteó y fijó su mirada en la entrada con aire de orgullo. No entendía nada. ¿Había cumplido con su promesa? ¿Eso qué significab…? “Lo traeré de vuelta. No voy a volver hasta encontrarlo y hasta hacerlo regresar a la Aldea conmigo. No voy a volver hasta que encuentre a Sasuke. Lo prometo.” ¿Eso quería decir que…? Miré a Naruto y seguí la línea de su mirada hasta encontrarme con que ÉL…



-¡Ayane! ¡¡Ayane!! ¡¡Despierta!! ¡¿Sabes dónde está?!_ abrí los ojos con pereza. Un sueño, sólo había sido un sueño._ ¡¿Dónde está mi campera nueva?!
-No lo sé, Naruto._ dije tras un bostezo._ ¿Ya la perdiste?_ miré el reloj. 6:30 am._ ¿Por qué te levantaste tan temprano? Todavía tenemos tiempo…_ algo cayó sobre mi cabeza._ ¿Qué es esto? ¿Una remera?_ volteé a ver a mi hermano, quien se encontraba revolviendo el único mueble que tenía toda nuestra ropa. Dos hermanos más una casa pequeña, era igual a: compartir la mayoría de las cosas.
-¡No puedo encontrarla!
-Hagamos algo. Voy a bañarme, prepara el desayuno y luego la buscamos juntos.
-De acuerdo. No tardes.
-No lo haré._ tomé algunas prendas que se encontraban desparramadas por la habitación y entré al baño. Luego de una fugaz ducha, me cambié y me encaminé a la cocina. Cuando entré, mi hermano se me quedó mirando unos segundos para luego sonreír._ ¿Qué?
-¿En qué momento creciste tanto?
-En el mismo que tú._ sonreí.


Mentiría si dijera que desayunamos en silencio, ya que eso era imposible teniendo un hermano como Naruto. Una vez que terminamos de lavar las cosas, fuimos a la habitación y continuamos con la búsqueda interminable de la campera nueva y anaranjada del rubio. Mientras terminaba de arreglar mi cama y buscaba una remera que se encontraba debajo de la cama de Naruto, divisé el llamativo color de su preciada campera y allí estaba.

-¡La encontré!_ volteé a ver a mi hermano._ Naruto, te estoy diciendo que la encontré…_ él no respondió._ ¿Naruto?_ se encontraba de espaldas a mí, parecía que miraba algo que tenía en sus manos. Apoyé mi mano en su hombro._ ¿Estás bien?_ reaccionó.
-Sí, es sólo que…_ observé lo que sostenía._ ¿Esto…es…?_ una serie de recuerdos me llovieron encima._ ¿De…Sa…Sasuke? ¿No es así?

~ Flashbacks ~
-¿Qué tanto miras?_ lo escuché decirme.
-No, no es nada…Y por cierto, gracias por la ropa._ dije mirándome y volví a reír.

-¿Por qué te estás poniendo de ese color?_ dijo sonriendo al ver como mis mejillas se volvían de un rosado algo intenso.
-Todos nos miran…_ dije en un susurro.
-¿Y?
-Yo soy la que viste con ropa de chico, más específicamente, la tuya._ él rió.
-Cierto, la ropa…te ves graciosa así.
-Sí, es verdad._ dije sonriendo._ Gracias de nuevo.
-Sin problemas._ contestó.

-¡Cierto, tu ropa! Está limpia y todo, sólo que siempre me olvido de alcanzártela.
-No importa. Ya no la uso. Quédatela.
-¿Quiero tu ropa para...?
-La próxima tormenta en la que salgas, métela en tu mochila._ dijo bromeando.
~ Fin Flashbacks ~


-Sí…_ contesté. Naruto me miró.
-La encontraste._ sonrió.
-Así es, estaba bajo tu cama._ se notaba que ya no teníamos tantos ánimos. El tiempo podía haber pasado, los dos podíamos haber crecido pero algo no había cambiado, ese tema seguía afectándonos a ambos. Sacudí mi cabeza, intentando alejar esos pensamientos. Él rió.
-¿Qué haces?
-Nada._ sonreí._ Terminemos de acomodar las cosas…
-¡Bien! ¡Y luego nos vamos!_ recuperó el entusiasmo.
-¿Por qué despertamos tan temprano? Las clases empiezan tarde…
-Es que…_ se sonrojó un poco._ Entre todo lo de los cascabeles y eso, ayer no vi a Hinata…_ sonreí con picardía._ No me mires así._ dijo sonrojándose aún más._ Creí que estaría bien si pasaba a buscarla para ir a la Academia.
-Es una gran idea.
-Bueno, si pasábamos a buscarla. Por supuesto que vas a venir conmigo.


Así fue como nos dirigimos a la Mansión Hyuga. Todo parecía estar igual. Naruto golpeó la puerta con algo de nerviosismo y el mismísimo Hiashi Hyuga nos atendió; se nos quedó mirando entre el asombro y cierta alegría. Sonrió.

-Naruto. Ayane. Qué bueno tenerlos de vuelta.
-Ha pasado bastante tiempo._ comenté con una sonrisa.
-¿Vinieron a buscar a Hinata?
-Así es._ contestó el rubio._ Ella aún no sabe que regresamos.
-Ya veo. Esperen un momento._ entró nuevamente en la casa, dejando la puerta entreabierta por lo que se podía escuchar perfectamente lo que decía._ ¡Hinata, tenemos visitas!
-¡Hoy es el primer día de clases, papá!_ se escucharon sus pasos bajando por las escaleras. Naruto se tensó un poco al oír su voz._ ¿No podían venir en otro momento?
-¿Qué son esos modales?_ la miró con reproche._ ¡Neji, tú también baja! ¡Y dile a Hanabi que se apresure!
-Lo siento, es que…
-No importa._ sonrió._ Ve afuera. Te están esperando.
-¿Esperando? ¿A mí?_ su padre asintió. Se acercó a la puerta y dudó un poco antes de terminar de abrirla._ ¿Quién podrá ser?_ se quedó helada cuando se encontró con dos pares de ojos azules y dos sonrisas que ella conocía muy bien._ N…no puede…se…ser.
-¿Te vas a quedar congelada mucho tiempo más?_ le dije sonriendo.
-Hinata…
-Naruto-kun…_ detrás de ella, apareció su primo que tuvo que sostenerse del marco de la puerta para no perder el equilibrio. Ella no le prestó demasiada atención y corrió a abrazar al rubio.
-¿Cómo has estado?_ preguntó correspondiéndole el abrazo.
-Regresaste.
-Nunca dije que no lo haría. Te extrañé.
-También yo._ le dio un dulce beso en los labios.
-No te quedes tú también ahí pasmado._ comenté mirando al joven Hyuga._ Ni que estuvieras viendo a un fantasma.
-Veo que no has cambiado nada._ sonrió mientras se acercaba.
-Ya vamos a comprobarlo en el entrenamiento cuando te dé una paliza._ le devolví la sonrisa.
-¿Sigues en el Equipo?
-Como siempre._ chocamos nuestros puños; ya se había vuelto costumbre.
-¡¡Ayane-chan!!_ la de ojos perlas me abrazó.
-Hinata._ le sonreí._ Tiempo sin vernos.
-Lamento interrumpirlos._ comentó Hiashi._ Pero se está haciendo tarde y tiene que ir a la Academia.
-Sí, es cierto. ¿Dónde está Hanabi?
-¡Aquí estoy!
-¿Empiezas ya este año con nosotros?_ cuestionó el rubio.
-Sí, tonto. Crecí mientras no estabas._ sonrió.
-Bien, vámonos de una vez.



-Bienvenidos a otro año en la Academia._ comenzó Tsunade, se la veía algo fastidiada y seguramente así mismo se estaba sintiendo._ Estudien, esfuércense y sobre todo, NO ME HAGAN ENOJAR. Pasaremos esto rápido, bla bla bla bla._ salteó unas cuantas de las hojas que tenía en las manos._ Aquí está. Sus habitaciones siguen siendo las mismas._ murmullos de quejas._ ¡Silencio! Sigamos, se les cambiaron las cerraduras por lo que se les entregaran las nuevas llaves luego de su primera clase.
-Tsunade-sama._ susurró Shizune._ Está haciéndolo demasiado rápido.
-Eso es lo que quiero. Tengo trabajo que hacer._ volvió a dirigirse a los alumnos._ Sólo busquen sus horarios y vayan a sus clases.
-La vieja Tsunade no está de humor._ comentó el rubio.
-Que problemático…_ Nara soltó un bostezo._ Espera. ¡Naruto!
-¿Dime? ¿Por qué sigues sorprendido, me viste ayer recuerdas?
-Sí pero… ¿Ayane?
-¿Eh? ¡Claro! ¡Ayane! Está…está…_ la buscó con la mirada pero no logró encontrarla._ Bueno, supongo que la verás en clase.


Otra vez teníamos Historia en la primera hora. Otra vez con Kakashi-sensei. Otra vez igual de aburrido. Todos habían crecido bastante y más de uno estaba muy cambiado; sin embargo, la que más me sorprendió fue Hinata. Ella había crecido tanto en su físico, había dejado crecer su cabello, como en su personalidad, se la notaba cambiada pero sin dejar de perder esa esencia que la caracterizaba; es decir, seguía siendo Hinata pero al mismo tiempo, era una Hinata complemente nueva.
Kakashi se encargó de entregarnos nuestras llaves y, una vez que terminaron las clases, cada uno se dirigió a su respectiva habitación. Casi todos seguían con su mismo compañero de hace dos años. Mi amiga estaba bastante entusiasmada con respecto a este año y ni bien entró en la habitación comenzó a acomodar todo con rapidez. Por mi parte, dejé las cosas sobre mi cama y salí; quería ver a Sakura así que me crucé a la habitación de al lado.


Suspiré. Había visto como todos entraban con cierto entusiasmo a sus habitaciones, cada uno con su compañero. No era mi caso. Yo estaba solo. Miré la puerta frente a mí y volví a suspirar. Tomé el picaporte y vi como mi mano temblaba. Abrí la puerta.
Todo seguía igual que siempre, ahí estaban las dos camas, el mueble, la puerta del baño y el balcón. Pero, obviamente, algo había cambiado. Ya no estaba acompañado. Mi compañero, mi amigo ya no estaba. Me recosté contra la puerta y me arrastré hasta quedar sentado en el suelo.

~ Flashback~
-¡Vamos Sasuke! ¡Apresúrate!_ volteé y vi a mi amigo caminar sin entusiasmo con las manos en los bolsillos.
-No seas molesto, Dobe.
-No me llames así, Teme._ le saqué la lengua. Él sonrió.
-¡Genial!_ dije al ver la habitación._ ¡Mira Sasuke!
-Sí, está bien. ¿Por qué tienes que estar tan entusiasmado por esto? Es sólo una habitación.
-Corrección: es nuestra habitación. Mi habitación y la de mi mejor amigo. ¡Esto va a ser genial!_ sonreí.
-Como digas, pero yo quiero la cama cerca de la ventana.
-¡Como quieras! ¡Entonces ésta es la mía!_ dejé mis cosas allí y salí al balcón._ ¡Hey, Ayane-chan!
-¿Naruto?
-¡Somos vecinos de habitación!_ reímos._ ¿A qué no sabes quién está al lado?_ dije una vez que volví a entrar.
-Pues por tu grito, adivino que es tu hermana.
-¡Así es! Este año va a ser muy bueno. Lo presiento.
-Como sea, sólo te pido que…
-¡VA A SER UN GRAN AÑO! ¡VA A SER UN GRAN AÑO, SASUKE!_ comencé a saltar sobre la cama.
-¡Naruto quédate quieto! Todos están tranquilos. Vas a hacer que nos castiguen el primer día.
-Bueno, tienes razón._ me senté.
-Tienes que aprender a callarte y a guardar el entusiasmo.
-Lo siento, es que…nunca viví con alguien. Es algo nuevo.
-Comprendo un poco de eso._ comentó serio._ Pero ya déjalo, Dobe. No quiero estar castigado.
-Ésta bien. Como digas._ le sonreí, actitud que él imitó.

-Si no recuperas la cordura, entonces tendré que romper cada hueso de tu cuerpo y arrastrarte a la Aldea. Así que levántate, Sasuke.
-Aprende a callarte. Tú qué sabes de eso. Ni quiera sabes lo que significa tener una familia. Tú has estado solo desde el principio, ¡¿por qué crees que sabes de eso?! Yo estoy sufriendo porque tengo esos lazos, ¡¿cómo podrías acaso entender lo que se siente perder a toda tu gente?!
-Es cierto, no tengo idea de lo que es eso. Aunque tengo a Ayane y, de verdad que la quiero; es decir, es mi hermana pero…sólo hemos estado juntos menos de un año. Yo nunca supe que ella seguía con vida y, antes de reencontrarnos, siempre estuve sólo. No sabía lo que era el tener padres o un hermano. Sin embargo, me preguntaba y aún lo hago, si al estar con Iruka-sensein, es así como se siente tener un padre. Y, cuando estaba contigo…me preguntaba si así se sentía tener un hermano.
-¿Por qué, Naruto? ¿Por qué llegaste tan lejos por mí?
-Porque tú fuiste y eres el primer gran vínculo que tengo en mi vida….Es por eso que haré todo lo posible por detenerte.
-Es muy tarde, Naruto. Ya es muy tarde. No puedo retroceder.
~Fin Flashbacks~


Cerré los puños con fuerza mientras sentía como una lágrima rebelde bajaba por mi mejilla. Iba a encontrarlo, no iba a parar hasta traerlo de vuelta. Él tenía que recapacitar, tenía que entender que lo que estaba buscando era una idiotez. Sasuke…

La puerta que conectaba mi habitación con la de Ayane, se abrió de golpe. Y cuando menos lo noté, Hinata ya se encontraba en el suelo mirándome con cierta confusión y pena. Yo simplemente no entendía nada.

-¿Hinata?
-Lo siento, Naruto-kun.
-¿Qué te paso?_ la ayudé a ponerse de pie.
-Es que…acabo de terminar de ordenar y me recosté contra la puerta. Se ve que no estaba cerrada… ¿Qué te pasa?
-¿Eh? Nada._ limpió con cuidado la lágrima que tenía sobre la mejilla.
-Esto no es “nada”._ suspiré.
-Es que...la habitación me trae ciertos recuerdos.
-Sí, lo imaginaba…
-No sabía que iba a hacerme tanta falta.
-Es tu amigo, se supone que así sea.
-Sí, mi amigo…_ volví a suspirar._ A veces pienso que tal vez él no me considere así.
-Naruto, por supuesto que Sasuke te considera su amigo. Ustedes dos son como hermanos. Sólo que él ahora está algo confundido, está perdido y, tú vas a encontrarlo.
-Yo no creo poder…
-No digas eso. Si vas a poder. Estuviste entrenando todo este tiempo, ¿con qué motivos? Porque quieres hacerte más fuerte y así poder hacer que Sasuke regrese. Vas a hacerlo, Naruto-kun. Yo confío en ti._ la miré sin salir del asombro.
-Me encanta que estés en mi vida, Hinata._ la abracé._ Gracias.
-Naruto-kun…_ me sonrió. Le di un suave beso en los labios, mientras ella se sonrojaba.
-Eres toda una dulzura._ Sí, se volvió aún más roja. Reí.
-Te…tenemos…que…que ir a almorzar.
-¡Es verdad! Ya tengo hambre. Tú ve, tengo que acomodar un poco las cosas.
-Claro, te veo allá._ dijo antes de salir.

No estaba preocupado en acomodar nada, sólo quería colocar tres cosas, tres cuadros. Saqué dos de mi mochila y los ubiqué sobre el mueble. Uno era del Equipo 7 y el otro era una foto de Ayane y de mí en el cumpleaños de Temari. Ambas fotos me traían muchos recuerdos. Sonreí. Me faltaba uno y, esperaba que siguiera en el lugar de siempre. Sasuke y yo lo habíamos “guardado” debajo de las maderas del piso que se encontraban bajo su cama. Corrí la cama, levanté una de las maderas y allí estaba. Lo tomé, nunca entendí por qué simplemente no la dejábamos con el resto de las fotografías.
Ahí estábamos los tres, Sasuke, Ayane y yo. Era del fin de semana que pasamos en las cabañas de la familia de Sasuke. Él y yo mirábamos con sorpresa a un sonriente Ayane que se encontraba entre ambos prácticamente colgada de nuestros cuellos; todavía recordaba el momento en que Hinata había tomado la foto.

~ Flashback ~
-¡Vamos chicos, sólo es una foto!_ gritó insistente Sakura.
-No voy a hacer esto. Es estúpido._ dijo el azabache.
-No voy a sacarme una foto si le pone ese entusiasmo._ comenté con sarcasmo._ Teme.
-Dobe.
-¡Los dos son unos amargados!_ dijo mi hermana mientras nos tomaba del cuello sonriendo. Justo en el momento en que Hinata sacaba la fotografía.
-Ayane, no hagas eso.
-Uchiha no seas tan así, o al menos inténtalo.
-¿Así como?
-Así, amargado._ reí. De verdad me encantaba la actitud que Ayane tenía con él, siempre tan directa.
-No soy amargado, ustedes son muy frenéticos.
-Amargado._ volvió a repetir ella.
-Frenética.
-Amargado.
.Frenética.
-Amargado
-Frenética.
-¡Bueno ya basta los dos!_ reprochó Sakura.
~ Fin Flashback~


Sonreí. Hinata tenía razón, había entrenado y mucho. Era verdad que todavía tenía cosas que aprender pero…estaba dispuesto a ir a buscarlo. No iba a detenerme hasta que regresara. Sasuke era mi mejor amigo, era mi hermano y, yo iba a dar todo, absolutamente todo, para que volviera a la Aldea.
Volví a mirar la foto. Este también iba a ser un gran año. Lo presentía. Salí de la habitación y me dirigí a la cafetería, seguramente no me habían esperado para empezar a almorzar.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Senaku
Nivel 3
Nivel 3


Masculino
Cantidad de envíos : 87
Edad : 24
Fecha de inscripción : 17/09/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Lun Ago 08 2011, 01:06

SI!!!!!!!!!! la segunda temporada ya esta entre nosotros :D, y como me jure a mi mismo tenia que ser el primero en leer y comentar.

como siempre, nada es como me lo imaginaba, es mucho mejor. Los Uzumaqui estan de vuelta, al parecer mas crecidos :D. Me gusto Naruto mas maduro y bastante melancolico y Ayane tan genial como siempre (me encanta Ayane!!)

ya quiero ver a que se enfrentan este año, no quiero suponer nada porque en esta histora nada es como se espera, me encanta!!!

ya dejando a un lado la histeria de fan que se poseciono de mi cuerpo segundos atras... estare pendiente y a la espera de mas capitulos, ya tenes un fan fijo :D
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
~azula~
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8787
Edad : 23
Localización : En la zona de spam xDD
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Lun Ago 08 2011, 04:31

Wow este capitulo sencillamente estubo G E N I A L ...
Porfin la 2da temporada ha llegado la e esperado con ansias... Jejeje...
Espero la conti prontooo siiiii...jajaja...
Cuidate...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
aiko8121
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Cantidad de envíos : 33
Edad : 21
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Miér Ago 10 2011, 08:14

Geniial ya abiaaaaaaa leido toda la anterior temporada y aunke no komentavaaa te seguia kon ansias en esos kapitulos =O!!!!!! x favorrrrrrrrr kontinualaaaaaa sta muy buuena :D jojojojo yo ase timeeee ise unaaa paresiiiiidaaaa pero nunka la publiike jojjojo suerte i sige k te esta kedando chingonsisima =D genial genial genial =D SUBELAAAA PRONTO
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lavida13
Nivel 8
Nivel 8
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 307
Edad : 21
Localización : aldea de konoha mansion hyuga-uzumaki
Fecha de inscripción : 15/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Miér Ago 10 2011, 08:56

wow que bien segunda temporada genial espeor subas conti pronto bayy cuidate bye
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Jue Ago 11 2011, 11:31

He aquí el Capitulo 2. Poco inspirado y demás. Ya empezamos con la escasees de ideas. No se preocupen, van a volver o eso espero (?)
Muchas Gracias por comentar. Me alegra que sigan leyendo mi Fic. Bien, no quiero hacerlos perder más tiempo. Sin más, el capitulo...



Capítulo 2

-Chicos, ya pueden pasar._ nos dijo una sonriente Shizune, abriendo la puerta de la oficina de nuestra Hokage.
-Buenos días.
-Buenos días, Tsunade-sama._ respondieron mis compañeros. Por mi parte no podía expresar palabra, estaba demasiado emocionada. Por fin, después de esperar tanto tiempo, iban a asignarme una misión. Es era mi día, lo presentía.
-Bien, Neji, tú serás el líder._ ¿Por qué no me sorprende?_ Ésta es su misión…_ comentó mientras le acercaba los papeles a Hyuga._ Debido a sus habilidades, para los dos va a ser como…quitarle un dulce a un niño._ sonrió.
-¿A los dos?_ preguntó con cierta confusión Lee.
-Sí, tú y Neji, claro._ la manera en la que cambió mi semblante al escuchar esas palabras fue apreciada por todos los que se encontraban en la sala. Era obvio, que mi disgusto era evidente. Mis dos compañeros me observaban mientras esperaban, ya que me conocían bastante bien, que explotara y le dijera unas cuantas cosas a Tsunade; pero, para su sorpresa, me contuve._ Pueden retirarse ambos. Ayane, espera un momento.
-¡Usted debe de estar haciéndome una broma!_ grité apenas escuché que se cerraba la puerta._ ¡Estuve entrenando por dos años, como USTED ordenó! ¡Me esforcé para poder controlar todas esas idioteces! ¡Lo hice, me esforcé hasta desfallecer! ¡Y ahora me dice que NO voy a ir a la misión, a la misión que USTED dijo que iría!_ ella sólo me observaba mientras yo sentía que ni siquiera me estaba escuchando._ ¡Y realmente espero que este ESCUCHANDO cada una de mis palabras!
-¿Terminaste?
-Podría seguir otra hora más…_ susurré.
-Porque si terminaste, voy a pasar a informarte cuál es TU misión._ la miré confundida.
-¿Qué?_ me sonrió.
-Esperaba que gritaras un poco más.
-Lo siento, yo…
-Toma._ dijo entregándome el informe._ Esa es._ la hojeé rápidamente para saber de qué se trataba. La emoción había regresado en dos segundos…y así de rápido se fue.
-¡¡Esto tiene que ser una broma!!_ volví a gritar._ Usted de verdad quiero que yo me desespere. ¿Cierto? Es decir, ¡no puede llamar a ESTO una misión!
-Suficientes gritos por hoy._ se puso seria._ Ayane, esa es tu misión, quieras o no.
-Pero es…estúpida._ me miró con enfado.
-Si es tan estúpida, ¿cómo es que todavía no la has completado?
-No es justo. Me está obligando a que haga eso, literalmente.
-Tienes que decidirte. Tuviste dos años para pensarlo, se enteran o no lo hacen.
-¿Es muy necesario?
-Convengamos que ya son, es decir, somos muchos los que lo sabemos. Y creo que sería más beneficioso si todos lo supieran. Tal vez al principio les cueste aceptarlo, pero van a tener que hacerlo. Sin mencionar que esto simplificaría mucho las cosas…podrías entrenar y hacer misiones con libertad, sin tener que contenerte. Ayane, eres fuerte y lo sabes. ¿No crees que ya es hora de que los demás lo sepan? Ya han pasado tres años desde que los conociste, ellos merecen saber la verdad._ suspiré, era consciente de que ella tenía razón.
-Está bien, como usted diga.
-De todas formas, puedes contar con el consejo de alguien. Sé que no lo leíste._ sonrió._ Siempre tan apresurada como Naruto.
-¿Consejo?
-Exacto, tal vez así te resulta más fácil decidirte.
-Bueno, eso es…muy bueno. Sé perfectamente con quien hablar del tema…
-No.
-¿No?
-Yo ya he seleccionado a la persona._ mi cara de pocos amigos la hizo reír.
-No le veo lo gracioso. Ni siquiera me permite complacer ese aspecto.
-Deja de quejarte. Va a ser mejor que vayas a buscar algunas cosas, conociéndote vas a tomarte tus días allí.
-¿En dónde? ¿A quién seleccionó?
-Digamos que…vas a darte un paseo por la Aldea de la Arena.
-¡¿Qué?! ¡¿De verdad?!_ Eso sí que no me lo esperaba. Es decir, Gaara era la persona a la que yo hubiera elegido, pero no imaginé que a Tsunade se le hubiera ocurrido.
-Ya deja de gritar._ sonreí._ Sí, de verdad. Sé la historia, Ayane. Sé quiénes son los que más te pueden ayudar en esta situación.
-Muchas gracias, Tsunade-sama.
-Claro, ahora soy “Tsunade-sama”_ comentó con sarcasmo._ Hace dos minutos estabas reprochándome a los gritos._ reí. Sabía que con eso había acabado mi tiempo allí, por lo que di media vuelta, dispuesta a irme.
-Ayane.
-¿Qué?_ ¿No iba a terminar nunca?
-Sólo una última cosa. No te demores mucho allí.
-¿Por qué?
-Quiero que regreses lo antes posible. En cuanto Kakashi vuelva de su misión con Naruto y Sakura, tienen que entrenar.
-¿Entrenar? ¿Quiénes?
-En realidad, él tiene que entrenarte.
-¿Más entrenamiento? ¿No hay tiempo de descanso para esta pobre chica?
-No. Lo siento, así están las cosas.
-¿Y qué se supone que tengo que entrenar con Kakashi-sensei?
-Bueno, si fuera otra la situación, no sería él quien te entrene. Pero como no contamos con ningún miembro del Clan Uchiha por el momento, tendrás que aceptar el entrenamiento con Kakashi.
-¿Para qué necesitaría yo a un miembro del Clan Uchiha?_ cada vez estaba más confundida.
-Porque necesitas aprender a controlar el Sharingan.

¿El Sharingan? ¿Acaso me lo decía en serio? Sí, definitivamente no era ninguna broma. Suspiré, estaba agotada del entrenamiento. Necesitaba un descanso…Cuando salí de allí, me encontraba en un estado…raro. Era entre la alegría, confusión y algo de furia. Alegría porque si tenía ganas de hacer algo, eso era ver a Gaara; admitámoslo, moría por verlo. No malinterpreten mis pensamientos, él es mi mejor amigo.
Lo negativo de esto es que… ¿cómo Tsunade puedo considerar una misión decidir si voy o no a contarles a los demás acerca de mí y de mi pasado? Por eso es PASADO, no tienen por qué saberlo. Ayane, ni siquiera tú te crees eso. Es más que obvio que tienen que enterarse; la mayoría de ellos sólo se preocupaban cada vez que me ocurría algo y tenía que mentirles, decirles que no era nada, que sólo ocurría. Por supuesto que no era cierto…y así fue como Hinata lo notó. Y también estaba la otra posibilidad, como ocurrió con Shikamaru, que a Temari se le ocurrió la brillante idea de decirle.
Tarde o temprano todos iban a enterarse, ¿no era mejor que eso fuera temprano y que yo misma se los contara? Bueno, ya tendría mis pocos días para pensarlo y escuchar lo que sea que Gaara tendría para decirme. Ahora sólo tenía que aprontar mis cosas y ponerme en marcha…




Abrió los ojos con dificultad al escuchar varias voces a su alrededor. Un ardor intenso recorría cada parte de su cuerpo pero debía aceptarlo, se sentía mejor que antes. Lo último que recordaba era ver alejarse al miembro de Akatsuki, antes de caer completamente inconsciente. Ahora comenzaba a distinguir formas de entre todas las cosas que había en el lugar; no era muy difícil reconocer la cabellera rosa de Sakura, quien volteó al darse cuenta de que había despertado.

-¡Temari-san!_ gritó._ ¡Kankuro ha reaccionado!
-¡Kankuro! ¡¿Cómo estás?!_ dijo la aludida apareciendo a la vista del castaño.
-Te…Te…Temari…
-Tranquilo, vas a estar bien. Sakura va a ocuparse de esto, ¿verdad?_ miró a la de ojos verdes.
-Por supuesto._ sonrió._ Ya mismo voy a empezar a buscar el antídoto.
-Gracias._ suspiró con alivio. Su hermano revisaba la habitación con la mirada hasta encontrarse con un par de ojos azules, lo que le trajo ciertos recuerdos.
-Ay…Ayan…
-No hables, tienes que descansar._ lo reprendió Sakura. Él aferró con fuerza el brazo de su hermana, tomó una buena boconada de aire y se olvidó del ardor por un momento.
-¿Dónde está?_ preguntó claramente. Todos se voltearon a verlo._ ¿Dónde está Ayane?
-¿Qué?_ el rubio se adelantó hasta quedar frente a la camilla._ ¿Ayane? ¿Qué tiene que ver aquí? Ella está en la Aldea.
-Lo había olvidado._ Baki suspiró._ Ella llegó un día antes que ustedes.
-¡¿Qué?!
-Naruto, cálmate. ¿Qué se suponía que Ayane estaba haciendo aquí?_ preguntó Kakashi.
-Tsunade la envió. Tenía que hablar con Gaara…
-¿Dónde está ahora?
-Supongo que…_ miró a Kankuro.
-Ella…ella se cruzó conmigo. Llegó antes de que me encontraran. Se detuvo pero…la obligué a seguir.
-¡¿Por qué hiciste eso?!
-Gaara la necesita más que yo._ Naruto suspiró, después de todo el castaño tenía razón.
-Esto no está nada bien…



Ni bien pase la frontera y puse un pie en el País del Viento, sentí que algo no andaba bien. Odiaba tener ese tipo de presentimientos; sobre todo porque jamás me equivocaba. Algo estaba mal, muy mal.
Apresuré la marcha mientras me dirigía a la Aldea de la Arena. Y con cada paso que daba, ese sentimiento crecía. La imagen de Gaara se cruzó por mi cabeza… ¿y si le había pasado algo? Es decir, ahora era Kazekage y eso lo convertía en un blanco perfecto, pero él era fuerte, no había manera de que…Fue en ese momento en el que lo recordé: Akatsuki. No había forma de estar errada, ellos estaban completamente involucrados.


-¡Alguien se acerca!_ exclamó un guardia. Ni siquiera me detuve, los esquivé y seguí corriendo._ ¡Deténgase, está prohibido el ingreso a la Aldea! ¡Que alguien haga algo!
-¡¿Qué demonios está pasando ahora?!_ gritó mientras salía de la sala de reuniones._ Ayane…
-¿Dónde está?_ dije recuperando el aire mientras dos ninjas intentaban agarrarme.
-¡Suéltenla! ¡Y retírense de una vez!_ ambos obedecieron.
-Baki, ¡¿dónde está Gaara?! _ él desvió la mirada._ ¡No me hagas repetirlo!
-Se lo llevaron…
-¡¿Quiénes?!
-Esa organización…Akatsuki. Ellos se llevaron a Gaara.
-¡Demonios! ¡¿Cómo fue qué pasó esto?!_ era demasiado obvio que ellos estaban detrás del asunto. Me aterré del simple hecho de pensar qué era lo que querían de Gaara.
-No es tiempo de que te lo explique…Kankuro fue a perseguirlos.
-¡¿Qué?! ¡¿Se lo permitiste?!
-¡¿Qué querías que hiciera?! Es su hermano.
-¿Quiénes eran?_ me miró confundido._ ¿Cómo eran?
-Sólo vimos a uno. Tenía la capa negra con las nubes rojas. Cabello rubio.
-Deidara…_ susurré. Di media vuelta.
-¿Qué piensas hacer?
-No voy a quedarme aquí, eso es obvio.
-Pedimos refuerzos a tu Aldea, van a demorar en llegar… ¿qué se supone que venías a hacer?
-Tenía que hablar con Gaara…_ lo miré._ De eso._ asintió, él estaba al tanto de mis “habilidades”._ Y por si no lo recuerdas…_ comencé mientras sacaba algo de mi mochila._ Yo me gradué aquí. Ésta es mi Aldea._ Baki me observó con cierto asombro mientras me colocaba la banda protectora de la Aldea de la Arena en el brazo derecho, justo por encima de esa marca tan peculiar igual a la de Gaara._ Tengo que irme._ él sólo asintió.



No iba a enfrentarme a ellos por el momento, eso era más que seguro. Desgraciados. Los observaba llevando a Gaara directo a la guarida de los Akatsuki, mientras los seguía sigilosamente. Estaba molesta, incontrolablemente molesta. Si alguno de ellos se atrevía a dirigirme más de tres palabras, iba a estallar.

-Deidara. Sasori._ habló el jefe una vez que la entrada se cerró._ Ubíquense en sus lugares, ya vamos a comenzar._ ambos hicieron lo ordenado._ ¿Todos están listos? Empecemos._ pasaron algunos minutos en silencio.
-¿Nada de felicitaciones?_ bromeó el rubio.
-Si lo hubieran hecho perfecto, se los haría saber.
-Trajimos al Jinchuriki, tal y como estaba acordado.
-Demoraron demasiado. Tenemos a dos grupos intentando llegar al lugar.
-Eso ocurre porque Deidara es escandaloso. No era el indicado para esto._ comentó Sasori.
-Sin mencionar, la visita que tenemos entre nosotros…_ todos voltearon a verlo.
-¿Cuál visita? No puede ser. No vi a nadie._ repuso Zetsu.
-Pues no observaste con atención._ giró su mirada en dirección a la entrada, a un rincón oscuro._ ¿Nos harías el honor de mostrarte?
-Sigues igual de quisquilloso con el cumplimiento de tus órdenes._ dije dando algunos pasos al frente.
-Ayane…_ susurró Itachi.
-¿Qué demonios estás haciendo aquí?
-Deidara, no te hagas el idiota._ contesté._ ¿A ti que te parece que hago? ¿Venir de visita? Y te debo una buena paliza desde hace dos años…
-¿Ahogarte en el lago no te resultó divertido, verdad?_ sonrió con malicia.
-Tampoco te va a resultar divertido cuando te golpee por eso.
-¿Qué haces aquí?_ cuestionó el líder._ Hace mucho que no contamos con tu presencia.
-Cambió de bando._ sentenció Kisame.
-¿Traicionaste a Orochimaru, no es así?_ asentí._ ¿Por qué?
-No vine a hablar con ustedes. Ni que fuera una vieja reunión o algo así. Vine por una única cosa. No pienso irme de aquí sin llevarme a Gaara.
-Otra idiota que intenta llevarse al pelirrojo.
-Zetsu. Encárgate._ ordenó el líder. Ni siquiera había prestado atención a ese detalle. Seguía siendo impulsiva, al igual que Naruto. Ahora sólo sería una carga.
-Demonios…_ susurré, justo antes de que él apareciera detrás de mí y todo se volviera oscuro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
~azula~
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8787
Edad : 23
Localización : En la zona de spam xDD
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Jue Ago 11 2011, 16:47

Wow cada vez se pone mejor y mas interesante...
Anaye se encontro con Akatsuki nooooo X3 ...
Espero que no le pase nada...
Espero la conti pronto siiiiiii...
Cuidate mucho....



Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Senaku
Nivel 3
Nivel 3


Masculino
Cantidad de envíos : 87
Edad : 24
Fecha de inscripción : 17/09/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Jue Ago 11 2011, 23:55

Apenas el segundo capitulo y ya esta para el infarto :D

lo repito me encanta la historia, ahora que va a pasar con Ayane, Naruto y los demas.. esto si que te deja con la intriga, ya quiero ver el proximo

espero el siguiente con ansias, mas bien con desesperacion

nos leemos anto
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
aiko8121
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Cantidad de envíos : 33
Edad : 21
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Sáb Ago 13 2011, 13:27

waaaaaaaaaaa ta reeeeeeeeee wenaaaaaaaa eespero konti kon ansiassssssssss genial genial genial genial genial [b]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
N!ky
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 10927
Edad : 21
Localización : Gobernando en el Infierno
Fecha de inscripción : 30/12/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Dom Ago 14 2011, 12:12

Sugoi, muy sugoi los 2 caps.
Sugoi aparecio akatsuki, ojala ayane salga pronto de ahi con Gaara...
Pero estoy muy entuciasmada x k es ovbio k habra accion sobre todo de parte de akatsuki no de todos ya k seria muy apresurado pero seria encantador ver como algunos de los miembros de akatsuki le dan una paliza a ayane y a los k le vallan a ayudar..seria algo asi como el inicio de shippuden, demostrando lo peligrosos k son los miembros de akatsuki y k kada vez se va poniendo mas interesante la historia y los personajes principales como naruto y ayane se van haciendo cada vez mas fuertes para lograr sus objetivos.
Espero tu conti!!
te cuidas
matta ne!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Lun Sep 12 2011, 10:38

Después de miles de años...volví para traerles la continuación. Perdonen, estuve un poco atareada con las cosas de la facultad. Espero sepan disculpar :)
Bien, el capitulo está...no sé, ustedes opinen jajaja Los que vienen son más interesantes, sabrán por qué, mejor dicho, debido a quién aparecerá...
Sin más, el capitulo...


Capítulo 3


Todo era oscuridad. Sentía como una tras otra las lágrimas caían por mis mejillas. Era imposible pero…era cierto; eso de verdad estaba pasando. Uno de mis mayores temores había cobrado vida y, con esto, ya nada sería lo mismo. Había recobrado el conocimiento justo en el momento en el que el cuerpo sin vida de Gaara se desplomaba contra el suelo. El miembro de Akatsuki ya no estaba ahí, por lo que nada me impidió que corriera a su lado.

-Gaara…_susurré._ ¿Gaara? Por favor…contéstame._ Nada._ Por favor, no me hagas esto._ mis lágrimas caían sobre su rostro. Mi vista se estaba nublando por lo que cerré los ojos con fuerza; tal vez sólo era una pesadilla._ No…no lo es.
-Ese idiota._ rió._ Ya es tarde.
-¡¡Cállate Deidara!!_ volteé a mirarlo._ ¡Te voy a matar! ¡A todos ustedes!_ se escucharon ruidos del otro lado de la entrada.
-Nos retiramos. Sasori, Deidara. Ocúpense del resto._ dijo el líder mirándolos.
-Malditos… ¡Son unos desgraciados! ¡¡Gaara, por favor, reacciona!!_ sacudí un poco su cuerpo. Sabía que era una estupidez, pero en ese momento no estaba pensando con claridad._ ¡No te puedes morir! ¡No puedes hacerme esto! ¡Gaara! ¡Por favor, NO te mueras! ¡Despierta! ¡¡GAARA!!



-¿Qué fue eso?
-¡¿Esa no es…la voz de Ayane-chan?!_ cuestionó confundido Lee. Él y su compañero voltearon a ver a Naruto.
-Sí, es ella.
-¡¿Qué demonios está haciendo aquí?!
-Neji, no es tiempo de alterarse._ respondió su sensei._ ¿Kakashi?
-Según nos informaron en la Aldea, había venido a ver a Gaara por petición de Tsunade. Se encontró con la situación y…sabes lo impulsiva que es.
-¿Cómo hizo para entrar?_ preguntó Sakura._ Es imposible…_ Naruto y Kakashi intercambiaron una mirada, que la kunoichi no pasó desapercibida._ Creo que no es tiempo de estar ocultando cosas…
-Lo siento, Sakura. Pero…no puedo decirte._ contestó el rubio._ Es complicado y no es el momento para explicaciones. Tenemos que entrar, tenemos que salvar a Gaara.
-¿Quién se supone que es la chica?
-Es mi hermana._ la anciana lo miró con sorpresa._ Y acaba de hacer una idiotez al meterse ahí adentro._ cerró los puños con fuerza._ Sabe que no tiene que hacer este tipo de cosas. No quiero escucharme.
-¿Ese tipo de cosas?_ dijo Neji confundido.
-Dejemos la charla para otro momento._ comenzó Kakashi._ Gaara nos necesita.
-Y también Ayane-chan_ continuó Lee.
-Tal vez. Aunque…
-Empecemos con esto._ lo interrumpió Naruto, ya habían hablado demasiado.
-Primero, tenemos que deshacernos de la barrera.
Tras ver desmoronarse la gran piedra que tapaba la entrada a la guarida de Akatsuki, los tres ninjas de la Hoja y la anciana de la Arena, entraron. Sin embargo, se encontraron con una imagen que no era la que esperaban; ellos imaginaron que estarían esperándolos, listos para atacar. Pero la situación, no era así…
Naruto quedó totalmente atónito con la imagen que tenía frente a sus ojos. Es decir, él sabía que su hermana era fuerte y…especial, pero verla así, le traía más de un recuerdo.


Ni siquiera supe en que momento fue, pero el ardor comenzó a dispersarse por todo mi cuerpo desde ese punto de mi espalda. Sabía lo que estaba pasando y no estaba intentando hacer nada al respecto. El sello de Orochimaru se había liberado y, la verdad es que en ese momento no me importaba en lo absoluto. Tenía sólo dos cosas en la mente, una era la imagen de Gaara y la otra la imagen de Deidara y Sasori. Estos dos últimos me miraban con sorpresa mientras el sello se iba esparciendo por mi cuerpo; fijé mi mirada en el rubio y sonreí. La expresión de su rostro cambió, se notaba que se sentía algo intimidado.
No le di tiempo de pensar, cuando aparecí frente a él y lo mandé de un golpe al otro lado de la habitación; se dio contra la pared y se levantó con dificultad. Cuando miró al frente, me encontraba ahí, a escasos centímetros de él.


-Ahora veremos quién es el que se divierte._ le susurré antes de volver a golpearlo.
-Es…está…m…muer…to._ comentó sin aire._ Que me golpees no va a cambiar eso.
-Lo sé, pero…me sirve de cierto consuelo._ dije atinándole otro golpe y otro, y otro, y otro.

No podía detenerme, no quería detenerme. No tenía pensado perdonárselo. Jamás. Lo iba a matar y no sentía ningún tipo de remordimiento por ello. Sonrió, lo que hizo que me enfadara aún más e hizo que la imagen de Gaara volviera a mi cabeza. Las lágrimas volvieron a correr por mis mejillas mientras lo golpeaba; hasta que no pude más y caía de rodillas frente a él.
Dolía, dolía muchísimo. No era el ardor del sello que se había activado, tampoco era el golpe que acababa de darme Deidara. Era peor que eso; saber que él ya no estaría ahí, dolía. Sentía un vacío en mi interior, algo me faltaba. Lo de los sentimientos era algo relativamente nuevo para mí, porque estaba acostumbrada a contener todo tipo de emociones pero una vez que llegué a Konoha, todo se había vuelto más sencillo en ese aspecto pero…nunca había sentido eso, ni siquiera cuando Uchiha dejó la Aldea. No se comparaba con nada; era algo nuevo y completamente doloroso. Era como si una parte de mí hubiera desaparecido junto con él.



-¡¡Ayane!!_ gritó la de cabello rosa, en el segundo antes de que Deidara invirtiera los papeles y me dejara arrinconada contra la pared. Me tomó del cuello.
-No vas a salvarte de ésta._ me susurró._ Sasori, tal vez si colaboraras terminaríamos esto más rápido.
-No vinimos a jugar con Ayane, Deidara._ comentó sin ningún tipo de expresión en la voz._ Déjala y hagamos lo que nos ordenaron.
-Oh, por favor. No me digas que vas a ponerte melancólico sólo porque la insoportable fue tu compañera por un tiempo y, uno muy corto, la verdad._ presionó aún más mi cuello.
-Deidara…no seas más idiota de lo que eres. Sabes que no me gusta esperar ni hacer esperar a los demás.
-Entonces, ayúdame y nadie tendrá que esperar._ su compañero no contestó._ Veo que así están las cosas…Sabes Ayane, nunca me caíste bien.
-T…tú tam…poco._ comenté con dificultad.
-Bueno, creo que es tiempo de terminar con nuestra enemistad. Uno vive y el otro no. ¿Adivinas quien es quien, verdad?_ sonrió._ ¿Sabes cuál es mi discusión frecuente con Sasori? El considera el arte de una manera…tonta. Mi manera de ver el arte es sencilla…el arte es ¡una explosión!_ Él me soltó y se posiciono al lado de su compañero. Todos se quedaron helados al ver volar en pedazos la parte superior de la pared en la que me encontraba. Miré hacia arriba.
-Sabía que iba a ser un estorbo._ dije antes de que el muro se derrumbara sobre mí.
-¡¡AYANE!!_ Sakura intentó correr al lugar pero algo la detuvo, se volteó a ver que era y se encontró con que alguien la tomaba del brazo._ ¡¿Naruto, qué haces?! ¡Suéltame! ¡Tenemos que sacar a Ayane de ahí!
-No._ Kakashi volteó a mirarlo con sorpresa.
-¿Qué?_ su compañera no podía salir del asombro al escuchar la respuesta de éste. Lo miró, algunas lágrimas caían por su cara.
-Te…tene…tenemos que salvar a Gaara._ fijó su vista al frente, en los dos miembros de Akatsuki, que se encontraban junto a su amigo.
-Naruto…_ susurraron ambos.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Al menos no había sido una carga durante la pelea. Y, tenía que admitirlo, Deidara se había vuelto un poco más inteligente que de costumbre…Sentía ese fluido espeso correr por mi cuerpo, estaba perdiendo demasiada sangre. Tomé un buen poco de aire e intenté mover el brazo…nada. Me concentré un poco más y lo logré. El dolor era insoportable, tenía tiempo sin recurrir al sello de maldición y me estaba afectando mucho.
No podía ni imaginar la expresión que hubiera tenido Naruto en ese instante en el que sólo pudo mirar, sin hacer nada para ayudarme. Sabía que era duro para él pero…también sabía que era lo mejor que podía hacer…por mí, por los demás y por él mismo.
Quedé totalmente helada al ver la escena que se encontraba frente a mí, una vez que logré salir de entre las rocas…


-¿Sasori?_ Era imposible, él…_ Está muerto._ susurré como si alguien pudiera escucharme. Recorrí el lugar con mi mirada, buscándolo….Pero su cuerpo no se encontraba allí. Estaba confundida, ¿qué demonios había pasado mientras estaba inconsciente? Regresé junto al cuerpo sin vida de mi ex compañero de Akatsuki, aún tenía algo que hacer…


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


-¿Están seguros de que sólo una noche va a ser suficiente?
-Sí, Temari. Es únicamente para que Kakashi-sensei descanse un poco. No te preocupes…_ Sakura le dedicó una cálida sonrisa.
-De acuerdo pero si quieren quedarse más tiempo, sabes que pueden hacerlo. La Aldea les debe mucho…
-No digas tonterías._ le sonrió el rubio._ Nadie nos debe nada. Gaara es nuestro amigo.
-Gracias, de verdad, Naruto.
-Ya deja de agradecer._ ella sonrió.
-¿Kankuro? Te dijeron que debes hacer reposo._ dijo al recién llegado.
-Estoy bien…
-Pero, los médicos dijeron que…
-Temari._ la miró con cierto reproche.
-Está bien, está bien.
-¿Cuánto tiempo van a quedarse?_ cuestionó el pelirrojo al despertar, quien se encontraba recostado en una cama. Paseo la mirada por la habitación, todos estaban allí.
-Sólo esta noche…
-¿Pasa algo Kankuro?_ todos voltearon a ver al castaño que recorría la habitación con su mirada y tenía una expresión de confusión.
-Es que…_ se revolvió el cabello._ ¿Dónde está Ayane?
-¿Ayane?_ Naruto y Sakura bajaron la mirada._ ¿Qué se supone que estaba hacien…? Cierto, tenía que venir, lo había olvidado. ¿Naruto, dónde está?_ él no respondió.
-¿Sakura-chan, estás bien?_ preguntó Lee. Kakashi que se encontraba en uno de los sillones, se acomodó de forma que todos pudieran verlo.
-Creo que…ambas aldeas han tenido sus bajas hoy._ suspiró. Los ojos del pelirrojo se abrieron de sorpresa y una expresión de confusión se apoderó de su rostro.
-¡¿Qué?!_ exclamó Temari._ ¡¿A qué se refiere con eso?!
-¿Naruto…?_ el rubio seguía con la mirada clavada en el suelo. Neji y Lee intercambiaron una mirada de horror y voltearon a ver a su sensei, que se encontraba completamente pasmado.
-Creo…que…necesito aire._ Lee acompañó a su compañero.
-¿Gaara, estás bien?_ su hermano lo miró con preocupación.
-¿Por qué?_ se escuchó decir a Sakura._ ¿Por qué, Naruto?_ levantó la mirada, las lágrimas corrían por sus mejillas._ ¡¿Por qué no me dejaste salvarla?!
-Yo…yo..._ le era imposible articular palabra._ ¡Se lo prometí! ¡Le prometí que pasara lo que pasara no iba a hacerlo! ¡Le prometí que iba a anteponer mi vida antes que la de ella! ¡Le prometí que iba a anteponer la vida de Gaara o de quien sea antes que la de ella! ¡Ella…ella…Ustedes no lo entienden!_ Sakura observaba a su amigo entre la sorpresa y la tristeza, escuchaba cada una de esas palabras que salían desgarrando su garganta y veía las lágrimas que brotaban a montones de sus ojos.


~ Flashback ~

-Ayane…eso es…una locura…
-Es la única opción que tengo, Naruto. No quiero que algo malo les pase por mi culpa.
-Pero…no, no voy a hacerlo. No puedo.
-Tienes que hacerlo. No importa lo que ocurra, no tienes que hacerlo, no tienes que salvarme.
-No lo entiendo, no entiendo por qué me estas pidiendo esto.
-Naruto…Lo sabes…yo…voy a mo…
-No lo digas, ¡no te atrevas a decir eso! ¡Jamás! Tú no vas a morir. La vieja Tsunade va a encontrar una cura, algo, lo que sea que pueda salvarte._ ella colocó sus manos sobre los hombros del rubio.
-Naruto…No sabemos si va a conseguirlo. No puedes arriesgar la vida de alguien más por salvar la mía…mi vida ya está perdida. No la cuentes.


~ Fin Flashback ~


-Naruto…lo…lo siento, yo…_ comenzó la de ojos verdes.
-Ella está bien._ sentenció el pelirrojo.
-Gaara…_ su hermana negó con la cabeza._ Ella no…
-Ella está bien._ volvió a repetir._ Ha pasado por cosas peores.
-Lamento contradecirlo, Kazekage-sama. Pero…es diferente ahora.
-Kakashi-sensei.
-Ella no es la misma persona que era cuando…_ miró a Sakura._ Ustedes saben a qué me refiero._ Las cosas han cambiado y mucho. No es tan fuerte.
-¿Quién fue?
-El mismo que se encargó de llevarte fuera de la Aldea._ Gaara cerró los puños con fuerza.
-Ese maldito…


-¿Neji?_ su compañero lo miraba con cierta preocupación. No habían cruzado palabra desde que se fueron del edificio.
-¿Qué?
-¿Crees que…sea…cierto?
-¿Por qué tendría que ser mentira?
-Es que…no puede ser verdad…_ Hyuga se volteó a ver a Lee, quien enseguida bajo la mirada._ ¿Acaso no te afecta? Ella es nuestra compañera, es nuestra amiga…
-Lo sé, Lee. Pero llorar no va a traerla de vuelta.
-A veces me pregunto por qué eres tan idiota._ dijo antes de darse la vuelta y regresar.

Su amigo suspiró. Una parte de él estaba cansada de siempre alejar a esas pocas personas a las que consideraba sus amigos y que lo consideraban su amigo. “Eres un genio, Neji.”, se dijo a si mismo con sarcasmo. Lee tenía razón, claro que le afectaba. Ella era…bueno, su amiga. Pero, a veces sentía que había otra cosa, aunque no le gustaba para nada aceptarlo.
Se encaminó por entre las calles de la Aldea, hasta llegar a la inmensa entrada. El pasillo de la muralla se perdía en la oscuridad a lo lejos. Observó, mirando la nada.
Pasaron unos cuantos minutos hasta que volvió en sí y dio media vuelta. Ya era tarde, tenía que volver. Pero algo hizo que se detuviera. Pasos. Volvió su mirada a ese oscuro pasillo, esperando. Los pasos se detuvieron y se escuchó como algo caía contra el suelo.
Las nubes cubrían todo el cielo pero, al parecer, las cosas se pusieron a su favor. Poco a poco la luz de la luna fue iluminando el lugar…

-A...aya…Ayane._ logró articular. No era difícil reconocerla. Aunque la luz no era mucha, su pelo y ese par de ojos azules no podían ser de otra persona. Corrió a su lado.
-Ll…lle…gué._ sonrió y, antes de que pudiera volver a darse con el suelo, Neji la atrapó. Estaba inconsciente.
-Tranquila._ susurró._ Vas a estar bien…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
~azula~
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8787
Edad : 23
Localización : En la zona de spam xDD
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Lun Sep 12 2011, 12:31

Estubo muy bueno, pobre de Ayane nadie la ayudo pañu , bueno pero fue porque Naruto se lo prometio...
Pero que bien que Ayane ya volvio...
Conti...Conti...Conti...Conti...Conti...Conti...Conti...Conti...Conti...Conti...Conti...Conti...Conti... bye Pesado X3 *o* we risaaaaaaa cumplee dance bounce smile risa
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
aiko8121
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Cantidad de envíos : 33
Edad : 21
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Mar Sep 13 2011, 11:40

muy muy bnaaaaaaaaa *-* ya moriiiiiiiiiiia de ansias x leerla *o*!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Lun Sep 26 2011, 12:32

¡Buenaaas! ¿Cómo andan? Yo acá, nada, les traigo el capitulo siguiente. Gracias por los comentarios y disculpen la demora. Entre las ideas que no llegan y la facultad, no tengo mucho tiempo. Espero disfruten la continuación.
Sin más, el capitulo...

Capítulo 4

¿Cómo se supone que debe sentirse uno cuando te enteras de que esa persona ya no está? Ese tipo de sensaciones eran nuevas para mí. Jamás me había preocupado de que eso le pasara a alguien. Pero siempre con ella todo fue distinto, pero… ¿creer que podía sucederle algo así? No, nunca se me cruzó por la cabeza. Es por eso que no quiero aceptarlo, tiene que haber otra respuesta. Ella…simplemente…Ayane no puede estar muerta.
Me niego a creerlo.
Era injusto. Demasiado. Ella no se lo merecía. No ahora. Había cambiado, yo había cambiado. Todo era diferente; ambos estabas aprendiendo a llevar este estilo de vida plagado de sentimientos. No era justo que ella decidiera irse, y dejarme así, sin más. ¿Habrá sentido lo mismo? Me pregunto qué cosa pasó por su cabeza cuando vio mi imagen sin vida frente a ella.
Éramos como hermanos. Siempre la había considerado mi primera hermana; si también está Temari pero…ella tampoco solía aceptarme antes, por lo que no sentía nada de aprecio hacia ella ni hacia Kankuro. Con Ayane era diferente, ella no me temía. Jamás lo hizo. Era la única persona que lograba comprenderme o que lo intentaba. Nunca nadie se había molestado en preguntarme qué era lo que yo sentía al respecto de tener a un monstruo en mi interior. Pero ese era el tipo de cosas que llamaban la atención de Ayane…


~ Flashback ~

-¿Y se siente raro?_ preguntó sin mirarme luego de unos minutos de silencio.
-¿Qué?_ dudó un poco._ Ayane, dímelo.
-¿Se siente raro tenerlo dentro tuyo?_ reí por la expresión de curiosidad y pena que apareció en su rostro.
-No, no lo sé…no es fácil de explicar. No es que sientas que algo se mueve en tu interior._ rió.
-Lo sé. Es que…es raro, sólo eso.
-También lo es para mí.
-Gaara…_ la miré._ ¿Por qué no…? No, nada._ se interrumpió a sí misma.
-No seas tonta. ¿Qué pasa?
-¿Por qué no eres así con…los demás?_ preguntó algo nerviosa._ ¿Por qué no sonríes o hablas así como lo haces conmigo?
-Porque ellos no son tú._ la sorprendieron mis palabras._ Eres la única con la que me comporto así porque tú me dejas hacerlo. Ellos son diferentes, me juzgan, se alejan y no tienen idea de… de lo que se siente…Ni siquiera parezco importarles a mis propios hermanos.
-No digas eso. Ellos sólo…_ pero no terminó la frase.
-Tienen miedo._ completé antes de suspirar._ ¿Por qué tú no lo tienes?_ ella se encogió de hombros sonriendo.
-No lo sé, no me das aspecto de ser mala persona. Además ni que fueras tan fuerte._ bromeó.
-Muy graciosa._ ella rió y yo me uní a su risa.

~ Fin Flashback ~



-¿Gaara…estás bien?_ dijo mi hermana entrando en la habitación.
-Sí, ya no me duele nada._ contesté moviendo un poco mis brazos. Ella negó con la cabeza.
-No, no me refería a eso. No a lo físico…¿Cómo te sientes?
-¿Cómo te sentirías tú? Es más, cómo te sientes tú. No te preocupes por mí, ella también es tu amiga.
-Era…_susurró.
-ES._ repetí. Ambos volteamos al sentir que la puerta se abrió dando un golpe contra la pared.
-¡Dime que no es cierto!
-Mat…¿Matsuri?_ ¿Qué se suponía que hacía aquí?
-¡¿Dónde está?! ¡Es mentira, tiene que ser mentira! ¡¡¿Gaara, dónde está?!!_ ¿No me había llamado “Gaara-sensei” como siempre?
-Matsuri, ya cálmate. ¿Qué pasa?
-¿Qué…qué…?_ empezó a sollozar._ ¿Dónde está Ayane?_ Su pregunta me golpeó en el pecho y quedó retumbando en mi cabeza una y otra vez. Desvié la mirada._ ¡¡Es mentira, dime que es mentira!! ¡¡Gaara, ella no puede haber…no, no es verdad!!_ miré a mi hermana, estaba perdiendo la paciencia. Por mi parte no me molestaba, ella tenía derecho de sentirse mal. Eran buenas amigas, después de todo._ ¡¡Eres el Kazekage y quiero una respuesta!! ¡Ella era tu amiga y no hiciste nada, absolutamente nada!
-¡Hey, tranquilízate!_ le gritó la rubia._ Como lo dijiste, es el Kazekage. Respeta a tus superiores, Matsuri._ mi alumna se sonrojó de la pena y bajó la mirada.
-Lo…lo siento, Gaara-sensei. Yo…
-No te preocupes. Yo no sabía que Ayane estaba allí…me enteré cuando regresamos._ me miró con sorpresa y rompió a llorar.


¿Por qué? ¿Por qué a todo lo que estaba pasando tenía que sumarle verla llorar? Últimamente más de una cosa pasaba por mi cabeza cuando pasaba tiempo con esa chica. No sabía lo que era y tampoco lo había comentado con nadie. ¿Por qué Matsuri me hacía sentir de esa manera? Tampoco podía describir bien lo que era…Desde aquella vez, hace dos años, cuando pasó todo lo de su “secuestro”. En aquella ocasión sentía unas desesperadas ganas de encontrarla y no sabía que iba a pasar, pero si algo malo le ocurría, no iba a perdonármelo…Pero como siempre, ella, Ayane, llegó en el momento justo…Desde ese día, pasaba más tiempo con Matsuri; estar con ella era fácil para mí porque no hablaba demasiado y, definitivamente, yo no era ni soy nada bueno para establecer una conversación con alguien.
Pero había algo más, podía sentirlo cada vez que la miraba. Cuando me sonreía…ella tampoco me temía…Era como eso, eso que Ayane me comentó, eso que no podía explicar…el hecho de sentirse extraña estando con Sasuke.
Sí, era algo así…



-Deja de llorar._ la voz de Temari me sacó de mis pensamientos. Sus ojos negros llenos de lágrimas se posaron en mi hermana, con una mirada confundida. Temari nunca la había tratado así.
-¿Q…qué?
-Me escuchaste._ contestó secamente._ Ya deja de llorar. No llores por ella, tendrías que estar agradecida, sacrificó su vida por traer a Gaara de regreso. Deberías recordándola con la frente en alto. Nadie…nadie debería llo…llorar._ Se volteó, pero la castaña logró ver como las lágrimas caían por sus mejillas.
-¡Qué me dejen pasar! ¡Ya basta, apártense del camino!_ se escuchó gritar en el pasillo.
-¡No se puede ingresar! ¡Este sector del hospital está restringido por seguridad de Kazekage-sama!
-¡Tengo que hablar con él! ¡Déjenme pasar!_ se escucharon algunos golpes contra las paredes.
-¡Que alguien lo detenga! ¡Está prohibida la entrada! ¡Regrese aquí!_ los pasos se acercaban con rapidez y la figura de Naruto se apareció en la puerta.
-¿Naruto, qué está pasando?_ el rubio intentaba hablar mientras recuperaba el aire._ ¿Golpeaste a…?
-No importa._ me interrumpió.
-Pero Narut…
-Gaara. Ya cállate, déjame hablar._ lo miré con una mezcla de impaciencia y enojo pero sonreía por dentro, había pocas personas que me trataban así, de esa manera tan directa._ Está viva._ dijo por fin.
-¿Qué?_ me invadió la desesperación.
-Ayane, está viva._ una sonrisa se dibujó en su rostro._ Está viva._ volvió a repetir.


¿Acaso era verdad? ¿Viva? ¿Cómo se suponía que ahora estaba viva si hace menos de tres horas me habían dicho que había sido aplastada para un montón de rocas? ¿Y ahora me venían con esto?
A pesar de estar más recuperado, no podía seguirle el paso a Naruto, aunque lo intentaba. Lo vi doblar en el pasillo y justo cuando di la vuelta, entraba en la tercera puerta a la derecha. Me detuve. Tomé un poco de aire, seguía débil.


-Tómatelo con calma._ dijo mi hermana, quien se encontraba a mi lado._ No creo que vaya a irse a ningún lado.
-No podemos estar seguros. Estamos hablando de Ayane, es la persona más impredecible que conozco.
-Cierto._ me dedicó una sonrisa._ Ya vamos._ Terminamos de avanzar por el pasillo hasta llegar a aquella puerta. Entré primero y un suspiro de alivio salió de mis labios al encontrarla allí, recostada sobre una camilla.
-Todavía está muy débil._ comentó Sakura._ Pero está viva y va a estar bien._ sonrió.
-¿Ya ha despertado?_ cuestionó Temari. La pelirosa negó con la cabeza.
-Así llegó.
-¿Cómo fue qué…?
-Neji la encontró._ volteé a ver a Hyuga, estaba recostado contra la pared con la mirada perdida.
-¿Hablaste con ella?_ él me miró.
-Apenas pronunció palabra._ comentó._ Perdió el conocimiento enseguida.
-Ya veo…
-¡Eres un genio, Neji!_ la sonrisa particular de Naruto estaba de nuevo allí, dibujada en su rostro._ ¡De verdad te lo agradezco! ¡No sabes cuánto! ¡Está viva! ¡Lo sabía, lo sabía!_ todos sonrieron ante las palabras del rubio.
-Naruto…deja…ya…de…gri…gritar._ esa era su voz.
-¡Ayane!_ corrió hacia su lado._ ¡Hermana! ¡¿Cómo te sientes?!_ ella intentaba abrir los ojos, pero se notaba que la luz le molestaba bastante.
-Esto...estoy…bien._ respondió con dificultad._ Sólo, deja de gritar.
-Sí, lo siento._ dijo en un susurro, mientras acariciaba su cabello._ No sabes cuánto me alegra de que estés bien. Me diste un susto terrible…Si de verdad llegara a pasar, yo…
-Ya, tranquilo._ ella le dedicó una sonrisa._ Todo está bien._ Pasaron dos segundos de silencio y abrió los ojos con fuerza. Tenía la preocupación pintada en su mirada._ ¡¿Y Gaara?!_ Su hermano desvió la mirada hacia mí. Ella giró lentamente su cabeza hasta que su par de ojos se posaron en los míos. Cuando menos lo noté, me estaba abrazando mientras los demás observaban la escena con sorpresa.
-No te atrevas a hacerme esto de nuevo._ me regañó al oído._ Demonios, si qué me preocupaste.
-No tendrías que haber estado ahí en primer lugar._ le contesté._ Y tú fuiste la que me preocupaste. Matsuri me odia por dejarte morir._ rió.
-Esa chica es todo un mundo. Y ella no te odia, en absoluto._ me dedicó una sonrisa, una vez que se soltó de mí. Volví a suspirar.
-No vuelvas a hacer eso. Jamás.
-Jamás._ repitió pensativa._ No estoy en condiciones de prometer algo así.
-Ayane…_ iba a continuar con mi sermón pero ella comenzó a sentirse mal. La tomé en mis brazos antes de que pudiera caer al piso. La recosté en la camilla.
-No se supone que pueda levantarse de esa forma. Esta chica es una terca._ sonreí, Sakura tenía toda la razón.


Habían decidido pasar la noche en el hospital. Al otro día debían regresar a Konoha. La kunoichi de ojos verdes se encontraba apoyada sobre la ventana de la habitación que le habían asignado por esa noche. Habían sido unos días largos y agotadores pero a pesar de eso, no podía conciliar el sueño. Se sobresaltó al notar que alguien se encontraba a su lado.

-¿Desde cuándo lo sabes?_ ella se volteó y miró con confusión a su extrovertido amigo.
-¿Naruto, qué haces aquí?
-No respondiste mi pregunta.
-No sé de qué estás hablando._ volvió su mirada a la ventana.
-Sakura._ él estaba serio, lo cual no era para nada normal._ ¿Hace cuánto lo sabes?
-¿Qué?
-Sobre Ayane._ le sorprendieron las palabras del rubio.
-¿Cómo lo sup…?
-No eres para nada buena ocultado cosas._ le respondió con una sonrisa._ Lo noté desde que empezamos esto. Hemos tratado el tema, lo hemos hablado y no te has detenido a preguntar de qué se trataba. Además…cuando la vimos en la guarida de Akatsuki, ni siquiera te sorprendiste. Eso confirmó mis sospechas.
-Naruto yo…
-No me molesta que lo sepas. De verdad me ahorras muchas cosas.
-Tsunade-sama va a matarme..._ comentó. Él la miró con sorpresa._ Yo…yo tenía curiosidad…Ayane era demasiado misteriosa con respecto a su pasado y de verdad me tenía preocupada…Yo…Sabes que ayudo a Tsunade con todo, sé a dónde está cada archivo, los de las misiones, información de aldeas, información sobre todos, sobre nosotros…Me envió a acomodar unos papeles de las últimas misiones y…revisé algo que no debía.
-Tú…tú…leíste información de la vieja…
-Es que…yo…es decir…no quería…bueno, si quería…pero…_ estaba demasiado nerviosa, nunca se lo había confesado a nadie.
-¡Eres una genio!_ ella lo miró con confusión, ¿no se suponía que tenía que enfadarse? Ese chico si era alguien poco predecible.
-¿Qué?
-Nunca creí que llegaría el día en que te vería desobedecer a alguien. Sakura, estoy orgulloso de ti._ ella le atinó un golpe en la cabeza, para luego echarse a reír. Él se unió a sus risas pero a los pocos segundos se detuvo._ Así que lo sabes…todo. ¿Qué piensas al respecto?
-Me tiene muy preocupada, de verdad. Tengo miedo de que ella…tú sabes…no sé qué pasaría si lo que ocurrió hoy se hiciera realidad…_ el rubio bajo la mirada.
-Sí, se a lo que te refieres. Pienso en ello todo el tiempo pero…se lo prometí y, cumplo mis promesas…Ahora sólo hay que esperar, la vieja Tsunade tiene que poder hacer algo._ ella asintió.
-Naruto…todo está ahí, absolutamente todo. Ella le detalló su vida a Hokage-sama. Seguramente lo sabes pero…ella…Sasuke…_ cerró los puños con fuerza._ Ella se lo advirtió pero él no quiso escucharla.
-Sí, lo sé…


---------------------------------------------------------------------


-Adelante._ dijo la Hokage al escuchar golpes en la puerta._ ¿Shizune? ¿Por qué golpeas? Entra directamente._ ella se acercó con la cabeza gacha, sosteniendo un pergamino con fuerza entre sus manos.
-Ha llegado el informe de la misión desde la Arena.
-¿De verdad? ¿Cómo resultaron las cosas? ¿El Kazekage?
-Kazekage-sama está bien. Ha regresado a la Aldea y se encuentra recuperándose.
-Bien.
-La anciana Chiyo a…ella murió._ Tsunade levantó la mirada con sorpresa._ No especifica que fue lo que ocurrió pero supongo que cuando regresen, Kakashi nos los explicará.
-De acuerdo.
-Hay algo más…
-Dime._ Silencio._ ¿Shizune qué ocurre?
-Creo que…es mejor que lo lea usted misma._ dijo entregándole el pergamino.
-¿Qué demonios pasó?_ cuestionó abriendo el mensaje. Comenzó a leer con rapidez hasta llegar a ese punto._ ¡¿Ayane está muerta?!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
~azula~
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8787
Edad : 23
Localización : En la zona de spam xDD
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Lun Sep 26 2011, 13:16

|Wow me ha encantado, qye bien que ayane se encuentra bien|
|Espero la conti con ansias|

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
aiko8121
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Cantidad de envíos : 33
Edad : 21
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Vie Sep 30 2011, 12:09

*-*!!!!!!!!!!! geniial
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
N!ky
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 10927
Edad : 21
Localización : Gobernando en el Infierno
Fecha de inscripción : 30/12/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Dom Oct 02 2011, 18:00

*o* sugoi!!
Hay pero k cambios de emociones...ocea...tristesa y enseguida alegria...
Ohh me hiciste acordar de los caps. TT-TT
Ahhh TT-TT es k enserio amo a akatsuki... A la organizacion completa y me da tanta pena cuando los miembros se van muriendo de apoco...
Y me acordaste de la muerte de Sasori, la muerte temporal de Gaara TT-TT (k lo amo tanto a Gaara) y la muerte de la abuela Chiyo... TT-TT
Muy buenos los caps.
Espero la conti
Te cuidas
Matta ne!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lavida13
Nivel 8
Nivel 8
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 307
Edad : 21
Localización : aldea de konoha mansion hyuga-uzumaki
Fecha de inscripción : 15/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Dom Oct 02 2011, 19:00

que mierda ._. como que esta muerta? que habia sido un sueño? o una ilusion de gaara o en realidad se expuso de nuevo? bueno espero respondas mis preguntas en el proximo cpai bayy ^^ bye
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Senaku
Nivel 3
Nivel 3


Masculino
Cantidad de envíos : 87
Edad : 24
Fecha de inscripción : 17/09/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Mar Oct 11 2011, 02:19

Hola!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

apenas tuve un tiempo libre me vine para uno de mis lugares favoritos, tu fic, :D

me desapareci mucho, demasiado :D y lo que me encontre me dejo con ganas de mas y odiandome por no entrar antes...

ayane les dio una buena a los Akatsuki y me gusto esa ida y venida entre la muerte, llego un momento en que me olvide como pasa en la historia original y llegue a creer que Gara estaba muerto.

Hablando de Gaara. Crei que podria haber algo entre el y Ayane pero creo que no es asi :D

como siempre tiene de todo y mas esto !!! lo dije antes lo digo ahora y lo voy a decir hasta el ultimo cap ME ENCANTA ESTO

segui que aunque desaparezca estoy al pendiente de la historia (como si fuera capas de dejar de leerla)

nos vemos segui escribiendo oro !!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Sáb Oct 15 2011, 12:16

Buenaaaas! Regresé con un nuevo capitulo, no muy inspirado pero...el que sigue es interesante ;) Muchisimas gracias por los comentarios. Espero les guste, aunqe es un poco corto.
En fin. Sin más, el capitulo...


Capítulo 5


-¡Es tu turno! ¡Yo tuve que encargarme la vez pasada!
-¡Eso es mentira! ¡Lo llevé yo porque dijiste que tenías “cosas más importantes”! ¿Qué era? ¿Bañar a Akamaru?
-¡¿Y a ti que te importa?! ¡Es tu turno de llevarlo!
-¡No, es tu turno!
-¡¡Ya basta los dos!!_ Ambos voltearon a ver a su compañera._ Si ese es el problema, yo llevo el informe.
-No, Hinata. Él tiene que llevarlo. Kiba tienes que hacerte responsable una vez.
-No te preocupes Shino. No es problema. Ustedes vayan a casa, yo me encargo._ dijo tomando los papeles y alejándose.

Caminó sin preocupación alguna por las calles de Konoha hasta llegar al edificio de la Hokage. No sabía cuál era el gran dilema de llevar el informe de la misión; esos dos no iban a cambiar más. Sonrió.
Ya casi llegaba a su destino, cuando Shizune pasó corriendo a su lado. Parecía tener prisa y se la notaba algo preocupada. Pero en ese momento, no fue un detalle que la joven Hyuga considerara importante. Espero unos minutos recostada en la pared frente a la puerta, tal vez Shizune no iba a demorarse tanto. Pero pasado un breve tiempo, se acercó; tenía que volver a casa así que iba a entregarle el informe. Estaba a punto de golpear la puerta cuando escuchó esas tres palabras salir de la boca de Tsunade: “Ayane está muerta”. Los papeles comenzaron a deslizarse entre sus manos mientras sentía que su cuerpo no le respondía; sólo tenía esa sensación de opresión en el pecho.
En ese mismo instante la puerta se abrió de par en par, dejando ver a una inmóvil Hinata del otro lado. Shizune, quien venía saliendo, la observó con preocupación pero no pudo articular palabra porque la joven Hyuga corrió fuera del edificio.
No prestaba atención a nada, quería correr, escapar. Quería no haberse ofrecido a llevar el informe, no haber escuchado esas tres palabras. Chocó a varias personas pero en ese momento todo carecía de importancia…


---------------------------------------------------------------------------


-¡Vamos, Lee! ¡Si no puedes correr más rápido voy a vencerte de nuevo!_ le dijo sonriente._ Y eso que traigo peso extra en mi espalda._ Kakashi no lucía del todo bien.
-Lo sé, Gai-sensei. ¡Tengo que mejorar! Prometo que la próxima vez daré mi mejor esfuerzo.
-¡¿Quieren explicarme qué demonios hacen corriendo carreras como idiotas?!_ voltearon a ver a la Hokage.
-Hokage-sama.
-Gai, ya deja a Kakashi, puede mantenerse de pie al menos._ este obedeció. Nadie entendía a qué se debía el mal humor de Tsunade.
-¡Sensei!_ Sakura gritó desde un poco más lejos, mientras corría hacia ellos.
-Sakura, te envié para que sirvieras de ninja médico, ¿qué demonios hicieron todos ustedes?
-¿Qué le pasa, vieja Tsunade? ¿Tiene mucho trabajo hoy?_ preguntó sonriente Naruto que aparecía en escena acompañado de Neji.
-Esto…_ estaba atónica. Tampoco sabía que pensar. No sabía si esa imagen era buena o mala. El rubio venía con una de sus mejores sonrisas, cargando a su hermana en su espalda._ Ella está…
-Durmiendo._ contestó.
-Pero cómo…el mensaje…ella no…
-Teníamos nuestras sospechas de que iba a estar un poco alterada por eso, pero no consideramos conveniente informarle en otro mensaje lo ocurrido siendo que veníamos de regreso. Pido disculpas.
-Kakashi…no, no hay problema.
-¿Cómo está?
-Sigue débil._ contestó Sakura._ Pero se está recuperando, lento pero lo está haciendo. Es algo raro…perdió chakra, casi todo de hecho…pero no sé por qué…
-Naruto, tenemos que llevarla al hospital inmediatamente.
-Lo sé._ dijo con seriedad._ ¿Va a estar bien?
-Eso espero…


---------------------------------------------------------------------------


-¿Naruto? ¿Naruto?_ le dijo en un susurro, pero al no obtener respuesta comenzó a sacudir el cuerpo del rubio._ Ya despierta, Naruto. ¡Naruto!_ no quería gritar pero él no le había dejado otra opción. Se despertó de un salto.
-¡¿Qué?! ¡¿Qué pasa?!
-Ya deja de gritar. Estás en el hospital, ¿recuerdas?
-Sakura…_ dijo bostezando mientras se rascaba la cabeza._ Tú me gritaste.
-Porque no me escuchabas.
-¿Por qué me despiertas? ¿Ayane está bien?
-Está estable pero todavía no ha reaccionado.
-¿Entonces?
-Tenemos que ir a la Academia.
-¿Qué? ¿Ir a la Academia? ¿Estás loca? Ayane está aquí, no me pienso mover de este lugar.
-Sabes que Tsunade-sama va a comunicarte cualquier cambio que ocurra por pequeño que sea. Tenemos que ir. Además está todo eso de buscar un nuevo compañero…_ dijo esto último sin demasiados ánimos. Su amigo volvió a bostezar, había pasado toda la noche vigilando a su hermana por lo que no había dormido demasiado.
-Sí, no le he olvidado pero no quiero ir…
-Naruto, vamos a ir quieras o no._ dijo jalándolo del brazo._ Todos los demás están ahí y quieren saber por qué Ayane está en el hospital.
-Sabes perfectamente que no pueden saberlo.
-Lo sé, lo sé. Pero si quieres que no estén tan preocupados y hagan tantas preguntas, tienes que ir. Eres su hermano, si tú estás ahí, vas a darles más confianza. En cambio si te quedas, van a pensar que algo grave está pasando y, no queremos que eso ocurra.
-De acuerdo, vamos a ir.
-Pues apúrate porque ya es tarde._ dijo mientras salía de la habitación. Él se acercó a la camilla.
-Todo va a estar bien… ¿verdad? Voy a volver en unas horas_ susurró._ Sólo no…_ pero descartó ese pensamiento de su cabeza._ Vas a estar bien._ volvió a repetir.


---------------------------------------------------------------------------


-¿Alguien ha visto a Hinata?_ cuestionó la de ojos verdes mientras revisaba el salón con la mirada.
-No…la última vez fue cuando volvimos de nuestra misión._ respondió Kiba.
-¿Y eso cuándo fue?
-Hace un día…o dos, ya ni lo recuerdo._ en ese momento, Shikamaru entraba en el lugar a un paso más acelerado que el de costumbre. Mejor dicho, a un paso acelerado; él siempre andaba con pereza para todos lados.
-¿Dónde está?_ dijo apoyando ambas manos en el banco de un semi-dormido Naruto._ Naruto, ¿qué le paso a Ayane?
-Está…bien._ desvió la mirada.
-¿Qué le pasó?
-Creo que lo que importa ahora es que se recupere, ¿no crees?_ comentó Sakura a sus espaldas._ él la miró con cierto… ¿desprecio?
-Claro._ sentenció antes de sentarse junto al rubio._ Me debes una explicación._ le dijo en un susurro.

Las horas parecían no pasar para el joven Uzumaki, quien se pasó la mañana mirando el reloj que se encontraba en la pared sobre el pizarrón. No estaba prestando atención, menos de la usual. La única cosa que tenía en mente era a su hermana, tenía que ir al hospital ahora o se volvería loco. Necesitaba saber cómo estaba…
Había considerado escabullirse fuera de la Academia en uno de los recesos pero simplemente no podía, iba a levantar sospechas y, nadie podía enterarse de lo que realmente había ocurrido con Ayane. No debían enterarse. A todo eso, debía sumarle que su Hinata no estaba por ninguna parte y de verdad la necesitaba. Necesitaba que le dijera que todo iba a estar bien, que Ayane iba a mejorar pronto, que nada malo iba a pasar. Necesitaba sentirla entre sus brazos, siempre ahí, apoyándolo en cada momento, más aun en uno como este…pero sencillamente no había rastros de ella, parecía que se la había tragado la tierra…
Por fin la hora de salir había llegado y no dudó en ningún momento salir disparado del aula en el momento en que sonó el timbre de salida. Sakura lo perseguía por los pasillos, dirigiéndose a la salida. Cuando por fin estuvieron afuera, allí estaba ella. Su expresión no era nada bueno, es más, se notaba que había estado llorando.

-¿Hinata? ¿Qué ocurre?_ cuestionó el rubio mientras se dirigía a su lado. Ella sólo lo abrazó._ ¿Dónde estabas? Nos tenías muy preocupados.
-Lo…lo siento…
-Te necesito.
-Lo sé. De verdad lo lamento mucho, sé que no debes sentirte nada bien. Eso fue lo que me hizo venir…_ él se alejó un poco de ella.
-Estoy bien, no te preocupes._ dijo sonriendo._ Ella va a mejorar pronto.
-¿Qué? Naruto…_ susurró.
-De verdad, va a ponerse bien dentro de poco.
-No tienes por qué hacerte esto…
-¿Qué?
-Ayane…
-Ayane va a estar bien. No te preocupes._ ella negó con la cabeza.
-¿Hinata?_ Sakura se acercó a ellos._ ¿Dónde te habías metido? Qué bueno que estés bien…_ no respondió._ Ayane va a mejorar pronto, ya vas a ver que pronto la vamos a tener de vuelta entre nosotros.
-¿Sa…Sakura? ¿Tú también? ¿Por qué actúan como si nada hubiera pasado? ¿Qué pasa con ustedes dos?_ dijo algo alterada.
-Tranquila, Hinata…vamos a ir a ver a Ayane, ¿quieres venir? Seguro va a gustarle que vayas a visitarla._ su novio le dedicó la más sincera de las sonrisas, mientras ella palidecía ante la idea.
-¿Vienes o no?_ preguntó Sakura._ Tenemos que darnos prisa.
-Es verdad, ¿vamos? Le va a hacer bien verte…bueno…tú sabes, que tú la veas._ dijo confundiéndose con sus propias palabras.
-Basta. Basta. ¡Basta los dos!_ ellos la miraron perplejos._ Dejen de actuar así, no es bueno para ninguno. Ella no está, acéptenlo._ rompió a llorar e iba a salir corriendo de allí, pero Naruto la tomó del brazo.
-¿Hinata qué estás diciendo? Ayane sólo tiene que recuperarse un poco más…
-¡Naruto, ya basta! ¡Ella no está! ¡Ayane está muerta!_ él se quedó helado al escucharla decir esas palabras. El mundo parecía haberse detenido.
-¿Qué cosas dices?_ preguntó Sakura._ Ayane está en el hospital y está bien, se está recuperando. ¿Qué pasa contigo?
-Yo…yo…ella lo dijo. Tsunade-sama se lo dijo a Shizune, yo la escuché. No lo nieguen._ Naruto volvió en sí y miró con comprensión a la chica frente a él.
-¿Cuándo escuchaste eso?
-Hace dos días, cuando iba a entregar el informe…yo…_ una lágrima volvió a rodar por su mejilla.
-¿Sabes algo? Debes dejar de escuchas tras las puertas._ él le secó la lágrima y le sonrió.
-¿Qué?
-La vieja Tsunade también estaba alterada pero no mencionó nada de que tú la hubieras escuchado. Ayane está bien, está en el hospital._ ella lo miró asombrada.
-Pero…ella dijo que…
-Sí, porque un principio pensamos que así era y se mandó el mensaje. Pero…las cosas cambiaron.
-¿Entonces, Ayane…?
-Ayane está en el hospital y si no se apuran, no vamos a llegar para el horario de visitas._ dijo su amiga mientras comenzaba a caminar.
-Lo siento, yo no…
-Está bien._ la interrumpió._ Estabas preocupada, lo sé. No sólo preocupada, también triste. Lo entiendo, pasé por eso hace unos días…pero no hay nada de qué preocuparse, ella va estar bien. Es fuerte.
-Naruto, de verdad lo lamento.
-Ya deja de disculparte. Lo entiendo perfectamente, no tenías por qué saber que ella seguía con vida. Ahora, ¿vamos o no a verla?_ ella sólo asintió antes de abrazarlo._ Gracias._ le susurró.
-¡Ya apresúrense!_ se escuchó gritar a Sakura.


---------------------------------------------------------------------------


La Hokage entró en la habitación de la cual Naruto y sus dos amigas habían salido hace más o menos una hora. Había tenido la posibilidad de disculparse con Hinata por el malentendido y, ahora se encontraba haciendo una última revisión a la joven Uzumaki. Tras terminar, se ubicó al lado de la camilla. Lanzó un suspiro.

-Aun no entiendo qué requirió tanto uso de chakra…
-Puede que yo pueda ayudarte con eso..._ escuchó decir a sus espaldas. Se volteó y quedó paralizada al ver de quien se trataba. No sé suponía que él debía de estar ahí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
aiko8121
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Cantidad de envíos : 33
Edad : 21
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Sáb Oct 15 2011, 13:10

*-*!!!! kada ves qe veo este fic me orgasmeo de feliciidad *-* est asuper increibleeeeeeeee no dejes de continuarlo >o<
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Senaku
Nivel 3
Nivel 3


Masculino
Cantidad de envíos : 87
Edad : 24
Fecha de inscripción : 17/09/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Sáb Oct 15 2011, 22:40

me gusto el cap :D, fue genial el momento de confucion entre hinata naruto y sakura jajajajajj

no deja de sorprenderme como es que sigue el hilo de la historia original pero al mismo tiempo no, nunca voy a saber como haces jaja

el cap era corto pero lo dejaste con una gran intriga: ¿con quien se encontro Tsunade? ya hice mis apuestas y creo que esta vez porfin pude anticipar jajajajja pero veremos....

como siempre oro en forma de letras anto

nos leemos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
~azula~
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8787
Edad : 23
Localización : En la zona de spam xDD
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Dom Oct 16 2011, 17:44

Me ha encantado!!!!
Eres muy buena en tu fic, realmente me intriga mucho!!!
Dime quien es que que llego y quiere ayudar a Ayane!!!!
Espero la conti, pronto, prontooooo!!!! genial
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lavida13
Nivel 8
Nivel 8
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 307
Edad : 21
Localización : aldea de konoha mansion hyuga-uzumaki
Fecha de inscripción : 15/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Lun Oct 17 2011, 13:54

OMg kien era era gaarra o que buen oespero subas la conti pronto bayy ^^ bye
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Lun Oct 31 2011, 04:39

Primero que nada, disculpen la demora. Entre la facultad y mi falta de imaginación, se me complica escribir el Fic, pero bueno...aquí les traigo la continuación. Muchas gracias por los comentarios. Y de vedad me gustaría saber quien era el que pensaban que iba a encontrar Tsunade jaja Tal vez sea quien van a leer dentro de unos segundos o tal vez no, pero quiero saber sus suposiciones, soy muy curiosa jajaa
Sin más, el capitulo...


Capítulo 6


-Ahora entiendo porque Tsunade-sama hace esto lo más rápido posible…_ dijo suspirando mientras observaba al grupo de incontrolables chicos gritándose entre ellos._ Chicos, de verdad, hagan silencio. Tengo algo que anunciarles…Chicos…_ nadie le prestaba atención, era como si no estuviera allí. Volvió a suspirar._ Chicos…chicos… ¡¡LES ESTOY DICIENDO QUE ME ESCUCHEN!!_ silencio absoluto. Todos se la quedaron mirando sorprendidos, nunca habían visto a Shizune alterarse de esa manera, ella se sonrojó al notar esas miradas sobre sí._ Bueno…como sabrán Tsunade-sama tiene algunas cuestiones que atender…así que me ha dejado a cargo. Sólo tengo un pequeño anuncio que hacerles y pueden volver a sus salones…Tal vez algunos de ustedes estén al tanto, pero hemos implementado un sistema de intercambios con las demás Aldeas, por eso es que algunos de sus compañeros han tenido que marcharse y, también por eso, tenemos a nuevos estudiantes entre nosotros. Quiero que les den la bienvenida. Vamos a asignarles habitación con algunos de ustedes, sólo espero que se lleven bien…_ terminó de hablar e hizo pasar a unos siete u ocho chicos con ella, para que los demás alumnos pudieran verlos.

-Sakura-san. Naruto._ saludó con esa típica sonrisa un chico moreno mientras se acercaba a ellos.
-Genial…_ susurró el rubio con sarcasmo._ Sigue con esa falsa sonrisa pintada en la cara.
-¿Y este quién es?_ cuestionó Shikamaru._ Espera… ¿no es el chico de los otros días?
-Sí, lo es._ asintió su amigo._ Es nuestro compañero de Equipo.
-Es un gusto. Mi nombre es Sai.
-Ellos son Shikamaru y Chouji…_ comentó Sakura, presentándolos.
-¿Y a donde se supone que vas a dormir tú?_ cuestionó el último nombrado.
-Eso ya lo tenemos solucionado…_ Shizune apareció de la nada junto a ellos._ Naruto…_ desvió su mirada hacia él. Este la observó por unos segundos y tras comprender lo que quería decir, comenzó a protestar.
-¡No! ¡No va a ir a mi habitación!
-Pero Naruto…
-¡Dije que no! ¡Esa habitación es mía y de Sasuke! ¡Él sólo está aquí porque así lo quiso la vieja Tsunade! ¡Yo no quería esto!
-¿Así que tú no querías a un nuevo compañero para así poder ir a buscar a Sasuke?_ él permaneció en silencio.
-Él no es mi amigo y no va a serlo, esto es sólo por Sasuke. Sai, sígueme. Te enseñaré el cuarto._ dijo mientras se alejaba.
-Que problemático…_ suspiró Nara.
-Hey, Shikamaru… ¿acaso esa no es…?_ pero no pudo terminar la frase porque el aludido ya se había volteado y se encontraba mirando fijamente a la chica que se dirigía hacia ellos.
-Temari…
-Tiempo sin vernos._ dijo ella sonriendo.
-¿Qué demonios estás haciendo aquí?_ cuestionó sin salir del asombro.
-¿Así recibes a tu novia?_ él rió.
-Lo siento, es que no esperaba verte hasta dentro de más tiempo._ se acercó a ella y depositó sus labios sobre los suyos. _ ¿Y bien, qué te trae por Konoha?
-Sólo he venido a hacer una entrega…
-¿Una entrega? ¿Comida especial desde la Arena?_ preguntó entusiasmado Chouji. Ella rió.
-No, es que…con esto del intercambio…
-Ya veo, estudiantes de la Arena fueron transferidos aquí.
-Así es, tenía que escoltarlos hasta aquí. Petición especial de Gaara…
-¿Especial?
-Sí, es que…
-¡Ahí estás, Temari-san!_ se escuchó decir a sus espaldas.
-Pero si ella es…_ comenzó Nara.
-Matsuri, ¿dónde te habías metido?
-Lo siento, te perdí de vista…_ se percató de los dos chicos que se encontraban con la rubia._ Shikamaru._ dijo sonriendo.
-Hola Matsuri. ¿Intercambio?
-Sí, fui la más aplicada de mi grupo…
-¿No eres la única en tu grupo? ¿O tu hermano tiene más alumnos?
-No._ rió Temari._ Ella es la única.
-¿Están queriendo insinuar algo acerca de mis habilidades?
-Para nada…
-Shikamaru, lamento interrumpir pero debemos irnos…_ comentó su compañero.
-Sí, es verdad.
-¿A dónde se supone que van?
-A ver a Ayane, por supuesto._ dijo sonriente Chouji.
-¿Cómo está? ¿Está bien? ¿Dónde está?
-Puedes tranquilizarte un poco. No seas problemática._ suspiró._ Está estable, en el hospital. Tsunade intenta averiguar que fue bien lo que le pasó…
-Ya veo…_ dijo algo decaída.
-Ayane va a estar bien._ le sonrió.
-¿Podemos parar a comer antes?
-¡Sí, tengo muchísima hambre!_ contestó Matsuri._ ¿Por favor, Temari-san, podemos?_ ella miró a Shikamaru.
-Vamos a comer, luego iremos a ver a Ayane. No va a moverse de ahí. O eso espero…


----------------------------------------------------------------------


-Y está es la habitación…_ dijo sin demasiados ánimos el rubio mientras hacía pasar a su nuevo “compañero”.
-Está…bien, supongo...._ paseó la mirada por el lugar._ ¿Cuál es mi cama?
-Yo duermo allí y, tú…ya te buscaremos algo, tal vez si compramos una alfombra pue…_ pero no pudo continuar porque Sakura, quien los había acompañado, le había dado un golpe en la cabeza.
-Sai, no le hagas caso. Esa es tu cama…
-Gracias, Sakura.
-¿Qué estás haciendo, Sakura-chan? Esa es la cama de Sasuke…_ ella se volteó a verlo.
-Ahora es la cama de Sai. Mira Naruto, Sasuke ya no está aquí…debemos encontrarlo y para eso, necesitamos tener completo el Equipo 7. Sai puede ayudarnos en eso, así que deja ya los caprichos de una vez…
-Yo…lo siento, Sakura-chan…_ dijo bajando la mirada.
-No te preocupes._ le sonrió._ Todo va a salir bien.
-Así que…_comenzó el moreno mientras se sentaba en la cama._ Aquí dormía el chico del clan Uchiha…debió no tenerle aprecio a nadie si se fue de esa manera…_ levantó la mirada y se encontró con Naruto intentando controlar a Sakura.
-¡Tranquila, Sakura-chan! Acabas de decir que él podía ayudar…
-¡Suélteme Naruto! ¡¿Quién te piensas que eres?! ¡No puedes hablar así de las personas! Orochimaru se llevó a Sasuke…
-No según lo que escuche, él se fue por pura voluntad._ comentó con total tranquilidad. A los pocos segundos, la pelirosa lo tenía sujetado de la remera arrinconándolo contra la pared.
-No hables así de él. Tú no lo conoces.
-¡Sakura-chan! ¡Tranquilízate! No vayas a matarlo, no todavía. Espera que encontremos a Sasuke._ ella lo soltó._ Esto va a ser complicado...


------------------------------------------------------------------


La Hokage entró en la habitación de la cual Naruto y sus dos amigas habían salido hace más o menos una hora. Había tenido la posibilidad de disculparse con Hinata por el malentendido y, ahora se encontraba haciendo una última revisión a la joven Uzumaki. Tras terminar, se ubicó al lado de la camilla. Lanzó un suspiro.

-Aun no entiendo qué requirió tanto uso de chakra…
-Puede que yo pueda ayudarte con eso..._ escuchó decir a sus espaldas. Se volteó y quedó paralizada al ver de quien se trataba. No sé suponía que él debía de estar ahí.



Era completamente imposible. Es decir, no, no había forma alguna de que él pudiera estar ahí parado, recostado contra la puerta de la habitación con total tranquilidad. Era sencillamente imposible...
No lo dudó ni dos segundos y, cuando él menos lo notó, ella lo sostenía del cuello, arrinconándolo contra la puerta. Su cara no transmitía ningún tipo de sorpresa, era como si supiera que iba a pasar.

-¿Qué demonios significa esto?_ dijo apretando aún más su cuello._ ¡No puede ser que estés aquí! ¡Se supone que estás muerto!_ abrió los ojos de sorpresa al oír esas palabras pero luego, su expresión volvió a ser la de antes.
-Ust…ed…debe…s…ser…Tsu…Tsunade._ logró articular._ Ella…ella dijo que…que iba a…suce…der…algo así.
-¿Ella?_ él dirigió su mirada a la chica recostada en la camilla._ ¿Ayane?_ lo soltó.
-Su descripción no pude ser más acertada._ le dedicó una sonrisa._ Usted de verdad tiene un carácter fuerte, pero no tiene por qué alterarse.
-¡¿Cómo quieres que no me altere cuando se supone que no podrías estar aquí parado?!
-Ayane también dijo algo sobre eso…no lo recuerdo muy bien._ dijo revolviéndose el cabello.
-¿Cómo la conoces?
-Es mi compañera…o lo era…o…no lo recuerdo…ella me lo contó._ la Hokage seguía observándolo de pies a cabeza, no era posible, en lo absoluto._ Cierto, ella me dejó esto para usted…_ le entregó un papel._ Dijo que allí iba a explicárselo todo, porque posteriormente no iba a poder por un tiempo…_ desvió su mirada a la camilla._ Ahora entiendo a qué se refería._ no tardó ni dos segundos en comenzar a leer dicho mensaje.


Sé que va a querer matarme. Lo sé y lo entiendo. No se supone que él deba de estar caminando por la vida, es más, no se supone que deba de estar vivo pero simplemente no podía evitarlo…Teníamos un pacto, era algo así como una especie de tratado que impusimos cuando nos asignaron de compañeros: “No te asesino únicamente para que estés ahí cuando alguien me asesine a mí.” Fueron las primeras palabras que me dijo y aún, las recuerdo como si hubiera sido ayer….
Lo supe desde el momento en que todo se tornó complicado, él sabía que era fuerte, que nadie podría contra él pero…ella le daba una mala espina, Sakura puede llegar a asustar si así lo quiere. Fue por eso que no participó en el “juego” de su compañero. Sé perfectamente de que no estaría viva si no fuera por él…se lo debía…Sé que va a estar más que molesta, enfadada y todo lo demás, pero…tiene que pensarlo de la manera positiva, él puede ayudar. Sabe perfectamente a qué me refiero y sabe que tengo razón. Tenerlo entre nosotros, con nosotros, es mucho más beneficioso para usted, para la Aldea, para Naruto…él lo sabe todo, está al tanto de cada movimiento...Sólo tenemos un pequeño inconveniente por resolver, pero antes de decírselo, voy a explicarle cómo es que ese chico está parado justo al lado de usted en estos momentos…
Ya debe de anticiparlo, sabe de lo que soy capaz. Pero sobre todo, sabe quién fue el que me entrenó para ser lo que soy ahora…o lo que era antes. Orochimaru tenía que asegurarse de que su “nuevo cuerpo” no tuviera las posibilidades de sufrir ningún tipo de daños, menos la muerte. Es por eso que, como bien sabe, tengo conocimientos de algunas técnicas…llamémoslas algo especiales….pero tienen sus inconvenientes…él no recuerda nada, absolutamente nada. No sabe quién es, no sabe lo que era, que fue lo que hizo y lo que no hizo. No tiene que saberlo. Le conté muy poco, casi nada, usted ya debió de haberlo notado. Sólo para que se quede más tranquila, ya lo hablé con Gaara…él lo entendió y sólo me pidió que le dé un tiempo para decidir qué hacer. No está molesto pero las cosas en la Arena no están del todo bien. Así que me pidió si podía quedarse en Konoha, espero que usted no se vaya a negar de ello…Y otro detalle es…Sakura…sé que va a enojarse, ya puedo escucharla gritándome un par de cosas. Sé lo que se esforzó para derrotarlo pero…no podía no hacerlo…ella va a tener que entenderlo y usted tiene que asegurarse de que no abra la boca con respecto a SU pasado. Como le dije, no tiene que saberlo…Él siempre fue el único amable conmigo allí, aunque al principio no podíamos ni vernos las caras, aprendimos a llevarnos relativamente bien y éramos buenos en lo que hacíamos. No puedo decirle que éramos amigos, porque en Akatsuki nadie era amigo de nadie, y menos yo, que amigos era lo último que quería hacer, pero sí, se podría decir que nos llevábamos bien. Sasori era el único que intentaba entenderme…



-Así que…fue en eso. Su chakra…_ dijo después de terminar de leer y suspirar._ Ella te revivió…
-Sí…no entiendo bien qué fue lo que pasó, supongo que me lo dirá cuando despierte… ¿va a despertar, verdad?
-Por supuesto. Ahora tengo más información…_ lo pensó un momento._ Tenemos que ver que vamos a hacer contigo…Sakura va a estar alterada…_ susurró.
-¿Sakura? ¿Quién es?
-No, no, nadie. No te preocupes._ volvió a suspirar._ A esta chica le gusta meterme en problemas y si piensa que una carta va a evitar que le diga algunas cosas, está equivocada.
-Ayane sabe que va a estar molesta._ dijo sonriente el chico a su lado._ Hablamos poco antes de que ella perdiera el conocimiento…me pidió que me escondiera algunos días y que luego me dirigiera a Konoha, me explicó cómo llegar hasta aquí, escribió lo que usted tiene en la mano y no me permitió leerlo. Ella sólo quería que estuviera al tanto de las circunstancias…es una niña inteligente.
-Ni me lo digas…Bien, así que… ¿Sasori, verdad?
-Exactamente._ le sonrió.


Sabía que la chica era especial, pero… ¿técnicas de resucitación? Se lo había mencionado pero no creía que eso era posible. Y ahora, allí estaba intentando comprender como el miembro…o ex-miembro de Akatsuki, le estaba sonriendo…Por una parte, las ganas de matar a su querida Ayane, eran incontrolables pero por el otro lado…sabía que ella tenía razón. Ese chico podía ser de mucha ayuda…sólo había que sacar esos recuerdos de su cabeza…y seguramente Orochimaru también le había enseñado algo de eso, después de todo, era su aprendiz favorita y su siguiente “contenedor”; sin embargo, ella tenía pensado cambiar los planes de su maestro y así fue…ahora estaba ahí, intentando mantener con vida a todos los que le importaban, aunque hayan sido asesinos y no lo recuerden…Ayane tenía esa extraña forma de ser pero, en cierta forma, le agradaba que fuera de esa manera. Ahora sólo tenía que hacer una pequeña e imposible tarea, hablar con Sakura.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
aiko8121
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Cantidad de envíos : 33
Edad : 21
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Jue Nov 03 2011, 08:28

geniiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiialllllllllllllllllllllll waaaaaaaaaaaaaaaaaaa me orgasmieeeeeeeeee estubo chingonsisimo no dejes de escribir waaaaaaaaaaa *-* me fasina
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
N!ky
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 10927
Edad : 21
Localización : Gobernando en el Infierno
Fecha de inscripción : 30/12/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Sáb Nov 05 2011, 15:54

como k revivio a sasori?!!
Ocea...por un lado me siento felizz!! pero x otro lado no x k no recuerda nada y ya no tiene la mentalidad de asesino y miembro de akatsuki TT-TT
Anyways...cada vez se pone más interesante la historia
ahora matsuri fue transferida a konoha? wau
Ya kiero leer el proximo cap.
Espero tu conti
Te cuidas
Matta ne!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Senaku
Nivel 3
Nivel 3


Masculino
Cantidad de envíos : 87
Edad : 24
Fecha de inscripción : 17/09/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Dom Nov 13 2011, 10:10

como siempre digo, nunca puedo predecir los giros que va dar esta historia. Esperaba que fuese Orochimaru o Itachi pero no me esperaba que Ayane hubiese revivido a Sasori :O

va a ser muy interesante ver como se va a llevar con Sakura conociendo su genio jajajaj

estoy impaciente por el proximo cap :D segui haciendo magia

nos leemos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Miér Nov 30 2011, 16:00

He regresadooo! Mil perdones por haber demorado tanto. Iba a demorar aun más pero me hice un espacio pequeño para terminar el capitulo, aunque no me convenció mucho, y poder subirlo. Ahora no estoy tan llena de cosas, así que puede que suba más seguido. Puedo hacerme el tiempo para escribir.
Sin más, solo decirles que se está por venir una parte interesante, el capitulo...


Capítulo 7



Desperté a causa de los rayos de sol cayendo sobre mi cara. Me senté con cierta dificultad mientras me agarraba la cabeza, todo me daba vueltas. Intenté acomodar mis ideas, recorriendo con la mirada el lugar donde me encontraba. Esa habitación…Hospital. ¿Por qué se supone que estaba en un hospital? ¿Cómo había llegado ahí? Lo último que recordaba era ver a Naruto, hablar con Gaara sobre…sobre… ¡Sasori!

-Demonios…_ susurré mientras me deslizaba de la camilla y buscaba mi ropa. Me cambié en dos segundos y cuando me disponía a tomar el picaporte, la puerta se abrió de golpe.
-¿Ayane? ¡Despertaste!_ me dijo sonriente. Lo observé atónita unos segundos, de verdad estaba ahí parado. Había funcionado.
-Sa…saso…ri. De verdad funcionó.
-Sea lo que sea que hayas hecho. Sí, funcionó. ¿Increíble, verdad?_ asentí sin salir del asombro._ Creo que a Tsunade-sama le gustará saber que ya despertaste…
-¿Tsunade-sama? Demonios… ¡Estoy muerta!_ él estalló en carcajadas al ver la expresión de mi rostro. Jamás lo había visto de esa forma, era algo nuevo para mí también.
-Ella está…algo enojada. Pero vas a sobrevivir._ me guiñó un ojo._ En todo caso, tendré que intervenir y salvarte la vida, como lo has hecho tú.
-No sabes si…ha hablado con una chica…Sakura._ cuestioné.
-Me la ha nombrado...dijo que debía hablar con ella, que no iba a estar de buen humor. Cuando pregunté por qué, no quiso responderme. Supongo que serán problemas de ellas.
-Claro…
-¿Y dime, cuándo vas a salir de aquí a si me muestras un poco esta Aldea y puedes contarme qué pasó conmigo?_ tragué con fuerza al escuchar esa pregunta y me quedé helada unos segundos.
-Supongo que…cuando Tsunade me deje ir y…cuando ella considere oportuno contártelo…_ él me miró con cierta confusión para luego volver a esa mirada que tenía ahora, con una sonrisa pintada en la cara.
-Bueno, creo que debo avisarle que despertaste. Tú te quedas aquí y no te mueves, ¿oíste?_ asentí, mientras lo observaba darse media vuelta y cerrar la puerta.


El pelirrojo caminó sin preocupaciones por el pasillo del hospital, dio vuelta en la esquina y, al hacerlo, se cruzó con una chica con un extraño cabello color rosa y unos hermosos ojos verdes. No había podido evitar mirarla mientras pasaba a su lado pero tampoco entendía que era eso que acababa de sentir en su interior; por un momento creyó que la había visto antes. Mientras él seguía con su camino, ella se frenó en seco, completamente inmóvil y se volteó, pero ya no estaba allí…

Es imposible que…No, debo de haber visto mal. Él está muerto. Sólo es alguien que se le parece. Pero…era tan idéntico…Sakura, ¿qué cosas dices? ¿Lo mataste, recuerdas? Reí en mi interior, definitivamente estaba enloqueciendo.


-¡Qué bueno que ya vas a salir del hospital!_ gritó sonriente mi hermano.
-Sí, sólo deja de gritar, ¿quieres? Vas a dejarme sorda._ reí.
-¡Ayane!_ sentí como mis dos amigas me rodeaban con los brazos._ ¡¿Estás bien?!_ preguntaron a dúo.
-Estoy bien, chicas. No se preocupen.
-¡¿Qué no nos preocupemos?!_ gritaron los tres.
-Nos diste un buen susto._ comentó Tsunade mientras entraba en la habitación._ Me alegro de que estés mejor.
-Lo siento._ me disculpé en más de un sentido mientras la miraba con cierto ¿temor? Ella sonrió al ver mi expresión.
-Luego quiero hablar contigo. Pero ahora sólo vete, en la Academia todos están enloquecidos por saber cómo estás.
-¿De verdad?
-Así es y…_ observó a quienes se encontraban en la sala._ Creo que sería un buen momento para eso. Así que, andando.
-¿Qué? ¿Ahora?_ dije apresurada mientras la seguía por el hospital._ ¿No cree que es algo apresurado? Acabo de salir del hospital, podría sufrir un colapso nervioso y…
-Ayane. Estás lista para esto. Siempre lo has estado, dejemos de darle vueltas al asunto y hagámoslo.
-Usted no es la que va a decirle a todos sus amigos que es una asesina y mentirosa…_ susurré.
-Tú tampoco lo harás. Porque no eres eso.


---------------------------------------------------------------------------------------


-¡¿Qué demonios pasó contigo?!_ gritó Nara con cierto enojo apenas me vio. Yo sólo le sonreí.
-Hola a ti también.
-Me preocupaste. Eres problemática.
-Lo sé._ me dedicó una delicada sonrisa que apaciguó un poco mis nervios.
-Bien, empecemos con esto._ suspiré mientras ingresaba a mi salón de clase junto con Tsunade. Todas sus miradas se posaron en mí, era exactamente igual que el primer día que entre allí, pero con la diferencia de qué ahora sabía quiénes eran cada uno de ellos, ahora los conocía y había llegado a apreciar mucho a algunos en particular.
-¡Ayane!_ al escucha esa voz no pude evitar levantar la mirada. La chica me sonreía desde su asiento con alegría.
-Matsuri…_ le devolví ese gesto lo mejor que pude.
-Chicos, buenos días._ comenzó la Hokage; estaba empezando, ya no había como retroceder._ Vamos a tener una relativamente larga charla hoy, ahora. Espero que no les moleste que interrumpa su clase._ nadie respondió, ni siquiera Naruto que sería el ideal para eso._ Voy a hacerles una pregunta, a algunos va a resultarle confusa y a otros no, cada uno está consciente de lo que sabe._ las miradas de todos eran desconcertantes, no tenían idea de lo que les esperaba después de eso._ ¿Quién sabe algo, por lo mínimo que sea, acerca de Ayane?_ preguntó sin titubear. Por mi parte temblaba de pies a cabeza, viendo las reacciones en los rostros de todos ellos._ Les pediría que se pongan de pie.


Naruto no lo dudó ni dos segundos. Fue el primero y le dedicó a su hermana una cálida sonrisa, que logró calmarla un poco. Mientras sus compañeros se miraban llenos de confusión, la siguiente en pararse fue Hinata Hyuga; su primo la observaba con cierto desconcierto desde su lugar, detrás de ella. Shikamaru también se puso de pie, lo que hizo que muchos de sus compañeros voltearan a verlo, ¿cómo se suponía que se había enterado? Lo mismo se preguntaban de ella, la joven recién llegada, la chica del intercambio. Matsuri; quien era consiente de ciertos detalles acerca de la peculiar vida de la Uzumaki.
Durante todo ese tiempo, un debate interno se llevaba a cabo en el interior de cierta chica. Se encontraba demasiado nerviosa como para pensar con claridad, ¿qué debía hacer? ¿Qué diría su sensei si ella de repente de paraba? ¿Sospecharía lo que había hecho? ¿Qué pasaría si lo descubría? Lanzó un largo suspiro hacia la nada y levanto la vista; se encontró con su mirada, la de ella. La de la chica a la que ahora todos observaban de arriba abajo intentando descifrar de qué estaba hablando su directora. Había llegado a conocerla bien, es decir, era su amiga. Ella la había apoyado en todo, la había acompañado cuando su supuesta mejor amiga la había cambiado por ese grupo “más favorable” para su imagen. Ahí estaba, parada delante de toda la clase, a punto de revelar su vida a todas esas personas, ¿acaso no era obvio lo que debía hacer? El nerviosismo desapareció en su interior y sin pensarlo más, se puso de pie.

-¿Sakura?_ su voz la trajo de nuevo a la realidad. La cara de sorpresa de su rubia sensei la observaba. Intentó tranquilizarte._ ¿Cómo fue que tú…?
-Yo se lo conté._ contestó sin demorar su amiga. Había reconocido esa mirada de espanto en ese par de ojos verdes.
-Ayane…_ susurró, pero ella sólo le dedicó una sonrisa.
-De acuerdo, pueden volver a tomar asiento._ se volvió a mirar a la chica a su lado; colocó una mano en su hombro, a lo que ella reaccionó mirándola._ Todo va a salir bien._ miró a los demás._ Ayane tiene algo que…contarles.
-Bueno…yo…_ paseé mi vista por todo el lugar, hasta que mis ojos se posaron el los suyos.


Sonrió. No podía, simplemente no podía no decirles. Había estado siendo tan egoísta, sobre todo con él. Naruto había sido despreciado por toda la Aldea durante su infancia, ¿y yo no podía contarles la verdad? ¿No podía confiar en las personas que se habían vuelto tan cercanas a mí en esos dos años? Eran mis amigos, a pesar de todo, a pesar de que no supieran ESO de mí. Pero no iba a dejar que eso siguiera así. Él me daba confianza, saber que estaba ahí apoyándome era lo único que importaba. Cerré los ojos y comencé a hablar.


---------------------------------------------------------------------------------------


Golpeé la pared sobre la cual tenía apoyada mi frente. Las lágrimas no tardaron en caer apenas salí de ese salón, dejando estupefactos a más de la mitad de mis conocidos. Intentaba respirar profundamente pero sentía como mi pecho se cerraba cada vez más. Sus miradas, esas miradas llenas de miedo, empezaron a rodearme y a aparecer en mi cabeza una y otra vez. Estaban asustados, tenían miedo…de mí. No los culpaba, estaban en todo su derecho…pero dolía, bastante.
No quería…no quería estar más ahí. Dejé que las lágrimas cayeran por mis mejillas con la libertad, habían pasado meses desde que no lloraba así. Me volteé, estaba a punto de dar un paso cuando sentí una mano sobre mi hombro.


-¿Estás bien?_ su pregunta me tomó por sorpresa, no porque me pareciera tonta…bueno, era un poco por eso; sino por quien la había formulado.
-¿Qué haces aquí? Deberías estar adentro…
-Quería saber cómo estabas. Fue buena idea venir._ se paró frente a mí.
-Vuelve al salón. No te necesito aquí, Neji.
-Pues yo creo que sí._ sentí como secaba mis lágrimas con la yema de sus dedos y mis mejillas comenzaron a arder.
-Ya déjalo, ¿quieres? Vuelve adentro.
-Ayan…
-¡No, vuelve con ellos, ve y tenme miedo y desprecio como todos los demás! ¡No necesito que te compadezcas de mí!_ cuando menos lo pensé, me encontraba acurrucada entre sus brazos, con mi cara estampada contra su pecho, mientras las lágrimas volvían a caer por mi rostro.
-Nunca podría tenerte miedo_ dijo con cierta calidez en la voz._ …no eres tan fuerte después de todo._ no pude evitar reír._ Hinata había comentado algo al respecto…no tendría que decirte esto, va a matarme. Debo admitir que me tenías algo preocupado, y ya veo por qué…
-No tienes que por qué juz…
-No te estoy juzgando._ dijo interrumpiéndome, mientras me separaba de él._ Tenías tus razones, te diste cuenta de que estaban equivocadas y te arrepentiste. Deja de torturarte a ti misma…Nosotros no lo haremos.
-Pero ellos…
-Ellos están asimilando la información que les tiraste como un baldazo de agua helada. Cuando se tranquilicen, van a pensarlo bien y, van a entenderlo, como lo han hecho los demás._ me quedé observándolo unos segundos; sonreí al notar que comenzaba a ponerse nervioso.
-Gracias._ articulé._ No sé bien de donde Neji Hyuga sacó esas palabras, pero eran las justas y necesarias._ me sonrió.
-¡Ayane!_ la voz de mi hermano interrumpió el hilo de pensamientos que empezaban a formarse en mi cabeza._ ¡¿Estás bien?! ¡¿Estás llorando?! ¡¿Qué le hiciste?!_ dijo mirando al joven de ojos perla. Este se limitó a colocar las manos en sus bolsillos.
-Ya tranquilízate, escandaloso._ la cara de pocos amigos del rubio hizo que sonriera.
-Naruto, él no hizo nada. No te preocupes, ya estoy bien.
-¡Qué bueno! No queremos que te sientas mal; algunos de ellos todavía están procesando la información pero…todo va a estar bien, lo prometo. ¡Cierto!_ dijo recordando algo._ ¡La vieja Tsunade quiere que vayas a hablar con ella en un rato! Quiere que lleves a Sakura…_ me di un ligero golpe en la frente…como si ya no tuviera suficientes problemas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Senaku
Nivel 3
Nivel 3


Masculino
Cantidad de envíos : 87
Edad : 24
Fecha de inscripción : 17/09/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Jue Dic 01 2011, 00:53

me encanto este capitulo :D

Ayane por fin revelo su secreto, veremos como van las cosas de ahora en adelante.

ya quiero ver como se va a tomar Sakura lo de Sasori ya casi puedo verlo jajajjaja, aunque el pequeño encuentro que tuvieron en el cap me dio una idea bien interesante...

la pareja de Ayane y Neji..... es como que no me cuadra, pero vamos a darle una oportunidad :)

me encanta esto ya lo sabes, ahora voy a poder terminar el cap de la raiz se que ya me tarde mucho jejej, en fin segui asi !!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
N!ky
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 10927
Edad : 21
Localización : Gobernando en el Infierno
Fecha de inscripción : 30/12/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Jue Dic 01 2011, 08:55

ohh por fin le dijo a todos...
*o* Sakura se topo con sasori pero creyo k estaba soñando
...Ahora Tsunade le dira a Sakura lo de sasori...wow...no puedo esperar para verlo
Esta historia es muy buena, en serio, la verdad es k me resulta muy interesante e intrigante en el momento de terminar un cap. xD
Me gustan este tipo de historias...son unicas..no siguen siempre la misma regla de amor o comedia k llevan los tipicos fanfics.
este fic es Unico xD
Bueno espero tu conti
Te cuidas
Matta ne!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Jue Dic 08 2011, 04:56

¡Holaaa! Paso a dejarles la continuacón y a agradecerles por los comentarios :)
Espero les guste. Sin más, el capitulo...



Capítulo 8


-¡¿Cómo pudiste hacerme esto?!
-Sakura, lo siento, yo…
-¡¡No tienes excusa!! ¡Es imposible que me hayas hecho algo así! ¡¿Tienes idea de lo que me costó derrotarlo?! ¡Pude haber muerto! ¡La anciana Chiyo murió por eso! ¡¿Y tú vas y lo revives como si nada hubiera pasado?! ¡¿En qué estabas pensando?!
-La abuela Chiyo murió para salvar a Gaara._ le contesté con seriedad._…Y él es mi compañero y es mi...
-¡Es un asesino, eso es lo que es!
-¡Pues entonces ese es el motivo! ¡Los asesinos nos ayudamos entre sí!_ su mirada se transformó completamente.
-No metas a tu pasado en esto.
-¿Cómo quieres que no lo haga? Él es parte de mi pasado. Entiéndelo._ Tsunade nos miraba detenidamente. Apenas había terminado de decirle a Sakura y ella había empezado a gritarme un montón de cosas; no esperaba algo diferente._ Sakura, lo entiendo. Sé que estás molesta…
-Claro que estoy molesta. Él ni siquiera es de esta Aldea.
-Es de MI Aldea. Una parte de mí siempre va a ser de la Aldea de la Arena, no lo olvides. Lo lamento pero…no tenía otra opción.
-Sí, dejarlo muerto como estaba._ me sorprendió su respuesta. Si ella quería que la conversación fuera de esa manera, así iba a ser.
-No puedo creer que seas tan hipócrita.
-¿Qué?_ vi en su rostro como le chocaron mis palabras._ ¿A qué te refieres?
-No te hagas la que no sabes sobre qué estoy hablando. Estás buscando desesperadamente a alguien que se fue de la Aldea a voluntad y traicionó a todos.
-No…es…dife…ren…
-No, no es diferente en lo absoluto.
-Él no es un asesino.
-No va a tardar mucho para que lo sea. Es más, ya debe serlo.
-¡Basta, no hables así de Sasuke!
-¡¿Por qué?!
-¡Porque él es mi compañero, es mi amigo y no voy a dejar que lo hagas!
-¡Entonces por qué no quieres entender que siento lo mismo con respecto a Sasori!_ ella no contestó, su mirada se clavó en la mía con firmeza._ ¿Qué pasaría si él muere…? ¿Si no lo consiguen a tiempo y Orochimaru se adueña de su cuerpo? ¿Acaso no pondrías todo de ti para salvarlo? ¿No harías lo imposible para que no muriera? ¿No estás haciendo ahora lo imposible para que él regrese?
-No quiero hablar más del tema. Me voy.
-Sakura, espera._ se dio vuelta al oír la voz de la Hokage.
-¿Qué?
-Hay algo más…_ ella la miró impaciente._ No puedes decirle absolutamente nada a Sasori.
-¿Por qué?
-Porque él no recuerda nada.
-¿Qué? ¿Cómo es que no recuerda nada? Nadie puede olvidarse de qué fue un asesino.
-Sakura ya basta. Acéptalo y sigue adelante. Él es parte de la Aldea ahora, quieras o no. Va a quedarse aquí y, tienes prohibido contarle sobre su pasado. ¿Comprendes?
-De acuerdo.
-Te lo ordeno como tu sensei y como Hokage. Pero sobre todo, ella te lo pide como amiga._ la pelirosa desvió la mirada y sin decir más nada, salió de la habitación.
-Me odia._ dije tras un suspiro.
-No, no es así. Ella está alterada y ambas sabemos que tiene sus motivos, lo que hiciste fue una estupidez en ciertos aspectos…
-Lo sé, pero no podía evitarlo… ¿qué hubiera hecho usted?
-La verdad es que no tengo idea, es una situación complicada; las cosas así se dieron y tenemos que aprovecharlas. Sasori no es un mal chico…considerando que no sabe nada sobre sí mismo, pero va a ser de mucha ayuda si logramos hacer que recuerde ciertas cosas…


---------------------------------------------------------------------------------------


-¡Así que tú eres el nuevo en la Aldea!
-Sí…_ dijo el pelirrojo alejándose un poco del chico que acababa de gritarle.
-Naruto, ya vas a hacer que salga corriendo. No le hagas caso. Soy Shikamaru Nara.
-Sasori._ contestó con una sonrisa._ Es un gusto.
-¿Y de dónde vienes? ¿Vas a ir a la Academia? ¿Cuánto tiempo piensas quedarte? ¿A dónde vives? ¿Cuántos años tienes?_ el otro chico, de cabello largo y oscuro, golpeó al rubio.
-Ya cállate, Uzumaki.
-¿Uzumaki? ¿Conoces a Ayane?
-¿Tú conoces a mi hermana?
-¿Tú eres su hermano?_ Nara y Hyuga suspiraron al mismo tiempo.
-Mi nombre es Naruto Uzumaki. Y sí, soy el hermano de Ayane… ¿de dónde la conoces?
-Sólo sé eso. La conozco, nada más…
-¿Cómo puede ser que “sólo la conozcas”?_ cuestionó Neji.
-La verdad es que no lo recuerdo…_ se rascó la parte de atrás de la cabeza mientras reía con nerviosismo._ Perdí la memoria y, lo primero que vi cuando desperté fue el par de ojos azules de Ayane…no me ha terminado de contar bien las cosas, aunque tampoco sé si ella está al tanto de quien era yo…
-Seguro que lo sabe…_ susurró por lo bajo el moreno.
-¿Y bien, vas a responder a mis preguntas?_ el rubio estaba impaciente y observaba al chico frente a él con curiosidad.
-Este…claro…No puedo contestarte algunas porque…como dije, no lo recuerdo. ¿Academia? ¿De qué me hablas? Según Tsunade-sama debo vivir con Ayane.
-¡¡¿Qué?!!_ gritaron alterados los dos chicos de ojos claros.
-No griten. Qué par de problemáticos.
-¡¿Vas a vivir conmigo?! ¿Por qué la vieja Tsunade no me avisa esto con anticipación?
-¡Hola, chicos!
-¡Ayane! Veo que ya saliste del hospital._ dijo con una sonrisa el joven pelirrojo.
-¿Cómo es que él va a vivir con ustedes?_ cuestionó Hyuga.
-Sí, eso. ¿Cómo es que va a vivir con nosotros?_ repitió su hermano.
-Tsunade así lo dijo…No te preocupes Naruto, nosotros pasamos casi todo el tiempo en la Academia, ni siquiera estamos en casa._ él lo pensó un momento.
-¡Tienes razón! ¡Puedes quedarte el tiempo que quieras! ¿Sasori, verdad?_ él asintió._ ¡Vamos a ayudarte a traer esos recuerdos de vuelta a tu cabeza!_ comentó con entusiasmo.
-Sí, muchas gracias a ambos.


---------------------------------------------------------------------------------------


¿Cómo pudo hacerme algo así? ¿Cómo fue capaz? Se supone que es mi amiga y ¿me trata de esa forma? Todo mi esfuerzo, absolutamente todo lo que puse de mí para derrotarlo…fue tirado al vacío por su capricho. ¿Hipócrita? ¿Me está hablando enserio? ¿Y ella, qué? ¿A dónde va todo lo que di de mí en ese momento? Me preocupé por ella, lloré como idiota y ¿así me lo paga?
“Acaso no pondrías todo de ti para salvarlo”. Su voz resonó una y otra vez en mi cabeza, mezclándose con todos mis otros pensamientos. Odiaba que tuviera razón. Por supuesto que daría todo de mí para salvarlo, ¿qué clase de pregunta era esa? Él era…bueno, era él. Sasuke. Y estaba enamorado de ella, de mi amiga. ¿Eso era genial, no? No era justo pero…ninguno de ellos tenía la culpa, no lo habían decidido así y, una parte de mi esperaba que él regresara y que de una vez aclararan sus sentimientos. Sin embargo…mi otra parte estaba retorciéndose por los celos, por el enfado, por la decepción... ¿por qué él nunca pudo verme como a ella? ¿Qué tenía yo de malo? “Tal vez tarde algún tiempo, pero estoy segura de qué vas a encontrar a la persona indicada para ti, Sakura-chan”. Mi amiga con esos extraños ojos perla era tan dulce y tenía siempre la palabra justa para eso. De todas formas, no tenía tiempo para pensar en enamorarme; tenía dos cosas de las que ocuparme. Primero y principal, traer a Sasuke de vuelta a la Aldea, pero antes de eso tenía que hacer lo segundo: hablar con Ayane e intentar no golpear al tal Sasori cuando lo viera de nuevo por primera vez.



-¿Estás bien?_ escuché una voz que me resultó un poco conocida y me volteé dándole la espalda.
-Sí.
-¿Y lloras por qué…?
-No te conozco, no tengo por qué darte explicaciones._ contesté cortante sin voltear.
-Te he visto antes, en el hospital…Nunca olvidaría ese color de cabello.
-Discutí con una de mis mejores amigas aunque sabía que ella no…no tenía la culpa del todo._ reconocí extrañada al notar de que le estaba confiando mi problema a un desconocido.
-Ya veo… ¿no has hablado con ella después de eso?
-Tengo pensado hacerlo. Pero…es difícil, no fui muy compresiva con ella.
-Si es tu amiga va a entenderlo, ¿no crees?
-Sí, seguro que lo hará…Gracias._ dije volteándome para saber con quién estaba hablando pero esa persona ya no estaba allí._ ¿A dónde habrá ido…?_ me pregunté mientras comenzaba a recorrer el lugar con mi mirada.


---------------------------------------------------------------------------------------


Unos días atrás…

-¿Sabes si ya ha terminado?
-Hace unos minutos. Creo que está esperando que usted vaya.
-¿Así que quiere que evalúe como va su entrenamiento?
-Usted sobe lo insoportable que suele ponerse con esto, Orochimaru-sama._ él sólo asintió.
-De todos modos planeaba ir a verlo. Ha llegado el momento de decirle.
-¿Sobre…eso?_ cuestionó haciendo énfasis en la última palabra.
-Así es. Continua con tu trabajo…_ dijo mientras salía de la habitación y caminaba por esos pasillos casi en penumbra. Llegó hasta la sala donde solía entrenar y lo vio allí, con esa mirada tan tranquila como siempre.
-Demoraste.
-No tienes por qué ser tan impaciente, Sasuke-kun._ sonrió con cierta ironía._ Veo que has hecho un buen trabajo…_ él no respondió._ Aunque…
-¿Qué?_ preguntó secamente.
-Todos heridos._ paseó la mirada sobre los cuerpos._ Ninguno muerto.
-No es necesario matarlos. Pueden servir para otro entrenamiento.
-Es momento de que empieces a tomarte las cosas más seriamente.
-¿Quién dijo que no lo estoy haciendo?
-Te falta algo. Algo que es fundamental; si quieres derrotar a Itachi debes ser un poco más despiadado.
-Puedo serlo cuando lo quiera. Ahora no es necesario._ comenzó a caminar alejándose de ese extraño hombre al que algunos llamaban su sensei. Una vez que dio unos dos o tres pasos pasando por su lado, éste soltó una risa.
-Ella no tenía problemas para eso._ comentó._ Ayane era muy seria en lo que hacía._ el azabache se quedó inmóvil al oír su nombre. Un hilo de recuerdos pasaron como una película en su mente.
-No necesito que me compares._ logró articular.
-Oh, lo lamento. Es que no puedo evitarlo, sabes que ella era mi más preciada posesión…_ lanzó un suspiro._ Lástima que decidió abandonarnos, ¿no crees, Sasuke?_ el aludido volvió a tensarse, mientras una sonrisa maliciosa se formaba en los labios de la persona que hablaba. Era exactamente el efecto que quería causar en él.
-Me retiro._ sentenció.
-¿No te lo he mencionado, verdad? Creo que ya es tiempo de que lo sepas…
-¿Qué quieres, Orochimaru?


Él no me contestó durarte unos minutos, lo cual fue suficiente para seguir recordando viejos tiempos… “Ayane está muerta”, pronunció sin inmutarse. ¿Qué? ¿Qué demonios había dicho? ¿Muerta? Me quedé totalmente helado por unos interminables segundos. Odiaba esos días. Hoy era uno de esos en los que se me daba por recordar cosas, cosas que no quería que sigan pasando por mi cabeza. Era imposible que ella… ¿estaba bromeando, verdad? Odiaba eso, odiaba todavía no poder sacarla completamente de mi mente, no poder olvidarme de su maldita sonrisa, de la forma en la que me trataba, de cómo era conmigo. Sabía perfectamente que él lo estaba haciendo a propósito, eligió el día indicado para decirme esa noticia. La idea no terminaba de procesarme en mi cabeza…
Continué caminando hasta salir de allí y dirigirme a mi “habitación”. Me senté en la cama y los recuerdos me llovieron uno tras otro: “Ella es Ayane, mi hermana”; “El intento de Uchiha sólo quiere provocarte, no le des el gusto ni le prestes atención”; “Vamos, te puedes quedar en mi casa. Sólo camina antes de que me arrepienta, no es lejos”; “Así que este en el tonto vestido”; “¿Y por qué esa necesidad de decirme Uchiha? “; “Nadie quiere con la “respiración boca a boca” arruinar un primer beso”; “Por favor, ¿me vas a decir que no sientes algo por Ayane?”; “No hagas lo mismo que yo. Cuando te des cuenta va a ser demasiado tarde…Sasuke”; “Siento algo por ti”; “Vuelve conmigo. Vuelve a la Aldea”; “Si te vas, puedes ir olvidándote de que existo”.


-¿Por qué demonios no te quieres salir de mi cabeza?_ preguntó en voz alta mientras golpeaba la pared frente a él.
-¿Todo está en orden, Sasuke?_ él recobró la compostura al escuchar su voz.
-Sí, ¿por qué no habría de estarlo?
-Tal vez te afectó un poco lo de la querida Ayane.
-¿Afectarme?_ rió con ironía mientras se mentía a sí mismo._ ¿Por qué habría de hacerlo? Nadie de esa Aldea me preocupa. Sabes perfectamente que sólo tengo un objetivo.
-Lo sé y vas a concretarlo.
-Pero…_ titubeó un poco._ ¿Sabes cómo fue? ¿Cómo murió?
-Kabuto recibió la información de uno de sus espías hace unos días. Fue un miembro de Akatsuki, aún no sabemos con certeza quién._ el de cabello azabache cerró los puños con fuerza. Orochimaru se volteó para irse._ Prepárate, partiremos dentro de poco. Kabuto debe encontrarse con alguien en unos días…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Zerita14
New User


Cantidad de envíos : 4
Edad : 25
Fecha de inscripción : 04/12/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Vie Dic 09 2011, 15:28

Me encanta!! Muy buen fan fic! genial bounce win
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
N!ky
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 10927
Edad : 21
Localización : Gobernando en el Infierno
Fecha de inscripción : 30/12/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Vie Dic 09 2011, 15:37

Por fin la contiii! :D
Ja! x fin señales del **** de sasuke (gomen...pero es k me cae mal...-.-)
Awesome...Oroshimaru lo llevara a algun lado...
Sakura esta en una confusión de enojo, celos y comprensión hacia Ayane
Ya kiero leer lo k pasara en el proximo capitulo
ESPERO TU CONTI!!
Te cuidas
Matta ne!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Lun Dic 26 2011, 16:33

¡Buenas! Acá les traigo la continuación. Es un capitulo medio corto y... ¿aburrido? Supongo que sí. Pero como en unos segundos leerán, se viene una de las partes más emocionantes(?) Bueno, sólo agradecerles por los comentarios y disculpen la demora, he estado estudiando bastante pero ahora ya estoy de vacaciones así que puede que actualice más rápido.
Sin más, el capitulo...


Capítulo 9



-Bien, creo que es momento de presentarlos de una vez._ comenzó el rubio, que caminaba de lado a lado delante de la fila que formaban sus amigos._ Chicos, ellos son Sai y Sasori. Sai, Sasori…ellos son los chicos.
-Naruto, no seas idiota._ lo golpeó Hyuga.
-Ambos ya me conocen._ comenzó Nara._ Ellos son Neji, Kiba, Hinata, Shino, Chouji, Lee, Ayane y…el idiota de Naruto.
-Es un gusto conocerlos._ dijo el pelirrojo al que habían nombrado como Sasori.
-¿Y tú de dónde saliste?_ cuestionó el joven Rock Lee.
-Pues…soy amigo de Ayane._ contestó dedicándole una sonrisa a la aludida.
-Entonces, ¡vamos a llevarnos muy bien! ¡La llama de la juventud debe de arder en tu interior!
-¿La llama de qué?_ preguntó confundido el de cabello negro.
-No le hagan caso, Lee es así todo el tiempo. Ya se acostumbraran…
-¡Naruto, ahí estás! ¡Te he estado buscando por todas partes!_ se escuchó gritar a sus espaldas.
-Esa voz...
-¡Sakura-chan, lo lamento! Es que estoy presentando a los nuevos.
-¿A los nuevos?
-Ya sabes, Sai y..._ pero ella ya no lo escuchaba, tenía la mirada clavada en el par de ojos que se encontraban observándola.
-Sasori…_ susurró por lo bajo.
-¿Eh? ¿Ya lo conoces?
-Pero su tú eres la chica del hospital…_ ninguno parecía entender nada.
-¿Hospital? ¿De qué estás hablando? ¿Ya se conocen? ¿Sakura-chan, estás bien?
-¿Qué? ¿Cómo es que…?
-Sí, definitivamente eres tú. Nunca olvidaría ese color de cabello. Eras la chica que lloraba…
-Tú fuiste quien…_ la pelirrosa no podía salir del asombro. No podría ser que justamente él la haya animado en esa ocasión. Era imposible.
-¿Llorando? ¿Qué te pasa? ¿Sakura-chan? ¿Quieres responderme?
-Naruto, ya cállate._ le reprochó su hermana quien tampoco parecía entender nada.
-Yo…yo…_ comenzó, pero algo la detuvo, recordó a qué había venido, no tenía tiempo que perder en esa conversación._ Naruto. Sai. Nos vamos, ahora. Tsunade-sama quiere vernos. ¿Tenemos una misión, recuerdan?
-¡Es verdad! ¡Tenemos que ir al puente…puente…! ¿Cómo era el nombre…?
-El puente del Cielo y la Tierra.
-Sí, ese. Gracias, Sai. Tenemos que buscar a Yamato, así él puede hacerse pasar por ese tal miembro de Akatsuki, ¿cómo era que se llamaba…?
-Naruto, tú nunca recuerdas nada._ protestó su nuevo compañero.
-¡Espera, sí lo recuerdo! Era…era…_ el rubio rebuscó entre sus pensamientos hasta que dio con lo que estaba buscando._ ¡Sí, se llamaba…!_ pero no pudo continuar porque su hermana le cubrió la boca con ambas manos, a lo que Sakura lanzaba un largo suspiro.
-No sé te ocurra decir ese nombre._ le susurró al oído mientras todos observaban la escena con cierta intriga.
-¿Qué? ¿Por qué? ¿Por qué no puedo decir que su nombre es…?_ pero nuevamente fue interrumpido. Esta vez por un golpe que le proporcionó Sakura en la cabeza.
-¡¡Sólo no lo digas y listo!!
-Naruto-kun…
-De acuerdo, lo siento…_ dijo mientras se fregaba el lugar donde su amiga lo había golpeado._ No tenías por qué enojarte tanto, Sakura-chan.
-Ya vámonos. Tsunade-sama nos está esperando._ los tres se alejaron.
-¿Qué fue todo eso?_ por alguna razón, todos se voltearon a verme.
-¿Por qué debería saberlo?
-Tú sueles enterarte de cosas y no contárnoslo._ sentenció Nara, fue un golpe bajo y, mi semblante cambió totalmente.


Sabía que iba a pasar en algún momento y que ese momento iba a llegar rápido. Pero, ¿esperarlo de parte de Shikamaru? No, nunca se me cruzó por la cabeza. Él estuvo al tanto de algunos detalles antes que otras personas y no había reaccionado mal. ¿Qué le pasaba ahora? Además…estaba eso de que Naruto casi abre la boca con respecto a Sasori, aunque no puedo creer que sea tan despistado para notar que el nombre que iba a decir era de él. Eran demasiadas cosas, sin mencionar que Sakura no me dirigía la palabra; ¿y cómo es eso de qué se conoce con Sasori? La cabeza me daba vueltas.


-Shikamaru…_ reprochó el joven de ojos perlados; sacándome de mis pensamientos.
-¿Ayane, estás bien?_ me preguntó con suavidad Hinata. Sólo asentí.
-No me vengas a reprochar nada, Neji. Tengo todo mi derecho de estar molesto.
-Lo sé pero…
-Además no es contigo el problema. No te entrometas.
-Me entrometo todo lo que quiero, no tienes por qué tratarla así.
-Oh, por favor._ le contestó molesto._ ¿Vas a decirme que no estás enfadado?
-No, no lo estoy._ sus miradas se cruzaron unos segundos, Nara suspiró._ No es su culpa, de acuerdo.
-¿Qué no es su culpa? ¡¿De qué lado se supone que estás?! ¡Ella nos estuvo mintiendo todo este tiempo!
-Esto no está dividido en lados, Nara._ los demás sólo se dedicaban a observar la escena._ ¿Ni siquiera intentas ponerte en sus zapatos? Sí, nos mintió. ¿Pero que querías que hiciera?
-Que fuera honesta._ dijo mirándome. No lograba comprender por qué estaba tan molesto.
-Claro._ comenzó Hinata con ironía._ ¿Qué querías que dijera? “Hola, soy Ayane. He regresado a la Aldea después de haber querido asesinar a mi hermano, Naruto. No se preocupen, todo va bien, sólo conozco a Orochimaru y era parte de esa organización tan peligrosa llamada Akatsuki”. ¿Sabes lo que hubiera pasado si ella se presentaba de esa manera? Piensa un poco, Shikamaru. ¿Qué hubieras hecho tú? Ella sólo pensó en lo mejor para nosotros, intentaba protegernos.
-Vaya forma._ dijo con ironía._ Esto es demasiado problemático.
-Tú lo estás haciendo “problemático”.
-Hyuga, no te vengas a hacer el compresivo ahora. Tú tampoco te esperabas algo como eso. Nunca fuiste de preocuparte por los temas de los demás, no tienes por qué empezar ahora…
-Shikamaru._ lo llamé, a lo que él intuitivamente volteó a verme._ Sé que tienes todo tu derecho de estar molesto. Yo…de verdad lo lamento, ¿sí?
-Eso no ayuda demasiado.
-No termino de entender por qué…_ él me miró con confusión._ ¿Por qué ahora te comportas así? Fuiste uno de los primeros en enterarte, al menos de una parte de la historia. Entonces, parecías comprenderlo… ¿por qué ahora no? ¿Qué cambió?
-Cambió que no es justo. Eso es lo que cambió. No es justo para nosotros.
-Sí, lo entiendo pero…
-No, no me estás entendiendo. Y sí, comprendo que no lo quisiste decir en un primer momento porque tenías miedo. Miedo de que no te aceptemos, de que ni siquiera te dejáramos estar en la Academia, incluso más, en la Aldea. Miedo de no poder volver a rehacer tu vida. Sí, a eso puedo entenderlo perfectamente…Pero, ¿no crees que demoraste demasiado? ¿No crees que fue mucho tiempo el que tuviste para pensarlo? Llegaste un día y nos arrojaste una bomba, prácticamente.
-Sí, también lo creo. Pero...no podía evitarlo. Me aterraba pensar que ustedes ya no quisieran que este aquí. No tenerlos me asustaba, me asusta todavía ahora.
-Pues lo hubieses pensado antes. Además, tampoco es justo que tras todos nuestros esfuerzos, tú vengas y nos arrebates nuestras técnicas. Eso es lo que me molesta._ sentenció antes de darse la vuelta y alejarse seguido de los demás, exceptuando a los dos integrantes de la familia Hyuga.
-No le hagas caso, Ayane. Ya se le va a pasar…_ comenzó el mayor de ellos.
-¿Y qué si no se le pasa?_ cuestioné al borde del llanto; no podía evitarlo, Shikamaru se había convertido en un gran amigo para mí._ ¿Qué si nunca llega a perdonarme? No es que quiera hacerlo a propósito, no me agrada en lo más mínimo tener todas sus técnicas. Pienso igual que él, no me parece justo. Para nada.
-Pero no es tu culpa, Ayane-chan…
-Sí, si lo es._ ellos sólo intercambiaron una mirada y cuando Hinata abrió la boca para hablar, no se lo permití._ Sé que quieren animarme y de verdad lo aprecio, pero prefiero estar sola…


-----------------------------------------------------------------------



-¿Y qué se supone que hacemos aquí?
-¿Por qué crees que tienes que saberlo todo?
-Kabuto…no te pongas así. Es sólo algo curioso._ sonrió.
-¿Y bien, alguno va a responderme?
-Simplemente, a veces no te soporto._ comentó el joven de anteojos antes de retirarse.
-Kabuto tiene que encontrarse con alguien.
-¿Quién?
-Uno de sus espías. Deben encontrarse en el Puente de Cielo y la Tierra que queda por aquí cerca. Nada fuera de lo normal, sólo es un miembro de Akatsuki.
-¡¿Qué?! ¿El cuatro ojos tiene como espía a uno de ellos?
-Así es, Kabuto es muy inteligente aunque por algún motivo no le agradas demasiado…
-En todo caso, ¿mi presencia es necesaria para qué?
-Tu presencia siempre es necesario, Sasuke-kun. Además tengo que seguir vigilando tu entrenamiento de cerca. ¿Y puedes dejar de hacer preguntas? Ya te estás pareciendo a…
-Yo no me parezco a nadie._ volvió a ponerse serio._ Voy a entrenar.
-Últimamente está algo disperso._ se dijo así mismo, pensativo._ Este chico…me resulta cada vez más interesante…


-----------------------------------------------------------------------



Pasaron un par de días y, las cosas seguían igual con ellos. Ahora que Naruto y Sakura se habían ido a esa “misión especial” junto con Sai, sólo me quedaban los primos Hyuga. Nadie más quería hablarme. No los culpaba. Sabía que tenían razón, pero seguía doliéndome. Sobre todo de parte de Shikamaru; él fue el primero en dedicarme una palabra cuando llegué a este lugar y ahora me ignoraba completamente.
Por suerte, esa mañana Tsunade-sama me mandó a llamar. Así podía saltearme las clases y no tener que volver a vivir otro día sintiéndome ignorada por todos…


-¿Una misión?_ cuestioné sin salir del asombro.
-Así es.
-Si va a ser como la anterior, prefiero evitarla._ ella sonrió con cierta ironía; podía ver en su rostro que esta vez era diferente._ ¿De qué se trata ahora?
-Recolectar información._ la miré con cierta incredulidad.
-¿Información? ¿Sobre qué?
-Sobre ti.
-¿De mí? ¿De dónde se supone que…?_ en ese momento todo se acomodó en mi cabeza._ Usted está loca._ solté sin pensar._ Disculpe, Tsunade-sama.
-Veo que te diste cuenta de a qué me refiero. Sabes que necesito esos datos. Tengo que avanzar con la investigación, pero ya no tengo con qué. No tengo nada y tú no recuerdas nada. No te culpo, pero alguien tiene que ocuparse de eso. Siendo que se trata de ti misma, supuse que no te opondrías…
-No lo estoy haciendo. Sólo lo considero algo…arriesgado._ no encontraba la palabra qué quería usar.
-No tienes por qué ir, sólo fue una idea. Puedo enviar a alguien más, aunque no es lo conveniente.
-No, no. Así está bien. Sé a dónde debo ir, dónde debo buscar y qué debo buscar. No se preocupe, déjelo en mis manos. Yo me encargo._ ella sonrió satisfecha.
-Muy bien. Está decidido, Uzumaki Ayane, esa es tu misión._ me retiré de la habitación sin decir más nada.
-¿Es consciente de lo que le está pidiendo, Tsunade-sama? Prácticamente la envió a la boca del lobo._ cuestionó preocupada Shizune.
-Lo sé. No te preocupes. Sé lo que hago y ella sabe lo que hace. Es toda una experta, ¿recuerdas? No hay otra persona que pueda con esto.
-Pero…Usted sabe que la guarida más cercana es…
-Lo sé, Shizune, lo sé.
-¿Piensa decirle?_ ella lo negó._ ¿Está segura? No sabemos lo que puede llegar a pasar si se encuentran.
-Ella va a estar bien.
-¿Al menos va a informarle a Naruto y los demás?_ volvió a negar._ Usted piensa que TODOS ellos se encuentren en un mismo lugar sin tener idea de quienes se encuentran ahí.
-Exacto._ la desesperación se reflejó en el rostro de su ayudante._ Va a ser un interesante reencuentro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
aiko8121
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Cantidad de envíos : 33
Edad : 21
Fecha de inscripción : 30/07/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Mar Dic 27 2011, 16:29

exitante definitivamente espero kon ansias el prox capitulo.........*-*
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Miér Ene 11 2012, 14:54

¡Hola! Primero que nada quería desearles unos atrasados Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo. Espero que hayan disfrutado de las fiestas y lo hayan pasado lindo. Acá les traje la continuación; espero les guste -y realmente me gustaría saber si alguien sigue leyendo esto, el más mínimo comentario es bienvenido. Gracias-
Sin más, el capitulo...


Capítulo 10



-¿Ayane?
-Estoy ocupada._ contesté sin ni siquiera voltearme._ Debo terminar de aprontar mis cosas.
-Lo sé, pero…_ titubeó un momento._ Quisiera hablar contigo.
-Te estoy diciendo que ahora no puedo…
-Por favor.
-¿Qué quieres, Ino? ¿Por qué no mejor te vas a corretear detrás de Karin?_ volteé a verla; su mirada pasó de la preocupación a la confusión en dos segundos.
-¿Karin?
-Sí, tu mejor amiga desde hace como dos años.
-Ella ya no…_ se detuvo un momento._ ¿De verdad no lo sabes?
-¿Saber qué?
-Pues, Karin se fue de la Aldea un tiempo después que tú y Naruto…
-¡¿Qué?!_ Por algún motivo esa noticia no me daba una buena señal._ ¿A dónde se fue?
-No lo sé. Nadie lo sabe. Sólo dijo que tenía algo pendiente que hacer y que debía marcharse…
-Pero… ¿qué hay de sus padres? ¿Tsunade no hizo nada?
-Tenía equipos de búsqueda por un tiempo tras ella pero nunca dieron con nadie. Parecería que se la hubiera tragado la tierra. Su padre aún está algo preocupado; sin embargo es consciente de que ella es fuerte y puede defenderse por su cuenta. Y su madre, bueno…digamos que ella ya no está aquí.
-Ya veo…_ hubo unos segundos de silencio._ ¿Qué quieres entonces?
-Quería hablarte de…Sakura._ la miré con cierta sorpresa.
-¿Acaso no estás feliz ahora? Ya que Karin no está, seguramente tú tomaste su lugar…
-Mira, Ayane…no entiendo por qué te molesta a ti…
-Porque Sakura es mi amiga._ dije interrumpiéndola_ Por eso me molesta.
-Oí que pelearon…_ comentó por lo bajo.
-Pues oíste bien. Pero que ella y yo hayamos tenido una discusión, no cambia nada. Sigue siendo mi amiga y la sigo apreciando. Ino, Sakura es una gran persona y nadie, menos la persona a la que solía llamar su mejor amiga, tiene el derecho de usar y deshacerse de ella como si fuera una cosa.
-Lo que ocurrió hace dos años, fue una equivocación…
-Una gran y estúpida equivocación._ espeté molesta.
-Yo…de verdad lo sé. Lo siento. Quiero arreglar las cosas.
-¿Qué ya que no está Karin te quedaste sin amigas? ¿Ahora quieres arreglar las cosas? ¿Después de dejarla sólo por un lugar en ese grupo de “popularidad”?_ ella bajó la mirada con tristeza._ Ino. Si quieres arreglar las cosas, deberías hablarlo con Sakura. No conmigo.
-Pensé que…
-No. Yo tengo tendencia a ser algo rencorosa y además, tengo prisa en estos momentos. Así que si quieres arreglar algo, ve y busca a Sakura._ no contestó._ Le dolió, de verdad la heriste en aquella ocasión. Aunque…lo bueno de esto, es que ella tiene un muy buen corazón y, puede que le cueste un poco, pero es compresiva._ le dediqué una sonrisa cálida que ella me devolvió.
-Gracias._ escuché que susurró mientras yo me disponía a salir del lugar.


----------------------------------------------------------------



Esos pasillos seguían igual de silenciosos y lúgubres. No había cambiado nada. Con cada paso que daba, los recuerdos de mi estancia en lugares similares durante toda mi niñez me llegaban uno tras otro. Nunca iba a olvidar el primer día que pisé un lugar de esos, no era un tipo de memoria que se podía desvanecer con facilidad…


~ Flashback ~

El silencio era insoportable y me carcomía la cabeza. Nunca había estado en un lugar como ese. Aquel camino siempre igual. Pasillos no muy estrechos, con centenares de puertas en sus paredes. No era muy consciente de qué estaba haciendo allí pero…tenía miedo. Era la primera vez que él no estaba conmigo desde que me encontró. Conocía al hombre que caminaba a mi lado, lo había visto en esas reuniones con las demás personas de los trajes negros con nubecitas rojas que llamaban completamente mi atención. Al fin y al cabo, todavía era una niña; algo que iba a cambiar totalmente esa noche.

-No te preocupes._ siseó esa persona a mi lado, lo cual hizo que un escalofrío recorriera mi espalda._ Todo está bien.
-¿Dónde estamos?_ logré decir con mi chillona voz de niña de unos seis años.
-Es una de mis guaridas._ comentó orgulloso._ Pronto te acostumbraras. Vamos a pasar mucho tiempo aquí._ Miedo. Quería correr._ No tienes nada de que temer._ dijo leyéndome la mente.
-Quiero volver a casa._ “Casa” era un término algo tonto, pero lo llamaba así._ Quiero ir con Itachi._ él rió.
-Lo siento, querida Ayane. Pero no vamos a ver Itachi por un tiempo. Tienes que entrenar y volverte fuerte.
-¿Después de eso…podré verlo?
-Sí, claro que sí. Hasta puede que te demos una de nuestras capas, ¿te agradan, verdad?_ asentí. Mi inocencia en ese día, todavía me dejaba tener ese par de ojos brillantes ante la idea de tener uno de esos trajes._ Déjame contarte algo ¿Sabes cómo te encontró Itachi, pequeña?_ lo negué, tenía vagos recuerdos de esa noche.
-Bueno, según lo que me dijo…tú tienes un hermano._ lo miré con cierta sorpresa, al mismo tiempo que una hilera de imágenes de un niño de cabellos rubios y ojos iguales a los míos, se me venían a la mente. Él era mi hermano._ Ese niño no era muy bueno contigo, él fue quien les dijo a esas personas que te golpearan…

Me frené en seco en medio de ese pasillo semi-oscuro, mientras pasaba por desapercibida la sonrisa que se había formado en la cara de aquel hombre. No era posible. Si era mi hermano, ¿cómo había pedido eso? ¿Por qué? Él siguió contándome, algo de envidia mezclado con resentimiento, toda una historia llena de dolor. Era…era…horrible. Ese niño me odiaba, ¿qué le había hecho yo?

-Puedo hacerte fuerte._ comentó; no sabía bien a que se refería en ese momento._ Podría darte poder, mucho. Sabes, cosas como esas tienen que tener su merecido._ mi cerebro de niña de seis años, empezó a transformarse en ese momento._ Yo puedo entrenarte._ asentí, a lo cual él sonrió._ Pero tienes que prometerme que vas a dar tu mayor esfuerzo.
-Claro, Orochimaru-sama._ contenté. Ese fue el instante en el que me di cuenta de que yo odiaba a mi hermano.

~ Fin Flashback ~



Sacudí la cabeza para librarme de esos pensamientos. No podía culparlo, era un gran manipulador si así lo quería. Odiaba ese lugar. Odiaba sentir el sonido de mis pasos uno tras otro. Parecía que estaba desierto pero era totalmente consciente de que no era verdad. Siempre era igual, ese maldito silencio retumbando por todas partes.
Me deslizaba con sigilo por aquellos pasillos, tenía que llegar a una de las habitaciones más alejadas de la entrada. Allí estaba lo que debía encontrar, si es que Orochimaru no había cambiado el sitio de las cosas; algo que me parecía imposible. Sonreí con cierto alivio al ingresar en esa habitación y descubrirlo todo tal cual lo recordaba; era como si no hubiera pasado ni un día.


-Empecemos…_ me susurré a mí misma mientras comenzaba a revisar todos esos archivos, dispuestos en la estantería que tenía enfrente. Tal vez iba a tardar más de lo pensado. Pasaron varios e incontables minutos, hasta que di con lo que buscaba.
-Deberías aprender a no ingresar en lugares donde no debes._ escuché esa voz a mis espaldas mientras rogaba de que no hubiera notado lo que acababa de guardar entre mis cosas._ Aunque no entiendo cómo fue que lo lograste, es imposible que nadie te haya escuchado.
-Tal vez todos aquí son unos inútiles.
-¿Ayane?_ cuestionó con sorpresa.
-La misma._ dije volteándome y encontrándome cara a cara con la persona que había arruinado mi vida por completo._ Tiempo sin vernos, sensei._ comenté con sarcasmo.
-Deberías estar muerta._ ¿acaso había algo de preocupación en su voz?
-Pues no lo estoy, tu nuevo “aprendiz” no parece ser tan eficaz como creías…
-Sé perfectamente que Sasuke no lo hizo. Pero me llegó información de que habías muerto, ya sabes…espías.
-Claro._ asentí._ ¿Cómo sabías que él no…?_ la curiosidad fue más grande que yo y esa pregunta salió disparada por mis labios sin previo aviso.
-Él me lo dijo, por supuesto.
-Es un inútil.
-Corrección, lo era. Siempre supe que en ese momento era todo muy pronto para pedirle algo como aquello…matarte, ¿en qué estaba pensando? Él jamás podría hacerlo, todavía tenía…sentimientos, sobre todo hacia ti._ una sonrisa se dibujó en su rostro al ver que sus palabras me habían afectado._ Pero veo que no estás muerta… ¿qué haces aquí?
-¿Te importa?
-Es mi guarida, debería importarme. Y sé perfectamente que no pasas a saludar… ¿o has considerado volver con nosotros?
-Por supuesto que no. Ni que estuviera tan loca._ volvió a sonreír._ No sé qué tanto te sonríes._ él ignoró mi comentario y dio un paso hacia mí. No me inmuté en lo más mínimo, sabía de lo que era capaz y de lo que no.
-Aún no lo decido…_ lo miré confundida.
-¿Sobre qué?
-Deshacerme de ti. O no.


----------------------------------------------------------------



Sai…maldito traicionero. ¿Cómo podía? No tenía idea de cómo era capaz de hacerles aquello. Ellos le habían dado un lugar en su equipo. Y a pesar de que no se habían vuelto amigos, con todas las letras; empezaban a llevarse bien. El sonido de una explosión, la arrastró de sus pensamientos; miró a su rubio compañero a su lado y ambos salieron disparados en dirección al lugar a donde suponían que había tenido lugar el suceso. Fue entonces cuando lo vio y ni siquiera se detuvo a pensarlo; corrió a lo largo del pasillo, el cual no parecía terminar nunca, mientras tenía la mirada fija en el chico al final de este. Él se encontraba observando a algo o alguien, pero en cuanto oyó los pasos acercándose, se volteó. El sol le pegó en la cara al salir, sin embargo, ella no se detuvo.


-¡¿Qué demonios pasa contigo?!_ le gritó tomándolo de su tan peculiar camiseta negra._ ¡¿Cómo puedes hacernos esto?! ¡¿Cuántas veces vas a traicionarnos…?!
-¿Sakura?_ Esa voz. Su voz; retumbó una y otra vez en su interior. Se quedó totalmente helada mientras dirigía su mirada hacia ese lugar.
-Sa…su…ke-kun_ fue lo único que logró articular al verlo allí. ¿Era un sueño? ¿Era…él? Después de esos dos largos años, allí estaba. Parado a escasos metros de ella. No logró entender en qué momento fue, pero el rubio hiperactivo se encontraba a su lado, tan pasmado como ella se encontraba.


Había esperado ese momento desde el día que supo que él se había ido de la Aldea a buscar a Orochimaru, sólo con esa idea en su cabeza de vengarse de Itachi, su hermano mayor. Sus miradas se encontraron tan firmes y desafiantes como siempre lo habían hecho. Sin embargo, el par de ojos azules no podía salir del asombro, mientras que esos ojos negros lo miraban sin el mínimo interés. ¿Qué demonios había pasado con él? No habían intercambiado palabra pero sólo con mirarlo, le bastaba para saber que ya no era el mismo. Ya no era el Sasuke Uchiha que él solía conocer cuando era más joven.


-Naruto._ su nombre salió de sus labios sin ningún tipo de emoción.
-Sasuke._ contestó el rubio con una cierta gota de desesperación en su voz.


----------------------------------------------------------------



-No puedes. Aunque quieras._ lo reté y él volvió a sonreír.
-Sigues igual que siempre. La pequeña Ayane…parece que fue ayer que entraste por primera vez a este lugar y, mírate ahora. Toda una excelente alumna…traidora, si, no lo niego. Pero uno podría sorprenderse de las cosas que pueden ocurrir._ no me gustó para nada esa última frase.
-¿Rememorando viejas épocas que no van a volver, eh?
-Intento buscar un buen motivo para no matarte._ su expresión se puso seria._ Como sabrás, ahora que tengo un miembro del clan Uchiha como próximo cuerpo, no me preocupas en lo más mínimo.
-No puedes compararme con él. Lo sabes._ tenía que salir de ahí, ahora. Estar cerca de él no me daba ningún buen presentimiento. Mi espalda punzaba, cada vez más fuerte._ Lamento no poder continuar con la conversación, pero…
-No vas a irte a ningún lado.
-¿Tú vas a detenerme?
-No me sirves. Ya no._ dio otro paso hacia mí en el mismo instante en que el sello maldito se dispersaba por mi cuerpo.
-Demonios…_susurré por lo bajo.


Lo siguiente de lo que tuve consciencia era del sol pegándome en la cara y una exagerada cantidad de polvo. El gran hueco que había en el lugar donde antes estaba la pared, me permitió ver al exterior. Tenía tres siluetas dándome la espalda, pero no las distinguía con claridad. Lo que no sabía era lo que me esperaba ahí afuera…
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Jue Ene 12 2012, 15:37

¡Buenas! Acá regreso con la continuación. Es un capítulo corto, lo admito pero creo yo que es trata de algo específico como para ponerlo con otras cosas -sin mencionar, siéndoles sincera, que no se me ocurrió como seguirlo-
Bueno, espero sea de su agrado. Sin más, el capitulo...


Capítulo 11


A los pocos segundos, y una vez que mi miraba se acostumbró a toda esa nube de polvo, pude reconocer, sin siquiera dudarlo, al cabello corto y rosado de mi amiga, Sakura. Agudicé un poco más mi vista; ese definitivamente era Sai y, supuse que el de al lado era ese tal Capitán Yamato. Mi mente volvió a la realidad, ¿qué demonios hacían esos tres ahí? ¿Qué hacían aquí? Tenían esa “misión especial” de la cual no querían hablar y, ahí estaban, parados frente a mí. En ese momento lo noté, ¿dónde estaba Naruto?
Una punzada en mi brazo hizo que dejara de prestarles atención por unos minutos. No creí que lo había golpeado con tanta fuerza hasta que sentí la sangre y, escuchaba las gotas caer contra el piso.


-¡¡Orochimaru-sama!!_ esa era la voz del insoportable de Kabuto._ ¡¿Orochimaru-sama?! ¡¿Se encuentra bien?!_ noté como zamarreaba a un cuerpo desplomado en el suelo; se lo tenía bien merecido.
-¡Déjame!_ lo empujó a un lado mientras intentaba, sin éxito, ponerse de pie.
-¡¿Pero qué demonios pasó?!_ oí chillar a Sakura.
-Desgraciada, ¡¿cómo te atreves?!_ se volteó, fijando su mirada en…_ ¡¿Qué?!_ ya estaba parada a su lado. Le sonreí, no tenía pensado dejar pasar esa oportunidad.
-Aya...aya…ne…_ ese débil susurro captó toda mi atención.
-Naruto._ efectivamente mi rubio hermano estaba de rodillas en el piso, muy mal herido, a pocos pasos de mí. Pero eso no era lo que más me preocupaba. Su expresión, esa mirada llena de desesperación, hizo que levantara la vista siguiéndola…


El sol me pegó en la cara y me cubrí los ojos. Había alguien, eso era obvio. Pude ver perfectamente su silueta. Volví a dirigir mi mirada hacia allí, ¿qué estaba pasando? La mano, ensangrentada, que estaba usando para cubrirme de la luz cayó pesadamente al costado de mi cuerpo. Podía sentir que en cualquier momento me desplomaría en el suelo yo también. Mi corazón comenzó a palpitar con fuerza, ni bien reconocí a esa persona.
Era imposible.
El silencio en ese lugar era casi palpable por lo que cuando, en un susurro, su nombre salió disparado de mis labios, él lo oyó. Sus ojos negros se clavaron en los míos. Fueron dos escasos segundos pero la sorpresa se dibujó en su rostro, cosa que yo no noté pero que mi hermano no pasó desapercibida. No podía, simplemente no podía salir del asombro.
Sasuke Uchiha.
Estaba parado a escasos metros de donde estaba, con su expresión indiferente. El mundo pareció derrumbarse a mí alrededor. Era completamente imposible pero cierto; seguía sintiendo algo por su idiota persona. Aunque lo negara, lo odiara y no quisiera aceptarlo, ese sentimiento continuaba vivo muy dentro de mí y, había aflorado instantáneamente cuando nuestras miradas se cruzaron de nuevo, después de tanto tiempo.
Quería gritar, correr y desaparecer de allí. Pero no podía. En su lugar, me tragué todas esas emociones que me invadían, sequé esa lágrima rebelde que estaba a punto de salir de mi ojo y sonreí; mi típica sonrisa cargada de ironía.

-¿Nos honras con tu presencia, Uchiha?_ sentí la mirada de reproche de mi hermano y de Sakura clavadas en mí.
-Ayane._ mencionó; el tiempo pareció detenerse nuevamente cuando escuché su voz. Sacudí mi cabeza para volver a la realidad._ Te creíamos muerta.
-Todos lo hacen._ dirigí mi mirada a un recompuesto Orochimaru._ Pero tienen que soportar mi presencia un tiempo más. No soy tan fácil de vencer._ volví a mirarlo. Era evidente el cambio que había en él.
-¡¿Por qué?!_ exclamó Naruto, interrumpiendo nuestra “conversación”._ ¡¿Por qué no quieres entenderlo?! ¡Él sólo quiere tu cuerpo!_ dijo señalando al sannin, quien ahora se encontraba al lado del azabache al igual que Kabuto._ ¡No le importas en lo más mínimo!
-Si tiene que apoderarse de mi cuerpo, así será. Daré mi vida si en necesario con tal de obtener mi venganza._ una sonrisa se surcó en los labios de Orochimaru.
-Nos veremos pronto._ comentó este último._ Vas a tener tu merecido por esto._ dijo mirándome antes de que los tres desaparecieran.


El silencio volvió. Insoportable y penetrante. Escuché como la cabeza de mi hermano se daba contra el piso y, esas tres palabras quedaron retumbando dentro de mi cabeza Yo soy débil; mi corazón terminó de estrujarse al escucharlo hablar. Estaba abatido. Destruido. Y el llanto no tardó en llegar; no sólo en él, sino también en mi querida amiga, parada totalmente estática algunos pasos delante de nosotros. Varios minutos transcurrieron…


-Llorar…llorar no va a traer a Sasuke-kun de vuelta._ susurró._ Yo estoy aquí, Naruto. Vamos a hacernos fuertes. Juntos.
-Todavía tenemos tiempo._ continuó Sai._ Y un equipo de tres es mejor que uno de dos.
-Gracias._ articulo el rubio, quien empezaba a ponerse de pie._ Pero…prefiero un grupo de cuatro._ se giró a mirarme. Bajé la vista, fijándola en el suelo._ ¿Ayane?
-Ya sabes lo que pienso al respecto.
-Pero…
-No, Naruto.
-¡Es nuestro amigo!
-¡Él se fue por voluntad!_ lo miré. Sabía que íbamos a tener esta discusión en algún momento.
-¡No me importa! ¡Y a ti tampoco! ¡Voy a traerlo de vuelta, sin importar nada!
-¡¡Ya basta!!_ le grité con fuerza, él se quedó inmóvil._ ¡Él no va a volver, ¿de acuerdo?! ¡Va a seguir con esto hasta que lo consiga! ¡Y después de que mate a Itachi, ya no va a tener tampoco motivos para regresar! ¡¿Sabes por qué?! ¡Porque no va a ser más él, Orochimaru se va a apoderar de su cuerpo! ¡Y ni tú ni nadie va a poder evitarlo!
-¡¡No vuelvas a decir eso!!_ exclamó con enojo y, sin siquiera darse cuenta, me golpeó en el rostro, lo que hizo que me tambaleara un poco hasta caer de rodillas frente a él.
-Ayane…_ apenas escuché el susurro de la pelirosa.


¿Por qué? ¿Por qué? ¡¿Por qué tuvo que pasar esto?! Sentí como mis lágrimas salían sin importar nada y caían por mi rostro. Poco a poco terminé en la misma posición en la que se encontraba anteriormente Naruto. Mi frente pegada al suelo, mientras esas gotas saladas caían contra él.
Nunca había llorado por eso. Me había deprimido un poco cuando se fue pero nada más. Tenía toda esa angustia acumulada desde hace dos años y, no parecía que nada pudiera calmarme. Lancé un grito ahogado mientras su imagen aparecía una y otra vez en mi cabeza. No podía parar de pensar, parar de culparme por todo aquello. Si tan sólo no hubiese sido tan idiota esa noche…pude haberlo detenido tranquilamente. Él no era tan fuerte en ese tiempo y yo todavía tenía control sobre mis habilidades. Pero no, tenía que dejarlo hacer lo que quería.
Era mi culpa, todo eso era mi culpa.
Odiaba con todo mi ser a ese maldito Orochimaru. No iba a perdonárselo nunca; podía aceptar que él arruinara mi vida pero…no la suya. No la de Sasuke. A pesar de esas ideas estúpidas de matar a su hermano, él tenía una vida, tenía un pasado. Algo que yo no poseía. Iba a matarlo, no importaba cómo; si él quería sentimientos de odio y de venganza, eso le daría. No pensaba parar hasta conseguirlo, Orochimaru no se iba a salvar de esta.
Sentí la mano de Naruto apoyándose en mi hombro y lo abracé con todas las fuerzas que tenía. Él hundió mi cara en su pecho mientras acariciaba mi cabello.



-Tranquila._ me susurró._ Todo va a estar bien y…
-¡No!_ volví a gritarle en el instante que me separaba bruscamente de él._ ¡No va a estar bien!_ continué mientras le daba unos golpes en el pecho._ ¡Es mi culpa! ¡Todo es mi culpa! ¡Tuve que haber hecho algo! ¡Es mi culpa, Naruto!
-Ayane._ me tomó de los hombros con fuerza._ Esto no tú culpa, ni la mía y ni siquiera la de él. El único culpable aquí es Orochimaru; pero no vamos a dejar que él gane._ me atrajo de nuevo hacia su cuerpo mientras me rodeaba con los brazos._ Escúchame hermana, te prometo que voy a traerlo de vuelta, ¿de acuerdo? Aunque me tome toda la vida. Voy a hacer que regrese…_ mis lágrimas parecían nunca acabarse, no podía articular palabra._ ¿No lo notaste, verdad? Ya veo que no._ dijo tras un silencio de mi parte._ Fueron unos pocos segundos, pero…su expresión cambió a penas te vio. Estaba sorprendido.
-Es…es…porque pensaban que había muerto._ Empezaba a calmarme; sentí como el negaba con la cabeza.
-No, era más que eso. Por unos escasos segundos, pude ver a Sasuke. A nuestro Sasuke._ lo miré confundida.
-¿Qué quieres decir?
-Es por ti, Ayane._ dijo fijando sus azules ojos en los míos._ Ahora lo sé…todavía queda algo de él. Muy en su interior sigue siendo el mismo de siempre. Y tú haces que el verdadero Sasuke aparezca.
-No, eso es imposible. Él…
-Él definitivamente está enamorado de ti._ sentenció dejándome perpleja._ Nunca quiso aceptarlo, menos ahora; igual que tú no quieres ver que te has enamorado de él. Pero sé que tengo razón. Y si hay alguien que puede hacer que regrese, tal vez ese alguien no sea yo…_ me miró unos segundos antes de sonreírme._ …puede que seas tú.
-Naruto, ¿qué cosas estás diciendo? Lo último que podría sentir ese idiota de Uchiha es…es…
-¿Amor?_ dijo sonriente mi hermano mientras me ayudaba a pararme; desvié la mirada.
-A él no le importan esas cosas, y lo sabes bien.
-Sí, sí. Continua negándolo._ comentó divertido; al menos su ánimo estaba regresando a ser el de siempre.
-Bien, debemos volver._ los dos giramos la vista recordando que no estábamos solos.
-Naruto, idiota…_ susurré por lo bajo mientras sentía un ligero calor en las mejillas.
-¿Puedo preguntar qué hacías aquí?_ cuestionó Yamato.
-Tsunade me mandó en una misión.
-¿Qué? ¿Cuál misión?
-Debía buscar esto._ dije mientras retiraba un sobre del pequeño bolso que llevaba conmigo.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
N!ky
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 10927
Edad : 21
Localización : Gobernando en el Infierno
Fecha de inscripción : 30/12/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Jue Ene 26 2012, 15:08

Gomen Anto-chan x no comentar!! u.u
esk estoy de vacaciones y pues no me dejan conectarme mucho xP
Estan muy cool las contis
Interesantee!!
k sera lo k se llevo ayane?!! lo k le pidio tsunade?!!
Joer ya kiero el sig. cap.!!
ESPERO TU CONTII!!
Te cuidas!!
Matta ne!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
~azula~
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 8787
Edad : 23
Localización : En la zona de spam xDD
Fecha de inscripción : 09/07/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Dom Ene 29 2012, 15:53

Mother of good, como es que habia olvidado este fic...
Se ha puesto muy interesante...
Que se llebo Ayane!! info confidencial, de las fap de orochimaru xD, na mentira...
Espero la contii Antoo, me encantan tus fics!!

Prends bien soin de toi et bonne chance!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Vie Feb 24 2012, 10:43

HOLAAAA! ¿Me extrañaron? Bueno, yo sí a ustedes. Después de años y años, les traigo la continuación. Es un cap medio corto, pero quiero empezar a centrarme en otros temas y hacerlo de a poco, así les voy dando forma ^^ Espero que les guste y dejen sus comentarios!
Sin más, el capítulo...

Capítulo 12


Se despertó sobresaltado en mitad de la noche, otra vez uno de esos sueños. Tenía que admitirlo, ya estaba empezando a preocuparlo un poco.
Recorrió el lugar donde se encontraba con la vista. Su nuevo “hogar” era pequeño pero a él le resultaba acogedor; se sentía cómodo ahí adentro. Estaba agradecido con los hermanos Uzumaki por haberle permitido quedarse en su casa. Sin embargo, algo no le cuadraba; consideraba que su “amiga” Ayane no le estaba contando todo.
Y esas pesadillas, porque de sueños no tenían nada, lo único que hacían eran elevar sus sospechas.
Lo perturbaba de cierta forma que esa chica apareciera una y otra vez cuando dormía. La joven de cabello rosa…Sakura. No obstante, lo que más lo preocupaba era el sueño en sí.
Pelear contra ella no era una opción, y menos de aquella manera. No tenía idea de cómo eso se le podía aparecer en un sueño…Además, él estaba distinto; su mirada resultaba apagada y su forma de dirigirse a ella era...Ese no era él, era imposible.

—Mejor dejo de pensar tanto… — suspiró mientras volvía a recostarse sobre la cama. — Tengo que hablar con Ayane… — se dijo así mismo antes de cerrar los ojos.


Sasuke Uchiha. ¿Quién manda a uno a enamorarse de la persona equivocada? Y peor aún es no aceptarlo. Y llorar tampoco iba a arreglar nada…pero a eso tampoco podía evitarlo.
Desde que había llegado de esa misión no había podido hacer otra cosa. Que Hinata esté fuera de la Aldea con su equipo, resultaba algo provechoso. La rutina del día había sido llegar, informar sobre la misión, darse un baño y terminar llorando en la cama.
Me recosté contra el barandal del balcón y terminé de limpiar las últimas lágrimas que caían por mi rostro. Maldita misión. Maldito Orochimaru. ¡Maldito Uchiha!


—¿Ayane? — volteé al escuchar la conocida voz de mi hermano; él se encontraba en la puerta del balcón de su habitación. — ¿Estás bien?
—Sí, no es…nada. — contesté sin más y devolviendo mi mirada al vacío frente a mí.
—¿Es por Sasuke, verdad? — asentí sin mirarlo, no quería empezar a llorar de nuevo pero tampoco iba a negárselo.
—¿Sabes que pienso? — no respondí, dándole a entender que siguiera hablando. — Que, tal vez, sería mejor para ti interesarte por encontrarlo…
—Naruto, hemos tenido ésta conversación ya mucha veces y…
—Déjame terminar, ¿quieres? — me interrumpió con brusquedad; me giré al notar que ahora se encontraba a mi lado. Tenía esa mirada seria que a veces aparecía en su rostro cuando trataba un tema delicado. — Te has negado a esto desde siempre y…ya no puedes soportarlo.
—¿Qué? — pregunté con asombro, ¿a qué se refería?
—Ayane, sabes que he y hemos vivido cosas tristes pero…verte llorar de aquella forma, me rompió en pedazos. — desvié la mirada al escuchar aquello. — Tienes que aceptarlo de una buena vez, lo quieres. Ya deja de negártelo a ti misma…eso te hace peor… — dejó de hablar por unos minutos, mientras en mi cabeza sus palabras seguían retumbando. — Eso hace que quiera buscarlo aún más…quiero verte sonreír de nuevo como lo hacías antes. Quiero verlos tener esas conversaciones interminables…Eres la única con la que Sasuke se abrió de esa forma; no tienes idea cuanto yo o Sakura desearíamos estar en tu lugar y tener esa relación tan cercana con él…
—Eres su mejor amigo, no puedes decir eso… — dije sin pensar demasiado.
—Es verdad pero el Teme es difícil de tratar…contigo no era así. Jamás vi ese lado de él hasta que llegaste a la Aldea. Lo tenías un poco confundido, eso es cierto… — rió para sí mismo, como si algún recuerdo hubiera regresado a su memoria. — Pero, volviendo a lo que te decía…acéptalo de una vez. Te gusta y…puede que sea más que eso.
—Nadie dijo que no lo hubiera aceptado. — comenté tras un suspiro, su rostro lleno de sorpresa me hizo sonreír. — Debería contarte el otro lado de la historia…
—¿Otro lado? — inquirió confundido. — ¿De qué hablas?
—¿La noche en la que dejó la Aldea? — él asintió. — Hablé con él…



La joven de cabello rosa caminaba a paso rápido hacia la oficina de la Quinta Hokague. Estaba enojada, enfurecida y molesta. Podía concebir guardar el maldito secreto sobre ese pelirrojo, podía convencer a sus restantes compañeros al tanto del tema sobre cerrar la boca, podía volver a hablarse un poco con Ayane, pero…no iba a aceptar verlo donde lo hizo. Jamás.
Golpeó con insistencia la puerta de la oficina y tras no obtener respuesta, entró estrepitosamente en el lugar encontrándose con una dormida Tsunade.


—¡Tsunade-sama! ¡Despierte! — la aludida se sobresaltó al escuchar ese grito y tras fregarse los ojos, notó la presencia de su estudiante.
—¿Sakura? ¿Qué ocurre? — preguntó con su voz aún adormecida.
—¡¿Cómo puede preguntármelo?! — chilló irritada.
—Ya cálmate. — le ordenó con seriedad. — ¿Qué está pasando?
—Hice caso a lo que me pidió pero no puedo tolerar esto. ¿Qué se supone que estaba haciendo Sasori en la Academia?
—Oh, veo que te enteraste… — comentó algo pensativa.
—Me llamaron porque uno de los niños se sentía mal y, no pude evitar notar que él se encontraba allí, cuidando de un grupo de estudiantes, ¿en qué está pensando usted?
—Tranquila. Necesitaba que alguien estuviera con ellos; la Aldea no se encuentra en una situación muy estable y toda ayuda es bienvenida. Él me dijo que podía hacerse cargo unas horas…Creo que mencionó algo de enséñales el manejo de marionetas con chakra. — sonrió al recordar el momento cuando él se ofreció a aquello, le resultaba un tanto irónico.
—¿Y usted accedió? Son niños…Es peligroso, Tsunade-sama.
—Peligroso sería dejar a Naruto a su cargo. — comentó divertida, pero la expresión de la joven sólo se enfureció más.
—Quisiera recordarle que estamos tratando con ex miembro Akatsuki, una organización sumamente peligrosa. En primer lugar, él no tendría que estar aquí, debería estar muerto. — guardó silencio unos segundos pero al no obtener respuesta continuó hablando. — Él es un asesino y, Ayane está poniendo en riesgo a la Aldea con esto. Sí, puede que no recuerde nada pero… ¿qué pasa si lo hace? ¿Qué piensa hacer si un día despierta y quiere destruirlo todo? No podemos tratar esto como un juego; ¡dejarlo a cargo de los más pequeños!
—Entiendo lo que quieres decirme pero ya no hay nada que hacer. Sasori es un buen joven, al menos ahora lo es y, mientras seguimos con nuestras investigaciones sobre Akatsuki que él esté aquí es fundamental. Podemos ser capaces de saber todo sobre ellos y eso nos dará una gran ventaja si queremos defender no sólo a la Aldea, sino también a Naruto, ¿o no es eso lo que quieres? — ella sólo bajó la mirada. — Puedo comprender que estés enfadada pero Ayane estaba pensando en…bueno, no sé bien en qué. — rió nuevamente. — Todo va a estar bien, Sakura.
—Eso espero… — susurró aunque seguía desconforme. De camino se había pensado todas las cosas que quería decir pero ahora ya no importaba.
—También sé que te afecta porque fuiste tú quien lo venció y, porque la anciana de la Arena peleó codo a codo contigo… — mencionó llamando su atención. — Sin embargo, intentar comprender a Ayane te vendría bien. Ella tuvo sus razones y, si se las preguntas, puede que esté dispuesta a contártelas…Pero, recuerda algo… — Sakura la miró atentamente. — Primero que nada, Chiyo dio su vida para salvar al Kazekage y, el hecho de acercarnos cada vez más a Akatsuki, nos permite estar más a la corriente sobre Sasuke. Itachi Uchiha forma parte de la organización y…
—Cuanto más sabemos sobre ellos, más nos aproximamos a Sasuke… — interrumpió, completando así la frase.
—Exactamente. Así que…deja esto en mis manos. Cualquier problema, Ayane me ha informado que ella se hará responsable. — la de orbes verdes sólo asintió y, tras hacer una reverencia, se dispuso a abrir la puerta.

Se quedó paralizada al observar al chico que tenía enfrente. Su mirada estaba atónita y completamente pérdida; sin embargo reaccionó al sentir la puerta abrirse. La miró por unos segundos antes de voltearse y salir corriendo por el pasillo.
Ella se quedó allí, estática. Quiso que la tierra se la tragara en ese mismo instante, aunque era consciente de que eso jamás iba a pasar. Había estado tan cegada por su enfado hacia él y hacia Ayane, que no tuvo en cuenta de que ahora Sasori era una nueva persona, con nuevos sentimientos…Y por su culpa, él se había enterado de su pasado de una manera atropellada, brusca y sin explicaciones.



Chocó de lleno con una persona que caminaba en su dirección opuesta, haciéndola caer estrepitosamente contra el suelo. La observó de arriba hacia abajo varias veces; su presentimiento había sido correcto, ella le había ocultado cosas que tenían que ver con él.

—¿Sasori? ¿Qué…ocurre? — lo noté enseguida, su rostro demostraba una plena confusión.
—¿Cómo pudiste hacerme esto? — espetó con tono de voz irritado. — ¡¿Qué demonios estabas pensando cuando decidiste ocultarme la verdad?! — bajé la mirada, avergonzada de mi misma. — Yo…yo… ¡soy un asesino! — gritó con desesperación.
—No, Sasori no digas eso… — comencé a explicar.
—No me digas que no es así. Sabes que es cierto… — por fin me puse de pie, pero él siguió con su camino.
—Espera… — susurré; no se detuvo.
—Déjame solo. No quiero seguir escuchando tus mentiras.


Esto estaba mal y, sabía perfectamente quien era responsable de aquello. Así que me dirigí sin pensarlo dos veces hacia a donde iba a ir de todas formas. Ella se encontraba parada ahí, totalmente quieta, con la puerta cerrada tras de sí.
La expresión de su cara me lo dijo todo: no había sido a propósito. Supuse, correctamente, que ella debió de haber estado hablando del tema con Tsunade y él escucho todo sin siquiera quererlo. Sasori debía de estar más que confundido y, sobre todo, furioso conmigo.

—Sakura… — la llamé, el hecho de que no reaccionara empezaba a preocuparme un poco.
—¿Ayane? — dirigió su mirada a la mía con desesperación. — Lo…siento, yo…
—Sí, sé lo que pasó. No te preocupes… — dije antes de suspirar.
—¿Dónde está? — cuestionó en un tono de voz casi imperceptible.
—No lo sé, él…
—¿Me odia, verdad? — reí al escuchar su pregunta, para luego negar con la cabeza.
—No exactamente a ti…
—Es mi culpa, si hubiera mantenido la boca cerrada…yo no sabía que él estaba escuchando…Lo siento. ¿Está muy molesto?
—¿Cómo lo estarías tú? Tengo que encontrarlo y aclararle las cosas de una vez…no quiero ni pensar que vaya a hacer una locura…
—¿Puedo…hablar con él primero? — la miré sorprendida, ella nunca había sentido simpatía por Sasori. — Él…me aconsejo hace un tiempo sobre algo y quiero devolverle el favor. — le sonreí y asentí, ella comenzó a alejarse pero tras dar unos pasos se detuvo. — Gracias
—De todas formas tengo que hablar con Tsunade. — me excusé mientras ingresaba en la oficina.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
N!ky
Nivel 45
Nivel 45
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 10927
Edad : 21
Localización : Gobernando en el Infierno
Fecha de inscripción : 30/12/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Vie Feb 24 2012, 12:34

Que interesante capitulo.
Ya me eh de imaginar a Sakura enojada, hasta yo me enojaría si alguien revive a alguien en que me esforcé en matar.
Al final de todo Sasori igualmente se entero de su pasado :D
Ahora quiero ver que pasaraaa!! Alomejor vuelve con akatsuki!! :DD O quisas no xD
Bueno espero la conti.
Te cuidas.
Matta ne!!~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Lun Mar 12 2012, 14:36

Buenas, buenas. Acá regresé...bueno capaz que el capítulo sea medio corto o no, no sé. El caso es que...tiene dedicatoria especial.
N!ky se lo mucho que te gustan los queridos miembros de Akatsuki y como este capítulo se centra en uno de ellos, quiero dedicártelo a vos; sin mencionar que siempre estás comentando y es lo que me hace seguir escribiendo.
Sólo eso. Sin más, el capítulo...



Capítulo 13


Su cabeza comenzó a llenarse de imágenes fugases. Recuerdos borrosos y otros no tanto, que se habían encontrado enterrados en el fondo de su memoria, ahora afloraban uno tras otro, sin dejarle tiempo para asimilar lo que pasaba.
Ese escaso tiempo en la Aldea de la Hoja, lo había hecho sentir bien. Y, a pesar de no estar al tanto de su vida pasada, no podía quejarse. De a poco iba conociendo a los aldeanos y a los niños del lugar. Se sentía a gusto allí pero…en ese momento, nada importaba.
Había salido corriendo por la entrada y se adentró en el bosque sin mirar atrás. Quería alejar todos esos pensamientos de él, pero le era imposible. Los recuerdos venían constantemente, haciéndolo consciente de ese pasado oscuro que poseía. Todo eso era una farsa, él no era eso. Le habían creado esa imagen buena de sí mismo, ¿para qué? No podía engañarse, él era un peligro. Sakura había sido clara en eso…
Asesino. Peligroso. Akatsuki...esa última palabra hacía que su mente rebosará de cosas, produciéndole un constante y punzante dolor de cabeza. Varios rostros se aparecían frente a él y, nuevamente, ese sentimiento de sentirse llamado por alguien lo invadía.
Los recuerdos fueron infiltrándose cada vez con más prisa. Detuvo su marcha y recargó su mano sobre el tronco de un árbol. Su cabeza iba a estallar de un momento a otro, eso era seguro.


—Tengo que salir de aquí… — se dijo a sí mismo en un susurro.
—No, no tienes que hacerlo. — esa voz a su espalda lo hizo voltear intuitivamente. Ella se
encontraba a algunos pasos de distancia, su rostro mostraba preocupación.


El pelirrojo se alejó unos pasos. Volvió a observar esos ojos verdes jade, acompañados de ese extravagante cabello rosa. Cada vez que cruzaba sus mirada con la suya, una serie de sucesos corrían por su mente; eran los recuerdos más nítidos que tenía.
Él y ella, enfrentados. Enemigos. Peleando…a vida o muerte. Y entonces la vio, la persona que acompañaba a la joven…una anciana, pequeña, fuerte y temperamental. Cerró los ojos con fuerza al recibir toda esa información de golpe, su abuela, sus padres…él…él…


—Soy un monstruo. Déjame solo, Sakura.
—No, espera. Sasori…
—No quiero escucharlos, a ni a ti ni a nadie. — la interrumpió él.
—Yo tampoco quería escucharte aquella vez, pero tú continuaste hablando. — no podía negar que en eso ella tenía razón. — Tienes que escuchar a Ayane, ella…ella va a explicártelo, ¿de acuerdo? Todavía no sé nada al respecto y sabes que me enojé con ella por esto pero… — se detuvo por uno segundos, pensando si debía decir lo que pensaba. — Ella cree que eres capaz de hacer alguna locura y...no quiero que lo hagas.
—¿Por qué? Tú deberías odiarme… — esa chica cada vez lo sorprendía un poco más.
—Lo sé, tampoco lo entiendo pero…algo me dice que no eres una mala persona. Sólo cometiste tus errores en el pasado, como todos…Por eso quiero que hables con Ayane. Es terca y negada a hablar de muchas cosas, pero si hay alguien que puede entender cómo te sientes ahora…esa es ella.
—¿Puedo hacerte una pregunta? — cuestionó el joven, a lo que ella respondió con un asentimiento. — ¿Qué es lo que Tsunade quiere aprovechar de mí?
—Es… — estaba algo consternada por el cuestionamiento; sin embargo, de nada servía ya mentirle. — Queremos información, de Akatsuki…la organización a la que pertenecías. Necesitamos saber lo que mayor podamos sobre ellos…
—Todavía no termino de entenderlo, ¿qué buscábamos?, ¿qué buscan ellos?
—No lo sé… — titubeó un momento. — Tenemos que proteger a Naruto. — sentenció decidida.
—¿Naruto? ¿Qué tiene que ver él en esto?
—Ellos lo están buscando. Así como tú, ese día, estabas en busca del Kazekage… — otra oleada de recuerdos se atropellaron en su mente. — Pudimos salvar a Gaara gracias a la anciana Chiyo…pero si algo llegara a pasar con Naruto… — su voz comenzó a quebrarse al imaginarse tal cosa. — No voy a permitirlo, no voy a dejar que algo le pase también a él…
—¿Te importa, no es así? Yo…yo…no quiero... — mencionó, asustando un poco a la de cabello rosa, quien esperaba que terminara la frase. — No quiero volver a ser el de antes, quiero cambiar. Voy a ayudarlos…
—¿Qué? — preguntó con asombro. — ¿De verdad?
—¿Qué es lo más urgente? Ahora no tengo muchas cosas en claro; creo que eso se solucionará cuando hable un poco con Ayane. Sin embargo, si me puedes decir algo en lo que pueda centrarme…
—Itachi. — dijo sin siquiera pensarlo dos veces. — Uchiha Itachi.


Y así, ni bien escuchar ese nombre, otro recuerdo fluyó en su cabeza. Le hartaba que pasara aquello cada dos segundos. No obstante, algo era diferente esta vez. Sentía que ese recuerdo era, por así decirlo, nuevo; que nunca antes había sido consciente de ello.
En él, aparecía una pequeña niña de unos diez u once años. Sabía perfectamente quien era, esos ojos azules, en ese entonces inexpresivos, lo miraban expectante y, fue allí cuando pronunció esa frase que quedó marcada en ella por siempre: “No te asesino únicamente para que estés ahí cuando alguien me asesine a mí”. Podía entender ahora las acciones de Ayane o al menos un poco; nunca estuvo obligada a aquello.
La memoria continuaba…recordaba vagamente ese día; en ese instante, él iba a voltearse y encontrarse con la mirada de él, de Itachi Uchiha. Observó sus intensos ojos negros clavados en la sitúela de la niña que se alejaba a paso lento y vio, una vez más, sus labios moverse, diciendo algo. Algo que nunca antes logró comprender y que le resultaba muy claro en el tiempo presente…Cuídala, fue la única palabra que salió de su boca en aquella ocasión…


—¿Qué te dijo qué? — pregunté algo horrorizada al escucharlo hablar.
—Lo que escuchaste. Me pidió que te cuidara. — me contestó como si fuera la cosa más normal del mundo. — No entiendo cuál es el problema con eso…
—No, no lo entiendes. Es imposible, ¿estás completamente seguro de que no dijo otra cosa? — el negó con la cabeza. — Itachi jamás diría eso, él no…no, no es probable.
—Yo sólo te estoy contando lo que recordé…
—Lo sé y, te lo agradezco. Pero hay algo que no me cuadra…
—Pues mi mente no es exactamente un lugar ordenado en estos momentos… ¿quisieras hacerme el favor de ayudarme a resolver eso?
—Claro, sí. — le respondí, antes de empezar la historia…desde el principio.


Con tranquilidad y paciencia me dispuse a contarle sobre mí y lo que sabía sobre él, tanto sobre la información que poseía la Aldea acerca de Akatsuki, como lo que yo había pasado en su compañía durante esos pocos meses.
Su rostro reflejaba no estar presente en ese lugar, como si todo lo que le estaba diciendo se estuviera proyectando en su cabeza. Sin embargo, sabía que estaba escuchándome cuando de tanto en tanto se sobresaltaba al recordar ciertas cosas.
Era completamente consciente de que él debía ser un manojo de confusión en esos momentos pero, de todas formas, iba a ayudarlo lo más que pudiera para que lograra aclarar sus ideas. Por un lado, porque era la responsable de que estuviera pasando por eso y, por el otro porque sabía que posteriormente yo era la que iba a pasar por aquello y necesitaría a alguien a mi lado. Todavía tenía algunas lagunas en mi cabeza en algunos aspectos…


—¿Así que…era tu niñero? — sonrió una vez que terminé de hablar.
—No lo llamaría de esa manera…
—Tú eras parte del sequito de Orochimaru, quien era un ex miembro de Akatsuki y, por unos meses te quedaste a nuestra disposición porque él lo pidió y, allí fue donde nos conocimos… — asentí con un movimiento de cabeza. — Yo soy…de la Aldea de Arena, en el país del Viento, ex miembro de Akatsuki, también y…soy una marioneta. — dijo para luego suspirar con tristeza.
—No, no lo eres. — me apresuré a corregirlo. — Bueno, ya no.
—Pero…espera, me dijiste que Chiyo, mi abuela, murió al salvar al Kazekage usando ese jutsu… ¿por qué tú estás viva?
—Orochimaru era consciente de este tipo de técnicas…y con ciertas modificaciones y mucho entrenamiento, logró que pudiera transferir el chakra, y con él la energía vital, de una persona a la otra, sin que una de las personas sea quien realiza la técnica, aunque consume mucho chakra y…
—Una vida se sacrifica de todas formas. — concluyó él, interrumpiéndome.
—Sí. Pero la anciana Chiyo logró dominarla de tal forma que podía regresar las marionetas a la vida… — me miró con sorpresa. — Por eso eres humano de nuevo…Sin embargo, así como tiene sus cosas positivas, también las tiene en contra, como la pérdida de memoria…
—¿Cómo es que…eres capaz de realizar la técnica desde un principio, antes de las modificaciones?
—Viví en la Aldea de la Arena unos años, hasta graduarme en la Academia y aprender lo básico; eso era lo que necesitaba Orochimaru; no lo hacía por su cuenta, supongo que porque estaba metido en sus demás experimentos. En ese tiempo, pude cruzar algunas palabras con tu abuela y…eso es lo único necesario para que mi sello maldito pueda apoderarse de los jutsu o técnicas de los demás…
—Déjame ordenar tu vida unos segundos… — ahora yo fui quien lo observó con asombro. — Eres originaria de aquí, Konoha, país del Fuego, hermana de Naruto Uzumaki. A la edad de cinco años fuiste “secuestrada” por Itachi Uchiha quien te llevó a manos de Orochimaru. — asentí dejándolo hablar. — Aún a pesar de sus negativas ideas, fuiste capaz de sobrevivir a tan corta edad a las contradicciones del sello maldito y, te envió a la Aldea de la Arena a graduarte y aprender, como dijiste, las técnicas básicas de un ninja…Luego de unos años, ya que por lo que veo te graduaste a muy corta edad, volviste bajo su poder…
—Así es. Creo que sólo pasé dos años en Suna, tiempo suficiente para apoderarme de muchas cosas, como poder controlar la arena tal cual lo hace Gaara…
—Siguió entrenándote y realizaste “misiones” que te encargaba. Pasaste tiempo en Akatsuki bajo mi supervisión y la de Itachi…Regresaste nuevamente con él y…traición. — comentó pensativo. — ¿Fue así, verdad?
—Parece tan fácil de explicar de esa manera, pero sí, así fue…
—¿Y qué va a pasar ahora…conmigo? — preguntó en casi un susurro.
—Pues…como tú decidas. Puedes quedarte, Tsunade no tiene problema y, ahora que recuerdas más cosas puede que seas de ayuda por aquí…o puedes regresar a Suna, sólo tienes que dejarme hablar con Gaara.
—Voy a quedarme. Quiero cambiar y si eso implica ayudarlos, lo haré. De todas formas, nuestras aldeas son aliadas. — me dedicó una sonrisa.

Era confuso para mí tratar con Sasori ahora. Sólo tenía esa imagen fría y sin vida de él y, se me era difícil verlo de esa manera tan alegre, tan viva. Él quería cambiar y yo entendía ese sentimiento de querer dejar todo atrás y comenzar desde cero y, no iba a arrebatarle eso. No después de todo lo que había pasado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Senaku
Nivel 3
Nivel 3


Masculino
Cantidad de envíos : 87
Edad : 24
Fecha de inscripción : 17/09/2010

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Lun Jul 30 2012, 05:15

:D ja veo que paso tiempo desde la ultima vez que lei este fic..... ahora yo soy el que esta recuperando lo perdido :P

ok dejando los chistes malos de lado, la historia sigue tan buena como la recuerdo o incluso mejor :)

asi que ahora sasori esta de lado de los buenos esto es interesante, me pregunto que clase de relacion tendra con todos en la aldea en especial con Sakura.

por cierto ayane me resulta cada vez mas genial es increible todo lo que aguanta y lo que carga

voy a estar mas seguido por aca puesto a que revivi presisamente para esto, segui anto que aun desaparecido vigilo tu historia
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
konan chan
Nivel 2
Nivel 2
avatar

Cantidad de envíos : 43
Edad : 19
Fecha de inscripción : 06/10/2012

MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   Dom Ene 27 2013, 08:07

contiiii!!!!! onegai shimasu!!!! X3
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)   

Volver arriba Ir abajo
 
Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)
» Nuevo Tecnico de Sportivo Italiano
» Eleccion del nuevo patriarca
» Comienza un nuevo ciclo ...
» Nuevo SSB?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Hyuga :: Sección de Historias. :: Fanfiction Anime/Manga-
Cambiar a: