Foro Hyuga


 
PortalÍndiceGaleríaCalendarioFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
AutorMensaje
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Jul 11 2010, 08:02

Jeje, bueno, si la culpa es de Naruto.
Hola chicas, les traigo la conti ^^

------

Capitulo 10: No te perderé.

-La perdí… la perdí para siempre.

Unas lágrimas salían de los ojos azules del rubio, todo había salido pésimo el día de hoy, desde el regreso de Ayumi, hasta la noticia de la boda de Hinata con Gaara ¿Por qué fue tan estúpido y no hizo algo antes? Ahora ya era muy tarde, demasiado… era seguro que Hinata no sentía nada por él si había decidido casarse con el pelirrojo, ya todo estaba perdido.

-¡Mierda! – Se dejó caer de rodillas al suelo golpeándolo con sus puños, los cuales quedaron algo lastimados – Hinata… ¿Por qué?

En ese momento, y como si no faltara más, comenzó a llover intensamente, acompañando las lágrimas de Naruto, dejándolo empapado en tan sólo segundos. Pero él no se movía del lugar, parecía una estatua ahí, solo y triste.

He perdido las ganas de seguir
Buscando una verdad
Cruel destino, lejos te llevó
Sin aviso ni razón

Cada noche te apareces y me ves sonreír
Sé que no es real pero te puedo sentir

El Rubio comenzó a caminar desolado por las calles, sin importarle la lluvia que lo mojaba. Estaba mal.

-¿Por qué fui tan idiota? ¿Por qué tuve que perderte Hinata?

Y las preguntas no dejaban de rondar su cabeza y una y otra vez se reclamaba por ser tan idiota, por haberlo arruinado todo.

Y tú te vas, entre las sombras de ayer
Y tú te vas, no hay nada más que nos pueda salvar.

Los recuerdos, que nunca volverán
Me atraen más a ti

Te he buscado tantas veces no parece haber fin
Solo quiero unos segundos para estar junto a ti

Y tú te vas, entre las sombras de ayer
Y tú te vas, no hay nada más que nos pueda salvar
Ohhh

Cada noche te apareces y me ves sonreír
Solo quiero unos segundos para estar junto a ti

Y tú te vas, entre las sombras de ayer
Y tú te vas, no hay nada más que nos pueda salvar
Si tú no estás, no me puedo salvar.

Siguió caminando hasta llegar al lugar donde había dejado estacionado su auto, se subió a él con la mirada perdida y encendió el motor.

-Toda mi vida es una basura…

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Hinata por su parte, había quedado desconcertada con la mirada de Naruto ¿Por qué la miró de esa forma? Era como si algo en su interior se hubiese roto, pero Hinata no se lo explicaba.

-¿Qué debo hacer? ¿Habré tomado la decisión correcta al aceptar casarme con Gaara-kun? – Se preguntó la ojiperla mientras se dejaba caer de espaldas sobre su cama, vistiendo ya su ropa de dormir.
Dirigió su mano derecha hacia su corazón y lo sintió latir con fuerza al recordar los únicos besos de Naruto, los que la hicieron tan feliz y tan desdichada al mismo tiempo.

-Naruto… ¿Por qué tengo que amarte así? – Ese sentimiento ¿Qué sacaba con casarse con otro si ese sentimiento por Naruto aun seguía ahí, intacto? A pesar de querer olvidarlo… - ¿Por qué es tan difícil?

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

La noche había sido larga y dolorosa para Naruto, había estado tomando como nunca, porque ya nada iba a ser igual en su vida, la había perdido para siempre a ella, a su Hinata.

Y así llegó el día, acompañado de los tenues rayos del sol, las nubes negras en el cielo, y el dolor en los corazones de Naruto y Hinata.


La ojiperla se levantó temprano para irse al trabajo y de paso seguir investigando sobre lo recién descubierto, quería hablar directamente con Shikamaru y así disipar todas sus dudas. Al salir se extrañó de que Naruto aun no estuviese listo, ya era bastante tarde incluso para ella, era el colmo que aun no saliese de casa.

-Este Naruto ¿Cuándo aprenderá? – Se preguntó como si estuviese hablando de un niño al que tuviera que cuidar para que no hiciera travesuras – Mejor voy a verlo – Golpeó la puerta pero no obtuvo respuesta, la volvió a golpear pero sucedió lo mismo.

Ya al tercer golpe le pareció extraño, así que decidió entrar con la llave que comúnmente Naruto escondía bajo el tapete, por si se le llegaban a perder sus llaves.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Sasuke ya estaba en la comisaría arreglando algunos asuntos sobre casos de asesinato, muy recientes y todos muy parecidos. Estaba tratando el asunto con una enfadada Sakura que evitaba en lo más posible su mirada, aun no podía olvidar lo del otro día.

-¿Dices que a todos les faltaba algún órgano del cuerpo? – Preguntó el azabache a lo que la pelirrosa solo asintió con el ceño fruncido.

-Se trata de un típico caso de tráfico de órganos supongo yo, aunque no se muy bien cual es el patrón por el cual se guía el asesino, la verdad es que no encuentro conexión entre ninguna de las víctimas – Mientras decía esto cruzó una de sus piernas por encima de la otra y Sasuke se le quedó viendo en ese momento, con cara de idiota.

-Eh… si, tal vez no haya un patrón definido – Desvió su mirada hacia unas plantas, reprochándose lo pervertido que se había vuelto al estar viendo las piernas de Sakura, eso era propio de Naruto, no de él – Como sea lo más importante ahora es encontrar al responsable de esto.

-Si, ya lo se – Dijo Sakura dando un hondo suspiro – Pero se ve algo difícil – Se puso de pie dejando la carpeta que tenía en sus manos sobre el escritorio de Sasuke – Espero que podamos encontrar al culpable.

-Si, yo también.

Sasuke se le quedó viendo mientras ella abandonaba la oficina sin decirle nada acerca de lo del otro día. Parecía como si ya lo hubiese olvidado, o como si nunca hubiese pasado, y eso lo dejó muy frustrado.

-¿Así que a eso quieres jugar? – Dijo mirando la puerta entrecerrada – Pues entonces atente a las consecuencias.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Sai había ido como nuevo recadero a dejar un informe al capitán Kakashi, como Tenten aun estaba convaleciente, el comisario había decidido convertirlo en su secretario personal.

-Si no fuera por Sakura ya te habría matado Sasuke Uchiha – Decía muy molesto al entrar en la academia. Se dirigió a donde estaba la oficina de Kakashi y entró sin golpear la puerta, no era su costumbre ser muy educado.

-Eh, has entrado sin golpear – Lo regañó el peli plateado, mientras aprovechaba de esconder su preciada novela.

-¿Y eso que? – Le preguntó el moreno.

-¿Qué tal si estoy haciendo, ejem, algo privado y tú entras así? Para la próxima vez por favor golpea – Dijo mientras se aclaraba la garganta.

-Bueno, yo solo venía a dejar esto – Dejando los informes sobre el escritorio – Ahora me voy, tengo cuentas que arreglar con el Uchiha bastardo ese.

-Uh, parece que no se llevan muy bien – Bromeó Kakashi. Sai solo le dirigió una mirada que lo dejó helado, así que prefirió quedarse calladito.

Sai salió de la oficina, y se quedó mirando por un momento las instalaciones.

-Bueno, ya que estoy aquí nada pierdo con echar un vistazo antes de irme – Comenzó a caminar por un pasillo.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Botellas de alcohol tiradas en el piso, todas vacías, eso era lo que había encontrado Hinata al entrar al apartamento del rubio.

Caminó hasta su cuarto y lo encontró tirado boca abajo en la cama, apretando con fuerza otra botella.

-Naruto, cielos – Se le acercó para despertarlo – Naruto despierta ¿Cómo es posible que estés así?

-¿Hinata… eres tú? – Balbuceaba el rubio, abriendo lentamente sus ojos azules, y demostrando el estado tan lamentable en el que se encontraba.

-Claro que soy yo – Le respondió la ojiperla en tono de regaño - ¿Qué creías que estabas haciendo? Estás muy borracho Naruto – Le decía mientras lo ayudaba a levantarse para llevarlo a la ducha y que espabilara un poco.

-Perdóname Hinata…

-Que te perdone nada – Le quitó la botella que aun aferraba con su mano derecha – Deja eso, voy a ayudarte – Comenzaron a caminar hacia el baño - ¿Por qué te has puesto así?

-Porque… ya estoy harto de todo… ya no quiero seguir con esto… - Respondía débilmente, aun mareado por el efecto del alcohol. Hinata no entendió muy bien sus palabras y se limitó a tratar de despertarlo.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Al salir a la calle Sakura suspiró con pesadez. Hacer como si nada hubiese pasado no era nada fácil, pero ya estaba harta de reaccionar como él siempre se lo esperaba, era como si Sasuke leyera sus movimientos, y ya no iba a darle en el gusto.

-Muy bien Sakura, deja de pensar en idiotas y mejor ponte a trabajar, es un caso difícil – Se dijo para animarse, y comenzó a caminar hacia el estacionamiento.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

-Es inútil, soy pésima.

Ino se lamentaba en la sala de práctica de tiros, no podía dar en el centro y con suerte le daba a la figura. Siempre había tenido una pésima puntería, pero esperaba mejorar aunque sea un poco esta vez, solo que al parecer su voluntad de hacerlo no era suficiente.

Volvió a tomar la pistola entre sus manos delgadas para volver a obtener el mismo resultado, un tiro que no llegó ni a tocar la mitad de la figura humana a la que debía disparar.

-Oh, maldita sea – Dejó el revolver sobre la plataforma, muy enfadada por su falta de puntería.

-Debes hacerlo de esta forma – Alguien le habló al mismo tiempo que levantaba el arma y disparaba hacia el blanco, dando en el centro perfectamente. Ino se quedó impresionada sin mirar aun al ejecutante de aquel tiro - ¿Ves? Debes fijar tu vista en el objetivo y así lograrás darle – Él puso el arma entre las manos de la rubia y fue cuando ella lo observó detenidamente.

-“Cielos, ¿Pero quien es? Es muy guapo” – Enseguida sus mejillas tomaron un tono rojizo – Di-disculpa ¿Cómo te llamas?

-Puedes llamarme Sai – Respondió él, situándose a espaldas de la joven y sosteniendo el arma con sus manos y las de ella a la vez – Mira con atención el objetivo.

-Ajá – Ella asentía tratando de poner atención en sus palabras y de evitar en lo más posible el sentimiento de vergüenza que estaba sintiendo al tener tan cerca a ese chico.

Según sus instrucciones disparó y si bien no dio en el centro, esta vez lo hizo mucho más cerca que las veces anteriores. Sai se alejó de ella dándole una sonrisa.

-Lo has hecho mejor esta vez.

-Gracias – Le dijo ella con una sonrisa animada, estaba feliz de haber hecho un buen disparo y de haber conocido a alguien tan lindo – Soy Ino Yamanaka.

-Bueno, yo ya te dije mi nombre – Sai le volvió a sonreír de su forma tan característica – Debo irme ahora, pero sigue practicando, lo harás bien.

-Hai – La rubia le hizo una especie de saludo militar, llevando una mano a su frente.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Hinata le llevó una taza de café a Naruto que ya se veía algo más recuperado. Aun tenía el cabello mojado pues Hinata lo había metido bajo la ducha.

-¿Ya estás mejor? – Preguntó sentándose a su lado.

-Si, gracias Hinata, y perdón por hacer que tengas que cuidar de mi como si fuera un niño – Mientras le daba un sorbo a su café.

-No es nada – Le sonrió Hinata con una gotita en su frente.

-Así que vas a casarte con Gaara – Dijo Naruto de pronto. El tema tomó desprevenida a Hinata, no se esperaba que Naruto fuese a sacar algo así tan de repente.

-Así es, vamos a casarnos muy pronto… aunque aun no sé cuando – Respondió bajando la mirada, le dolía tener que decirle al hombre que amaba que se casaría con otro.

-¿Y estás feliz por eso?

-¿Eh? – La ojiperla lo miró sin comprender su pregunta, pero de todos modos quiso sonar convincente – Claro que lo estoy.

-Debes estar muy enamorada de él, Gaara tiene suerte – Naruto volvió a dar un sorbo a su café, mientras el ambiente se tornaba incómodo para ambos, pero más para ella.

-Po supuesto, cuando alguien se casa es porque está realmente enamorado – Decía la ojiperla aun mirando hacia abajo – Porque… ¿De que sirve casarse si no se quiere a esa persona? Y pues… ya sabes, yo lo quiero mucho.

-¿Pero lo amas? – Las preguntas de Naruto se estaban volviendo en un tono cada vez más demandante, y ahora la miraba directamente esperando una respuesta. Hinata se sentía demasiado incómoda con esa mirada, era como si intentara ver en su interior.

-Si… - Respondió finalmente después de un rato de silencio, aunque sabía bien que mentía.

Naruto volvió a desviar su mirada - ¿Por qué no me lo habías dicho antes? Es decir… que estabas enamorada de él.

-¿Y por que habría de hacerlo? – Le preguntó Hinata ahora ella sosteniendo una profunda mirada que incomodaba a Naruto, pero aun así él la observó.

-Porque somos amigos ¿O no? – Respondió el rubio viéndola fijamente a los ojos.

-Si lo somos… pero tú tampoco me hablaste de Ayumi jamás.

-¿Qué tiene que ver Ayumi en todo esto?

-Todo – Respondió Hinata poniéndose de pie, ya muy molesta porque aun Naruto no entendía nada – Naruto… ya me voy a la comisaría, tengo algo muy importante que hacer y como te veo mejor entonces ya no tengo nada que hacer aquí.

-Está bien, luego nos vemos.

-Hai – La chica salió del apartamento, y una vez afuera se apoyó de espaldas contra la puerta, dando un suspiro – Naruto baka, no cabe duda de que eres un idiota.

-Hinata… - Decía Naruto con tristeza aun sentado en el sillón y viendo el sillón vacío de enfrente, donde estaba sentada Hinata, y donde había estado Ayumi – Ayumi… - Bajó su cabeza - ¿Qué voy a hacer con mi vida?

----

Aquí termina la primera parte de este capítulo ^^
Espero que les haya gustado, ya luego vengo con más jeje.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Jul 11 2010, 08:54

SELENE EL CAP. ESTUVO MUY

NARUTO ES UN BAKA

INO SE ENAMORO DE SAI XDDDDDDD

AHORA QUE PASARA ENTRE SAKURA Y SASUKE

O.o HINATA DE VERDAD SE CASARA CON GAARA

CONTINUALO PRONTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Jue Jul 15 2010, 09:04

Hola! Aquí la conti ^^
Advertencia: este capítulo contiene escenas fuertes.

-------
Sasuke estaba sentado bebiendo una taza de café, al terminarla se puso de pie y salió de la oficina. En ese momento vio llegar a Hinata.

-Hinata, pensé que no ibas a venir.

-Tenía que hacerlo ¿Me puedes dar el teléfono de Shikamaru-kun? Quiero hablar con él –. Le dijo seriamente.

-De acuerdo –. Sacó su celular para buscar el número en la agenda -. ¿Qué hay de Naruto? Lo necesito, se ha presentado un nuevo caso.

-No creo que tenga cabeza para eso –. Respondió Hinata entornando los ojos con cierto sarcasmo en su voz, recordando al Naruto borracho de esta mañana. Le molestaba demasiado que hiciera esas cosas, y más porque no entendía por que lo había hecho.

-¿Qué? ¿Se volvió a emborrachar? –. Sasuke vio como la ojiperla asentía con la cabeza – Era de esperarse. Bueno, aquí tengo el número que querías –. Justo cuando iba a pasarle el número del abogado Nara llegó el agente Lee corriendo como un loco.

-¡Uchiha-san, han aparecido, esta vez se trata de un asalto a un banco, han tomado rehenes! –. Gritó haciendo una pose militar a penas llegó frente al comisario.

-¿Akatsuki? ¿Así tan descuidadamente? –. Se quedó impresionado.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

-¡Todos al suelo o disparo! –. Gritaba Hidan, miembro de Akatsuki, con un revólver en su mano derecha.

-Deja de hacer escándalo –. Le dijo su compañero Kakuzu – La idea es solo distraer a los policías, pero no tienes que llamar tanto la atención – Mientras se frotaba las sienes con fastidio, teniendo también un arma en su mano derecha.

-Cállate maldito charlatán, aun no te perdono por hacerme trampa el otro día en el juego de póker, además como tú dijiste, solo los estoy distrayendo, ¿A que soy bueno? –. Dijo esto luego de disparar junto a una persona aterrada, la bala pasó rozando su cabeza.

-Contigo no se puede –. Suspiró Kakuzu.

Los autos de la policía comenzaron a rodear rápidamente el banco central de Konoha, deteniendo el avance del tráfico y de la gente hacia esa zona, pero como siempre estaba rodeado de curiosos. Algunos agentes trataban de mantener el orden alejando a la gente y alegando que se trataba sobre un operativo.

-Salgan con las manos en alto y no les haremos nada –. Se escuchó una voz desde afuera del banco, amplificada con un altavoz.

-La fiesta comenzó –. Dijo Hidan riendo de forma sádica.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Al mismo tiempo en otro lugar, cerca de un gran edificio en ruinas, se encontraban algunos autos estacionados, todos ellos eran negros y poseían vidrios polarizados.

-Aquí está la parte del trato –. Apareció Itachi, vistiendo ropa y lentes oscuros. Atrás de él había unos tipos que parecían ser guardaespaldas.

-¿Cómo lograste disipar la atención de este lugar? No se ve ni un solo poli cerca –. Dijo el extraño sujeto con el cual Itachi hacía su “negocio”. Estaba sonriendo con satisfacción.

-Solo hice un pequeño teatro para distraerlos, ninguno de ellos interrumpirá nuestro trato –. Itachi también sonrió, pero de forma oscura y sombría.

-Es una pena que él no haya podido venir.

-Tiene unos asuntos muy importantes que atender en este momento, pero no te preocupes Nagato, yo estoy aquí en su lugar –. El joven Uchiha volvió a sonreír mientras dedicaba una mirada a la hermosa joven que acompañaba a Nagato, la cual estaba atrás junto a los guardaespaldas del susodicho. Ella sólo le hizo un desprecio y miró para otro lado, el gesto causó un tanto de gracia al joven.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

-Demonios, ¿Por qué nadie me avisa de cosas tan importantes? –. Naruto corría hacia su auto. Se había enterado por la televisión sobre lo ocurrido en el banco central de Konoha, y claro, no quería perderse la acción –. Ese maldito Sasuke, es un egoísta.

Se subió al auto y arrancó a toda prisa para no perderse el espectáculo.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Desde el interior del banco se podían oír disparos y explosiones a lo loco. Sasuke estaba furioso, no podía contener su rabia, deseaba entrar y patear el trasero de todos esos tipos, pero si lo hacía de frente ellos matarían a toda la gente que aun quedaba, porque por lo que había oído, seguramente ya habrían matado a muchos.

-Maldición –. Empuñó su mano.

-Cálmate Sasuke –. Le aconsejó Hinata, quien estaba junto a él – Voy a entrar – Dijo mirando hacia el frente.

-¿Estás loca? Esto es muy peligroso, te matarán.

-Voy a estar bien, entraré por la salida de emergencia –. Hinata sonrió amablemente, luego de eso cargó su arma y le quitó el seguro –. Si llega Naruto dile que ya lo he dejado atrás – Dijo antes de partir.

-Demonios, Hinata, ojalá y no te pase nada –. Dijo preocupado.


En el interior…

-Kakuzu ya me estoy aburriendo de esta mierda –. Decía Hidan mientras disparaba al aire. Había sangre en el piso, y personas tiradas también, pero aun había gente viva, a salvo o heridos. Pateó un escritorio y bufó escandalosamente.

-Deja de hacer teatro Hidan, aun tenemos que estar aquí un rato más, hasta que Itachi acabe el trato con el representante de Shigure, deja de quejarte y de matar a los rehenes, idiota –. Lo regañó serio el hombre cuya boca estaba cubierta por un pañuelo.

-Déjame en paz, puto aburrido, Itachi me dijo que podía matar a todos los que quisiera, así que mientras aun queden no tengo otra cosa que hacer –. Hidan comenzó a jugar con su arma, haciéndola rodar en su dedo índice. De pronto la detuvo y apuntó a una persona que lo miraba aterrada –. Parece que ganaste el premio mayor amigo.

-P-por favor señor… -. Rogaba el hombre de rodillas.

-Adiós –. Sentenció con una sonrisa. Solo se oyó un nuevo disparo, mientras una chica escondida detrás de un escritorio se cubría los oídos con ambas manos, temblando de miedo, con los ojos cerrados. Su cabello castaño caía sobre sus hombros, estaba aterrada.

-“Por favor Naruto, ayúdame…” –. Pensó la castaña.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

-¡Nos vemos después Hanabi! –. Se despidió una chica a las afueras de una universidad.

-¡Si, no olvides la tarea! –. Se despidió Hanabi con una sonrisa. Iba saliendo a almorzar, ya eran cerca del medio día y tenía bastante hambre.

Revisó sus bolsillos y con pesadez se dio cuenta de que había olvidado algo importante.

-Ay no, mi celular se quedó en clase –. Se dijo molesta, dispuesta a devolverse, pero al darse la vuelta chocó de lleno contra una persona, cayendo al suelo adolorida –. Auch.

-Lo siento señorita ¿Se encuentra bien? – Le preguntó una voz ronca. Hanabi iba a levantarse a maldecir a ese hombre, pero cuando lo vio no pudo evitar el sonrojarse y quedar paralizada.

-E-estoy bien –. Actuaba casi como Hinata al jugar con sus dedos. El joven de cabellera roja alborotada y ojos negros le ofreció una mano para ayudarla a ponerse de pie.

-Soy nuevo en la universidad, mi nombre es… Kei Takayama, mucho gusto señorita –. Le dijo con una sonrisa. Hanabi estrechó su mano y se puso de pie, muy nerviosa.

-S-soy Hanabi Hyuuga –. Respondió ella un tanto sonrojada.

-Hyuuga… -. Sonrió él ante el apellido de la joven ojiperla –. Bueno, debo irme, ojalá nos volvamos a ver Hanabi-san –. Hizo una leve reverencia y se alejó de ella.

Caminó hasta un lugar solitario y sacó su celular, marcó un número y esperó a que le contestaran.

-¿Qué tal? ¿Ya la tienes Sasori?

-Fue más fácil de lo que pensé, es solo una niñita, esto será pan comido, será mi muñequita muy pronto, Itachi.

-Recuerda sacarle la información que necesitamos, debemos destruir las pruebas que encontró su madre, y una vez que lo hayamos hecho nada nos detendrá –. Se le oyó sonreír –. Es una suerte que tu rostro no sea conocido por los medios, así puedes infiltrarte fácilmente en cualquier lugar.

-Si, supongo que es una suerte –. Rió sarcástico –. Al menos nadie trata de matarme al verme –. Dijo pensando en el hermano de Itachi, que de seguro estaría desando matar a su hermanito del alma.

-Cállate –. Se le oyó de mal humor –. Debo colgar, estoy atendiendo “ese” asunto.

-Ok, adiós –. La llamada terminó. Sasori rió mirando al cielo –. Hanabi Hyuuga, serás mi nuevo juguete.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Hinata caminaba sigilosamente por un pasillo, hasta que llegó al lugar donde estaban los dos criminales de Akatsuki, aquellos dos eran Hidan y Kakuzu, los que estaban en la categoría de más peligrosos debido a su violenta forma de ser. La ojiperla se horrorizó al ver la sangre regada por todos lados, a la gente que aun quedaba asustada, temblando del miedo. Tragó saliva, también estaba nerviosa.

-Debo hacer algo –. Susurró.

En ese momento Hidan descubrió a la castaña escondida tras el escritorio. La haló de los cabellos para obligarla a verlo.

-¿Acaso estabas escondiéndote de mi? –. La tomó violentamente poniendo el arma cerca de su cara -. Pero que linda chica, mira Kakuzu.

-Es verdad -. La castaña lloraba asustada. Cuando Hinata la vio no pudo evitar el sorprenderse.

-“¿Ayumi-san…?” –. Se preguntó abriendo sus ojos al máximo.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

-¡Sasuke! -. El rubio al fin había llegado junto a Sasuke, el cual aun trataba de razonar con los tipos por medio del altavoz, sin obtener resultado.

-Naruto, por fin llegas ¿Qué demonios estabas haciendo? –. Le preguntó muy irritado.

-Lo siento, el motor de mi auto falló y tuve que correr –. Miró para todos lados -. ¿Dónde está Hinata?

-Ha entrado, dijo que… -. Sasuke no alcanzó a terminar su frase cuando vio a Naruto salir corriendo del lugar

-. Maldita sea ¡Naruto! -. Corrió tras él.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

-“Hinata, Hinata” –. Naruto no podía pensar en nada más en ese momento, no podría soportar que a Hinata la fuese a pasar algo, aunque ella no lo amara, aunque ella llegase a despreciarlo, si ella moría, él no sabría que hacer.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

-Por favor señor -. Rogaba la pobre Ayumi mientras era sostenida por el cabello. Hidan la miraba y se relamía los labios, desando ver correr la sangre de esa hermosa chica.

-Escucha preciosa, se que te verás aun más linda… -. Puso su arma contra la sien de Ayumi, dispuesto a disparar a quemarropa –. Cuando la sangre cubra todo tu cuerpo –. Rió de forma sádica. Ayumi sentía que ese era su fin, maldita la hora en que se le ocurrió ir a ese banco. Sólo pudo oír un disparo, pero abrió sus ojos y se dio cuenta que la mano de su opresor, la que antes sostenía el revólver, ahora estaba sangrando, mientras el otro sujeto se ponía alerta.

-¡¿Quién mierda ha hecho eso?! –. Gritó furioso Hidan, soltando a Ayumi y dejándola caer al suelo - ¡Sal maldito bastardo! –. Agarró su arma con la otra mano y comenzó disparar hacia el supuesto lugar de donde había venido la bala. Hinata apareció desde el extremo contrario y volvió a dispararle, dándole en la pierna derecha esta vez -. ¡Maldita mujer! –. Gritó Hidan al verla.

-Estás muerta –. Kakuzu comenzó a dispararle, pero Hinata se escondió tras el escritorio agachándose y pegando su cuerpo contra el mueble.

-Hinata… -san… -. Murmuró Ayumi sorprendida al verla.

-¡Hija de puta! –. Gritó Hidan histérico -. ¡Ven que te mataré y te arrancaré la cabeza! –. Ayumi aprovechó su instante de locura para alejarse de ellos y ocultarse junto a unas plantas y a otras personas que veía aterrorizadas la rabieta del asaltante.

-¡Hazlo si puedes! –. Hinata volvió a dispararle y a ocultarse simultáneamente, pero esta vez no le dio.

-Señorita policía, no le haremos daño si se entrega por su voluntad –. Dijo Kakuzu caminando lentamente -. Pero si lo quiere hacer difícil -, Al pasar junto a una joven, la tomó del cabello igual como Hidan había tomado a Ayumi -. Tendré que matar a esta jovencita.

-¡Ah! -. Hinata se sintió frustrada y dejó caer su arma al piso, no quería que más personas murieran, y menos si ella podía evitarlo - . Está bien – Salió de su escondite -. Pero por favor suelte a la muchacha, ella no tiene nada que ver en esto.

-Mira a quien tenemos aquí, es nada más y nada menos que la hermosísima Hinata Hyuuga -. La reconoció Kakuzu -. Si la mato ahora no tendremos problemas después.

Hidan, quien estaba parado tratando de contener su sangre sonrió al ver que Kakuzu se disponía a matar a esa osada que le había disparado, aunque hubiese preferido hacerlo él. Kakuzu por su parte apuntó a la joven Hyuuga soltando a la chica que tenía de rehén. Hinata cerró sus ojos.

-Muere… -. Profirió Kakuzu antes de disparar, pero el disparo no llegó a darle a Hinata, porque antes de eso, se incrustó en el hombro de alguien más -. ¿Qué?

-¿Hinata estás bien? -. Preguntó un adolorido Naruto por el impacto de la bala en su hombro derecho, al haber protegido a Hinata con su cuerpo. Ella no lo podía creer, él la había protegido, él estaba herido por su culpa.

-¡Naruto! –. Gritó preocupada y saliendo de su estado de shock. Lo abrazó instintivamente.

-Naruto… -. Alcanzó a murmurar Ayumi, impresionada por el acto cometido por el rubio.

-Ese maldito Uzumaki -. Dijo Hidan con fastidio.

-¡Manos arriba malditos Akatsuki! –. Gritó Sasuke apuntando con su arma, en ese momento más oficiales llegaron, todos habían entrado por la puerta de emergencia sin que los dos criminales lo notasen.

Sasuke se sintió impotente al ver a tanta gente sacrificada, sin haber podido hacer nada por ellos, pero no bajó su arma. Le decepcionó no encontrar a Itachi.

-Mierda, nos han acorralado -. Dijo Hidan levantando las manos.

Kakuzu hizo lo mismo, pero al hacerlo, habló por un pequeño radar que estaba entre su ropa -. Ahora Deidara.

En ese momento una fuerte explosión distrajo la atención de todos, por lo cual ambos aprovecharon de escapar en medio del humo y la confusión creados.

-¡¿Mierda donde han ido?! – Gritó el comisario enfurecido - ¡Otra vez se han escapado! – Golpeó el piso con sus puños.

-¿Naruto estás bien? – Le preguntó Hinata. Tenía lágrimas en sus ojos, estaba preocupada por él. Naruto le sonrió cerrando un ojo por el dolor.

-Estoy bien, solo me importa que tú no hayas sufrido ninguna lesión.

-Estoy bien gracias a ti… - Lo abrazó más fuerte – Muchas gracias.

-Naruto… - Ayumi lo observó con ambas manos en su pecho, estaba triste, por haber comprendido una verdad, lo que realmente sentía Naruto por Hinata.

--------

Hasta aquí la parte 2 ^^
Bye.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Jue Jul 15 2010, 09:56

SELENE LA CONTI ESTUVO MUY


VAYA NARUTO PROTEGIO A HINATA Y HINATA SALVO A AYUMI DE LA MUERTE XDDDD

QUE NEGOCIO SERA ESE QUE TENIAN

LA HISTORIA SE ESTA PONIENDO MUY INTERESANTE XDD

CONTINUALO PRONTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Joder ._.   Jue Jul 15 2010, 12:53

JODEEEEEEEEER NO PUEDO ESPERAAAAAAAAAAAR ME MUEEEERO OQNO PERO ESTA BIEN COOOOOL

SABES? ESTE ES EL PRIMER FANCIFC QUE LEÍ DE ESTE FORO Y KAWAIIIII

ME ENCANTAAAAAA

*-*

CONTI PRONTOOOOO

Fotos Fotos :.l.: :.l.: risa risa bebedor bebedor smile smile bounce bounce nose nose redhot redhot goodbad goodbad smash smash win win love love genial genial baba baba bababa burla burla cumple cumple div div leche leche dance dance silb hora hora verguen verguen :finger: :finger: risaaaaaaa risaaaaaaa deveras deveras juju juju chocare chocare ala burli burli passs passs lol! lol! lol!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Jul 18 2010, 08:34

Hola!!
Aquí la parte final de este capítulo, espero que les guste y no se asusten hasta leer el final jeje ^^u

-------

-Y así es como termina el peor día de tu vida… - Decía Tenten apagando el televisor. Había estado todo el santo día en casa, aburridísima, y lo peor era que se había perdido el operativo que acababa de salir en la televisión -. Demonios, yo debería haber estado ahí – Se dijo con fastidio.

Bajó las escaleras de su casa con dificultad. Maldecía la hora en que había sido atropellada, no había sucedido nada emocionante en su vida desde entonces, solo exceptuando el haber conocido al primo de Hinata.

-¿Pero en que tonterías estás pensando Tenten Ama? Tonta, en lugar de estar pensando en hombres, mejor debería hacer algo para no aburrirme, ah ya se, llamaré a Hinata.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

-Naruto es un idiota… - Decía Sasuke en la sala de espera del hospital -. Mira que dejarse alcanzar por una bala.

-No es así – Lo corrigió Hinata -. Él me salvó, si no fuera por él tal vez la que estaría aquí sería yo. Soy una tonta, ¿Cómo pude permitir que sucediera esto? – Se reprochó a si misma mientras una lágrima se asomaba por sus ojos. El flequillo de su cabello lograba cubrir gran parte de esos ojos, pero la lágrima se deslizó hasta su barbilla.

-Hinata… - El Uchiha llegó a conmoverse con su sufrimiento -. No ha sido tu culpa tampoco, solo intentaste salvar a esa chica.

En ese momento se acercó Ayumi a ambos policías. Traía un semblante triste, pero eso se explicaba después de la pesadilla que había vivido.

-Hinata-san… ¿Cómo está Naruto? – Preguntó sin mirar a Sasuke.

-Aun no lo sé – Respondió la ojiperla. Sasuke observó a Ayumi en silencio por unos segundos, sintió un extraño dolor en su pecho, ella… la chica que había amado, tanto o más que su mejor amigo, estaba ahí.

-Ayumi…

-Sasuke – Ella por fin se dignó a mirarlo -. Cuanto tiempo sin verte, te ves bien – Le dijo sonriendo, pero con algunas lágrimas en sus ojos debido a la preocupación por Naruto.

-Tú también – Le correspondió el gesto el azabache.

Hinata no entendía por que se conocían, y no quiso preguntar por no ser imprudente.

En ese momento sintió que su celular vibraba, lo había dejado en silencio para no molestar en el hospital.

-¿Bueno?

-¿Bueno? ¿Hinata? – Se oyó la voz de su amiga Tenten desde el otro lado.

-¿Sucede algo Tenten-chan?

-No, solo estoy tremendamente aburrida ¿Estás muy ocupada?

-Estoy en el hospital, Naruto-kun sufrió una herida de bala y en este momento se la están extrayendo – Respondió un poco cohibida al observar a Ayumi.

-Ah ya veo, ni modo que te pida que vengas estando así, debes estar muy preocupada por él, se cuanto lo quieres…

-Eso ya no tiene importancia… yo… voy a casarme con Gaara-kun – Le contó. Al oír estas palabras Ayumi se sorprendió disimuladamente, pero trató de no hacer ningún gesto.

-¡¿Qué?! – Gritó Tenten sin poder contener su asombro - ¡¿Me estás hablando en serio?! Es que no lo puedo creer, de verdad no me esperaba esto.

-Ni si quiera yo me lo esperaba – Confesó dando un suspiro. En ese momento el doctor que atendía a Naruto salió para dar aviso del estado del rubio -. Ya está el doctor aquí, luego hablamos.

-Hinata espera… etto… ¿Podrías darme el teléfono de tu primo? – Se le oyó un tanto avergonzada.

-¿Para que? – Preguntó la ojiperla sorprendida.

-Solo hazlo, por favor.

-De acuerdo – Mientras Hinata le dictaba el número de su primo a Tenten, Ayumi y Sasuke ya habían ido a hablar con el doctor.

-¿Cómo está Naruto? – Preguntó la desesperada castaña por saber algo de él.

-Está fuera de peligro, por suerte la bala sólo dio en su hombro y no dañó ningún nervio ni vaso sanguíneo, él estará bien en unos pocos días – Respondió el doctor sacándole a más de alguno un suspiro de alivio.

Hinata también había alcanzado a oír que Naruto estaba bien y ya había finalizado su llamada con Tenten, pero cuando iba a preguntar al doctor si podía pasar a ver a Naruto Ayumi se le adelantó. Hinata no pudo rechistar, después de todo, ella era sólo su amiga, en cambio Ayumi parecía ser algo más.

-Que tonta eres Hinata Hyuuga – Se dijo a así misma.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Temari estaba muy contenta, hace unas horas atrás se había enterado de que su hermanito se casaría con Hinata, así que decidió salir de compras para apaciguar tanta emoción, después de todo este era su ultimo día en Konoha, ya mañana estarían de vuelta en Suna preparando la boda.

-Que emoción, tendré que comprar un hermoso vestido para la boda – Se decía caminando por las calles con un par de bolsas en ambas manos -. Esto será grandioso.

Iba tan alegre que no notó cuando un tipo pasó junto a ella y le robó una de sus bolsas. Rápidamente comenzó a seguirlo con sus ojos encendidos de furia.

-¡Espera maldito ladrón, te asesinaré! – Gritaba histérica.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Hinata estaba saliendo del hospital muy desanimada, de seguro Naruto ni se interesaría en verla. Solo la había salvado porque ese era su deber, nada más que eso, o a lo sumo, porque eran amigos.

Al salir se dio cuenta de que Gaara estaba afuera, apoyando su espalda contra un poste de luz y fumando un cigarrillo, parecía dispuesto a entrar justo antes de verla a ella.

-¿Gaara-kun, que haces aquí? – Preguntó algo sorprendida.

-Vi las noticias en la televisión, dijeron que Naruto salió herido y que tú también estabas ahí, me preocupé por ti, pero también vine a ver a Naruto – Le explicó mirándola fijamente –. Por la expresión de tu cara veo que nada bueno ha sucedido con él – Inquirió algo preocupado, después de todo Naruto también era su amigo, aunque ambos no se hubieran llevado tan bien este ultimo tiempo.

-Él está bien, debe estar con Ayumi-san ahora – Respondió Hinata con desgano -. Pero si quieres puedes ir a verlo – Se esforzó por sonreír y sonar tan normal como siempre, pero le resultaba una difícil tarea.

-Si dices que está bien no lo veo necesario, y no se quien sea esa Ayumi – Le dijo el pelirrojo separándose del poste de luz y quedando frente a su prometida.

-Es su novia – Respondió Hinata en un tono bastante frío, como si estuviese realmente afectada por el tema, y Gaara sabía que era así.

-Ya veo, tampoco tenía idea de que Naruto tuviera novia, pero bueno, bien por él – Dijo esto mirando a Hinata, para ver que expresión ponía, pero ella no hizo nada más que asentir –. Hinata, si quieres podemos ir a cenar, mañana temprano debo regresar a Suna y ya no nos veremos por un tiempo, debo atender los asuntos de la ciudad – Le explicó con una sonrisa.

-De acuerdo – Asintió ella mientras sonreía.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

-No tenía idea de que también estabas ahí – Le dijo Naruto a Ayumi. Ya llevaban un rato hablando, debido a que él estaba consciente.

-No te preocupes, no había manera de que lo supieras – Le sonrió ella -. Naruto… cuando vi que te habían herido… me sentí tan asustada, pensé que ibas a morir… - Decía Ayumi comenzando a soltar unas lágrimas -. Pensé que volvería a perderte.

-Ayumi…

-Naruto, Naruto por favor dame una oportunidad – Le rogó arrojándose a sus brazos -. Se que puedo hacer que me vuelvas a querer, así que por favor… te lo pido…

El rubio no sabía que decir, estaba tan sorprendido como confundido. ¿Confundido por que? ¿Por Hinata? Pero si ella iba a casarse con otro, Hinata ya no tenía ninguna relevancia en su vida, no podía negarse a las demás personas solo por Hinata. Aun cuando salvó su vida no era ella, sino Ayumi la que estaba ahí con él, siempre había sido Ayumi la que estaba con él, incluso aunque hubiera desaparecido.

El rubio sonrió y con las yemas de sus dedos secó las lágrimas de la castaña.

-Ya no llores Ayumi, ya no te dejaré sola – Decía abrazándola más fuerte. La chica solo reaccionó a posar sus labios sobre los del rubio.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

-¡Maldito ladrón de mierda devuelve mis bolsas! – Temari estaba tan histérica y desesperada por recuperar sus bolsas que corrió casi a la velocidad de la luz y en un pestañeo alcanzó al tipo que la miró aterrado. La rubia sólo le propinó un par de llaves -básicas en el entrenamiento de policía- y lo dejó tumbado en el suelo -. Eso te pasa por tratar de robar a una oficial.

-Demonios… - Balbuceaba el tipo en el suelo.

-Wow cuanta violencia por parte de una dama – Se escuchó una voz masculina. Temari se dio la vuelta con una vena marcada y al hacerlo sus ojos se posaron en los negros de un hombre de aspecto despreocupado -.
¡Tú! – Lo reconoció enseguida.

-Oh, pero si eres la chica problemática del otro día – Le dijo mientras encendía un cigarrillo y la miraba con una sonrisa un tanto arrogante.

-¿Problemática yo? – Se preguntó Temari con una vena saltada -. Para que sepas, mi nombre es Temari, y no soy ninguna problemática.

-Bueno, no te enfades, Temari – Decía en tono divertido -. Soy Shikamaru, Shikamaru Nara, un placer.

-Hmp, ya debo irme, mañana regreso a Suna y no tengo tiempo que perder – La rubia comenzó a caminar dándole la espalda, aprovechando de quitarle su bolsa al hombre del suelo.

-Espero verte de nuevo – Le dijo Shikamaru una vez que ella ya estuvo alejada, así que no pudo oírlo.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

El tiempo pasa volando como dicen por ahí. Ya habían pasado dos meses desde lo acontecido. Las cosas habían cambiado mucho en todo este tiempo.

Un ejemplo de ello eran Naruto y Ayumi, que ya estaban juntos y supuestamente felices. La verdad era que Ayumi a veces sentía que Naruto era demasiado indiferente con ella, sobre todo a la hora de ver pasar a Hinata, quien lucía radiante este último tiempo.

La ojiperla estaba con todos los preparativos de su boda que ya estaba próxima. La verdad no querían esperar demasiado, ni ella ni Gaara, aunque lo suyo fuese más por la necesidad de alejarse del rubio, ya que le dolía demasiado que él y Ayumi estuvieran juntos. Por otro lado había hablado con Shikamaru sobre el tema de su madre, las cosas eran malas, las pruebas perdidas podían ser un arma definitiva en contra de Akatsuki, pero también en contra de su propia familia.

Sasuke por su parte estaba cada vez más furioso viendo el infantil comportamiento de la pelirrosa, quien solo lo ignoraba mientras trataba de provocarlo, lográndolo la mayoría de las veces. Se retorcía de los celos cada vez que Sakura y Sai estaban juntos, pero su orgullo era demasiado grande.

Sakura y Sai ya tenían más confianza que antes, siempre estaban juntos y hablaban de casi todo. La pelirrosa, a pesar de seguir enamorada de Sasuke, de alguna forma se estaba sintiendo muy atraída por este nuevo pretendiente. Sai por su parte ya le había declarado la guerra al Uchiha.

Gaara había regresado feliz a Suna hace dos meses atrás, estaba muy ocupado para organizar la boda así que dejó todo en manos de su hermana, quien se veía un poco extraña desde que habían regresado de Konoha. Por su lado, Kankuro aun no podía creer que su hermano se hubiera comprometido con Hinata, para él Hinata siempre había sido una chica muy hermosa, simpática, pero inalcanzable debido a lo que todos sabían que ella sentía por Naruto.

Otra persona que se veían realmente feliz era Hanabi, con su nuevo “amigo” al cual veía más allá de eso. Todas sus amigas de la universidad la envidiaban por esto, pero a ella no le importaba mucho lo que decían.

Ino no había dejado de pensar en su extraño y misterioso “entrenador de tiro al blanco” y andaba muy risueña por los pasillos de la academia.

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Al fin el día en que Hinata se iría a Suna llegó, donde tendría que afinar los últimos detalles y poner una fecha específica junto con Gaara. Estaba nerviosa mientras preparaba su maleta y hablaba con Tenten por su celular, sin dejar de realizar lo primero.

-Si, ya lo se pero estoy muy nerviosa – Decía viéndose muy agitada pues al parecer estaba bastante apurada.

-Ay Hina, te juro que te envidio, vas a casarte con un papasote, nada más imagina la noche de bodas – Dijo en tono pícaro, lo que hizo sonrojar de sobremanera a la ojiperla.

-Tenten-chan, no digas eso por favor, que pena – Le reclamó con su rostro encendido -. Además aun no pienso en eso, ni si quiera hemos puesto la fecha definitiva – Decía mientras estiraba un vestido y sostenía el celular apoyándolo entre su cabeza ladeada y su hombro, luego dobló su prenda y la guardó en la maleta cerrándola.

-Si fuera tú estaría ansiosa por casarme con él, no estaría aun pensando en Naruto.

Ante este comentario la ojiperla se sintió triste y bajando su cabeza solo suspiró pesadamente.

-Yo ya no pienso en él. Naruto es muy feliz con su novia y yo no tengo cabida en su vida, así son las cosas y las he aceptado desde hace ya tiempo, ahora debo colgar porque ya es hora de irme, mi vuelo está por salir y estoy atrasada.

-Que te vaya bien Hinata, y disculpa por lo que te dije yo-

-No te preocupes, bye.

La ojiperla terminó su llamada y bajó su maleta de la cama. La tomó del mango y salió del departamento cerrando con llave. Al darse la vuelta pudo ver a Naruto parado frente a ella, al parecer esperaba a Ayumi.

-¿Ya te vas?

-Si, en poco tiempo la fecha de mi boda estará puesta – Le respondió tratando de no mirarlo a los ojos -. Estoy algo atrasada, así que con permiso – Comenzó a caminar para alejarse de él.

-¡Deseo que seas muy feliz! – Le gritó Naruto.

-Lo voy a ser – Dijo ella.

Cuando el ascensor se abrió se vio a Ayumi salir de él. Hinata le sonrió y entró y mientras las puertas se cerraban la vio abrazar a un rubio que parecía ido.


-Naruto, mi amor ¿Qué te pasa? – Le preguntó Ayumi cuando se dio cuenta de la forma en que se encontraba el rubio, como si no estuviese allí, tan indiferente otra vez.

-Nada Ayumi, nada… - Respondió tratando de sonar normal, pero ella podía verlo en sus ojos, ese sentimiento de tristeza mezclado con frustración, con rabia y con deseos de ir tras esa chica de ojos perla, de no dejarla ir.

-Si de verdad la amas… no la dejes ir – Dijo la castaña con todo el dolor de su alma y con la voz resquebrajada.

-¿Eh? – Naruto la miró confundido -. ¿Qué dices Ayumi?

Ayumi levantó su mirada mientras varias lágrimas corrían por sus mejillas, las cuales contrastaban con su sonrisa amable.

-Esto no funciona así, Naruto yo sé que tú no me quieres, deseas estar con ella más que nada en este mundo, lo sé por la forma en que la miras, la manera en que brillan tus ojos cuando estas cerca de ella… porque aquella vez en el banco no dudaste en salvarla arriesgando tu propia vida.

-Ayumi… - El rubio no sabía que decir, ella tenía toda la razón, él sentía todas esas cosas, pero no quería que Ayumi sufriera por su culpa, ni que Hinata sufriera, aunque eso significara que él sufriera con todo esto -. Por favor perdóname.

-No hay nada que perdonar – Dijo aun soltando lágrimas de dolor -. Porque tú la amas y eso no tiene remedio – Acercó sus manos a el rostro de Naruto, limpiando una pequeña lágrima que se había asomado por su rostro, acariciando luego sus rubios cabellos -. Lo único que no voy a perdonarte es que no luches por ella, lo que de verdad voy a reprocharte es que la estés dejando ir.

-Pero yo… - Fue interrumpido.

-Naruto, no dejes que se vaya, ve y búscala, y dile lo que sientes de una vez, te juro que te apoyaré, así que solo ve – Volvió a pedir amablemente, sonriendo una vez más para ver al rubio asentir y segundos después salir corriendo hacia el ascensor. Cuando Naruto por fin se hubo dio, Ayumi se dejó caer al suelo apoyando su espalda en la pared del pasillo, estallando en un incontrolable llanto -. Te deseo suerte, te amo tanto…

*• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •**• - _ - •*

Hinata ya se encontraba llegando al aeropuerto, el taxi la dejó justo en el lugar preciso. Bajó mientras el chofer sacaba su equipaje del maletero. La ojiperla dio un suspiro mirando hacia atrás, antes de pagar y tomar su maleta dando las gracias al hombre, pero no alcanzó a entrar al aeropuerto cuando sintió que la llamaban.

-¡Hinata!

-¿Naruto? – Se preguntó. Al voltearse pudo ver al rubio, deteniendo su auto justo delante de ella. Lo siguiente que pudo ver fue cuando él se bajó del auto y subiéndola a ella sobre su hombro la obligó a entrar. Hinata no racionó hasta que estuvieron alejados del aeropuerto, era como si de pronto le hubieran dado un golpe en la cabeza y hubiese despertado en otro lugar. Naruto la llevaba a través de la carretera principal de Konoha hacia quien sabe donde.

-¡¿Naruto donde me llevas?! – Gritó exaltándose.

-Las secuestradas no hacen preguntas y tú, estás oficialmente secuestrada Hinata Hyuuga – Le respondió en tono divertido a lo que Hinata abrió una boca como de veinte metros mientras trataba de decir algo, pero no sabía que -. Llegamos señorita rehén – Volvió a decir con el mismo tono de antes. Orilló al automóvil y bajó.

El paisaje era una larga carretera y ellos estaban en un lugar bastante solitario y arenoso, donde de vez en cuando pasaban los autos a gran velocidad. También se podían ver algunos cerros a lo lejos.

-¿Este es el camino al país de las olas? – Preguntó la ojiperla mientras bajaba del auto -. ¿Por qué me has traído aquí Naruto? ¿No ves que por tu culpa he perdido mi vuelo? ¿Qué voy a hacer ahora? – Se preguntaba preocupada, pero se exasperó al ver que Naruto no decía nada, él solo la miraba en silencio, con una expresión muy seria en su rostro -. ¿Qué te sucede?

-¡Hinata! – Gritó finalmente decidido – Te traje aquí para decirte… que… ¡No te cases con él!

-¿Qué? – La ojiperla se quedo boquiabierta y desconcertada, no sabía que decir, como reaccionar, ni si quiera a donde mirar. Solo podía sentir que su corazón aceleraba el ritmo desmesuradamente, haciéndola tambalearse por unos segundos -. ¿De que estás hablando?

-Hinata – Naruto esta vez se acercó a ella, acorralándola contra la portezuela cerrada del auto, presionando con fuerza su cuerpo sobre el de ella y poniéndola nerviosa – No te cases con Gaara Hinata, quédate conmigo.

Ahora sí que no entendía nada ¿Esto era un sueño?

-¿Qué quieres decir?

Al no encontrar mejores palabras que las más simples y sinceras, Naruto soltó su verdad sin más preámbulos.

-Te amo – Por fin lo había dicho, y se sentía tan satisfecho como Hinata sorprendida. Ella no alcanzó a salir de su asombro cuando sintió los labios que tanto deseaba, los que tanto había soñado, volver a posarse sobre los suyos, volver a besarla con intensidad. Y lo sintió temblar en sus brazos, mientras el beso pasaba de lento a apasionado y ella rodeaba su cuello con ambos brazos.

Continuara…

Próximo capitulo: Solo mía.

-----

Bueno, eso ha sido todo por ahora.
Espero les haya gustado, ya comienza lo bueno muy pronto ^^
Bye!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Jul 18 2010, 09:40

SELENE ESTUVO MUY genial genial genial genial

VAYA QUE LINDO NARUTO Y HINATA JUNTOS XDDD

PERO POBRE GAARA , NO SE MERECE QUE LO DEJEN ASI pañu pañu

ESPERO QUE SASUKE HAGA ALGO POR RECUPERAR A SAKURA XDDD

MM HABER QUE PASA AHORA QUE NARUTO LE DIJO A HINATA QUE LA AMABA

ESTA HISTORIA SE ESTA PONIENDO MUY BUENA XDDD

ESPERO QUE LO CONTINUES PRONTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
!!


lol! lol! lol! ala ala ala holss holss holss silb silb silb dance dance dance div div div genial genial genial win win win smash smash smash bounce bounce bounce smile smile smile bebedor bebedor bebedor guiño guiño guiño
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: O_O   Dom Jul 18 2010, 14:04

Selene_chan dijo :

Próximo capitulo: Solo mía.


OOOOOO_OOOOOOOO

Que nombre de capitulo OMG Que pasara xDDDD

Pobre Gaarita xd pero ya que, Hinata jamás lo amo ._.

ESTA BN COOOOOOOOOL

SOY TU FAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAN


genial genial genial genial bebedor bebedor bebedor Fotos Fotos Fotos risa risa risa bounce bounce bounce nose nose win win win bababa bababa bababa leche leche leche dance dance dance cumple cumple cumple lol! lol! lol! lol! passs passs passs kiss kiss kiss cumplee cumplee cumplee holss holss holss holss

Joder ._______. Miren voe a matar a alguien si no subes lacontiii

smash
lulz

smash
lulz
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Bea
Nivel 5
Nivel 5


Femenino
Cantidad de envíos : 160
Edad : 19
Localización : riendome con mis amigas, chateando en el foro...
Fecha de inscripción : 06/05/2009

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Lun Jul 19 2010, 04:38

bueno me da penilla gaara
soy fan de gaara (?) desde cuando(?)
Sigue tus demas fics los bordas
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Lun Jul 19 2010, 16:06

Se, yo también amo a Gaara ¿No se nota? xDDDD
Gracias por los comentarios, espero que les guste esta primera parte del capítulo ^^

------

Capitulo 11: Solo mía.



-Te amo – Por fin lo había dicho, y se sentía tan satisfecho como Hinata sorprendida. Ella no alcanzó a salir de su asombro cuando sintió los labios que tanto deseaba, los que tanto había soñado, volver a posarse sobre los suyos, volver a besarla con intensidad. Y lo sintió temblar en sus brazos, mientras el beso pasaba de lento a apasionado y ella rodeaba su cuello con ambos brazos.

-¿Por qué siempre dejas todo para el ultimo momento? – Le reclamó Hinata una vez que se separaron -. No sabes… cuanto tiempo he esperado para oírte decir esto.

Naruto se sorprendió con estas palabras, se alejó un poco de ella pero sin romper el abrazo -. ¿Hinata, tú…?

-Yo… Naruto-kun, te amo desde hace tiempo – Reconoció ella al fin, no pudiendo creer que lo había hecho -. Soy patética ¿No es verdad? Todo este tiempo he sido una cobarde.

-No… no Hinata – Naruto no pudo evitar esbozar una sonrisa. Se sentía el ser más feliz sobre la tierra, ella también lo amaba a él, no había nada que los separara ahora -. El único cobarde he sido yo, debí decirte desde un principio, desde aquel día lo que sentía por ti, pero… me acobardé al saber que tú y Gaara estaban juntos – Dijo bajando la mirada.

-Pero… yo solo acepté estar con él porque… porque tú estabas con Ayumi-san – Le dijo la ojiperla. Naruto se volvió a sorprender.

-¿Qué? Yo no estaba con ella, Hinata… creo que aquí hubo un enorme malentendido, yo ese día le dije a Ayumi que estaba enamorado de alguien más, así que es imposible que estuviera con ella – El rubio explicó esto mientras se alejaba de la chica y daba unos cuantos pasos -. Ese día iba a decirte lo que sentía por ti, cuando me enteré de que te casarías con él.

-¿Qué? – Bien, se sentía como una estúpida, todo lo había malinterpretado. Había hecho una tormenta en un vaso de agua todo este tiempo, todo el tiempo estuvo equivocada -. Soy… una tonta – Se reclamó a sí misma, enfadada, no podía creerlo, dejar que las cosas llegaran hasta ese punto habiendo hecho sufrir a tantas personas; a Naruto, a Ayumi, a Gaara y a ella misma -. De verdad que soy una estúpida.

-No, Hinata no digas eso – Naruto se volvió a aferrar a ella -. Creo que los dos nos hemos equivocado, pero aun no es demasiado tarde. Vine por ti porque ya no aguantaba más, no quería perderte a manos de otro hombre, y ahora estás aquí, secuestrada – Ambos rieron un poco ante este comentario -. Y quiero que sepas que a pesar de todo te amo.

-Perdóname – Le dijo ella mientras lo abrazaba más fuerte, aferrándose a él con todas sus fuerzas, soltando algunas lágrimas de felicidad por ese momento -. Yo también te amo, te amo mucho Naruto-kun…

-¿Naruto-kun? – Se preguntó él extrañado -. Tú nunca me llamas de esa forma.

-Si lo hago, es solo que es siempre que tú no estás – Corrigió Hinata con una sonrisa, pero con su rostro apoyado en el pecho del rubio -. ¿Qué vamos a hacer ahora?

-Vamos a huir – Le propuso Naruto, a lo que Hinata levantó su vista para ver sus ojos determinados, mientras ella se mostraba temerosa y confundida.

-¿Huir? ¿Estás loco? Yo… yo tenía que estar yendo a Suna ¿Qué voy a decirle a Gaara-kun? Lo voy a hacer sufrir muchísimo y no quiero, él no se lo merece.

-Lo sé, pero tampoco se merece que te cases con él sin amarlo ¿No es así? – Dijo Naruto -. Se que él encontrará a alguien, pero tú, Hinata Hyuuga, eres solo mía y no pienso compartirte con nadie – Hinata sintió arder su rostro con estas palabras, su corazón se estremecía, estaba demasiado feliz -. Por eso vayamos juntos, ven conmigo Hinata – Le pidió con una sonrisa.

-¿Pero y el trabajo? ¿Todo? – Preguntó ella, tratando de hacer cambiar de idea a su rubio, pero él sólo le sonrió.

-Sólo serán unos días, y sé que Sasuke estará de acuerdo en darnos unas pequeñas vacaciones – Le aseguró mostrando su dedo pulgar levantado y haciendo una sonrisa como en un comercial de pasta de dientes, a lo que Hinata solo sonrió y asintió con la cabeza finalmente convencida por la loca idea del rubio.

-De acuerdo… entonces vámonos.

Naruto la vio sonreír y no pudo evitar el deseo de volver a besarla. Ahora era suya y nadie se la iba a arrebatar, debía darle las gracias a Ayumi cuando regresara, de no ser por ella se habría quedado esperando a perder a Hinata para siempre. Ahora que podía estar con ella y que sabía que ella le correspondía, de alguna forma veía todo color de rosa. Para Hinata, los besos de Naruto eran los mejores, los más bellos. Sentía como si él hubiese nacido para besarla y eso le podría convencer de ir hasta el fin del mundo, siempre y cuando fuera junto a él.

-¿Crees que esto esté bien? - Preguntó Hinata una vez se separaron para tomar aire, después de cortar tan profundo beso.

-No lo sé – Rió Naruto -. Pero si estoy contigo no me importa nada, nada...

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

Gaara estaba terminando de archivar algunos papeles, no podía creer cuanto trabajo había tenido en estos días, crimen tras crimen, era algo extraño. No se había detenido ni un momento a descansar, estaba extenuado, agotado, y aun así seguía realizando su ardua labor.

Unos golpeteos a su puerta le distrajeron de su actividad.

-Pase – Indicó.

-Disculpe, señor Gaara – Entró una joven de unos 24 años, de cabello castaño y ojos grises. Estaba un poco nerviosa y se notaba algo incómoda. Vestía su uniforme de agente, y traía un teléfono inalámbrico en la mano derecha -. Tiene una llamada.

-Matsuri – Dijo el pelirrojo en tono de regaño -. No eres una secretaria, no tienes por que hacer este tipo de cosas.

-Lo sé, por favor discúlpeme señor – Dijo ella bajando la mirada apenada -. Pero me dijeron que era una llamada importante, creí que debería decírselo.

-De acuerdo – Gaara suspiró. Recibió el teléfono de las manos de Matsuri, las cuales temblaron a su contacto, pero él no lo notó -.¿Bueno?

El que llamaba era nada más y nada menos que el hombre que Gaara había enviado para escoltar a Hinata hasta Suna, sana y salva. Sin embargo el hombre no tenía muy buenas noticias.

-Señor Gaara, me da mucha pena con usted... -Se excusaba vanamente.

-¿Que sucede? ¿Pasó algo con Hinata?

-La señorita fue secuestrada – Informó el hombre un tanto asustado por la reacción que fuese a tener su jefe.

-¡¿Que?! - Gritó tan fuerte que hasta hizo dar un salto a la pobre Matsuri - ¡¿Como que secuestrada?! ¡¿Sabes para que mierda te envié ahí?! ¡Para que la protegieras! ¡¿Es que ni siquiera seguiste al supuesto secuestrador, no lo viste?! - Gritaba exasperado.

-S-si señor, lo vi, era un joven rubio muy escandaloso, lo vi tomar a la señorita mientras yo la esperaba en el interior del aeropuerto. Traté de seguirlo pero conducía muy rápido, lo siento señor.

-¿Eso es todo lo que tienes que decir? ¿Que lo sientes? ¡Estás despedido! - Gritó hecho una fiera y cortó la llamada. Matsuri lo veía preocupada, preguntándose a quien habían secuestrado, y por que su jefe se había puesto así, siendo que él era muy tranquilo.

-¿Está bien señor Gaara? - Pregunta tonta, era obvio que no, pero no hallaba que más preguntar, al verlo tan frustrado, al verlo golpear con fuerza el escritorio.

-No – Respondió con la voz algo quebrada – Hinata...

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*


Sasuke estaba sentado bebiendo una taza de café, mientras leía el diario. En eso recibió una llamada.

-¿Bueno? Ah Naruto eres tú – Dio un sorbo a su café, pero pasados unos segundos lo escupió - ¡¿Que?! ¿Es que acaso te has vuelto loco? - Preguntaba mientras no dejaba de parpadear por la sorpresa que se había llevado.

En ese momento golpearon la puerta.

-Pase – Indicó sin restarle atención a su llamada telefónica, sólo cuando vio entrar a Sakura desvió un momento su atención -. Mira Naruto, de acuerdo, te doy estos días libres, de todas formas no hay mucho que hacer aquí, ya sabes que por más extraño que parezca Akatsuki no se ha movido, si, suerte con Hinata.

Sakura lo miró extrañada, sin decir palabra alguna hasta que él terminara de hablar.

-¿Suerte con Hinata? - Preguntó curiosa -. ¿No me digas que al fin Naruto se decidió?

-Ajá – Asintió con la cabeza – Pero bueno ¿Se te ofrece algo?

-Si, bueno venía por los informes de la autopsia, ya sabes, sobre el caso “trafico de órganos” - Dijo con cierto sarcasmo en su voz la pelirrosa. La verdad estaba un poco enfadada por no haber podido resolver ese caso, y no solo eso, cada vez aparecían más victimas y ya se estaba cansando.

-Ah esos, Shino los tiene, ve a pedírselos – Le dijo Sasuke mirando hacia otro lado. Luego de eso se levantó de su silla y caminó hacia la puerta – Me voy a almorzar ¿No quieres venir?

-No gracias, voy a almorzar con Sai – Dijo en un tono satisfecho la pelirrosa, el que acentuó aún más al ver la expresión de desagrado en el rostro del azabache, cielos como le encantaba hacerlo enfadar -. Así que lo siento mucho.

-Pues que aproveche – Respondió él, cortante, pero con cierto sarcasmo en su voz. Salió de la oficina dejándola sola. Se sentía un perdedor.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

El mar azul, las nubes esponjosas y despejadas en el cielo. El aire playero, el sol radiante. Era un paisaje maravilloso, lleno de turistas de todas partes.

-Hace tiempo que no venía al país de las olas – Dijo Hinata con cierta nostalgia. Naruto la observó detenidamente, sus rasgos finos, su piel blanca, ese aire angelical que la rodeaba. Estaba feliz de que fuese suya, de haber actuado antes de que fuese demasiado tarde y de que se pudiese arrepentir. Hinata lo observó a él ya que no decía nada, y lo descubrió mirándola, clavando tan profundamente sus ojos en ella, que se sintió apenada automáticamente -. ¿Sucede algo?

-No, sólo admiraba tu belleza – Le dijo antes de rodearla por la cintura, haciendo que su vestido blanco se arrugara un poco -. Hinata, te amo demasiado – Le anunció escondiendo su rostro en el hombro de la joven ojiperla.

-Yo también, pero no entiendo a que viene esto – Dijo ella cerrando sus ojos, sintiendo la brisa acariciar su rostro y mecer sus cabellos.

-Es lo que siento – Explicó -. ¿Que vas a hacer con él? - Preguntó Naruto, refiriéndose a Gaara. Hinata entendió enseguida a que se refería y dando un suspiro se dispuso a contestar.

-Lo quiero mucho, y no quiero verlo sufrir, pero no puedo estar a su lado, ahora que se que me amas ya no puedo, porque me estaría traicionando a mi misma – Se separó del rubio y tomó su mentón con ambas manos para verlo fijamente a los ojos -. Yo sólo quiero estar contigo, nadie más en este mundo puede hacerme tan feliz como tú – Afirmó con una sonrisa, la que Naruto correspondió con otra.

-Eres grandiosa – Le susurró el rubio antes de besarla.

Si, definitivamente iban a estar bien, los dos juntos. Ya nada podría con su amor, nada pudo destruirlo antes, y nada lo haría ahora o en el futuro.

-Todo se arreglará cuando regresemos a Konoha – Dijo Naruto sonriente.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

-Hinata... - Gaara seguía preocupado por su novia, ignorando totalmente la verdadera razón de que ella no estuviese presente ahí.

Matsuri se acercó con una taza de café bien cargado y la dejó sobre la mesa. Tomó una silla y se sentó frente al joven descompuesto, triste y alterado que era ahora su jefe. Nunca se hubiera imaginado que amara tanto a su prometida. Ella nunca había estado en ese lugar, para Matsuri era como si ellos dos nunca se viesen, pero aun así él estaba muriendo de preocupación.

-”Él la ama de verdad” - Se cruzó esa frase por su mente y su estado de ánimo decayó terriblemente. De alguna forma se sentía frustrada, quería ayudar pero no sabía como. Que inútil se sentía en ese momento -. Ánimo señor Gaara – Fue lo único que se le vino a la mente en ese minuto, lo único que atinó a decir, y que no servía de nada, porque él seguía igual.

-Es que... ¿Como pudo suceder algo así?

-Era un tipo rubio y escandaloso – Las palabras del tipo que acababa de despedir resonaron en su cabeza.

-Rubio y escandaloso... - Volvió a repetir en voz baja, cuando de pronto una imagen de Naruto pasó por su cabeza, como dándole la luz -. Pero claro – Dijo poniéndose de pie.

-¿Que sucede? - Preguntó la castaña extrañada.

-Debo hacer una llamada – Dijo Gaara tomando el teléfono y marcando un número bastante familiar - ¿Bueno? Habla el jefe de policía. Si, quiero que me de el número de una patente, el nombre del dueño es Naruto Uzumaki, gracias espero.

La castaña se limitaba a observar a su jefe mientras anotaba dicho número, sin hacer o decir nada. De alguna manera, para ella era suficiente el ver que ya no se encontrara tan desesperado, era un gran alivio.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

En un bar de mala reputación, donde las mujeres se paseaban en poca ropa junto a sus clientes, se encontraban tres de los miembros de Akatsuki. Charlaban mientras bebían uno que otro trago.

-Entonces dices que todo va muy bien Sasori – Dijo Itachi sonriendo complacido. El pelirrojo asintió mientras alzaba una copa.

-La jovencita es bastante fácil de manipular, como una marioneta. Se ha enamorado por completo de mi, soy todo un galán – Dijo dándose aires de grandeza -. Deberían alabarme.

-¡Ja! - Se burló Deidara -. Yo podría haberlo hecho mil veces mejor que tú, no sé por que no me lo pediste a mi Itachi.

-Simplemente porque tu rostro es el más conocido de todos nosotros. Sasori hasta ahora se ha mantenido invicto, a pesar de ser el que más se mueve al momento de las transacciones con Orochimaru. Tú para lo único que sirves es para llamar la atención – Le explicó seriamente el Uchiha, haciendo que el rubio se sintiera muy ofendido.

-Hmp, no es cierto, no solo sirvo para llamar la atención ¿No recuerdas que gracias a mi sus culos han sido salvados incontables veces? ¿Es así como esta organización agradece mis esfuerzos? - Decía Deidara llorando falsamente.

-Tampoco te pongas en ese plan, ridículo – Dijo Sasori -. Siguiendo en lo que es de verdad importante, estoy cerca de nuestro objetivo.

-Ya veo, que bien por ti – Itachi dio un sorbo a su lata de cerveza, vaciandola en el acto – Recuerda que debes hacer que te presente a su hermana, si no esto no tendrá ningún sentido.

-Si ya sé, no necesitas volver a repasarme el plan. Salir con la hija menor de los Hyuuga, sacarle información acerca de su familia y en especial de su madre y hermana. Acercarme también a su hermana, bla, bla, encontrar las pruebas – Repitió el pelirrojo como recitando un poema, solo que con menos gracia y más sarcasmo. Deidara no les ponía atención, estaba demasiado distraído viéndole las piernas a una camarera de larga cabellera roja.

-¿Que tanto ves Deidara? - Le preguntó Itachi.

-¿No creen que esa pelirroja de allá está como quiere? - Preguntó mientras la apuntaba con su índice. Sasori e Itachi al verla solo sonrieron de medio lado.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

-Señor Neji, tiene una llamada en la línea 2 – Decía la secretaria del castaño por el intercomunicador. Neji levantó el auricular y respondió a esa llamada, mientras la secretaria entraba ahora a su oficina con unos cuantos papeles en sus manos, todos muy pesados al parecer porque al dejarlos sobre el escritorio del presidente, suspiró hondamente ya mucho más aliviada -. Veo que los has encontrado – Dijo Neji con satisfacción una vez terminó su llamada -. Bien hecho.

-Gracias señor Neji, me tomó bastante tiempo reunir todos estos informes desde hace diez años atrás, espero que le sean útiles – Dijo haciendo una leve reverencia para salir de la oficina cerrando la puerta.

-A ver – Se levantó del asiento y tomó una de las tantas carpetas, algunas ya arruinadas por el paso de los años -. ¿Que sorpresa será la que guardan estos informes?

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

-Sai, ya deja de bromear jejeje – Decía Sakura riendo divertida junto al moreno. Se llevaban tan bien que parecía mentira. Ambos estaban en un restaurante almorzando, pero en las mesas exteriores.

-No es una broma, es de verdad – Contaba él muy animado, observando la sonrisa de la pelirrosa, pero que sonrisa pensaba él.

-Eh, esperame un momento, voy al baño y ya regreso – La pelirrosa se puso de pie tomando su pequeño bolso y se dirigió al baño.

-Hoy es el día Sakura, de alguna forma creo que este día es perfecto – Murmuró Sai mientras la veía alejarse.

Una joven rubia de ojos azules entraba al mismo lugar para ir a almorzar. Se dirigía a sentarse en una de las mesas exteriores cuando divisó a aquel moreno. Enseguida se ruborizó reconociéndolo, era el mismo chico por cual gracias a él tenía una mejor puntería.

-Es Sai... - Murmuró Ino con una sonrisa.

---------

Bueno, hasta aquí queda esta parte. La conti la pongo el miercoles porque no tengo el pc hasta ese día.
Nos leemos el miércoles ^^
Bye!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Lun Jul 19 2010, 18:00

SELENE EL CAP. ESTUVO genial genial genial

QUE BUENO QUE NARUTO Y HINATA YA ESTEN JUNTOS XDDD

PERO QUE HARA GAARA AHORA QUE SABE QUE HINATA ESTA CON NARUTO mmm mmm mmm

Y QUE HARA SASUKE PARA RECUPERAR A SAKURA mmm

LA HISTORIA SE PONE MUY BUENA XDDD

ESPERO QUE LO CONTINUES PRONTO SELENE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


lol! lol! lol! ala ala ala guiño guiño guiño holss holss holss silb silb silb silb div div div dance dance dance genial genial genial win win win smash smash smile smile smile bounce bounce bounce bebedor bebedor bebedor
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Mar Jul 20 2010, 01:38

ME ENCANTOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

ERES LA MEJOR HACIENDO FANFICSS!!!!!!


ESTE ES EL PRIMER FANFIC QUE LEÍ

ERES UNA ESTRELLA *_*


dance dance
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Jue Jul 22 2010, 07:16

Gracias por los post ^^
No se olviden de pasar por mis otros fics.
Aquí la conti.

-----


-Que hermoso es el mar ¿No crees Naruto-kun? - Preguntó Hinata recargada en el pecho del rubio. Ambos veían al mar sentados en la arena. Naruto llevaba puesto un traje de baño y su camisa blanca totalmente desabotonada, mostrando su bien formado cuerpo. Mientras que Hinata llevaba puesto un bikini color amarillo y una pañoleta blanca amarrada a su cintura. Ambos se sentían como en unas verdaderas vacaciones y no pensaban en nada más que en ese momento.

-Ajá, está muy lindo, me están dando ganas de ir a mojarme, oye Hinata, vamos al agua – Decía muy emocionado, a lo que a Hinata le apareció una gotita en la frente. Naruto siempre, a pesar de todo seguía siendo aquel alegre e insensato, que a ella tanto le gustaba.

-Bueno – La ojiperla se puso de pie -. Pero el último en llegar es una lenta tortuga – Mientras comenzaba a correr.

-¡E-eso es trampa Hinata! - Gritó el rubio corriendo detrás de ella -. ¡Espérame!

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

-Sai... – Ino se acercó al moreno. Él la observó fijamente, pero sin decir nada, era como si no la reconociera -. ¿No me recuerdas? - Preguntó algo desilusionada.

-Lo siento...- Sai guardó silencio un poco más, agudizando su mirada, hasta que hizo un gesto que parecía indicar que la recordaba - ¿Ino?

-¡Si! - Respondió ella extrañamente emocionada – Que bueno que me recuerdas, quería hablarte, no había tenido la oportunidad de agradecerte por lo que hiciste por mi la otra vez.

-¿Eso quiere decir que haz mejorado? - Sai la miró con una sonrisa, poniéndola algo nerviosa. La rubia asintió con la cabeza también sonriendo, pero en ese momento algo, o más bien alguien arruinó por completo su feliz reencuentro.

-¿Ino-cerda?

-¿Frente de marquesina?

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

-Naruto... - Mascullaba Gaara con rabia -. No te perdonaré lo que haz hecho, juro que me las vas a pagar.

-Gaara – Temari entro a su oficina. Matsuri le había contado lo que había sucedido y ella no se lo podía creer -. ¿Entonces es verdad? - Adivinó debido a la expresión en el rostro de su hermano.

-Ese maldito de Naruto se la llevó, pero ya estoy haciendo mis averiguaciones. No se saldrá con la suya – Decía apretando sus puños.

-Pero Gaara, Hinata se ha ido con él ¿Acaso crees que vale la pena buscarlos?

-Claro que si, ya te dije que no iba a perdonarlo, voy a ir a buscarlo personalmente.

-Gaara... - Murmuró preocupada.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

La joven pelirroja del bar estaba llevando unas bandejas a la barra. Su corta minifalda no dejaba mucho a la imaginación y al igual que las demás camareras robaba suspiros y hacía que a los hombres se les cayese la baba viéndola.

-¿Hasta cuando tan exhibicionista Karin? - Le habló una de sus compañeras de trabajo. Su cabello también era rojizo, pero mucho más claro. También vestía una minifalda atrevida, pero ella no se lucía tanto como su amiga -. Joder estás haciendo que todos estos cabrones calentones se te queden viendo – Y al parecer no gozaba de un excelente vocabulario.

-Déjame en paz Tayuya, a los hombres hay que hacérseles notar – Decía sonriendo despreocupada -. Me gusta sentirme bien conmigo misma.

-¿Y siendo una puta te sientes bien? - Preguntó Tayuya alzando una ceja. Karin solo la miró sonriente aún, ajustando sus anteojos.

-No soy una puta, solo disfruto mi juventud y belleza, no soy una amargada como tú – Dijo irónicamente. Tayuya no le respondió, solo se largó a reír. La verdad es que ellas eran ese tipo de amigas que se hablaban con toda la verdad y franqueza del mundo, sin importar que fuera.

-Eres una cabrona.

-Ey, ese vocabulario no es bueno para este lugar Tayuya, una dama debe comportarse – La regañó el barman, un hombre bastante robusto y de mirada seria -. El señor Orochimaru se molestará si sabe que haz ahuyentado a la clientela.

-Oh, cállate maldito culo gordo.

-Pero Tayuya...-

-¡Que te calles jodido imbécil! - Gritó furiosa. El hombre solo la miró desconcertado y siguió con su anterior tarea, que era refregar tranquilamente un vaso con un pañuelo para limpiarlo.

-Perdónala Jirobou – Dijo Karin conteniendo una risotada -. Ya sabes lo cabeza dura que se pone Tayuya.

-Si, como digas – Respondió Jirobou con una gotita en su frente, siguiendo con lo suyo.

-¿Como que cabeza dura, Karin? - Espetó molesta la pelirroja con una vena marcada en su frente. Pero en ese momento dejó su rabia de lado al ver como dos chicos apuestos se acercaban a ellas, uno rubio y el otro pelirrojo, mientras un tercero levantaba una copa desde su mesa.

-Buenos día señoritas ¿Me darían el honor de saber sus nombres? - Dijo Sasori caballerosamente, dejando ruborizadas a las dos “damas”.

-”Este tipo es un engreído” - Pensó para sí Deidara al verlo actuar tan arrogantemente.

Itachi, mientras sonreía y divisaba a las dos chicas, algo pasaba por su mente, una idea que de pronto surgió.

-¿Y si... usara a estas chicas? - Volvió a sonreír, pero con algo de malicia. Algo malo estaba planeando.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

-¿Se puede saber que es lo que haces aquí, Ino-cerda? - Preguntó Sakura con una enorme venita en su frente y conteniendo el deseo de golpear a la rubia -. ¿Y sobre todo que haces hablando con MI cita?

-¿Tú cita? - Ino la miró burlonamente - ¿Acaso alguien como tú puede salir con un chico como Sai?

-¿Que quieres decir con eso? - La pelirrosa se veía más enfadada ahora.

-Exactamente eso, frente de marquesina – Entre ambas apareció un rayito, mientras se veían con odio.

-¿Por que no te largas cerdita?

El ambiente estaba tenso y los clientes del lugar se sentían intimidados ya que las chicas emanaban una oscura aura, casi demoniaca.

-Jajajajaja.

-¿Eh? - Las dos detuvieron su pelea al oír como Sai se comenzaba a reír. Ambas se pusieron rojas de la vergüenza y no era para menos después del ridículo que habían hecho.

-¿Que es tan gracioso Sai? - Le preguntó Sakura enfadada. Ino solo se cubría la cara con ambas manos, mientras Sai terminaba de reír.

-Lo siento, es que ustedes dos son muy infantiles, y se parecen mucho – Respondió el pelinegro.

-¿Nosotras? - Se preguntaron al mismo tiempo - ¿Yo me parezco a ella? - Y se apuntaron entre sí.

-¿Lo ven? Son idénticas – Dijo Sai con una sonrisa. Ambas se enfadaron e hicieron un desprecio al moreno, quien seguía riendo, pero en menor intensidad.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

La noche ya se acercaba. Había sido un maravilloso día para Naruto y Hinata, el primer día de su amor, y después vendrían muchos más.

El sol estaba cayendo en el horizonte, mientras ambos lo observaban desde lo alto de un risco.

-Que bello es ¿Verdad? Los colores del atardecer se me hacen hermosos – Dijo Hinata, abrazada del rubio.

-Si, pero creo que son un poco tristes ¿No te parece? El atardecer es el momento en que el día muere.

-Si, pero también es el único instante en el que la noche y el día pueden tocarse. Ya que ellos están condenados a verse sólo cuando el sol se ponga – La ojiperla habló en un tono triste, que hizo que Naruto la abrazara fuertemente, apegándola a él -. Es algo triste...

-Si, pero al menos no somos el día y la noche – Dijo el rubio sonriendo. Hinata lo observó, viendo el reflejo del atardecer en sus ojos azules, viendo su propio reflejo. Era verdad, ellos no eran el día y la noche, por lo tanto, podrían estar juntos siempre.

-Tienes razón – Dijo ella acomodándose en su regazo – No tengo por que sentirme triste, porque siempre estaré a tu lado.

-Si.

Finalmente el sol se extinguió y la luna apareció en medio del cielo estrellado, mientras los dos jóvenes expresaban su amor con un apasionado beso, el viento parecía susurrar, y el mar golpeaba las rocas en la orilla.

-Hinata, es hora de dormir, vamos al hotel.

-Hai – Hinata asintió con la cabeza. Ambos se pusieron de pie, pero extrañamente Hinata se quedó paralizada al recordar que ambos se habían registrado en la misma habitación -. ¿La misma... habitación?

-¿Hinata? - Naruto pasó su mano frente al inerte rostro de la ojiperla - ¿Estás bien?

-El mismo... cuarto – Volvió a repetir antes de desmayarse, con el rostro completamente rojo.

-¡¿Hinata?! - Naruto se apresuró a atraparla antes de que cayera al suelo.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

Ya eran las diez de la noche y Neji aun seguía revisando los informes que le había traído su secretaria. Estaba sorprendido de haber encontrado tantas cifras tan altas, más o menos en las fechas que le había dicho su tío, lo que sólo confirmaba los negocios de su abuelo con Akatsuki. Todos sus contactos habían sido usados por la banda para trabajar todo este tiempo desde las sombras, con razón jamás eran atrapados. Y no sólo eso, había lavado de dinero incluido, eso perjudicaría enormemente a la empresa si se llegaba a saber.

-Tengo que hacer algo ¿Pero que? Si esto sigue así, nos iremos a la quiebra...

Se dejó caer sobre el asiento, preocupado. En ese momento su celular comenzó a sonar. Observó la pantalla y sonrió un poco.

-¿Bueno, Tenten?

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

Sakura y Sai caminaban hacia la casa de ella. Lamentablemente no tenían transporte hoy, el auto de Sakura estaba en reparación y el de Sai se había quedado sin gasolina y no lo había utilizado hoy.

Ella estaba aún un poco molesta por las burlas del moreno, pero más que nada por haberse encontrado a Ino, coqueteandole a Sai. De alguna forma eso le molestaba bastante ¿Es que acaso él no estaba interesado en ella? ¿Por que tenía que estar hablando con esa cerda?

-Así que conoces a Ino, jeje, fue una sorpresa para mí – Dijo de pronto Sai, haciendo que la pelirrosa se parara en seco, como estática.

-Si, fuimos compañeras en la escuela... solíamos... pelearnos por Sasuke – Esto lo dijo con un atisbo de rabia en su voz, como si se arrepintiese de lo que hizo en el pasado por el Uchiha.

-Ya veo... - La sonrisa de Sai se borró instantáneamente al oír ese nombre, y es que cada vez lo odiaba más, no podía soportar el hecho de que él hubiese hecho sufrir tanto a Sakura -. ¿Y eso ya no sucede? - Preguntó con su sonrisa falsa.

-No sé a que te refieres, yo no sé lo que sienta Ino, pero yo... por Sasuke – Sakura bajó su mirada, pero luego volvió a subirla, determinada -. Ya no siento nada por él.

-Eso me tranquiliza – El pelinegro dio un suspiro, haciendo que Sakura lo mirase -. Estaba celoso porque creí que aún amabas al Uchiha – Dijo sonriendo, pero esta vez en serio.

-¿Estabas... celoso? - Sakura se quedó muy sorprendida, más aun cuando lo sintió aprisionar su cintura y robarle un beso que no se negó a recibir. La verdad era que Sai besaba muy bien, era un gran chico y de seguro la haría olvidar para siempre a Sasuke, y ya lo estaba logrando.

Para Sai fue un agrado sentir que su beso fue correspondido. Como Sakura rodeaba su cuello con ambas manos y hacía más intenso el roce. Así, para ellos la noche recién comenzaba.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

-¿Donde estoy? - Hinata abrió lentamente sus ojos, observando el interior de la habitación. Estaba acostada en la cama, aun con las mismas ropas y tapada con una manta - ¿Naruto-kun? - Se preguntó mirando para todas partes.

-Ya despertaste, que bueno – Naruto apareció desde el baño. Se sentó en la cama mientras ella aun seguía recostada – Me diste un susto de muerte Hinata, no vuelvas a hacerlo – Dijo en tono de regaño.

-Gomen ne, Naruto-kun, pero es que... de pronto me sentí muy avergonzada.

-¿Avergonzada por que?

-Bueno pues... tú, antes ni si quiera volteabas a verme, yo sentía que nunca me verías como a una mujer. Tenía miedo de que nunca te fijaras en mi, y cuando pensé que esta noche estaríamos juntos... - Hinata hizo una pausa mientras su rostro se volvía completamente rojo – Yo sentí miedo, nervios y vergüenza, porque yo... yo... nunca he...

-Hinata, sé lo que quieres decir, y de verdad no quiero obligarte a nada, aunque me sorprende lo que me dices – Naruto sonrió un poco – Pero también me hace feliz.

-Naruto-kun... - La ojiperla lo miró sorprendida, nunca pensó que él la entendería tan fácilmente, era como si él supiese todo lo que ella sentía sólo con verla a los ojos.

Naruto se acercó a ella y la abrazó, escondiendo su cara entre el cabello azulado de Hinata que estaba esparcido sobre la cama.

-Yo quiero que estés conmigo, pero eso será cuando tú quieras.

-Yo quiero estar contigo, es solo que tengo miedo de no ser lo que tú esperas – Dijo Hinata cerrando sus ojos.

-Tú eres mucho más de lo que había soñado – Naruto se levantó un poco para verla a los ojos. Su cuerpo estaba sobre el de ella, mientras acariciaba tiernamente el rostro de su novia – Y te esperaré todo el tiempo que quieras.

-Pero yo ya he esperado demasiado – Dijo Hinata antes de besarlo. Naruto enseguida respondió su beso. Hinata ya no se sentía insegura, ahora estaba decidida a llegar hasta el final junto a Naruto.

Los nervios volvieron en un momento al sentir las manos del rubio recorrer su pierna e ir subiendo su vestido, pero lentamente se disiparon. Naruto también podía sentir las manos de Hinata sobre su espalda, su cabello, su pecho. Sentía como ella desabotonaba su camisa con extrema lentitud, tanta que lo estaba volviendo loco, y finalmente terminó por subir el vestido de Hinata, hasta quitárselo por completo, luego de lo cual cayeron sobre la cama llenándose de besos.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

-Gracias por invitarme Tenten – Decía Neji. Ambos estaban cenando en un restaurante. Ella lucía espléndida y Neji se percataba de eso.

-De nada, sabes que puedes contar conmigo – Dijo Tenten sonriendo.

Durante el tiempo que había pasado los dos se habían hecho muy buenos amigos y, aunque existía una evidente atracción física, aun no sucedía nada más.

-No sabes lo que me ha pasado, Tenten las cosas están mal.

-¿Es por tu empresa verdad? Hinata también me comentó algo, pero la verdad es un poco más cruel que eso ¿No?

-Es horrible, podría quedar arruinado gracias a los malos negocios de mi abuelo, no se que hacer.

-¿Neji Hyuuga no sabe que hacer? - Tenten lo miró sonriendo, como si no creyera lo que él decía.

-No te burles de mi Tenten, no soy un tipo tan genial como todo el mundo cree, a veces no sé como resolver los problemas – Neji miró a otro lado, frunciendo el ceño.

-Sé que lo resolverás, y mientras esas pruebas no sean encontradas no corres peligro, además lo que pasó no ha sido tu culpa, no tienes por que sentirte así.

-Pero no quiero que todo se pierda, el trabajo de toda mi familia.

-Sé que saldrás adelante – Dijo la castaña con una sonrisa, animando a su amigo.

Neji la observó fijamente, y también sonrió.

-Tienes razón, gracias Tenten.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

-Señor Gaara... - Matsuri se dejó caer sobre su cama dando un gran suspiro al pensar en su jefe. Estaba muy preocupada por él, por lo de su novia -. La novia del señor Gaara... ojalá y no tuviera novia.

Sintió arder su rostro con estas palabras, cielos pero que tonta, no podía estar sintiendo eso por alguien que jamás la había volteado a ver, al menos no como ella quería. Su jefe Gaara usualmente era muy amable con ella, y de vez en cuando charlaban de cosas triviales, pero él siempre salía con su novia. Matsuri sentía envidia de esa dichosa novia, ella desearía estar en su lugar.

-Pero que tonta, el señor Gaara nunca se va a fijar en ti, deberías caer en cuenta, Matsuri baka – Se regañó a sí misma.

Se recostó de lado dando otro suspiro.

-Señor Gaara...

-------

Aquí se acaba esta parte.
Espero que les haya gustado.
Nos leemos.
Bye ^^
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Jue Jul 22 2010, 11:44

SELENE EL CAP. ESTUVO genial genial genial

QUE LINDO QUE NARUTO Y HINATA ESTEN TAN JUNTOS XDD

O//O SAI BESO A SAKURA, PERO A INO LE GUSTA SAI XP

ADEMAS QUE POR LO QUE PARECE SAKURA QUIERE OLVIDAR A SASUKE XP

Y MATSURI ESTA ENAMORADA DE GAARA XD, PERO EL NO SE DA CUENTA DE SU EXISTENCIA XP

LA HISTORIA ESTA MUY INTERESANTE XD

CONTINUALO PRONTO SELENE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Jue Jul 22 2010, 14:55

JODEEEEEEEEEER NO MAMEEEEEEES

CONTIIIIIIIIIIIIIIIIIII

dance dance
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Jul 25 2010, 03:19

Gracias por los comentarios ^^
Aquí la conti.

-----------

Las luces del alba se asomaban por las ventanas del cuarto en donde habían dormido Naruto y Hinata. Ella aun seguía dormida, mientras él la observaba, con una expresión tierna en su rostro, acariciando su mejilla.

-Hinata... eres tan linda – Decía con una sonrisa.

-Naruto-kun... - Murmuró la ojiperla mientras se daba una vuelta en la cama, lo que la hizo despertar. Al ver a Naruto a su lado, recordó toda la noche anterior, sus besos, sus caricias...

Su rostro ardía otra vez, pero estaba tan feliz que no le importó.

-Que bueno que ya despertaras, pensé que te ibas a quedar a dormir para siempre.

-¿Por que dices eso? - Preguntó haciendo una mueca.

-Bueno pues, porque es tardísimo y tú siempre te levantas temprano, aunque comprendo que tuvieses sueño – Dijo el rubio con una risita pícara. Hinata se sonrojó violentamente y le dio un leve golpe en el hombro.

-¡N-Naruto!

-Jejeje no te enojes – Naruto le dio un pequeño beso en la frente, luego se levantó de la cama – Bien, es hora de levantarse, es tarde y el día está precioso.

-Es verdad – Lo secundó Hinata.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

-No sé que hago aquí, rayos – Decía Sasuke. Estaba parado afuera de la casa de Sakura fumando un cigarrillo. Miraba hacia su casa esperando a verla salir.

En ese momento Sakura salió de su casa junto a Sai, mientras ambos se besaban. Sasuke no lo podía creer, Sakura y Sai saliendo juntos de la casa de ella, era obvio lo que había pasado entre ellos. Se sintió mal, no podía negarlo, le dolió ver a Sakura y a Sai así, pero su orgullo era demasiado grande como para hacer alguna cosa, por lo que solo arrojó el cigarrillo y se alejó de ahí.

-Oye Sai... ¿No te sientes como observado? - Preguntó guindada del cuello del moreno.

-No, mmm bueno tal vez sí.

-¿Eh?

-Me estás observando en este momento ¿No? - A Sakura la apareció un gotita en la frente.

-No me refería a eso, torpe.

-Bueno, también me sentí observado toda la noche, no sabía que preferías hacerlo con la luz prendida – Dijo con su sonrisita, cosa que avergonzó de sobremanera a Sakura.

-¡Sai! No es cierto, fuiste tú el que encendió la luz.

-Jejeje, bueno eso no importa, es hora de irnos.

-Si, pero por favor no vuelvas a decir eso de nuevo o te golpearé – Decía la pelirrosa muy sonrojada. Sai solo sonrió y asintió.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

Hanabi se encontraba ya a las afueras de la universidad, era día sábado pero debía hacer unos deberes pendientes. Se dirigió a la biblioteca y se puso a ojear unos pesados libros de medicina.

-¿Que ves? - De pronto escuchó una voz detrás y se volteó enseguida.

-Kei-san – Hanabi al verlo esbozó enseguida una sonrisa. “Kei” también le sonrió –. Etto, estaba terminando unos deberes pendientes.

-¿En sábado? Vaya que eres estudiosa.

-No es para tanto – Decía riendo nerviosa.

-Bueno, si quieres puedo ayudarte – Sonriéndole -. Claro, sólo si tú quieres.

-Claro – Respondió Hanabi con una sonrisa y un pequeño sonrojo en sus mejillas.

-”Que fácil está resultando este juego, la muñeca pronto caerá” - Pensaba Sasori.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

Itachi estaba en el bar de Orochimaru, hablando con el mismo dueño, parecía que trataba de convencerlo de alguna cosa.

-Vamos Orochimaru, sólo será por un tiempo.

-No puedo prestarte a mis empleadas para satisfacer tus necesidades Itachi – Respondió el hombre cortante.

-No es para eso, es para algo mucho mejor, pero no puedo contarte ahora, sólo te digo que nos va a sacar de muchos problemas.

-Bueno... sólo te preso a Karin, aunque es una de las mejores, por lo mismo creo que le sacarás buen provecho, pero debes devolverla.

-Claro.

-Hablan de ella como si fuese mercancía – Dijo un tipo de lentes y cabello blanquecino que se acercó a ellos.

-Eso son todos para mí, Kabuto – Dijo Orochimaru riendo de forma oscura -. Solo son mercancía, cuando ya no sirven me deshago de ellos, y lo mismo haré con Akatsuki – Al decir esto miró a Itachi, el cual sonrió.

-Claro, claro – Levantó las manos como rindiéndose -. No vamos a dejar de serte útiles, ya verás.

*· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·**· - _ - ·*

Naruto y Hinata estaban saliendo del hotel, iban por la recepción, cuando se encontraron con alguien que no esperaban.

-Hasta que se aparecen – Dijo con una mirada fría que jamás habían visto en él, hasta les llegaron a dar escalofríos.

-G-Gaara – Dijo Naruto.

-Gaara-kun...

-Al fin los encuentro, la verdad es que no me costó demasiado, eres muy obvio Naruto – Gaara mostraba tanta rabia en su mirada, que no podía contenerse -. Eres un maldito traidor.

-No Gaara, no entiendes, Hinata y yo nos queremos – Trataba de explicar el rubio, pero Gaara estaba cegado por la ira.

-¡Cállate! - Gritó -. ¿Te hacías llamar mi amigo? ¿Robándome a mi novia? ¿Que clase de amigo eres eh?

-Gaara calmate – Naruto se acercó a él, pero Gaara lo recibió con un puñetazo en la cara, dejándolo tirado en el suelo.

-¡Naruto-kun! - Gritó Hinata yendo hacia él.

-Estoy bien Hinata – Naruto se limpió la sangre del labio, viendo fijamente a Gaara. El pelirrojo no había tenido suficiente, necesitaba descargar su rabia, estaba demasiado dolido por todo eso, pero más que nada porque Hinata había decidido irse con Naruto, eso era lo peor que le habían hecho.

-Ambos... son unos traidores – Decía empuñando sus manos.

-Gaara-kun, por favor – Hinata se puso de pie y se acercó a él, lentamente. La gente que estaba al rededor veía el hecho un tanto asustados, pero no se entrometían -. Gaara-kun por favor perdóname, se que he hecho todo mal – Se acercó más a él, hasta quedar frente a frente -. Yo no quería lastimarte, lo siento mucho.

La ojiperla lo abrazó mientras lloraba. Naruto se puso de pie observando la escena.

-Hinata... perdoname tú, por no poder hacer que me ames – Gaara también la abrazó, la rabia ya había pasado, ya no podía estar enojado con ella porque simplemente la amaba -. Yo tampoco quería esto.

-Gaara... - Naruto se sintió culpable, en esos momentos él era el malo de la película, pero no podía hacer otra cosa, deseaba más que nada estar con Hinata.

-Perdón Gaara-kun – Volvió a repetir la ojiperla.

Continuara...

Avance:

Gaara ha perdonado a Naruto y a Hinata, pero su corazón sigue herido, lo que lo llevará a buscar un reemplazo de Hinata y hará todo mal. Hinata y Naruto pasan unos días más en el país de las olas y regresan, se enfrentan al caso del tráfico de órganos, el dolor de cabeza de Sakura. Sakura y Sai han entablado una relación y es cuando Sasuke finalmente se da cuenta de lo que siente, pero alguien más aparece en su vida.

Próximo capitulo: Infiltración.

-------

Je y con adelanto y todo.
Espero que les haya gustado aunque estuviera corto, lo mejor ya está por venir, porque se pondrá cada vez más interesante.
Nos leemos.
¡Bye! ^^
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Jul 25 2010, 03:33

KYAAAAAAAAAAAAAAA [GRITO DE FANGIRL]

KYAA NO PUEDO ESPERAR LA CONTIIII *¬* ERES LA MEJOOOOOOOR!!!

ME MUEROOOOOOOOOOOOOOO CON QUIEN SERÁ QUE SE VA GAARA

KYAAA ME CAGO OQNO PERO ME MUERO *¬*

CONTI~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Jul 25 2010, 03:34

OHHH MIERCO YA SE CON QUIEN SE VAAA CON MATSURI O SINO NOSE U_Ú

MATSURIIIII E_É
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Jul 25 2010, 08:01

SELENE EL CAP. ESTUVO genial genial genial genial

MALDITO SASORI QUE ENGAÑA A HANABI redhot redhot

QUE MAL POR GAARA, EL SI AMABA A HINATA pañu pañu

PERO NARUTO NO LA QUIERE PERDER XDD

Y CON LOS AKATSUKIS QUE TENDRA QUE VER KARIN mmm mmm

EL CAP. ESTUVO SUPER BIEN XD, ESPERO QUE LO CONTINUES PRONTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Lun Jul 26 2010, 16:21

¡Hola!
No les hago esperar más, aquí la primera parte del capitulo ^^
----

Capitulo 12: Infiltración.


Gaara iba en el avión de regreso a Suna. Estaba mal y no podía negarlo, pero tampoco podía negar que había luchado por Hinata y había perdido rotundamente. Se sentía frustrado, herido, pero también, de alguna forma, se sentía feliz por ellos.

-Supongo que no soy tan egoísta del todo – Se dijo con una sonrisa, recostándose en el asiento del avión.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Sasuke estaba su oficina, furioso, dolido. No podía creer que a fin de cuentas Sakura se hubiese quedado con ese papanatas de Sai, que lo hubiera despreciado como lo hizo. Y pensar que él de verdad sentía algo por ella.

-Mierda, ¿Por qué tengo que ser tan orgulloso? Todo esto fue mi culpa... - Se dijo enfadado consigo mismo.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Los días habían pasado, las cosas se veían tensas en la oficina entre Sasuke y Sai. La verdad era que los dos se tenían resentimiento el uno al otro, apenas se podían ver.

Mientras la amistad de Neji y Tenten iba cada vez en aumento.

Naruto y Hinata se pasaron todos esos días juntos, felices y sin culpas al haber sido perdonados por Gaara. Ya habían decidido regresar para ocuparse de su trabajo y sus cosas, después de todo la vida no eran solo vacaciones, además que esas habían sido muy precipitadas.

Mientras en Akatsuki las cosas iban tal y como las habían planeado, era increíble que aquella organización siempre se saliera con la suya.

El nuevo plan de Itachi pronto iba a ponerse en marcha, y hasta había maravillado a sus jefes.

Así llegó un iluminado día lunes.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

-Vaya, Konoha me parece muy aburrida después de haber estado tantos días frente al mar – Decía Naruto saliendo del aeropuerto con una maleta a cada lado, una de él y la otra de Hinata.

-¿Si verdad? La playa es mucho más emocionante – Dijo ella sonriendo.

-Ajá – Asintió el rubio con la cabeza –. Me alegra que pienses así.

-Bueno, por ahora vayamos a dejar todo esto en nuestros departamentos, ya nos hemos tomado muchos días libres y de seguro Sasuke nos necesita, Tenten me contó que ha estado con un humor de perros estos días.

-¿A si? ¿Por que crees que sea eso? - Le preguntó Naruto confundido.

-Creo que porque Sakura y Sai están saliendo juntos.

-¿Eh? Pero que idiota es Sasuke, se tardó tanto en reaccionar que... - Naruto se quedó callado, sintiéndose identificado con sus palabras -. Será mejor que yo no opine sobre esto.

Hinata solo rió divertida ante su comentario.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Sai llegaba montado en una motocicleta negra a la comisaría. Había decidido cambiar de trasporte ya que se sentía más cómodo con algo más pequeño. Al estacionarse notó el auto de su novia e inmediatamente se dibujó una sonrisa en sus labios, de seguro tenían otro caso en común.

Entró al lugar saludando a todos alegremente, pero se detuvo al ver al Uchiha.

-Vaya ¿A mi no me saludas, Sai?

-No tengo por que saludar a sujetos como tú – Respondió cortante.

-Cuidado, podrías salir de aquí en un segundo si me da la gana – Sonrió Sasuke arrogante.

-No te tengo miedo, Uchiha.

El ambiente estaba terriblemente tenso, las miradas de los dos peli negros eran como para matarse entre ellos. Pero todo eso se vio interrumpido al aparecer Sakura.

-Ah, Sai ya llegaste – Se le acercó dándole un beso rápido – Ven, tenemos que ir al laboratorio para observar unas pistas ¿De acuerdo?

-Claro Sakura – Sai se fue junto con la pelirrosa, que ignoró totalmente a Sasuke. Sin embrago ninguno de los dos dejó de verse con odio hasta que Sai y Sakura desaparecieron por la puerta.

-Maldito – Masculló Sasuke fastidiado, pero enseguida se sorprendió al ver entrar a Naruto y a Hinata.

-¡Hola Sasuke! - Saludó el rubio alegremente.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Lugar: Sunagakure, brigada de homicidios.

Matsuri dejó una taza de café sobre el escritorio de su jefe. Desde que había roto con su novia ya no era el mismo, se le podía ver triste siempre, no ponía el mismo entusiasmo en su trabajo, había cambiado muchísimo y eso la preocupaba terriblemente. Aferró la bandeja en donde había traído el café contra su pecho, viéndolo fijamente.

-Gracias, pero no te hubieras molestado – Dijo él, interrumpiendo los pensamientos de la chica.

-No es nada señor Gaara, es un placer para mi poder atenderlo – Dijo ella con una sonrisa. Gaara la quedó mirando fijamente, observando su sonrisa, vaya que era una chica alegre, siempre le estaba sonriendo.

-Bueno... ¿Matsuri estás saliendo con alguien?

-¿Eh? - La castaña se sonrojó con la pregunta y parpadeó como cien veces, creyendo que estaba alucinando seriamente. Si, de seguro eran las pastillas para dormir, aunque en las indicaciones no decía nada acerca de alucinaciones, y si no era eso entonces solo podía ser cierto -. ¿P-por que me pregunta eso señor?

-Bueno... porque si no tienes nada que hacer me gustaría invitarte a cenar, claro, eso si no tienes novio.

-¡N-no tengo novio! - Respondió Matsuri casi de forma mecánica, como si fuese un robot. Gaara sonrió, aun seguía dolido por lo de Hinata, pero no tenía nada de malo invitar a salir a una amiga ¿No lo tenía o si?

-¿Eso es un sí?

-C-claro señor, con mucho gusto.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Lugar: Konoha, brigada de homicidios.

Todos estaban reunidos en el laboratorio, observando las fotografías más recientes del caso de tráfico de órganos, a la que también habían llamado Jack el destripador, ya que los casos se parecían bastante a los del mítico asesino.

-Vaya, es... asqueroso – Dijo el rubio observando las fotografías en la pantalla.

-Si, bueno, este caso me tiene un poco... harta, la verdad es que me frustra no poder resolverlo – Sakura suspiró –. No tengo ni una sola pista, ni si quiera los informes me dicen algo.

Hinata, que desde hace un rato había estado revisando los informes, de pronto se mostró inquieta. Observaba las fichas de las víctimas, quince en total desde que todo había comenzado hace unos dos meses.

-Esto... creo que he encontrado algo – Dijo de pronto llamando la atención de todos.

-¿Que sucede Hinata? - Le preguntó Sasuke acercándose, sin dejar de hacer mala cara ante Sai -. ¿Que has encontrado?

-Bueno... no se si sea importante o no, pero ciertamente me ha inquietado – La joven le enseñó su duda al azabache, que al verla abrió sus ojos sorprendido. Sakura los miraba expectante, pero antes de que pudiera decir algo Naruto le arrebató la carpeta a Sasuke de las manos lo que hizo que se le marcara una venita en la frente.

-¡Dejame ver teme! - Gritó –. Oh... - También se sorprendió al darse cuenta de algo – Esto es...

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Hanabi se encontraba pasando en limpio algunos apuntes para la siguiente clase. Su amiga estaba junto a ella.

En eso una botella de refresco apareció frente a sus ojos aperlados y levantó su vista para toparse con los ojos negros de ese chico que le gustaba tanto.

-Debes estar sedienta – Dijo él.

-Hola Kei-san – Dijo con una sonrisa -. La verdad es que si, parece que adivinas mis pensamientos.

-Eh, Hanabi yo voy al baño – Dijo su amiga poniéndose de pie para dejarlos solos. Sonreía pícaramente. Hanabi se puso muy nerviosa.

-Espera, Tsuki – Trató de llamarla pero ella ya se había ido.

-¿Que pasa? ¿No te gusta estar a solas conmigo? - Preguntó Kei (Cuando esté con Hanabi lo llamaré Kei, para no enredarme, pero todos sabemos que es Sasori ^^) Sentándose a su lado.

-No es eso... es que me pones un poco nerviosa.

-¿Te pongo nerviosa? - Le preguntó con una sonrisa, mientras ella asentía tímidamente.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

-¿Que es? - Preguntó Sakura perdiendo los estribos -. ¿Acaso no van a decirme?

-¿Como se me pudo pasar algo así por alto? - Se preguntó Sasuke - “Definitivamente lo que está pasando con Sakura me ha afectado” - Pensó para sí.

-Sakura-chan, dices que no hay ninguna relación entre las víctimas – Dijo Naruto en actitud seria, que cuando se ponía así era porque estaba hablando de algo de verdad importante.

-Así es, ni se conocían, vivían en zonas muy separadas, no eran familiares tampoco, no hay nada que los una – Explicó Sakura sus razonamientos.

-En eso te equivocas – Habló Hinata por fin -. Naruto y Sasuke también se han dado cuenta, pero según las fichas, todas las víctimas se atendieron en el hospital general de Konoha al rededor de una o dos semanas antes de su muerte, por alguna enfermedad transitoria o estacionaria.

-¿Que? - Sakura se sorprendió muchísimo. Le arrebató la carpeta al rubio de las manos y comprobó que era cierto. La verdad ella también lo había notado pero no le pareció nada sospechoso tomando en cuenta que sólo se trataba de enfermedades sin importancia como resfriados, alergias y esas cosas – Eso quiere decir...

-Que debemos ir a ese hospital – Completó Sai rápidamente, por primera vez dejando de lado su odio por el Uchiha para ponerse serio con el caso.

-Seguramente nuestro Jack se encuentre ahí – Dijo Naruto con una sonrisa en su rostro -. Vaya, hace tiempo que no me divertía.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Karin se encontraba hablando con Itachi, ambos sentados en una mesa del bar. Ella parecía un poco escéptica y lo miraba como dudando de algo.

-¿Estás seguro que algo como eso funcionará?

-Claro, tú solo confía en mi – Le dijo Itachi sonriendo. Ella bebió de un vaso que estaba a su lado.

-No lo sé, no quiero meterme en algo ilegal – Dijo ella.

-No pasará nada, mi hermano puede ser muy hábil como policía, pero para sus relaciones personales es un desastre, lo sé porque lo he estado vigilando todo este tiempo.

-Eres un poco raro ¿Sabes? Si odias tanto a tu hermano menor ¿Por que lo vigilas como si lo quisieras? - Preguntó Karin notando como Itachi se enfadaba con la pregunta.

-Eso no es de tu incumbencia, sólo me interesa que me ayudes con esto – Respondió él desviando la mirada molesto.

-Como quieras – Karin cerró los ojos, ajustando sus anteojos -. Sólo debo hacerme pasar por una triste mujer que a perdido a un familiar en un asesinato ¿Correcto? - Vio como el azabache asentía -. Entonces será muy fácil, descuida.

La pelirroja se levantó y comenzó a caminar hacia la barra. A esas horas el lugar aun no estaba en funcionamiento, por lo que se encontraba casi vacío, nada más estaban los empleados.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Naruto se encontraba en la entrada del hospital general de Konoha. A su lado estaban Hinata y Sai. Los tres se miraron y luego asintieron.

El rubio se dirigió a la recepcionista mostrándole su placa.

-Detective Naruto Uzumaki – Se presentó -. ¿Puedo hablar con la directora del hospital?

-E-enseguida señor – Respondió la mujer, la cual palideció al ver la placa de policía. Temió que algo malo pudiese estar pasando -. Directora Tsunade, la necesitan urgente en recepción – Se oyó por el alto parlante.

-¿Tsunade? - Se preguntó Hinata, como recordando algo.

------

Eso es todo por ahora.
Nos estamos leyendo ^^
Bye!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Mar Jul 27 2010, 11:25

SELENE ESTUVO MUY genial genial genial genial

GAARA Y MATSURI TENDRAN UNA CITA ^^

SASUKE ODIA A MUERTE A SAI XP

NARUTO Y HINATA VUELVEN XDD

Y DESCUBRIERON ALGO IMPORTANTE XDD

E ITACHI PIENSA VIGILAR A SASUKE XP

ESTO SE PONE MUY BUENO XD, CONTINUALO PRONTO SELENE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Jue Jul 29 2010, 07:23

Lo sabia!!

Iva a hacer una cita con Matsuri xDD!!!!

Etto, Naruto y Hinata ^_^

Joer Karin no le cae ser una mujer triste xD!

Etto .___. *¬* Muy buen capi

Conti pronto

Dew~ genial
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Jue Jul 29 2010, 13:45

Si, si, el papel no le queda pero ni modo xDDD
Bueno chicas, aquí la conti ^^
---

Sasuke se había quedado en el laboratorio revisando las fotografías. Estaba bastante malhumorado después de todo, y no era para menos.

Sakura entró y al verlo solo, una punzada la hizo detenerse.

-¿Te sucede algo? - Preguntó Sasuke sin quitar su vista de los informes.

-No ¿A que te refieres? Solo venía por unas cuantas cosas y ya me voy – Dijo ella pasándolo de largo. Sasuke dejó lo que estaba haciendo y la tomó del brazo bruscamente, haciéndola dar la vuelta.

-¿Que estás haciendo?

-Sakura... - Sasuke se quedó callado, perdido en sus ojos. Ella también guardó silencio, observando la oscuridad de sus ojos, aquellos ojos que no demostraban otra cosa que no fuese rabia -. ¿Sakura por que?

-¿Por que qué? - Preguntó ella, totalmente confundida, observando como esos ojos llenos de furia se volvían tristes -. ¿De que me estás hablando, Sasuke?

-Sakura, yo te... - En ese momento fueron interrumpidos, cuando alguien tocó la puerta del lugar y entró sin esperar respuesta.

-Disculpe Uchiha-san – Dijo el agente Lee.

-¿Que sucede? - Sasuke se alejó de Sakura, dándole la espalda, y dejándola muy confundida.

-Se trata de un caso, alguien ha sido asesinado.

-Voy enseguida.

Sakura suspiró, aun confundida por lo que acababa de pasar ¿Que iba a decirle Sasuke en ese momento?

------------
Neji estaba sacando cuentas nuevamente, durante todo este tiempo había estado más que nunca preocupado de arreglar todo ese embrollo que había en la empresa. Demasiadas cosas ilegales, que de seguro dejarían a más de alguno tras las rejas.

-Será mejor que me tome un descanso de todo esto... - Al ponerse de pie, algo le vino a la cabeza -. Las pruebas de mi tía... ¿Y si hablo con Hinata?

------------
Los tres oficiales y la directora del hospital estaban reunidos en una sala, lejos de toda interrupción.

-¿Que los trae por aquí oficiales? - Preguntó la mujer rubia.

-Ah, ya recuerdo – Dijo Hinata -. Es usted la doctora que atendió a mi amiga Tenten.

-Claro – Tsunade la miró -. Es usted la oficial que venía acompañada de un joven pelirrojo muy guapo – Naruto carraspeó al sentirse molesto por lo que había oído. A Hinata la apareció una gotita en la frente y Sai no dijo nada.

-Bueno, no estamos aquí para hablar de eso – Interrumpió el rubio -. Estamos investigando una serie de asesinatos ocurridos recientemente en la ciudad, el asesino siempre arrebata un órgano de su víctima, por lo que dedujimos que se trataba de tráfico de órganos.

-Oh si he oído mucho de ello en las noticias – Recordó la doctora -. ¿Y que tiene que ver eso conmigo?

-La verdad no es con usted, sino más bien con este hospital – Dijo Sai -. Tras haber estudiado los informes y los perfiles de cada víctima, la única conexión que se pudo hacer entre ellos es este lugar. Todos ellos murieron una o dos semanas después de haberse atendido aquí por enfermedades sin mayor importancia, y no sólo eso, dedujimos que el asesino debe tener algún tipo de experiencia médica debido a sus cortes tan precisos.

-Ya veo...

-¿Tiene algún registro de los pacientes? - Preguntó Hinata -. Nos gustaría revisarlos y confirmar unas cuantas sospechas.

-Claro, vamos enseguida – Todos se pusieron de pie, dispuestos a seguir a Tsunade.

------------
Sasuke se encontraba en el lugar del crimen, había resultado un incendio en una tienda de joyas, en el cual una persona había resultado muerta. Después del peritaje fue confirmado que el siniestro había sido provocado y no accidental.

-Otro caso sin un asesino o un sospechoso – Sasuke bufó ante este comentario, últimamente estaba demasiado estresado como para que ahora tuviera otro caso sin resolver.

-No hemos encontrado nada más que sea sospechoso, señor – Dijo Lee.

-Bien.

Sasuke comenzó a caminar hacia su auto, para irse del lugar, pero al llegar junto a él vio como otro auto se detenía junto al suyo. Una mujer pelirroja se bajó de él. Sasuke la observó, vestía una corta falda de ejecutiva, muy apegada a su cuerpo, tenía piernas largas y bien formadas, y su figura bien contorneada.

-Disculpe ¿Que fue lo que sucedió? - Preguntó rápidamente ella. Sasuke se tardó en responder, debido a que estaba viéndola fijamente.

-¿Quien es usted? - Preguntó, sin responderle a ella primero.

-Mi nombre es Karin, soy la hermana del dueño, me dijeron que había habido un incendio y vine a ver ¿Como está mi hermano? - Preguntó. Sasuke bajó la cabeza, con expresión de resignación. La pelirroja pareció entender el gesto y también bajó la cabeza.

-Lo siento – Dijo Sasuke casi en un susurro.

Por supuesto que Karin sabía que todo eso había sido un teatro muy bien armado por Itachi, para que ella pudiera presentarse ante Sasuke sin que fuese sospechoso, pero jamás se imaginó que él fuese un hombre tan bien parecido.

-”Creo que va a gustarme este nuevo trabajo” - Pensó con una sonrisa para sí misma, sin que nadie notara lo feliz que se encontraba.

------------
Lugar: Sunagakure, afuera de la oficina de la brigada de homicidios.

-Bueno, ¿A donde quieres ir? - Preguntó Gaara a la castaña. Ya estaba cayendo el sol en el horizonte, por lo que el cielo era rojizo.

-A donde usted quiera – Respondió ella un tanto sonrojada. El pelirrojo frunció el ceño.

-No me gusta que me trates de usted, y menos cuando ya no estamos en el trabajo.

-Perdóneme, d-digo, perdóname.

-Así está mejor – Gaara le sonrió -. Bueno, vamos.

-Si – Matsuri también sonrió, creyendo que estaba en un sueño.

------------
Lugar: Konoha.

Naruto y Hinata ya se había despedido de Sai, y estaban llegando a su edificio. Lo que habían encontrado en el hospital no había sido la gran cosa, los pacientes no habían sido atendidos por un mismo médico, lo que resultaba en que fuera imposible culpar a una persona. Esperaban poder atar algunos cabos sueltos después de descansar un poco en sus casas.

-Hoy fue un día muy pesado ¿No crees Hinata? - Preguntó el rubio, mientras la abrazaba.

-Así es, lo bueno de todo esto es que por fin estoy contigo – Ella soltó una pequeña risita, que también contagió a Naruto. El rubio la tomó del mentón para hacer que lo mirase directamente a los ojos, y la besó tiernamente en los labios.

-Te amo – Dijo él al separarse, y luego la volvió a besar.

-Naruto, Hinata-san...

Ambos se dieron la vuelta y vieron como Ayumi los observaba. Estaba parada frente a ellos, con el rostro triste.

-A-Ayumi... - Articuló Naruto sorprendido. Observó como la joven de larga cabellera castaña bajaba la mirada, pero segundos después la volvía a subir mostrando una tierna sonrisa con algunas lágrimas en sus ojos.

-Que bueno que han regresado...

------------
-¿Quieres decir que no pudieron averiguar nada? - Preguntó Sakura la cual estaba sentada a la mesa en el departamento de su novio Sai, quien servía un poco de refresco y luego se sentaba junto a ella.

-No, lamentablemente no sacamos nada con ir a ese lugar, no había forma de inculpar a una sola persona, lo peor es que el asesino siempre se lleva consigo el arma homicida – Respondió Sai.

-Si, por eso tampoco hemos podido identificar sus huellas – Sakura dio un sorbo al refresco, y luego emitió un largo suspiro -. Juro que este caso me tiene harta, pero no descansaré hasta verlo terminado y ver al culpable tras las rejas – Decía con mirada determinada.

-Eso es algo que me gusta de ti, siempre que te propones algo llegas hasta el final – Le dijo Sai viéndola fijamente, lo que la hizo sonrojar un poco.

-Bueno, supongo que algo bueno tenías que haber visto en mi ¿No? - Bromeó Sakura con una risita, pero de pronto se sorprendió al ver como Sai de un jalón la levantaba de la silla y la apegaba a su pecho para besarla -. “Sai...” - Pensó sorprendida.

Sai la siguió besando mientras la llevaba hacia el cuarto de él, dejando la puerta abierta al pasar y lanzándose con ella a la cama.

Sakura cerró los ojos dejándose llevar, pero al hacerlo la imagen de los ojos de Sasuke apareció en su mente, esos ojos tristes, y las palabras que se apagaron al momento de ser interrumpidos. ¿Que iba a decirle? No se dejaba de atormentar, su mente estaba totalmente en otra parte.

-¿Sakura que pasa? - Le preguntó Sai notando su poca concentración -. ¿Sucede algo malo?

-N-no, nada que ver Sai, es solo... que me encuentro muy cansada y quisiera que me lleves a mi casa – Dijo ella mirando a un lado. Sai se sentó sobre la cama a un lado de ella, mirándola con una sonrisa.

-De acuerdo, vamos.

-Si, gracias – La pelirrosa se levantó y dándole un fugaz beso al pelinegro salió de la habitación. Él se quedó ahí por un momento, pensativo ¿De verdad estaría bien Sakura? Más bien parecía estar pensando en algo más, o alguien más.

------------
-Ayumi-san... - Hinata al verla se sintió un tanto incómoda, recordando que ella había venido a “robarle” a Naruto, no pudo evitar fruncir el entrecejo.

-Por favor Hinata-san, no me mires con esa cara – Pidió la castaña con una sonrisa, borrando todo rastro de lágrimas de su rostro con la manga de su chaqueta -. No he venido a quitarte a Naruto.

Hinata se sonrojó y Naruto la observó con una gotita en su frente.

-Sólo venía a traerles esto – Dijo alzando su mano empuñada y abriéndola para mostrar en su palma el prendedor de rosa que Naruto le había regalado años atrás. Naruto la observó sorprendido y Hinata sin comprender, pues ella no entendía de que se trataba eso -. Vengo a despedirme, mañana temprano regreso a Inglaterra.

-Ayumi... tú... - Articuló el rubio entre sorprendido y triste. Ayumi se acercó a Hinata y tomando una de sus manos le entregó aquel prendedor tan preciado para ella, mientras le sonreía amablemente.

-Esto significa mucho para mi – Dijo mientras cerraba la mano de la ojiperla -. Es una promesa que Naruto y yo hicimos hace mucho tiempo, pero ahora la promesa será entre ustedes. Por favor cuidalo mucho y no lo hagas sufrir como yo, sé que ustedes serán muy felices.

-Ayumi-san... - Hinata le dirigió otra mirada confundida, tratando de entender sus sentimientos, y de alguna forma parecía comprenderlo, sabía lo difícil que tenía que ser para Ayumi el renunciar al hombre que amaba, y además confiárselo a ella, por eso no iba a defraudarla -. De acuerdo, como tú digas – Respondió Hinata sonriendo.

Ayumi se acercó a Naruto y lo abrazó a modo de despedida – Esto no es un adiós, sino un hasta pronto. Tendrán que invitarme a la boda.

El rubio sonrió mientras la ojiperla se ponía muy nerviosa al oír la palabra boda, pero supo sobreponerse.

-Nos vemos Ayumi, cuidate mucho y te deseo mucha suerte, espero que encuentres a alguien y seas muy feliz – Le dijo Naruto dedicándole una sonrisa. Ayumi sonrió de forma muy animada, rompiendo al ambiente un poco triste que había.

-¡Lo haré ya lo verás! - Levantó su dedo pulgar mostrando una sonrisa – Hinata-san, si lo pierdes no dudes en que yo vendré por él.

-¡¿Eh?! - Se quejó la ojiperla, tomando a Naruto del brazo. Ayumi solo estalló de risa y a los segundos después Naruto y Hinata también.

----

Bueno, aquí acaba por ahora, ya nos leemos en la tercera parte ^^
Bye!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Vie Jul 30 2010, 04:13

SELENE EL CAP. ESTUVO genial genial genial genial genial

QUE LE IVA DECIR SASUKE A SAKURA mmm mmm mmm mmm

ADEMAS PARECE QUE EL PLAN DE ITACHI VA BIEN XPP

PERO KARIN LOGRARA ENGAÑAR A SASUKE mmm mmm mmm

ADEMAS PODRAN RESOLVER EL CASO mmm mmm mmm

LA HISTORIA SE PONE MUY BUENA XD, CONTINUALO PRONTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Sáb Jul 31 2010, 06:36

ESTUPENDOOOOOOOOOOOOOOO

WAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

KYAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

JODER QUE LINDO ESTUBO

AYUMI SE DESPIDIO :pañu:

PERO QUE DESPEDIDA O-O

XDDD KYAAA LO DE LA BODA Y KYAAAA

DESMAYO-

Inner : Exagerada, levantate.

Yo : Ok ok..

Inner : Bueno.... Esperamos conti!

Yo : Yo queria decir eso --

Inner : Te jodiste.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Ago 01 2010, 09:08

Hola!!!
Aquí la conti ^^
--------

Hanabi se encontraba en su cuarto, a punto de irse a dormir, pero por más que intentaba le era imposible conciliar el sueño recordando un hecho de esta tarde en la universidad, cuando su amiga la había dejado sola junto a Kei.

-¿Que pasa? ¿No te gusta estar a solas conmigo? - Preguntó Kei sentándose a su lado.

-No es eso... es que me pones un poco nerviosa.

-¿Te pongo nerviosa? - Le preguntó con una sonrisa, mientras ella asentía tímidamente.

-S-si, es decir, no, quiero decir, ay rayos ya me hice un lío – Admitió Hanabi avergonzada por su infantil comportamiento. Quedó más impresionada y sonrojada cuando Kei la tomó del mentón sólo para hacer que lo mirara fijamente, encontrando su mirada oscura, en esos ojos afilados. Se quedó así, mirándolo, totalmente ruborizada, pero perdida a la vez en sus ojos.

-Eres tan tierna, Hanabi-chan. Igual que una dulce muñequita – Y sin decir ya nada más la besó. Hanabi se quedó paralizada y es que muy pocas veces había besado a un chico y eso en verdad le daba muchísima vergüenza, pero le gustaba mucho aquel contacto de labios.

-Kei-san – Suspiró su nombre, luego abrazó la almohada entre risitas, estaba realmente feliz.

----------------------

Naruto y Hinata se encontraban en el cuarto de éste, ambos sentados sobre la cama del rubio mientras hablaban. Hinata observaba aquel prendedor en su mano mientras Naruto terminaba de relatar la historia.

-Ya veo – Dijo ella una vez terminó de hablar Naruto -. Supongo que ambos debieron sufrir mucho con eso ¿No es cierto? Seguramente amaste mucho a Ayumi-san – Hinata bajó su mirada, pero la volvió a levantar al sentir los brazos de su amado al rededor de su cuerpo.

-Así es, yo la amaba, pero eso es parte del pasado, porque ahora la única mujer de mi vida eres tú, y siempre vas a serlo no importa lo que pase.

Hinata sonrió mientras acariciaba la mano del rubio que estaba por sobre su pecho, casi a la altura de sus hombros. Volteó el rostro para mirarlo fijamente y lo besó en los labios con ternura.

-Nunca imaginé que al fin llegaría este día, el día que tú me dijeras que soy la única para ti. Soy muy feliz Naruto-kun.

-Yo también lo soy – Naruto sonrió de la forma en que sólo él podía hacerlo.

-Nunca pensé que Ayumi-san fuese tan buena gente, ella en verdad te ama y por eso ha renunciado a ti – La ojiperla volvió a observar aquel prendedor de rosa, el cual ahora era la promesa de amor entre ella y Naruto.

-Ella es una buena chica, estoy seguro de que será muy feliz, pero ya basta de hablar de ella – Naruto rápidamente posó sus labios sobre los de Hinata, brindándole un apasionado pero romántico beso -. Ahora solo quiero estar contigo – Le susurró en la comisura de los labios.

-Pero mañana hay que trabajar – Le dijo Hinata con una sonrisa traviesa.

-Haremos el intento de despertar temprano – El rubio volvió a besarla, dejando caer su cuerpo sobre el de su chica, llenándola de besos y caricias cada vez más intensos.

---------------------------

Lugar: Sunagakure, al día siguiente.

Matsuri acababa de despertar, había tenido una cena maravillosa con el chico de sus sueños, el cual hace solo una semana había roto su compromiso. Al pensar en eso la sonrisa con la que se había levantado se borró instantáneamente ¿Como podía estar pensando en tener algo con él cuando lo de su novia estaba tan reciente? Seguramente él estuviera buscando consuelo, pero no de ese tipo, sino el de una amiga, alguien que lo escuchara y no alguien que tratara de enredarse con él.

-Pero que tonta soy, tonta, tonta – Suspiró -. Seguramente el señor Gaara aun se encuentre mal, y yo pensando en que se fije en mi.

La castaña salió de su cuarto hacia el baño para comenzar a alistarse e irse a su trabajo.

--------------------

Gaara estaba en su habitación terminando de ducharse. Salió del cuarto de baño con una toalla cubriendo la parte baja de su cuerpo y la otra más pequeña secando su cabello rojizo, directo hacia su habitación, la cual era de un estilo muy refinado. Por su cuerpo aun resbalaban finas gotas de agua. Recordaba la noche anterior, la verdad era que la había pasado bastante bien con Matsuri, era alguien muy alegre y divertida, muy centrada en cuanto a sus convicciones, pero para él nadie era como Hinata.

-Supongo que no es tan fácil olvidarse de alguien de quien has estado enamorado durante años – Se sentó sobre la cama, aun sin vestirse, y luego se dejó caer de espaldas sobre la misma. Una imagen de Matsuri pasó por su cabeza y dibujó una sonrisa -. ¿Por que no?

------------------------

Sasuke estaba en la sala donde normalmente hacían los interrogatorios a los sospechosos y a los familiares y conocidos de las víctimas. Sobre el caso de ayer no tenían ni una pista, y lo poco que pudieron averiguar sobre el difunto no era la gran cosa. De hecho Sasuke esperaba reunir más información hablando con su hermana.

La puerta de la oficina sonó sacándolo de sus pensamientos, que por primera vez en mucho tiempo no eran ni sobre Sakura, ni sobre su hermano. Estaba concentrado en el caso, no quería distraerse con nada más.

-Pase – Indicó serio. Al abrirse la puerta estaba Tenten del otro lado.

-Ha llegado la señorita – Informó la agente.

-Hazla pasar – Ordenó el comisario. Al instante la joven pelirroja entró. Vestía de una forma un tanto sugerente por lo que Sasuke no pudo evitar desviar por un momento su atención, era hombre después de todo.

-Buenos días señor Uchiha – Saludó ella pareciendo muy afectada por lo sucedido - “Tengo que actuar bien, vamos Karin yo se que puedes

-Buenos días señorita Karin – Respondió el azabache – La he llamado para hablar de su hermano, dígame usted ¿Tenía él alguna clase de enemigo o alguien con quien no se llevara bien del todo?

-La verdad es que no lo se, él y yo no nos veíamos desde hace bastante, lo que pasa es que acabo de llegar de Tokio hace solo unas semanas, así que no sabría contestarle.

Los dos estuvieron hablando durante un rato acerca del incidente, tratando de buscar sospechosos.

----------------------------

Mientras en Akatsuki, Itachi celebraba con una copa de vino junto a otro miembro de la pandilla. Un tipo de apariencia bastante semejante a la de un tiburón.

-Entonces al final resultó tu plan ¿Verdad Itachi? - Preguntó el extraño sujeto.

-Así es, Karin es una excelente actriz, aunque recién se acaban de conocer, hay que esperar un poco más para celebrar, Kisame – Respondió Itachi bastante seco, no demostraba demasiadas expresiones en su rostro.

-¿Y quien ha sido el pobre muerto?

-Un tipo que saqué de un hospital de locos, no tenía familiares así que fue fácil inventarle una vida falsa, no podrán descubrir nada más sobre él.

-Cielos, tanto drama por unos papeles. Sasori también se está jugando una buena carta.

-No son unos simples papeles – Dijo Itachi con la voz cargada, como si estuviese enfadado pero no así demostrándolo con su rostro -. Son unas pruebas importantes, y necesito hallarlas antes que el líder. De entre todos los miembros tú eres el único que conoce mis verdaderos objetivos.

-Lo se, lo se, supongo que si son importantes los papeles – Respondió pragmático Kisame, mientras bebía un poco más de su copa, a pesar de que era muy temprano para beber alcohol.

--------------------------------

El timbre del departamento de Naruto no paraba de sonar, una y otra vez, de forma más insistente cada vez.

-¿Que demonios es ese ruido? - Preguntó el rubio cubriéndose los oídos con la almohada.

-Creo que es el timbre, ve a ver quien es – Le respondió Hinata que estaba recostada junto a él, apoyando la cabeza en el pecho del ojiazul.

-No, yo tengo mucho sueño – Dijo bostezando -. Recuerda que no dormimos demasiado – El timbre volvió a sonar, y su insistente sonido era tan perturbador que Hinata se sentó en la cama dispuesta a ir a abrir, sólo que tenía un problema y ese era que no encontraba toda su ropa. Su sostén no estaba por ninguna parte y tampoco su blusa, sólo logró hallar sus bragas y para arriba se puso una camisa de Naruto, después de todo eso era mejor que nada.

-Es increíble, quien quiera que sea parece que no se irá hasta que abran la puerta – Dijo el rubio volviéndose a cubrir los oídos, pues el timbre aun no dejaba de sonar.

-Iré a ver quien es – Hinata se levantó y salió de la habitación. Se acercó a la puerta y al ver por la mirilla pudo notar a una extraña mujer de larga cabellera roja -. ¿Una mujer? - Se preguntó extrañada, luego frunció el entrecejo sintiéndose celosa, Ayumi acababa de irse ¿Y que era esto? ¿Acaso otra ex-novia?

-----------------------------

Sakura llegó a la comisaría para enterarse de los detalles del nuevo caso. Al llegar todos la saludaron normalmente como era su costumbre. No había podido dormir bien pensando en lo que le había intentado decir Sasuke, se sentía una tonta, se suponía que al estar con Sai dejaría de pensar en él, pero no estaba resultando tan bien como hubiera querido.

Vio salir al Uchiha de la oficina acompañado de una mujer pelirroja, la cual enseguida le dio mala espina, aunque no supo muy bien por qué.

-Bueno, se que no es muy profesional, pero me gustaría invitarla a cenar esta noche – Dijo Sasuke de pronto. Sakura al oírlo no lo podía creer, Sasuke estaba invitando a cenar a alguien, a una chica ¡A una chica que ella jamás había visto!

Karin sonrió - “Has picado el anzuelo cariño” - Pensó -. Ciertamente no es muy profesional, pero acepto, sería un agrado cenar con usted señor Uchiha.

-Por favor no me trates de usted, y te acompaño a la salida – Sasuke se fue con ella pasando de largo a Sakura. Se había dado cuenta de la reacción de la pelirrosa y el invitar a Karin a cenar no había sido más que un impulso, un intento de comprobar si ella aun sentía algo por él. Al comprobar su teoría -que Sakura estaba muerta de celos- se sintió muy feliz y se alejó con una sonrisa, aunque sabía que no estaba bien usar a una persona que acababa de perder a su hermano. De todas formas no es que se viera tan afectada.

--------------------------------------

Hinata abrió la puerta un poco molesta, ya era el colmo que otra ex-novia de Naruto se le viniera a aparecer por el camino. Al verla más de cerca se dio cuenta de que la mujer era un poco mayor para el rubio, además tenía un cierto parecido con él. Por el otro lado, al verla la pelirroja y con esas fachas, comenzó a gritar como histérica.

-¡¡¡Ahhhhh!!! ¡¡¡¿Quien eres tú y que haces vestida así en el departamento de mi Naruto?!!! - Gritó mientras la apuntaba.

-¡¿Su Naruto?! ¡Oiga no se quien sea usted, pero sepa que Naruto es mi novio y de nadie más! - Reclamó su lugar Hinata, mientras se apuntaba, enérgica y segura de si misma como nunca antes.

-¡¡No, como que mi Naruto tiene novia y no me dijo nada!! ¡¡Tú debes ser una trepadora arpía!! ¡¿No es verdad?! - Gritaba cada vez más fuerte, tanto que hasta los vecinos se empezaban a molestar y les gritaban que guardaran silencio. Hinata se avergonzó y bajó su tono de voz.

-Por favor señora, deje de gritar y dígame quien es usted – Pedía tratando de calmar a la mujer.

-¡¿Quien soy?! - Gritó una vez más furiosa - ¡Yo soy la-! - En ese momento fue interrumpida por la llegada del mismísimo rubio que había sido despertado con tanto griterío.

-¿Mamá? - Preguntó incrédulo.

-¡¿Mamá?! - Gritó la ojiperla con lo ojos abiertos a más no poder y parpadeando como mil veces por minuto, mientras su “adorable suegra” la miraba con ojos de metralleta.

Continuara...

Avance:

La madre de Naruto odia a Hinata, y hará de todo para comprobar si ella es la mujer ideal para su adorado hijo. Sasuke comienza a salir con Karin para sacarle celos a Sakura, lo cual parece funcionar, pero sin darse cuenta irá cayendo dentro del plan de su hermano. Mientras Gaara, en su intento de olvidar a Hinata cometerá el error de jugar con el corazón de alguien que lo ama de verdad.

Próximo capitulo: ¿La nuera perfecta?

--------

Ay, ya le cayó la suegra a Hinata xD
Espero que les haya gustado y mil gracias por sus post ^^
Bye.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Ago 01 2010, 17:03

SELENE EL CAP. FUE

VAYA CUAL SERA EL VERDADERO PROPOSITO DE ITACHI

ADEMAS KARIN LOGRARA COMETER SU OBJETIVO

Y SAKURA Y SASUKE TERMINARAN JUNTOS

APARTE SE NOTA QUE KUSHINA YA ESTA ODIANDO A HINATA XPP

HABER COMO SE ARREGLARAN LAS COSAS XDD

MUY BUEN CAP., CONTINUALO PRONTO SELENE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Vie Ago 06 2010, 05:13

Gomen por la demora. Aquí la conti ^^

----------

Capitulo 13: ¿La nuera perfecta?

Llevaban como 10 minutos hablando y ya parecía querer asesinarla. Kushina Uzumaki, la madre de Naruto siempre había sido extremadamente celosa con su hijo, no importaba quien fuera, no soportaba ver que tenía una novia.

-Y dime Hinata-chan – Trataba de sonar feliz y contenta para que su hijo estuviera alegre, pero Hinata podía notar su tono psicópata - ¿Hace cuanto tiempo están juntos?

-Etto... mas o menos una semana – Respondió la ojiperla, que ahora se encontraba vestida. Su estilo era bastante casual, pero a la vez acorde a lo que debía llevar una oficial de la policía.

-¿Y compartes la profesión con mi hijo?

-Así es, Kushina-san – Hinata hizo una sonrisa forzada. La mujer la miraba de malas formas y eso no le ayudaba demasiado a fingir sonrisas. De pronto, y como si de un milagro se tratase, sonó su teléfono –. Disculpe ¿Bueno?

-Oye mamá – Dijo Naruto mientras Hinata hablaba, venía saliendo de su cuarto, abotonando una camisa negra sobre unos vaqueros azules de mezclilla -. ¿Por que no dejas de interrogar a Hinata y mejor saludas a tu hijo como corresponde?

-Perdona hijo mio – Dijo la mujer abrazando al rubio con entusiasmo – Mi querido Naruto, no sabes cuanto te he extrañado hijo.

-Yo también mamá, sabes que si – Respondió él con su sonrisa, un poco nostálgica.

-Eres igual a tu padre, seguramente él habría estado orgulloso del hombre en que te has convertido – La voz de Kushina se oyó triste al hablar del padre de Naruto.

-Gracias mamá.

-Naruto-kun – Interrumpió Hinata - Mi primo Neji me necesita, dice que es algo urgente, relacionado con lo que te comenté –. Decía un poco preocupada. Ella le había contado todo a Naruto, y él le había prometido ayudarla, pero no tenía idea de como hacerlo.

-De acuerdo Hinata, no te preocupes y vé con él – Le dijo el rubio con su sonrisa. Se acercó a ella y la abrazó dándole un beso, que al verlos la madre del rubio se puso roja de la cólera –. Que te vaya bien, y yo te disculpo con Sasuke.

-Gracias – Dijo con su dulce voz, luego miró a Kushina – Nos... nos vemos.

-¡Nos vemos Hinata-chan! - Dijo con su fingido tono de alegría, el cual nuevamente sólo Hinata notó.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

-¿Crees que invitar a cenar a una testigo sea bueno Sasuke? - Le preguntó la pelirrosa cuando lo vio regresar – No sabía que mezclaras trabajo y placer.

-¿No es lo mismo que haces tú con Sai? - Sakura se quedó sin argumentos, y bajó la mirada sin saber que decir.

-No es lo mismo – Contraatacó – Y después de todo a ti te da igual ¿No es así?

-Tienes razón, lo tuyo con Sai no me va ni me viene, y si me disculpas tengo mucho trabajo – El Uchiha comenzó a caminar hacia su oficina, perdiéndose tras la puerta. Sakura lo vio alejarse, y de cierta forma le dolieron sus palabras, aunque siempre lo había sabido, que él nunca la quiso.

-”Siempre jugaste conmigo... desde la primera vez...” - Pensó recordando un hecho de hace muchos años atrás.

------Flash Back------

Sakura era una chica de 18 años. Su sueño era convertirse en una exitosa fiscal, y hacer pagar a tantos criminales. Lo había decidido después de la muerte de sus padres, no quería que tragedias así se volvieran a repetir.

Mientras estuvo ahí, conoció a dos de los mejores chicos que entrenaban para ser policías, Naruto Uzumaki y Sasuke Uchiha. También tenía una amiga, con la cual se contaban todo: Ino Yamanaka, pero ella tenía unos ideales muy distintos a los suyos. Habían sido compañeras durante la escuela, pero ahora que Sakura había entrado a la universidad no hablaban demasiado. Además cierto día, cuando Ino fue a verla, conoció a Sasuke, el chico que le robaba los suspiros a la pelirrosa, y desde ese momento nada volvió a ser igual entre ellas.

Cierta noche, en una fiesta de su universidad se le pasaron bastante los tragos, y para cuando se dio cuenta estaba en su casa con Sasuke.

-Sasuke-kun... ¿Que estamos haciendo? - Decía mientras era besada por el azabache, cayendo sobre su cama. Él se recostó sobre ella, sin dejar de besarla.

-Nada malo, Sakura sólo déjate llevar – Le respondió él volviendo a besarla.

La noche había sido perfecta, estando en los brazos del chico que amaba, hasta podría restregarle en la cara a Ino como le había ganado, pero el día siguiente todo fue una pesadilla. Cuando se acercó a Sasuke después, él la rechazó, y nunca supo por que.

-¿Que sucede Sasuke-kun? - Le preguntó desconcertada.

-¿Que sucede de que? - Dijo él, tan indiferente.

-¿Por que estás tan extraño? Anoche... eras diferente... - La pelirrosa bajó su mirada, cuando sintió que los ojos negros de él se clavaban en ella.

-Eres una molestia, no vuelvas a buscarme, lo que pasó fue un error, producto de una noche de borrachera – Y dicho esto le dio la espalda, rompiendo el corazón de la chica que salió corriendo llena de lágrimas.

------Fin Flash Back------

-”¿Por que aun así no puedo olvidarte?” - Se preguntó dolida al haber recordado ese triste pasado, que tanto la atormentaba cada vez que lo veía.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Karin llegó hasta su departamento, ubicado bastante cerca del bar donde trabajaba. Se sentó sobre el sillón dando un suspiro.

-Rayos, que bueno está Sasuke – Dijo recordando esos ojos negros, y esa sonrisa con un atisbo de arrogancia.

El timbre de su casa comenzó a sonar.

-¿Quien erá? - Se preguntó. Fue a abrir la puerta y se encontró con nada más y nada menos que Itachi del otro lado -. ¿Que sucede Itachi?

El moreno entró sin responder, mirando el lugar con mucha calma. La pelirroja lo miró con una venita marcada en su frente.

-Adelante, pasa – Dijo con sarcasmo.

-¿Como te fue? - Le preguntó Itachi de pronto, mirándola fijamente, tal y como Sasuke lo hacía.

-Me invitó a cenar esta noche, supongo que eso es suficiente por el momento ¿No es así?

-Así es – El Uchiha se acercó a ella tomando su mano – Eres muy eficiente Karin, hasta he estado pensando en sacarte de ese antro de mala muerte.

-¿Pero que dices Itachi? - Sonrió incrédula la pelirroja. Se sentía extraña al verlo acercarse cada vez más a ella, se estaba poniendo muy nerviosa. Itachi acercó su mano hasta su mejilla y la acarició, mirándola con su cautivadora sonrisa.

-Eres muy linda ¿Sabes?

Él no dijo nada más y simplemente la besó. Quería tenerla totalmente bajo su poder, y sabía muy bien como conseguirlo. Mientras la besaba comenzó a bajar sus manos lentamente por la espalda de la chica, la cual a parte de estar sorprendida no se podía negar a él. La tiró sobre el sillón, lanzándose sobre ella para comenzar a besarla con mayor pasión, casi desenfrenadamente, comenzando a desabotonar su blusa.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

-¿Estás diciendo que planeas encontrar esas pruebas? - Preguntaba Hinata, incrédula ante lo que le decía su primo.

Ambos estaban sentados en una de las mesas exteriores de una fuente de sodas, bebiendo un refresco.

-Es la única forma de desenmascarar a toda esa banda.

-Lo se, como dicen, si matas a la cabeza de la araña las patas ya no sirven – Dijo la ojiperla –. Pero... ¿No crees que eso sería muy peligroso para nuestra familia?

-Lo se, lo he analizado más de mil veces, estoy haciendo todo lo posible para arreglar eso antes, pero si no puede evitarse... - Neji hizo una pausa –. Simplemente habrá que aceptarlo.

-Eso es realmente riesgoso – La ojiperla cerró sus ojos, bebiendo un sorbo de su refresco – .Pero debo apoyarte, porque también quiero que paguen esos tipos

-Gracias Hinata – Le dijo su primo con una sonrisa.

-Si se algo de las pruebas te lo diré de inmediato, pero... aunque me digan que yo tengo mayores posibilidades de saber en donde están, de verdad no tengo idea.

-Te entiendo, has lo que puedas.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Naruto se había ido a la comisaría. Estaba un poso escéptico de dejar a su madre sola en casa, conociéndola ahora estaría revisando todas sus cosas.

Dio un suspiro al entrar al edificio. Hoy debía volver al hospital para seguir investigando.

-¿Que tal Sakura-chan? - Saludó a la pelirrosa, la cual se veía un poco triste mirando hacia la oficina de Sasuke -. ¿Pasa algo?

-No, nada que ver Naruto – Sonrió fingidamente -. Oye, se te ve muy feliz ¿Es por Hinata cierto?

-Si, Hinata es una gran chica, hemos perdido mucho tiempo – Respondió el rubio muy animado -. Pero afortunadamente ambos nos dimos cuenta de lo que sentíamos antes de que fuese tarde.

-Que bien por ti, Naruto de verdad me alegra que seas feliz – Sakura le volvió a sonreír, pero esta vez de verdad. En eso vieron que llegaba Sai.

-Hola Sakura – Dijo dándole un beso a su novia -. Hola Naruto ¿Ya te vas al hospital?

-Solo estaba esperándote – Respondió el Uzumaki.

-Entonces vamos – El pelinegro volvió a besar a Sakura, notándola muy distante -. Nos vemos después.

-Claro, suerte en el hospital.

Los dos agentes se alejaron, uno sobre su moto y el otro en su auto.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Los disparos resonaban fuertemente por todo el lugar. Hinata estaba disparando hacia un blanco muy distante en el salón de práctica, y claro que no era la única. Necesitaba descargarse, se estaba sintiendo bastante estresada, con todo eso de las pruebas, y luego su suegra que parecía querer matarla lenta y dolorosamente.

La Hyuuga tenía una puntería perfecta, no fallaba un sólo tiro, por eso decían que tenía una visión de 360º.

-Te ves bastante enfadada – Escuchó una voz a sus espaldas. Dejó el arma junto al mostrador y se quitó los tapones (que parecían audífonos grandes para que no les molestara el ruido) y también los lentes (para que no les moleste el humo).

-Kiba-kun – Lo recibió con una sonrisa –. Estaba un poco molesta, pero ya se me ha pasado.

-Tienes una gran puntería Hinata, que envidia.

-No es para tanto – El chico castaño tomó una silla y se sentó frente a la ojiperla, pero al revés.

-¿Estás así por lo de tu madre y las pruebas contra Akatsuki? - Le preguntó. Hinata se sorprendió al oírlo.

-¿Como lo sabes?

-Es un caso prescrito, todos lo sabemos en narcóticos, ya que esas pruebas serían fundamentales – Respondió él.

-Vaya... me siento un poco tonta, yo lo se desde hace muy poco.

-Lo se, Sasuke te lo dijo – Kiba encendió un cigarrillo -. Me enteré de que sales con Naruto.

-Las noticias vuelan – Dijo la ojiperla -. Pues es cierto, y vamos muy bien, aunque recientemente ha llegado una molestia – Dijo con sarcasmo recordando a su suegra.

Kiba sonrió – Las suegras siempre son un desastre, por eso siempre busco a chicas que no me hagan pasar por eso.

-Eres un maldito brujo ¿Como sabes en todo lo que estoy pensando? - Preguntó Hinata sonriendo y dándole un pequeño golpecito en el hombro.

-No lo se, tal vez sólo te conozco demasiado.

-Tal vez...

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

-No inventes ¿O sea que ya son novios? - Preguntaba Tsuki, la amiga de Hanabi. La ojiperla asintió fervientemente, demostrando lo feliz que se sentía. Jamás había tenido un novio porque siempre que se le acercaban los chicos era demasiado ruda con ellos, y eso impedía que les gustase, pero con Kei todo era diferente, él era alguien diferente, alguien a quien podría darle todo, y mostrarse tal cual era.

-Me siento tan feliz, Tsuki él es tan lindo.

-Te envidio, tu novio es guapísimo – Suspiró la chica -. Ojalá yo encuentre uno así.

-Lo harás algún día – La animó la Hyuuga.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

-¿Has encontrado algo Sai? - Preguntó Naruto revisando los expedientes del hospital general. Ambos llevaban un rato revisando informes y nada.

-Creo que si – Dijo el pelinegro de pronto -. Mira, aquí sale algo sobre la facultad de medicina de la universidad de Konoha – Le señaló con el dedo.

-Mmm – El rubio lo meditó un momento -. Tal vez... no se trate de tráfico de órganos como habíamos pensado, o no de la manera en que lo habíamos pensado.

-¿Tienes alguna idea? - Le preguntó Sai.

-Creo que ambos pensamos lo mismo.

-Hay gato encerrado con esto – Terminó la frase el moreno. Ambos se miraron y asintieron muy serios.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Phanie
Nivel 1
Nivel 1


Femenino
Cantidad de envíos : 33
Edad : 21
Fecha de inscripción : 05/08/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Vie Ago 06 2010, 06:49

Te quedo muy bien :D
continualo pronto porfavor smash
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Vie Ago 06 2010, 11:49

SELENE ESTUVO genial genial genial genial genial genial

SE NOTA QUE KUSHINA QUIERE A HINATA *sarcasmo*

PERO AL MENOS CUIDA DE NARUTO XDDDDDDDDDDD

AUNQUE DONDE ESTARAN ESAS PRUEBAS mmm mmm mmm

ADEMAS PORQUE SASUKE ES TAN FRIO CON SAKURA mmm mmm mmm mmm

PERO POR LO QUE PARECE YA TIENEN UNA IDEA DEL CASO XDDDDDDDDDDDDDD

MUY BUENA CONTI XD, CONTINUALO PRONTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Sáb Ago 07 2010, 07:44

Kyaaaaaaaaaaaaa

Jodeeeeeeeeeeeeeer eres *¬* fantastica :D

Conti~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Ago 08 2010, 16:10

¡Hola!
Como hoy estoy animada les dejo dos partes juntas ^^

-------

Lugar: Suna, brigada de homicidios.

Matsuri suspiró antes de entrar a la oficina de Gaara. Golpeó la puerta hasta que oyó un “pase” y entró bastante nerviosa. Quería hablar con él sobre la cena que habían tenido, que había sido maravilloso, pero que sabía que él solo la quería como una amiga.

-Señor Gaara...

-Ah Matsuri ¿Trajiste lo que te pedí? - Preguntó bastante animado, dejando un poco desconcertada a la castaña, la cual asintió con la cabeza.

-Así es señor, sobre la muerte del joven actor – Dejó una carpeta sobre el escritorio –. Ya tenemos a varios sospechosos, y lo más probable es que el caso se resuelva muy pronto – Aseguró.

-Bien, eso me alivia un poco – El pelirrojo desvió su mirada hacia unas flores que adornaban su oficina -que la misma Matsuri había puesto ahí para subirle el ánimo- y una pequeña sonrisa se dibujó en sus labios - ¿Que tienes que hacer esta noche?

-¿Eh?

-¿No te gustaría salir igual que ayer? - Preguntó Gaara aun mirando las flores. Matsuri estaba más roja que un tomate, no se esperaba que él la volviera a invitar, pero... ¿Por que lo hacía?

-Me encantaría señor – Respondió bajando la mirada apenada.

-¿No habíamos quedado en que no me llamarías señor? ¿Acaso soy un viejo? - Preguntó clavando sus ojos aguamarina en los de la pobre chica que estaba más nerviosa que nunca ante esa mirada.

-P-perdón Gaara – Dijo con una sonrisa forzada.

-----------------

Naruto y Sai estaban hablando con la directora otra vez, en una sala en donde nadie pudiera molestarlos.

-La facultad de medicina... hum, si, tenemos un convenio con ellos, cada vez que nadie reclama el cuerpo de un paciente se los donamos para que los puedan usar con sus estudiantes – Explicó la mujer rubia en pose pensativa, poniendo a pensar también a los dos policías.

-¿Quien es el encargado de hacer esos procesos? - Le preguntó Sai a lo que la mujer le miró.

-La verdad es que de eso solía encargarse un antiguo miembro del hospital, pero falleció hace un año aproximadamente, y desde entonces no tenemos a nadie que se encargue de esas cosas – Respondió muy segura.

-¿Murió dice? - Inquirió esta vez Naruto.

-Fueron unas extrañas circunstancias – Dijo Tsunade -. Tuvo un accidente en su automóvil y murió calcinado, aunque jamás lo vi muerto con mis propios ojos, y además después de su muerte nos enteramos que debía un montón de dinero y creo que hasta había estafado a algunos pacientes que lo demandaron, negligencias y esas cosas, creo que debido a esa demanda se subió a su carro muy ebrio y desesperado.

-Que extraña historia... - Cuestionó el rubio, mientras Sai permanecía en silencio -. ¿Y como se llamaba ese hombre?

-Mizuki – Respondió Tsunade -. Era bastante buen doctor, claro, hasta que nos enteramos de sus negligencias – Finalizó.

-Y se encargaba de las relaciones con la facultad de medicina... - Murmuró Sai -. Dígame algo ¿Su muerte salió en algún lugar? ¿Fue mediática?

-Para nada, me encargué de que no saliera a los medios de comunicación porque eso podría haber hecho decaer la reputación del hospital.

-Eso explica por que no sé acerca del caso – Dijo Naruto. De pronto se puso de pie -. Bueno, ha sido de gran ayuda, muchas gracias.

-De nada, si necesitan saber más sólo vengan – Dijo la rubia sonriendo. Los dos agentes salieron del despacho de la mujer y se dispusieron a volver a la comisaría.

-Este caso cada vez se me aclara más, ahora sólo tengo una duda.

-¿Cual es Naruto?

-Las personas que demandaron al muerto... ¿Serán las mismas personas que hemos hallado muertas?

-Sabía que pensabas lo mismo – Dijo Sai con una sonrisa.

----------------------------

Todos se habían reunido en la comisaría en una junta para hablar sobre lo más recientemente descubierto. Estaban sentados al rededor de una mesa, y al frente de la misma había una pizarra magnética totalmente en blanco.

-¿Que encontraron de nuevo Naruto y Sai? - Preguntó Sasuke tratando de que su voz no sonase con un tono asesino al referirse a Sai.

-Bueno, primero que nada es necesario revisar las pruebas sobre el caso Mizuki – Dijo Naruto. Sasuke lo miró extrañado.

-¿Que tiene que ver eso con esto otro? - Preguntó el comisario.

-Mucho más de lo que crees Uchiha – Respondió Sai sin prestarle demasiada atención a la horrible expresión en el rostro de Sasuke con tan sólo oír su voz.

-Explícate Naruto – Le dijo Hinata sonando seria, luego de lo cual le guiñó un ojo con disimulo. Naruto le respondió con una sonrisa, y nadie pareció notarlo, o al menos no quisieron decir nada.

-Es verdad, no tenemos todo el día – Decía Tenten, quien miraba a cada cinco segundos su reloj de mano ya que tendría una cita con Neji a las ocho y aun tenía que arreglarse.

-Bueno, bueno – Dijo el rubio -. Esperemos a que llegue Shino con lo que nos falta.

En ese momento sonó la puerta, dejando ver al misterioso hombre casi cubierto por completo. Él traía unos informes en sus manos, los cuales se veían un poco arruinados.

-Estos son de hace un año – Habló -. El caso del médico loco que después de engañar a sus pacientes y de que ellos lo demandaran simultáneamente, murió en extrañas circunstancias dentro de su propio auto en llamas – Finalizó.

-Si, conozco ese caso – Dijo Sasuke -. Yo mismo me encargué de que se quedara lejos de los medios, como me lo pidió la directora del hospital general.

-Bueno, ese caso se relaciona directamente con este – Dijo Naruto -. No se trata de un tráfico de órganos, o al menos no del tipo que creímos.

-¿Entonces que es? - Preguntó la ojiperla ahora ya más puesta con el caso.

-Esto es una venganza personal – Respondió el Uzumaki dejando sorprendido a más de uno.

-------------------------

-¿Que fue todo eso? - Preguntó Karin mientras se terminaba de abotonar la blusa. Itachi tras ella se subía el cierre del pantalón, y lo demás ya lo tenía todo puesto. Se acercó a ella por la espalda y la abrazó.

-Sólo quería divertirme un rato ¿O es que no tengo derecho? - Preguntaba mientras besaba el cuello de la chica, la cual por un momento sólo quiso disfrutar de esas caricias sin hacer nada más, pero después recobró el sentido y lo alejó de ella.

-Pues ya obtuviste lo que querías, ahora fuera de mi departamento – Dijo de mal humor. Itachi sonrió divertido.

-¿Por que eres tan cruel? ¿Acaso no la pasaste bien conmigo?

-Sabes que si – Masculló con rabia bajando la mirada -. Pero ahora quiero que me dejes sola.

-De acuerdo, de acuerdo – Dijo el Uchiha levantando las manos, como si se estuviera rindiendo. Se acercó a Karin y le dio un leve beso en los labios -. Nos vemos otro día preciosa, ah y recuerda hacer bien tu trabajo esta noche – Después de decir esas palabras salió del departamento de Karin, la cual se dejó caer sobre el sofá.

-¿Por que lo hice? - Se preguntó.

-----------------------

-¿Una venganza personal? - Se preguntó Tenten también, al igual que todos los que no estaban enterados del asunto.

-Así es, hace un año este tipo Mizuki – Comenzó a hablar Naruto -. Estafó a algunas personas que eran sus pacientes, además de eso cometió ciertas negligencias durante operaciones y esas cosas, incluso se sabe de algunos que fallecieron por su causa.

-Los que lograron sobrevivir, y los familiares de los que habían muerto – Prosiguió Sai -. Entablaron una demanda en su contra, ya que se disponía de pruebas suficientes para encarcelarlo.

-Pero él huyó de la policía y tuvo un accidente en su auto, del cual se dedujo que había muerto calcinado – Habló Naruto -. Y no sólo eso, su cuerpo no fue analizado debidamente gracias a lo quemado que estaba, sólo pudieron identificarlo debido a unos pocos cabellos que supuestamente le pertenecían y que casualmente estaban junto al cuerpo y no en él. Todos habrán pensado que se desprendieron durante la explosión.

-Es verdad – Dijo Sasuke -. Dedujimos que se trataba de él luego de analizar los cabellos que hallamos ¿Acaso hay algo malo con eso?

-No se tomaron muestras de sus restos debido a las graves quemaduras – Habló Shino -. Sólo del cabello, lo que quiere decir que el cabello no necesariamente tiene que pertenecer al cuerpo que se halló junto con él.

-Lo que podría significar que... él no esté muerto – Analizó Tenten -. ¿Acaso habrá fingido su propia muerte para huir de las autoridades? No puede ser.

-Creemos que se trata justamente de eso – Dijo Naruto -. Además de todo aquello, nuestras víctimas, las de “Jack el destripador” son las mismas personas que se encargaron de demandarlo, los culpables de que se hundiera como diría él...

-Tanta gente... - Articuló la Hyuuga -. ¿Pero por que les quita sus órganos vitales? - Preguntó bastante intrigada.

-Seguramente sea su forma de vengarse – Le respondió Naruto -. Aunque aun no es segura esta teoría, creo que lo que hace con los órganos es venderlos a un buen precio a la facultad de medicina de la universidad de Konoha. Ahí hay muchos estudiantes deseosos de aprender, y creo que sería un excelente negocio para alguien que está “muerto” - Hizo las comillas con sus dedos -. ante la ley.

-Shino, ordenen una exhumación del cadáver de ese tipo y analízalo lo más pronto que puedas, si es verdad que está vivo entonces ese cuerpo no debería contener su ADN.

-Enseguida Sasuke – Dijo Shino saliendo del lugar para comenzar la investigación.

-Esto tiene bastante sentido – Habló Hinata -. Si él fuese realmente el culpable pudo haber conseguido fácilmente los expedientes de todas sus víctimas, después de todo había trabajado por años en ese hospital.

-Incluso pudo haber comprado a alguien para que se las diera – Agregó la castaña -. Esto parece una horrenda película – Sonrió.

-Bueno, así son los casos policiales – Le dijo la ojiperla -. Apuesto a que Sakura estará feliz una vez que descubramos al asesino.

-Sakura se sentirá muy aliviada – Dijo Sai de pronto. Sasuke sólo le miró de malos modos, guardándose sus comentarios para otro momento.

-Bueno, terminada la plática por hoy ¿Vámonos a casa Hinata? - El rubio abrazó a la chica la cual se sonrojó un poco.

-Naruto-kun, estamos en la oficina aun, compórtate – Le decía la chica, pero Naruto parecía no oírla, porque la seguía abrazando con fuerza -. Hey ¿Que sucede Naruto?

-Nada, sólo me gusta estar así – Le respondió el detective con cierta melancolía en su voz. En eso oyeron como Sasuke carraspeaba.

-Oigan tórtolos, vayan a hacer sus cosas a otra parte – Les dijo bastante molesto. Hinata se sonrojó y se separó bruscamente de Naruto.

-¡Perdón Sasuke! - Se disculpó apenada.

-Hmp – Fue todo lo que pudo decir el azabache. No le gustaba sentir tanto amor a su alrededor, debido a lo mal que estaba con Sakura.

--------------------

Hanabi salía de la universidad, ya eran pasadas las seis y el sol comenzaba a ponerse, ya que estando en invierno se oscurecía muy temprano.

-Se me hace tarde para llegar a casa – Dijo viendo su reloj de mano, mientras con la otra sostenía unos libros.

-Hanabi-chan – Oyó una voz al frente y al levantar su vista vio a su novio Kei apoyado sobre un lujoso automóvil deportivo, y se notaba que de último modelo.

-Kei-kun – Dijo con una sonrisa.

-¿Te llevo a casa muñeca? - Preguntó mientras se le acercaba para darle un beso.

-Claro, con gusto – Le respondió ella.

--------------------------

Naruto y Hinata habían llegado al pasillo en donde se dividían sus dos
departamentos. El rubio no quería soltarla, quería que entrara con él a su departamento, pero Hinata parecía querer irse al suyo.

-¿Que pasa Hinata? ¿No quieres estar conmigo? - Le preguntó extrañado por la reacción de la chica, que casi parecía querer huir de sus brazos.

-No es eso Naruto-kun, claro que quiero estar contigo – Dijo con una sonrisa, pero luego se abrazó a sí misma llena de escalofríos -. Pero creo que a tu madre no le caigo muy bien.

-¿Eh? Tonterías, mamá te adora – Le dijo el rubio mostrando su brillante sonrisa. Hinata lo miró con una gotita en su frente.

-No lo creo, más bien me odia.

-¿Por que dices eso? ¿Acaso te dijo algo extraño?

-N-no, es sólo que... - En ese momento se abrió la puerta del departamento de Naruto y salió Kushina con un cuchillo en sus manos, y con una mirada asesina que espantó a Hinata -. “Oh no, va a matarme” - Pensó.

-Naruto, Hinata-chan – Sonrió la mujer, pero su tono de voz al nombrar a Hinata era bastante escalofriante -. Que bueno que llegan, les preparé la cena.

-¿De verdad mamá? - Preguntó el rubio con estrellitas en sus ojos. Tomó a Hinata de la mano haciendo que entrara a su departamento junto con él -. ¡Vamos Hinata!

-¡P-pero espera... Naruto-kun! - Gritaba la chica siendo jalada hacia el interior, mientras sentía la mirada asesina de su suegra sobre sí, y tragó un poco de saliva.

----------

La noche llegó bastante rápido. Sasuke había ido a la dirección que le dio Karin para ir a recogerla. Se apareció en su lujoso automóvil mientras ella ya lo esperaba afuera, luciendo un elegante vestido rojo.

-Que guapa – Le dijo Sasuke al bajar del auto. La pelirroja lo miró fijamente, recordando el hecho de esta tarde con su hermano, pero trató de no pensar más en eso y de hacer bien su trabajo.

-Gracias Uchiha-san – Dijo intentando sonreír.

-Sólo llámame Sasuke – Pidió el azabache con su sonrisa seductora, lo que hizo sonrojar a la chica -. ¿Vamos?

-De acuerdo – Respondió Karin -. “Sasuke o Itachi... ¿Quien de los dos es mejor?” - Se preguntaba mientras subía al asiento del copiloto, luego de que Sasuke le abriera la puerta.
-----------------------

En Suna...

Gaara y Matsuri iban dentro del auto de él. El pelirrojo miraba al frente mientras conducía, y ella no dejaba de mirarlo a él.

-”¿Por que me habrá invitado otra vez? ¿Puede ser que yo...? No, claro que no, él jamás se fijaría en alguien como yo...” - La castaña no dejaba de hacerse mil preguntas, de verdad se estaba sintiendo muy confundida. Estaba segura de que quería estar con él, le encantaba verlo sonreír, temblaba cada vez que él le hablaba. Pero también comprendía su dolor, sabía que él había perdido a alguien muy importante en su vida ¿Pero por que hacía todo esto? ¿Para que salía con ella? ¿Acaso era un plato de segunda mesa?

-Vas muy callada Matsuri ¿Te sucede algo? - Le preguntó Gaara, a lo que la chica dio un pequeño salto.

-No me pasa nada señ.. es decir Gaara – Respondió bajando la mirada -. Es que estaba pensando algunas cosas, pero no me hagas caso.

-Bueno, es que tú siempre hablas mucho ¿Sabes? Y cuando te estás así de callada me preocupas – Le dijo aun mirando al frente -. Me gustas más cuando estás alegre – Esta vez la miró, sonriéndole levemente, a lo que Matsuri se sonrojó.

-Gracias Gaara – La castaña también le sonrió y luego miró por la ventana -. “¿Acaba de decir que yo le gusto?” - Pensó mientras sus mejillas se encendían con el rubor.

-------------------------

-¿De verdad todo eso descubrieron? - Le preguntó Sakura a Sai. Ella no había podido estar presente debido a que se estaba ocupando de otro caso en la corte.

-Ajá – Le respondió el moreno mientras se sentaba junto a ella en el sillón de la casa de la pelirrosa y le pasaba un vaso de refresco -. Naruto y yo hacemos un buen equipo de investigación, llegamos a las mismas conclusiones respecto al caso.

-¿Y piensan analizar el cuerpo? - La pelirrosa le dio un sorbo a su refresco y luego miró a Sai.

-Si, Uchiha ya ordenó una exhumación, sólo estamos esperando la confirmación y pronto sabremos la verdad, pero por ahora todo está en estricta confidencialidad.

-Ya veo – La chica dejó el vaso ya casi vacío sobre la mesa de centro -. Todo era más complicado de lo que pensé, pero bueno... es mejor que se resuelva de una vez.

Sai la observaba sin decir nada. Podía notar en sus ojos una cierta tristeza, que no le gustaba que estuviese ahí. Daría lo que fuera por verla sonreír.

-Sakura... ¿Que sucede contigo?

-¿Que sucede de que Sai? - Preguntó la pelirrosa tratando de hacerse la desentendida, pero esa tristeza en su interior no desaparecía, y todo se debía a ese maldito amor que sentía por el Uchiha ¿Por que tenía que seguir aferrada a él? Tendría que haberlo olvidado en aquel mismo instante en que él la hirió con sus palabras. Porque después de hacerla sentir mujer por primera vez la había tratado como a una extraña, después de que ella le había dado todo él la despreció.

-Sé que algo pasa – Decía él mientras la abrazaba. Sakura no podía evitarlo, las lágrimas de dolor por aquella humillación que había recordado no tardaron en salir.

-Sai... por favor... ayúdame – Pidió la pelirrosa. Sai la observó con esos negros ojos mientras acariciaba su mejilla y después de sonreírle simplemente la besó. Quería curar todas sus heridas, y ser el dueño por completo de su corazón, borrando de él y de su cuerpo cada huella que Sasuke Uchiha hubiese dejado.

-Sólo quiero que me ames Sakura, como yo te amo a ti – Le susurró al oído, mientras con sus manos comenzaba el recorrido por todo su cuerpo y con sus labios volvía a besarla. Y así ambos cayeron sobre el sillón.

--------------------------

Los miembros de Akatsuki estaban reunidos en el bar de siempre, bebiendo y hablando sobre algunos negocios y cosas triviales también.

-¿Así que ya te acostaste con ella? - Le preguntó Deidara a Itachi -. Por alguna razón tus planes siempre funcionan después de eso – Se comenzó a reír mientras levantaba su copa.

-El primer paso es hacer que se enamoren, así jamás te traicionaran – Le explicó el azabache sin expresión alguna en su rostro mientras que el rubio lo veía arqueando un ceja.

-Tú y Sasori utilizan las mismas tácticas.

-Deidara, tú sólo dedícate a las explosiones, que es para lo único que sirves – Le dijo Kakuzu. A Deidara se le marcó una venita.

-¡¿Que dijiste pedazo de imbécil?! - Replicó molesto.

-Pff puto Kakuzu ¿Que haces tú de bueno? - Le dijo Hidan a modo de burla, como diciendo que él tampoco hacía nada realmente importante aparte de ser usado para distraer a los polis.

-Hago más que tú maldito maniático – Le respondió el hombre con su habitual seriedad, mientras el rostro de Hidan se volvía casi esquizofrénico por la rabia.

-¡Repite eso bastardo!

-Ya basta ustedes tres – Se escuchó una voz a espaldas de los cuatro hombres. Estaba un hermosa mujer de cabello azul mirándolos con desaprobación. Ella se sentó junto a ellos mientras todos la quedaban mirando, en especial el Uchiha.

-Hola querida Konan ¿Ye te deshiciste de Nagato? - Le preguntó Itachi con cierto sarcasmo. Cada vez que veía a esa chica era lo mismo, ya que ella lo había rechazado en incontables ocasiones y eso lo enfurecía.

-Muy gracioso Itachi – Le respondió haciendo una mueca de desagrado -. Nagato no ha podido venir, está ocupado con Yahiko.

-Siempre falta alguien – Bufó Hidan -. ¿Y en donde están Sasori y Kisame?

-Kisame se está encargando de un asunto que le encomendé – Respondió Itachi -. Y Sasori está con la “muñeca”.

-Ah ya veo...

-¿Y que hay de Zetsu? - Preguntó Deidara -. Ese tipo a parte de ser extraño, creo que no le hemos visto la cara más de dos veces por aquí.

-De seguro se encuentra con el jefe – Dijo Konan -. Ya sabemos que él es su mano derecha.

-No es justo – Habló Hidan -. ¿Por que sólo ustedes dos saben quien es el jefe? Todos tenemos derecho a saberlo – Se quejó.

-Pronto – Le respondió el azabache -. Aún no es el momento.

-----------------------------

Hinata, Naruto y Kushina estaban sentados a la mesa. El rubio se comía absolutamente toda la comida y la encontraba deliciosa, mientras que Hinata apenas probaba bocado. Se sentía muy incómoda por la mirada de la pelirroja, que más bien parecía la de una fiera a punto de saltar sobre su persa.

-¿No piensas comer Hinata-chan? - Preguntaba con su voz de ultratumba, mientras a Hinata le aparecía una gotita en la frente.

-Es que.. no tengo mucha hambre “Tal vez esta comida esté envenenada” - Pensó mirando el plato.

-¿Que dices Hinata? Está deliciosa, apuesto a que cuando la pruebes te dará hambre – Le decía Naruto devorando todo muy rápido.

-No, de verdad no tengo hambre – Volvió a decir la ojiperla.

-Y dime Hinata-chan ¿Tú sabes cocinar?

-¿Eh? Claro, aprendí desde muy pequeña, además como vivo sola tengo que saber cocinar – Respondió Hinata, ya un poco más calmada y bajando la guardia, -que había estado todo este tiempo como preparada para una guerra- tratando de sonreír.

-Ya veo... - Dijo la suegra mirándola fijamente, como si la estuviera inspeccionando.

-Mamá Hinata prepara una comida deliciosa, siempre le he dicho que será una excelente esposa – Decía el rubio sin parar de comer, por ende tenía la boca llena mientras hablaba. Las dos mujeres lo miraron con mala cara.

-¡Naruto no hables con la boca llena! - Lo regañaron al mismo tiempo, luego se miraron entre sí sorprendidas y con un rayito de rivalidad que Naruto no notaba, ya que sólo las miraba mientras mordía una presa de pollo rostizado.

-¿Eh? - Se preguntó el rubio.

--------------------------------

La cena con Gaara había estado fantástica, tal como la otra noche. Ahora él la llevaba en su auto hacia su casa. Iban ambos sonriendo, hablando sobre cosas sin importancia, hasta el momento en que llegaron a la puerta del edificio.

-Bueno, hemos llegado, fue muy divertido Matsuri – Le dijo Gaara mientras le ofrecía una sonrisa. La chica le correspondió el gesto.

-Gracias, me la pasé muy bien también... Gaara – Aun le costaba demasiado llamarlo sólo por su nombre. Matsuri siempre había sido una persona bastante conservadora y recta, respetaba mucho a la gente de autoridad y le costaba quitar esos formalismos.

-”Ella me sigue sonriendo... “ - Pensaba el pelirrojo. No podía dejar de ver su sonrisa ya que siempre le levantaba el ánimo. Esa chica... podía no ser igual a Hinata, no era tan dulce y delicada, pero le gustaba su compañía.

El corazón de Matsuri latía muy fuerte, estando a su lado sin decir una palabra, y sus ojos verdes la miraban fijamente. La chica se le acercó para despedirse de él, pero cuando estuvo cerca de su rostro, fue él quien tomándola por el mentón simplemente la besó sin darle tiempo a nada, ni siquiera a reaccionar.

-”¿Pero que estoy haciendo?” - Se preguntó el pelirrojo mientras sus labios y los de ella permanecían unidos - “No está bien que esté usando a Matsuri para olvidarme de Hinata... pero... pero... “ - Se separó de ella viéndola a los ojos - “¡A la mierda!

-G-Gaara...

-Matsuri – Susurró a su oído. - ¿Puedo quedarme contigo esta noche?

-¿Eh? - El rostro de la chica se tornó de rojo intenso, mientras asentía con la cabeza y Gaara se volvía a acercar a sus labios para besarla apasionadamente, mientras ella rodeaba su cuello con ambos brazos, ya sin importarle nada más.

-----------------------------------

-¿Entonces ya has tomado la decisión Neji? - Preguntaba Tenten al ojiblanco que estaba sentado junto a ella. Habían salido juntos, pero ya hartos de tantas cenas de lujo y cosas así, decidieron ir a uno de esos clubs a bailar un rato, y ahora estaban sentados en la barra.

-Así es, voy a ordenar una auditoria en la empresa, pretendo descubrir cada fallo para repararlo antes de que las pruebas incriminatorias sean halladas – Le respondió Neji tratando de sonar muy seguro, aunque no lo estuviera del todo.

-Te deseo mucha suerte Neji, creo que podrás hacerlo – Le sonrió la castaña.

-Gracias Tenten.

-Oye Neji... ¿Y si bailamos un rato?

-De acuerdo – El Hyuuga se levantó y le extendió su mano -. ¿Me concede esta pieza señorita Tenten?

Tenten lo miró soltando una risita -. Con mucho gusto señor Neji -. Dijo tomando su mano y poniéndose de pie para ir a bailar con él.

---------------------------------------

Karin y Sasuke cenaban en el lujoso restaurante donde él había hecho las reservaciones. Al principio había pensado en lo aburrido que iba a ser cenar con esa chica, que a simple vista se veía bastante superficial, pero luego le había parecido bastante simpática. No sólo había salido con ella para darle celos a Sakura, sino que le estaba pareciendo alguien muy interesante.

-¿Y que hacías en Tokio? - Le preguntó el azabache.

-Bueno... muchas cosas “Inventa algo rápido” pero eso es un secreto, si te contara tendría que matarte – Dijo entre risitas.

-Oh vaya – Dijo el Uchiha en tono divertido -. Está bien si no quieres hablar de eso, aunque... no me importaría que me mates.

Karin dejó de reír mirándolo un momento con la boca abierta, hasta que él se comenzó a reír.

-Era una broma – Dijo Sasuke. Karin también comenzó a reír.

-”Al final de esto puede que si termines muerto... después de todo no se lo que piensa hacer Itachi contigo” - Pensaba Karin mientras sonreía, tratando de mostrar algo totalmente diferente a lo que sentía en la expresión de su rostro, a pesar de todo... Sasuke no parecía mala persona, pero Itachi... él...

-¿Quieres ir a otro lugar después de esto?

-Me gustaría mucho Sasuke – Respondió la pelirroja.

------------------------------------

Hinata y Kushina estaban lavando los platos sucios. La mujer refregaba y la ojiperla secaba. Ambas lo hacían con gran rapidez, mientras se miraban con un rayito entre ellas. Naruto mientras tanto se dedicaba a ver la tele.

-La banda que se hace llamar Akatsuki ha expandido sus redes por todo Japón,siendo mayormente concentrada en Konoha. Durante las últimas semanas se han informado de varias estafas de esta banda a algunas empresas que...

-Aún siguen con eso – El rubio le bajó el volumen al televisor -. Ya se que no los hemos atrapado aún, pero estoy harto de verlos en la tele a toda hora.

-¿Todo bien Naruto-kun? - Le preguntó Hinata, aún con el trapo que estaba usando para secar en sus manos. El rubio la miró con expresión divertida, ya podía verla cuando estuvieran casados, haciendo la comida y siendo una esposa cariñosa.

-Nada Hinata, sólo eran las noticias – Le sonrió -. Te ves muy linda con ese delantal de cocina – Le señaló. Hinata se miró y se sonrojó un poco, mientras que Kushina los miraba a ambos.

-”Mmm, parece que mi hijo de verdad la quiere mucho... tal vez sea ella... la mujer perfecta para mi Naruto, después de todo...” - Kushina también sonrió, y siguió con su tarea de refregar los platos.

---------------------------------

Matsuri y Gaara estaban entrando al cuarto de ella, pero besándose apasionadamente. Al cruzar la puerta la castaña trató de encender la luz, pero el pelirrojo le retiró la mano.

-Déjalo así – Le dijo antes de volver a besarla. No sabía por que lo hacía, sólo lo necesitaba. Necesitaba sentir el cuerpo de una mujer junto al suyo, necesitaba olvidar a ese amor no correspondido. Después de todo ¿Que de malo tenía pasar una noche con ella? Era sólo una noche, era sólo sexo, nada más.

Gaara la recostó sobre la cama, posicionándose sobre ella, para seguir besándola, besando su cuello, sus labios, todo. Recorriendo su cuerpo con sus manos.

Matsuri podía sentirlo, lo que siempre había deseado desde la primera vez que lo vio se estaba haciendo realidad con cada caricia y cada beso que le daba Gaara. Podía sentir que su pecho iba a explotar, y esa sensación de sentir la lengua de él dentro de su boca era excitante. ¿Que importaba que él fuera su jefe? ¿Que de malo tenía que quisiera olvidarse de su ex por medio de su cuerpo? ¿Que importaba que por esta noche le entregara su cuerpo por primera vez a un hombre, al hombre que amaba?

-G-Gaara – Decía entre jadeos, debido al intenso momento -. Por favor... ya no puedo más – Su rostro estaba muy sonrojado, y al pelirrojo le divertía esa reacción.

-Esta noche sólo somos tú y yo... - Dijo volviendo a besarla.

-------------------------

La mañana llegó con sus radiantes rayos que lo iluminaban todo. Hinata se despertó en su departamento, y se dispuso a ir al de Naruto para despertarlo como siempre. Al llegar afuera recordó que ahora estaba su madre. Suspiró apoyada en la puerta.

-Hinata – Se escuchó la voz de esa mujer. Hinata la miró sin poner ninguna expresión en su rostro.

-Kushina-san – Dijo la ojiperla.

-Que bueno que te encuentro, quiero hacerte una pregunta... - Decía mientras la miraba severamente.

-¿Cual?

-¿Tú realmente amas a mi hijo? - Preguntó sin rodeos. Quería demasiado a Naruto y no quería verlo sufrir, ya que desde la muerte de su padre él se hacía el fuerte, pero en realidad sabía que sólo se escondía detrás de aquel disfraz tan bien hecho. Naruto no era tan fuerte como parecía, algo que de verdad le doliera podría destruirlo enseguida, y no quería eso para él, por eso siempre había sido muy mala suegra.

Hinata la miró por un momento sin saber que responder. Usualmente hubiera dicho que si de inmediato, pero a la madre de Naruto, la mujer que lo cuidaba celosamente, a ella no sabía que decirle. Cerró sus ojos aperlados y sonrió.

-Yo lo amo más que a mi vida – Dijo con seguridad, mientras dejaba que su cuerpo se reclinara sobre la pared, y su mano izquierda jugaba con la chapa de la puerta -. La primera vez que vi a Naruto fue aquí mismo, en mi departamento. Ese día había tenido una horrible pelea con mi padre en casa, estaba mal, a punto de terminar con mi vida... - Recordó aquel momento como si no hubiese pasado el tiempo.

Ese día Hinata, después de llegar al departamento se sentía destruida y abatida, tenía ganas de terminar con todo de una vez. Estaba dispuesta a acabar en definitiva con su existencia, y lo habría hecho de no ser porque ese día Naruto tocó el timbre.

-Él apareció con un recado. Al ver su sonrisa me deslumbré... me quedé perdida por varios minutos... - Decía abriendo sus ojos -. Y pensé, ese chico se ve que es feliz ¿Podré alguna vez sonreír como él? Y fue entonces cuando me di cuenta de la tontería que estaba por cometer, en vez de arruinarme y acabar con mi vida decidí seguir adelante, seguir mis sueños, y esperar a que algún día todo el amor que sentía por él me fuera correspondido. Me di cuenta de que la sonrisa de Naruto me había salvado de mi oscuridad...

Kushina la miraba sin decir nada, hasta que de pronto una enorme sonrisa se dibujó en su rostro, casi igual a las de Naruto.

-Ya veo, tú de verdad lo quieres mucho – Bajó la mirada -. Perdón, me he portado como una niña, pero es que quiero demasiado a mi hijo.

-La comprendo, se lo que es quererlo con todo el corazón, y por eso entiendo que lo quiera proteger.

-Eres buena Hinata-chan – La pelirroja le tomó ambas manos a la ojiperla, la cual la miraba un poco extrañada - ¡Ah, eres la nuera perfecta! ¡Desde ahora te querré como si fueras mi hija! - Gritaba mientras la abrazaba.

-¿Eh? - Hinata no entendía nada, primero la odiaba y ahora la adoraba. Que mujer más extraña era la madre de Naruto, pero de todos modos era mucho mejor así.

-Hinata-chan, tienes mi aprobación para casarte con mi hijo cuando quieras – Le decía Kushina sonriendo.

-Gracias Kushina-san – Respondió Hinata con una alegre sonrisa.

Naruto las había estado viendo escondido detrás de la puerta. Se había dado cuenta de lo que hacía su madre, aunque estuvo todo el tiempo fingiendo que no lo hacía.

-Sabía que mamá entendería – Sonrió.

Continuara...
-------------------

Avance: Kushina ha aceptado a Hinata como la novia oficial de Naruto, y ahora se han vuelto muy buenas amigas. Sasuke se enreda aún más en el juego de Karin, mientras ella se encuentra confundida entre los dos hermanos. Sakura finalmente logra poner la demanda y finalizar el caso de tráfico de órganos, que resultó ser algo totalmente diferente. Gaara se da cuenta de que es divertido estar con su amiga, pero también sabe que no la ama, lo suyo con Matsuri no es más que un juego. Y Hinata descubrirá algo que puede acercarla a las pruebas perdidas.

Próximo capitulo: Código.

--------

Gracias por los post ^^
Nos leemos.
Bye!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Lun Ago 09 2010, 05:06

Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Estuvo emocionante JODEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEERRRR

Eres de las mejores *¬*

Te deberías ganar un Oscar *¬* Un oscar de anime Oqno xd pero debería existir no? o.o

Lo dejaste en lo mejor T-T

Eres unica Selene 77

Ojalá algun día pudiera ser como tu, igual de cool div

Bueno, Sayo.

Conti onegai~
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Lun Ago 09 2010, 08:44

SELENE EL CAP. ESTUVO genial genial genial genial genial genial genial

VAYA GAARA Y MATSURI ESTAN SALIENDO XD, PERO GAARA SENTIRA AMOR POR ELLA mmm mmm mmm mmm

ADEMAS PARECE QUE EL CASO ESTA DESCUBIERTO XD

Y POR FIN HINATA Y KUSHINA SE LLEVAN BIEN XDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

Y AHORA QUE PASARA mmm mmm mmm

EL CAP. ESTUVO MUY INTERESANTE XD, CONTINUALO PRONTO SELENE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Jue Ago 12 2010, 07:59

Hola chicas!
Aquí les dejo la conti y luego les dejo la de algún otro, espero que les guste ^^
--------

Capitulo 14: Código.

Ya habían transcurrido dos semanas desde la llegada de la madre de Naruto a sus vidas. Si bien, al principio odiaba a la pobre Hinata, ahora no se separaba de ella mientras estaba en la casa. Se habían vuelto muy amigas y casi cómplices en cuanto a Naruto se tratase. Como el rubio era muy desordenado lo pasaban regañando día tras día, y a él no le hacía mucha gracia.

Después de desayunar, Hinata se sentó un rato en el sillón de su apartamento. Tenía muchas cosas en la mente, y casi todas se trataban de lo mismo: las pruebas de su madre.

Hace unos días atrás Neji le había comentado sobre lo de una auditoria que llevaría acabo en la empresa para encontrar todos los fallos en el menor tiempo posible y hacerse cargo de repararlos. Eso la tenía muy preocupada, la empresa estaba en inminente riesgo.

-Será mejor que deje de pensar en todas estas cosas – Dijo dando un suspiro. Se levantó y caminó hacia la puerta para salir, y justo antes de hacerlo oyó una melodía, como una canción de cuna.

Se acercó al estante y se dio cuenta de que la cajita de música que hace años perteneció a su madre, de pronto se había encendido sola.

-Que extraño... - Dijo mirando el objeto. Cerró la tapa y se la quedó mirando un buen rato más. Esa melodía la hacía dormir bien cuando niña, le encantaba oírla, pero hacía tiempo que no la escuchaba -. Mamá... te extraño mucho...

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

-Aquí están los resultados de la necropsia, la exhumación y todo lo que necesites – Decía Sasuke pasándole varias carpetas a Sakura. Ya habían salido los resultados y fueron tal cual lo habían predicho Naruto y Sai -. Oye, tu novio es bastante bueno para esto.

-Claro que lo es, es un genio – Dijo Sakura mientras lo miraba con el ceño fruncido. Estaba molesta con él otra vez, el muy... idiota también tenía sus cosas con Karin ¿No se suponía que eso no era ético? Y aún así no tenía derecho de reclamar nada, ella estaba con otra persona.

-Bueno, ya sólo nos queda encontrar al tipo ese para refundirlo en la cárcel.

-Creo que hay que empezar por la facultad de medicina ¿No crees? Si les vende los órganos a ellos seguramente tengan algún tipo de información.

-Pero no será fácil sacarles algo, saben bien que eso es ilegal – Dijo Sasuke mientras se sentaba sobre el escritorio -. Creo que sería bueno ir personalmente.

-Estoy de acuerdo, mientras yo me encargo del juicio, nos vemos otro día – La pelirrosa salió de la oficina. Dio un suspiro al estar al otro lado de la puerta.

-Hola Sakura – La saludó Tenten quien acababa de llegar.

-¿Que hay Tenten? - Le preguntó la ojijade con una sonrisa.

-Me encuentro muy bien, gracias por preguntar – Respondió la castaña con una enorme sonrisa de oreja a oreja.

Sakura la miró extrañada.

-¿Tenten? - Dijo con un tono pícaro -. ¿Que cosas no me has contado?

-¿Yo? No, nada ¿Por que lo dices?

-Vamos no seas así, cuéntame – Pedía Sakura.

-De verdad no tengo nada que contar, ah por cierto, mañana planeo hacer una reunión en mi casa, con mis amigas, quería saber si quieres ir.

-Claro, no sabes lo que me aburro sola en casa.

-¿Que no estás acompañada de Sai?

-No... ha estado muy ocupado estos días, Sasuke le pidió que ayudara con los entrenamientos en la academia y a Kakashi en un caso que tiene que ver con uno de aquí.

-Ah, ya veo, que mal – Dijo Tenten.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Un disparo llegó justo en el centro de una figura humana hecha de cartón. La joven se quitó los lentes y los tapa oídos y sonrió felizmente.

-Por fin lo he dominado – Decía emocionada. Al fin después de tanto practicar había conseguido hacer un tiro perfecto.

-Vaya, has mejorado mucho Ino-chan – Se oyó una voz atrás de ella, la cual la hizo temblar.

-H-hola Sai – Saludó un poco nerviosa. Sai ya llevaba algunos días yendo a la academia a supervisar los entrenamientos, y cada vez que lo veía se ponía igual de tensa, pero a la vez feliz. Lo único malo de ese chico perfecto era que tenía novia, y no era cualquier novia, era Sakura Haruno, su peor enemiga.

-Bueno, me da gusto que me hayas hecho caso – El pelinegro le sonrió y ella también a él.

-”No vas a ganarme Sakura” - Pensó Ino mientras volvía a su entrenamiento.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Lugar: Suna, brigada de homicidios.

Gaara estaba ordenando algunos informes sentado en su escritorio. Luego de eso salió de su oficina. Se veía muy diferente a como lo estaba hace dos semanas atrás. Sonreía sin motivo aparente, y todas las chicas que habían en el lugar se derretían con eso.

-Hola hermano – Lo saludó Kankuro – Parece que las fans se han vuelto más locas, nada más ve como te miran – Dijo observando las caras de esas chicas.

-Si, me da igual ¿Tienes lo del caso de los hermanos?

-Ah si – Kankuro le entregó una de las tantas carpetas que traía en sus manos – Aquí sale toda la información relacionada con el caso, igual que los expedientes médicos y todo eso.

-Gracias – Dijo Gaara recibiendo todo en sus manos. En ese momento volteó y vio como Matsuri ordenaba torpemente unos papeles. Estaba muy nerviosa mientras lo miraba de reojo. El pelirrojo sonrió ante este comportamiento de la chica.

Se acercó a ella para ayudarla a recoger algunas de las carpetas que sin querer había dejado caer al piso.

-L-lo siento señor Gaara – Dijo muy sonrojada. Aunque cuando estaban a solas sólo lo llamaba Gaara, ante los demás tenía que disimular, era demasiado tímida.

-No te preocupes – Le sonrió él. Recogió la última carpeta y aprovechó de acercarse a su oído para susurrarle – Nos vemos esta noche.

-¿Eh? S-seguro – Respondió la castaña, con una voz muy baja y muy avergonzada. Él se puso de pie y entró a su oficina.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Temari se encontraba un tanto distraída. Desde que había conocido al odioso tipo ese en Konoha, y por extraño que pareciese, no dejaba de pensar en él.

-¿Como era que se llamaba? - Se preguntó haciéndose la boba, pues se acordaba perfectamente del nombre.

-¿Quien? - Oyó la voz de su hermano menor a sus espaldas, lo que la hizo dar un pequeño salto del susto.

-¿Eh? ¿Que pasó Gaara?

-Acabo de preguntarte de quien estabas hablando – Dijo Gaara observándola seriamente. Si ella podía siempre adivinar lo que a él le pasaba, también con él era igual. Podía darse cuenta de inmediato si algo le sucedía a su hermana, y también cuando no quería hablar de eso.

-No es nada – Dijo Temari tosiendo falsamente –. Más importante ¿Ya está resuelto el caso de los hermanos? - Preguntó cambiando olímpicamente de tema. Gaara sólo arqueó una ceja, después de todo, si él se guardaba algunos “secretitos” era justo que su hermana también tuviera los suyos.

-Si, aquí en esta carpeta está toda la información del caso, estaba por pasártela – Respondió el pelirrojo, mientras se sentaba tranquilamente en su escritorio. Temari recibió la carpeta y se levantó dispuesta a salir.

-Entonces nos vemos después – Dijo la rubia.

-Oye Temari ¿Podrías llamar a Matsuri? Es que tengo algo que pedirle – Comentó Gaara con total normalidad.

Temari sólo asintió sin sospechar nada.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Lugar: Konoha.

Hora: 9:00 AM

-¿Vas a la facultad de medicina hijo? - Preguntó Kushina mientras veía a Naruto ponerse su ropa habitual, algo formal pero no demasiado elegante.

-Así es mamá – Respondió el rubio -. Es el momento de atrapar a un muy sucio criminal, así que debo irme, nos vemos en la tarde.

-De acuerdo Naruto – Se despidió la mujer mientras su hijo salía del departamento. Sonrió un poco nostálgica -. Pensar que así mismo fue la última vez que te vi con vida Minato.

Caminó hasta uno de los estantes del lugar, en donde Naruto acomodaba un montón de libros, casi todos novelas detectivescas, pero también tenía historias de caballeros heroicos y muchas otras cosas. Había una copa dorada que decía: primer lugar en deportes. Seguramente de cuando iba a la escuela. Junto a ella había una foto del rubio y abrazada a él se encontraba Hinata, se notaba que esta fotografía era bastante reciente. Y finalmente al lado izquierdo de la copa había una foto de un hombre rubio muy parecido a Naruto, sosteniendo a un pequeño niño rubio en sus brazos. Ambos tenían una brillante sonrisa.

-Minato... Naruto es igual a ti, y estoy segura de que él logrará esclarecer los hechos que llevaron a tu muerte... porque por eso él se volvió un detective... sólo por ti... - Dijo Kushina con algunas lágrimas en sus ojos. Sin duda la muerte de su esposo había sido lo que más marcó su vida y la de su hijo, y a pesar de haber pasado tantos años aún lo amaba.

Sonrió y dejó la foto en su lugar.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Naruto y Hinata ya habían llegado a la comisaría. Ambos se miraban coquetamente, haciéndose guiños y ese tipo de cosas. Pero en cuanto Sasuke entró a la oficina en donde se encontraban se sentaron tan rectos que parecían dos estatuas, además de verse sospechosamente nerviosos para los ojos del Uchiha, aunque de todos modos lo dejó pasar.

Sasuke carraspeó – Naruto, Hinata, es hora de ir a la universidad de Konoha y desenmascarar al fin todo este teatro.

-¡Así se habla Sasuke! - Gritó Naruto con emoción, mientras que Hinata sólo lo observaba con una sonrisa.

-Respecto a eso ¿De verdad crees que nos sea fácil sacarles la información sobre Mizuki? - Preguntó la ojiperla.

-Sobre eso... tengo un favor que pedirte Hinata – Dijo Sasuke haciendo una especie de plegaria, mientras Naruto y Hinata lo observaban como si estuviesen viendo un bicho raro.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Mientras tanto, en el departamento de Karin acababa de entrar Tayuya. Como eran tan amigas ella tenía las llaves y entraba cuando quería sin avisar. Pero esta vez un sonido extraño perturbaba sus oídos, algo así como gemidos que provenían de la habitación de la pelirroja.

-Oh-no-puede-ser – Dijo Tayuya, pronunciando cada palabra como si fuese un robot. Primero le dieron escalofríos de sólo pensar lo que estaría haciendo Karin ahí adentro, pero después una enorme curiosidad la invadió -. ¿Con quien se estará acostando esta pu*ta de Karin? - Se preguntó.

Comenzó a caminar sigilosamente hasta el cuarto, pero se llevó un enorme susto al ver a su amiga abrir la puerta de golpe. Tan sólo llevaba puesta una bata que no cubría más allá de sus rodillas. Karin le dio con la puerta en las narices a Tayuya tirándola al suelo.

-¡Jodida imbécil fijate por donde andas! - Gritó la chica en el suelo sobando su nariz.

-¿Tayuya? ¿Que haces ahí en el suelo? - Preguntó Karin, sin extrañarse si quiera un poco porque ella estuviese en su casa.

-Eso da igual ¿Con quien estás? - Tayuya pareció olvidarse por completo del dolor de su nariz, era más importante el chisme. Se levantó y abrió más la puerta para observar a la persona del otro lado que en ese momento se abrochaba uno a uno los botones de la camisa. Si no lo hubiese visto no lo habría creído. Se quedó con la boca abierta.

-Hola Tayuya – La saludó Itachi con una sonrisa, haciendo que la chica abriera más la boca de la sorpresa. Karin sólo la miró con fastidio.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Hanabi estaba con su novio muy a gusto sentada sobre el césped de la facultad. Estaban en hora de descanso antes de entrar a sus siguientes clases, que por supuesto estaban separadas.

La ojiperla estaba a punto de besarlo cuando vio algo que le llamó la atención de sobremanera.

A unos metros de ellos, se encontraban su hermana, su jefe y uno de sus compañeros. Le extrañó mucho verla por allí, se suponía que ella era policía ¿Entonces que hacía en un lugar como la universidad? Fue cuando cayó en cuenta.

-¿Habrá ocurrido algún crimen aquí? - Se preguntó creyendo que lo hacía en voz baja, pero Kei pudo oírla perfectamente.

-¿Por que lo dices Hana-chan? - Preguntó el intrigado pelirrojo, mientras rodeaba la cintura de su muñeca con ambos brazos.

-Bueno, mi hermana se encuentra aquí, ella es policía... así que debió pasar algo.

-¿Tu hermana? - Preguntó mientras observaba hacia el lugar en donde apuntaba la ojiperla. Sasori sonrió para sus adentros, así que esa era la tan famosa Hinata Hyuuga. Se veía bastante hermosa desde lejos, ya se podía imaginar como sería de cerca, pero más importante que eso, una fase importante de su plan con Itachi estaba por concretarse -. “Será todo un gusto sacarle información a esa oficial de policía... me gusta como hacemos las cosas en Akatsuki, sobre todo cuando debemos trabajar con mujeres así” - Pensó.

-¿Que sucede Kei-kun? - Le preguntó Hanabi al notarlo algo distraído. Kei le regaló una brillante sonrisa.

-Hana-chan ¿Por que no me la presentas? Es que me han pedido hacer un reporte de algún profesional y creo que sería muy original si fuese de una mujer policía – Mintió para convencer a Hanabi. Ella lo miró un tanto escéptica, y no es que no le creyera, es que su relación con su hermana no era la mejor de todas.

-De acuerdo, pero te advierto que no nos llevamos muy bien.

-Bueno, si tienes problemas con eso yo... - Fue interrumpido.

-Por ti haría cualquier cosa y lo sabes.

-Si, lo sé – Volvió a sonreír.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Lugar: Suna, brigada de homicidios. Oficina de Gaara.

-B-basta Gaara, alguien podría entrar y no sería bueno que nos vieran – Decía una desarreglada Matsuri mientras su jefe le besaba el cuello, haciendo caso omiso a sus palabras. Estaba demasiado concentrado en su labor.

Gaara tomó una de las piernas de la castaña y la hizo rodear su propia cintura, mientras deslizaba esa misma mano por el muslo de la chica, la cual soltaba leves gemidos.

-G-Gaara – Volvió a decir la chica, pero ésta vez él la silenció besándola apasionadamente en los labios.

-No hables tanto Matsuri o ahí si nos descubrirán – Aseguró el pelirrojo mientras volvía a pasar su mano por el muslo de la chica y ella comenzaba a desabotonar su camisa, quitando también el nudo de la corbata.

En eso sintieron unos golpeteos en la puerta y ambos se separaron de inmediato. Matsuri comenzó a bajar un poco su corta falda que se había subido gracias a las caricias de Gaara. Estaba muy sonrojada porque casi los descubren.

-”Gracias a Dios han tocado la puerta” - Pensó.

-Pase – Dijo Gaara mientras se arreglaba el nudo de la corbata, con una no muy amigable voz. Y con justa razón, si había sido interrumpido en mitad de su “juego” favorito.

Por la puerta se vio entrar a un hombre alto y de tez morena. Gaara lo observó tratando de ocultar su fastidio.

-¿Que sucede Baki?

-Gaara, hay algo que deberías ver – Dijo Baki dejando unas cuantas fotografías sobre el escritorio de Gaara. El pelirrojo las miró un momento, sin hallarles ningún interés, pero de pronto vio a cierta persona que llamó su atención.

-Esta persona es... - Musitó aturdido mientras la castaña que aún seguía en el lugar lo veía algo preocupada.

-Así es... se trata de tu padre, ha aparecido al fin – Comunicó el hombre mientras que Matsuri se sorprendía y Gaara parecía no cambiar de expresión, aunque muy en el fondo un profundo dolor se clavaba en su pecho.

-----

Hasta aquí se queda esta parte, espero que les haya gustado ^^
Nos leemos chicas.
Bye!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Jue Ago 12 2010, 08:21

SELENE EL CAP. ESTUVO genial genial genial genial genial genial

AHORA HINATA Y KUSHINA SE LLEVAN MEJOR XD

Y EL CASO ESTA CASI RESUELTO XDDDDDD

ADEMAS LA CAJA DE MUSICA TENDRA ALGO QUE VER........?

Y QUE HABRA PASADO CON EL PADRE DE GAARA mmm mmm mmm mmm

MUY BUEN CAP. XD, CONTINUALO PRONTO SELENE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Jue Ago 12 2010, 08:33

Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaaa *¬*

Me encanto

I LOVE YOU

Este es uno de los mejores fanfics!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Jue Ago 12 2010, 08:34

Creo que ya se que la cajita tiene el secreto o los papeles, se que estan ahi!!!

Nada más necesito ver su tamaño, si esta chiquita la cajita entonces ahí no pueden estar.. nose
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Phanie
Nivel 1
Nivel 1


Femenino
Cantidad de envíos : 33
Edad : 21
Fecha de inscripción : 05/08/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Ago 15 2010, 05:19

Si yo tambien pienso lo mismo, la cajita que le dejo la mama de hinata , ahi deben de estar, y que bueno que hinata y su suegra ya se llevan mejor^^

ME ENCANTA TU FIC!

continualo prontooo! genial kiss ala


~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~

Visita mi fan fic:

Aventuras en Konoha, chicos rebeldes, escuela y parejas.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Ago 15 2010, 07:46

¡Hola!
Aquí la conti ^^
-------

Naruto, Hinata y Sasuke estaban hablando con el conserje de la universidad, el cual veía con cierto sonrojo a la única oficial mujer.

-Y dígame... ¿Conoce a un hombre llamado Mizuki? - Preguntó Sasuke a lo que el hombre negó con la cabeza.

-No, no conozco a nadie con ese nombre.

-¿Y ha visto alguna vez a esta persona? - Preguntó Hinata mientras le enseñaba una fotografía del sospechoso, que si de verdad seguía vivo seguramente aún tendría el mismo rostro, ya que se comprobó que él no estuvo en su auto al momento del accidente.

-Mmm – El hombre la miró un momento – La verdad... me parece que si... ha venido algunas veces por aquí, pero siempre se entrevista con el decano, así que no he hablado mucho con él.

Los tres policías sonrieron satisfechos. Era hora de hablar con el decano. Aunque Hinata no se veía muy convencida del todo.

-Yo no sé Sasuke, no soy buena en ese tipo de cosas – Decía la chica un poco nerviosa.

-Es verdad Sasuke, no quiero que Hinata hable con ese pervertido – Decía Naruto dejando todos sus celos salir a flote.

El decano de la Universidad era muy conocido por ser un pervertido, y cada vez que las mujeres hermosas iban a pedirle algo lo soltaba todo a manos llenas, es por eso que Sasuke le había pedido a Hinata que fuese ella quien hablara con él y así sacarle toda la información sobre Mizuki, pero la Hyuuga nunca había hecho algo como utilizar sus “dotes” para interrogar a un testigo.

-Naruto ¿No crees que este no es momento de ponerse celoso? - Preguntó el azabache mirando al rubio con cierto sarcásmo. Naruto sólo se enfureció más pero entendía que todo era por el bien del caso, y que sólo serían un par de preguntas y nada más.

-De acuerdo – Se rindió Naruto bajando los hombros. Hinata asintió decidida y se dirigió a la oficina del decano.

Cuando la ojiperla ya se había ido, su hermana menor se acercó a ellos, acompañada de su novio.

-Etto... disculpen... - Habló la joven para llamar su atención. Los dos al verla enseguida notaron su parecido con Hinata.

-Tú debes ser la hermana de Hinata – Dijo Sasuke mientras que Naruto hacía una cara como si fuese algo que no podía creer.

-¡¿Eres su hermana?! - Preguntó sorprendido el rubio. Hanabi simplemente asintió.

-Quería hablar con mi hermana pero se ha ido – Dijo la ojiperla mientras tomaba la mano del pelirrojo.

Sasuke se le quedó viendo detenidamente, al igual que Naruto, pero sólo el Uchiha notó algo sospechoso en él.

-Es un gusto conocerlos oficiales, mi nombre es Kei – Dijo elegantemente el chico con una sonrisa. Sasuke lo siguió mirando escéptico, pero no emitió palabra alguna -. Soy el novio de Hanabi - “Así que ellos son Uzumaki Naruto el famoso detective que nos tiene en la mira y Uchiha Sasuke, el querido hermano de Itachi... debo tener cuidado

-Mucho gusto, soy Naruto – Se presentó el rubio con su habitual alegría. También sentía algo extraño al estar el presencia de ese tipo, pero no era tan perceptivo como Sasuke.

-Sasuke – Fue todo lo que dijo el azabache, mirándolo casi despectivamente - “Hay algo... no se que es... pero algo en este hombre me da muy mala espina...

00000000000000

-Pf, otro día problemático – Dijo Shikamaru mientras apagaba un cigarrillo con la zuela del zapato. Estaba en mitad de la calle, con su expresión aburrida como siempre.

De pronto un hombre robusto y de cabello castaño claro se acercó a él. Venía comiendo un paquete de papas fritas y al verlo Shikamaru le hizo un gesto de saludo con la mano.

-Hola Chouji – Dijo el pelinegro - ¿Que sucede?

-Nada, lamentablemente la información era errada – Respondió Chouji. Shikamaru sólo bufó.

-Que porquería, será mejor seguir investigando, esos tipos definitivamente planean algo.

-¿Y que se supone que debamos hacer Shikamaru? Sólo somos simples abogados, creo que nos estamos metiendo en algo demasiado turbio... - Chouji hubiera seguido hablando de no ser la perturbadora mirada que le lanzó su amigo.

-Sabes que no descansaré hasta atrapar al hombre que asesinó a Asuma y a Souko – Dijo Shikamaru muy enfadado.

-Lo se... - Respondió el castaño bajando la mirada.

00000000000000

Hinata regresaba de haber hablado con el decano. Naruto y Sasuke la miraban expectantes, y ella al pararse frente a los dos suspiró hondamente, mostrándoles un papel en sus manos.

-Jamás volveré a interrogar a un pervertido – Advirtió mirando a Sasuke muy enfadada – En fin, aquí está la dirección, no me costó mucho sacársela ya que el pobre tipo no tenía ni idea que se estaba metiendo en asuntos ilegales.

-Bien hecho Hinata, eres increíble – La felicitó el rubio mientras le daba un abrazo -. Por cierto tu hermanita estuvo por aquí con su novio y dijo que querían hablar contigo de algo... creo que una entrevista... no se.

-¿Hanabi-chan? - Repitió Hinata casi sin creer que su hermana quisiera hablar con ella. De pronto se preocupó, tal vez había sucedido algo con su padre de nuevo. De pronto se detuvo al percatarse de una de las palabras usadas por su rubio -. ¿Dijiste su novio? - Preguntó mientras parpadeaba.

-Ajá, querían hablarte.

-”Así que Hanabi-chan tiene novio” - Pensó con una sonrisa -. “Sólo espero que sea un buen chico y que la trate bien


00000000000000

-¿Desde cuando te estás tirando a ese papasote de Itachi? - Preguntó Tayuya riendo divertida, mientras que Karin se tomaba tranquilamente una taza de té sentada sobre el sofá.

-Mira Tayuya, no me gusta cuando preguntas las cosas de ese modo – Le respondió la pelirroja. Tayuya sólo frunció el ceño y se cruzó de brazos.

-No me vengas con esa porquería y responde – Le dijo la ruda chica. Karin suspiró.

-De acuerdo, hace dos semanas que tenemos... “algo” por así decirlo, aunque también estoy saliendo con su hermano menor.

-¡¿Como?! ¿Te estás tirando a los dos hermanos a la misma vez?

-¡Tayuya! - Era suficiente soportar ese vocabulario tan poco refinado de su amiga, para que además se estuviese yendo de bocazas por ahí. En todo caso tenía razón y eso la avergonzaba en parte. Estaba saliendo con los dos y no sabía cual le gustaba más.

-Sólo dime si con el comisario-san también te has acostado – Dijo con una sonrisa Tayuya, suavizando su forma de hablar.

-Un par de veces nada más – Respondió al fin Karin –. Se que esto era sólo un juego y me estaban pagando muy bien por él... pero realmente no quiero hacerle daño a ninguno de los dos.

-Uy ¿Y que vas a hacer?

-No lo sé.

00000000000000

Lugar: Suna, fuente de sodas de la ciudad.

-¿Tu padre Gaara? - Preguntó Matsuri mientras observaba al pelirrojo beber una soda. Su expresión no demostraba ni tristeza ni felicidad, y el que estuviera así de serio la preocupaba bastante.

-Hace tiempo se largó con algunos documentos importantes de la familia y se robó algo de dinero – Dijo Gaara dejando de beber – Lo he estado buscando por años, bueno hasta que lo he encontrado...

-¿Te duele mucho verdad? - Gaara frunció el ceño. No le gustaba que alguien a parte de su hermana supiera lo que en verdad estaba sintiendo, pero a pesar del poco tiempo que llevaba saliendo con ella, la castaña parecía poder adivinar todos sus sentimientos tan sólo con ver la expresión de su rostro.

-No, sólo es cuestión de dinero – Mintió, pero obviamente sabía que Matsuri no le había creído nada.

-Ya veo – La chica fingió creerle, pero en el fondo sabía lo mal que su amado mentía.

-Creo que es hora de regresar a la oficina, así que pediré la cuenta – Dijo el pelirrojo mientras hacía una seña con su mano. Matsuri sólo asintió con la cabeza -. Esta noche en tu departamento, no lo olvides – Le sonrió, haciendo que ella enseguida se pusiera nerviosa.

A pesar de haber estado ya muchas veces con él simplemente no podía dejar de avergonzarse cada vez que él le regalaba una de sus perfectas sonrisas, y en las noches cuando estaban juntos no podía evitar suspirar su nombre cada vez que lo sentía apoderarse de su cuerpo.

-Claro... no lo olvidaré – Respondió sonrojada.

00000000000000

Lugar: Konoha, afueras de la comisaría.

Sakura había sido llamada por Sasuke a la comisaría, le dijo que ya le tenía la dirección del sujeto por teléfono y partió rápidamente. Esperaba que Sai estuviera para poder hablar un poco, pero él seguía ocupado en otros asuntos.

-Que pena -Suspiró cuando el agente Rock Lee le comunicó la situación de su novio. Enseguida entró a la oficina de Sasuke sin golpear y lo encontró hablando por teléfono en un tono que le pareció era bastante meloso.

Sasuke le dirigió una mirada a la pelirrosa – Espérame un minuto – Dijo a la persona con quien hablaba -. Que bueno que ya llegaste Sakura, siéntate mientras termino de hablar.

La pelirrosa obedeció y se sentó, sin quitar su vista de encima de Sasuke.

-Entonces nos encontramos mañana en la noche Karin – Finalizó el azabache, haciendo que los oídos de Sakura se alarmasen al instante al oír dicho nombre -. Ahora si Sakura.

-¿Hablabas con tu novia? - Preguntó ésta olvidando por completo la verdadera razón por la cual estaba en ese lugar. No podía evitar sentir una pequeña punzada en el pecho, el saber que él estaba con alguien la deprimía y le dolía.

-No, Karin no es mi novia – Respondió con toda calma el Uchiha -. Aunque no descarto la posibilidad.

Al oír esas palabras y de la forma en que Sasuke lo dijo, con una descarada sonrisa en los labios, una descarada y sexy sonrisa, Sakura sintió un enorme dolor que crecía en su interior.

-”¿Por que me siento así? No debería importarme, yo tengo novio... ¿Por que tiene que dolerme tanto? ¿Es que acaso soy una maldita masoquista? ¿No tengo amor propio? “ - Pensaba la fiscal Haruno envuelta en el mar de dudas de su propia mente - “Soy una estúpida... haga lo que haga te sigo amando Sasuke Uchiha

-Bueno ¿Venías por esto cierto? - Preguntó Sasuke sacando el papel del cajón de su escritorio, enseguida Sakura lo recibió y se retiró rápidamente, pero antes de que pudiera salir sintió como la mano de Sasuke la jalaba, haciendo que quedara pegada al cuerpo de él.

-¿Que crees que estás haciendo?

-Ya no aguanto más esta situación – Le susurró en la comisura de los labios -. Sakura... yo... yo te... - Pero otra vez no alcanzó a terminar su frase, ya que la puerta comenzó a sonar -. Pase – Indicó.

Era Naruto el que acababa de entrar, con la expresión de optimismo en su rostro. Sasuke y Sakura se separaron rápidamente al verlo y ella estaba un tanto sonrojada, mientras que él pudo controlarlo a la perfección.

-Hey Sakura-chan ¿Que tal, ya te han dado lo que necesitabas?

-Si, gracias por preocuparte Naruto... - Sakura aún estaba un poco desconcertada por lo acontecido hace unos minutos y simplemente salió de la oficina dejando a los dos chicos solos. Naruto la vio alejarse y miró a Sasuke de reojo.

-No puedo entender como has dejado ir a una chica como Sakura-chan – Dijo sin rodeos -. Se veía muy enamorada de ti, pero tú desperdiciaste tu tiempo.

-Hmp, cállate Naruto. Si tú no hubieses llegado justo ahora tal vez otra sería la historia – Se quejó el azabache, realmente estaba molesto ¿Por que cada vez que quería decirla a Sakura lo que sentía algo o alguien lo interrumpía?

-¿Ibas a decirle algo? - Preguntó el rubio incrédulo.

-Lárgate, me duele la cabeza.

-Sasuke... si de verdad quieres a Sakura-chan... dicelo antes de que sea demasiado tarde, no cometas el error que yo también casi cometo – Le aconsejó Naruto seriamente. Sasuke sabía cuanta razón tenía su amigo, pero para él ya era demasiado tarde, ya Sakura no lo amaba, lo despreciaba y debía entender que aunque fuese ahora a confesarle sus sentimientos lo más probable es que ella lo rechazara.

-Naruto, te equivocas... a Sakura ya la perdí – Dijo resignado, bajando la cabeza mientras una gran tristeza lo invadía.

-Claro, si todo el tiempo no has hecho más que herirla, entiendo si Sakura-chan te cambiase por Sai, pero si yo fuera tú no me rendiría, al menos no aún – Con estas palabras Naruto abandonó la oficina, dejando sólo a su amigo con sus pensamientos enredados.

00000000000000

Hinata suspiró. Estaba frente a la mansión Hyuuga. No sabía que quería decirle su hermana y estaba preocupada que fuese algo de su padre. No se sentía preparada para regresar a verle aún después de la última vez que hablaron, pero quería comprobar el buen estado de su padre.

Tocó el timbre, ya que desde hace años ella ya no podía entrar a esa casa de la forma en que lo hacía antes.

-¿Si quien busca? - Preguntó una voz por el intercomunicador.

-Si... etto soy Hinata y vengo a ver a mi hermana ¿Se encuentra? - Preguntó algo dudosa y nerviosa. La imponente casa donde vivió toda su niñez ahora le parecía un lugar extraño y ajeno.

-Enseguida señorita – Respondió cordialmente la empleada. Luego de eso las enormes puertas de la mansión se abrieron de par en par. Hinata entró aún un poco ofuscada.

00000000000000

Sakura ya había hecho lo suyo con la demanda y lo de levantar los cargos. En cualquier momento la llamarían para presentarse en el juicio, aunque con las pruebas reunidas por Naruto y Sai ya todo estaba más que resuelto.

Se sentó sobre una banca en el parque pensando en él, en ese tipo que aún amaba a pesar de todo lo que hacía por olvidarlo.

-Soy una estúpida – Se recriminó.

-¡Si, estúpida y masoquista! - Aportó su inner. Sakura se sonrió, ya se estaba volviendo loca. Se levantó y decidió irse a su casa.

-Creo que tomaré una ducha bien helada – Se dijo a sí misma.

Desde un punto del parque, alguien la observaba con curiosidad. Estaba usando unos lentes oscuros para no ser reconocido.

-Así que ella es la fiscal Haruno... - Dijo para sí -. Será lindo acabar con su vida.

00000000000000

Tenten estaba poniendo en orden una serie de documentos antes de irse a casa. Se trataba de archivar algunos casos ya viejos que se estaban acumulando. Era molesto tener que trabajar entre tantos papeles, pero así era en un lugar donde lo vital estaba en ellos.

-Ufff – Suspiró ya cansada.

-Se ve que te está costando – Oyó una voz masculina a sus espaldas. Se dio la vuelta y sonrió al reconocer a su amigo.

-Neji ¿Que te trae por aquí? - Preguntó la castaña.

-Tú – Dijo él mientras le ofrecía una botella de agua mineral a la chica, la cual la recibió con una sonrisa.

-Que gracioso, pero ya en serio ¿Venías a ver a Hinata cierto?

-No, ya te lo he dicho Tenten, vine a verte a ti, quiero charlar un rato nada más.

-De acuerdo, nada más termino aquí y nos vamos ¿Te parece?

-Si quieres te ayudo – Dijo el importante empresario, comportándose como un adolescente enamorado. Tenten simplemente asintió perdida en sus ojos perlados.

00000000000000

-¿De eso se trataba? - Preguntó Hinata a su hermana menor mientras daba un largo suspiro de alivio. Le alegraba saber que su padre estaba muy bien.

-Ajá, es que no sabes, mi novio es muy responsable con los trabajos y es por eso que te lo pido de favor hermana ¿Podrías ayudarlo?

-Claro que si, además me muero por conocerlo – Respondió con una sonrisa la Hyuuga mayor. Le agradaba que a estas alturas y a pesar de todo, si pudiese tener una relación normal de hermanas.

-En cuanto a papá, quería decirte que siempre si aceptó el tratamiento.

-¿En serio?

-Ajá, una semana después de que tú viniste dijo que si lo haría así que ha mejorado mucho, pero de todos modos es mejor que no se entere que viniste – Dijo Hanabi bajando la mirada, haciendo entristecer un poco a su hermana – Y otra cosa... tal vez haya dejado pasar mucho tiempo pero... Hinata... quisiera que volviéramos a ser las de antes...

-Sabes que estoy muy dispuesta – Respondió Hinata. Hanabi sólo le sonrió. En eso Hinata vio la hora y notó que iban a ser las nueve -. Cielos, que tarde, quedé de cenar con mi suegra y mi novio así que tengo que irme.

-¿Tienes novio Hinata? - Le preguntó la intrigada chica. Hinata sólo asintió sonriendo.

-Si, se llama Naruto y es un poco bobo, pero lo amo.

-Ah, si, hoy lo vi en la universidad. Era bastante guapo la verdad, creo que ambas tenemos muy buen gusto.

-Si tú lo dices.

Las dos hermanas salieron del cuarto y pasaron por el pasillo. De pronto Hinata desvió su atención hacia una puerta en particular. Aquella habitación era la que su madre solía utilizar cada vez que le daba por hacer sus cosas. Cuando ella murió todo se guardó ahí bajo llave. Su padre estaba tan afectado que no dejaba a nadie entrar, así que Hinata jamás supo lo que había en ese lugar.

-No puedes entrar ahí Hinata, está cerrado – Le dijo Hanabi notando como su hermana no quitaba la vista de la puerta, pero Hinata no le hizo caso.

-Aprendí un truco muy útil hace tiempo para abrir las puertas.

-P-pero Hinata...

-Necesito ver las cosas de mamá – La interrumpió Hinata sacando una fina alambre de su cartera. (billetera, monedero, etc)
------------------------

Bueno, hasta aquí se queda por ahora.
Gracias por sus post chicas ^^
Bye.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Phanie
Nivel 1
Nivel 1


Femenino
Cantidad de envíos : 33
Edad : 21
Fecha de inscripción : 05/08/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Ago 15 2010, 08:18

Muy buen capitulo!!!
quien querra matar a sakura D:
y hinata lograra entrar al cuarto? O: o que habra ahi
continualo pronto porfavor:D!!! genial

tu fic es mi favorito, tienes mucho talento, sigue asi!
kiss ala
~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~

Visita mi fan fic:

Aventuras en Konoha, chicos rebeldes, escuela y parejas.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Ago 15 2010, 08:36

Maravilloso!!!!!!!!!!

Joder escribes genial *-*

No tengo palabras para decir lo maravilloso que escribes ...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Dom Ago 15 2010, 12:05

WOOOOOO SELENE EL CAP. TE QUEDO genial genial genial genial genial genial

QUE LINDO QUE SASUKE AME A SAKURA XD

PERO NO SE LO HA PODIDO DECIR XP

ADEMAS EL CASO ESTA YA RESUELTO EN SI XDDDDDD

PERO QUE HABRA EN LA HABITACION DE LA MADRE DE HINATA mmm

YA QUIERO SABERLO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! XD

MUY BUEN CAP XD, CONTINUALO PRONTO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Miér Ago 18 2010, 04:34

Hola chicas, aquí la conti ^^
Gracias por los post.
-------

Sakura acababa de salir de la ducha y llevaba sólo una toalla cubriendo su cuerpo. Caminaba por el oscuro pasillo hacia su habitación, pero a mitad del camino oyó un extraño ruido.

-¿Que será eso? - Se preguntó un poco asustada -. No será un ladrón ¿O si?

Comenzó a caminar sigilosamente por el pasillo. Ella no era policía así que no sabía mucho sobre defensa personal, y aunque le decían que pegaba duro eso no importaba si el ladrón tenía un arma. Tomó lo primero que encontró, lo cual era un bate de béisbol que Sai se había dejado un día en su casa y volvió a avanzar hacia su cuarto.

Abrió lentamente la puerta mientras ésta rechinaba y acercó su mano a la pared hasta dar con el interruptor de la luz. La encendió con rapidez y entró al cuarto levantando el bate en sus manos.

-¡¿Quien anda ahí?! - Gritó al instante, pero se quedó callada al ver a esa persona. La ventana estaba abierta y la cortina se movía con el viento, al igual que el cabello negro de Sasuke Uchiha.

-Sakura, tranquila – Dijo el azabache alzando sus manos, más la expresión desencajada de Sakura le causó un tanto de gracia y no pudo evitar reírse.

-¿Que estás haciendo en mi casa, en mi cuarto, y a esta hora? - Interrogó la chica aún sosteniendo el bate de béisbol a la altura de su cabeza.

-Vine a hablar contigo, pero no pensé encontrarte en paños menores – Respondió aún manteniendo la sonrisa, aunque estaba algo feliz por haberla sorprendido así. Sakura bajó ambas manos poniéndose muy sonrojada y dejó caer el bate al suelo.

-¿Y no podías entrar por la puerta como la gente normal? - Volvió a preguntar, con el ceño levemente fruncido, pero no alcanzó ni a reaccionar cuando sintió como Sasuke la tomaba por la cintura.

-No pensé que quisieras abrirme, así que me las ingenié para trepar tu balcón – Respondió mordáz. Sakura trató de alejarlo empujándolo, pero él tenía demasiada fuerza.

-Suéltame Sasuke ¿A que has venido? Si es a burlarte de mi te aclaro que... - Pero no hubo oportunidad de terminar su frase cuando ya sus labios habían sido aprisionados por los de Sasuke. Otra vez la había besado de esa manera tan apasionada, tan suya, que la volvía loca. Sabía que estaba haciendo algo malo al corresponderle, pero no podía resistirse, era como un elixir que la atraía más y más, y que calmaba su sed.

00000000000000

En el bar de Orochimaru, las chicas que trabajaban ahí estaban haciendo su labor mientras los clientes se babeaban viéndolas.

Los Akatsuki tenían una pequeña reunión en una mesa del lugar.

-¿Ya la has conocido? - Preguntó Hidan a un sonriente Sasori, quien asintió de inmediato.

-Es una mujer preciosa, aunque sólo la vi de lejos, pero he conseguido que Hanabi-chan me arregle una cita con ella – Dijo satisfecho porque todo estaba resultando como querían.

-Bien hecho Sasori – Lo felicitó Itachi – Por cierto, dentro de tres días tenemos una reunión con el jefe.

-¿Al fin lo vamos a conocer? - Preguntó Kakuzu con seriedad.

-Así es, lo van a conocer – Respondió el Uchiha mientras alzaba su copa haciendo una señal con su mano. Al instante Karin se acercó a ellos trayendo una botella de vino en la mano.

-¿Beberás vino? - Preguntó Hidan.

-Si, pero ven Karin, siéntate conmigo – Dijo Itachi mirando a la pelirroja con una sonrisa socarrona.

-No puedo Itachi, tengo que atender a los demás clientes – Respondió ella mientras que ajustaba sus lentes, pero Itachi la jaló de la muñeca haciendo que quedara sentada justo sobre él.

-Yo soy tu cliente más importante ¿Lo olvidas?

-N-no pero...

-Así me gusta – La interrumpió Itachi – Chicos ¿Saben de Deidara?

-Dijo que estaba resolviendo el problema de la fiscal Haruno – Respondió Kakuzu mientras se servía una copa de vino.

-Oh, esa chica que se muere por Sasuke – Comentó Karin, a lo que Itachi la miró con curiosidad.

-No me comentaste nada de eso preciosa, creí que Sasuke sólo estaba saliendo contigo.

-No está saliendo con ella, pero soy mujer y me he dado cuenta que cada vez que ella me ve junto a Sasuke me fulmina con la mirada – Karin se abrazó a sí misma mientras sentía un leve escalofrío recorrer su cuerpo, y es que de sólo pensar en la mirada de Sakura hacia su persona sentía que iba a morir.

-Mi hermano y la fiscal Haruno... vaya que interesante... - Murmuró Itachi riendo con sorna.

00000000000000


Hinata había logrado entrar al cuarto de su madre. Estaba lleno de cosas de ella, sus vestidos, sus zapatos, e incluso sus diarios de vida.

Hinata tomó uno de ellos y tuvo la intensión de abrirlo, pero a la mera hora se arrepintió.

-Tal vez deba llevarme esto a casa – Se dijo pensativa. Hanabi la miraba con preocupación, no vaya a ser que llegara su padre y las descubriera en ese lugar.

-Hinata, por favor salgamos de aquí – Le rogó algo asustada, pero Hinata negó con la cabeza.

-No puedo, necesito ver las cosas de mamá, tal vez esta sea la única forma de hallar lo que tanto busco.

-¿De que estás hablando? Si papá nos ve aquí de seguro me mata – Ambas chicas hablaban casi susurrando para no ser oídas por nadie. Hinata siguió caminando hasta hallar una pequeña caja de color azul. La tomó entre sus manos y se dio cuenta de que estaba cerrada con llave.

-¿Que será esto? - Se preguntó invadida de curiosidad, pero cuando trató de abrirla con su llave maestra le fue imposible -. No puedo abrirla, rayos...

-Hinata vámonos – Volvió a pedir Hanabi. Esta vez Hinata asintió, pero logró guardarse uno de los diarios de su madre entre sus ropas. Luego ambas salieron del cuarto dejándolo tal y como estaba.

-”Tengo que saber que contenía esa caja” - Pensó decidida la Hyuuga.

00000000000000

Lugar: Suna.

Departamento de Matsuri.

Se podían oír los acalorados gemidos de la chica que veían desde su habitación, al mismo tiempo que pronunciaba el nombre de Gaara. Después de acabar su faena, ambos estaban exhaustos, pero él no podía quedarse toda la noche.

-¿Te vas tan temprano? - Preguntó la castaña viendo como el hombre con el que acababa de estar se comenzaba a abotonar la camisa. Ella estaba sobre la cama cubriéndose con la sábana blanca.

-Si, es que mañana debo levantarme temprano y tengo unos papeles en casa que no he terminado de revisar – Respondió el pelirrojo sin voltear a verla, hasta terminar de abotonar su ropa. Luego se montó sobre la cama y se guió directo hacia los labios de la chica para devorarlos una vez más – Si quieres mañana puedes quedarte en mi departamento.

-Claro – Respondió ella. Cuando Gaara se levantó oyeron como sonaba el timbre -. ¿Quien podrá ser a esta hora?

-Tal vez sea tu otro amante – Opinó Gaara frunciendo levemente el entrecejo, pero Matsuri comenzó a reír.

-¿Como crees? Yo no tengo a nadie más – Aseguró con una sonrisa divertida mientras se levantaba de la cama aún cubriendo su cuerpo con la sábana, y Gaara la tomó por la cintura.

-Eso espero, porque no me gustaría que después de mi viniese otro a estar contigo.

-No seas tonto, y suéltame que tengo que vestirme para abrir la puerta – Dijo Matsuri sonriendo, más antes de soltarla el pelirrojo la besó muy apasionadamente, sacándole un leve suspiro.

00000000000000

Realmente Sakura no sabía como había llegado a tal situación. Estaba prácticamente desnuda sobre su cama, dejando que Sasuke Uchiha hiciese lo que le plazca con su cuerpo. Su voluntad y su cordura se podían ir bien al carajo, ya nada le importaba en ese momento.

-Sasuke... - Susurró su nombre en ese momento, cuando él estaba besando su cuello sin ánimos de detenerse. Sakura recorría la espalda ya desprovista de ropa de Sasuke, y se deleitaba con cada beso que él le daba.

Sasuke estaba feliz, pero no olvidaba a lo que realmente había venido. No sólo a hacer suya a esa chica, sino a decirle lo que en verdad sentía por ella.

-Sakura... - Detuvo sus caricias por un momento, viendo fijamente los ojos jades de la chica - . Quiero que sepas que yo... yo...

Sakura sólo lo miraba expectante, no estaba segura de si lo que oiría sería bueno o malo, pero desde hace tiempo quería oír lo que él iba a decir.

-Demonios... - Masculló Sasuke enfadado consigo mismo ¿Como podía ser tan difícil? - Sakura yo...

-Sasuke, esto que estamos haciendo no está bien, mejor... vete de mi casa y... - La pelirrosa trató de levantarse, pero el azabache se lo impidió.

-No, esto no está mal, es lo que ambos deseábamos... no puedes negarlo ahora que me has correspondido – Acarició la mejilla de Sakura, la cual lo miraba atentamente -. Sakura yo te amo.

-Sasuke... - Sakura dejó escapar una leve lágrima de felicidad al oír eso. Por el momento para ella, sólo existían en el mundo dos personas: Sakura Haruno y Sasuke Uchiha. Sólo dos cuerpos que ansiaban volverse uno -. Sasuke... -kun...

Sasuke sonrió y se acercó a los labios de la chica, besándola dulcemente, comenzando otra vez el recorrido de su piel con ambas manos.

00000000000000

Hinata iba en su auto. Ya se le hacía tarde para la cena con su suegra y su novio, así que pisó al acelerador. Al llegar al edificio lo primero que hizo fue apagar el coche, dejándolo estacionando en un lugar apto para ello. Luego se bajó pero notó como algo caía de entre sus ropas.

-El diario de mamá – Se dijo. Lo recogió y vio como un papel caía de él, una hoja pequeña y cuadrada. La levantó y se fijó en algo interesante.

-Es... un código binario – Murmuró al notar que la hoja llevaba escrito sólo los números 1 y 0 y que éstos se repetían muchas veces en distinto orden.

00000000000000

Matsuri finalmente había logrado ponerse algo de ropa para ir a abrir la puerta, mientras que Gaara salía de la habitación tras ella.

-En serio ¿Quien puede ser? - Volvió a preguntar la castaña mientras abría, y su sorpresa fue enorme al ver del otro lado a su mejor amiga, la cual se había ido al extranjero hace algunos años.

-Matsuri – Exclamó la joven. Tenía el cabello castaño y largo hasta la cintura, sus ojos eran marrones y tenía un cuerpo muy bien formado, esto lo notó Gaara cuando la chica saltó a abrazar a Matsuri.

-Sari ¿Pero que haces aquí? ¿Cuando has llegado? - Preguntaba Matsuri sorprendida y a la vez feliz de ver a su amiga tan querida de regreso. La chica se separó de ella y la miró con una sonrisa.

-Llegué hace unas horas, y he venido a quedarme en Japón ¿No es genial? - En eso notó al pelirrojo que estaba en el departamento de la castaña y se dio cuenta que de seguro había interrumpido algo –. Ah lo siento, no tenía idea que estabas con alguien, no debí venir sin avisar.

-No te preocupes, yo ya me iba – Dijo Gaara acercándose a la puerta. Tomó la mano de la chica y la besó caballerosamente -. Sabaku No Gaara para servirte – Miró a Matsuri, a la cual no le pareció nada apropiado su gesto, pero se contuvo, sabía que Gaara era muy educado. Sari por su lado se había sonrojado al ver la seductora sonrisa en el rostro del pelirrojo -. Bueno, tengo prisa así que me voy.

-Pasa Sari – Dijo Matsuri a su amiga, la cual asintió pasando con su maleta tras ella. Matsuri cerró un poco la puerta a su espalda, quedando fuera de la vista de la chica.

-¿Que pasa? - Preguntó Gaara al ver la expresión de desagrado en el rostro de la castaña.

-¿Te ha gustado mi amiga?

-Claro que no, es linda pero vamos, es tu amiga, además acabo de conocerla – Respondió un tanto divertido y es que Matsuri se veía muy graciosa demostrando sus celos. En esa parte siempre era muy sincera, aunque no le gustaba que él se diera cuenta porque aún no formalizaban nada. Se acostaban juntos pero ni siquiera habían hablado de noviazgo.

Matsuri lentamente cambió su semblante. Sonrió complacida – Bueno, nos vemos mañana.

-Hasta mañana – Dijo el chico mientras la tomaba por la cintura para luego darle un voraz beso de despedida. Sin querer la espalda de Matsuri chocó contra la puerta, haciendo que ésta se abriera y dándole un espectáculo en vivo a Sari, quien los veía asombrada.

-Hasta mañana Gaara – Después de despedirse, la castaña cerró la puerta y soltó un leve suspiro.

-Wow, que novio tan guapo tienes amiga, te envidio.

-No es mi novio, sólo salimos.

-Pues con ese beso tan apasionado hasta llegué a pensar que estaban casados, cielos...

-¿Nos viste? Ay que vergüenza – Dijo un poco sonrojada Matsuri.

-Pues tendrás que contarme que onda, porque no pienso quedarme con la curiosidad.

-De acuerdo Sari, pero eso será después de que me cuentes bien que ha pasado contigo y como es eso de que te vienes a Japón.

-Vale, pasando y pasando – Sonrió Sari.

00000000000000

La cena con Naruto y su madre había sido todo un éxito. Ahora Hinata se encontraba despidiéndose de Naruto en la puerta. Naruto se dio cuenta de que algo iba mal con su novia, y no dudó en preguntar.

-¿Sucede algo Hinata?

-No... bueno si... es que, verás... encontré algo hace rato.

-¿Algo? ¿A que te refieres?

-A esto – Respondió la ojiperla mientras le entregaba el papel al rubio. Naruto notó los dos números.

-Un código binario – Dijo sin ninguna duda - ¿Donde lo has encontrado?

-En un antiguo diario de vida de mamá. Naruto-kun... tal vez nos lleve a lo que estamos buscando ¿Que tal si este código tiene algo que ver con las pruebas?

-Tranquila, mañana encontraremos la respuesta, ahora descansa – Le dijo Naruto mientras la abrazaba, para darle un dulce beso en la frente.

-Hai – Respondió la chica -. Espero que mañana podamos saber que es.

-No te preocupes, te prometo que hallaremos esas pruebas.

-Lo se, confío plenamente en ti – Hinata abrazó a Naruto más fuerte, para así lograr reconfortarse con su calor. Ciertamente era la mejor medicina a todos sus males.

Continuara...

Avance: Sakura siente remordimientos por haber engañado a Sai y toma una drástica decisión. Hinata al fin conoce al novio de su hermanita, cayendo en la trampa de Akatsuki. Naruto descifra el código, encontrando algo muy interesante y Tenten celebra una especie de pijamada que juntará a dos personas insospechadas y en donde darán rienda suelta a todos los chismes, mientras Gaara comienza a jugar con fuego sin sospechar que saldrá quemado.

Próximo capitulo: Cosas de chicas.

-------

Bueno, hasta aquí se queda.
Espero que les haya gustado ^^
Bye!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Miér Ago 18 2010, 09:38

Woooooooooooooooooooo Selene el cap. te quedo muy genial genial genial genial genial genial

Vaya Sakura estuvo con Sasuke XD, y por fin sabe sus sentimientos ^^

Pero ahora ella a engañado a Sai XP

Ademas Matsuri sigue estando con Gaara pero en si no son nada...XP

Aparte Hinata encontro algo muy interesante XD, las pruebas cada ves estan mas cercas XDDDD

Vaya me gusto mucho este cap. xD, como todos XD, espero conti!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Jue Ago 19 2010, 07:31

La cagaste ¬¬ LO DEJASTE EN LA MEJOR PARTE TT_TT

JODER NO TENGO PALABRAS PARA DECIR LO BUENO QUE SON TUS FANFICS DEOZ OJALÁ ALGÚN DÍA PODRÍA SER TAN BUENA COMO TU TT-TT

BUENO YA OK OK MARAVILLOSO!!

IMPRESIONANTE!!!

YA ME VOLVI TU FAN [ DESDE HACE RATO ]

JODER CONTI PRONTO genial
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Vie Ago 20 2010, 06:10

¡Hola!
Muchas gracias chicas ^^
Aquí les dejo la conti, ojalá les guste jeje, en fin ^^
--------

Capitulo 15: Cosas de chicas

El sol asomaba sus cálidos y brillantes rayos por la ventana del cuarto de Hinata. La ojiperla abría lentamente sus ojos, encontrándose con el nuevo día.

-Vaya, que bien dormí – Dijo estirándose un poco. Había dormido muy relajada toda la noche después de hablar con Naruto. Cada vez que le contaba sus problemas, estos parecían aminorarse con el simple hecho de que él le sonriera de esa forma tan especial, y aunque anoche estaba muy preocupada por lo que había hallado, ahora se encontraba mucho más tranquila.

Se levantó y se dirigió a la ducha. Dejó que las finas gotas del agua resbalaran por su cuerpo, y la mojaran de pies a cabeza. Hoy iba a ser un gran día.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Era realmente temprano para que Naruto ya estuviese en la oficina, y realmente todos se sorprendieron de que no llegara siendo regañado por Hinata, o que incluso llegara antes que el comisario.

El rubio había estado pensando durante la noche sobre lo que le dijo su amada Hinata. Si de verdad había algo importante en ese papel y en ese código, él lo averiguaría a como dé lugar. Para eso se dirigió hasta el departamento de criptología.

-No te preocupes Hinata, voy a descifrar este mensaje para ti – Dijo sin un atisbo de duda en su voz.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Sakura se dio una vuelta en la cama, se sentía un poco apretada, y bastante cansada al no haber dormido casi nada durante la noche. Abrió lentamente sus ojos jades y todo vino a su mente como un balde de agua fría. Había pasado toda la noche con Sasuke Uchiha, y peor que eso, había sido capaz de engañar a su novio Sai.

-¿Pero que he hecho? - Se dio un leve golpe en la frente y se sentó de una sola vez. Observó que junto a ella, Sasuke aún dormía. Se acercó a él para observar su expresión; él sonreía y se veía tan tranquilo que ella también sonrió.

Sasuke se dio una vuelta en la cama y abrió sus ojos. La vio frente a él y se sintió realmente feliz, ahora nada podía estar mal.

-Sakura...

La pelirrosa no lo quiso escuchar, se levantó rápidamente y comenzó a buscar su ropa. Sasuke la miró extrañado y se sentó sobre la cama.

-¿Que pasa Sakura? - Preguntó un tanto preocupado.

-Por favor vete de mi casa – Pidió ella, ante la sorprendida y dolida mirada del azabache. Sakura se estaba sintiendo extremadamente culpable de lo que había hecho. Pudo ser que mientras estaba con él no le importara nada más, pero ahora que recuperaba su cordura se había dado cuenta del gran error que había cometido, se sentía la peor persona sobre la tierra ¿Como pudo hacerle eso a una persona que se portaba tan bien con ella? Sai no lo merecía, definitivamente no.

-¿Que quieres decir con eso? ¿Me estás corriendo? ¿Después de todo lo que pasó?

-¿Ya tuviste lo que querías no? Ahora lárgate y dejame en paz – Dijo Sakura con una voz seca. De verdad no quería hacerlo, le dolía a ella también, pero tomó la decisión de quedarse con la persona que había hecho tantas cosas por ella, y no con quien amaba de verdad.

-¿Crees que sólo vine a tener sexo contigo? ¡¿Es que acaso no te importó lo que te dije anoche?! - Gritó Sasuke ya molesto, furioso por no comprender a esa chica.

-Todos dicen eso cuando quieren pasar una noche con una mujer, al otro día simplemente se olvidan de sus palabras, como lo hiciste hace años ¿No te acuerdas? - Sakura lo miró con algunas lágrimas en sus ojos. Sasuke volvió a sorprenderse, y bajó la mirada. La pelirrosa ya tenía puesta su ropa y tomó la de Sasuke del suelo –. Vístete y vete.

-Eso haré – Sasuke tomó sus ropas -. Ya nunca más volveré a buscarte Sakura Haruno, esta ha sido la última vez.

-”La última vez” - Repitió Sakura en su mente, tratando de auto-convencerse de que esto era lo mejor para todos.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

-Así es, es hoy en mi casa – Decía Tenten hablando por teléfono, mientras bajaba las escaleras -. ¿Y que dices? ¿Vienes Ino?

-¡Claro! - Respondió la rubia del otro lado – Será genial, hace tiempo que no hago esas cosas ¿Hey quien más estará?

-Pues algunas amigas del trabajo, creo que a Hinata la conoces.

-Ah si, ella fue quien ayudó en el caso de mi padre.

-Ya veo... - Tenten guardó silencio unos momentos – Bueno Ino, nos vemos entonces, hasta la noche.

-Hasta la noche Tenten.

Tenten se sentó sobre el sillón y encendió el televisor. Le sorprendió ver la noticia que se desarrollaba.

-Se habla de un nuevo atentado de Akatsuki, en el que estaría involucrada toda la banda, se cree que aún no existen pistas sobre lo que planean para su próximo ataque, pero si que hay que cuidarse mucho en lugares de gran concurrencia. Y pasando a otras noticias se descubre que las famosas empresas Hyuuga tienen fuertes conexiones con la anterior banda nombrada.

-Neji se va a morir cuando vea esto ¿Como diablos se habrá enterado la prensa? - Se preguntó la castaña con la boca abierta.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Una chica se encontraba trabajando arduamente sentada en un escritorio. Su cabello rubio y largo estaba amarrado en una coleta baja y usaba unos enormes lentes que no dejaban ver el color de sus ojos. Observaba con una lupa muy de cerca una hoja de papel con extraños símbolos.

-¡Hey, Shiho-san! - La chica se sobresaltó al oír tan alegre y escandalosa voz. Dio un salto y se golpeó la cabeza con uno de los instrumentos que estaban sobre la mesa.

-¡N-Naruto-san! - Gritó un poco exaltada. El rubio la miró con su sonrisa, mientras una gotita resbalaba por su sien, y es que ella usualmente era bastante despistada.

-Oye, quería pedirte un favor.

-¿Un favor? ¿De que se trata? - Preguntó Shiho mientras lo observaba atentamente.

-Necesito que descifres este mensaje, es fácil, un código binario.

-¿Un código binario? De acuerdo, será cuestión de minutos.

Naruto le entregó la hoja de papel en donde estaba escrito el código, y ella rápidamente lo ingresó en su computadora. Naruto llegó a marearse de lo rápido que ella movía sus dedos.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Hinata se sorprendió al saber que Naruto ya se había levantado, y ahora iba en su auto hacia el trabajo. Al bajar vio que Sasuke también acababa de llegar, y no se veía muy bien.

-Etto ¿Te sucede algo Sasuke? - Preguntó la ojiperla. Él sólo la miró; sus ojos no podían ocultar su tristeza.

-No es nada... - Respondió. Después de eso entró y Hinata sólo lo quedó mirando.

-¿Que le habrá pasado? Se veía realmente triste... - Murmuró Hinata. En ese momento sonó su teléfono celular -. ¿Bueno?

-Hermana, soy yo.

-Ah, Hanabi-chan ¿Que sucede? - Preguntó mientras entraba a la comisaría. Algunos le hacían gestos de saludo, y ella respondía.

-Pues te llamaba por el favor ese, el que te pedí.

-Si, claro, hoy a la hora del almuerzo estoy libre, puedes ir con tu novio a la fuente de sodas de Konoha, ahí hablamos.

-De acuerdo, gracias Hinata – Se oyó a Hanabi emocionada del otro lado.

-De nada, si es un favor para mi hermanita no me importa – Dijo Hinata sonriendo.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Lugar: Suna.
Departamento de Matsuri.

La castaña se encontraba saliendo de la ducha, estaba algo atrasada ya que se había quedado hablando con Sari hasta tarde, oyendo sus aventuras en el extranjero. De seguro Gaara la regañaría, pero de una forma muy especial.

-¿Ya te vas? - Le preguntó Sari, mientras la veía abotonar su blusa blanca.

-Ajá, si no me apresuro Gaara se enfadará conmigo, hoy debíamos ir a la casa de unos tipos que andaban metidos en algo turbio – Respondió Matsuri mientras tomaba su chaqueta.

-Vaya, mi amiga detective de la policía ¿Quien lo diría no? Y lo mejor es ese sórdido romance clandestino con tu jefe – Matsuri se sonrojó ante las palabras de Sari.

-Ni sórdido ni clandestino, bueno tal vez clandestino si... ay no me hagas decir tonterías Sari – Reclamó la chica. Sari sólo se carcajeó.

-Eres tan penosa, realmente te avergüenzas por todo.

-No se como tú puedes hablar de todo eso con... tanta normalidad, como sea ya me voy. Nos vemos en la tarde.

-Seguro – Dijo Sari al ver salir a su amiga. Se quedó sentada en el sillón y encendió la televisión -. Vaya que Matsuri tiene suerte, Gaara es realmente muy guapo, como desearía yo un hombre así – Suspiró.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Gaara estaba en su oficina. Golpeaba los dedos contra la mesa en aparente espera de algo. En eso entró Kankuro a la oficina.

-Gaara ya llegaron las fotografías de la autopsia.

-Si, y para la otra vez toca antes de entrar – Reclamó el pelirrojo.

-Que pesado eres, yo no tengo la culpa de que Matsuri se retrase – Bufó el castaño. Gaara abrió los ojos como platos ante la afirmación de su hermano -. ¿Que? ¿Creías que nadie se iba a dar cuenta? Bueno, en realidad nadie lo ha hecho a parte de mi, eres un pervertido Gaara.

-Cállate, no te metas en asuntos que no te incumben – Reprochó Gaara molesto. Kankuro sólo sonrió y dejó la oficina de su hermano. Gaara pensó que lo había ocultado muy bien, pero tal parece que no era así, y de todos modos no estaba haciendo nada malo ¿Que importaba que su hermano lo supiera?


Kankuro afuera de la oficina reía divertido. Se había dado cuenta de los “jueguitos” de su hermano porque un día sin querer los había visto. Ya que era su costumbre entrar sin golpear, ese día se había quedado más de lo debido tras la puerta, oyendo y observando con la boca abierta.

-”Ay Gaara, que suerte tienes, yo también quiero un romance furtivo” - Pensó.

*· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·**· - _ -·*

Hinata llegó al laboratorio de criptología, y vio a Naruto y Shiho trabajando arduamente en algo. Se acercó y abrazó al rubio.

-¿Que hacen?

-Descifrando el código, Shiho-san es muy buena – Contestó Naruto mientras le correspondía el abrazo. Hinata observó en la computadora, pero lo que llevaban hasta ahora era ininteligible para ella.

-Que extraño... - Musitó Shiho de pronto, poniendo una expresión de desagrado.

-¿Que pasa Shiho-san? - Preguntó Naruto. Hinata también se puso atenta.

-He terminado, pero parece ser que sigue estando en código.

-¿Como? - Preguntó el rubio confundido -. ¿No dices que lo has descifrado?

-El binario si, pero esto no es más que otro código, la persona que lo ha escrito ha sido realmente cuidadosa, estos caracteres... son palabras pero no entiendo sus significados – Dijo Shiho, mientras con sus manos indicaba las palabras a los dos policías. Hinata de pronto pareció entenderlo todo.

-Esto es...

-¿Que sucede Hinata? - Naruto la miró extrañado.

-Esas palabras... es... el lenguaje que inventamos con mamá cuando yo era niña – La ojiperla bajó la mirada –. Las únicas dos personas en el mundo que lo conocían eramos ella y yo.

Naruto sólo la observó, Hinata se había puesto muy triste, así que la abrazó con todas sus fuerzas. Ahora más que nunca estaba seguro de que la madre de Hinata había guardado esas pruebas para ella, y que la ojiperla era tal vez la única persona sobre la tierra que podría encontrarlas.

---------

Bueno, bueno, hasta aquí se queda por ahora.
Espero que les haya gustado chicas ^^
Y ya pronto lo sigo jeje.
Bye ^^
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katherine2311
Nivel 11
Nivel 11


Femenino
Cantidad de envíos : 477
Edad : 17
Localización : Panamá Mi hermoso país :D
Fecha de inscripción : 03/07/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Vie Ago 20 2010, 13:03

Jodeeeeeeeeeeeeeeeeeeer TT_TT Estaban apunto de descubrirlo y lo cortas asi..

Que feo TT_TT Hoy no hay avance xDDD

Muy buen cap.!!

Te felicito, eres una de las mejores haciendo fanfics, si yo regalaría grammys, te daría por escribir el mejor fanfic (?) Oqno TT_TT

Bueno, conti pronto.
Sayo!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.habbo.es , y el foro :)
Inu
Nivel 14
Nivel 14


Femenino
Cantidad de envíos : 623
Edad : 19
Localización : En mi casa frente a la compu xD
Fecha de inscripción : 27/03/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Sáb Ago 21 2010, 14:02

EL CAP. TE QUEDO genial genial genial genial genial genial genial genial genial

POBRE SAKURA Y SASUKE ESO LES DEBE DE HABER DOLIDO MUCHO, PERO HABRA SIDO LO MEJOR ¿?

ADEMAS AHORA KANKURO SABE SOBRE LO DE SU HERMANO Y MATSURI XD

AL PARECER EL CODIGO ESTA CASI LISTO XDDDDDDDDDDDDD

Y HINATA ES LA UNICA QUE PUEDE RESOLVERLO XD

MUY BUEN CAP. XD, ESPERO CONTI!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Selene-chan
Nivel 6
Nivel 6


Femenino
Cantidad de envíos : 213
Edad : 25
Localización : En mi casa
Fecha de inscripción : 21/04/2010

MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Lun Ago 23 2010, 15:15

Hola ^^
Aquí la conti, espero que les guste jeje.

-------

Karin estaba paseando por la calle junto a Tayuya. Ambas estaban de compras, ya que con el dinero extra que estaba recibiendo la pelirroja por su “trabajo” le alcanzaba para darse bastantes lujos.

-Mira ese Karin, está genial – Decía Tayuya pegada a una vitrina -. Y ese, y ese.

Karin suspiró. Oyó un sonidito, y observó que había recibido un mensaje de texto. Sonrió un poco y decidió llamar a esa persona.

-¿Como estás Sasuke? - Preguntó apenas le contestaron.

*• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•*

Sakura se sentó en el parque con la mirada perdida. Aún no podía sacar de su cabeza todo lo que había pasado; fue todo tan rápido que ni siquiera sabía bien que iba a hacer ahora.

-Que estúpida Sakura ¡Tonta!

-¿Y ahora que hiciste que te insultas a ti misma y en la calle? - Escuchó una voz muy conocida detrás de ella. Su cuerpo se tensó completamente, sintiendo la enorme culpa recaer sobre sus hombros. Se levantó de la banca y vio a Sai parado detrás de ella.

-¿Que haces aquí Sai?

-¿Esa es forma de saludar? - La miró arqueando una ceja. Sakura no sabía ni como es que tenía cara para verlo ahora, se sentía una miserable. Lo abrazó y él la miró algo sorprendido -. ¿Por que lloras?

-Por nada, es que... te extrañaba, hace días que no te veía – Mintió la pelirrosa. De cierto modo era verdad, pero no era por eso que lloraba y lo sabía muy bien.

-Que tonta eres – Sai la abrazó más fuerte -. Yo estoy aquí, junto a ti...

Esas palabras la hicieron sentir aún peor, lejos de reconfortarla sólo le recordaban lo mala novia que era.

*• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•*

La hora del almuerzo llegó, todos estaban saliendo para comer algo antes de seguir con su trabajo.

Hinata salió de la comisaría, y Naruto venía detrás de ella.

-¿A donde vas amor?

-Voy a juntarme con mi hermana – Respondió Hinata. Naruto la tomó de la muñeca y la atrajo hacia sí, abrazándola por la cintura.

-Al menos dame un beso de despedida – Dijo el rubio.

-¿No vienes conmigo? - Le preguntó Hinata. Naruto puso una cara de pocos amigos.

-No puedo, tengo que ir a narcóticos con Kakashi, además de encargarme de otro caso – Respondió algo fastidiado -. Es una pena, pero no podré almorzar con mi princesa.

-No me digas así – Lo regañó la ojiperla un tanto sonrojada -. Me da vergüenza, ya estamos grandes.

-¿Pero que tiene de malo? Eres mi princesa Hinata – Naruto apoyó su cabeza en el hombro de Hinata, y ella se quedó así. Luego se separaron un poco y la ojiperla unió sus labios con los de él.

-Nos vemos después, te amo.

-Y yo a ti – Naruto la besó y luego la dejó ir.

Hinata le lanzó un beso mientras se subía a su auto y arrancó del lugar.

-Bueno, será mejor que me de prisa o tampoco podré cenar con mi Hina – Dicho esto se encaminó hacia su auto y también partió rápidamente.

*• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•*

Karin se encontraba en un restaurante, sentada en frente de Sasuke. Después de hablar con él se dio cuenta enseguida de que algo le pasaba, no sabía que, pero se veía realmente mal.

Desde que se habían sentado, no cruzaron más de dos palabras, cosa que tenía aún más preocupada a la pelirroja, ya que usualmente ella y Sasuke tenían bastantes temas de conversación.

Finalmente se atrevió a preguntar.

-¿Que te sucede Sasuke?

-Soy un idiota Karin – Dijo el azabache. Karin arqueó una ceja sin entender -. Me he enamorado y me di cuenta de que ella ya no siente nada por mi.

-¿La fiscal Haruno? - Preguntó la chica. Sasuke la observó y asintió. La verdad es que ellos si habían “intimado” por decir lo menos, pero no estaban interesados en tener una relación, eran más como amigos con privilegios, así que se contaban cosas, problemas, etc. Sin embargo, aunque para Sasuke fuera así, Karin si sentía cosas por él, pero obviamente no iba a decirlo.

-Me dejó muy en claro que no le intereso – Contó Sasuke con la mirada baja. Karin sólo lo observó, lo veía realmente afectado por el tema, y eso tal vez le interesara a Itachi.

-” ¿Debería contárselo o callarme? Después de todo los chicos planean hacerle algo a la fiscal ¿Será que van a matarla? Demonios, saber tantas cosas me está haciendo mal para la cabeza... y pensar que yo podría decirle a Sasuke donde encontrar al hermano que tanto odia” - Sus pensamientos seguían avanzando solos. Desde el momento en que Sasuke le había contado lo del asesinato de sus padres, una de las noches que pasaron juntos. Había comenzado a desconfiar de Itachi. Realmente no tenía idea si debía seguir engañando a Sasuke o no -. “Tal vez deba decirle todo a Sasuke... pero no puedo traicionar a Itachi... ni a Sasuke ¡Demonios!

*• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•*

Mientras en Suna, Gaara había salido a almorzar en algún restaurante o algo así, ya que Matsuri se había ido con unas amigas, y además con que uno supiera de su “romance” ya estaba bien. Era mejor irse solos.

Sari estaba recorriendo la ciudad, como hace años que no venía ya ni recordaba que tal era. Estaba viendo unas cosas en una vitrina, cuando oyó el sonido de una bocina. Se volteó y sintió que estaba en un sueño.

-Hola Sari – Dijo Gaara poniendo su mejor y más seductora sonrisa, saludándola a través de la ventana de su auto.

-Hola Gaara, etto ¿Qué estás haciendo?

-Voy a almorzar ¿Vienes conmigo?

-¿Y Matsuri? – Preguntó algo extrañada, se suponía que ellos debían estar juntos, o algo así le había quedado según lo que vio y lo que le dijo Matsuri después.

-Ella salió con unas amigas – Respondió el pelirrojo sin darle mayor importancia al asunto -. ¿Y vienes o no?

-De acuerdo – Respondió Sari sonriendo. Después de todo no tenía nada de malo en almorzar con el “novio” de su mejor amiga, no había nada malo.

*• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•*

Matsuri estaba en una tienda de ropa con unas amigas. Habían salido a almorzar, pero se desviaron un poco del camino.

-¿Qué ves Matsuri? – Le preguntó una de las chicas, una joven de lentes, que traía el cabello amarrado a una coleta. Trabajaba en la comisaría organizando y archivando casos.

-Estaba viendo algunas cosas, nada importante Yui – Respondió Matsuri algo nerviosa, tratando de ocultar lo que estaba viendo tras su espalda, pero Yui era muy inteligente.

-¿Así que viendo ropa intima eh? ¿Tienes novio? – Preguntó en tono pícaro. Matsuri se sonrojó hasta la raíz de los cabellos, no había nada que le diera más vergüenza que hablar de “ese” tema.

-N-no… como crees que voy a tener novio.

-¡Hey, Kaori, Matsuri tiene novio! – Gritó Yui a la otra chica que las acompañaba, una rubia bastante guapa, de ojos cafés y bastante alta.

-¿En serio? ¿Por qué no nos habías contado?

-B-bueno… no es mi novio aún… - Respondió aún más sonrojada la castaña.

-Oh, pero bien que te la debes de pasar con él, mira nada más lo que estabas por comprar.

-¡Yui-san! No iba a comprar eso, sólo estaba viéndolo ¿De acuerdo?

-¿Y por que te pones tan colorada Matsuri? – Preguntó Kaori – Ni que estuvieras saliendo con el jefe.

Ante ese comentario Matsuri se paralizó por completo, se puso blanca y rígida como una estatua de yeso, y pensó que ya había sido descubierta, pero rápidamente sus amigas se distrajeron con un hermoso conjunto que estaba en oferta. Entonces suspiró aliviada.

-“De la que me he salvado

*• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•*

Lugar: Fuente de sodas Konoha.
Hora: 13:30

-Hola hermana – Saludó Hinata a su hermana menor, la cual se levantó de la mesa para saludarla. Hinata dirigió su mirada al guapo joven pelirrojo que acompañaba a Hanabi – Tú debes de ser Kei ¿Verdad?

-Si, mucho gusto Hinata-san – La saludó respetuosamente, besando su mano derecha – Es un placer -“Que hermosa policía eres… que gusto me dará obtener de ti todo lo que quiero” – Pensaba riendo para sus adentros el malvado Sasori, seguro de que pronto obtendría las pruebas.

-Para mi también Kei-san, es un gusto conocer al novio de mi hermanita – La ojiperla se sentó frente a ellos, quienes estaban sentados juntos.

Hinata los veía a ambos con una sonrisa, sin sospechar siquiera quien era el “novio” de su querida hermana.

*• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•**• - _ -•*

Naruto se encontraba en narcóticos, le habían pedido que fuera por unos archivos de un caso en particular, así que lo hizo lo antes posible.

Llegó hasta la oficina del capitán Kakashi y golpeó antes de entrar.

-Pase – Indicó el peli plata con su voz alegre. Naruto entró.

-¡Hola Kakashi-sensei! – Saludó muy animado en rubio. Antes, ese hombre había sido quien le enseñó la mayoría de lo que sabía, por eso lo llamaba sensei.

-Hola Naruto, cuanto tiempo – Saludó Kakashi con una sonrisa, o al menos eso podía distinguirse, ya que usaba esa máscara que no dejaba observar su rostro – Me he enterado de asuntillos por ahí -. Dijo a modo de secreto.

-¿Asuntillos? – Repitió Naruto arqueando una ceja ¿A que se referiría con “asuntillos”?

-Bueno, a tu romance con Hinata-chan claro está.

-¿C-como se ha enterado de eso? – Preguntó un rubio tan rojo que parecía un tomate.

-Las noticias vuelan ¿Sabes? – Dijo despreocupadamente -. Cambiando de tema, aquí están los archivos que pidió Sasuke, fue un coñazo buscarlos.

-Kakashi-sensei, no seas holgazán – Lo regañó Naruto -. Bueno, da igual, sólo venía por esto y me largo ¿Por cierto de que tratan?

-Eso es un asunto privado ¿No tienes otras cosas que hacer?

-Verdad, aún me queda un caso por resolver ¡Nos vemos Kakashi-sensei! – Naruto se fue muy animado y sonriente, como siempre solía estar desde que él y Hinata eran novios, y es que ella era el sol en su vida.

Kakashi suspiró, poniéndose bastante serio.

-Me pregunto si una vez que veas esto me creerás Sasuke, tu tío es más peligroso de lo que crees – Murmuró Kakashi, observando una fotografía que había sobre su escritorio.

En ella había tres personas, estaba él, una chica de cabello púrpura, y un chico con un peinado parecido al de Naruto, pero en color negro como el de Sasuke.

Luego dejó de verla y miró hacia la ventana.

---------

Eso es todo por ahora, espero que les haya gustado.
Las cosas se pondrán cada vez mejor aquí, ya lo verán ^^
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!    Hoy a las 05:26

Volver arriba Ir abajo
 
Naruto, un detective muy particular - ¡Cap 21 Parte 1!
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 2 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3  Siguiente
 Temas similares
-
» Imágenes de Naruto
» Curiosidades sobre el anime naruto.
» naruto shippuden: the new generation capitulo 2 parte 1
» [XP] Charas de' Naruto Shippuden'
» [T] [Naruto] Colección de One-shots. Espejo

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Hyuga :: Sección de Historias. :: Fanfiction Anime/Manga-
Cambiar a: