Foro Hyuga


 
PortalÍndiceGaleríaEventosCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse
Contador
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Últimos temas
» Academy of Nations(Comenzamos! Go go go!!)
Sáb Sep 23 2017, 14:58 por SRTD

» El Cuento de Killa Sulmay
Miér Mayo 10 2017, 16:47 por Ryousan

» Hilos enredados (Segundaria Konoha)
Mar Mar 28 2017, 15:42 por GSMatsuri

» Anatomia de una Nacion: Xante
Sáb Feb 11 2017, 19:59 por Ryousan

» ItaKonan "Eres"
Mar Ene 10 2017, 15:52 por MDTSG

» Feliz Cumpleaños Camarda Zergio!
Lun Dic 05 2016, 19:02 por GSMatsuri

» Academy of Nations!- Join in now!
Lun Nov 14 2016, 16:26 por SRTD

» Mi Evolución
Lun Oct 24 2016, 10:50 por Ryousan

» La fiesta de halloween!!! kingdom hearts SORIKU :we:
Sáb Mayo 07 2016, 11:54 por tenten_3322550


Comparte | 
 

 *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
MijsAdia
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 12
Edad : 23
Fecha de inscripción : 28/05/2010

MensajeTema: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Vie Mayo 28 2010, 08:28



"A veces la gente hace cosas estúpidas sin darse cuenta, pero no por eso no se merecen una segunda oportunidad, aunque en algunas ocasiones es mejor no darlas...

-Sé lo que estas pensando Sasuke, y no te voy a dejar.

-No te metas en mis asuntos.-le dijo Sasuke desafiante.

-¡Cómo puedes pensar en hacer eso! ¡Naruto todavía cree en ti!

-¿Y qué con eso?

-¡¡Pero...el sigue siendo tu amigo!!-le gritó desgarrádamente a Sasuke con lágrimas en los ojos-¡¿Cómo le puedes hacer una cosa así?! ¡¡No sabes lo mucho que a sufrido!!

-Yo rompí hace mucho tiempo el lazo que nos unía, ahora lo único que somos es dos personas totalmente diferentes, además el no es el único que a sufrido.
-¡¡No Sasuke, por favor, no lo hagas!!
-Sí lo haré, destruiré Konoha con mis propias manos, para que todos conozcan el verdadero dolor."




Capitulo 1: Encontrando el Destino




A las afueras de Konoha, Naruto caminaba distraídamente por aquel profundo bosque que avanzaba ante sus cristalinos ojos. Se sentía tan triste y desdichado, que esperaba impaciente a que algún agujero negro apareciera entre los frondosos árboles y lo absorbiera por completo, y si había suerte, separaría su corazón de su cuerpo y así borraría toda aquella tristeza y soledad. La muerte de su sensei Jiraya le había afectado tanto, que era como si le hubieran arrancado de cuajo un pedazo de su corazón.
A raíz de aquel sentimiento, pudo recordar a Sasuke y su último intento de traerlo de vuelta. ¿Era así cómo se sintió él cuando Itachi mató a todo su clan? Ahora comprendía el dolor de Sasuke. Podía sentirlo en su pecho, aquel punzante dolor tan profundo que parecía que un mortífero veneno recorría todo su ser, impidiendo que pudiera respirar con normalidad. Hacía poco que habían informado que Sasuke había matado a Itachi, pero entonces...¿Por qué no regresaba?¿Acaso no había acabado ya con su venganza?

Estaba tan sumido en sus pensamientos, que no se dio cuenta que se estaba alejando considerablemente de la villa. Cuando volvió en si, miró a su alrededor, percatándose de que los enormes y poblados árboles habían quedado olvidados kilómetros atrás, dejando solo a la vista una enorme cascada, cuyas cristalinas aguas venían de un origen desconocido. A su alrededor habían pequeños arbustos repletos de frutas y un sin fin de pájaros que revoloteaban incansablemente entre las hojas de los pequeños árboles que se hallaban casi escondidos entre las rocas de la cascada. Cuando fijó su mirada en el pequeño lago que había bajo los pies de la cascada, se dio cuenta que una chica rubia, que vestía un vestido un poco des fachado hecho tirones, se encontraba encima de una las pocas rocas que se encontraban en el centro del lago. La chica estaba bastante lastimada, llena de moratones y heridas, entre ellas una que tenia en la frente, seguramente por la caída de algún sitio alto más allá de la cascada, haciéndose las aguas responsables de traerla a aquel lago.

-¿Que le habrá pasado?-se preguntó Naruto.

Se acercó tan rápido como pudo hacia la chica, cogiéndola delicadamente entre sus brazos, para después dirigirse a Konoha, para llevarla al hospital.

Sabía de sobra que no podía llevar a la villa a una desconocida, y menos darle servicio sanitario, ya que podría ser algún espía de alguna aldea enemiga. Pero estaba seguro de que esa chica no era una persona malvada. Aquel angelical rostro pálido emanaba una extraña tranquilidad y paz, a pesar de las heridas que tenía marcadas al rojo vivo en su piel.

Una vez llegado a las puertas de Konoha, cogió el camino más cortó al hospital. Por suerte, de camino al hospital, encontró a lo lejos a Sakura, que caminaba sin ningún rumbo fijo por aquellas pequeñas calles.

-¡¡Sakura-chan!!-gritó Naruto para que su amiga le oyera.

-¿Naruto?-Sakura dirigió toda su atención a la chica inconsciente que tenía en sus brazos- ¡¿Y esa chica?! ¡¿De dónde la has sacado?!

-La encontré cuando estaba caminando por el bosque.

-¿Y qué hacías tú en el bosque?-quiso saber Sakura.

-Acompáñame al hospital, a lo mejor tú puedes convencerlos para que la atiendan.-cambió de tema Naruto.

-Confía en mí.-Dijo Sakura regalándole una sonrisa tranquilizadora.

El camino hacía el hospital fue bastante silencioso, ya que ambos estaban pensando en una escusa para que les dejaran ingresar a aquella desconocida en el hospital. Una vez que llegaron, Sakura se paró y se giró para mirar a Naruto.

-Dile a Tsunade-sama que pase por aquí.-le ordenó Sakura mientras cogía
con cuidado a la chica y se la puso en la espalda con la ayuda del rubio, mientras que este asentía y se iba en busca de la quinta hokage.

Cuando llegó a la puerta de la oficina de la hokage, Naruto abrió salvajemente la puerta, dejando a una Tsunade sorprendida por la acción del rubio.

-¡¡¡Tsunade oba-chan!!!-gritó Naruto mientras jadeaba un poco por la tremenda carrera.

-¡¡Deja de gritar como un salvaje!! ¡¡¿¿Es que no tienes educación??!!-gritó Tsunade histéricamente-¡¡Y no me llames vieja!!

Tsunade iba a enviarle más insultos a Naruto, pero al ver la cara de preocupación de este se reprimió.

-¿Que sucede Naruto-kun?-dijo Shizune para que Tsunade se tranquilizara un poco.

Naruto contó todo lo que ocurrió ante la atenta mirada de Tsunade y Shizune. Esperaba una gran reprimenda de la hokage y también la expulsión de la chica de la villa con una que otra escusa sobre que podía ser un espía enemigo o algo así...

-Naruto-kun,-esbozó Shizune-nosotros no podemos...

-¿A que estamos esperando? Tenemos que curar cuanto antes a esa muchacha antes de que se desangre.-dijo Tsunade interrumpiendo a Shizune.

Naruto se asombró por la reacción de Tsunade. En un instante, una sonrisa se le dibujó en los labios.

-Pero Tsunade-sama-dijo Shizune intentando cambiar de idea a Tsunade, pero de nuevo fue interrumpida por la hokage.

-Primero curaremos a la chica, después hablaremos de este asunto.

Naruto asintió, aún no muy convencido por la decisión que tomó tsunade. Tenía un presentimiento referido a aquella chica, no sabia porque pero sentía que ella le necesitaba, que él tenía que ayudarla de algún modo...

Naruto y Tsunade salieron del despacho camino al hospital, dejando a Shizune en este.

Cuando llegaron al hospital, la chica ya estaba en una camilla boca arriba aun inconsciente.

-La estaba esperando Tsunade-sama.-dijo Sakura curando la mayoría de las heridas de la chica.

-Naruto,-dijo Tsunade mientras se acercaba a camilla- espera fuera.

-¿Y porque no puedo quedarme aquí?-preguntó Naruto inocentemente.

-Porque vamos a desnudarla para curarle las heridas, Naruto.-dijo Sakura con un tic en el ojo izquierdo.

-D-de acuerdo Sakura-chan-dijo Naruto a Sakura con una sonrisa fingida-pero no te enfades.

Y sin decir ni una palabra más, cogió la puerta y se fue de la habitación.

Después de unos minutos, ya cuando a Naruto no le quedaban uñas en las manos para morderse y estaba decidiéndose en si se quitaba los zapatos o no para seguir mordiéndose las uñas que le quedaban en los pies, aparecieron Sakura y Tsunade por la puerta de la habitación.

-¿Está bien?-preguntó Naruto preocupado.

-Sí,-dijo Tsunade-pero el golpe que tenía en la cabeza era muy grave así que probablemente haya olvidado algunas cosas, pero no corre peligro.

-Ahora vendrá un ninja médico especializado en hipnosis para revisarla del todo.

Y, como si hubiera sido invocado por un jutsu, apareció el mencionado ninja médico dispuesto a cumplir las órdenes de la hokage. Después de hacer una reverencia a esta, se acercó lentamente a la chica. A continuación, hizo unos cuantos sellos y le puso los dedos índice y corazón en su frente.

-¿Qué esta haciendo?-preguntó Naruto sin comprender nada.

-Esta introduciéndose en su subconsciente para explorar sus recuerdos.-le informó Sakura.

-¿Puedes recordar algo?-le preguntó el ninja médico a la chica.

-Sí...-contestó la chica con voz apagada y dormida.

-¿Que recuerdas?

-Mi nombre...

-¿No recuerdas nada más?

-No...

-¿Y cómo te llamas?

-Idaira...

El ninja alejó sus dedos de la frente de la chica y se alejó de la camilla.

-Me retiro Tsunade-sama, -dijo el ninja médico haciendo otra reverencia-continuaré la próxima semana para ver si ya ha recordado algo.

Y acto seguido salió de la habitación, dejando a una Tsunade dudosa por las palabras de este.

-Esa chica parece tener amnesia.-masculló Sakura dirigiéndose a Naruto.

-¿Amnesia?

-Quiere decir que no recuerda nada,-intervino Tsunade-lo único que recuerda es su nombre.

Naruto iba a decir algo pero una enfermera entró en la habitación.

-Tsunade-sama,-le dijo la enfermera a Tsunade-aquí está el resultado de la revisión del chakra.

Tsunade cogió el portafolios que le ofreció la enfermera y empezó a leer atentamente la revisión. Cuanto más lo leía, más confusión se reflejaba en su rostro.

-Esta mezcla de chakras inestables...no pueder ser...

-¿Qué pasa Tsunade oba-chan?-dijo preocupado Naruto ante aquella inesperada reacción de la hokage.

Esta fue caminando con pasos rápidos y firmes hacia la camilla, siendo perseguida por los jóvenes ninjas, para después voltear suave pero rápidamente el cuerpo inconsciente de Idaira, dejándola boca abajo, y observando detenidamente aquella marca encarnada en su piel.

-¡Esto es...!





Continuará............................




espero que os haya gustado!! si me dejais algun comentario subo el siguiente!! ^^


JA NE!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 20
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Dom Mayo 30 2010, 08:49

O.O MIJSADIA QUE INTERESANTE FIC


TODO ESTUVO MUY

MMMM QUIEN SERA ESA TAL IDAIRA????????

CONTINUALO PRONTO ESTA MUY GENIAL!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MijsAdia
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 12
Edad : 23
Fecha de inscripción : 28/05/2010

MensajeTema: *Recuperando las Esperanzas* (Capítulo 2)   Lun Mayo 31 2010, 03:13

Ahí os deja el capi 2 ^^


CAPITULO 2: Idaira, la chica misteriosa




-Esta mezcla de chakras inestables...no pueder ser...

-¿Qué pasa Tsunade oba-chan?-dijo preocupado Naruto ante aquella inesperada reacción de la hokage.

Esta fue caminando con pasos rápidos y firmes hacia la camilla, siendo perseguida por los jóvenes ninjas, para después voltear suave pero rápidamente el cuerpo inconsciente de Idaira, dejándola boca abajo, y observando detenidamente aquella marca encarnada en su piel.

-¡Esto es...!

-Es... el sello maldito de Orochimaru.

Naruto todavia no se lo podia creer ¿Idaira habia estado con Orochimaru? Pero él se convenció a si mismo de que la protegería pasará lo que pasará, así que ahora no podía hecharse atras, porque entonces iría en contra de sus principios. Además, si conseguía su confianza estaba seguro de que le ayudaría a buscar a Sasuke.

-La dejaremos descansar-dijo Tsunade- mañana discutiremos sobre que haremos con ella.

-¡Tsunade oba-chan!-gritó el rubio-¡por favor no expulse a Idaira de la villa! ¡a lo mejor ha estado huyendo de Orochimaru!

-¿Qué pasa si no es así?-preguntó la hokague-¿Que pasa si Idaira recuerda sus recuerdos y destruye la villa?¡A lo mejor es un plan de Orochimaru para acabar con nosotros y destruir Konoha!

-Yo me haré responsable de ella.-dijo decidido Naruto.

-¿En serio te haras responsable de Idaira?-preguntó Tsunade enfadada para confirmar lo que le había dicho.

-Sí.

-En ese caso, haremos una ecepción. Pero solo se quedará hasta que recupere sus recuerdos y tendrás que vigilarla las 24 horas del día ¿Quedó claro?

-Sí,-dijo Naruto contento mientras la abrazaba fuertemente-¡gracias Tsunade oba-chan!

Naruto estaba seguro de una cosa, haría todo lo posible para que aquella estraña chica recobrara todas sus recuerdos, para después atosigarla con múltiples preguntas.

Los tres ninjas salieron de aquel hospital con olor a enfermo. Tsunade estaba bastante pensativa por aquel análisis del chakra, no solo le preocupaba aquel sello maldito, sino tambien otro chakra que estaba en su cuerpo. Sabía muy bien de que chakra se trataba pero ojalá se estubiese equivocando, porque si fuera así, sería peligroso para todos.

Al día siguiente, Tsunade, Sakura y Naruto se encontraban en la puerta del hospital, ya que ese día daban de alta a Idaira.
Los tres ninjas entraron al hospital y subieron hasta la segunda planta, una vez allí, buscaron la habitación de la chica. Cuando la encontraron, tocaron la puerta y entraron a la espaciosa habitación, que estaba muy bien iluminada. Idaira se encontraba sentada en la cama, que estaba cerca de la ventana. Idaira era una chica muy hermosa, más bien parecia un clon de Naruto pero en versión chica. Tenía el pelo rubio dorado, unos ojos cristalinos azul cielo y una piel tersa y suave con un lijero bronceado, dandole un aire angelical y pura, sin contar de que tenía un cuerpo perfecto, tambien tenía un cristal muy brillante colgando del cuello y aparentaba unos 16 o 17 años. Definitivamente Idaira no era una persona malvada.
Sakura se acercó a ella y le entregó un paquete mediano de color azul cielo.

-¿Es para mí?-preguntó Idaira.

-Si,-le respondió Sakura-ábrelo.

Idaira abrió lentamente el paquete y dentro encontró una camisa larga azul de manga corta y terminado en puntas, como si fuera una flor boca abajo, y una especie de pantalones negros ajustados que llegaba por encima de la rodilla (MijsAdia: es decir, los pantalones que lleva Sakura en Naruto Shippuuden) y unas botas negras que no llegaban a la rodilla (MijsAdia: también como las botas que lleva Sakura en Naruto Shippuuden xD)

-No tenías que haberte molestado.-dijo Idaira a Sakura.

-No creo que vayas por hay con aquella ropa tan estropeada que llevabas,-le dijo Sakura a Idaira-y tampoco creo que vayas con una bata de hospital.

Idaira solto una risita.

-Creo que tienes razón,-le dijo Idaira a Sakura con una sonrisa en los labios-gracias.

-No ha sido nada,-le dijo Sakura a Idaira con otra sonrisa-pruebatelo haber como te queda.

Idaira tomo las ropas y las botas y se metió en el baño que estaba dentro de la habitación.
Después de unos minutos, Idaira salió del baño con la blusa, los pantalones y con las botas puestas.

-Te queda genial Idaira, te ves muy bien.-Idaira se sonrrojó un poco por el comentario de Naruto.

-Gracias-le respondió Idaira.

-Sakura-chan, sabes elegir muy bien la ropa.-le dijo Naruto a Sakura.

-No es para tanto.-dijo Sakura.

-Muchas gracias por el regalo,-dijo Idaira a Sakura-por sierto...¿Quiénes son ustedes?

-Perdón por no habernos presentado antes,-se disculpó Tsunade-yo soy Tsunade, la quinta hokage, ella es Sakura Haruno y el Naruto Uzumaki, el fue el que te encontró en el barranco y te trajó aquí.

Idaira miraba con curiosidad al rubio, haciendo que este se pusiera nervioso.

-Gracias por todo lo que has hecho por mí-decia Idaira a Naruto- y perdona por todos los problemas que te he causado.

-No te preocupes-respondio Naruto-no has sido ningún problema.

-Naruto se hará cargo de tí y te ayudará a recordar tu pasado-dijo Tsunade a Idaira.

En ese momento una enfermera entraba a la habitación.

-Naruto Uzumaki,-dijo la enfermera a Naruto-tiene que firmar este papel.

-¿Qué es?-preguntó Naruto a la enfermera.

-Es el alta médico de la muchacha.-dijo la enfermera señalando a Idaira.

Naruto cojió la hoja y firmó donde la enfermera le dijo. Después Naruto, Sakura, Idaira y Tsunade salieron de aquella luminosa habitación y bajaron por las mismas escaleras por las que subieron, con intención de salir de aquel horrible sitio con olor a enfermo. Una vez fuera, Sakura , Naruto y Idaira se despidieron de Tsunade.

-Naruto,-dijo Sakura-¿Qué tal si le enseñamos la villa a Idaira?

-Me parece buena idea-dijo Naruto.

-¿Que te parece, Idaira?-preguntó el rubio a la rubia.

Idaira solo asintió con la cabeza. De pronto, las tripas de Idaira y de Naruto sonaron como grandes rugidos, y ambos se pusieron rojos de la verguenza, mientras que Sakura los miraba mientras que una gota le caia de la cabeza.(MijsAdia: estilo anime xD) Por casualidad, enfrente de ellos estaba el puesto de ramen llamado Ichiraku.

-Idaira,-dijo Naruto-¿Tienes hambre?

-Si,-respondió Idaira.

-¡Pues entremos!-dijo emocionado el rubio.

Naruto, Sakura e Idaira entraron en el local y se sentaron cada uno en una butaca.

-¡Hola Naruto!-dijo un señor de mediana edad.-¿Quién es esa chica tan guapa que viene contigo?

-Es una amiga,-dijo Naruto-se llama Idaira.

-Encantada.-dijo Idaira con una bonita sonrisa.

-Eres una chica muy simpatica.-dijo el hombre.

Después de unos minutos, el dependiente puso los tres cuencos llenos de ramen encima de la barra.

-Gracias por esperar.-dijo el hombre.

-¡Wow!-dijo asombrada Idaira- se ve delicioso.

-Este ramen es el mejor de toda Konoha.-dijo Naruto a Idaira.

Los tres cogieron sus respectivos palillos y empezaron a comer ese delicioso plato.

-¡Mmmm!¡esta riquísimo!-dijo Idaira asombrada por aquel sabroso ramen.

-¿Qué te dije Idaira?¡es el mejor ramen de todo el universo!-dijo Naruto con una inmensa alegria.

-''Es asombroso lo que se parecen estos dos''-pensó Sakura sin dejar de mirarlos- ''¡Incluso parecen hermanos!''



Continuará.......................



Para que os hagais una idea de como es Idaira, e puesto en mi foto el dibujo que hice de ella (claro quitandole los cuernos, las alas y recortandole un poco el pelo xD, es que la dibuje con el sello maldito)

deveras
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Rena ryuugu
Nivel 7
Nivel 7
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 257
Edad : 25
Localización : matando a mi sobrina (?), ok no pero quisiera matarla
Fecha de inscripción : 07/04/2010

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Lun Mayo 31 2010, 05:34

conti!!!

todos saben dibujar TT-TT
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/user/curiosita900?feature=mhw5#p/f
MijsAdia
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 12
Edad : 23
Fecha de inscripción : 28/05/2010

MensajeTema: *Recuperando las Esperanzas* (Capítulo 3)   Jue Jun 10 2010, 07:18

CAPITULO 3: EL BALNEARIO

Mientras Idaira se comia su 4º tazón de ramen, Sakura la miraba asombrada. ¿Cómo era que aquella chica se parecia tanto a Naruto? Y hablando de Naruto... ¿Porqué no se habia comido su tazón de ramen?
De repente, Idaira dejó de comer y se quedo mirando al rubio.

-¿Te pasa algo Naruto?-le preguntó Idaira a Naruto, haciendo que este saliera de sus pensamientos.

-¿eh?Ah! no nada, jejeje-contestó el rubio riendo nerviosamente, no queria que Idaira se enterara de que estaba deprimido.

-¿En serio?-dijo Idaira sin creerselo.
-Si-dijo Naruto con una sonrisa fingida.

Naruto había engañado a Idaira, o eso creia él...
En un abrir y cerrar de ojos, Idaira le habia abrazado por la espalda.

-Naruto no estes triste,-dijo Idaira a un sonrojado Naruto-porque no estas solo.

Naruto se quedó en silencio mientras miraba a Idaira asombrado

-No estes deprimido porque esa persona se haya ido para siempre, pero tampoco la olvides, recuerda todos los momentos felices que pasaste con esa persona y su espíritu estara siempre contigo.-dijo Idaira a Naruto-la vida sigue, y el mundo sigue dando vueltas, asi que hay que cojer aire y seguir caminando.

Naruto y Sakura se quedaron sorprendidos, ¿Cómo era que esa chica supiera que a Naruto se le había muerto alguien?¿Acaso era adivina?

-Idaira,-Llamó Naruto a Idaira-¿Cómo sabes eso?

-No se, es que tenías esa cara de tristeza y soledad, que pensé que se te había muerto alguien-contestó Idaira a Naruto con una sonrisa sincera.

-Gracias...-dijó sinceramente Naruto a Idaira.

Idaira solo le sonrió. Naruto se comió su tazón de ramen y, al igual que Idaira, se comió 6 tazones de ramen. (marta: 0.0)

-Ahora que hemos comido,-dijo Sakura-¿Por qué no le enseñamos de una vez la aldea a Idaira?

-Ok.-contestó Naruto mientras que Idaira solo asintia con la cabeza.

-Pues vamonos.-dijó finalmente Sakura.

Después de que Sakura y Naruto pagaran la cuenta,(claro está, después de que discutieran de quien pagaria el ramen) salieron del local y se disponieron a dar una vuelta por la villa. Idaira miraba a todos los puestos y sitios donde señalaban Naruto y Sakura.

-...y ahi esta el balneario.-proseguia Naruto.

-¿Un balneario?¿Que es eso?-preguntó inocentemente Idaira.

-¿No sabes lo que es un balneario?-dijó Naruto extrañado, el pobre se había olvidado que Idaira había perdido la memoria.

-¡Claro que no sabe lo que es un balneario!-dijó Sakura dandole un coscorrón en la cabeza de Naruto-¡Acaba de perder la memoria!

-Lo siento mucho.- se disculpaba Idaira con una cara de tristeza.

-No tienes que disculparte de nada,-dijó Naruto a Idaira mientras se sobaba la cabeza, exactamente donde Sakura le había pegado-no es culpa tuya.

Idaira solo sonrió tristemente.

-Pues ya que no sabes lo que es un balneario,-dijo Sakura a Idaira-entraremos a este.

-No hace falta, enserio.- decia Idaira moviendo las manos de derecha a izquierda.

-A mi me parece muy bien.-decia Naruto.

Idaira no tuvo otra opción que hacerles caso y entrar al balneario.

-¡Que bien, vamos a ir a un balneario!-dijo Naruto mientras entraba con Idaira y Sakura al balneario de chicas.

-¡Naruto, no entres con nosotras!-grito Sakura dandole un puñetazo en toda la cara a Naruto y estampandolo contra la pared (marta: eso tuvo que doler xD) -¡Esto es el balneario de las chicas!

-¿N-n-no es un balneario mixto?-preguntó Naruto golpeado.

-No, Naruto- dijo Idaira con una sonrisa y con una gota en la cabeza (marta: estilo anime xD).

-No hagas caso a las tonterias que hace mi "queridisimo" amigo.-dijo Sakura con un tic en el ojo.

Idaira solo reia nerviosamente.
Naruto entró al balneario de chicos, mientras que Sakura y Idaira entraban al de chicas. El lugar estaba desertico, no habia ni un alma.

*·*·*·*·*·*·*BALNEARIO DE CHICAS*·*·*·*·*·*·*

-¡Idaira!-llamaba Sakura desde el agua-entra ya, no tengas verguenza.
-S-si-decia timidamente Idaira.
Idaira entraba en el agua timidamente quitandose la toalla y dejandose ver como dios la había traido al mundo.

*·*·*·*·*·*·*BALNEARIO DE CHICOS*·*·*·*·*·*·*

-Idaira y Sakura ya han entrado en el agua-decia Naruto para si mismo con una pervertida sonrisa-creo que voy a espiar un ratito, ademas, solo voy a recordar a Jiraya, como dijo Idaira. (marta: cacho pervertido xD)
Naruto se acercó a la pared de madera y subió cuidadosamente sin hacer ruido para que Sakura y Idaira no se enteraran.

*·*·*·*·*·*·*BALNEARIO DE CHICAS*·*·*·*·*·*·*

-mmm...Que buena esta el agua.-dijo Sakura a Idaira.
-Si, no esta ni fria ni caliente,-dijo Idaira a Sakura con una sonrisa-esta en su punto.
Idaira miró hacia la pared de madera, justamente donde estaba Naruto espiando.

*·*·*·*·*·*·*BALNEARIO DE CHICOS*·*·*·*·*·*·*

-"¡Mierda, me ha pillado!"-pensó Naruto-"¡si se lo dice a Sakura, moriré sin haberme convertido en hokage!"

*·*·*·*·*·*·*BALNEARIO DE CHICAS*·*·*·*·*·*·*

-¿Pasa algo Idaira?-preguntó Sakura.

-¿eh? ¡Ah! no nada,-contestó Idaira a Sakura-es que cuando estaba en el hospital, tuve un sueño muy extraño.

-¿Si?-preguntó Sakura a Idaira-¿Y que sueño era ese?

-Puede que te parezca muy raro.-advirtió Idaira a Sakura.

-No importa,-dijo Sakura-venga cuenta, cuenta.

-Esta bien, te lo contaré.-dijo Idaira dando un suspiro.

*·*·*·*·*·*SUEÑO DE IDAIRA*·*·*·*·*·*

Un niño pequeño de cabello rubio dorado, de ojos azul cielo, de singulares rayas en los cachetes y de unos 6 años estaba sentado en el suelo llorando desesperadamente abrazando sus piernas, mientras que miles de personas le rodeaban mientras que le gritaban y insultaban.
-¡Monstruo!

-¡Demonio!

-¡Hijo, no te acerques a él!.

El niño cada vez lloraba más y más.
Estaba triste y solo, y lo unico que se preguntaba era el porque estaba vivo, el sentido de su
existencia, pero no encontraba respuesta.


*·*·*·*·*·*FIN DEL SUEÑO DE IDAIRA*·*·*·*·*·*


-Cuando lo ví me dieron ganas de abrazarlo y asi hacer que dejara de llorar,-le contaba Idaira triste a Sakura-pero cuando estaba a punto de hacerlo, me desperté, y lo unico que pude hacer era dejar derramar una simple lagrima de tristeza por no haber podido abrazar a aquel niño llorando. Era como si entendiera su dolor, como si hubiera pasado por lo mismo, pero no me acuerdo de nada.

Naruto lo había oido todo ¿Quién era ese niño llorando?¿Y eso de que Idaira había pasado por lo mismo?

-"Se parece mucho a mí"-pensó Naruto-"¿Y si fuera yo? pero que cosas pienso, eso es imposible. Y eso último que a dicho Idaira...¿Será verdad?"

-Se parece mucho a Naruto...-dijo Sakura más para ella misma que para Idaira.

-"¿Que era como si hubiera pasado por lo mismo?"-pensaba Sakura mientras se preguntaba si sería cierto.
-Cuando lo ví en el hospital también pensé eso,-le comentó Idaira a Sakura-pero no creo que Naruto halla estado tan solo, porque tiene muy buenos amigos.

Idaira dijo esto último mirando a Sakura y dedicandole una sonrisa.

-Si, tienes razón.-Dijo finalmente Sakura. No quería contarle nada de el pasado de Naruto...aun.

-Bueno,-dijo Idaira saliendo del agua, cojiendo la toalla que pocos minutos antes había dejado en el suelo-es mejor que salgamos ya, porque sino nos vamos a quedar como unas pasas.

Sakura soltó una risita por el comentario de la rubia, Idaira sonrio por la reacción de la pelirrosa.

-Si, tienes razón.-dijo Sakura adelantandose a Idaira cojiendo su toalla y enrrollandosela por debajo de las axilas y saliendo de aquel perfumado lugar, dejando a Idaira sola.

Naruto bajó de aquella pared de madera y salio del lugar. Idaira miró a la pared de madera donde había estado por última vez Naruto, soltó una risita y salió del lugar. ¿Acaso Idaira se habia enterado de que Naruto estaba espiando?


Continuará.................
........
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 20
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Jue Jun 10 2010, 07:48

MIJSADIA QUE BUENOS CAPS. ESTAN


NARUTO PERVERTIDO XP

VAYA IDAIRA SERA HERMANA DE NARUTO ¿?

QUE INTERESANTE ESTA

CONTINUALO PRONTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MijsAdia
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 12
Edad : 23
Fecha de inscripción : 28/05/2010

MensajeTema: *Recuperando las Esperanzas* (Capítulo 4)   Vie Jun 11 2010, 06:08

CAPÍTULO 4: PROMESAS





Naruto, Sakura e Idaira salieron de aquel balneario con olor a rosas al mismo tiempo, y se pararon en la entrada.

-¿Y dónde voy a dormir yo esta noche?-preguntó Idaira.
La verdad es que ya se había hecho muy tarde, ya que ya había salido la luna llena, acompañada de miles de estrellas.

-En la casa de Naruto.-dijo Sakura.

-Ok.-dijo Idaira con una sonrisa.

-Bueno Naruto, apartir de ahora la tienes que cuidar tu.-dijo Sakura a Naruto.

-A sido un placer conocerte, Sakura.-dijo Idaira a Sakura con una sonrisa.

-Lo mismo digo, Idaira.-dijo Sakura devolviendole la sonrisa-Naruto, ya sabes lo que dijo Tsunade-sama.

-Ya...-contestó Naruto.

Naruto y Idaira se despidieron de Sakura y se fueron en dirección a la casa de Naruto. El camino era silencioso y ninguno hablaba. Pasaron varios minutos, hasta que Idaira decidió romper el silencio, porque le incomodaba bastante.

-Naruto.-llamó Idaira a Naruto, haciendo que este saliera de sus pensamientos.

-¿Si?-contestó Naruto a su llamada.

-¿Sabes que esta prohibido espiar en el balneario de las chicas?- preguntó Idaira a Naruto con una dibertida sonrisa.(marta: pillado xDxD)

-"¿Me ha visto? ¡Mierda!"-pensó Naruto.

Naruto estaba mas rojo que un tomate, y miles de gotitas de sudor le recorrian la cara.(marta: xD)

-No te preocupes,-dijo Idaira-no se lo diré a Sakura, seguro que te mataría.

Estaba salvado...

-¡¡Yo no he espiado en el balneario de las chicas!!-dijo gritando Naruto mas rojo que un tomate y con millones de gotitas de sudor recorriendole la cara, haciendo que las luces de algunas casas se encendieran.

-Grita más,-dijo Idaira a Naruto-que todavia la luna no se a enterado.
Naruto se tapó la boca, haciendo que Idaira soltara una risita.

-Bueno, si tu dices que no has espiado en el balneario de las chicas...-dijo Idaira a Naruto con una pequeña sonrisa-me lo tendré que creer ¿no?

-Si... eso... jejejejeje...-contestó Naruto con una risa nerviosa.

Otra vez volvió el silencio...

-Oye Idaira,- esta vez fue Naruto quien rompió el silencio-¿El sueño ese... era sierto?

-mmm...Con eso estas afirmando que estabas espiando.-dijo Idaira a Naruto con una dibertida sonrisa.

-¡No estaba espiando!-se intentaba justificar Naruto-¡Solo que se oia desde el balneario de chicos!

-mmm...esta bien...-dijo Idaira con una sonrisa made in uchiha. (marta: espera un momento...¿made in uchiha? 0.0)

-¿Me vas a contestar a mi pregunta?-dijo Naruto a Idaira.

-Si...el sueño lo soñé en el hospital...-dijo Idaira mirando el suelo con tristeza-dime Naruto... ¿Has estado solo alguna vez?

-Si...Soy huerfano...-contestó Naruto a Idaira.

-...-Idaira entró en sus pensamientos.

-Esa soledad...¿Es horrible no? sentir que a nadie le importas, que eres un objeto que nadie quiere...que te miren como a un monstruo...-dijo Idaira bajando la cabeza con una tristeza en la cara.

¿Que estába ocultando Idaira?¿habia recobrado la memoria?

Naruto se dio cuenta de que por la mejilla de la chica recorria una lagrima.

-¿Por qué lloras?-preguntó Naruto a Idaira asustado.

-Siento una tremenda soledad y tristeza...-dijo Idaira, haciendo que salieran más lagrimas-pero no recuerdo el porque...por más que pienso, por más que intento recordar, no recuerdo nada...es como si no quisiera recordar mi pasado...y eso me hace sentir... mal...y saber que has pasado por eso...mas todavia.

-No te preocupes, haré todo lo posible para que recuperes la memoria,-dijo Naruto a Idaira, haciendo que esta se sorprendiera-lo prometo.

-Pero no me conoces de nada, ¿Como puedes hacer tanto por mí?-preguntó Idaira a Naruto.

-Nadie tiene que sufrir asi.-contestó Naruto a Idaira-Ademas, seguro que tu harias lo mismo por mi.
Idaira dejó de llorar y se secó las lagrimas.

-Gracias-dijo Idaira con una radiante sonrisa.

-De nada-contestó Naruto, devolviendole la sonrisa.

Cuando llegaron a la casa de Naruto, Naruto sacó la llave y abrió la puerta, dejando pasar a Idaira.

-A partir de hoy, esta será tu casa.-dijo Naruto a Idaira.

-Ok.-dijo Idaira.

Naruto le enseñó la cocina, después el baño, el salón...Hasta que llegaron a la habitación de Naruto.

-Y esta es mi habitación.-le dijo Naruto a Idaira.

-Wow!-dijo Idaira con los ojos abiertos como platos.

La habitación estaba llena de basura, ropa sucia y de comida a medio comer.¿Cómo una persona podía ser tan guarra?

-Esta un poco... desordenada... ¿no?-dijo con una sorisa finjida y una gota en la cabeza. (marta: ¿"un poco"?0.0)

-No te fijes en esos detalles, jejejejeje.-dijo Naruto a Idaira riendo nerviosamente. (marta: y quien no se va a fijar en esos "detalles" ¬¬)

-D-de acuerdo...-contestó Idaira con una sonrisa finjida.
En ese momento, una cucaracha pasó cerca de los pies de Idaira.

-Aaaaaahhhhh!!!!-Gritó Idaira saltando encima de Naruto.(marta: xDxDxD)

Naruto agarro a Idaira como pudo para no caer los dos al suelo.

-¡¿Que pasó?! ¡¿Te hiciste daño?!-preguntó desesperado Naruto.

-¡¡¡¡¡¡Una cucaracha!!!!!!-gritó Idaira muerta de miedo.

-¿Le tienes miedo a las cucarachas?-dijo Naruto a Idaira con una gota en la cabeza, dejandola en el suelo.

-Siii!!-dijo Idaira con dos cascaditas en los ojos (marta: estilo anime xD)

Naruto y Idaira recojieron la habitación. Idaira miraba a todos lados con miedo por si acaso que la maldita cucaracha aparecia de nuevo.

-uff!!... Ya esta recojida.-dijo Naruto.

-Si-dijo Idaira secandose el sudor con la muñeca.

Idaira se quedó mirando el portafotos que estaba en la mesita de noche, donde salian Kakashi, Sasuke, Sakura y Naruto.
Idaira cojió el portafotos y se lo enseñó a Naruto.

-¡Anda! Si este eras tu cuando eras pequeño,-dijo Idaira- y también sale Sakura.

-Si, que recuerdos,-dijo Naruto mirando la foto- esa foto nos la hicimos cuando aún eramos gennin.

-¿Y quién es este?-preguntó Idaira a Naruto, señalando a Kakashi.

-Es mi sensei Kakashi, pronto lo conocerás.-le contestó Naruto.

-¿Y este?-volvió a preguntar idaira señalando esta vez a Sasuke.

Naruto cojió el portafotos y se quedo mirando la foto.

-Es mi mejor amigo, Sasuke.-dijo Naruto triste.

-No esta aqui...¿verdad?-intuyó Idaira a Naruto.

-No...-dijo Naruto a Idaira.-se fue de la villa hace 3 años con una persona muy mala.

-¿Una persona muy mala?-preguntó Idaira.

-Si...se llama Orochimaru.-dijo Naruto.

-¿Orochimaru?me suena...-dijo Idaira pensando.

-¡¿Te suena?! ¿Te acuerdas de él? ¡A lo mejor sabes donde esta Sasuke!-dijo Naruto emocionado agarrandola fuertemente por los hombros.

-M-me estas haciendo daño.-dijo Idaira.

-L-lo siento.-dijo Naruto soltandola.

-No me acuerdo de Orochimaru, solo me suena el nombre...y no, nose donde está Sasuke...lo siento mucho por no haberte servido de ayuda.-dijo Idaira triste-pero, ¿Por qué se fue?

-Para hacerse fuerte y asi matar a su hermano Itachi.-contestó Naruto.

-¿Matar a su hermano?¿Acaso hizo algo malo?-preguntó Idaira.

-Su hermano mató a toda su familia.-dijo Naruto triste.

-"Entonces, ese chico, Sasuke, ha estado solo,como Naruto, por alguna razón...no le culpo por haberse ido tan repentinamente de la villa...es como...si yo hubiera pasado por lo mismo...¡Que rabia, no me acuerdo de nada!"-pensó Idaira estresada.
-Es mejor que nos vayamos a dormir ya, mañana será otro día.-dijo Naruto a Idaira.-dormirás en mi cama.
-¿Y dónde dormiras tu?¿Hay otra habitación que no me hallas enseñado?-preguntó Idaira inocentemente.
-Yo dormiré en el suelo.-dijo el rubio con una sonrisa.
-¡¿En el suelo?!-dijo sobresaltada Idaira, no le gustaba para nada la idea-¡No, por favor! No te molestes, ya dormiré yo en el suelo.
-¿No te será incomodo?-preguntó Naruto.
-¿Te crees que las camas del hospital son cómodas?-dijo Idaira con sarcasmo-no te preocupes Naruto, ademas, tienes que descansar bien, ya que los ninjas tienen que descansar bien para las misiones.
-Vale, como quieras Idaira.-dijo Naruto.
Naruto fue a su armario y sacó dos camisetas y dos pantalones, uno de ellos corto, le dio una camiseta y el pantalon corto a Idaira.
-Dormirás con esto.-le dijo Naruto.
-De acuerdo.-le dijo Idaira.
Idaira se quedó mirando la ropa, la camiseta era blanca con un pequeño remolino en cada manga y los pantalones cortos eran naranjas y sin ningún adorno.
-Puedes cambiarte en la habitación, yo me cambiaré en el baño.-dijo finalmente Naruto saliendo de la habitación y cerrando la puerta tras él.
Idaira se quitó su ropa y se puso la ropa de Naruto, dandose cuenta de que le quedaba un poco larga, pero no le quedaba mal. A continuación se quedó mirando aquella singular foto que unos minutos antes había cojido.
-Sasuke...-dijo Idaira-¿Que haras cuando tu objetivo se halla cumplido? dudo que vuelvas y tampoco dejaras que te traigan. Entonces...¿Que haras?... Estoy segura de que Itachi no quiso matar a su familia, seguramente no tuvo otra opción que hacer lo que hizo...
-Idaira, ¿con quien estas hablando?-le preguntó Naruto, ya que acababa de entrar en la habitación.
-eh? ah! No, con nadie, solo estaba pensando en voz alta.-dijo Idaira a Naruto con una gota en la cabeza, ya que se vio descubierta.
-¿Y que estabas pensando?-preguntó curioso Naruto.
-Será mejor que nos acostemos ya, es muy tarde.-dijo Idaira cambiando de tema.
-Es verdad, mejor vamonos a dormir.-dijo Naruto.
Naruto sacó un saco de dormir (marta: de esas que se usan en las casetas de camping para dormir, ya me entendeis no?xD) y la puso en el suelo de la habitación, al lado de la cama de Naruto. Cada uno se acostó en su correspondiente cama y se despidieron con un "Buenas noches" y un "Que sueñes con los angelitos".
Pasaron unos minutos hasta que Idaira llamó a Naruto.
-Naruto ¿Estas durmiendo?-le preguntó Idaira a Naruto.
-No que va, solo estaba contando las manchas que tiene el techo.- dijo con sarcasmo Naruto-¿Que querias?
-No, nada, dejalo.-le dijo Idaira.
- ¿Para eso me has despertado? Idaira, dimelo.-dijo Naruto.
-Solo queria decirte que si alguna vez necesitas mi ayuda, no tengas miedo en pedirmela.-le dijo Idaira a Naruto.
-Lo tendré en cuenta.- dijo Naruto mientras cerraba los ojos y se quedaba profundamente dormido.
-"Haré todo lo que este en mi mano para ayudarte, lo prometo."-pensó Idaira mientras se quedaba dormida.

Continuará..........
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 20
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Vie Jun 11 2010, 14:15

MIJSADIA QUE CAP. TAN


IDAIRA LO DESCUBRIO

VAYA QUE LE HABRA PASADO A IDAIRA

QUE INTERESANTE CAP. MIJSADIA XD

CONTINUALO PRONTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MijsAdia
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 12
Edad : 23
Fecha de inscripción : 28/05/2010

MensajeTema: *Recuperando las Esperanzas* (Capítulo 5)   Vie Jun 18 2010, 06:27

CAPITULO 5: UN NUEVO SUEÑO




La gente corria de un lado a otro entre las llamas del fuego pidiendo socorro, mientras que miles de ninjas mataban a la gente y quemaban sus casas. Una niña rubia y de ojos color cielo de unos 12 años observaba inmovil como mataban a los ciudadanos y destruian las casas de aquella pequeña villa.
La niña queria ayudarlos, queria salvarlos, pero no podia...el cuerpo no le respondia, lo único que podia hacer era dejar derramar lagrimas de sus cristalinos ojos.

-¡¡Yukiko!!

Alguien la llamaba ha su espalda, queria responder a su llamada pero no podia...
Un ninja apareció delante de ella, el ninja la miraba malvadamente empuñando una espada que tenía en su mano derecha. Estaba a punto de atravesarla con la espada, la niña cerró fuertemente los ojos, ya que el cuerpo no le respondia, no tenía otra opción que entregarse a la muerte...

Idaira se desperto desesperadamente mientras que miles de gotitas de sudor le recorrian la cara. Bajó la mirada y la posó en aquel cristal que colgaba de su cuello, mientras que el cristal no hacia otra cosa mas que brillar, iluminando la habitación con una tenue luz azul cielo. Aquel cristal siempre estaba brillando, pero en ese momento brillaba con más intencidad.

-"Otra vez pasó lo mismo, cuando tuve aquel sueño en el hospital, el cristal brillaba de la misma forma ¿Me intentará decir algo?"-pensó Idaira mientras miraba el cristal- "pero que estoy pensando, si solo es un cristal...pero si solo es un cristal...¿Por qué siempre está brillando? Y ese sueño...¿Por qué salia yo?¿Y quien me estaba llamando Yukiko?¿Realmente pasó de verdad?"

Idaira inundaba su mente de preguntas, pero no encontraba respuestas...

Giró la cabeza hacía donde estaba Naruto durmiendo como un tronco, abrazando su almohada desesperadamente con los brazos y las piernas, mientras que le caia un hilito de saliba de la boca, ya que estaba roncando. (marta: es peor que yo cuando duerme xD)

-"Es imposible que él me estubiera llamando."-pensaba Idaira mientras lo miraba con una gota en la cabeza.

A la mañana siguiente, Naruto abrió lentamente los ojos, ya que los rayos del astro rey ya no le dejaba dormir más, eso y que habia un fuerte olor a ramen.
-¡¡¡mmmMMMmmm!!! ¡Huele a ramen!-dijo Naruto para si mismo.
Naruto se levantó y se sentó en la orilla de la cama mientras miraba a todos lados asombrado. La habitación estaba reluciente, no habia ni rastro de desorden, la ropa estaba colgada en su sitio, el suelo estaba fregado, los cristales de la ventana brillaban...en fin todo estaba en su sitio, pero lo que no estaba en su sitio era Idaira.
-¿Dónde está Idaira?-se preguntó Naruto a si mismo, mientras se levantaba de la cama y se fue a buscarla por la casa.
Cuando salió de su cuarto, se dio cuenta de que todo estaba limpísimo y sin rastro de suciedad.

-"¿Quién a limpiado esto?¿Idaira?¿Cuando lo hizo?¿Es que no ha dormido en toda la noche?"-pensaba Naruto.
La buscó por toda la casa, hasta que llegó hasta la cocina. Encima de la mesa habia un gran tazón de ramen con una hoja al lado.
-Ya decia yo que olia a ramen...¿Que es esto?¿Una hoja?-dijo Naruto para si mismo.
La hoja decia:

"Ohayo Naruto:

Como no podia dormir he recojido toda la casa y te he hecho el desayuno, espero que te guste
^-^. Me he ido a dar una vuelta porque no queria despertarte, volveré pronto."

Idaira

-Iré a buscarla... pero no antes de haber desayunado.-dijo Naruto mientras miraba babeando aquel exquisito ramen.
Idaira estaba en medio del bosque, ya hacia un rato que se habia alejado de la villa.
-mmm...¡Que bien sienta el aire fresco!-decia para si misma Idaira mientras caminaba por el bosque.
Después de unos minutos, Idaira se paró en seco y miró enbobada aquel maravilloso paisaje. Enfrente de ella había una gran cascada con unas aguas cristalinas, rodeada de muchas plantas llenas de frutas y flores y por todos lados habia un pasto verde lleno de pajaros y mariposas, eso era como un sueño para Idaira, la cosa más hermosa que había visto jamas.
Se quedó mirando una zarza de moras que estaba cerca de aquella cascada.
-¡Moras!-dijo inocentemente Idaira.
Se fue corriendo hasta la zarza de moras, se quitó la mochila y se dispuso a cojer moras.
Mientras tanto en Konoha, Naruto buscaba de arriba a abajo a Idaira por la villa, pero no habia rastro de ella. Por suerte, a lo lejos encontró a Sakura caminando.
-¡Sakura-chan!-gritaba Naruto mientras se acercaba a ella corriendo.
-¿Que pasa Naruto? ¡¿Dónde está Idaira?! ¡¿Es que has olvidado lo que te dijo Tsunade-sama?!-le echaba la bronca Sakura a Naruto.
-Espera, espera...deja que te lo explique.-dijo Naruto a Sakura jadeando.
Naruto le contó todo lo sucedido a Sakura.
-¡Hay que contarselo a Tsunade-sama!-dijo Sakura a Naruto
-¡No! seguramente se habrá perdido, solo hay que buscarla,-dijo Naruto a Sakura-por favor, ayudame a encontrarla.
-De acuerdo, te ayudaré.-dijo finalmente Sakura.
Después de media hora, Naruto y Sakura habian revisado toda la villa, pero seguia sin haber rastro de Idaira.
-Naruto, hay que decirselo a Tsunade, no hay rastro de ella.-dijo Sakura a Naruto.
Naruto fijó su mirada a la puerta de la villa, cuando vió a Idaira cargando una pesada mochila.
-¡Idaira!-dijo Naruto corriendo hacia donde estaba ella.
-¡Naruto, esperame!-dijo Sakura corriendo detras de el.
Naruto y Sakura llegaron hasta donde estaba Idaira, ambos jadeando.
-¿Ha pasado algo?-dijo preocupada Idaira.
-¿Cómo que si ha pasado algo? ¡Habias desaparecido!-dijo Sakura a Idaira.
-Te hemos buscado por todos lados ¿Dónde te habias metido?-preguntó Naruto a Idaira.
-Me adentré en el bosque y encontre una cascada maravillosa.-dijo la rubia con una sonrisa-Traje algunas cosas.
Idaira se sacó la pesada mochila de la espalda y la abrió, dentro había un monton de flores y fruta, sacó unas cuantas moras y se las dió a Naruto y a Sakura. Sakura y Naruto se quedaron sorprendidos por todas las cosas que tenía en la mochila.
-¿Qué es esto?-preguntó Naruto.
-Son moras-dijo Sakura metiendose una en la boca-creia que en Konoha no habian.
Sakura y Naruto comieron las moras que les dió Idaira.
-¡Estan buenisimas!-dijo Naruto.
-Me alegro que te gusten.-dijo Idaira con una gran sonrisa.
Idaira rebuscó en la mochila y saco un pequeño ramo de flores de cerezo y se las dió a Sakura.
-Se llaman como tu.-dijo Idaira con una sonrisa.
-Son hermosas,-dijo Sakura a Idaira devolviendole el gesto-gracias.
Idaira les contó con gran entusiasmo el lugar tan hermoso que había encontrado.
-La verdad es que parece muy bonito.-dijo Naruto a Idaira.
-Y lo es, nunca habia visto un lugar más maravilloso, es un sitio muy relajante.-dijo Idaira con una sonrisa.
-Le hablé a Kakashi-sensei sobre ti,-dijo Sakura a Idaira-y quiere conocerte ahora.
-A mi también me encantaria conocerlo.-dijo Idaira con una sonrisa.
-Espera un momento, antes tenemos que pasar por mi casa, porque como te fuiste tan rápido, no pude bañarme ni cambiarme de calzoncillos.-dijo Naruto a Idaira.
-¡Seras guarro!-dijo Sakura a Naruto-y si te dio tiempo de comerte el ramen de Idaira ¿no?
-etto... bueno... es que...jejeje...-dijo Naruto riendo nerviosamente.
-¿Te gustó el ramen que te hice?-dijo Idaira emocionada a Naruto.
-Si, estaba muy bueno ¿tu sabias hacer ramen?Me dijiste que no lo habias probado nunca.-dijo Naruto a Idaira extrañado.
-No, pero cuando me comí el ramen de Ichiraku, me imaginé como se habia hecho y cuales eran los ingredientes.-dijo Idaira.
-Wow! Eres tan inteligente como Shikamaru.-dijo Naruto a Idaira.
-¿Shikamaru?-preguntó Idaira inocentemente.
-Es un amigo,-respondió Sakura a la pregunta de la rubia-más adelante te lo presentaré.
-¡Que bien! ¡Me encanta hacer amigos nuevos!-dijo Idaira con una enorme sonrisa, mientras saltaba de un sitio a otro como una niña.
-Jejeje, tu animo es contagioso ¿Lo sabias?-dijo Naruto a Idaira.
-Debe ser verdad, porque tu ya no estas triste,-dijo Idaira a Naruto con una sonrisa-y eso me alegra mucho.
Naruto le sonrió. Ya casi se habia olvidado de su depresión. Para él Idaira era como una hermana que habia perdido la memoria, ya que ella siempre se preocupaba de él. La habia conocido antiayer y ya era como si la conociera de toda la vida.
-Bueno, ¿Nos vamos a casa para que te cambies o nos quedamos aqui todo el día?-dijo Idaira al rubio con una sonrisa made in Uchiha. (marta: ¿made in Uchiha?¿otra vez? ¿tan popular se a echo ya?o.O)
-Yo os acompaño.-dijo Sakura.
-Entonces vamonos.-dijo Naruto con una sonrisa.
Por el camino, Naruto y Sakura hablaron de muchos temas, hasta que se dieron cuenta de que Idaira no les atendia en absoluto.
-Idaira, te veo un poco distraida.-dijo el ojiazul.
-mm? estaba pensando en una cosa...-dijo la ojiazul.
-¿En una cosa?¿Qué cosa?-preguntó Sakura intrigada.
-No recuerdo como conseguí este cristal-dijo Idaira.
-¿Y porque quieres saberlo?-preguntó extrañado Naruto.
-Es que siempre esta emitiendo luz, aunque sea casi invisible por el día,-dijo Idaira cojiendo el cristal-además, cuando tuve el sueño aquel en el hospital, brillaba más todavia, y lo mismo pasó anoche...
-¿Anoche?¿Acaso tuviste otro sueño?-preguntó Sakura a Idaira.
-Si...era muy extraño.-dijo Idaira.
-Cuentanoslo.-dijo el rubio a la rubia.
-Esta bien.-dijo Idaira.
Idaira les contó a Sakura y a Naruto el extraño sueño.
-¿Y no recuerdas nada?-preguntó Sakura.
-No...-contestó Idaira.
-¿Y dices que ese cristal siempre está brillando?-volvió a preguntar la pelirrosa.
-Si-volvió a responder la rubia.
-Pues si que es extraño...-dijo Naruto.
-Le preguntaré a Tsunade-sama cuando pase por su despacho sobre si conoce algun cristal como ese, haber si me puede dar alguna información,-dijo Sakura-a lo mejor mediante ese cristal sepamos de que villa eres.
-Avisame cuando sepas la respuesta.-dijo Idaira.
-Lo haré.-dijo finalmente Sakura.
Siguieron hablando hasta que llegaron a la casa de Naruto, Naruto entró a su casa rapidamente, mientras que Sakura y Idaira entraron tranquilamente. Idaira se saco la mochila de la espalda y sacó toda la fruta y la puso en la mesa dentro de un frutero, mientras que sacaba las flores y las puso en una mesa en el salón, entre tanto Sakura caminaba de un lugar a otro mirando aquella casa tan bien ordenada, mientras que recordaba cuando estaba hecha un desastre.
-Ya nos podemos ir.-dijo Naruto.
-Hueles muy bien.-dijo Idaira con una sonrisa.
-jejeje, es normal, me acabo de bañar.-dijo Naruto a Idaira con una sonrisa.
-Kakashi nos está esperando, demonos prisa.-dijo Sakura.
Los dos ninjas y la chica salieron del apartamento a toda mecha para no hacer esperar a Kakashi, aunque, quién sabe, quizas serian ellos quien tuvieran que esperar ¿no?



Continuará....................................






muy pronto llegará la verdad de Idaira ¿Quién es ella en realidad? ¿Y quien es esa niña que permanece en los recuerdos de Kakashi? Muy pronto lo descubriremos en los proximos capis!! esperen pacientes!!! ^^

PROXIMO CAPÍTULO:

CAPÍTULO 6: EL RECUERDO
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 20
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Vie Jun 18 2010, 09:41

MISJADIA QUE CAP. TAN


VAYA ESE SERA EL PASADO DE IDAIRA

QUE PASARA CUANDO HABLEN CON KAKASHI, PERO COMO SIEMPRE LLEGARA TARDE XP

CONTINUALO PRONTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MijsAdia
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 12
Edad : 23
Fecha de inscripción : 28/05/2010

MensajeTema: *Recuperando las Esperanzas* (Capítulo 6)   Dom Jun 20 2010, 07:47

CAPITULO 6: EL RECUERDO





-¿Pero dónde demonios se a metido Kakashi-sensei?-dijo desesperado Naruto-¿Es que nunca va a cambiar?
-Pues parece que no...-dijo Sakura con una gota en la cabeza.
-jejejejeje-reia Idaira nerviosamente, mientras le caia una gota de la cabeza.

Después de 2 horas de espera, aparece Kakashi entre una espuma de humo, leyendo el ultimo libro que Jiraiya escribio antes de morir.
-ehh...hola chicos...lo siento mucho por haceros esperar...vereis...es que me perdí en el sendero de la vida y...-se intentaba disculpar Kakashi.
-¡¡MENTIROSO!!-gritaron Sakura y Naruto señalandolo con el dedito acusador, mientras Idaira miraba con curiosidad al recien llegado.
Por un momento, Kakashi miró sorprendido a la rubia, para poco despues sarandear la cabeza fuertemente, como queriendo borrar algo.
-emm...supongo que tu eres Idaira ¿no?-preguntaba Kakashi a la rubia.
-Asi es,-dijo Idaira a Kakashi con una sonrisa-encantada de conocerle.
-Lo mismo digo,-dijo Kakashi a Idaira devolviendole el gesto-ya veo que es verdad que te pareces mucho a Naruto.
-Incluso cuando te vamos a presentar a alguien llegas tarde,-le echava la bronca Naruto-¿Es que no vas a cambiar nunca?
-jejejejeje.-reía nerviosamente Kakashi mientras se sobaba la nuca, mientras tanto Idaira soltaba una risita.
A lo lejos se veian llegar a Kiba, Akamaru, Hinata, Shino y Sai.
-Ey! Hola Naruto.-Saludaba Kiba.
-H-hola N-naruto-kun.-Saludaba timidamente Hinata a Naruto.
-Hola chicos.-saludaba con una sonrisa Naruto.
-¿Quién es ella?-preguntaba Sai-¿es hermana tuya?Creía que eras huerfano.
-¡Que va! jejejejeje.-reía nerviosamente Idaira.
-Ella es Idaira,-explicaba Sakura-Naruto la encontró gravemente herida y la trajo al hospital, actualmente ha perdido la memoria, y Naruto es el responsable de cuidarla y ayudarla a recobrar la memoria.
-Ahh! con que esta es la famosa Idaira...-dijo Yamato apareciendo de la nada.
-¡Capitan Yamato!-dijeron Sakura y Naruto a la vez.
-Hola, encantada de conocerle.-dijo con una sonrisa Idaira.
Idaira se quedó mirando a Sai con curiosidad, haciendo que este se pusiera nervioso.
-Este es Sai,-le presentó la pelirrosa a Idaira-y estos son Kiba, Hinata y Shino.
-Ohh, que perro más lindo.- dijo Idaira con una sonrisa, mientras acariciaba a Akamaru.
-Se llama Akamaru.-dijo Kiba a Idaira.
El perro le ladró, tirandose encima de Idaira y lamiendole la cara, haciendo que Idaira se pusiera a reir.
-jajaja, parece que le caes bien.-dijo Kiba riendo.
-ehh Kiba! dile a Akamaru que se baje de Idaira,-decia gritando el rubio-no sea que le pegue pulgas o la gripe aviar o algo.
-¡¿Estas insinuando que Akamaru no esta vacunado o que?!-dijo Kiba cabreado-¡Además, la gripe aviar solo la contagian los pajaros!

-No te preocupes Naruto, estoy bien.-decia la ojiazul mientras se levantaba y le dedicaba una sonrisa al revoltoso rubio.
Idaira dirigio su azulina mirada al cuaderno de dibujos del palido azabache.
-¿Te gusta dibujar?-preguntó la rubia al azabache ilusionada.
-Si.-dijo Sai con una sonrisa.
-A mi tambien,-dijo la ojiazul-hay personas que plasman sus sentimientos o sueños en un papel en forma de palabras o dibujos,¿tu lo haces asi?
Esto último pensar bastante a Sai, hasta que hayó la respuesta.
-Creo que...no.-dijo finalmente el azabache.
-mmm...ya veo.-
-Bueno, ya que todos conocen a Idaira...-dijo Naruto-¿Por que no nos vamos a celebrarlo al Ichiraku a comer ramen?
-...-
-...-
-...-
-...-
-...-
-...-
-...-
-¿Es que no piensas en otra cosa mas que en comer ramen?-preguntó Sakura a Naruto enojada.
-Pues a mi me parece muy buena idea.-dijo la rubia con una amplia sonrisa.
-Pues si que se parecen...-dijo Kakashi con una gota en la cabeza. (marta: estilo anime xD)
Después de discutir un poco, decidieron ir al puesto Ichiraku a comer ramen, ya que los rubios insistian bastante en ir.
Una vez enfrente de Ichiraku, entraron en el puesto, se sentaron en las butacas que estaban en frente de la barra y pidieron sus respectivos ramen.
-¿Cómo es posible que no comas otra cosa que ramen?¿Y como es que no te pones gordo? A estas alturas tendrias que estar como una vaca.-dijo Kiba a Naruto.
-¡Claro que no me pongo gordo!-dijo Naruto a Kiba-el ramen es un alimento muy saludable ¿A que si, Idaira?
-Si-dijo la rubia con una sonrisa-Tiene verduras, carne y pasta ¡Es un alimento muy completo! y tiene ese sabor tan caracteristico del cerdo, mientras saboreas la suavidad de los fideos ¡Y no hay que olvidarse del bambú, si no tiene bambú, no es ramen!
-¡Eso, eso! ¡Ya se me esta haciendo la boca agua!-decia Naruto mientras babeaba.
A todos los presentes se les aparecieron una gota en sus cabezas (marta: estilo anime xD) por la conversación de aquellos dos, eran unos autenticos amantes del ramen.(marta: anda! como Masashi Kishimoto! xD)
-Aqui tienen la comida.
-Gracias viejo.-decia el ojiazul mientras cojia un tazón de ramen y unos palillos.
Todos cojieron su tazón de ramen y lo colocaron enfrente de sus cabezas, cojieron sus correspondientes palillos y se dispusieron a comer.
-Cada vez lo haces mas bueno, viejo.-dijo el rubio al dependiente.
-¿Tu crees?-preguntó el dependiente con un leve sonrojo.
-¡Si!-dijo Idaira relamiendose.
Poco a poco, los ninjas y Idaira terminaban de comer (Idaira 4 Naruto 5) (marta: se puede saber donde meten todo eso ¬¬U)
-Idaira, te veo un poco distraida,-dijo Naruto a Idaira, haciendo que esta saliera de sus pensamientos-¿Te pasa algo?
-mmm...no...nada...-dijo la rubia esquivando la azulina mirada del rubio y posandola en su 4º tazón de ramen vacio.
-Aqui esta la cuenta.-dijo el dependiente del local, entregandole un tiquet con muchos ceros a Kakashi.
-Yamato, haz tu los honores,-dijo el peliplata a Yamato, entregandole el tiquet-es que me olvidé la cartera en casa.
-Kakashi-sempai, se te asoma la cartera por el bolso de los kunais-dijo Yamato a Kakashi con una gota en la cabeza.
-No me había dado cuenta....jejejejeje-decia Kakashi mientras reia nerviosamente.
-"Pero si la escondiste cuando trajeron la cuenta....¬¬"-pensó Naruto con sarcasmo.
-¿Sabes que, Yamato? Siempre te he considerado como un verdadero amigo...-dijo el peliplata a Yamato-pero da igual...ya pagaré yo la cuenta...
-"Kakashi-sempai... me considera... un verdadero...amigo?"-pensó Yamato.


*·*·*·*·*·*UNOS MINUTOS DESPUES...*·*·*·*·*·*


Todos los chicos se encontraban fuera del local, menos Yamato, que estaba pagando la cuenta.
-jajaja, picó!-decia Kakashi infantilmente mientras enseñaba los dedos indice y corazón.
-Que verguenza me das Kakashi-sensei.-dijo la pelirrosa con un tic en el ojo.
-Bien hecho, Kakashi!-decia felizmente Naruto, con el dedo pulgar levantado, posse tipo Lee.
Todos miraron a Kakashi y a Naruto con una gota en sus cabezas.
Una vez que Yamato salió del restaurante, se fueron todos menos Kakashi, Sakura, Naruto y Idaira.
-¿Que tal si damos una vuelta, chicos?-propuso Kakashi a los chicos.
Los chicos asintieron y dieron vueltas por Konoha hablando de numerosos temas, mientras que Kakashi se quedaba mirando a aquella copia de Naruto, que sonreia alegremente.
-"Se parece mucho a..."-pensaba melancolicamente Kakashi-"pero no, no es ella."
Kakashi se adentró en su pasado, perdiendo la noción del tiempo, solo recordaba uno de aquellos recuerdos que no podia olvidar...


*·"·*·"·*·"·*·"·*·"·* Opening Flash Back*·"·*·"·*·"·*·"·*·"·*



Era un día de invierno en aquella pequeña ciudad, un peliplata paseaba distraido mientras observaba aquellos copos de nieve que nunca cesaban de caer.

-Kakashi-san!!

El Hatake giró su cuerpo hacia donde provenia aquella voz, encontrandose con una pequeña niña.

-Feliz Navidad, Kakashi-san.-dijo la niña con una amplia sonrisa.

-Feliz Navidad, princesa.-dijo el peliplata devolviendo la sonrisa a la pequeña-¿No tendria que estar en su casa, exselencia?
-Por favor, no me trates como a una princesa,-decia la niña mientras hacia un puchero-además, le estaba buscando.
-¿Me buscabas?¿Para que?-preguntaba Kakashi.
La pequeña princesa rebuscó en su abrigo y sacó un paquete de regalo en forma de rectangulo, entregandoselo a Kakashi.
-¿Para mí?-preguntaba Kakashi inocentemente.
La chica asintió.
-G-gracias...-dijo Kakashi.
Kakashi cojió el paquete y empezo a darle vueltas y a darle pequeños golpes para averiguar lo que era.
-"¿Que puede ser? Tiene forma de libro..."-pensaba Kakashi- "espera...¡no puede ser! pero si es..."
Kakashi abrió ansiosamente el paquete, desgarando aquel colorido papel de regalo y dejando al descubierto un libro.
-Me dijo mi padre que a ti te gustaban los libros de Jiraya,-decia la princesa-asi que te compre ese.
Kakashi leyó el título del libro con desgana.
-El ninja Naruto...-dijo Kakashi desanimado
-"y yo creyendo que era el nuevo tomo de Icha Icha Paradise..."-pensó Kakashi con dos cascaditas en los ojos.
-Es mi libro favorito,-dijo la princesa con una gran sonrisa-trata de un gran ninja llamado Naruto, tambien llamado "El chico que nunca se rinde", que tratara de proteger a su villa y ser el proximo hokage, es un poco viejo, pero es muy bonito.
Kakashi miró por un momento la cara de aquella niña, era increible que por todo lo que habia pasado, todavia pudiera sonreir.
-¿Sabes que, Kakashi-san?-llamó la atención la princesa-de mayor quiero ser como ese ninja, protegeré a mi país y a todos los ciudadanos, y jamas me rendiré.
En los labios de la princesa se dibujó una sonrisa, haciendo que Kakashi se asombrara, para finalmente sonreir junto con la niña.
-Seguro que seras una gran ninja, Yukiko.-dijo el peliplata mientras acariciaba la cabesita de la pequeña niña mientras la miraba a los ojos.



*·"·*·"·*·"·*·"·*·*Ending Flash Back*·"·*·"·*·"·*·"·*·"·*



-Kakashi-sensei, ¿te pasa algo?-preguntó Naruto-estas muy distraido y ni siquiera estas leyendo tu libro pervertido.
-Solo estaba pensando...-decia Kakashi mientras sacaba el libro "Icha Icha Paradise" del porta-kunais.
Idaira miró por un momento al peliplata.
-¿Sabe que, Kakashi-san?-preguntó Idaira a Kakashi, haciendo que este no le hiciera caso omiso al libro y mirara automaticamente a la rubia-parece una tonteria, pero me da la sensación de que le conozco de algo,¿No nos habremos visto antes?
-No, no nos hemos visto antes.-dijo el peliplata mientras se perdia en su libro favorito.




Continuará.......................



¿Quién será la niña que tiñe de tristeza el pasado de Kakashi?¿Tendra algo que ver con Idaira?¿Podrá algun día recuperar su memoria Idaira?

Próximo capítulo:

CAPÍTULO 7: LA PRIMERA MISIÓN DE IDAIRA

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 20
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Dom Jun 20 2010, 08:30

MIJSADIA QUE CAP. TAN


VAYA POR LO QUE PARECE KAKASHI SI CONOCIA A IDAIRA

PERO PORQUE NO RECORDARA NADA

HABER SI PRONTO RECUPERA LA MEMORIA Y SE SABE SU PASADO XD

CONTINUALO PRONTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MijsAdia
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 12
Edad : 23
Fecha de inscripción : 28/05/2010

MensajeTema: *Recuperando las Esperanzas* (Capítulo 7)   Vie Jul 16 2010, 03:15

CAPÍTULO 7: LA PRIMERA MISIÓN DE IDAIRA






-Naruto, es mejor que te levantes ya, que se te enfria el desayuno.-Decía Idaira mientras mientras movia delicadamente el brazo del rubio.
-mmm...cinco..minutitos..mm..mas...-decia Naruto mientras se daba la vuelta, dandole la espalda a Idaira.
-Venga, no seas vago, levantate ya.-decia la rubia mientras movia mas rapido el cuerpo adormilado del ojiazul-me prometiste que hoy me enseñarias una nueva tecnica.
-jooo...esta bien, ya me levanto.-decia el rubio mientras se levantaba de la cama.
Ya habian pasado unas semanas desde que el rubio encontró a aquella misteriosa chica, pero todavía no recordaba nada, aunque todavia tenian la esperanza de que recuperara la memoria.
La relación de Naruto y Idaira había mejorado mucho, tanto había mejorado, que se trataban como hermanos, gracias a la chica, Naruto poco a poco fue saliendo de su depresión y aprendiendo a recordar a aquellos que se habían ido, y no olvidarlos jamas, porque, por más que quisiese, las personas que se ivan, no volvian. Idaira poco a poco aprendía algunos jutsus gracias a Naruto, ahora su sensei, todavía recordaba aquel dia en el que empezó su entrenamiento...



*·"·*·"·*·"·*·"·*Opening Flash Back*·"·*·"·*·"·*·"·*



Era una noche de luna llena en la villa oculta de la hoja, donde la luna y el cristal de Idaira iluminaba con una tenue luz azulada aquella habitación. El rubio dormia placidamente, no como cierta ojiazul,que se movia desesperadamente de un lado a otro, como intentando salir de aquella horrible pesadilla, por su rostro bajaban miles de gotitas de sudor, mientras que este reflejaba una expresión de sufrimiento. Después de unos minutos, Idaira abrió desesperadamente los ojos, dejandose ver una Idaira exausta.
-"¿Por qué tengo estos sueños?"-se preguntaba una y otra vez la rubia, sin hallar ninguna respuesta.
Idaira sujetaba entre sus finos dedos aquel cristal brillante sin dejar de mirarlo.
-"¿Por qué no puedo recordar nada?"-pensaba la ojiazul.
La rubia revisó con la mirada cada una de las cosas de la habitación. Encontrandose con todas las cosas ordenadas, y puestas en su sitio.
-"Creo que me voy a aburrir mucho"-pensaba la ojiazul mientras miraba de un lado a otro buscando algo desordenado.
La chica se levantó lentamente, recojió su ropa de encima de la silla y se dirijió a la puerta, abriendola cuidadosamente para no despertar a Naruto.
Después de dar unos cuantos pasos, entró al baño, cerrandola con seguro detras de ella. Dejó la ropa encima de la encimera del lavabo, se quito lentamente el pijama y entró en la ducha. Abrió la llave del agua y dejó que las pequeñas gotas de agua fría le recorrieran su cuerpo, haciendole olvidar aquella pesadilla que habia tenido. Cuando terminó, cojió una toalla que estaba colgada cerca de la bañera y salió de esta mientras se secaba con la toalla. Se vistió con una camisa rosa y unos pantalones negros cortos ajustados que le habia regalado su amiga Sakura y se recojió el pelo con dos coletas altas. Salió del cuarto de baño y bajo las escaleras con dirección a la cocina. Una vez allí, se propuso hacer el desayuno. Cuando se dió cuenta, ya había empezado amanecer, iluminando el sol lentamente la casa. Terminó de preparar el desayuno y lo colocó en la mesa.
-"Voy a llamar a Naruto para que baje a desayunar"-pensó la ojiazul.
La rubia subió por las escaleras en dirección al cuarto de Naruto, una vez alli abrió la puerta y entró. Naruto estaba completamente dormido.
-"jejeje, parece un angelito cuando duerme,"-pensó la rubia-"voy a dejar que duerma un poquito más"
Idaira iba a salir por la puerta, cuando se quedó mirando el equipo ninja de Naruto.
Poco a poco, la rubia se acercaba a aquella mesa donde estaba el equipo ninja, cuando ya estaba frente a el, cojió el protector de la frente(marta: esa cosa que se ponen en la cabeza que tiene la insignia de Konoha n.nU) y se lo puso en su frente, lo mismo hiso con el porta kunais, y se dirigió hacia el espejo. Idaira esbozó una sonrisa mientras se miraba en el espejo.
-Soy Idaira, la mejor ninja de Konoha,-susullaba la rubia con emoción mientras levantaba su puño-protegeré a cada uno de los habitantes con mi vida si es necesario, y seré reconocida en todo el mundo.
De repente, se le paso por la mente el sueño que tuvo esa misma noche, dejandola confundida y exausta.
-A quien quiero engañar,-dijo la ojiazul mientras su rostro reflejaba tristeza-nunca seré una buena ninja y nunca seré capaz de proteger a nadie, soy un fracaso.
-Eso no lo sabras hasta que lo intentes.
-¡¡N-n-n-naruto!!-gritó Idaira asombrada y sonrojada por la verguenza-¿D-desde cuando me has oido?
-Desde el principio.-dijo Naruto como si nada.
-¡L..lo siento mucho!-dijo Idaira mientras se quitaba lo mas rapido posible lo que se acababa de poner, pero, por tanto agetreo, terminó en el suelo.
-¿Pero que haces Idaira?-le preguntó Naruto a la rubia con una gota en la cabeza.
La ojiazul se termino de quitar el porta-shuriken y lo puso junto con las otras cosas.
-Vine para avisarte de que el desayuno esta listo,-le intentaba explicar la ojiazul- pero al ver tu equipo ninja, me emocioné y entonces....jejejeje...
-¿Por que no entrenas para convertirte en ninja?-le dijo el rubio- asi no tendrías que trabajar en ese puesto de dangos y ganarías mas dinero, te buscaríamos un sensei personal y....
-Pero a mi me gustaria que me entrenaras tú.-le interumpió la rubia.
-¿Yo?
-Si, creo que tu serias un buen sensei, y eres muy fuerte.-dijo Idaira.
-Si insistes tanto...-dijo Naruto un poco sonrojado por el alago.



*·"·*·"·*·"·*·"·*Ending Flash Back*·"·*·"·*·"·*·"·*


Naruto y Idaira salieron de, desde hace tiempo, su casa y se diriguieron camino a un descampado a las afueras de la aldea para entrenar.
Mientras tanto, en el despacho de la Hokage, Tsunade y Sizune estaban intentando encontrar ninjas para mandarlos a las misiones que les habian encomendado.

-Tsunade-sama, casi no hay ninjas en Konoha, la mayoria estan haciendo misiones de búsqueda fuera de la aldea.-dijo estresada Sizune.
-Ya lo se, Sizune.-respondio molesta la rubia al comentario de Sizune-no hace falta que me lo recuerdes.
-L-lo siento, Tsunade-sama.-dijo un poco asustada la pelinegra.
Tsunade revisó por encima unos papeles con misiones y se fijó en uno de ellos mientras sonreía.
-¿Qué ocurre, Tsunade-sama?-preguntó Sizune.
-Esta misión parece bastante facil,-dijo Tsunade-y hace poco que Naruto está entrenando a Idaira, ¿Por qué no la ponemos a prueba?
Sizune cojió la hoja que tenia la Hokage entre las manos y le hechó un vistazo.
-¿Está segura que enviará a Idaira a esta misión?,-dijo Sizune un poco preocupada-¿no podria ser peligroso? Todavia no sabemos si el entrenamiento que ha tenido con Naruto hasta ahora habran dado resultado, además de que ha pasado muy poco tiempo desde que empezó el entrenamiento.
-Lose, pero quiero ver si Naruto puede llegar a ser un buen maestro,-dijo la rubia con una sonrisa-ademas, la acompañarán Yamato y Sai por si hay algún problema en la misión.
Sizune, todavía indecisa, se fue a buscar a Yamato para avisarle de que tenian una misión.
Mientras tanto, en algún lugar del país del fuego, Naruto y Idaira empezaron a entrenar.
-¿Qué técnica me enseñarás hoy, Naruto?-preguntó ansiosamente Idaira.
-Una tecnica que me enseñó Jiraiya, mi antiguo sensei.-dijo Naruto.
-¿A si?-preguntó de nuevo Idaira-¿y cómo se llama?
-Rasengan.-respondió Naruto con una sonrisa de oreja a oreja.

Continuará.....
...................




¿Cómo será la misión de Idaira? ¿Será capaz de llevarla a cabo? ¿Podrá de una vez por todas recuperar la memoria o se quedará asi para siémpre? todo eso y mucho más lo descubriremos en el próximo capítulo:

CAPITULO 8: EL VERDADERO NOMBRE DE IDAIRA

No os lo perdais!!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 20
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Vie Jul 16 2010, 06:44

MIJSADIA QUE CAP. TAN


VAYA IDAIRA ESTA APRENDIENDO A SER NINJA XDDDDDD

QUE MISION TENDRA

ADEMAS LOGRARA APRENDER EL RASENGAN

LA HISTORIA SE PONE MUY INTERESANTE XDDD

CONTINUALO PRONTO MIJSADIA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sunnakko
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 24
Edad : 26
Localización : -.-U
Fecha de inscripción : 16/06/2010

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Vie Jul 16 2010, 07:39

Muy bueno tu Fic...

Continualo pronto...

BYE



Sunnakko sama-off
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MijsAdia
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 12
Edad : 23
Fecha de inscripción : 28/05/2010

MensajeTema: *Recuperando las Esperanzas* (Capítulo 8)   Dom Jul 25 2010, 08:47

CAPITULO 8: EL VERDADERO NOMBRE DE IDAIRA



Idaira cayó instantaneamente al suelo como hizo unos minutos antes.
-M-me duelen las manos...-le dijo dolorosamente a Naruto.
-No te esfuerzes tanto,- dijo preocupado el rubio-yo lo conseguí despues de una semana y tú todavia estas en el primer día.
-Pero quiero ser... tan fuerte como tú... para poder ayudarte a encontrar a Sasuke,-decia Idaira entrecortadamente por el cansancio-si no... seré mas que un mero obstáculo.
-Pero todavía tienes tiempo de hacerte fuerte,-dijo asercandose a Idaira-no tienes porque esforzarte tanto.
-Yo prometí... que haría lo que fuese por ayudarte...-dijo Idaira con intenciones de volver a levantarse.
Idaira ordenó a su cansado cuerpo a levantarse, aunque este no diera signos de querer hacerlo. Apoyó todo el peso de su cuerpo en sus doloridas piernas, y estas empezaron a temblar. Idaira intentó dar un paso, pero todo el esfuerzo que hizo para ponerse en pie se fué por la borda. Sus piernas le traicionaron, dando como resultado que la ojiazul se empezara a caer. Cuando estaba apunto de chocar fuertemente contra el suelo, unos fuertes brazos la sujetaron.
-No tendrias que esforzarte tanto, es peligroso.-dijo su salvador.
-K..Kakashi-san-esvozó Idaira entrecortadamente.
-¿Estas bien?-preguntó preocupado Naruto al ver que Kakashi la dejaba sentada en el suelo.
-Si.-le respondió.
-Tsunade-sama quiere verte,-le dijo el peliplateado a la rubia-al parecer quiere que vayas a una misión.
-¡¿Una misión?!-dijo preocupado el rubio-Pero si solo llevamos unas semanas entrenando.
-No te preocupes Naruto,-le dijo Kakashi-la acompañarán Yamato y Sai por si hay algún problema.
-¿Y de qué trata la misión?-quiso saber Idaira.
-Solo tendreis que llevar un pergamino con información sobre Akatsuki a villa oculta de la lluvia, la aldea que esta cerca de las ruinas del país del hielo.-Kakashi al mencionar esto último, puso un semblante triste, pero desapareció en un abrir y cerrar de ojos.
-"¿El país...del hielo?"-pensó Idaira.
-¿Pero y si...?-queria oponerse Naruto, pero Idaira le interrumpió.
-No te preocupes Naruto, estaré bien.
Idaira se levantó con la ayuda de Kakashi y se fueron de camino al despacho de la hokage, dejando a un Naruto no muy convencido con la decisión de Tsunade.

En otro lugar muy lejano, se encontraba sierto azabache acompañado por sus, ahora, nuevos compañeros de equipo, en busca del jinjuriqui de 8 colas.
-¿Todavía no hemos llegado ya?-preguntó Suigetsu con impaciencia.
-¡¿Quieres dejar de preguntar lo mismo cada 5 minutos?!-gritó istericamente Karin.
-Pues entonces tomemos un descanso.-sugirió Suigetsu.
-¡Pero si acabamos de parar hace 15 minutos!-gritó nuevamente Karin.
-¡Deja de gritar de una vez Karin! ¡Que tu horrible voz me hace pitar los timpanos!-dijo Suigetsu con un falso enfado mientras se tapaba infantilmente los oidos.
-¡¿QUÉ HAS DICHO?!-volvió a gritar istericamente.
Sasuke intentaba mantenerse sereno mientras oia de fondo la discución.
-Las aves me han dicho que pronto llegaremos.-informó Juugo.
-¡Genial! ¡Y ahora el otro con los pajarracos!-bufó molesta Karin.
-Juugo por lo menos sirve para algo, no como tú, que solo afeas el paisaje.-dijo Suigetsu con una sonrisa burlona.
-¡¡¡¿¿QUÉ HAS DICHO BICHEJO DEL DEMONIO??!!!- Gritó fuertemente Karin, ya fuera de sus casillas.
Karin ya estaba a punto de ahorcar a Shuigetsu, cuando ambos sintieron una peligrosa y oscura aura que les rodeaba.
-Como no cerreis la puñetera boca os juro que os mataré de la forma más lenta y dolorosa que no hayais sentido en toda vuestra jodida puta vida.-dijo violentamente Sasuke mostrando amenazante su sharingan.
Automaticamente cerraron la boca y no la abrieron en el resto del trayecto, mientras que Juugo actuaba como si nada hubiera pasado.

Idaira, Sai y Yamato ya estaban el la gran puerta de Konoha, listos para marcharse.
-No te preocupes Naruto,- intentó Idaira tranquilizar una vez más al rubio-volveré pronto.
Y sin decir nada más, Yamato y los demás se encaminaron hacia la villa oculta de la lluvia, dando brincos entre los árboles rápidamente, hasta que desaparecieron a la vista de Naruto y Tsunade.
Naruto siguió mirando al horizonte, por donde mismo se habia ido Idaira. Aquel mal presentimiento no lo dejaba respirar tranquilo. ¿Tendria que ir corriendo a pararla o simplemente dejaria que se fuera?
-No te preocupes Naruto, estará bien.-dijo Tsunade pasandole la mano por el hombro.
-Lo sé.-dijo no muy seguro de sus propias palabras.
Juntos caminaron lentamente de vuelta. Ninguno de los dos hablaba, el único sonido que se oía era el de los transeuntes que pasaban por su lado. Naruto seguia sumido en sus pensamientos, un miedo incontrolable recorria todo su ser, era como si perdiera de nuevo a Sasuke. Aquella sensación hizo que se acordara de él. ¿Qué estaría haciendo ahora? ¿Se acordaría alguna vez de él? ¿Se acordaría alguna vez de aquellos buenos momentos que vivieron juntos o simplemente quedaron olvidados cuando quedó atrapado en la oscuridad? Cuando se dió cuenta, ya estaba acercandose a su casa, así que se despidió rápidamente de Tsunade y siguió el camino que le dirigía a su hogar.

Idaira también estaba sumida en sus pensamientos. ¿Por qué le sonaba tanto el nombre de aquel lugar? Su corazón le gritaba a voces que no fuera a allí, que no se acercara. Pero aquella curiosidad le obligaba a ir. ¿Qué era lo que no quería recordar? ¿Y por qué? ¿Qué había en el País del Hielo que no debia conocer? Aquellas preguntas la carcomian por dentro, buscando desesperadamente alguna respuesta, como habia hecho en aquellos largos meses. Pero todavía no hayaba respuesta alguna.
Tardaron 2 días en llegar a la Villa Oculta de la Lluvia. Idaira ya estaba acostumbrada a no dormir durante días, ya que aquellos extraños sueños que tenía todas las noches no la dejaban dormir.
Unos ninjas esperaban su llegada, y en un gesto, el pequeño grupo de Yamato ya estaba siguiendo los pasos que ellos hacía donde estaba el kage.
Después de entregar el pergamino, los tres ninjas salieron de aquella villa como mismo habian entrado.
-Yamato-san,-dijo de repente Idaira-¿Podemos pasar por las ruinas de "La Isla del Hielo" antes de ir hacia Konoha?
-Claro, no hay ningún problema,-respondió extrañado Yamato ante la pregunta de la rubia-pero...¿
Por qué quieres ir?
-Solo siento curiosidad.-dijo Idaira con una sonrisa.
Yamato respondió al gesto y cambió el rumbo hacia aquellas ruinas que habian sido olvidadas con el paso del tiempo.

En otro lugar, Sasuke y los demás ya estaban en aquel lugar donde Tobi les había dicho que estaba el jinjuriqui de 8 colas. Empezaron a buscar a alguien quien les pudiera "ayudar" a encontrar lo que buscaban. Sasuke volvió a recordar aquella última imagen que le había dejado su hermano antes de morir, recordando aquella frase, aquellas palabras que nunca pensó que oiria: "Lo siento Sasuke, no habrá una proxima vez" . Aunque exteriormente no lo lo mostraba, por dentro estaba hirviendo de rabia, y toda aquella fiareza estaba dirigida a Konoha. Sus ojos enrojecieron, sacando violentamente toda respuesta al primer ninja que encontró, dejandolo insconciente al instante despues.
-"Prontó llegará tu hora...Konoha"

.-.-.-..-.-.-.-.-.-.-.

-Tsunade-sama, tengo una pregunta que hacerle.
-¿De que se trata, Sakura?
-Es sobre el cristal de Idaira,-prosigio la pelirosa- puede que con el cristal podamos encontrar cual es su villa. Porque, al parecer, no es un cristal normal.
Con la atenta mirada de Tsunade, Sakura le contó toda la información que le dijo Idaira sobre el cristal.
-Según las carácteristicas que me estas contando, puede que se trate del "Cristal del Tiempo". Es un cristal lejendario que ha ido pasando de generación en generación entre los hijos de los Feudales del antiguo "País del Hielo". Habian un total de tres cristales, pero todos desaparecieron cuando el "País del Hielo" fue destruido misteriosamente. Dicen que estos cristales son capaces de hacer que sus poseedores tengan sueños no solo premonitorios, si no que tambien del pasado aunque no los hayan vivido. Se les llama tambien "Cristal del Tiempo" porque tambien dicen que son capaces de viajar por el espacio/tiempo a través de diferentes mundos. Pero eso solo es un mito.
-Eso quiere decir...-dijo pensativamente Sakura.
-Que puede que Idaira sea pariente del Feudal del "País del Hielo".-dijo Tsunade.

No tardaron mucho en llegar a aquellas ruinas. Una vez tocado el suelo de aquel país, Idaira se quedó petrificada mirando aquel país echo añicos. El corazón le empezó a la latir fuertemente, ella no entendía el por qué estaba asustada. Insconcientemente empezó a caminar lentamente, adentrandose a aquellas ruinas que tanto temía sin saber por qué. De repente oyó gritos, gritos por todas partes. Empezó a mirar a todas partes desesperada, sin encontrar el origen de aquellos gritos.
-¡¿Qué te pasa Idaira?!-preguntó Yamato asustado por la reacción de la rubia.
Pero ella no le oia, solo oia gritos pidiendo auxilio por todas partes. De repente, entre tanto barullo de gritos oyó aquella voz con quien siempre soñaba todas las noches, aquella voz que llamaba desesperadamente aquel nombre que no conocía, "Yukiko". Entonces se dió cuenta que estaba oyendo lo que sucedia en su sueño. "¿Quién es Yukiko?" se preguntaba una y otra vez. Cuando se dió cuenta, todo a su al rededor se oscureció, encerrandola en una oscuridad infinita, donde solo oía aquella lejana voz, repitiendo desesperadamente ese nombre una y otra vez.
-¡¿Quién es Yukiko?!-gritó desesperadamente Idaira cayendo en la frustración.
Su voz se oyo repetidamente, como si estubiera en un espacio cerrado, donde no habia nadie más aparte de ella.
-¡¿Pero quién es Yukiko?!-volvió a gritar desesperada, sin hayar ninguna respuesta.
De repente, a lo lejos, apareció de la nada una niña de unos 9 años, de profundos ojos azules y de cabello rubio, que caminaba lentamente hacía ella. Estaba descalza, y llevaba puesto un vestido de mangas largas blanco como la nieve, manchado con gotas de sangre.
-¿Quién eres tú?-preguntó Idaira a la niña cuando ya habia llegado hasta donde estaba ella.
-¿No me recuerdas?-preguntó la niña sorprendida- yo soy tú.
Idaira miró a la niña sin comprender nada.
-¿No te acuerdas de papá y de mamá?-preguntó la niña al ver que Idaira no recordaba nada- ¿No te acuerdas de la villa? ¡Tienes que recordar!
Idaira siguió sin abrir la boca, desconcertada, asustada. No entendía lo que estaba pasando, no dejaba de mirar a esa pequeña niña, como si esperara que ella la sacara de aquella pesadilla.
-¿No te acuerdas de aquella noche?-volvió a preguntar desesperadamente la niña, en un último intento de que Idaira recordara.
De repente recordó aquel sueño que no la dejaba descansar, aquel sueño que tenia noche tras noche. Volvió a oír aquellos gritos, y él sueño se materializó delante de sus ojos. Entre aquellos gritos volvió a oir aquella voz que llamaba desesperadamente aquel nombre. Volvió a oir a la niña que le decía:
-¿Te acuerdas... de Saiko?
Idaira abrió desmesuradamente los ojos, y la imagen de un chico albino de ojos violeta claro y pelo largo recorrió su mente.
En un rincón de su mente, un extraño sello se rompió en mil pedazos, haciendo que miles de recuerdos aparecieran ante sus ojos.
Idaira había quedado atrapada en aquel sueño, en aquel recuerdo...en aquella noche.

-¡¿Idaira a dónde vas?!- gritó nuevamente Yamato, al ver que la ojiazul empezó a correr, adentrandose en las ruinas.
Yamato y Sai empezaron a correr detrás de ella, pero se perdieron entre las calles de aquellas ruinas que parecian no tener fin.

Idaira corria entre las llamas y entre la gente que iba cayendo muerta poco a poco, atrapada en aquel sueño, reviviendo aquella noche que no queria recordar.
-¡¡¡BASTA!!!-gritaba amargamente con lágrimas en los ojos, sin parar de correr.
Se paró de repente. Delante de ella estaba la misma niña de antes, la misma niña del sueño. Pero esta vez estaba asustada, temblando de miedo, inmovil... Delante de ella estaba el mismo ninja del sueño, con la misma espada y con la misma mirada, apunto de atrabesarla con aquella afilada espada.
-¡¡¡NO!!!-gritó nuevamente Idaira, poniendo las manos sobre la cabeza, como queriendo borrar todo aquello, queriendo volver a la realidad, queriendo volver a Konoha, queriendo volver junto a Naruto, para que la protegiera de su pasado.
Idaira cerró fuertemente los ojos, no queria verlo, sabia que ocurria despues de aquello...Se oyó como la espada se clavaba en un cuerpo, pero no era el de la niña, sino el de aquel chico albino de ojos violeta claro. Su mente la traicionó, y abrió los ojos, volvió a ver como aquel chico la protegía de aquella espada. El chico sacó su espada y atravesó al ninja con ella, y como mismo había caido el ninja, cayó él.
-Saiko...-dijeron en un susurro Idaira y la niña al mismo tiempo.

-¡Idaira! ¡¿Dónde estas?!-gritó Yamato.
Un estruendoso grito se oyó en toda la ruina.
-Es la voz de Idaira.-dijo de repente Sai, con su rostro sereno.
Yamato y Sai corrieron hacia donde habian oído el grito. Llegaron a una enorme casa destruida, donde todavia estaba intacta la entrada. Entraron en ella y alli estaba ella, echa un obillo en el suelo, abrazando desesperadamente un porta fotos, mientras lloraba fuertemente.
-¡¡Lo siento, fué culpa mía, lo siento mucho!!-repetía una y otra vez entre sollozos, mientras temblaba ligéramente.
Yamato se acercó lentamente a ella. Y cuando estaba a punto de tocarla, empezó a gritar, mientras se colocaba una de sus manos donde estaba el sello maldito. Aquella esencia la estaba matando. El sello que aquel demonio le habia obsequiado le quemaba la piel, dandole un dolor punzante y agonizante. Después de unos segundos, se desmayó por aquella mezcla de dolor y culpabilidad que sentía.

Después de unos días, Idaira abrió los ojos en el hospital de Konoha. Sizune, que estaba cuidando de ella, se dió cuenta, cambiando de un rostro de preocupación, a uno de alegría.
-¡¡Tsunade-sama!!-gritó Sizune mientras se levantaba de aquella silla en la que habia estado sentada durante horas, abrió la puerta corredera y se aventuró entre los pasillos del hospital.
Idaira se levantó lentamente, apoyando la espalda en el cabezal de la cama, y cuando miró hacia sus manos, se dió cuenta que entre ellas estaba aquel porta fotos que abrazaba fuertemente en las ruinas. Idaira miró una vez más aquel porta fotos, en el estaba ella cuando tenia 8 años, acompañada de Saiko, aquel chico albino de singulares ojos violeta claro y de cabello largo, y tambien acompañada de su madre Kumiko, una mujer de preciosos ojos castaños y de cabellos tambien castaños, y de su padre Raysuke, de unos ojos azul cielo, a juego con su pelo rubio largo hasta más abajo del hombro. Parecian tan felices en la foto, con aquella cascada de fondo. Aquello hizo que recordara una vez más aquella noche. Idaira dejó derramar silenciosamente una lágrima, que recorrió su pómulo, hasta llegar a la barbilla, para despues caer precipitadamente sobre la foto.
-Me alegro de que estes bien.-dijo de repente Tsunade mientras entraba en la habitación, acompañada por Sakura, Kakashi y Naruto. El rubio se acercó rápidamente hasta donde se encontraba Idaira, para después abrazarla fuertemente.
-Creí que ibas a morir,-dijo desesperadamente Naruto mientras se separaba de ella-habías entrado en coma y no parecias despertar nunca ¿Qué te ocurrió en la misión?
-Ya es hora de que nos cuentes la verdad, Idaira.-dijo seriamente Tsunade-Porque has recuperado la memoria ¿verdad?
Idaira fijó su mirada al portafotos, Naruto se dió cuenta y dijo:
-¿Esta eres tú, no?-señalando a ella en la foto.
-Sí.-dijo con una debil voz.
-No me digas que tú eres...-dijo Kakashi con un hilito de voz.
-Sí,-asintió Idaira mirando a Kakashi fijamente a los ojos-mi verdadero nombre es Yukiko... Yukiko Uzumaki.


Continuará..................................................................



¿Tendrá Yukiko alguna relación con Naruto? ¿Cuál será su pasado? ¿Qué pasó en aquella noche que tanto atormenta a Yukiko? Lo sabremos en el próximo capítulo:


CAPÍTULO 9: EL PASADO DE YUKIKO

No os lo perdais!! ^^


Última edición por MijsAdia el Lun Mayo 16 2011, 03:14, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 20
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Dom Jul 25 2010, 10:37

MIJSADIA EL CAP. ESTUVO genial genial genial

VAYA IDAIRA PUDO CON LA MISION XDD O MEJOR DICHO YUKIKO XD

PERO TENDRA ALGUNA CONEXION CON NARUTO mmm

ADEMAS QUE FUE LO QUE PASO EN EL PAIS DEL HIELO mmm mmm

EL CAP. ESTUVO MUY INTERESANTE Y YA SE SABE UN POCO SOBRE EL PASADO DE YUKIKO XDDD

ESPERO LA CONTI PRONTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lucia_bonita
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 20
Edad : 21
Localización : Siempre estoy en todos lados jejej!!
Fecha de inscripción : 04/07/2010

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Dom Jul 25 2010, 13:28

EL CAO ESTUVO MUY genial genial genial genial

SOS RE genial ESCRIBIENDO FELICIDADES
Y BUENO ME DESPIDO JEJE
SI PUDES PASA POR MI FIC LCDIK JAJA BESOS BYEBY!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MijsAdia
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 12
Edad : 23
Fecha de inscripción : 28/05/2010

MensajeTema: Porfin el capitulo 9! ^^   Lun Mayo 16 2011, 03:13

perdonen!! no he podido subir nada por motivos familiares (mira ke da vueltas la vida...) pero espero seguir subiendo asta aora, espero que les guste!! ^^


CAPITULO 9: EL PASADO DE YUKIKO


“Todo lo que vemos desfilar ante nuestros ojos,
Todo lo que imaginamos, no es más que un sueño
Dentro de otro sueño.”


-No me digas que tú eres...-dijo Kakashi con un hilito de voz.
-Sí,-asintió Idaira mirando a Kakashi fijamente a los ojos-mi verdadero nombre es Yukiko... Yukiko Uzumaki.
-¿Uzumaki...?-dijo sin comprender Naruto.
-Así que tú eres la hija desaparecida de Raysuke, el hermano gemelo de Minato.-farfulló Tsunade.
-¿Minato tenía un hermano gemelo?-preguntó Sakura.
-Sí, pero vivieron parte sus vidas separados, es por eso que nadie conoce a Raysuke.-le contestó Kakashi.
-¿Pero por qué tiene mi apellido si es la hija del gemelo del 4º hokage?-preguntó todavía sin comprender el rubio.
-¿Es que no sabías que Minato era tu padre?-dijo extrañada Yukiko.
Naruto quedó confuso ¿Cómo que el cuarto era su padre? Y entonces ¿Por qué? ¿Por qué su propio padre encerraría aquel demonio dentro de su propio hijo? ¿Y por qué nadie se lo había dicho? ¿Por qué se lo habían ocultado todos aquellos años? Se sintió traicionado, era como si hubiera vivido una mentira, como si todo lo que había vivido fuera solo un mero sueño, en el que en cualquier momento podría despertar en una realidad que era desconocida para él. Todo lo que estaba dentro de su cabeza empezó a dar vueltas, sin comprender absolutamente nada.
-¿Es qué nadie te dijo nada?-añadió Yukiko al ver la reacción del rubio.
-Y entonces....¿Por qué..?-intentó decir Naruto, aún sumido en su mente-¡¿Por qué selló el Kyubi dentro de mí?! ¡¿Qué clase de padre haría eso a su propio hijo?!
-¡Lo hizo para salvar la villa! ¡Y no solo la villa, sino también a ti!-gritó enfadada Yukiko por la incoherencia de sus palabras-¡Él quería que te trataran como a un héroe...!
Yukiko hizo una pausa para después fijar su mirada a aquel portafotos que descansaba en sus manos.
-Pero en vez de eso...te trataron como a un monstruo.-Yukiko esbozó una sonrisa llena de tristeza-¡Que incoherente es el ser humano!
-Princesa, cuéntenos que ocurrió aquella noche.- incitó Kakashi-¿Quién destruyó toda la villa en solo una noche, sin dejar a nadie con vida? ¿Y donde ha estado todos estos años?
-"¿Yukiko es una princesa? ¡Genial! ¿Queda algo más que todavía no sepa? Solo faltaba que Sakura-chan fuera un hombre."-pensó con ironía el rubio, cada vez más convencido de que estaba metido en un sueño.
-¿No es obvio?-preguntó Yukiko con la tristeza reflejada en la mirada.
Todos los presentes miraron fijamente a Yukiko, con la interrogación en sus miradas.
-Nadie sabe nada de lo ocurrido, Princesa.-dijo seriamente Tsunade-el tercer hokage tenía algunos pergaminos con información sobre el cristal y algunas cosas sobre ti, ya que habían mandado a Kakashi para que fuera tu sensei, pero no sabemos nada más.
-"¿Kakashi había sido el sensei de Yukiko?"-pensó Naruto sorprendido-"¡Genial! otra cosa que no sabía"
-Bueno, entonces tendré que contaros todo desde el principio.-farfulló Yukiko seriamente.
No le hacía ninguna gracia volver a recordar aquellos dolorosos años de su infancia, pero si había que hacerlo, había que hacerlo.
-Para poder contaros mi historia, tendré que contar antes el de mi padre, Raysuke.-masculló Yukiko haciendo una pausa, para segundos después continuar-Mi padre y Minato eran como todos los gemelos; entrenaban juntos, dormían juntos, jugaban juntos... siempre estaban juntos.-Yukiko contaba todo aquello como si hubiera vivido aquellos momentos de la infancia de su padre-mi padre y su hermano no es que tuvieran la misma personalidad. Minato era amable, abierto y un poco cabezota.-casi sonrió por su parecido a Naruto-Mientras que mi padre era todo lo contrario; cerrado, orgulloso y envidioso, una mezcla extraña pero posible. Eran como las dos caras de una moneda, iguales y a la vez distintas. Al principio Minato y mi padre eran tan unidos e iguales que apenas la gente los distinguía. Pero después de un tiempo, mi padre se dio cuenta de que había un vacio entre los dos, un vacio que cuanto más intentaba rellenar, más se daba cuenta de aquel inmenso abismo. Minato era muchísimo más fuerte que él. Al principio sentía una gran admiración por su hermano, pero después esa admiración se transformó en un increíble odio y envidia. Todo el mundo lo comparan con su hermano, haciendo que cada vez más aquel odio se incrementara en su pecho. Cada día que pasaba, aquel abismo que les separaba se fue agrandando y agrandando, haciendo que una increíble oscuridad le cubriera por completo. Cuando cumplió los 14 años, mi padre se escapó de su casa y se alejó de la villa con un solo pensamiento en mente, hacerse más fuerte para superar a su hermano.-Yukiko hizo nuevamente otra pausa para después continuar-Después de estar deambulando ciegamente por los bosques durante años, encontró una preciosa cascada cubierta de nieve, y sobre el agua se encontraba mi madre entrenando. En cuanto la vio cayó en las redes del amor, y cuando se dio cuenta ya estaba casado con ella. Años más tarde, el padre de Kumiko, que era mi madre, falleció, convirtiéndose mi padre en el nuevo señor feudal del "País del Hielo". Toichi, un viejo científico chiflado de la aldea que estaba obsesionado con convertir el "País del Hielo" en la villa más poderosa del mundo, convenció a mi padre de que le dejara hacer experimentos conmigo, con la escusa de que me haría una ninja invencible, y él cayó fácilmente. Todos los días iba a la casa de Toichi, y este experimentaba con mi cuerpo, intentando introducirme jutsus prohibidos y cosas así, pero cuando yo me negaba...
Yukiko se calló, su rostro se llenó de terror con solo recordar aquello.
-¿Qué hacía cuando te negabas?-insistió Kakashi.
-Si no lo conseguía a la fuerza, me encerraba en una especie de calabozo, donde no había ningún orificio de aire, y que estaba repleto de... ratas y cucarachas entre otros tipos de insectos... Cada vez que me encerraba allí, los insectos recorrían todo mi cuerpo y las ratas me mordían los brazos, las piernas y la cara. Yo quería gritar, pero tenía miedo de que algún bicho me entrara en la boca, así que solo emitía ligeros gritos que se ahogaban en el interior de mi garganta. También intentaba quitármelos de encima, pero cuanto más me movía, más me mordían, así que terminé quedándome sentada en el suelo abrazando mis piernas y llorando desconsoladamente hasta que me sacara de allí. Toichi tenía un hijo que se llamaba Saiko, era un año más que yo pero era tan valiente y seguro de sí mismo que parecía un adulto. El siempre intentaba oponerse a que me hiciera daño, pero siempre terminaba encerrado conmigo, aunque acompañada de él me sentía más segura y de alguna forma olvidaba aquellos dolorosos mordiscos entre sus brazos.-Yukiko miró con ojos tristes aquel portafotos-No podía decirle nada a nadie, ya que Toichi me amenazaba con matar a mis padres. Cada día que pasaba en su laboratorio tenía más miedo de lo que me pudiera pasar. Un día, él selló una copia del Kyubi en mi interior.
-¡¿Una copia del Kyubi?!-interrumpió Naruto a Yukiko-¡¿Pero cómo?!
-No lo sé.
Tsunade envió una mirada significativa a Kakashi, y este miró a Yukiko con ojos tristes.
-Pero lo que sí sé es que nunca olvidare el día en que murió Toichi.
-¿Qué le ocurrió?-preguntó Sakura.
-Lo asesinaron.
-¿Quién?
-Yo.
Todos los presentes miraron confusos al rostro de Yukiko, menos Kakashi y Tsunade, que al parecer lo sabían todo sobre aquel suceso.
-Un día, aprovechando que Saiko se había ido a entrenar al bosque, Toichi probó conmigo una técnica prohibida que había estado desarrollando en secreto. Fue entonces cuando me descontrolé y el Kyubi me poseyó por completo. Saiko oyó una explosión y fue corriendo hasta su casa, pero lo único que encontró fue a mí llorando asustada, ya que había desaparecido todo lo que había a un radio de 10 kilómetros a la redonda de donde se suponía que estaba la casa de Toichi.

Naruto no se lo podía creer, al parecer él no había sido el único que había sufrido a lo largo de su vida, Yukiko también lo había pasado mal por culpa de la ambición del poder de las villas. Pero lo que se preguntaba en aquel momento era, ¿Cómo habría hecho una copia del Kyubi? ¿Acaso podía alguien copiar aquel monstruoso chakra?

-El rumor de la muerte de Toichi y la relación que había entre lo que tenía sellado dentro de mí y él se extendió por toda la villa, y fue entonces cuando todo cambió. Ya los ciudadanos no eran amables conmigo, ni me regalaban golosinas cada vez que me veían, ni me dedicaban una dulce sonrisa, porque había sido sustituido por miradas asustadas y susurros interminables. Fue entonces cuando los niños empezaron a alejarse de mí y me di cuenta de que a lo que temían era en lo que me había convertido, en un monstruo que en cualquier momento podía perder el control y matar a las personas que más quería.
Yukiko tenía la mirada ausente, mirando fijamente a la sábana sin estar viendo algo determinado, sin estar completamente en sí. No estaba observando precisamente el blanco de la sábana sino el recuerdo de su pasado, como si estuviera viendo una película que relataba toda su vida, esperando sin mucho entusiasmo el final de su historia, el que descifraría todos los misterios y terminaría con todas las dolencias. Y fue entonces cuando recordó aquel rostro sonriente que siempre había estado a su lado sin importarle lo que le pasara, y el que cambió su destino por el de ella para protegerla.
-Pero nunca me sentí sola, ya que Saiko siempre estaba a mi lado. Mi padre lo adoptó cuando se enteró de que su padre había muerto. Desde que lo conocí nunca le vi sonreír, y cuando lo hacía sabía que no era una sonrisa verdadera, sino una máscara que me enseñaba cada vez que me veía. Pero desde que vivíamos bajo el mismo techo, pude ver que por primera vez que sonreía desde el corazón, sin una mota de tristeza, como si realmente hubiera alcanzado la felicidad que siempre estuvo soñando. Y cuando lo veía sonreír de aquella forma, yo también era feliz.
Unas atrevidas lágrimas empezaron a recorrer lentamente su rostro. Yukiko intentó reprimirse pero las lágrimas no dejaban de caer. Aquello era tan doloroso... no quería recordarlo, no quería seguir viendo aquella sonrisa en su mente, solo quería volver a olvidarlo todo y seguir viviendo ignorante de su pasado junto a Naruto, como había hecho todos aquellos meses. Ahora podía entender el por qué no quería ir a aquel lugar que alguna vez fue su hogar y que se convirtió en su peor pesadilla.
Pudo escuchar lo último que salió de sus labios aquella noche: "Yukiko, por favor, no llores por alguien tan miserable como yo". Aquella vez fue la primera vez que la llamó de aquella forma, y por primera vez odió su nombre, como también su existencia, a la que había causado tanto daño a su alrededor.
Consiguió controlar finalmente las lágrimas y quitó la mirada de donde la había tenido desde que empezó a hablar. Pudo ver los rostros de preocupación que tenía a su alrededor, y de repente sintió una mano que agarraba fuertemente la suya, era la de Naruto que había estado agarrándola desde que empezó a llorar. Su cara no reflejaba lástima como la de los demás, sino comprensión, y fue aquello lo que le hizo tener fuerzas para seguir hablando.

-Si yo... no hubiera querido ser chunnin... si yo no hubiera venido a Konoha... todo habría seguido como antes y nadie hubiera muerto.
-¿Qué ocurrió en el examen de chunnin?-preguntó Kakashi.
-Me encontré con una persona llamada Orochimaru, que se hacía pasar por un gennin de la niebla.
Kakashi abrió desmesuradamente los ojos. Allí estaba el motivo de aquella masacre, ahora podía comprenderlo todo. Se sintió culpable de todo aquello, ya que él fue el que convenció a Yukiko de que asistiera al examen de chunnin.
-Empezó a decirme cosas extrañas como que quería mi cuerpo y que le prestara mi poder, cosas extrañas que yo no comprendía. Y lo más extraño era que me conocía, sabía absolutamente todo de mi. Entonces me asusté y empecé a atacarle, y cuando me quedé desconcertada al caer en la cuenta de que no podía matarlo aun después de haberle atravesado una y otra vez en sus puntos vitales, aprovechó para implantarme el sello maldito. Fue entonces cuando me dijo que nos volveríamos a encontrar y desapareció.
-"Igual que a Sasuke"-pensó Sakura.
-¡¿Por qué no me lo dijiste?! ¡¿Por qué no se lo dijiste a nadie?!-preguntó Kakashi alterado.
-¡Tenía miedo!-gritó de repente Yukiko-¡No sabía qué hacer, así que no se lo conté a nadie!
-Entonces fue por eso por el que volviste al "País del Hielo" y no asististe a la prueba final del examen.-esbozó Tsunade.
-Yo creí que si volvía a mi villa él no me encontraría jamás. Y pensé que lo había conseguido porque habían pasado bastantes meses desde que lo vi, pero estaba equivocada...


*****----......Opening Flash Back......----*****


-Se está haciendo tarde-se dijo a si misma Yukiko, mientras corría hacía "El País del Hielo"- no tenía que haber estado tanto tiempo entrenando.
Yukiko avanzaba rápidamente esquivando los árboles de aquel bosque, sin percatarse ni lo más mínimo que sucedía mientras tanto en la villa, hasta que finalmente pudo ver que una oscura columna de humo salía despreocupadamente de la aldea y recorría cada vez más el interior de esta.
-"¡¿Humo?!"-pensó Yukiko mientras aceleraba más el paso.
Después de unos segundos, llegó a las puertas de la aldea y entró precipitadamente para ver lo ocurrido. La gente corría descoordinada de un lado para otro gritando y pidiendo auxilio, mientras que números ninjas enemigos las mataban y destruían la aldea.
-"Esto no puede estar pasando."-pensaba Yukiko mientras miraba sin comprender la escena.
Fue entonces cuando, entre la muchedumbre de gente y gritos desgarradores, vio a lo lejos la sonrisa triunfante de Orochimaru, con los ojos desbordados en maldad, acompañado por dos personas. Un muchacho de grisáceos cabellos y ojos oscuros con gafas, y un niño encapuchado, que ocultaba su rostro.
De repente Yukiko empezó a temblar y latirle rápidamente el corazón, presa por aquella serpentina mirada llena de deseo y ambición.
-N... no puede ser...- susurró débilmente.
En un abrir y cerrar de ojos Orochimaru desapareció de su vista, junto a sus acompañantes. Quería correr y esconderse de sus garras, pero el cuerpo no le respondía. Clavada en medio de aquella masacre vio como pasaban a su lado montones de mujeres, hombre, niños... todas aquellas personas que terminarían asesinadas delante de sus ojos, sin poder hacer absolutamente nada. Quería parar todo aquello, quería callar todos aquellos gritos, quería que todo volviera a ser como antes...
-“¿Eso es lo que realmente quieres?”-dijo una voz de ultratumba en su interior.
Ella sabía muy bien de donde procedía aquella voz, ya que pocos segundos después su sello maldito empezó a latirle dolorosamente, como si le estuvieran clavando un hierro ardiendo.
-“¿A quién pretendes engañar? Tú y yo sabemos que odias a toda esa gente, ¿O acaso no te acuerdas como te han tratado hasta ahora?”- volvió a decir la voz.
Aquella voz se parecía mucho a la suya, pero no era ella, Era la voz que pertenecía al sello maldito, la voz que siempre la atormentaba, arrastrándola poco a poco hasta perderse a sí misma.
-"Yo no quiero hacer daño a nadie."-respondió mentalmente a la voz.
-“Seamos sinceras Yukiko, sé que en lo profundo de tu corazón deseas matar a toda esa gente.”
-"¡No es verdad!"
-“Deja de mentirte a ti misma.”
-"¡Cállate!"
-“Yo puedo darte todo el poder que necesitas para matarlos a todos.”
-"¡Basta! ¡No quiero oírte!"- pensaba Yukiko mientras se tapaba los oídos desesperadamente.
-“Aunque te tapes los oídos seguirás oyéndome, porque yo soy tú.”
-"¡Mentira!"
-“Deja de resistirte, tarde o temprano caerás.”
-"¡No es verdad!"
-“Deja que todo tu odio se apodere de ti.”
-"¡Basta!"
-“¿Acaso no deseas ser más fuerte?”
-¡¡¡BASTA!!!-gritó Yukiko con todas sus fuerzas, mientras que miles de lágrimas recorrían su rostro.
Fue entonces cuando apareció aquel ninja con aquella espada ensangrentada apuntando hacia ella, con la intención de atravesarla sin el menor remordimiento. Yukiko vio como aquella espada se acercaba a su pecho a una velocidad vertiginosa.
-"¡No quiero morir!"-pensó mientras cerraba fuertemente los ojos, como queriendo desaparecer de allí.
-“Yo te puedo salvar.”-volvió a decir la voz.

-¡¡¡YUKIKO!!!

Se oyó el sonido de una espada clavándose, pero no era su pecho el que había sido clavado como ella pensaba. Abrió lentamente los ojos, y ante ella pudo ver la espada que derramaba gotas de sangre, clavada en el pecho de Saiko.
En un rápido movimiento Saiko sacó su espada y la clavó en el cuerpo del ninja, haciendo un ataque certero en sus órganos vitales, dándole la muerte instantánea. Saiko cayó fuertemente contra la nieve y su sangre fue empapando poco a poco su ropa y su capa, así mismo también la blanca nieve que estaba bajo su cuerpo, tiñéndola de un rojo intenso. Yukiko miró sus manos y su vestido lentamente; estaban salpicados de la sangre de Saiko. Nuevamente miró al rostro de Saiko mientras se dejaba caer de rodillas sobre la nieve.
-Saiko...-susurró sin fuerzas Yukiko mientras que las lágrimas no dejaban de caer.
-Yukiko... por favor... no llores por alguien tan miserable como yo...
Quería preguntarle el motivo por el que le había dicho eso, pero no tenía las suficientes fuerzas para hablar, lo único que podía hacer era cogerle de la mano, como queriendo impedir que se ahogara en las oscuras aguas de la muerte.
-¡¡¡Yukiko!!!- La llamó una voz a su espalda.
Era su padre, que venía corriendo desde la lejanía mientras mataba a algunos ninjas por el camino.
-¡Vamos, tenemos que irnos!-dijo mientras agarraba a su hija de la otra mano y corriendo hacía las penumbras de la noche, soltando para siempre el lazo entre su mano y la mano de Saiko, separándolas para siempre.
-Yu... ki..., perdó... name...- decía Saiko mientras veía alejarse Yukiko y su padre, cerrando sus ojos lentamente y para no abrirlos nunca más.

......


-¡Rápido, escóndete aquí dentro!-le dijo el padre a Yukiko.
Yukiko obedeció sonámbula, todavía en estado de shock, y entró aquella especie de escondrijo que estaba en el interior de la pared de su casa.
Ya dentro pudo oír como alguien entraba en la habitación.
-¿Dónde está Yukiko?-se oyó una voz serpentina.
-"¡O... Orochimaru... !"-pensó Yukiko al reconocer la voz.
-Así que vas detrás de mi hija.-dijo con voz endurecida Raysuke.
Orochimaru sonrió.
-¡No dejaré que te acerques a Yukiko!
Raysuke sacó rápidamente su espada y se precipitó hacía Orochimaru con un ataque directo, pero este lo esquivó sin problemas en un microsegundo. Aprovechando el desconcierto de Raysuke, Orochimaru sacó una espada de la boca y con ella atravesó completamente el cuerpo descubierto de Raysuke, dejándolo tirado en el suelo desangrándose. Orochimaru esbozó una sonrisa y dijo:
-¿Eso es todo? ¿No decías que no me ibas a dejar acercarme a Yukiko? Pues me da que con tu fuerza no podrás hacer nada.
Orochimaru se dio media vuelta y se encaminó hacia la salida mientras decía:
-Aprovecha los últimos minutos de tu vida para maldecirte por no haber podido proteger a tu hija, y mucho menos tu vida.
Cuando Yukiko se cercioró de que Orochimaru se había ido, salió de su escondite lentamente, para después chocar con la imagen ensangrentada de su padre. Lo único que pudo hacer era derrumbarse delante de él y empezar a llorar desconsoladamente, ¿Por qué tuvo que ocurrir? ¿Es que su destino era no ser feliz? ¿Por qué todas las personas que la rodeaban siempre sufrían? Quería que todo aquello terminara ya, no podía seguir más. Las lágrimas le quemaban y la sangre de sus manos recorría poco a poco sus brazos, dejando un charco bajo sus piernas. Tenía miedo de levantarse y de seguir a delante, ¿Qué haría ahora?
De repente entró a la habitación la madre de Yukiko, Kumiko, que al ver el cuerpo sin vida de su marido no pudo impedir que unas cuantas lágrimas salieran de sus ojos, pero reunió las suficientes fuerzas para agarrar a su hija del brazo y huir hacia el exterior, dejando atrás a su amor perdido.

Después de correr a través de la aldea y dejar toda la muchedumbre de gente a tras, se escondieron entre los árboles. Kumiko miró fijamente a los ojos sin brillo de su hija, que no dejaba de temblar, en estado de shock. La madre hizo unos cuantos sellos y le dio fuertemente en la frente de Yukiko con la palma de la mano, formándose un sello en algún rincón de su mente, haciéndola olvidar todos sus recuerdos y entrando en trance. Kumiko abrazó fuertemente a Yukiko y le susurró entre sollozos:

-Sé feliz ahora que puedes, y, aunque sea imposible, no te olvides de mí ni de tu padre, realmente estoy muy orgullosa de que seas nuestra hija.

Y después de separarse con esfuerzo de ella, le quitó su cristal y con el abrió un portón tridimensional. Empujó a Yukiko en el, cerrando el portón detrás de ella y haciéndola viajar a un mundo desconocido.


*****----......Ending Flash Back......----*****


-Después de aquello, mi cristal estuvo buscándome por todos los mundos, teletransportandose por todas partes, hasta que me encontró y me teletransportó hasta aquí.

-¡Entonces hay una posibilidad de que tu madre esté viva!-dijo Naruto con intención de animarla.

-Mi madre está muerta,-dijo cortante-soñé... no... el cristal me reveló, que mi madre murió a manos de Orochimaru.

Todos miraron al suelo, confusos por la historia que deseaban oír desde hacía mucho tiempo, pero que no se imaginaban que sería tan difícil de asimilar.



Continuará................................
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
lavida13
Nivel 8
Nivel 8
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 307
Edad : 22
Localización : aldea de konoha mansion hyuga-uzumaki
Fecha de inscripción : 15/01/2011

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Lun Mayo 16 2011, 12:14

WOW CONTI ENTONCES NARUTO Y YUKIKO SON PRIMOS WOW NUCA ME IMAGINE QUE MINATO TUVIERA UN HERMANO Y PUEDE TAMBIEN QUE OROCHIMARU EN CUENTRE A YUKIKO EN LA ALDEA PERO NARUTO Y SAKURA TENDRAN QUE PELEAR CON EL PARA QUE NO SE LLEVE A YUKIKO BUENO CONTI ME LEI TODOS LO CAPIS BAAYYY genial genial bounce bebedor div dance dance kiss lol! lol! kiss lol!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Lauri
Nivel 6
Nivel 6
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 216
Edad : 18
Localización : perdida en el mundo de arhabesta *-*
Fecha de inscripción : 25/07/2011

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Jue Jul 28 2011, 05:16

CONTII CONTI QUIERO SAVER QUE BA A PASARA KE NO SE LLEBA A YUKIKO PORFIII BUENO ES DECISION TULLA PERO ESTA genial genial CONTINUALO PRONTOO [i]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MijsAdia
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 12
Edad : 23
Fecha de inscripción : 28/05/2010

MensajeTema: Capítulo 10   Dom Nov 20 2011, 00:32

CAPÍTULO 10: UN ADIÓS INFINITO





“Entraste en mi vida de repente,
sin ni siquiera darme cuenta.
Me prometiste que estarías
a mi lado para siempre,
pero me mentiste.”






-¡Vamos Yuki-chan!-dijo Saiko entusiasmado-¡Quiero enseñarte algo!

Sabía que era un sueño, porque ya lo había vivido antes, pero aun así no podía dejar de sonreír. Era como si pudiera revivir aquel día, como si nada hubiera pasado en el futuro, era tan nostálgico… Por fin volvía a ser feliz.

Todavía permanecía en mi mente grabado aquel olor a tierra mojada, y tan bien el sonido de la nieve bajo mis pequeños pies. El viento gélido nos azotaba en el rostro mientras corríamos entre los árboles, pero a Saiko parecía no importarle, porque reía alegremente mientras me agarraba de la mano y tiraba de mí. Yo me contagié y empecé a reír también, uniéndome a su coro de risas.

De pronto dejamos de ver árboles a nuestro alrededor, porque en frente nuestra yacía una enorme y hermosa cascada, que llevaba en ella unas cristalinas aguas. También había pequeños arbustos llenos de vida y cortos árboles repletos de frutas surcando el lago que estaba bajo los pies de la cascada, que misteriosamente, no tenía ni un copo de nieve. Todo aquello era un paraíso para mí.

-¡Ya hemos llegado!-dijo Saiko entusiasmado- ¡Este es mi escondite secreto! ¿Te gusta?

-¡Es precioso!-exclamé mientras corría hacia el agua-que extraño, aquí no cae nieve, y tampoco esta nevado.

-La verdad es que es un lugar bastante extraño… ¿Sabes qué? Es tan extraño y hermoso como tú.- me dijo sonrojado mientras me sonreía.

Sentí que mis mejillas ardían, junto al armonioso sonido de los latidos de mi corazón. Sin darme cuenta di un paso en falso hacía atrás, cayéndome de lleno bajo las heladas aguas del lago. Intenté mover mis brazos rápidamente para nadar hacia la superficie, pero por más que lo intentaba, más bajaba hacia el fondo. Sentí como el oxígeno de mis pulmones se agotaba y sentía la necesidad de coger más, pero no había más a mi alcance. Unas lágrimas empezaron a colarse por fuera de mis ojos, <<¡No quiero morir!>> gritaba en mi mente, <<¡No ahora que por fin he vuelto a ser feliz!>>. Sentí como la inconsciencia se adueñaba poco a poco de mí… Fue entonces cuando sentí unos brazos que rodeaban mi cuerpo y me subían hacia la superficie.

-¡Yuki! ¡Yuki, reacciona! ¡Despierta por favor!

Al abrir mis ojos me encontré con los suyos mirándome fijamente. Mi cuerpo estaba empapado y frío, pero sus acogedoras manos calentaban mi rostro.

-¡Menos mal! ¡Creí que habías muerto!-me abrazó fuertemente, pude sentir como unas cuantas cálidas gotas caían sobre mi hombro y, inconscientemente, correspondí su abrazo. <> me dije a mi misma en aquel momento, jurando que protegería a todos, pasara lo que pasara, para así impedir que nadie volviera a llorar.

Sí, aquel era uno de los mejores recuerdos que había pasado junto a Saiko y sin duda uno de los que más me gusta recordar ¿y por qué? No sé, quizá porque pude ver el lado más sincero de su corazón o simplemente porque sonreía sin ningún matiz de preocupación. Solo sé que aquel día era el más feliz de mi vida.

Las manos de Saiko se trasladaron de mi cara hacia mi cuello y empezó a apretar lentamente. Aquello no tenía que estar pasando, no formaba parte de mi pasado... ¿Qué estaba pasando?

-S-Saiko… ¿Qué estás… haciendo? Me estas ahogando…

Miré sus ojos durante un instante y pude ver como cambiaban, mientras reía estridentemente con malicia. Ya no era el Saiko que conocía.

-¿Cómo se siente cuando descubres que tu mejor amigo te ha traicionado, Yukiko?

-¿… Oro… chima… ru…?

Tenía miedo, todo aquello no tenía que estar pasando, era imposible que Saiko me hubiera traicionado. Sus ojos terminaron de cambiar y pude ver con lucidez el brillo de sus ojos amarillos con aquel color violeta alrededor de sus párpados, los mismos ojos de Orochimaru, y también su misma mirada. Mis pulmones empezaron a pedir a gritos aire, el aire que yo no les podía dar, y poco a poco mis ojos se empezaron a cerrar con cansancio, hasta que deje de oír la risa malvada de Saiko.



Me desperté sobresaltada, con mi rostro chorreante de sudor. Seguía en la habitación del hospital, que se sentía fría y solitaria, a la vez que resonaba los truenos y las fuertes gotas de lluvia golpeaban la ventana. El silbido del viento entraba en mis oídos hasta hacerme entumecer. No dejaba de recordar aquella pesadilla, impulsada por la conversación del día anterior con Kakashi-san.

…………


-¡Si nunca… si nunca hubiera nacido… nadie habría muerto…!- dije mientras lloraba-¡Ni mi madre… ni mi padre… ni siquiera Saiko…!

Me escocían los ojos y la garganta, pero aun así no podía evitar que las lágrimas salieran de mis ojos. Sentía tanto dolor dentro de mí, tanto vacio… quería expulsarlo todo, quitarlo de mi cuerpo, pero cuanto más que lo intentaba más me pesaba el corazón.

-Yukiko, hay algo que debo contarte.-me dijo Kakashi con un tono serio.

Lo miré con atención y de los labios de Kakashi empezaron a salir palabras absurdas, palabras que no entendía, unas palabras que eran equívocas frente a mi realidad. Debía de estar bromeando, era imposible, totalmente imposible. Sin quererlo sus palabras empezaron a retumbar en mis oídos…“Saiko no es la persona que piensas que es Yukiko, él solo te ha estado mintiendo.” Mis ojos se abrieron sin aun salir de mi desconcierto y mi cuerpo empezó a temblar.

-… ¿Es… estás diciendo que el tiempo que pasé con Saiko… ha sido todo una mentira? ¿A qué te refieres? Sabes que no me gustan las bromas pesadas ¿no?

Le miré fijamente a los ojos, intentando reír, esperando que me dijera que era una broma, pero Kakashi bajó la mirada, vacilando si decírmelo o no, para más tarde subirla poniendo el semblante más serio que pudo para contestarme las palabras que más me chocaron en toda mi vida.

-Saiko era un aliado de Orochimaru, y fue llevado a la aldea para buscar información sobre jutsus prohibidos junto con Toichi, hasta que te encontró a ti. Y fue así como Orochimaru se fue interesando por ti, por eso Toichi te implantó el Kyubi, para acabar con Konoha con la ayuda de tu poder. Al parecer tus padres empezaron a sospechar y pidieron ayuda a Konoha. Por eso me enviaron a mí, para protegerte e investigar a Saiko. Lo siento por no habértelo contado antes…

Ahora lo entendía todo, no era que mis padres querían que fuera ninja, sino que querían proteger a la aldea. ¡Qué tonta había sido todos estos años, creyéndome toda aquella sarta de mentiras! Hasta la persona en la que más había confiado me había traicionado.

-… lo siento… princesa… creo que no te lo debía haber dicho.

-¿Princesa…? ¡¿cómo te atreves a llamarme princesa si ni siquiera pude proteger a las personas que más me importaban?! ¡Y sin ni siquiera darme cuenta de que todos ustedes me habían estado engañando todos estos años!

-¡Pero si tú no…!

-¡Déjenme sola!-grité llorando-por favor…

Todos salieron resignados de aquella habitación. Yo destrozada empecé a llorar fuertemente hasta que caí a manos del sueño.



…………………



Todo me estaba dando vueltas y no podía ver con claridad. El eco de los rayos me hacía mella en los oídos. Intenté ordenar mis pensamientos, pero estos no dejaban de pasearse desordenadamente por mi mente. No me podía creer todavía que me habían mentido, sobre todo la única persona en la que realmente confiaba… ¿Es que no era capaz de diferenciar entre lo que era verdad y lo que era mentira?

Solté un grito ahogado cuando de repente empecé a sentir un fuerte y puntiagudo dolor, consumiéndome como si una llamarada de fuego me quemaba poco a poco por dentro. En un intento de calmarlo puse mi mano sobre él y clavé mis uñas sobre el sello maldito mientras sentía con mis dedos su palpitar.


-Hola Yukiko, ¿Me has echado de menos?

-¡No! ¡Tú otra vez no! ¡Lárgate! ¡Vete de mi cuerpo ya!-grité, aun sabiendo que solo se me oía a mí en la habitación.

-¿Por qué me tratas así? Con todo lo que hemos pasado juntas…

-¡¡He dicho que te vayas!! ¡¡Déjame en paz!! ¡¡No quiero oírte más!!-dije tapándome fuertemente los oídos.

-Pero Yukiko, por favor, las dos sabemos que aunque te tapes los oídos me seguirás oyendo, porque las dos somos una.

-¡¡Eso es mentira!! ¡¡Tú no eres yo!!

Comencé a pensar en cuando había perdido la memoria, en toda aquella tranquilidad que había sentido estando con Naruto y mi felicidad al verlo sonreír ¿era demasiado tarde para volver a aquellos tiempos?

-Ay Yukiko, Yukiko… ¿no te das cuenta de que te están mintiendo?

-¿Mintiendo?

-¡Claro! ¿es que no te habías dado cuenta? ¿no te parece raro que te traten tan cariñosamente siendo solo una desconocida sin recuerdos?

-¡M… mentira! ¡Solo lo estás diciendo para engañarme y volver a tomar el control de mi cuerpo como lo hiciste aquella vez!

-Por favor Yukiko, ¿crees que haría algo tan egoísta? Yo solo cumplo los deseos que refleja realmente tu corazón ¿no te acuerdas el odio que le tenías a toda aquella gente y las ganas que tenías de matarlas? que pena que aquel estúpido Kakashi nos detuviera ¿no crees?

-¡Cállate! ¡No quiero oírte más! ¡Además Naruto y los demás se preocupan por mí porque hemos creado un fuerte vínculo entre nosotros!

-Por Dios Yukiko, ¿otra vez con eso? ¿no tuviste suficiente con Saiko? ¿es que quieres sufrir otra vez?

-No me pasará lo mismo.

-Ya claro, y después te pasa lo que te pasa, ¿es que no lo sabías? Todo vínculo con otro ser humano hace daño, da igual todo lo que hagas para evitarlo.

-¡¡¡Mentira!!!

-Naruto solo te está manipulando para que encuentres a Sasuke, y después te dejará tirada y se olvidará de ti como si fueses un trapo sucio y viejo, al igual que Tsunade y los demás, solo te siguen protegiendo para encontrar los cristales de tus padres y quedarse con todo su poder, ¿te crees que todos las personas son buenas solo porque lo aparentan? pobre inocente…

-¡¡¡Mentira!!! ¡¡¡es todo mentira!!!

-Por favor Yukiko, deja de mentirte, sé que en el interior crees que tengo razón ¿por qué no dejas que te ayude a sentirte mejor?

-¡No! ¡déjame en paz! ¡deja de comerme el coco!

-Dime Yukiko, ¿qué es lo que realmente deseas?

-… ¿Lo que realmente deseo?

-Sí, venga dímelo, sin compromiso, dime lo que realmente desea tu corazón.

-Yo… solo quiero… dejar de sufrir…

-¡Genial! Yo puedo concederte ese deseo.

-¿En serio?

-¡Claro! te quitaré todo ese dolor que sientes y dejarás de sufrir para siempre, no tendrás que preocuparte de nada nunca más.

-¿Y qué me pasará?

-Absolutamente nada, ya sabes que tu cuerpo es también el mío, no tendrás que preocuparte de nada, solo dejarte llevar…

-¿Sólo eso?

-Sí, solo eso.

-… De acuerdo…

-Perfecto…

Poco a poco dejé de sentir nada, y me sumergí en un silencio absoluto donde no había nada en que pensar ni nada por el que sufrir, mientras iba perdiendo la conciencia. Ya no había nada, ni malos ni buenos recuerdos. Nada, absolutamente nada. Ni siquiera tenía la capacidad de pensar.

La oscuridad me había absorbido por completo.


-Ahora empieza la diversión, ¡pobre Yukiko! Ya no volverás a despertar nunca más, por fin me he apoderado de tu cuerpo y de tu mente. Disfruta del silencio, para siempre…




Continuará………………………..
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anto-chan(:
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 129
Edad : 25
Fecha de inscripción : 19/01/2011

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Dom Nov 20 2011, 05:33

ME ENCANTÓ! Lo leí todito de una veeeez :D Escribis muy bien! Espero la continuacion con muchas ansiaaas :)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
MijsAdia
Nivel 1
Nivel 1
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 12
Edad : 23
Fecha de inscripción : 28/05/2010

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Miér Sep 12 2012, 23:14

¡Hey, he vuelto! aquí les dejo el capítulo 11, donde las cosas se ponen aún más interesantes... (risa malvada)... ya por fin saldrá Sasuke en el siguiente capítulo, no temais, prometo terminarlo pronto... espero. Bueno dejemos las escusas de por qué no he podido terminar el capítulo antes y comenzad a leer ^^.



CAPÍTULO 11: EL FINAL DE LOS DÍAS


“Si yo sé que tú eres, y tú sabes que yo soy,
¿Quién va a saber quién soy yo cuando tú no estés?”


Hacía días que Yukiko seguía ingresada en el hospital sin querer ver a nadie, ni siquiera a mí, que era la persona más cercana a ella. Estaba preocupado, no podía dejar de pensar en el sufrimiento que estaría pasando en aquella habitación solitaria y fría, junto al eco de sus pensamientos. Había intentado ir a verla miles de veces, pero no conseguía acercarme a ella, me arrepentía tanto de haberla dejado ir a aquella misión…

No sé cuantas horas me había pegado sentado en aquella silla de la sala de espera del hospital, removiendo sin parar aquel café frío que llevaba entre las manos. En él podía ver reflejado las dolorosas ojeras violetas que había bajo mis ojos y mi cara pálida como la pared del hospital, se notaba que había tenido pesadillas todos aquellos días desde que Idaira… no… Yukiko nos había contado su pasado, ¡y yo queriendo saberlo desde tiempo atrás! Ojalá nunca me hubiera obsesionado con buscar sus recuerdos y hubiera aprovechado al máximo todo tiempo posible para hacerla feliz a mi lado, ahora ya era demasiado tarde. Ya no era la Yukiko que había conocido, ya no tenía esa sonrisa inocente en sus labios ni el aire de niñez en sus ojos, ya no daba saltitos de emoción ni hacía lo posible por hacerme feliz, ya no hacía aquellas preguntas sin sentido de amnésica ni organizaba excursiones por el bosque para invitarnos a todos a hacer un picnic en aquella cascada donde la encontré. No, ya no era ella, aquella misión me la había cambiado por una Yukiko atormentada por su pasado, culpable de si misma. Su sonrisa se había cambiado por una mueca defectuosa, y sus ojos juveniles por una mirada llena de dolor, incluso su pelo había dejado de brillar de aquella forma tan natural que tanto me gustaba peinar por las noches bajo la luz de la luna.

No dejaba de atormentarme aquella idea de culpabilidad. Si no la hubiera dejado ir, si la hubiera convencido y la hubiera protegido entre mis brazos para hacer que nunca dejara de sonreír. Sin darme cuenta se había convertido en alguien importante en mi vida, en alguien irremplazable.

-Naruto… - dijo Sakura mientras se acercaba lentamente a mí para secarme las lágrimas que sin darme cuenta se habían colado de mis ojos.

Sin pensárselo dos veces me abrazó. Fue el estímulo necesario para que emanara sin parar las lágrimas que había estado escondiendo con tanta fuerza en mi interior.

Sasuke… ¿acaso todo el sufrimiento que podía ver reflejado en Yukiko lo habías tenido tú? ¿Desaparecerá ella como lo hiciste tú? No podía imaginarme pasar otra vez por el mismo calvario, todos aquellos años buscándolo para después encontrarlo y alejarse con la misma, ¿acaso Yukiko cambiará como lo hizo Sasuke? No podía permitirlo, tenía que hacerla despertar ahora que estaba a tiempo.

En el momento en el que me levante de la silla se pudo oír un grito devastador que rasgó fuertemente el aire del hospital, haciendo que recorriera toda el área de esta.

-¡Es la voz de Yukiko!

Sakura y yo empezamos a correr por los pasillos, esquivando a las enfermeras y a los pacientes, hasta que llegamos a su habitación. Cuando la abrí se me abrieron los ojos desmesuradamente y mi cuerpo empezó a temblar. Yukiko gritaba de dolor en su cama mientras se agarraba fuertemente la cabeza, rodeada de un aura oscura y violeta. De sus ojos salían hilitos de sangre, al igual que de su cabeza, que empezaban a salir en la zona de sus orejas unos ensangrentados cuernos afilados, uno grande y dos pequeños, y sus orejas se alargaron como los de un duende. Su pelo empezó a crecer rápidamente, tapándole parte de la cara y su piel se oscureció. Sus colmillos se agrandaron y se afilaron, y sus ojos empezaron a cambiar. Las pupilas se estrecharon como las de un gato y su iris cambió de un color azul a un color amarillento, también la zona blanca de sus ojos se volvió totalmente negra.

Mientras su cuerpo experimentaba todos esos cambios, Yukiko no dejaba de gritar, era un grito descorazonador, lleno de dolor, hambriento de paz. No podía soportarlo. No podía verla así, no comprendía lo que estaba pasando, ¿acaso el sello maldito la estaba poseyendo?

De repente dejó de gritar y la habitación se quedó en silencio. El tic tac del reloj de pared que estaba en aquella estancia empezó a resonar.

-¿…Yukiko…?

Movió su rostro hacía mí para mirarme a los ojos. Tenía una malévola sonrisa en sus labios, cosa que me desconcertó bastante. Comenzó a reírse como una loca, como si en la vida no hubiera tenido la ocasión para hacerlo. No comprendía nada.

-¡Naruto! pero que sorpresa más agradable, ¿por qué no vienes a abrazar a tu querida prima?- Me dijo sin dejar de mirarme de aquella forma demoniaca que empezaba a aterrarme.

-Yukiko… ¿Qué te ha pasado?-dije.

Hice ademán de querer acercarme a ella, pero Sakura me detuvo.

-¡No vayas! ¿No te das cuenta de que esa de ahí no es la Yukiko que conocemos?

La miré por unos instantes sin saber lo que hacer, estaba asustado, no quería perder a Yukiko ni tampoco hacerle daño. ¿Qué debía hacer? Di un paso hacia atrás.

-¿Por qué te alejas de mí? ¿Acaso no ibas a estar a mi lado para siempre?...-dijo mirándome tristemente, para después ocultarse el rostro-… mentiroso...

El aire de nuestro alrededor comenzó a ponerse tenso y a moverse de forma rápida y violenta. El aura púrpura iba aumentando a medida que la cara de Yukiko iba marcándose más y más. Todavía puedo recordar sus ojos radiantes de odio.

-¡¡¡MENTIROSO!!!

La velocidad del viento aumentó de tal manera que podía hacernos pequeños cortes en la piel y lanzarnos contra la pared. En un abrir y cerrar de ojos la temperatura de la habitación se volvió fría bruscamente, haciendo que aparecieran pequeñas escarchas a nuestro alrededor.
De la espalda de Yukiko salieron unas grandes alas de murciélago que, moviéndolas enérgicamente, comenzó a flotar en el aire.

-¡¡¡Sois todos unos mentirosos!!! ¡¡¡Os arrancaré la lengua para que nunca volváis a mentir!!! ¡¡¡Así podréis sentir el dolor como lo he sentido yo!!!- gritó con todas sus fuerzas mientras en su boca se dibujaba una sonrisa llena de locura. Segundos después inundó todo el hospital con aquella risa macabra.

-Yukiko… despierta por favor…- dije jadeando por culpa de la presión del aire- no dejes que te domine el sello maldito…

-¡¡CÁLLATE!! – gritó para después clavarme una lanza de hielo en el pecho.
Pude sentir aquel gélido objeto atravesando mis órganos y enfriándome la sangre, que salía lentamente de la herida y me empapaba la ropa. El dolor comenzó a nublarme la mente y los sentidos, empecé a oír lejanamente los sonidos que había a mi alrededor, y la vista se me nubló al cabo de unos segundos. Vi como Yukiko se ponía las manos en la cara y con los ojos fuera de sí empezó a reír de forma extraña y repitiendo:

“Con esto dejaré de sufrir para siempre ¿verdad? ¿verdad?”


Mis ojos se fueron cerrando a la vez que comenzaba a oír la voz de Sakura llamándome desesperadamente. Antes de que se cerraran pude ver por unos instantes a una Yukiko pequeña llorando y protegida por una bola uniforme de color violeta oscuro. En ese momento me di cuenta que ya era demasiado tarde para ella, porque ya estaba totalmente sumida en la oscuridad.





-¡¡NARUTO!!-grité una y otra vez cuando su cuerpo dejó de responder.

Me acerqué a él y le tomé el pulso. Su pulso era débil, pero todavía seguía vivo. Tenía que curarlo lo antes posible o sería tarde para él. Miré hacia atrás y vi como Yukiko seguía riéndose. Su mirada no dejaba de recordarme a la de Sasuke cuando enloqueció en el bosque prohibido durante el examen chunnin. Tenía que actuar rápido para poder curar las heridas de Naruto, pero estaba tan confusa que sentía que la presión y el odio impedían que pudiera pensar con claridad.

Si no fuera por culpa de esa chica, Naruto no hubiera estado tan confuso como para tener la guardia baja y dejarse herir de aquella forma, y solo por culpa de aquella odiosa chica que engatusaba a todo el mundo con su sonrisa. Comencé a odiarla cada vez más, hasta que concentré todo mi chakra en mi puño derecho y arremetí contra ella. Un segundo antes de mi impacto, una pared de hielo bloqueó mi ataque. Me quede paralizada, nunca antes alguien había sido capaz de detener ese ataque de tal calibre. Di rápidamente un paso hacia atrás y observé aquella capa de hielo. No tenía ni un solo rasguño. Comencé a analizarlo con la mirada hasta que me di cuenta que estaba compuesto con chakra, haciendo que se endureciera de tal manera que era más duro que incluso el diamante, en otras palabras, mis ataques físicos no tendrían ningún efecto sobre él. Mi rostro comenzó a empaparse poco a poco en sudor frío y mi cuerpo empezaba a entumecerse, debía salir de aquella habitación junto con Naruto o aquel frío no tardaría en petrificarnos vivos.

-“Son unas técnicas bastantes efectivas”- pensé.

En un instante Yukiko dejó de reír y empezó a surgir de su piel numerosas formas oscuras que parecían serpientes que se enroscaban en su piel. Volví a mirar a su rostro que se ocultaba bajo su pelo.

-Vaya, vaya, vaya… por fin tengo el gusto de conocer a la famosa “Sakura-san”

La cara de Yukiko dejó de ocultarse, dejándome ver que sus ojos habían vuelto a cambiar, y que cada vez se parecían más a los de Orochimaru. Su voz sonaba mucho más sería, pero a la vez burlona.

-¡¿Quién eres?! ¡Contesta!-reclamé.

-Se podría decir que soy la parte más oscura de Yukiko,-dijo para después soltar una carcajada y volver a hablar- aunque me suelen llamar “sello maldito”.

-¡¿El sello maldito?!

-¿Por qué te sorprendes tanto? ¿acaso pensabas que nosotros no hablábamos o qué?

-¡Eso es imposible! ¿desde cuando un sello maldito es capaz de pensar y hablar? ¡No me hagas reír! El sello maldito es solo una técnica oculta.

-¡Cállate ya! No tengo ganas de oír esa voz tan chillona que tienes-dijo desapareciendo de mi vista y reapareciendo en mi espalda-¿qué tal si te hacemos un trasplante de cuerdas vocales? Será divertido.

Y justo al acabar de acabar de hablar se me acercó al cuello con un kunai de hielo, mientras me agarraba el brazo izquierdo clavándome sus afiladas uñas. Estaba a punto de rajarme el cuello cuando apareció Tsunade-sama queriendo darle un puñetazo, pero lo esquivó rápidamente dando una pirueta por encima de mi cabeza y alejándose considerablemente.

-Vaya, vaya… parece que tu querida sensei te ha salvado.

-¡Tsunade-sama!-dije mientras caía de rodillas al suelo. El frío de la habitación había aumentado tanto que mis piernas se habían dormido, haciendo que me costara moverlas.

-¡¿Qué está pasando aquí?!

-De repente Yukiko enloqueció y comenzó a atacarnos, y ahora supuestamente el que está atacando no es Yukiko, sino su Sello Maldito.

-¿Es que todavía no te lo crees? Mira que es cabezota la niña, ¿quién la ha educado de esa forma?

-¿Realmente eres el Sello Maldito?- le preguntó Tsunade-sama seriamente.

-¿Otra vez? Sí,… soooy… el Seeello… Maldiiito… de Yukiiiiko…-decía alargando las palabras, como si así lo pudiéramos entender mejor- es que yo no sé como os enseñan aquí, vamos.

-¿Qué le has hecho a Yukiko para que se ponga de esa manera? ¡contesta!- le reclamó Tsunade-sama.

-Me encantaría charlar con ustedes mientras nos tomamos una taza de té, pero la verdad prefiero disfrutar de mi libertad, ¡que llevo sin salir 10 años!

Y diciendo esto, salió por la ventana y, después de despedirse de nosotros con una sonrisa burlona y un movimiento enérgico de mano, se alejó volando rápidamente hacía las afueras de Konoha.

-¡No hay que dejarla salir de Konoha! ¡Rápido Sakura, contacta con todos los ninjas que estén disponibles en la aldea y mándalos a que traigan de vuelta a Yukiko!

-¡Sí, Tsunade-sama!-dije mientras salía de la habitación.



-Me temía que esto acabaría pasando…- dijo Tsunade mientras cogía a Naruto y lo llevaba a Cuidados Intensivos.




Continuará…………


¿Qué pasará ahora con Yukiko? ¿despertará algún día o el Sello Maldito la poseerá para siempre? ¿Naruto se salvará? ¿Sasuke aparecerá de una vez por todas o la historia acaba sin verle el pelo? Todas estás preguntas y más se resolverán en el siguiente capítulo, ¡no os lo perdáis!

Bueno espero que les haya gustado, y no olvideis escribir que opinais del capítulo, que os conozco vagos ¬¬, espero que os hayais quedado con más porque en el siguiente capítulo habrá una aparición de Sasuke contra... ¿quién será? ¡no os lo perdaís! y recemos para que Sasuke vuelva ya a Konoha... *o*

Ja ne!! :3

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Yue Sadica EmO
Nivel 4
Nivel 4


Femenino
Cantidad de envíos : 104
Edad : 21
Localización : Tratando de borrar mi cuenta ¬¬ ¿alguien me dice como?
Fecha de inscripción : 14/10/2012

MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   Mar Nov 20 2012, 08:21

genial genial win win
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..   

Volver arriba Ir abajo
 
*Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» *Recuperando las Esperanzas*(NaruSaku)(SasuYuki)(SakuSasu)..
» Debate NaruHina vs. NaruSaku
» Recuperando lo perdido (Vivir de Nuevo-SegundaParte)
» El ultimo año de preparatoria [SasuHina y NaruSaku] :3
» Junto a ti / One-shot ¡Narusaku!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Hyuga :: Sección de Historias. :: Fanfiction Anime/Manga-
Cambiar a: